publicado 24 Enero 2020

¿Dónde y con quiénes partes las primeras semanas de tu año?

Nosotros, como familia Beteliana, nos gusta partir nuestro año en el esperado Majane que se realiza en YMCA Pirque, en donde disfrutamos y compartimos durante 10 días. Y pese a que esta vez, debido a la PSU rendida el 6 y 7 de enero, varios de nuestros madrijim llegaron tarde, aquello no fue impedimento para que gozaramos y nos entretuvieramos durante el tiempo completo. ¿Qué hace que nuestro Majané sea tan especial? ¿Por qué lo esperamos tanto? Es una instancia inigualable junto con momentos de reflexión y entretención que no se darían en otro lugar. Todo esto en un contexto de actividades tales como la fogata, prácticas de nuestros madrijim de escuela, juegos, peulot, la emotiva graduación de la kvutza de Jaim y dos shabatot en los cuales nos acompañaron los rabinos Gustavo y Ari, entre muchas otras cosas más. Se podía ver como cada kvutza iba cambiando, compartiendo entre ellos, creciendo y fortaleciendo sus amistades. Pero la entretención ya terminó y ahora solo queda esperar hasta Marzo para poder volver y Bet-el y seguir construyendo memorias inolvidables juntos a nuestros amigos y madrijim. Si tienes cualquier duda o consulta acerca de este movimiento juvenil, tales como inicio del año, horarios o ubicación, no dudes en comunicarte a través de nuestra redes sociales o a nuestro correo hanala.betel@gmail.com. ¡Nos Vemos! Hanala Betel.

publicado 10 Enero 2020

Un gran año 2019 da pie a grandes novedades para 2020

El mes de diciembre de 2019 fue uno de cierre de un gran año de actividades para la Fundación Leín Avayú Beresi, con la visita a Chile de Martín Kremenchuzky, el primer atleta argentino no vidente en completar un Iron Man, que –invitado por la fundación- ofreció una serie de charlas motivacionales en instituciones comunitarias. Esta visita se organizó en el marco del proyecto “Embajadores”, que es una de las líneas de trabajo de la fundación, que si bien fue fundada hace algunos años, este 2019 comenzó a desarrollar una serie de proyectos que buscan, principalmente, acercar a los jóvenes a la comunidad judía. Este proyecto busca conectar desde la comunidad judía al mundo no judío. En la misma línea se desarrolla la serie de encuentros bajo el título “Fuck up nights”, el primero de los cuales se realizó el 26 de septiembre de 2019. Por otra parte, como señala Ronit Konitzki, Directora Ejecutiva de la Fundación Avayú, este año se comenzó a desarrollar una aplicación para un público de 13 a 18 años, cuyo objetivo es poner a disposición una amplia variedad de contenidos sobre judaísmo, sionismo, hasbará y cultura judía, entre otros, pero un formato dinámico, y además desde una visión masortí. “La idea es que, en una forma entretenida, tener todo el contenido reunido en un solo lugar”, explica. En tanto, el rabino Lucas “Pato” Lejderman, del Círculo Israelita de Santiago -que colabora con la fundación en sus diversos proyectos- “esperamos que esta aplicación será una revolución, que ponga información, juegos y diversión 24/7, a toda la comunidad judía y a nuestros jóvenes en específico” Este año, también, la Fundación Avayú, que trabaja en estrecha colaboración con el CIS, ha desarrollado el ciclo de encuentros “Orim u banim”, orientado a padres jóvenes con hijos hasta Sexto Básico, que busca darles orientación y apoyo en temas de paternidad y judaísmo. “La idea es pensar cómo hacer nuestra paternidad y cómo construir un hogar, practicando judaísmo en nuestras casas y creando un ambiente de Shalom Bait”. Para el próximo año, la Fundación León Avayú Beresi planifica la organización de un viaje y también un proyecto de Ayuda Social, hacia público no comunitario.

publicado 26 Diciembre 2019

¡Cerrando y celebrando un exitoso 2019 para el CIS!

