publicado hace 4 días

Celebración comunitaria de Rosh Hashaná en el “Seder malón”

En un maravilloso encuentro y con una impresionante asistencia se celebró en el Mercaz la segunda noche de Rosh Hashaná, en una novedosa actividad que se llamó “Seder malón” y que consistió en comer y compartir juntos una seudá de este jag. Se bailó Hora y cantamos junto al Jazán del Círculo Israelita de Santiago, Ariel Foigel, hermosas canciones en hebreo e idish. Nos acompañaron los Rabinos Eduardo Waingortin, Gustavo Kelmeszes y Ari Sigal. Comimos un rico buffet, gracias a la comida que trajeron todos los asistentes que se quedaron después de la Segunda Tefilá Nocturna. Fue una maravillosa noche para el recuerdo en el comienzo de este nuevo 5.780. Gracias a cada uno de los que lo hizo posible.

publicado hace 18 días

El sabor de la Jala Agula, en la semana de Rosh Hashana

El trenzado de la Jala, una tradición milenaria que se actualiza cada Shabat, nos envolvio con dulzura y miel en la semana de Rosh Hashana: donde manitos de todos los tamaños hicieron jala Agula. El lunes en Talmud Tora, junto a 90 talmidim, que se preparan para su Bat Y Bar Mitzva,guiados por Iosefina Sigal y acompañados de mamas que pudieron con alegría participar; Hicimos Jala Agula, con miel nutella y todos los buenos deseos para este 5780, en ese marco también ideamos: Cartisei braja, guiados para la actividad por Ilana Solowiejczyk, Andrea Navon e Irene Cazes. Es tan contagiosa poner las manos en la masa, que el día miércoles familias junto a sus hijos, volvieron a hacer Jala, esta vez guiados por Eli Schapiro y acompañados también por el Rab Gustavo y las organizadoras del equipo de eventos. La sensación de Comunidad crecía igual que la masa al leudar. y para completar la semana, Hicimos Jala Agula en la Fundación Tañi, centro laboral para personas adultas con discapacidad vulnerables, esta vez junto a las voluntarias del Bazar Tañi & Contigo, y Jóvenes de Kivun, que se acercaron especialmente para vivir esta significativa experiencia, estaba vez guiada por Eli Rothfeld. Sin duda: este 5780 se inicia con el amor y el deseo de un año dulce y redondo, y por sobre todo, con la entrega de cada una de las personas que dio lo mejor de sí para que así sucediera. Shana Tova Jatima Tova

publicado hace 18 días

“Mishnateinu”, encuentro sobre los pilares del Movimiento Masortí

Con la presencia de Presidentes, Directores y Rabinos de las comunidades masortim de Chile, se realizó la reunión inaugural de la campaña “Mishnateinu”, a través de la cual el Movimiento Masortí busca analizar los principios básicos que lo sostienen, mediante procesos reflexivos que se realizan en las kehilot latinoamericanas. Se trató de una reunión histórica para el movimiento en Chile, ya que congregó a los Presidentes y Boards Directivos del Círculo Israelita de Santiago (CIS), que ofició de anfitrión; la Comunidad Nueva Bnei Israel (NBI); la Comunidad Israelita Sefaradí; la Comunidad Beit Emunah, y la Comunidad Or Hayam, de Viña del Mar, además de los rabanim de cada una de ellas. Esta iniciativa histórica nació de un encuentro entre los presidentes de la CIS y de la NBI, en el que acordaron comenzar jornadas de reflexión y discusión sobre los principios ideológicos del movimiento. Además, contó con la presencia y participación del Rector y CEO del Seminario Rabínico Latinoamericano, el Rabino Ariel Stofenmacher, quien presentó la conferencia “Halajá en el Movimiento Masortí” y luego guió la conversación entre los asistentes. Como comentó el rabino Stofenmacher, “me han pedido que venga porque el Movimiento Masortí ha lanzado una campaña ideológica, que se llama “Mishnateinu”, nuestra Mishná, que busca explicar los seis principios básicos e ideológicos del Movimiento Masortí, y en esta reunión se busca conversar sobre la posición del movimiento respecto a la Ley Judía, la Halajá”. Cabe destacar que este encuentro antecede al seminario que se realizará los días 24 y 25 de noviembre en Santiago de Chile, con el formato de capacitación y pensamiento estratégico, donde participarán dirigentes, profesionales, rabinos, pensadores y la comunidad en general, “con el objetivo de estudiar uno o más tópicos, que siempre tienen que ver con pensar el después, dónde estamos, cuáles son las tendencias, hacia dónde van las cosas y cómo debiéramos operar”, como señala el Rector del Seminario Rabínico. Esta será la tercera versión de este encuentro, habiéndose realizado las dos anteriores en Buenos Aires en los años 2017 y 2018.

