08 Agosto 2019, Santiago de Chile

Marina Rosenberg, nueva Embajadora de Israel en Chile: “Estoy feliz y orgullosa de ser la primera mujer embajadora acá, pero por otro lado me da lástima que no haya ocurrido antes”

POR LPI

La llegada de la nueva Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, ha sido movida. No sólo porque al partir desde Israel su esposo tuvo que quedarse atrás y viajar cuatro días después, ya que su perro -la mascota de la familia- no pudo embarcarse en el mismo vuelo por problemas de calefacción de las bodegas del avión. También por el accidente de su madre, que la acompaña a esta misión, que al llegar al país se fracturó una cadera pero que por suerte ya está en recuperación. Y además porque, a menos de 15 días de haber arribado al país, un terremoto 6.8 con epicentro en Pichilemu la sorprendió en un piso alto, en una reunión con chilenos que -según el tweet que destacó El Mercurio el sábado 3 de agosto- “ni pestañearon”.
Nada de esto, sin embargo, debe ser considerado un augurio, porque -por el contrario- esta misión diplomática está cargada de buenas señales: es su primera destinación como embajadora, luego de desempeñarse como Directora del Departamento del Golfo Árabe en el Centro de Investigación Política del Ministerio de Relaciones Exteriores, siendo la primera embajadora mujer que representa a Israel en Chile, que será acompañada también por una Primera Secretaria. Y, además, concreta un sueño de infancia de Marina Rosenberg, que desde pequeña soñó con juntar “lo mejor de los dos mundos”, Latinoamérica e Israel, y qué mejor que hacerlo en el país con el que ya tiene un vínculo personal.

Usted es la primera mujer en ocupar el rol de Embajadora de Israel en Chile, y además esta es su primera misión como embajadora en su carrera diplomática. ¿Son muy altas sus expectativas para este desafío?
-Siempre el primer puesto como embajador o embajadora es especial, no importa el destino, porque es parte de nuestra carrera diplomática, pero un escalón mucho más alto, con mucha más responsabilidad. Yo elegí Chile y me eligieron a mí, teniendo en mente mi corta experiencia en el país por las visitas que hice en el pasado, y sabía de la existencia de los desafíos que hay acá. Realmente buscaba un lugar en el cual sentirme como en casa y, por otro lado, que el trabajo fuera interesante, con desafíos, con un lindo equipo detrás para hacer cosas juntos. Tengo muchas ideas, muchas energías y me alegro mucho de que mi primer puesto como embajadora sea acá, que además es mi primer puesto en América Latina desde que empecé la carrera diplomática. Entonces son varias primeras experiencias.
En los días de su llegada circuló un video en Redes Sociales en el que Usted se presenta, y habla de sus objetivos en esta misión. También es probable que Ud. sea la primera diplomática que usa esta plataforma para presentarse. Y en ese video relata que fue su mamá que la incentivó siempre a ocupar un puesto diplomático para Israel en América Latina.
-Mi mamá siempre me empujó a hacer lo que yo quisiera, a realizar mis sueños. Desde pequeña, como venía de Argentina, tenía una conexión con Latinoamérica y hablaba español en casa, tenía la idea de que el rol que me gustaría hacer en el futuro era algo que conectara a los dos mundos, y cuando me preguntaban qué quería ser, siempre decía que me gustaría ser Embajadora de Israel en América Latina. Seguí con ese sueño cuando fui a la universidad, estudié Ciencias Políticas y Estudios Latinoamericanos con la idea de seguir esta carrera. Antes de que me aceptaran en el Ministerio trabajé en la Sojnut, y estuve un año como shlijá en Argentina, haciendo trabajos comunitarios en la zona Sur de Buenos Aires. Entonces siempre, toda mi vida, tuve esta conexión con Latinoamérica y quería volver acá pero en un rol israelí.
Hace unos días se dio a conocer que la nueva Primera Secretaria de la Embajada de Israel, Fentay Alamu, también es una mujer. ¿Eso es coincidencia o corresponde a un cambio en la visión en el servicio diplomático israelí?
-Hay un cambio muy importante en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Ya hace varios años que entienden la necesidad de que haya más mujeres en el mundo diplomático y en el rol de embajadoras. Y se invierte mucho tiempo en pensar cómo hacerlo de la mejor manera. En el último curso de cadetes, que Fentay acaba de terminar, hubo más mujeres que hombres. Eso ya muestra un cambio muy importante, porque todavía, cuando vemos los números, el porcentaje de embajadoras israelíes hoy en día es de menos del 20%, así que todavía tenemos que dar un paso muy grande para llegar a la igualdad. Pero bueno, yo estoy feliz y orgullosa de ser la primera mujer embajadora acá, pero por otro lado me da lástima que no haya ocurrido antes.