Para quienes forman parte de las distintas áreas de trabajo del Círculo Israelita de Santiago, la que podríamos llamar “la familia Mercaz”, existe un amplio acuerdo de que el año 2019 fue un año de crecimiento y consolidación. La reformulación de los contenidos de Talmud Torá -y el récord en Bar y Bat Mitzvot que se proyecta para el año 2020, ¡con más de 100!- además del éxito del nuevo programa de Jupot, que acompaña a los novios desde el agendamiento de la fecha de su matrimonio en la comunidad, pasando por todas las hermosas etapas de este proceso; el fortalecimiento y diversificación del voluntariado del CIS, TuComunidad, con la rearticulación del grupo de Bikur Joilim; un año abundante en éxitos y viajes para la juventud, en instancias como Arkavá; los records de asistencia para jaguim y, en especial, la multitudinaria asistencia para Iamim Noraim, y la amplia y fructífera agenda de actividades de Extensión Cultural, son algunos de los aspectos que permiten decir que el este año fue uno grande para nuestra comunidad. Hablamos con algunos de los protagonistas de este exitoso 2019 para conocer de ellos, de primera fuente, sus impresiones, cómo evalúan este período y que proyectan para el año calendario que viene. La consolidación del programa de Jupot Para el Rabino Eduardo Waingortin, la reformulación del programa para Jupot es resultado de que “siempre hemos pensado que los hitos del ciclo de vida judía no deben ser tomados como meramente ritos ni tampoco como trámites, sino que en todos ellos hemos intentado crecientemente incorporar experiencia para los que participan y conocimiento de lo que están haciendo. Y eso fue lo que nos motivó a crecer en el tema de las Jupot”. Gran motor de este nuevo programa de Jupot, que se consolidó durante el año 2019, fueron el Rabino Gustavo Kelmeszes y Myriam Dulfano, su asistente. Myriam, a partir de su experiencia, se preocupa de dar un acompañamiento personalizado a los novios. La idea, dice, es “co-construir con ellos una Jupá significativa, donde no sólo llevemos la calendarización de todos los eventos relacionados, sino más bien que encuentren en mí un partner”. Esto implica reuniones preparatorias, clases con los rabinos y puesta en valor de las diversas etapas del camino hacia la Jupá, como por ejemplo la Mikve, en la que “trasladamos esta tradición al siglo XXI y vemos qué significado tiene”, o por ejemplo en el asesoramiento en la elección de una Ketuvá, contando incluso con una especialmente desarrollada por el CIS. Nuevo plan de contenidos de Talmud Torá En cuanto a Talmud Torá, el rabino Waingortin señala que “con la cantidad de inscritos que tiene, tiene un récord histórico, pero también un desafío histórico. El récord tiene que ver con los números, que son indesmentibles, que hablan de el curso es exitoso y que es atractivo para los niños, también para los padres, y eso se debe a que en gran medida el área de Talmud Torá es como si fuera una comunidad en sí misma. Porque si hay 100 niños, hay 100 familias involucradas. Son los que más van a estar involucrados y más interesados durante un año. Y por eso se transforma en un desafío récord, porque nuestro objetivo sería brindarle a esos niños y a esos padres un sello de judaísmo masortí tan importante que los transforme en miembros muy activos de la comunidad. Queremos que todos esos jóvenes generen continuidad en el Pueblo Judío y que todos esos padres se involucren en el cumplimiento de mitzvot, en el estudio de Torá, en la celebración del calendario judío y del Shabat”. Por su parte, el rabino Kelmeszes plantea que, con este nuevo plan de contenidos, “tenemos todo un año para trabajar junto a las familias en diferentes actividades, incluso con los abuelos, en las cuales nosotros hacemos mucho hincapié en que el Bar o la Bat Mitzvá sea un catalizador o una catalizadora de muchas de las vivencias y tradiciones judías que ya están en la familia, pero que a partir de ahí se puedan profundizar. Eso, sumado a que el programa tiene una visión muy actitudinal, de Tikún Olam, de Tzadaká, hay una invitación hacia la acción, a que ellos entiendan qué tipo de judaísmo quieren vivir, y a que sean protagonistas”. En este marco, comenta, para el año 2020 y durante el servicio de Kabalat Shabat, la sinagoga diaria del Mercaz va a ser la sinagoga de Talmud Torá, de manera que los talmidim puedan oficiar junto a sus familias. La rebetzin y Coordinadora General de Talmud Torá, Vivi Kremer, explica que “este año hubo todo un cambio de programa. Como cada talmid que entra, entra a ser parte de la comunidad, queremos acompañarlos en este crecimiento significativo, con un enfoque más integral de cada persona, individualizando a cada joven, estando atentos a su implicación en este recorrido que empiezan en Talmud Torá, de sentirse cada vez más responsables y que tengan la capacidad de tomar decisiones respecto de su vida y su judaísmo”. El rabino Lucas “Pato” Lejderman, en tanto, comenta que “Talmud Torá hizo un gran cambio en el programa y en los objetivos que se propuso, y estamos capacitando a todo niño para poder ser Sheliaj Tzibur y poder guiar los servicios en cualquier comunidad judía en el mundo, además de buscar que más que contenidos y más que respuestas, nuestro proceso está buscando las preguntas que los niños tienen que hacer, y las respuestas ellos se las van dar con las herramientas que les vamos a entregar, para tener un judaísmo más significativo para ellos, muy conectado con la comunidad”. Prioridad: el crecimiento en juventud En el área de juventud, el rabino Ari Sigal nos cuenta que “en Arkavá, tuvimos un año particular por la contingencia, algunas clases debieron posponerse. No obstante, fue el año con mayor cantidad de horas de estudio en el Mercaz. Fuimos articulando y potenciando las ganas de conocer sobre la tradición judía y sus fuentes con un leve decline respecto a la comida atractiva que convocaba originalmente. Esta decisión, no sólo para cuidar presupuestos, responde también en perspectiva educativa para no articular una generación de consumo basada en beneficios. Estamos satisfechos por haber colocado al Mercaz como un centro neurálgico para el desarrollo de vida judía entre los jóvenes. Las clases ocurren ahí, los rezos, las convocatorias para Shabat. Distintos grupos de identidades y caminos, sienten en el espacio de Arkavá, su forma de preservar su cultura y religiosidad. Con distintos rabanim, seguiremos abordando el espacio de Arkavá en calidad y profundidad. Cerramos el año lectivo con una expectativa muy alta por el viaje a Israel, en enero de 2020, con más de 20 selectos talmidim”. Diversificando el área de Culto El rabino Eduardo Waingortin explica que “para nosotros el año termina en Rosh Hashaná, pero de todas formas en el ciclo entre marzo y diciembre hemos tenido récord de participación en Iamim Noraim, en inscritos en Talmud Torá y en otras áreas, hemos incorporado más grupos, hemos remodelados las currículas tanto de Talmud Torá como de Kivún y Kesher (grupos de juventud), hemos afiatada el área rabínica, hemos trabajado muy coordinadamente con Mario Kiblisky, Director Ejecutivo del CIS, y toda el área administrativa, a los que les agradecemos muchísimo por tanta colaboración y facilitación de la tarea, que es muy valorada”. Mismo diagnóstico comparte el Jazán del CIS, Ariel Foigel, quien señala estar “feliz, porque pude desarrollar mi vocación de estar en alegrías y tristezas. Nuestra comunidad tiene el cementerio y eso hizo que tuviera que acompañar a las familias en el dolor, y hemos hecho un trabajo muy bonito que ha tenido mucha aceptación. Antes teníamos una participación pasiva en cuanto al “Shloishim”, ahora tenemos una participación activa, llamamos por teléfono para saber como están esos dolientes, y los invitamos a realizar la ceremonia. Tenemos una actitud más de consuelo hacia las familias. En la Shivá, siempre hay alguien del voluntariado, de Nijum Aveilim, que se encarga de ir a la casa, de llevarles algún alimento redondo (que simboliza la continuación de la vida) y sobre todo hacer un acompañamiento en representación de la comunidad”. Y en cuanto a los jaguim, “cada una de las actividades fue récord en cuanto participación. Purim, Pesaj, Iamim Noraim, Jánuca, estamos muy contentos con nuestro trabajo, sabemos que siempre se puede hacer mejor, pero los números y las estadísticas están muy bien, y eso nos pone muy contentos”. Un potente voluntariado Para Vivi Kremer, Coordinadora del Voluntariado del CIS, TuComunidad, es tan amplia la labor que desarrollan los miembros de los distintos grupos, y tan numerosos éstos, que se hace difícil nombrarlos a todos sin dejar a alguno fuera. Pero sin embargo, puede definir rápidamente cuál fue el mensaje movilizador de este 2019: “Pensar comunidad”. “En general, los equipos de trabajo, como llevan varios años, se han ido consolidando. A partir de Sinergia, se rearmó un grupo de Bikur Joilim y eso fue un gran desafío”, explica. Cabe destacar, también, a realización del segundo viaje Travesía, con la consolidación de ese proyecto en sí mismo. “El voluntario tuvo el kavod y la gran oportunidad de contar con personas híper comprometidas, que potenciaron cada proyecto, dedicando muchas horas de trabajo, con mucha entrega, con mucho cariño, la verdad es impresionante como trabaja el voluntariado”, agregó. Cultura: diversidad de actividades y públicos Para el Departamento de Extensión, el año 2019 fue uno de múltiples actividades, que se desarrollaron con una gran afluencia de público. Y aun cuando en los últimos meses del calendario la contingencia obligó a modificar las fechas y horarios de algunos eventos programados, se logró cerrar el año con una exitosa VIII versión del Concurso de Arte de CIS, con más de 80 obras participantes de una altísima calidad, consolidando la relevancia de esta convocatoria en el mundo artístico y cultural nacional. Adulto mayor, 28 años de continuidad Como explica Rosy Vainroj, Coordinadora de Centro de Encuentro del Adulto +70, el objetivo del CEA es proporcionar un lugar de encuentro para las personas mayores, dándoles un espacio judío y la oportunidad de compartir con personas de su misma generación. “A través de los 28 años de vida del CEA, hemos podido constatar con certeza la importancia que tiene un grupo, sobre todo en esta etapa etárea, donde muchas veces los mayores se sienten solos, sus hijos tienen sus propios problemas, sus propias actividades y poco tiempo, el estar con sus pares, saberse escuchados, tener los mismos intereses, tener la posibilidad de encontrarse los fines de semana, reencontrarse con otros a los que no veían hace 60 años, hacerse de nuevos amigos, es una manera de darle mayor sentido a sus vidas”, agrega Rosy.