publicado 26 Septiembre 2019

Voces religiosas y políticas urgen “apurar” la Ley contra la Incitación al Odio

Con un amplio y directo llamado a las autoridades políticas y parlamentarios a encarar la tramitación de la Ley Contra la Incitación a la Violencia, y un marcado espíritu republicano y de amor por Chile, se desarrolló la Tefilá por Chile, que se realizó en la Sinagoga del Mercaz Kehilatí del Círculo Israelita de Santiago. Con la presencia del Ministro de Interior, Andrés Chadwick; del Ministro Secretario General de Gobierno, Gonzalo Blumel, y la Ministra Secretaria General de la Presidencia, Cecilia Pérez, la Oración por Chile contó también con una amplia y diversa representación de senadores, como el Senador Manuel José Osssandón (RN) y Carmen Gloria Aravena (Evópoli), y los diputados Gonzalo Fuenzalizaa (RN), Carmen Hertz (PC), Tomás Hirsch (Frente Amplio) y Gabriel Silber (DC), junto al Presidente de la Cámara Baja, el Diputado Iván Flores (DC), así como de representantes de diversos credos presentes en el país, como el Nuncio Ivo Scalpolo, representantes de las Fuerzas Armadas, diplomáticos, dirigentes comunitarios y miembros de los movimientos juveniles sionistas del Ishuv. Como destacó Gerardo Gorodischer, Presidente de la Comunidad Judía de Chile (CJCh), en su discurso, “como comunidad, junto a parlamentarios, autoridades y líderes de opinión de nuestro país, desde hace años hemos sido la luz de alerta de la imperiosa necesidad de contar con una Ley que condene la incitación al odio y la violencia. Sabemos que este Gobierno ha puesto especial hincapié en su aprobación, pero aún no ha visto la luz en nuestro Parlamento”, agregando que “una legislación así nos dignifica y honra como chilenos, y sería una herramienta poderosa para resolver grandes temas país, como la resistencia a la migración, el antisemitismo, la violencia y el odio”. Por su parte, el Ministro Gonzalo Blumel también hizo referencia a estancamiento de la tramitación de la Ley Contra la Incitación al Odio, al mismo tiempo que se refirió a la reformulación de la Ley de Culto -proceso al que ya hizo su aporte la CJCh- y la actualización de la Ley Antidiscriminación o “Ley Zamudio”. “Queremos un país de paz, queremos un país donde podamos todos convivir”, destacó. La Tefilá por Chile fue oficiada por el Rabino del CIS, Gustavo Kelmeszes, y por el jazán de nuestra comunidad, Ariel Foigel. Contó con Kavanot (invocaciones) a cargo de los rabinos de distintas kehilot de Chile, y el acompañamiento musical de la cantante Leslie Wurmann. Para Miguel Infeld, Presidente del CIS, esta Tefilá, “como todos los años, fue muy emotiva, y refleja el compromiso que tiene toda la comunidad judía con Chile. Y para el Círculo Israelita siempre es especial, tuvimos la suerte de inaugurar el Mercaz con la presencia del Presidente Sebastián Piñera y la primera Tefilá por Chile que se realizó fue acá”. Por su parte, la Vicepresidenta de la CJCh, Jackie Rosenberg, señaló: “Me pareció que estuvo muy solemne, pero al mismo tiempo no tan rígido, sino más distendido. El discurso del Ministro Blumel fue muy grato para nosotros, y estamos contentos con la cantidad de representantes políticos y religiosos que vinieron. Creo que es una demostración de la cercanía que tiene la comunidad judía con Chile y dan muchas ganas de seguir trabajando, con Chile, con la dirigencia y con ese respeto mutuo, esa sensación de respecto tanto de la comunidad con las autoridades de Chile como al revés”. En tanto, Gerardo Gorodischer comentó que “es una pena que no haya venido el Presidente, pero tuvimos un buen nivel de autoridades que no lo reemplazan pero demuestran la preocupación del Gobierno por la comunidad, y además estamos en uno de los mejores pasajes de la vida de la relación bilateral entre Chile e Israel. Esto no lo marca ni lo mancha, pero hay que tener cuidado, porque la situación con la comunidad palestina es complicada y el Gobierno no tiene muchos márgenes donde moverse, y siente que tiene que estar haciendo permanentemente el equilibrio o el balance, y el balance es frágil y es malo. Entonces hay un tema complejo respecto del manejo”. Impresiones sobre la Tefilá por Chile año 2019 Cecilia