¿Será que en los 70 años de existencia de Israel, la carrera diplomática recién se presenta como un espacio atractivo para el desarrollo profesional de mujeres?
-Yo creo que es más un tema de relaciones públicas, porque cuando mujeres jóvenes salen de la universidad y ven que hay embajadoras mujeres, que hay más mujeres en el Ministerio de Relaciones Exteriores, es mayor la motivación de postular a esa carrera. Porque es una carrera difícil para hombres y mujeres, que implica llevar toda la familia al exterior. Pero creo que para una mujer aún es más difícil, porque todavía los roles tradicionales de la mujer estás más asociados con la crianza de los niños y menos con ser una mujer de carrera que está más en la oficina que en casa; es más aceptado mundialmente, pero se hace más difícil para una mujer que para un hombre. Sin embargo, comparo mi situación y lo que mujeres embajadoras pasaron hace 25 años, y sin duda mi carrera fue mucho más fácil y sin grandes desafíos por ser mujer. Y eso ya es una gran cosa.
Quizás la visión de cómo se configura la política exterior, o la política en sí, es más masculina que femenina.
-Es que yo creo que en todas las profesiones hoy en día, y en especial en algún rol de importancia, el tema de género siempre sale a la luz. Cuando es una mujer la que ocupa un puesto, va a ser criticada de una forma muy diferente de que si fuera un hombre que hiciera lo mismo. Se ve con Ángela Merkel en Alemania y con otras alrededor del mundo. Muchas mujeres sienten que tienen que ser mucho mejores que un hombre para conseguir el mismo estatus o reconocimiento de la sociedad. Yo no lo siento personalmente, no en mi ministerio por lo menos, pero gracias a otras que abrieron camino antes que yo.
Una de sus experiencias anteriores como diplomática fue como Directora del Departamento de la Península Arábiga de Asuntos Exteriores. ¿Influyó esto en elegir Chile como destinación, considerando las numerosas comunidades árabes y palestinas en el país?

-Creo que me va a ayudar, porque más de la mitad de mi carrera diplomática trabajé en el mundo árabe y con el mundo árabe de Jerusalem. Y esa experiencia, de ver las cosas desde muy cerca, y tener la perspectiva y el entendimiento de lo que realmente ocurre, no lo que se muestra en la televisión, sino lo que los líderes árabes dicen a puertas cerradas, me da una información que creo que me va a ayudar acá también. Y sé que existe un desafío, que es que una gran parte de la sociedad chilena no entiende bien o no conoce bien lo que pasa en el Medio Oriente. Reciben información de los medios y de algunos activistas de la comunidad palestina de Chile, pero esa no es la realidad. Y especialmente en los últimos dos o tres años ha habido un cambio impresionante en el Medio Oriente. Muchísimos líderes de diferentes partes del mundo árabe, no sólo del Golfo Pérsico, sino de países como Marruecos y Tunisia, han cambiado totalmente de actitud hacia Israel. Y es muy notable, vimos a Netanyahu visitando Omán por primera vez, a ministros israelíes en Dubai y Abu Dhabi, a turistas israelíes que van todas las semanas a Marruecos. Creo que el ex Presidente Shimon Peres estaría feliz de ver lo que está pasando hoy en día con este cambio.
Usted llega a Chile poco después de la gira del Presidente Piñera a Israel, que fue evaluada muy positivamente y dejó ocho acuerdos firmados. ¿Qué tanto definen estos acuerdos los ejes de trabajo de su misión acá en Chile?
-Los temas de los acuerdos son los temas que queremos seguir tratando acá en la embajada, en conjunto con el Agregado Comercial, como los temas de innovación, de ciberseguridad y de salud digital, que son temas que muy importantes para Chile, en los que Israel tiene un gran aporte que hacer. Así que la firma de ocho acuerdos en la visita del Presidente Piñera es algo que me parece espectacular y, para mí, empezando mi tiempo en Chile, es un excelente primer paso. Pero ahora nuestro trabajo es ponerlos en contexto, por ejemplo, si es en el tema comercial, tener más delegaciones de Chile -políticas y comerciales- que vayan a Israel, o bien traer a nuestros expertos acá. Así que yo veo los acuerdos, por un lado, como un fin después de un trabajo muy duro que hicieron el embajador Eldad Hayet y el Primer Secretario Jonathan Bar El, pero también como un comienzo, no es que terminamos el trabajo y podemos descansar, al contrario, con esto tenemos que seguir. Aparte hay por lo menos tres o cuatro acuerdos que están en proceso desde ya hace varios meses, algunos varios años, y que también queremos que lleguen a un fin y firmarlos.