publicado 12 Diciembre 2019

Guía práctica para celebrar Jánuca

Estamos ad portas de celebrar Jánuca, y recordar nuevamente -como año a año- el milagro que D-s hizo para nuestros antepasados, en aquellos días, en este momento, como reza una de las brajot (bendiciones) que entonamos en esta festividad. Y para prepararnos para este Festival de las Luces, queremos repasar y recordar algunas de las tradiciones que caracterizan a esta fiesta, algunas más conocidas que otras, pero todas fundamentales para crear el clima adecuado para celebrar este milagro. “Jánuca es transversal a todas las edades, porque contiene elementos para todos los gustos, y tiene un montón de mensajes que van desde la victoria militar al milagro de D-s, hasta la concepción filosófica del triunfo de la cultura judía sobre la cultura helénica, de los pocos contra los muchos. Hay muchos mensajes de Jánuca, y son todos muy bonitos y aplicables, tanto para adultos como para niños. Y todo eso se confluye en reuniones familiares, que tiene que ver con estar todos juntos reunidos encendiendo la Janukiá”, como explica Ariel Foigel, Jazán del Círculo Israelita de Santiago. Comenta, además, que uno de los conceptos más preciados de esta festividad es “Maalim BaKodesh”, “que es encender cada día una vela más”, de manera de que medida que aumenta la luz “va in crescendo la espiritualidad de esos días de Jánuca”. Desde lo musical, dice Ariel, hay muchísimas de canciones, como “Ner li” y “Ma otzur”, que hasta se cantan en diferentes idiomas, como idish, o en ladino como la melodía tradicional “Una candelica”. Desde lo religioso, en tanto, la lectura de la Torá cambia en estos días, y se lee específicamente la porción correspondiente a la inauguración del Mishkán, del Templo móvil que acompañaba a los judíos en el desierto, y se agrega el Halel, una parte especial de los Salmos. ¿Qué mitzvot no deben faltar en esta festividad? Le preguntamos al jazán. “Te diría que comer sufganiot, pero no es una mitvá, es una tradición”. Sim embargo, no se puede dejar de cumplir con la mitzvá de “Pirsumei Denisa”, que es divulgar el milagro y que no tiene que ver sólo con poner la Janukiá cerca de la ventana, sino “con hablar, estar en tono de fiesta con aquellas personas que no son de tu entorno y contarles del milagro de Jánuca. Eso es parte de lo que ocurrió en su momento, que hoy recordamos con mucha alegría y con mucho agradecimiento a D-s”. El Rabino Gustavo Kelmeszes, en tanto, ahonda en la celebración del milagro de Jánuca, destacado la tefilá “Al Hanisim”, que “es una oración recitada en Jánuca y Purim que expresa gratitud por los milagros realizados por nuestros antepasados. También puede servirnos espiritualmente como un recordatorio de nuestro papel en la creación de espacio para milagros en nuestros días”. La oración comienza con esta línea: "Por los milagros y por la redención y por los hechos poderosos y por las victorias y por las batallas que realizaste por nuestros padres en esos días en este momento". “Recitando estas palabras, recordamos los milagros de antaño, ya sea en Purim, cuando se anuló un complot para masacrar al Pueblo Judío, o en Jánuca, cuando recordamos el aceite que duró contra viento y marea, manteniendo encendida la llama eterna”, explica el rabino. Pero también es una invitación a recordar nuestra propia participación humana en esos milagros, agrega, ya que en los días de Ajashverosh, Ester valientemente tomó su vida en sus manos para acercarse al rey sin ser convocada. Su acto de valentía fue el primer paso para salvar a su gente. Y en los días de Mattatías, aquellos que volvieron a dedicar el Templo dieron un salto de fe cuando revivieron el “Ner tamid”, y su acto de fe y esperanza permitió que se desarrollara el milagro del aceite. Otra tradición muy querida de la fiesta de Jánuca es jugar con el sebibón (en hebreo, pirinola en español o “Dreidel” en idish), que -según se destaca en un artículo de Enlace Judío- “nos recuerda los tiempos en que los soldados helenos vigilaban que los niños no estudiaran la Torá. Los que contravenían esta orden, disimulaban ante los soldados que venían a cerciorarse de que la orden del rey Antíoco se cumpliera y se ponían a jugar con una perinola similar a la que ahora conocemos como sebibón”. ¿Y los regalos? El jazán Ariel explica que éstos vienen del concepto del “Jánuka Gelt”, el regalo de dinero a los menores de edad, que deriva de la cultura ashkenazí, y que se transformó con el tiempo en la entrega de regalos para los niños, lo que también es una tradición y no una mitzvá. Es imposible dejar de pensar en que la luz de la Janukiá iluminará los tiempos difíciles que se viven en Chile y el mundo, lo que para Ariel “es fundamental, el mensaje de Jánuca es sobreponerse a la adversidad y tener la mejor resiliencia posible, y salir adelante con fe en D-s. Esperemos que estos tiempos traigan mejor situación para todos los que vivimos en esta tierra”. La celebración comunitaria de Jánuca en el Círculo Israelita de Santiago, CIS, se realizará el domingo 29 de diciembre, a partir de las 16 hrs. Habrán más de 50 stands (entre ellos uno de vecinos de la comuna, agrupados en “Lo Barnechea emprende”) con juegos inflables, la participación de los Bomberos de la Quinta Compañía de Ñuñoa, coros, magos y un gran bingo con excelentes premios. De manera que están desde ya todos invitados a disfrutar en el Mercaz una tarde llena actividades para compartirlas en comunidad y festejar en conjunto.

publicado 12 Diciembre 2019

Ya están abiertas las inscripciones para el Majané de Bet El

¡Querida familia Beteliana! ¡Queda menos de un mes para nuestro tan ansiado Majané 2020! Majané es una increíble instancia para compartir y disfrutar junto a todo el movimiento. Son 10 días llenos de magia, donde podrán aprender, pasarlo bien, jugar y conocer gente de toda la tnuá, fortalecer lazos con sus compañeros de kvutzá y terminar un gran año junto a sus madrijim. Es por esto que los instamos a estar atentos a nuestras redes sociales (@Betelchile en Facebook e Instagram), ¡porque ya están abiertas las inscripciones! Majané este año será del 3 al 13 de enero en YMCA, Pirque, y asisten las kvutzot de Primero Básico hasta Segundo Medio. ¡Atentos que se viene buenísimo! ¡Contáctate con cualquier madrij de Bet El para pedirle la información sobre cómo inscribirte! Cualquier cosa, escribe al correo electrónico hanala.betel@gmail.com o llama al teléfono +569-75596683.

publicado 05 Diciembre 2019

VIII Concurso de Arte en el CIS

El pasado 1° de diciembre se llevó a cabo la Inauguración y Premiación del VIII Concurso de Arte en el CIS, organizado por el departamento de Extensión Cultural del Círculo Israelita de Santiago. Al evento asistieron más de ochenta personas, entre familiares y amigos de los participantes. Este año postularon 85 artistas, entre los cuales el jurado formado por Daniela Rosenfeld, Mario Fonseca, Cristián Silva y Pilar Cruz, seleccionó 27 obras. El Primer Lugar, “Premio Yair Misetic Stern”, lo obtuvo la artista Francisca Rojas Pohlhammer con su obra “Taqikunas pänipuniw akapachanxa” (“Todo en el universo es par”). El Segundo Lugar estuvo a cargo del artista Antonia Covarrubias con la obra “Sin Título”, y el Tercer Lugar lo ganó Mercedes Pérez San Martín con su obra “Paisaje Inglés 01”. Para el área de Extensión Cultural es un orgullo poder contar con tan destacados artistas que cada año se suman a este gran concurso, mostrando distintas técnicas.