Pérez, Ministra Secretaria General de la Presidencia “Cada vez estar en esta sinagoga, estar con ustedes, me ha tocado con otras tefilot, me ha tocado con Javer Olam, me emociona profundamente. Esta Tefilá en particular, el sentido de unidad, las palabras de cada uno de los rabinos, la última intervención del rabino Daniel Zang donde pide que se unan los esfuerzos de la religión con la política, creo que es un llamado no sólo de unidad sino a poder respetarnos, a avanzar desde el respeto hacia un Chile común, un Chile de todos”. Sobre la reformulación Ley Antidiscriminación, señaló que “para mí es un desafío maravilloso, en el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera me tocó liderar la primera Ley Antidiscriminación en el país, han pasado poco más de seis años y creemos que tiene que tener perfeccionamiento, estamos trabajando, lo vamos a hacer en una mesa intersectorial y por supuesto que va a estar invitada la comunidad judía”. Diputado Gonzalo Fuenzalida, Presidente del Comité Interparlamentario Chileno-Israelí “Me pareció muy coloquial y poco formal, en el sentido positivo porque fue algo más íntimo, en el sentido de que uno se siente muy cómodo, y se dio una oración importante para Chile y para la gente que está en cargos de Gobierno y en cargos de representación, porque finalmente uno siempre necesita una oración y una buena intención para hacer “la pega”. Marina Rosenberg, Embajadora de Israel en Chile “Para mí fue muy emocionante como primera vez, primero viendo todas las autoridades que vinieron, que fue impresionante, no sólo el Ministro Chadwick, sino otros ministros y religiones. Me encantó el discurso del Presidente de la Comunidad Judía (Gerardo Gorodischer), dijo las cosas bien directamente, como hay que decirlas, estuvimos trabajando juntos en el tema del discurso de odio con motivo del antisemitismo, y me gustó mucho que lo haya dicho en esta ocasión en frente a las autoridades”. Sobre la reformulación de la Ley Antidiscriminación, comentó que “hace dos semanas tuvimos un seminario sobre discursos de odio y trajimos al rabino Abraham Cooper, del Centro Wiesenthal, fuimos a varias a reuniones con diferentes autoridades en diferentes ministerios y tocamos el tema, en especial la necesidad de tener una legislación bien clara, y fuera de eso tomar otros pasos, no sólo legislativos, sino también sociales y políticos, para parar este discurso que hay, no solamente en redes sociales, sino también en la prensa y también en el parlamento”. Diputado Gabriel Silber “Cada vez más se ha inscrito en el calendario oficial de Fiestas Patrias la Tefilá por Chile, que pone a la comunidad judía de manera presente también en el quehacer nacional, para nosotros es muy importante que nos acompañen autoridades en nuestro servicio, pero también que escuchen activamente cuál es al voz de la comunidad en Chile respecto de la contingencia nacional, temas como la discriminación y la incitación al odio, leyes que en nuestro juicio están pendientes, y que efectivamente seamos escuchados. Somos judíos, pero somos chilenos pero en consecuencia es muy importante seguir relevando el tema de la Tefilá, qué como te digo es parte oficial del calendario”. Diputado Tomás Hirsch “Me gustó mucho la Tefilá, la encontré sobretodo muy sentida, y eso para mí es muy importante, que este tipo de ceremonias se salgan de lo típicamente formal. Creo que había un sentimiento verdadero y profundo, que de algún modo nos vinculó también a todos, y eso para mí tiene mucho significado”. Respecto del trabajo parlamentario pendiente que se mencionó en la Tefilá, dijo que “nos pasaron la pelota a nosotros y la verdad que no estábamos ahí para entrar en un debate, pero es el Gobierno el que tiene en este momento la pelota, nosotros estamos totalmente en disposición de avanzar y justamente Carmen Hertz y yo hemos promovido varias indicaciones para avanzar en la Ley contra la Incitación al Odio, y aproveché de conversar con el Ministro Blumel unos minutos al final, con quien me encuentro permanentemente en el Congreso, y quedamos de reunirnos en la semana de vuelta de la Semana Distrital, para ver cómo podemos destrabarlo y avanzar justamente en este tema”.