En mismo video que circulo con su llegada al país, Usted habla de beneficios que Israel podría obtener de Chile, ¿cuáles cree que serían estos?
-Primero que hay muchos productos chilenos que llegan a Israel pero que me gustaría que lleguen en mayor cantidad, y para eso vamos a colaborar con la Embajada de Chile en Israel, con la que tengo buena relación. También en el turismo mutuo, que más israelíes lleguen acá y más chilenos a Israel. Pero en los temas que toqué antes, por ejemplo, en innovación, no es que solamente Israel venga a enseñarle a Chile, hay todo un mundo de high tech acá, y el tema es colaborar y aprender el uno del otro. Porque hay muchísimo en común entre Chile e Israel, los dos somos miembros de la OCDE y nos vemos como pares e iguales.
Tengo varias ideas, también, de temas de innovación, de cómo traer a expertos israelíes que junto con expertos chilenos traten de encontrar soluciones a los problemas que tenemos en común, y especialmente respecto de innovación social, en proyectos o servicios que ayudan a la gente.
En el video también menciona algunos puntos en común entre los dos países, por ejemplo, la valoración de la democracia y libertades cívicas. Sin embargo, esos puntos que son tan evidentes para nosotros, como judíos chilenos, no lo son para la opinión pública, que se identifica más con los palestinos que con Israel. Y eso se traduce en apoyo al boicot y a la campaña de BDS. Pero sin embargo, siempre se plantea el dilema de si visibilizar o no el BDS, para no darle una publicidad que no tiene.

-Tengo bien claro que en mis primeros meses tengo que aprender y escuchar. Vengo de afuera, es mi primera vez viviendo acá, y siempre uno tiene una idea de las cosas desde afuera, pero llegas a un país y vives la realidad, aprendes cosas nuevas. Obviamente ya estoy en contacto con la Comunidad Judía de Chile, CJCh, y este en específico es un tema en el que es muy importante la colaboración. No creo que la embajada puede caminar sola y enfrentarlo sola, primero que todo porque necesitamos el apoyo y segundo porque siempre tenemos que tener en mente qué piensa y siente la comunidad judía.

Ahora, estoy totalmente de acuerdo en que tenemos que encontrar un camino en el medio. No podemos ser como los tres monos: no veo, no escucho, no digo nada, y si estamos así en silencio se va a pasar, porque la realidad es que no pasó. Y, por otro lado, no hacer demasiado ruido para no darle casi un apoyo al boicot, porque me imagino que si ahora salimos a la calle y le preguntamos a un ciudadano común que es BDS, no va a saber de lo que estamos hablando. Entonces, es un tema que hay que estudiar y hay que tratar con cuidado, pero creo que tenemos que tener nuestros límites y nuestras líneas rojas, hay ciertas cosas que no podemos aceptar; el boicot y el antisemitismo no los podemos aceptar. Y la solución no es, acá ni en ningún otro lado del mundo, quedarse en silencio y bajar la cabeza.
Hoy en día es muy claro, lo digo en voz alta: la base de BDS mundial es antisemita, no se fundó como una organización social para ayudar al pueblo palestino, o juntar dinero y hacer proyectos que los ayuden. Se fundó como una organización anti israelí y anti sionista, que no reconoce el derecho del Pueblo Judío de tener su propio estado. Esas cosas no se pueden aceptar. Y no creo que yo como embajadora de Israel tenga que quedarme callada. Así que vamos a trabajar juntos y ver si ese camino del medio lo encontramos, para juntos poner límites bien claros, y tratar de avanzar con el Gobierno de Chile para poner límites al antisemitismo.