publicado 28 Noviembre 2019

Netzaj y Jaimi se juegan el todo

La práctica es una increíble instancia para que los janijim de escuela tomen el liderazgo del movimiento y vivan lo que es ser madrijim por un sábado. En esta oportunidad vimos como los janijim de Netzaj y Jaim demostraban todo lo que han aprendido este tiempo, y nos sorprendieron a todos con sus juegos y peulot. Dafna Jodorkovsky, segundo año de escuela: “En esta práctica me tocó dirigir octavos hombres con Martín Pizarro. Esto fue un desafío para mí porque nunca había dirigido hombres, pero al final, junto con mi co-madrij pudimos hacer una práctica increíble y disfrutar mucho el sábado con nuestros janijim. Junto a mi kvutzá estamos terminando segundo año de Escuela de Madrijim, y esta fue nuestra última práctica antes de la de majané. Siento que cada práctica ha sido una muy buena instancia para ir creciendo e ir aprendiendo nuevas herramientas para poder ser buenos madrijim en un futuro cercano, he visto como junto a mis compañeros, hemos ido madurando y mejorando en cada práctica para poder graduarnos de madrijim este majané. Como mensaje, me gustaría decirle a la kvutzá de primer año (Netzaj) y a todas las futuras kvutzot de Escuela de Madrijim de Bet El, que se esfuercen y pongan el corazón en Escuela y en cada práctica para que puedan aprender, mejorar y ser buenos madrijim en un futuro. Y a mi kvutzá, me gustaría decirle que he visto todo el esfuerzo que cada uno ha puesto durante todo Escuela, he visto que nos hemos unido y hemos crecido mucho y que no queda nada para graduarse, así que disfrutemos lo último que nos queda como kvutzá y pongamos nuestro último esfuerzo para poder ser en menos de dos meses Madrijim de Leolam”. Carolina Calderon, primer año de escuela: “El sábado fue mi segunda práctica de escuela, y tuve la gran oportunidad de dirigir séptimos mujeres, con la Martina Schlesinger como co-madrijá. En un principio, cuando me entregaron la kvutzá, estaba nerviosa y asustada. No es una kvutzá muy grande y tenía miedo de que no llegara ninguna janijá ese sábado, o que fueran pocas y no lo pasaran bien. Pero con mi co- madrijá trabajamos con mucho entusiasmo; trajimos a tres janijot nuevas y reintegramos a una janijá que no venía hace meses, logrando activar con siete janijot, ¡estábamos muy orgullosas de tener a tantas! Verlas llegar a todas nos motivó mucho y nos hizo comenzar muy feliz el sábado, nos dio seguridad que habíamos hecho un gran esfuerzo durante la semana y con eso nos motivamos a tener un sábado de práctica increíble. Además ellas estaban muy contentas de haber logrado un número mayor que la paralela, por lo que nuestra alegría fue aún mayor. Durante el sábado lo pasamos increíble, tuvimos la suerte de conocer a cada una de las janijot, dándonos cuenta de que lo importante no era la cantidad, sino la esencia y motivación de cada una de ellas. En las prácticas se crean relaciones que en ningún otro lugar se pueden lograr, se crea una especie de hermandad y cercanía, lo que en estos minutos podría decir que tengo con mis janijot. Lo pasé muy bien el sábado, ¡todavía me queda un año entero de escuela donde espero poder seguir aprendiendo muchísimo para ser madrijá!”.

publicado 21 Noviembre 2019

Bet El se acerca a celebrar sus 30 años

Corría el año 1988, cuando el Círculo Israelita de Santiago (CIS) se ubicaba en la intersección de las calles Tarapacá y Serrano, en Santiago Centro, y el recién llegado Rabino Eduardo Waingortin había asumido el liderazgo espiritual de la comunidad. La presencia de jóvenes en la kehilá era escasa, salvo los que asistían a las clases de Talmud Torá, se veía reflejada también en los servicios de Kabalat Shabat. “Entonces se me ocurrió hacer una entidad juvenil que tuviera por objeto dar más contenido judaico, un judaísmo divertido, y que fuera transversal a todos los movimientos”, relata el rabino. “Para eso convoqué a jóvenes, fundamentalmente de Tzeirei Amí, y empezamos hacer actividades los días viernes, en lo que llamamos Emet. Había un bus de acercamiento y después los chicos se quedaban para Shabat, lo que permitía que los papás se contactasen con esta nueva propuesta de un Kabalat Shabat dinámico, con participación de todos”. Esta fue la génesis de lo que hoy es Bet El, el movimiento juvenil del CIS que está próximo a cumplir 29 años y se encamina, fortalecido y en crecimiento, a celebrar sus primeras tres décadas. El Rabino Eduardo, su creador, fue también su primer madrij. A fines de ese primer año de actividades, como recuerda, se hizo una salida con un grupo de seis personas para un seminario de cinco días. En esa instancia, se establecieron los valores del movimiento. “Fue una experiencia muy enriquecedora y ahí estos jóvenes, que habían estudiado hadrajá en otros movimientos, desarrollaron la parte ideológica que harían que al año siguiente Emet creciera mucho”. A fines del año 1989 se realizó el primer majané, con la asistencia de 55 janijim. Y en por esos días, por diversas situaciones que acontecían en la comunidad, como explica Waingortin, “un pequeño núcleo de lo que había sido el movimiento Ramah se acercó para que yo fuera su rabino. Y yo no podía ser rabino de los dos movimientos, entonces les propuse que hiciéramos uno solo. Después de algunas peripecias, hicimos que “Con gran fuerza interior, un grupo de madrijim puso sus ideales por sobre sus pasiones, y así dieron vida a Bet El”, como dice nuestro himno. Ahí surgió Bet El, a principios del ’90, con los que quedaban de Ramah, que eran adolescentes ya, y los que había en Emet, que eran más pequeños. Fue una época muy romántica y de mucho involucramiento”. Esta nueva tnuá vendría a diferenciarse de las existentes por su profunda relación con la ideología masortí “que es un judaísmo religioso moderno, abierto, que basa su ideología en el Tikún Olam, en el mejoramiento del mundo”. 29 años después Como explica Fernanda Gassmann, Roshit de la Hanalá de Bet, el Tikún Olam es hasta hoy uno de los pilares fundamentales del movimiento. Este año, por ejemplo, en la reunión de planificación del tzevet de madrijim que -como todos los años- se realiza en el mes de marzo, se decidió poner énfasis en este valor, pero abordándolo desde una manera concreta. “Siempre se habla de Tikún Olam pero nunca se hacen acciones concretas. Entonces, este año, como Hanalá nos comprometimos e hicimos un mes completo de colectas para Reshet y para CADENA, además trajimos basureros para reciclaje y reorganizamos el jéder de materiales, ya no damos tantos materiales de plástico, y estamos incentivando el reciclaje y la reutilización. Es algo súper fácil de hacer y provoca un cambio real en Chile y el mundo”, señala. Además del Tikún Olam, otros pilares de la tnuá -que ya alcanza a los 200 janijim y madrijim- son el judaísmo masortí, “tzeu lmad” –“Un pilar que se incorporó hace poco, e implica que los madrijim salgan y estudien, que no se queden con lo mínimo, que investiguen más allá para transmitir ese conocimiento a sus janijim”, como relata la roshit- y el sionismo. Cada año se gradúan en Bet El entre 18 y 20 janijim de la Escuela de Madrijim. Éstos, además, participan en diversas salidas e instancias de participación en el año. “Entre abril y mayo, las kvutzot se van a seminario, primero 3°, 4°, 5° y 6°, y después 7°, 8° y escuela, En julio tenemos el seminario de los roshim, que este año se fueron a Buenos Aires, y tenemos el viaje de los madrijim que se van cinco días a Buenos Aires también. En estos viajes, nos quedamos en el Seminario Rabínico Latinoamericano y en Shabat nos quedamos en CISSAB. Esto lo hacemos en colaboración con Noam (la juventud de Masortí Amlat) en Buenos Aires”. Finalmente, el año de actividades se cierra, en el mes de enero, con el tradicional majané. Una particularidad de la tnuá ha sido históricamente su capacidad para convocar a niños y jóvenes que no están en los colegios judíos. Actualmente, de acuerdo a las cifras que maneja Fernanda, 30% de los janijim son del Instituto Hebreo y 70% vienen de colegios no judíos. “Ese ha sido siempre el foco de Bet El”, comenta. Por eso para muchos el vínculo con el judaísmo es el movimiento, lo que es un desafío para los madrijim. “Nosotros tenemos la responsabilidad, al final, de que todos los janijim hagan vida judía y así combatir la asimilación. Además, Bet El se enfoca en dar una vivencia judaica amplia, se come comida kasher, no se usa electricidad en Shabat (o se hace lo menos posible) y hay una especial atención a la tradición judía. Los papás confían en que nosotros vamos a ser el marco judío para sus hijos, para que después los janijim, a los 21 años, terminen su vida beteliana y sigan en la comunidad”. Fernanda es una representación de lo anterior. Dice que ha estado siempre en la tnuá, “nací en acá”, y le dedica todo su tiempo libre. “Llevo toda mi vida en Bet El, no sé lo que es estar sin la tnuá y sé que en dos años más, cuando me salga, voy a querer seguir relacionada con la comunidad”. Lleva cuatro años de madrijá y este es su primer año de Roshit. “Yo estoy realmente sorprendida con lo que he aprendido este año. Acabo de cumplir 20 años y tengo un movimiento gigante en mis manos. Ha sido el año que más he aprendido en mi vida. Estoy demasiado agradecida de esta oportunidad”. Para el Rabino Eduardo Waingortin, el rol del Bet El en la vida de los jóvenes y en el futuro del CIS es fundamental. “La tnuá cumplió una tarea fundamental en desarrollar una identidad profundamente judía para el Círculo Israelita, primero porque después de tantos años muchos de los janijim que estuvieron en Bet El ahora son padres de janijim del movimiento o de otros, pero tienen una vinculación con el CIS fundamental. Yo diría que más del 90% de los chicos que pasaron en estos 29 años hicieron su Bat o Bar Mitzvá en Bet El. La mayor parte de ellos se casaron en el CIS, y le pusieron el nombre a sus hijos en el Círculo y lo tienen como su comunidad. Eso fijó una columna, profunda, de sostenimiento de las actividades comunitarias. Después se incorporaron muchas más y hemos incorporado a otros rabinos, que también han hecho lo suyo. Pero en un momento determinado yo decidí dejar paso a las otras generaciones, entonces el rabino Marcelo Kormis se transformó en el rabino de Bet El, que hizo una linda tarea, muy recordada, durante más de cinco años. Y al retirarse el rabino Kormis, quedó a cargo de Bet El el rabino Ari Sigal, que hace una muy buena tarea. Y hay personas de mucho peso, como muy referentes, como Bruno Conforti, que sigue siendo jazán todavía, que fue Rosh y se casó con una Roshit de Bet El, y otros tantos. Alguno que emociona verlos en los marcos comunitarios”.