publicado 26 Septiembre 2019

Hermosa y conmovedora experiencia en Europa

Conocer cómo eran las comunidades judías de Polonia arrasadas en la Shoá, pero desde su riqueza cultural, diversidad religiosa y vivencias personales más que desde el relato de exterminio, es el objetivo que el viaje “Travesía”, que organiza el Círculo Israelita de Santiago (CIS) y que se realizó por segunda ocasión entre lo días 9 y 15 de septiembre de este año, siendo la primera versión la realizada el año pasado. Una delegación de 21 personas, que incluyeron a la educadora Jessica Landes, guía y coordinadora del programa; Viviana Kremer, Directora del Voluntariado del CIS, y el rabino Ari Sigal, recorrieron Varsovia, Cracivia, Liblin y el Shtetl Titkin. El punto de partida fue el cementerio judío de Varsovia, porque -como explicó Jessica a la delegación- una de las traducciones de la palabra cementerio al hebreo es “Beit jaim” (Casa de vida) y eso tiene que ver con la vida de las personas que formaron parte de la comunidad judía polaca. “Este es un proyecto que nace del voluntariado, pero que toma el Círculo Israelita como parte suya, justamente porque para construir comunidad tenemos que saber de dónde venimos. Y hemos hecho todo un recorrido a lo largo de tres años, hicimos “Travesía” el año pasado y “Travesía” y “Sinergia” este año”, explica Vivi, agregando que “Travesía en particular se vincula con identidad y memoria, porque hay una marca que nos atraviesa a todos que tiene que ver con la tragedia de la Shoá, pero fundamentalmente con lo que perdimos en la Shoá. No podemos saber lo que implicó si no sabemos qué había antes, y el recorrido que se hace en esta experiencia es por la vida judía previa en Polonia”. Por su parte, el rabino Ari Sigal comentó que “Travesía es la invitación a recorrer uno de los episodios más tristes de la historia judía. Pero al mismo tiempo, la oportunidad de recuperar el valor de la vida, lo propio y la identidad. Primo Levi sostenía que los humanos buscamos la felicidad perfecta y tarde o temprano nos damos cuenta que es irrealizable. Son pocos los que se detienen a pensar su antítesis. Travesía se enmarca en ambos ejes, y potencia desde la resiliencia el ser judío”. “Creemos que nuestras vidas no se cruzan, que nuestros sueños y deseos son meramente individuales. Confiamos en nuestra experiencia personal para encontrar sabiduría. Pero presenciamos colectivamente un evento inesperado. Lejos de silenciarlo u olvidarlo, el mensaje sigue vigente. Nuestra condición humana sigue ligada a lo extremo del odio, apatía, desprecio, discriminación y antisemitismo. Ese aprendizaje es heroísmo, el mensaje es esperanza y la vivencia conduce a la ejecución”, sostiene Sigal. El viaje “Travesía” considera un curso de preparación que dura seis meses, pero no necesariamente todos quienes asisten a este programa participan luego del viaje. En este curso se estudia el contexto histórico, cómo surge el nazismo y las características particulares de Polonia en ese contexto. Adicionalmente, se realizan diversas actividades grupales entre quienes conforman la delegación, para propiciar que se conozcan antes de emprender el viaje. Estas son las impresiones de dos de los participantes de la versión 2019 del viaje “Travesía”, ya habiendo terminado el programa: Marcelo Carvallo (viajó con Mijal Fliman, su esposa): “Es una experiencia extraordinaria, en todo orden de cosas. El trabajo que hace Jessy es una preparación, no sólo en la parte que uno conoce, que es la historia de los judíos en Europa, sino en el sentido que tiene todo esto, como Pueblo, como proyección, como futuro. Es realmente maravilloso, muy potente. Eduardo Weinstein y Debby Miranda nos contaron de su experiencia el año pasado, y bueno, hay que vivirla, porque todo lo que te diga queda corto El saber que ahí había una vida plena, diversa y compleja, en el sentido que coexistían todas las formas de judaísmo que uno conoce, desde las más laicas a las más ortodoxas, y otras intelectuales, y que todo eso estaba ahí y que se terminó de un día para otro, y de la forma que terminó, eso es impactante”. Dalia Rezepka: “Lo que más me motivó fue conocer la vida de los judíos antes de la Shoá, y no sólo saber de lo que siempre nos enseñan sobre la muerte, sobre la tragedia y sobre el nazismo haciendo crímenes y asesinatos, aniquilando, matando, sino que más saber de nuestro pueblo, de nuestra gente y de lo que realmente perdimos. Fue una experiencia maravillosa, extraordinaria, siento que contar con Jessica Landes como guía es un privilegio, porque en cada lugar, en cada espacio y momento ella nos recordaba la vida de una persona ahí, no su muerte, sino su vida. Y el traer al presente la vida de cada judío y de muchos judíos que vivieron esa época tan dramática, nos enseña todo lo que dejamos de recibir de toda esta gente, sus valores, sus creencias, lo que hacían, sus profesiones, y aprendimos de cada lugar qué ser humano vivía ahí, independiente de cómo fue asesinado”.