¿Qué espera de su relación con la comunidad judía durante esta misión diplomática?
-Lo tengo bien claro y para mí es punto crucial: tenemos que trabajar juntos en todo. Sé que no siempre vamos a estar en el mismo punto, porque al final la comunidad es la comunidad, y son chilenos, y yo soy israelí representando a Israel y no a Chile. Pero ya desde el último año que me estuve preparando para este rol estuve en contacto con la CJCh, y nos encontramos en Israel y aquí, hablando de los diferentes temas, y todos tenemos muy claro que es mejor colaborar y trabajar coordinados.

Y me gustaría también formar parte de la comunidad, como tengo familia acá en Chile y vengo con mis hijos y con mi mamá, tenemos plan de realmente participar, no sólo visitar las diferentes organizaciones, sino formar parte activa de ellas. También me gustaría apoyar proyectos sociales, no sólo de la comunidad, sino que sean desarrollados junto con la comunidad para la sociedad chilena, para que conozcan mejor la comunidad judía, porque -en cierto países, por lo menos- hay situaciones en que la sociedad en general no conoce lo que es el judaísmo, hay gente que nunca se encontró con un judío, y especialmente acá que la comunidad es pequeña pero hace unos proyectos hermosos. Me encantaría colaborar en eso, para que la comunidad se haga escuchar y en la sociedad chilena vean qué proyectos lindos se hacen. Así que los invito a trabajar realmente juntos, siempre estoy dispuesta a escuchar nuevas ideas, diferentes opiniones y espero también contribuir a la comunidad y no sólo al Estado de Israel.

Satélite israelí de próxima generación examinará el universo bajo una nueva luz

El Instituto de Ciencia Weizmann y la Agencia Espacial de Israel trabajarán juntos para crear un nuevo “microsatélite” que se lanzará en 2023 que estudiará las explosiones cósmicas y los agujeros negros, observando una gran parte del cielo y operando con luz ultravioleta, donde los procesos son normalmente invisibles. El satélite, conocido como ULTRASAT y que pesa solo 160 kilogramos (353 libras), llevará un telescopio “diseñado para observar el Universo como nunca antes se había visto“, dijo el instituto en un comunicado. Sus tareas incluirán observar el proceso de formación de estrellas de neutrones densas que se fusionan y emiten ondas gravitacionales, cómo los agujeros negros supermasivos gobiernan sus vecindarios, cómo explotan las estrellas, de dónde provienen los elementos pesados del universo y las propiedades de las estrellas que podrían tener planetas habitables. “Esta configuración única nos ayudará a responder algunas de las grandes preguntas en astrofísica“, dijo el Prof. Eli Waxman del Instituto Weizmann, quien está detrás del proyecto ULTRASAT.

Israel entre las posibles sedes del próximo Miss Universo

Tras la exitosa organización del festival de música de Eurovisión en Israel este año, un grupo de productores israelíes estaría en tratativas para traer al país el certamen de belleza más popular del mundo. Según reportó el diario Israel Hayom, el filántropo judío Sylvan Adams, responsable de la participación de Madonna en Eurovisión, estaría detrás de la iniciativa junto a los productores israelíes Danny Ben Naim y Assaf Belcher. Sin embargo, habrían varios inconvenientes importantes que solventar para poder llevar a cabo el certamen de belleza en Israel. En primer lugar, la situación política del país, inmerso nuevamente en época de elecciones, dificultaría la aprobación de los presupuestos necesarios para acoger el concurso. Además, si en Eurovisión participaron 41 países, principalmente europeos, que tienen relaciones diplomáticas con Israel, en Miss Universo participan representantes de todo el mundo, incluidos países árabes que no tienen relaciones con Israel y que podrían optar por boicotear el evento. En primera instancia, Israel estaría intentando ser la sede del certamen a finales del 2019, aunque no descartaría tampoco acoger el Miss Universo 2020.