publicado 21 Noviembre 2019

Chilerokedet se consolida como camp de cultura y danza israelí

Durante cuatro días, la música israelí y los rikudim se tomaron el Resort Rosa Agustina, en Olmué, para la realización de la tercera versión de Chilerokedet, el camp de rikudim realizado entre el 7 y el 10 de noviembre recién pasados, y organizado por el coreógrafo Chen Blum y su equipo. El evento, que ya se posiciona como líder en Latinoamérica y para el mundo, logró convocar a más de 100 participantes de nueve países, a pesar de las dificultades que se viven en el país en los últimos días. “Tuvimos old timmers y participantes nuevos”, señala Chen, quien entre los “veteranos” destaca a participación de bailarines de Inglaterra, Estados Unidos y Australia, asiduos asistentes a camps de este tipo, que se manifestaron impresionados por el nivel de este evento. Y no era casual, la organización de esta tercera versión de Chilerokedet puso atención a cada uno de los detalles, desde la decoración, a la producción y a los registros en video de cada jornada, de alto nivel audiovisual, que están disponibles en las Redes Sociales (www.facebook.com/chilerokedet/). “Estamos contentos y agradecidos. Que un camp con tras años de trayectoria atraiga a gente con experiencia, eso dice algo. Fue muy, muy bueno, estamos agotados pero muy contentos”, señala Blum, al mismo tiempo que comenta que a pesar de que bajó la cantidad de asistentes, “la energía en el evento estuvo muy alta”. Y agrega: “Estamos agradecidos de que a pesar de la situación, no se canceló y se hizo, fue todo un logro”. Uno de los detalles que distinguió a esta versión de las anteriores fue que se contó con la participación del cantante israelí Sagiv Cohen, quien ofreció un concierto íntimo en que interpretó algunas de sus canciones que son bailadas como coreografías de rikudei am. Además, el camp contó con la participación y clases de los coreógrafos Sara Federico, Shmulik Gov Ari, Dudu Barzilai, Tami Temnik, Dany Lanksy y Chen Blum. En esta versión de Chilerokedet, un 90% de los participantes provenían del extranjero. “Bailar con gente de Hong Kong, de una cultura tan diferente, o de Australia, había un arcoíris de culturas, fue muy bonito en ese sentido”. Como señala Chen, “fue un éxito total, y maravilloso” que contó con el apoyo del Círculo Israelita de Santiago (CIS), donde se realizó la fiesta de apertura, y en especial de Vivi Kremer, coodinadora de TuComunidad del CIS y “mano derecha” de Chen, y a Gaby Dascal e Isidoro Aubá, del equipo de Comunicaciones del CIS, “que la verdad son un apoyo gigante”. Para la realización de Chilerokedet, es fundamental el apoyo de Sima Rezepka, a quienes los organizadores llaman “la madrina del camp”, ya que gracias a su donación se puede llevar a la vida su visión de potenciar la cultura judía a través del baile y la música.

publicado 14 Noviembre 2019

Miguel Toimaher, Z.L.

Miguel Toimaher, además de ejercer cumplir su importante función como Presidente del Consejo Directivo del Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Meyer, fue miembro del Consejo Ejecutivo de Masortí Olamí, el Movimiento Conservador Mundial. En el seminario había asumido en julio de 2015 y durante este año se lo había mencionado como posible candidato a encabezar una de las listas para las próximas elecciones de la AMIA. Con un gran dolor, nos tocó despedirlo. Falleció el pasado 4 de noviembre, en el Instituto Fleming de la calle Cramer, en el barrio de Belgrano, Buenos Aires, luego de varios meses de internación producto del cáncer que lo aquejaba. El dirigente comunitario era constantemente visitado por compañeros y amigos, además de su esposa y sus cuatro hijos. Una de las últimas personas que pudo conversar con él el viernes anterior a su fallecimeinto fue el presidente del Vaad Hakehilot, Eliahu Hamra. Sus restos fueron velados en una casa velatoria del Barrio de Belgrano. Luego del velatorio se realizó el funeral en el cementerio argentino de La Tablada.

Mantener la memoria de los sobrevivientes y de la Shoá, nuestro deber

Como todos los años, desde que el año 2005 la Organización de Naciones Unidas, ONU, estableciera el 27 de enero como el Día Internacional de Recordación del Holocausto, en recuerdo de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, sucedido en esa fecha, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Chile, la Comunidad Judía de Chile y B’nai B’rith Chile, con el apoyo de la Fundación Memoria Viva, el Museo Interactivo Judío y el Archivo del Judaísmo Chileno, realizaron la ceremonia en recuerdo de los seis millones de víctimas de la máquina de exterminio nazi, en el genocidio acaecido durante la Segunda Guerra Mundial. Encabezó la ceremonia de este año, que además marcó el 75° Aniversario de la liberación de Auschwitz por parte de los Aliados, el Ministro de RR.EE., Teodoro Ribera, que en su discurso señaló: Hoy recordamos los guetos, el trabajo forzado y los campos de concentración y de exterminio; a las más de seis millones de personas a quienes les fue cruelmente arrebatada la vida, entre ellos, a cerca de un millón de niños. Rememoramos, también, a aquellos hombres y mujeres que muchas veces, de manera anónima, estuvieron dispuestos a arriesgar su propia vida para salvar la de los demás", aseguró el Canciller Ribera. Recordó entonces a los chilenos María Edwards McClure y Samuel del Campo, "reconocidos como 'Justos entre las naciones', quienes con excepcional valentía y desinteresadamente salvaron tantas vidas inocentes". En tanto, el Presidente de la CJCh, Gerardo Gorodischer, hizo un homenaje a Elie Alevy, Z.L., y David Feuerstein, Z.L., sobrevivientes de la Shoá fallecidos en el último año. Además, planteó que debemos “asumir la responsabilidad colectiva de educar y fortalecer la resiliencia contra las ideologías del odio. Recordar también es transmitir. Pensar en el pasado es proteger el futuro. La historia es algo que debe contarse siempre. La cadena nunca debe romperse. Nuestros hijos y nietos deberán guardar en lo más profundo de su corazón la conciencia de ocurrido. Somos la última generación que podrá escuchar el testimonio en vida de los sobrevivientes y la primera generación que deberá educar sin ellos (…) Es necesario enseñar, reflexionar, aprender, trabajar con la conciencia social y la responsabilidad civil, aprender a convivir y a resolver situaciones sin apelar a la violencia”. Luego del encendido de las seis velas en honor a los seis millones de víctimas judías del Holocausto, se encendió una séptima luminaria en memoria de los grupos étnicos y minorías que también fueron víctima de los nazis, como masones, gitanos y diversidades sexuales, y los rabinos Gustavo Kelmeszes, del Círculo Israelita de Santiago; Daniel Zang, de la Comunidad Israelita Sefaradí, y Pablo Gabe, de la Comunidad NBI, pronunciaron la tefilá El Maalé Rajamim. A continuación, se escuchó el testimonio de Marta Neuwirth, sobreviviente de Auschwitz y Bergen-Belsen. Con sentidas palabras, Marta recordó la traumática vivencia de los campos de concentración, el trabajo asignado, la pérdida de su madre y hermano, y la liberación y posterior llegada a Chile. Luego de la liberación, relató, “me enfermé y me llevaron al hospital. Cuando desperté, una enfermera con una gran capa me atendía en mi cama, una cama con sábanas. Hablaba un idioma que no conocía, hoy sé que es inglés. Me entrego un huevo, en ese momento pensé que era el manjar más grande que había comido en vida. Completamente sola, me llevaron en un barco de la Cruz Roja a Suecia. Desnuda, cubierta de una frazada y cubierta en un grueso polvo blanco. Nos atendieron y cuidaron. Por primera vez en mucho tiempo fui al colegio, me alimenté de a poco, hice amistades. Hasta que un día dos hombres de una organización judía, pasaron recopilando nombres de familiares que alguna de nosotras tuviese en algún país del mundo para poder contactar. Fue así como en una radio chilena leyeron el nombre de un tío mío que había emigrado muchos años antes para acá. Mi tío se convirtió en un nuevo padre para mí, y Chile en mi nuevo país. Un país que me recibió con los brazos abiertos, y que me permitió construir una vida y una familia”. Al finalizar la ceremonia, se entregó el Premio Luz y Memoria al actor y director teatral, Nissim Sharim, fundador de la compañía Teatro ICTUS, en virtud de su trabajo por la cultura y los Derechos Humanos, en especial durante los oscuros días del régimen militar en Chile. “Esto honra e ilumina mi existencia”, señaló Sharim, emocionado, y destacó la inspiración profundamente judía de su carrera en las artes escénicas.