publicado 26 Septiembre 2019

Cómo hacer Aliá en pocos y simples pasos

Raquel Leizerovith es, desde hace un año aproximadamente, la encargada de la Oficina de la Sojnut, Agencia Judía, en Chile. Desde esa posición, su principal objetivo es asesorar a quienes están interesados en hacer Aliá con los trámites necesarios para concretar su sueño, gestión que se divide en dos etapas: una online y una presencial. Como explica, el primer paso para concretar la Aliá es virtual y se realiza a través del Global Center de la Sojnut, que tiene un número telefónico asignado a cada país. En el caso de Chile, es el +12300207904. Contactando ese número, se debe solicitar la apertura de una carpeta de Aliá y serán requeridos, entonces algunos documentos: Pasaporte válido, con vigencia de al menos un año de la fecha de la Aliá; Certificado de Nacimiento apostillado, es decir, legalizado, y certificado de judaísmo, esto es que haya un rabino que reconozca que la persona interesada es parte de la comunidad judía. Estos documentos se envían vía Internet, y una vez validados en Israel, le son remitidos a Raquel, quien entonces conduce la segunda etapa del proceso, que considera la entrevista con el futuro Olé Jadash, y la gestión de la visa con el consulado y de los tickets aéreos. La encargada de la Sojnut comenta que mucha gente la contacta primero a ella, “porque hay personas que pueden no saber cómo empezar con el trámite de la Aliá, en esos casos yo los ayudo y empezamos juntos, llamamos desde acá al Global Center en Israel, y tenemos reuniones antes de empezar la carpeta para aclarar dudas antes de todo”. ¿Cuánto se demora todo el proceso? Entre tres y cuatro meses, “pero puede ser más o menos dependiendo del caso”, comenta Raquel Leizerovith. Para este año ya hay confirmadas 45 personas que han hecho o van a hacer Aliá. “Aumentó un poco, y también aumentó la cantidad de personas que consultan, que vienen a averiguar a la oficina”, comenta la encargada de Sojnut en Chile. Y si bien no hay un perfil de los olim chilenos, se ve que hay ciertos grupos que se repiten, como “jóvenes que quieren comenzar a trabajar en Israel o hacer un segundo título, hay familias con hijos chicos, parejas sin hijos y separados, hay de todo”.