California propone un programa de estudios con elementos antiisraelíes

Los padres judíos e israelíes en California están preocupados por un nuevo programa para escuelas secundarias propuesto por la Junta de Educación del Estado que comenzaría a tener vigencia durante el próximo año escolar. Según dicen, este plan presenta al movimiento BDS -que propone sanciones y boicots contra Israel- y otro contenido antiisraelí de manera positiva. Los 16 miembros judíos en la legislatura del Estado de California, todos demócratas, enviaron una carta al jefe de la Junta Educativa expresando su “profunda preocupación”, y aseguraron que se trata de una propuesta “inexacta y engañosa en varios aspectos” y que “refleja un sesgo antijudío”. Los legisladores también señalan que el plan de estudios propuesto “refuerza los estereotipos negativos sobre los judíos y solo critica a Israel”, y sostienen que las referencias al BDS “no son inclusivas y presentan un único punto de vista sobre una disputa política internacional extraordinariamente compleja”. El Consejo Americano Israelí (IAC, por sus siglas en inglés) lanzó una campaña contra el plan de estudios propuesto pidiendo al público que firme una petición para enviarla a los miembros de la Junta de Educación.

Recuperaron una antigua sinagoga de La Boca que estuvo 20 años usurpada

Una antigua sinagoga del barrio porteño de La Boca fue recuperada por la comunidad judía tras 20 años de estar ocupada de manera ilegal. El lugar, que era frecuentemente utilizado para hacer festivales y encuentros culturales, fue profanado y vandalizado. El edificio, ubicado en la calle Magallanes al 1265, es emblemático: fue testigo de la llegada de los primeros inmigrantes judíos de Europa quienes se asentaron originariamente tanto en La Boca como en Barracas. Tras el fallecimiento del rabino a cargo, el templo fue ocupado hasta que hace 16 años comenzó a funcionar un centro cultural, bautizado como “Kasa de las Estrellas”, en alusión a la decoración existente con las Estrellas de David. En ese período se realizaban fiestas, recitales de rock, cursos de tela y malabares a la gorra, entre otros, que recibían constantes quejas de los vecinos por ruidos molestos y desmanes. El 6 de julio pasado los inspectores pudieron ingresar finalmente y constataron que el lugar se encontraba en pésimo estado edilicio, por lo que procedieron a una nueva clausura, primera medida que habría permitido la recuperación del edificio.

Una visión desde la sicología y el judaísmo

“Caras vemos, corazones no sabemos”, reza el refrán, pero en esta era de los smartphones y las aplicaciones, ¿hemos llegado a un punto en que caras no vemos ni corazones sabemos? ¿Se han hecho más o menos llevaderas las relaciones de pareja con las herramientas que pone a disposición la tecnología y el Internet? Porque el mercado de los dispositivos móviles ha puesto a disposición -de quienes buscan pareja o de quienes están en una relación- una serie de aplicaciones que pueden resultar muy útiles para conocer a alguien o bien para mantener una comunicación constante y fluida con el amado o la amada. Sin embargo, estas mismas “apps” hacen que nos veamos cada vez más en las pantallas que cara a cara. No queremos ser pesimistas. En este Tu BeAv, el “Día del Amor” en el calendario judío, queremos invitar a nuestros lectores a reflexionar sobre cómo se viven las relaciones de pareja en un mundo mediado por le tecnología. Para eso conversamos con Gisela Fischman (www.giselafischman. cl), sicóloga individual y de parejas, para saber como se aviva la llama del amor en esta sociedad 2.0. Estamos en una era en que interactuar con una persona o conocer a alguien parece más fácil, con las apps de citas, el whatsapp, las redes sociales, y sin embargo parece que no es más sencillo que antes encontrar o alimentar una relación de pareja. ¿Qué pasa con el amor en estos tiempos? -¡Oy vei! ¿Te imaginas si hubiera una receta para encontrar pareja? ¿O para enamorarse? Creo que para conocerse hay muchas vías: el azar, el shidaj, frecuentar los mismos círculos académicos, sociales o laborales, las vacaciones. Sin embargo, la gente suele moverse en entornos limitados, y más aún en nuestra comunidad. Entonces, las redes virtuales permiten que el campo de acción se amplíe. Ya no se trata del amigo del amigo o del conocido de mi hermana, sino de alguien al cual no podría acceder de no ser por éstas aunque, por lo mismo, el contacto puede ser más impersonal. Pero las redes son sólo herramientas y depende de cómo se usen. Sirven para un primer approach, pero nada reemplaza la presencia física. El cuerpo es esencial para la intimidad. Ahora, en el ámbito comunitario, pienso que aún hay mucho por hacer para generar más espacios de encuentro, pero la gente tiene temor a la exposición. Es un desafío pendiente. Por otra parte, la vorágine del día a día afecta directamente las relaciones amorosas. Como especialista, ¿qué recomiendas para sobreponerse a todos los elementos cotidianos, o bien, cómo se puede vivir con ellos sin perder el amor de pareja en el intento? -Si bien la convivencia sirve para conocerse mejor, conocerse demasiado puede resultar poco seductor después de un tiempo, porque gran parte del interés sexual tiene que ver con el misterio que el otro representa para mí. El desafío de las parejas es regular las distancias emocionales: ni demasiado pegoteados ni demasiado alejados. Ahora, para la intimidad se requiere de tiempo, espacio, ganas y dedicación. Cualquiera de estas variables que falte, complica las cosas. El tiempo y el espacio hay que hacérselos porque, con los años, es la práctica la que genera el deseo y no al revés. Muchas veces, esperar espontaneidad es poco realista. Hay que planificarse como en el pololeo: prometerse una cita en la noche (aunque sea en la cama de siempre), enviarse un mensaje durante el día, en suma, generar expectación, seducirse, fantasear. Decirle basta al fast sex, tipo Mc Donald ´s, y probar el sexo gourmet, con un buffet variado y más rico. No hacen falta actos heroicos ni grandiosos, el amor y el deseo se alimentan de pequeños gestos cotidianos que introduzcan novedad.