Casi 1.000 personas disfrutaron del “Bustán Sefaradí”

Con una asistencia de 420 personas en la primera noche y 450 en la segunda, se presentó la obra “Bustán Sefaradí”, de Yitzjak Navón, los días 15 y 16 de enero, en la Sinagoga Maguén David de la Comunidad Israelita Sefaradí de Santiago. La obra más representada de la historia del teatro en Israel volvió a presentarse en Chile, después de 12 años desde su primer estreno en el país. Si bien las funciones estaban originalmente programadas para el mes de noviembre, en el marco de la Semana Sefaradí, la contigencia nacional obligó a cancelar la actividad y reagendar la presentación de la obra. En esta pieza del renombrado dramaturgo israelí, relata la historia de Mushón y su regreso a Jerusalem, específicamente a su barrio sefaradí de la infancia, después de muchos años de lejanía. Este regreso marca el reencuentro con las historias de su familia, vecinos, amigos, las kantikas, pero sobre todo con un cruel secreto enterrado hace muchos años. En el montaje realizado por la Comunidad Sefaradí de Chile, el elenco estuvo compuesto por actores que son miembros de la kehilá y del ishuv, que deslumbraron con su talento, y se ganaron los aplausos y las felicitaciones del público.

Año Nuevo de los Árboles, con la naturaleza y en camaradería

Hasta el lunes 3 de febrero están abiertas las inscripciones para ser parte de la celebración de Tu BiShvat comunitario, en el que participan las comunidades Sefaradí, Israelita de Viña del Mar, NBI y el Círculo Israelita de Santiago, y que se llevará a cabo el domingo 9 de febrero, desde las 9.30 hrs. La actividad se desarrollará en el Estadio Israelita de Reñaca, para lo cual partirán buses climatizados desde la Comunidad Sefaradí, que trasladarán a destino a los asistentes que podrán participar de una jornada de charlas y otras entretenciones, además de contar con la posibilidad de disfrutar de un almuerzo buffet y, por supuesto, disfrutar la naturaleza en este Tu BiShvat, Año Nuevo de los Árboles. Para más informaciones y consultas sobre valores, escribir al correo electrónico asistente@sefaradies.cl.

Presidente Comunidad Judía de Chile

Cuando en 2005 la Asamblea General de las Naciones Unidas, designó al día 27 de enero como Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto, estableció el imperativo ético y moral para todas las naciones del mundo de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda forma de intolerancia. El día no fue escogido al azar, sino que un 27 de enero de 1945, las tropas soviéticas lograron liberar el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau. Hoy se conmemoran 75 años de esa fecha histórica, significativa y conmovedora, que abrió una puerta de esperanza en medio de las horas más oscuras de la humanidad. Recordar es un deber porque con memoria construimos futuro, y perpetuar la memoria permite asegurar ese mismo futuro. En este Día Internacional se honra a los más de 15 millones de hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y niños asesinados, porque no sólo fueron 6 millones de judíos masacrados, sino también millones de gitanos, minorías sexuales, discapacitados, entre muchos otros considerados en aquel entonces una lacra para el régimen nazi. Por todos ellos es que este dolor es histórico y universal. Quienes sobrevivieron al Holocausto y dedicaron su vida a transmitir los horrores vividos, nos recuerdan que es en los jardines más oscuros donde se siembran las semillas más brillantes de la esperanza. Como país no podemos estar ausente del debate mundial en torno al aumento de los actos de odio, discriminación y el resurgimiento del antisemitismo. Si queremos ser un modelo para el continente y un faro de luz, debemos ser parte de la construcción de sociedades más respetuosas y tolerantes. Nos hubiese gustado que nuestro país haya sido miembro del International Holocaust Remembrance Alliance (IHRA), para haber estado presente en Jerusalem donde más de 50 líderes mundiales se dieron cita en el V Foro Mundial del Holocausto - un hecho sin precedentes en la historia de Israel - desde el Presidente de Rusia, Francia, Alemania, Grecia, hasta los Reyes de España, Holanda, el príncipe Carlos y Presidentes latinoamericanos se reunieron con la promesa de recordar, la lucha contra la negación del holocausto y combatir el odio. En la misma línea, el 22 de enero recién pasado, el concejo de Ministros de IHRA conformado por 35 países, firmó en Bruselas una declaración para comprometerse a luchar contra la distorsión del Holocausto, el antisemitismo y otras formas de discriminación. El Holocausto determinó la pauta del mal absoluto, por tanto, pertenece al legado universal de todos los seres civilizados. Las lecciones históricas del Holocausto debieran convertirse en un código cultural que promueva la enseñanza de valores humanísticos, la democracia, los derechos humanos, la tolerancia, la condena al racismo y las ideas totalitarias. Como dijo el Rey Felipe VI de España esta semana desde Israel “nadie está a salvo, no podemos mirar hacia otro lado”. *Columna publicada en Cooperativa.cl el 24 de enero de 2020.