publicado 26 Septiembre 2019

Mes de Tikún Olam en Bet-El

Tikún Olam es una de las cuatro columnas del movimiento, y durante este mes pudimos -a través de juegos y actividades- transmitirle a toda la familia Beteliana la importancia que tiene. Desde hace ya varios años que en Bet-El llevamos a cabo en esta época el “Mes de Tikún Olam”. Estas últimas cuatro semanas las enfocamos en generar conciencia en los janijim y madrijim sobre el Medio Ambiente, el cambio climatico, hacer tzedaká y la importancia que tiene para nosotros, como juventud judía de Chile, hacer Tikún Olam. Se tocó también el tema de la migración, elemento fundamental e histórico para la comunidad judía. Durante el mes llevamos a cabo, además, una colecta de útiles de aseo personal e higiene y de comida, trabajando en conjunto con Reshet y CADENA, dos instituciones comunitarias que se dedican plenamente a buscar mejorar el mundo. En otra actividad, el sábado 7 de septiembre los janijim y janijot de primer y segundo año de escuela tuvieron el privilegio de ir al Colegio Monte Olivo, en Puente Alto, a hacer actividades con los niños y niñas de ahí, en conjunto con la Fundación Trabún. En esta oportunidad, los javerim pudieron compartir una instancia de aprendizaje, donde hicieron varios juegos vinculados con tema de Tikún Olam, y luego pudieron cerrar la jornada con una pequeña reflexión sobre lo mismo. Tanto los niños y niñas del colegio, como los janijim y janijot de Bet-El pudieron pasar una entretenida mañana aprendiendo los unos de los otros. En Bet-El creemos que cada aporte es importantísimo, que cada granito de arena que pongamos puede contribuir a cambiar y mejorar el mundo. Como dijo una vez el escritor Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”, y por esto mismo que -semana a semana- buscamos, mediante pequeñas acciones, mejorar el mundo “Para mí, estas semanas han sido muy importantes ya que siempre he tenido cierta cercanía con el trabajo social, y tuve la oportunidad de transmitirle esto a mis janijim. Al ser madrija de Gan Alef (4 y 5 años) quise mostrarles el trasfondo de lo que significa este mes, enseñándoles que con cada acto, por más mínimo que sea, generan un cambio. Es por eso, que estos sábados nos hemos dedicado como kvutzá a hacer pequeñas acciones y aportar con nuestro granito de arena para crear un mundo mejor. Que ellos aprendan esto me parece fundamental y me llena de alegría saber que son las futuras generaciones, ya que de ellos dependerá el mundo en unos años. Siendo sólo niños, están conscientes de lo que pasa alrededor con el Medio Ambiente y están llenos de valores que me enriquecen cada vez más a mi como madrija”. Javiera Santolaya.

Conociendo y compartiendo la realidad de las personas en situación de calle

Desde el año pasado, los jóvenes voluntarios de CADENA se han sumado a la labor que realiza el Hogar de Cristo en los recorridos nocturnos en los que visita y acompaña a personas en situación de calle en la Región Metropolitana. Primero se integraron a recorridos ya programados y luego comenzaron a realizar sus propios recorridos, acompañados y guiados por miembros de la organización de beneficencia fundada por el Padre Alberto Hurtado. Como comenta Benjamín Caro, voluntario de CADENA, son “cuatro horas en las que se busca personas en situación de calle para darles algo de comer y cosas que necesiten, pero lo más importante es darles compañía. Esta es gente que, generalmente, es marginada de la sociedad y sólo comparte con otras personas en situación de calle, por eso lo que más agradecen de los recorridos es que uno converse con ellos y comparta un café; están acostumbrados a que la gente ni si quiera cruce miradas con ellos cuando pasa por su lado”. Son unos 15 a 25 voluntarios de CADENA que participan en la ruta que se realiza cada 15 días. Van cargados de comida, sándwiches, té y café. “Además de llevarles comida, llevamos también ropa, como frazadas en la época de invierno. Pero la verdad la comida y la ropa son como un detalle, lo que hacemos es bajarnos a conversar con ellos. Nos cuentan sus historias y nosotros les preguntamos cómo han estado, si necesitan algo”, agrega Déborah Gómez, también voluntaria de CADENA y encargada de los recorridos nocturnos con el Hogar de Cristo. La conversación y contacto directo con las personas a las que visitan en los recorridos les ha permitido a estos jóvenes, como indica Benjamín, identificar a adultos mayores y personas con VIH en situación de calle, que necesitan mayor ayuda. “Uno sale con tantas historias, con lo que te hablan, con las cosas que cuentan, que al final te sientes feliz, ellos arman y viven su vida ahí, tienen sus “rucos”, que son las pequeñas casas que se hacen, tienen sus cosas y las cuidan. Uno se imagina que participar de esto es algo muy terrible, que va a salir casi llorando o con frustración, pero no es así. Obviamente la gente está en una situación horrible y pasa frío. Y a pesar de que uno tiene una opinión muy formada de cómo es la gente en la calle, se encuentra con una realidad distinta de lo que pensaba. Es una experiencia que te deja una sensación muy buena, porque permite saber que al menos son ayudados por el Hogar de Cristo y otras fundaciones que hemos visto cuando salimos”, explica Déborah. ¿Por qué es actividad relevante para CADENA, que es una organización que se fundó para asistir en caso de desastres naturales? La respuesta la da Benjamín, quien indica que “CADENA se fundó para reaccionar en situaciones de emergencia y desastres naturales, es una organización que busca ayudar a la sociedad ante crisis, más allá de la comunidad judía. Si bien estas actividades no son situación de emergencia, si son de gran importancia y nos ayudan a generar lazos con ONG’s amigas, con las que -ante una situación de emergencia- trabajaremos mano a mano. Además, esto genera una red de voluntarios activos: durante este año hemos sido más de 70 voluntarios en las salidas, los cuales ahora forman parte de la red de CADENA y están dispuestos a ayudar en lo que se necesite”.