El avance de los medios digitales

Existe un dicho tradicional en el periodismo, que es que el periódico de hoy es el envoltorio del pescado de mañana. Con eso se quiere decir que lo que es noticia impresa hoy, mañana ya será un material de desecho. Sin embargo, este dicho que usualmente recorría las salas de prensa, ya casi no aplica más. Esto, porque los medios impresos han cedido el espacio a los electrónicos, los que -curiosamente y a pesar de estar en un soporte virtual- son mucho más permanentes que el papel, porque nada, nunca se borra de Internet. Paradójico, ¿no? Para poner en contexto, vamos a entender como medios digitales a aquellos formatos a través de los cuales se puede crear, observar, transformar y conservar la información en una gran variedad de dispositivos electrónicos digitales, es decir, desde un teléfono, un computador, un smartwatch o un Smart TV, es decir, desde cualquier “aparato” que se pueda conectar a Internet. Eso hace, también, que la facilidad de acceso de los medios digitales a diferencias de los de papel, sea muy superior. Y además, en una época en que reducir los desechos y la basura es prácticamente un imperativo moral, se presenta como una ventaja lo digital sobre los medios de papel. Como se destaca en un artículo del Eldiario.es, del pasado 31 de julio, “la digitalización ha supuesto un aumento en la oferta de medios de comunicación que ya no solo llegan analógicamente, en papel o por las ondas hercianas”. Por otra parte, la proliferación de los medios de comunicación digitales ha modificado los roles tradicionales de emisor y receptor, de medio de comunicación y audiencia: “(…) las redes sociales han creado a los prosumidores, la mezcla entre productores y consumidores de información”, o lo que los medios de comunicación chilenos han dado por llamar “cazanoticias” o “reporteros ciudadanos”. Pero no hay que ser ser agorero, ya que las herramientas digitales llegaron para continuar con el proceso evolutivo de la escritura y la lectura. El flujo de la información y las noticias no circularían a tal velocidad si no hubiese sido por la imprenta; sin ella, los medios estarían publicando cada ejemplar del periódico escrito a puño y letra por su autor. Por eso vale la pena observar este fenómeno más que como contrapuesto, como colaborativo: ambos medios, tradicionales y digitales, tienen limitaciones que pueden resolverse entre sí. Con los dispositivos electrónicos es posible continuar una lectura a cualquier hora y lugar, sin necesidad de llevar el periódico debajo del brazo, además los avances tecnológicos ponen al servicio del público aplicaciones para convertir artículos a archivos de audio, resolviendo así las barreras de las personas con limitaciones visuales. Separados, los medios digitales e impresos pueden parecer opuestos, desde una perspectiva más amplia ambos se complementan muy bien y contribuyen a la industria de la comunicación en la medida en que suplen de manera eficiente el volumen de la demanda de información, que asciende con el paso de los días. Por eso es relevante acceder a información en medios digitales y sitios web confiables, para no ser víctima de las “Fake news” (del inglés, noticias falsas), que son noticias deliberadamente tergiversadas, lisa y llanamente ficticias, o bien corresponden a parodias que tienen por objetivo difundir información que no es verdadera, ya sea con fines de propaganda o de humor, pero que hacen creer al lector que se trata de una información real. Básicamente es una información falsa que se presenta como verídica. El sitio Infobae.com, en un artículo publicado el 13 de julio, da una serie de tips para no ser una víctima de las “Fake News”: “No hay una técnica que sea infalible pero hay varias estrategias que pueden servir de indicio. Por empezar, antes de compartir cualquier audio, video o foto que llegue por las redes sociales o publicados en supuestos sitios de noticias, preguntarse de dónde viene, dónde se publicó, y quién lo hizo”. También La Palabra Israelita se ha sumado a esta tendencia global de avance de los medios digitales, inaugurando un nuevo sitio web, www.lapalabraisraelita.cl, que presenta una variedad de secciones para el lector, ampliando las temáticas abordadas por la publicación y -al mismo tiempo- permitiendo diversificar el alcance, de manera de llegar a diversos y numerosos públicos. Además, ofrece información actualizada, atribuible y confiable; es 100% libre de “Fake news”. Lo que se busca es aprovechar la magia de lo digital, que lleva la información a la mano de los lectores, permitiéndoles estar informados a cualquier hora, en cualquier lugar.