Una molécula logra destruir células malignas

Una pequeña molécula llamada PJ34 puede hacer que las células cancerosas se autodestruyan. Así lo afirma un estudio realizado en Israel por científicos de la Universidad de Tel Aviv y publicado recientemente en la revista biomédica Oncotarget. La profesora Malka Cohen-Armon y su equipo de la Facultad de Medicina Sackler experimentaron con el uso de xenoinjertos: trasplantaron cáncer de páncreas humano en ratones. El sistema inmunitario de los ratones estaba comprometido para que sus cuerpos no rechazaran las células trasplantadas. Durante dos semanas, y junto al equipo de la doctora Talia Golan del Centro de Investigación del Cáncer del Centro Médico Sheba, los científicos inyectaron la molécula PJ34 en los roedores. Originalmente, la PJ34 fue desarrollada para tratar accidentes cerebrovasculares pero luego pronto se descubrió que teñía un poderoso efecto sobre las células cancerígenas humanas. Es que la molécula genera errores durante la duplicación celular, lo que lleva a la muerte rápida de las células malignas. «En una investigación publicada en 2017, descubrimos un mecanismo que causa la autodestrucción de las células cancerosas humanas durante su duplicación (lo que se conoce como mitosis), sin afectar a las normales», explicó Cohen-Armon. Y añadió: «Ahora aprovechamos esta información para erradicar con eficiencia las células de cáncer de páncreas humano en xenoinjertos». Un mes después de que la molécula fue inyectada a los ratones, los científicos hallaron que la cantidad de células cancerígenas en los tumores de los roedores se había reducido entre un 80 y un 90 por ciento. Incluso hubo casos en que el tumor desapareció por completo. Cohen-Armon señaló que los ratones tratados no sufrieron efectos adversos tras recibir la molécula PJ34 ni experimentaron cambios en su peso o comportamiento. También fue significativo que la molécula interrumpiese exclusivamente la duplicación de células cancerosas humanas dejando vivas solo a las sanas. Profesora Malka Cohen-Armon (izquierda), de la Universidad de Tel Aviv, y doctora Talia Golan del Centro Médico Sheba. Foto cortesía de la Universidad de Tel Aviv. Aunque PJ34 podría funcionar contra otros tipos de células cancerosas, el cáncer de páncreas es algo apremiante. Es el duodécimo cáncer más común del mundo y el cuarto entre los más mortales. Es que este tipo de la enfermedad es, a menudo, resistente a los tratamientos existentes. Diagnosticar de forma temprana el cáncer de páncreas es algo difícil porque no suele haber síntomas. De esta forma, cerca del 80 por ciento de los pacientes son diagnosticados en la etapa metastásica. Lo más grave es que menos del tres por ciento de los pacientes en esa fase sobreviven más de cinco años después de ser diagnosticados. La investigación tiene potencial para desarrollar un nuevo tratamiento contra este cáncer tan agresivo en los humanos. Y también podría resultar eficaz contra cánceres de mama, pulmón, cerebro y ovarios. Por estos días, la molécula PJ34 ahora se está probando en ensayos preclínicos de acuerdo con las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Pronto llegarán las pruebas en animales más grandes y luego se podrá comenzar los exámenes clínicos en humanos. En junio pasado, un estudio de investigación internacional dirigido por Golan demostró la efectividad del nuevo régimen de medicamentos para el cáncer de páncreas en personas con Mutaciones BRCA.

“Me gustaría poder decir que los alemanes hemos entendido el Holocausto”

El presidente de Alemania confesó en un importante discurso el miércoles que no estaba convencido de que su país hubiera captado las lecciones del Holocausto. Hablando en una sesión del Bundestag, el parlamento federal de Alemania, para conmemorar el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, Frank-Walter Steinmeier advirtió que “los espíritus malignos del pasado ahora aparecen con un nuevo disfraz“, informó The Algemeiner. Entre los asistentes al evento del Bundestag se encontraba el presidente israelí, Reuven Rivlin. Al reconocer la presencia de Rivlin en la audiencia, Steinmeier comentó: “Me gustaría poder decir hoy con convicción, especialmente frente a nuestro invitado de Israel: los alemanes lo hemos entendido“. Continuó: “Pero, ¿cómo puedo decir esto cuando el odio y la agitación se están extendiendo, cuando el veneno del nacionalismo se está filtrando nuevamente en los debates, incluso en nuestro país?“ Steinmeier luego recurrió al fuerte aumento de los ultrajes antisemitas en Alemania durante el año pasado. “¿Cómo puedo decir esto cuando usar la kipá se convierte en un riesgo personal, o cuando los judíos retiran su menorá cuando llega el lector del medidor de electricidad?“, comentó un emotivo Steinmeier. “¡¿Cómo puedo decir esto cuando un terrorista de derecha en Halle en Yom Kipur asesina a dos personas y la pesada puerta de madera de la sinagoga sola evita una masacre de hombres, mujeres y niños judíos?!“ Al igual que con Steinmeier, Rivlin enfatizó la importancia del pasado como guía para el presente, destacando la amenaza que representa Irán para Israel. “Los iraníes tienen la aspiración de destruir la existencia del Estado de Israel, nuestra destrucción es para ellos un objetivo político y estratégico“, dijo Rivlin a los parlamentarios alemanes. En cuanto al tema del antisemitismo persistente en Alemania, mientras tanto, Rivlin fue igualmente directo. “Alemania no debe fallar aquí“, dijo. En ese sentido, Rivlin declaró: “Estoy aquí para decirles que el Estado de Israel y Alemania son socios verdaderos“.

Marruecos alaba el plan de paz de Trump

El gobierno de Marruecos alabó hoy el plan de paz del presidente estadounidense Donald Trump para el conflicto palestino por ser "convergente" con su visión del conflicto israelí-palestino, y añadió que "aprecia los esfuerzos constructivos por la paz de la Administración Trump". La opinión del gobierno marroquí fue expresada en una declaración del ministro de Exteriores Naser Burita, que se suma así a mensajes similares de otros países árabes como Egipto, Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos, en contraste con la opinión de Turquía, que calificó el plan de "inaceptable". El gobierno de Rabat asegura que el plan de Trump incluye "elementos de convergencia con los principios que (Marruecos) siempre ha defendido", y cita concretamente la idea de una solución de dos estados, la defensa del diálogo entre las dos partes (israelíes y palestinos) y la dimensión política y económica del plan. Marruecos añade que un proceso de paz constructivo debe incluir una solución "realista, aplicable, equitativa y duradera" y debe "satisfacer los derechos legítimos del pueblo palestino a un estado viable y soberano con Jerusalén Este como capital", pese a que el plan excluye este último detalle y deja a Jerusalén como "capital indivisible de Israel". Mientras tanto, la clase política marroquí -tradicionalmente pro palestina- ha guardado silencio, y solamente el grupo islamista de Justicia y Caridad, ilegal pero tolerado, condenó el plan de Trump argumentando que equivale a "una nueva agresión contra Palestina, que consolida la ocupación sionista".

Putin otorgó el perdón a la joven israelí encarcelada en Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, otorgó hoy el perdón a la joven israelí encarcelada en su país, Naama Issachar, según informó la agencia de noticias rusa Interfax. Issachar, de 27 años, fue sentenciada por Rusia a 7,5 años de prisión después de que se encontraron casi 10 gramos de marihuana en su equipaje durante una escala en un aeropuerto de Moscú en abril. Ella negó el contrabando de drogas, señalando que no había intentado ingresar a Rusia durante la escala en su camino a Israel desde la India, y no tuvo acceso a su equipaje durante su breve estadía en el aeropuerto ruso. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, voló a Moscú hoy, en un viaje sin previo aviso, luego de su reunión en la Casa Blanca con Donald Trump, por lo que ya se especulaba con la posibilidad de la liberación de Issachar. El martes, el gobernador regional de Moscú, Andrei Vorobyev, firmó su solicitud de indulto, el último paso necesario antes de que Putin pudiera abordar el asunto.