El nuevo formato para escuchar historias

Un podcast es una pieza de audio que se emite con una periodicidad definida y continuidad, que se puede descargar en Internet o bien se puede escuchar en línea, desde un teléfono inteligente o dispositivo. El origen del nombre de este formato viene del iPod, el dispositivo de Apple para reproducir música, y el término “broadcast”, que en inglés significa transmitir. En los últimos años, los podcasts se han popularizado, hay diversas aplicaciones disponibles para teléfonos y web tanto para escucharlos como para construirlos, y la gran mayoría de los medios de comunicación (en Chile, por ejemplo, El Mercurio, La Tercera y Canal 13) generan contenido en esta modalidad. Si aún no conocen este formato, les recomendamos acá tres podcasters que les podrían interesar. Karen Codner, desde el celular https://www.karencodner.com/blog/category/Podcast La escritora Karen Codner, autora de “Respirar bajo el agua” (2016) y creadora de la Fundación Memoria Viva, lanzó recientemente un complemento a su Blog (https://www.karencodner.com/) en formato podcast, titulado “Celular: un llamado a la creatividad”. Con dos capítulos ya online, Codner extiende su pasión por las letras a un formato de conversación, dialogando con la escritora chilena Andrea Jeftanovic y reseñando dos libros de la italiana Natalia Ginzburg. Nicole Senerman, la voz experimentada https://lavidadelosotros.subela.cl/ La experiencia en las artes y el mundo audiovisual de Nicole Senerman es tan amplia como su creación en formato radial y, desde hace unos 10 años, como podcasts. Directora de fotografía, profesora universitaria, creadora de contenido multimedia, asistente de la compañía de Teatro Ictus y conductora radial, Nicole empezó en el formato de voz para Internet con un programa web que llamó “Repostera del crimen” (que lamentablemente se encontraba en la plataforma Podcaster.cl, cerrada en el 2013). Actualmente, en la radio online subela.cl, tiene el radio show “La vida de los otros” (en el link), mientras desarrolla un proyecto para llevar a formato podcast la obra de dramaturgos chilenos contemporáneos, como Pablo Paredes, Emilia Noguera y Manuela Infante. Maccabeo escucha https://open.spotify.com/show/4dJZsnCRxAT64ui4xB8yCk Nacido como un proyecto de hasbará, “Maccabeo escucha” fue una iniciativa que se desarrolló durante el año 2018, liderada por Ariel Kauderer y llevada a cabo por madrijim de Maccabi Hatzair Chile, contó con 15 capítulos. Disponibles en Spotify, las entregas radiales online abordaron temáticas como actualidad israelí y mundial, actualidad nacional, ciencia y tecnología israelí e historias, todos muy contingentes de escuchar. De acuerdo a cifras de los propios realizadores, estos podcasts han sido escuchados por más de 10.000 personas.

Escritora polaca que criticó el antisemitismoen su país ganó el Premio Nobel 2018