Efemérides Judías

El 2 de agosto de 1923 nace en Polonia, Shimon Peres ( Persky ), laureado Premio Nobel de la Paz 1994 junto a Rabin y Arafat. Fue Primer Ministro de Israel, Presidente del Estado y lideró los Ministerios de Finanzas y Relaciones Exteriores. Sobre Shimon Peres y en ocasión de su fallecimiento, Juan Carlos Sanz publicó una nota en el diario El País de Madrid en la que destaca que “ es difícil no encontrar su huella en prácticamente todos los capítulos de la historia contemporánea israelí, que protagonizó desde su mismo nacimiento”. Otras efemérides: el 13 de agosto de 1897 nace en Alemania Arthur Eichengrün, doctorado en Química y pionero en estudios para crear la aspirina; el 12 de agosto de 1952 son ejecutados famosos escritores judíos en Rusia por ordenanza de Stalin y en medio de una ola de delirio antisemita, el 14 de agosto de 1952, fallece David Pinkas , firmante de la Proclamación del Estado de Israel, miembro del Parlamento, Ministro y líder del Partido Misraji; el 15 de agosto de 1940 comienzan a funcionar los hornos crematorios en el campo de exterminio Auschwitz-Birkenau y el 16 de agosto de 1943 los judíos del ghetto de Byalistok, se sublevan.

De la Prensa

¿Por qué la ONU y otras instituciones internacionales siguen calladas mientras expulsan a los palestinos de sus trabajos en un país árabe, cuando más de 100.000 palestinos entran en Israel a diario para trabajar? ¿Veremos una cumbre de urgencia de la Liga Árabe, o al Consejo de Seguridad de la ONU, condenar el apartheid y el racismo libaneses? ¿O están demasiado ocupados redactando resoluciones de condena contra Israel, que ha abierto sus puertas de par en par a los trabajadores palestinos?” (Jaled Abu Toameh, periodista, Miembro del Gatestone Institute , en su artículo “La ‘lenta muerte’ de los palestinos en el Líbano”).

Novedades Biblioteca Jaime Pollak Ganz

Hacia la belleza Por David Foenkinos. Alfaguara, 2019 Antoine Duris es profesor en la Academia de Bellas Artes de Lyon, pero, de un día para otro, decide dejarlo todo para convertirse en un guarda del Museo de Orsay; en concreto, de la sala que alberga el retrato de Jeanne Hebuterne, de Modigliani. Mathilde, su jefa en el museo, se encuentra tan perpleja como atraída por su extraña personalidad y el enigma de su vida. Algo terrible le ha sucedido, pero ¿qué? De momento, para sobrevivir, Antoine solo ha encontrado un remedio: dirigirse hacia la belleza. La única mujer Por Marie Benedict. Planeta, 2019 Viena, 1933. Para Hedy Kiesler, joven actriz judía, su belleza ha sido salvación y tormento: la protegió de los nazis pero la condujo a un opresivo matrimonio con el traficante de armas de Hitler y Mussolini. Subestimada por todos a su alrededor, escuchó los planes secretos del Tercer Reich cuando acompañaba a su esposo a fiestas y cenas de negocios. Dividida entre el glamour y la culpa por ser una privilegiada, decide escapar hacia Hollywood, con un nuevo nombre: Hedy Lamarr. Pronto se convirtió en un ícono del cine estadounidense. Nadie en torno a su nueva vida sospechaba que poseía información confidencial sobre los nazis ni que ella misma guardaba un secreto aún mayor: que era una científica capaz de desarrollar la tecnología necesaria para acabar pronto con la guerra. Siempre y cuando la escucharan.