La enseñanza del Holocausto en la era post moderna

El 27 de enero de 1945 el Ejército Rojo liberó a los últimos 7.000 prisioneros que quedaban en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Los alemanes sabían que estaban por perder la guerra, por lo que justo antes de su huida, hicieron estallar las cámaras de gas y los crematorios que seguían funcionando. Quienes sobrevivieron a Auschwitz, el campo que resumió la maldad nazi, se transformaron en la voz de aquellos que no tuvieron la misma suerte. A medida que el fenómeno de la post modernidad se hace más evidente y se comienza la era “sin sobrevivientes”, la educación sobre el Holocausto y la lucha contra todo tipo de discriminación se volverá una tarea más difícil. En ese contexto, los museos aparecen como una herramienta eficaz para complementar la enseñanza formal. De hecho, un estudio recientemente publicado por el centro de investigación estadounidense Pew Research reveló que los adultos que habían visitado un monumento o museo del Holocausto (el 27% de los 10.971 encuestados) respondieron correctamente 2,9 de las cuatro preguntas de opción múltiple planteadas sobre el tema. En comparación, aquellos que nunca habían visitado un monumento o museo del Holocausto respondieron correctamente a solo 2 preguntas en promedio. Respondiendo a esta evidencia y al creciente interés por conocer sobre estos temas y vincularlos con la formación ciudadana, el Museo Interactivo Judío de Chile (MIJ) está desarrollando una nueva muestra sobre el Holocausto. El proyecto, que honra tanto a las víctimas como a los sobrevivientes y héroes de este periodo, contempla agregar 80 metros cuadrados de una exhibición permanente al memorial actual, la que contendrá documentos, objetos de la época y testimonios de los sobrevivientes que llegaron a Chile después de la Segunda Guerra Mundial. Es un proyecto ambicioso que permitirá incrementar el número de visitas al recorrido del Holocausto y que responde a la misión del MIJ de llegar a la sociedad chilena con un mensaje de respeto por los Derechos Humanos y la valoración de la diversidad. En tiempos donde los únicos testimonios de los sobrevivientes estarán en los museos y en los libros de historia, el deber de los educadores y de los museos es encontrar nuevos métodos para transmitir a las futuras generaciones los horrores del Holocausto, los peligros del racismo y de los discursos de odio. Y justamente en Chile el MIJ es uno de los más importantes aliados en esta tarea al poner a disposición diversos recursos educativos que aprovechan la tecnología para aprender las lecciones del pasado. Fijar una fecha para la conmemoración también es una ayuda para universalizar ciertos valores, como el respeto por la democracia y los Derechos Humanos, pero además responde a que los países pertenecientes a la ONU adhieran al esfuerzo de transmitir el “Nunca más” por todos los medios posibles.

5 AÑOS SIN NISMAN: REFLEXIONES DESPUÉS DEL DOCUMENTAL

Algunas reflexiones después de ver el documental sobre la muerte de Alberto Nisman en Netflix, a cinco años del crimen. La primera es que, después de haberlo visto, sigue siendo obvio que lo asesinaron, que fue la víctima 86 del atentado a la AMIA, que se politizó el homicidio en lugar de investigarlo, y que la discusión del suicidio es una “discusión argentina”, que no resistiría el menor análisis en ninguna otra parte del mundo. Sin embargo, el documental, para alegría de Cristina, que lo ha elogiado emocionada, legitima la discusión: suicidio u homicidio. Esa (y no quién lo mató ni por qué) es la cuestión. Como mucho, se habló de “suicidio inducido”, pero eso es también homicidio: no constituye la resolución del caso, sino una hipótesis inicial. Si fue inducido, la pregunta sigue siendo quién lo indujo, y se debe investigar. En lugar de eso, se concluye en el documental que hay “tres teorías”: suicidio, suicidio inducido, homicidio. La primera tranquiliza; las otras dos interpelan, desafían, dan miedo. En ningún programa de TV reflejado allí se hace la pregunta obvia: si fue asesinado, ¿quién fue? Si no fueron los K, si “les tiraron un muerto”, ¿quién se los tiró? Parrilli es el único que va más allá en el análisis (bueno, no tanto más allá): el mayor perjudicado, dijo, es el gobierno de Cristina. Ponele, pero ¿entonces? Conclusión: no sabemos si fueron los K o los anti-K, y tampoco sabremos nunca si Lagomarsino fue asesino, cómplice o fusible, porque nadie parece tener fuerza (ni, parece, voluntad política) contra aquellos a los que les conviene que no se resuelva. Segunda reflexión: no se investiga, como no se investiga el atentado a la AMIA, porque cualquiera que se meta, sabe que alguien (los K, los Stiuso, “el poder” o el que sea) lo tendrá agarrado de los huevos. Y los que agarren huevos, estarán a su vez agarrados por otros. Es la ley de la selva, literal. O, mejor dicho, la ley de los carpetazos. El próximo crimen sin resolver está a la vuelta de la esquina. Las organizaciones terroristas que han penetrado en América Latina, comenzando por Hezbollah y sus amos iraníes, lo saben bien. La “mano de obra desocupada” en la Argentina, también. Es debido a este festival de impunidad, precisamente, que la Argentina sigue siendo blanco potencial y fácil del terrorismo internacional. Tercera reflexión: ¿De verdad pusieron a una funcionaria judicial como Viviana Fein al frente del caso? ¿En qué estaban pensando? ¿Esos son los detectives que hay en la Argentina? ¿Cómo puede funcionar una justicia penal donde los jueces son los detectives, y donde su investigación consiste en citar testigos o expertos a declarar? ¿Cómo puede ser que sea una fiscal la que entra a la escena del crimen y la dirige (y la contamina) como si fuera el detective Starsky o una científica forense de CSI? ¿Cómo puede ser que diga: “el que dice que fue asesinato que traiga pruebas”? ¿Para qué la mandaron a usted, entonces, señora? ¿Cómo puede decir que “los que dicen que contaminé la escena no vieron que primero se filmó y fotografió todo”? ¿Ese es el nivel? Descubrió decenas de llamadas extrañas entre agentes de inteligencia durante toda la jornada previa al asesinato. ¡Muy bien! ¿Y? Dele, siga. Pero no: “no hay suficientes pruebas de homicidio” y punto. Ahí se quedó lo más tranquila la buena funcionaria. O alguien la “tranquilizó”. Sobre todo, funcionarios o jueces, ¿no deberían actuar en el tribunal, en base a las evidencias recogidas por detectives y forenses? Si jueces o fiscales son los que investigan, ¿a qué se dedica la policía? Un juez o un fiscal que investiga, ¿no se transforma en parte, en lugar de estar por encima, en lugar de ser neutral a la hora de juzgar? Y ser parte, en la Argentina, además de viciar el juicio, ¿no lo hace sujeto a presiones y sobornos? Galeano fue posible porque era “juez investigador”, un invento absurdo. ¿Quién diseñó el aparato de justicia penal en la Argentina? Me dirán, como siempre: no entendés. Es cierto, es tan absurdo que es incomprensible. Además, como lo dijo un entrevistado de la CIA: “Nos encontramos con un aproach según el cual primero hay una hipótesis y después se buscan evidencias que las sostengan, en lugar de ver qué evidencias hay, y luego trazar hipótesis”. Ah, pero lo dice alguien de la CIA, entonces no sirve. Sepan disculpar. Y la última: la Argentina se ha convertido, a fuerza de grieta, en el país donde la justicia no existe, donde las evidencias nunca son tales, porque depende de quién las encargue, de quién las presente y de quién las reciba, las escuche y las vea. Es un país donde después de que investigan jueces, fiscales, la SIDE, hay que traer también a la Gendarmería, porque la Argentina es un Estado enfermo. Es un país donde Maldonado fue “desaparecido y asesinado” porque lo dicen algunos, aunque se pruebe en quince peritajes que murió ahogado, en lugar de llorar su muerte cuando protestaba por una causa justa (flaco favor se le hace así a la causa justa); y donde un fiscal que estaba por presentar la acusación de su vida y aparece muerto unas horas antes, en realidad “se suicidó”. Muy parejo ese sentido común. Todo eso, en lugar de reclamar la verdad y hacerse cargo de ella, como gente adulta. Incluso los K, que dicen “nos tiraron un muerto” (sin siquiera advertir que eso contradice la infantilidad del “suicidio”), debían haber sido los primeros, precisamente por eso, en impulsar, ordenar, ¡imponer! la resolución del caso a la semana de ocurrido. En fin, suerte con eso. El documental de Netflix es la ilustración de un país en el que no hay justicia, en el que la verdad siempre es relativa, en el que nadie confía ya en nadie, un país irreconciliable, un país desquiciado. Un país que da miedo.