Primera retrospectiva de Martha Rosler en Latinoamérica

Por primera vez llega a Chile, y también a América Latina, una exposición que recorre la trayectoria artística completa de la judía norteamericana Martha Rosler (Brooklyn, EE.UU., 1943). La muestra estará en exhibición hasta el 13 de octubre en el Museo de Arte Contemporáneo, MAC, del Parque Forestal y tiene entrada liberada. “Por 50 años, Martha Rosler ha estado haciendo arte de integridad intransigente, compromiso político profundo y agudo ingenio”, consignó el Museo Judío de Nueva York para la realización de una exposición de los últimos 15 años de trabajo de la artista visual, que fue presentada durante el año 2018. Para esa misma muestra, Darsie Alexander -curadora jefe del museo- destacó que “la Guerra de Vietnam galvanizó a Martha Rosler, como lo hizo con muchos artistas de su generación”. Ese fue el punto de partida para el discurso político que inspiraría su trabajo artístico. En sus propias palabras, según se destaca en la audioguía de la exposición el Museo Judío: “Estaba sentada en la mesa de comedor de mi madre y había una fotografía de una joven mujer vietnamita nadando en una arroyo con un grupo de niños. Y pensé: qué imagen tan interesante. Quizás debiera hacer un fotomontaje y juntar escenas de la guerra con escenas domésticas. Las escenas domésticas eran la forma que yo tenía de tratar de hacer que la gente tuviera alguna identificación con esas personas tan lejos, en otro mundo”. Esta reflexión de la artista explica con claridad la visión sobre su obra y da pie también al título de esta exposición en particular, “Si tú vivieras aquí”. La artista estadounidense es reconocida como una de las pioneras en la fotografía y el uso de los lenguajes híbridos entre el video, la escritura, la instalación y la performance. Su obra habla de la esfera pública, enfocándose en la cotidianidad, los medios de comunicación, la guerra, la gentrificación y urbanización, entre otros, con un enfoque crítico y feminista. En esta muestra en particular, se presenta una selección de trabajos -algunos de ellos inéditos- con perspectiva de género, conflictos sociales, desplazamientos y migraciones. Dentro de las obras que se presentan destacan fotomontajes de la serie “House Beautiful: Bringing the war home”, distintas impresiones en papel e impresiones “cromogénicas” de Cuba series, “In the Place of the public: Airport Series”, fotografías de la serie Air Fare, y el clásico video “Semiotics of the Kitchen”. “House Beautiful: Bringing the war” home es una serie de fotomontajes realizados entre 1967 y 1972, que contrastan imágenes de revistas de decoración de la época con registros visuales de la Guerra de Vietnam. La artista creó estas obras en el apogeo de la guerra, fueron utilizadas en periódicos clandestinos y como propaganda anti guerra en diversas marchas. Con estos trabajos la artista evidenció el living room war, un fenómeno que reveló cómo los estadounidenses seguían la transmisión de esta guerra por la televisión abierta, pues fue el primer conflicto bélico televisado masivamente a nivel mundial. Esta serie llega a cuestionar el “aquí” y el “allá” en la era de la híper-conectividad. También se podrá ver el video “Semiotics of the Kitchen” realizado en 1975, donde la artista personifica a una “anti Julia Child”, refiriéndose a la popular chef y presentadora estadounidense. Rosler se ubica frente a la cámara y presenta en orden alfabético los utensilios de la cocina. En este trabajo, se cuestiona la figura de la mujer dentro de un espacio instalado como femenino en el imaginario social. Sobre este mismo tópico, pero haciendo referencia a su obra “A budding gourmet: a gourmet experience”, Rosler señaló: “¿Quién no gusta de la comida, especialmente si eres judío? Toda nuestra vida doméstica está centrada en la cuestión de reproducción y manutención: la manutención implica, además de limpiar la casa y lavar la ropa, estar seguro de que todos sean alimentados tres veces al día. Y se supone que debes ser buena en esto”.