Olga Tokarczuk, escritora de «Los libros de Jacob» aclamados por la Academia Sueca como una «obra maestra», ganó el premio nobel de literatura de 2018. La novelista polaca Olga Tokarczuk y el escritor austriaco Peter Handke ganaron los premios Nobel de literatura 2018 y 2019. Tokarczuk es la 15va mujer en ganar el premio Nobel de literatura en más de 100 años. De los 11 premios Nobel otorgados en lo que va de la semana, todos los otros galardonados fueron hombres. Tokarczuk, de 57 años, es una de las autoras más conocidas de Polonia. Los conservadores polacos la criticaron y recibió amenazas de muerte por criticar aspectos del pasado del país, incluidos sus episodios de antisemitismo. Ella critica duramente al gobierno de derecha de Polonia. Su novela «Vuelos» ganó el Premio Internacional Booker en 2018 con historias de viajes modernos. «Los libros de Jacob», que la Academia sueca aclamó como «obra maestra», abarca siete países, tres religiones y cinco idiomas, y traza la historia poco conocida del franquismo, una secta mesiánica judía que surgió en Polonia en el siglo XVIII. Lanzado en 2014, sus páginas están numeradas al revés al estilo de los libros hebreos. Se convirtió en un éxito de ventas galardonado y en el blanco de duras críticas de los círculos nacionalistas en Polonia. El ministro de Cultura de Polonia, Piotr Glinski, tuiteó sus felicitaciones y dijo que se sentía obligado a leer sus libros.

¿Por qué Netanyahu no devuelve el mandato?

Una semana después del día de las elecciones, como parte de la ronda de consultas del presidente Rivlin entre los diferentes partidos, y le manifestó lo obvio: "Benjamín Netanyahu es nuestro candidato para el próximo gobierno". Tras una conversación de aproximadamente 40 minutos, Rivlin preguntó: "¿Si su candidato falla en su intento de formar gobierno devolverá el mandato?". Yariv Levin, uno de los líderes del equipo de negociación del Likud, sin dudas ni dilaciones respondió afirmativamente. Desde entonces en el entorno de Netanyahu insistieron en que no tenían intención de desperdiciar tiempo en caso de encontrarse en un callejón sin salida, y que si eso ocurría demorarían entre dos y tres días en devolver el mandato a Rivlin. Pero los días se convirtieron en semanas y el actual primer ministro, aunque está claro que por el momento no hay gobierno posible, sigue sin devolver el mandato. Supuestamente, antes de perder la iniciativa en el juego político, fueron tres los factores que retrasaron la devolución del mandato. Antes Netanyahu se aseguró el fortalecimiento y la fidelidad del bloque que conformó con la derecha y sectores ortodoxos, neutralizó la posibilidad de que alguien de su propio partido se posicione para reemplazarlo, y esperó una propuesta de Avigdor Liberman que ya fue difundida durante la última semana. Los tres frentes ya fueron resueltos y por eso Netanyahu ya no puede evitar el llamado al presidente para notificarle que no pudo formar una coalición de gobierno. Pero el primer ministro sigue dilatando la situación. Algunos afirman que la devolución del mandato le haría perder el control político del armado del próximo gobierno. Otros aseguran que esta es una manera de preparar el terreno para una tercera vuelta electoral en febrero de 2020. Según funcionarios políticos el panorama político es complejo no solamente por la imposibilidad de formar un gobierno, sino que tanto Netanyahu como Benny Gantz (Kajol Labán) se enfrentan a intereses ocultos dentro de sus propios partidos que obstaculizan la tarea. "La gran dificultad siempre está adentro y no afuera", asegura un alto funcionario. En ese sentido, la interna en un Likud debilitado está relacionada a la posibilidad de que muchos de sus miembros se queden sin cargos políticos importantes. En la vereda de Kajol Labán, la mira está puesta en Iair Lapid, quien es señalado desde el Likud por entorpecer los esfuerzos de un gobierno de unidad y con el cargo de primer ministro rotativo entre Gantz y Netanyahu, lo que afianzaría a su compañero de fórmula como líder del bloque de centroizquierda y dejaría a Lapid en un segundo plano. El cronograma electoral todavía tiene dos meses y medio de margen para salvar a los ciudadanos israelíes de una nueva convocatoria a elecciones. Aunque no haya una salida a la vista, algunos involucrados aseguran que en el último minuto puede ocurrir un milagro. Pero incluso si esto es cierto y se forma un gobierno, el futuro de esa coalición tampoco asoma brillante.

Hay relación entre los extremistas de Europa y Estados Unidos

La Liga Anti-Difamación expresó su preocupación por una tendencia que parece conectar a extremistas de extrema derecha en todo el mundo. ADL se expresó así un día después de que una sinagoga en la ciudad alemana de Halle fuera atacada por un hombre armado inspirado en ideologías supremacistas y antisemitas. “Si bien todavía estamos aprendiendo sobre los motivos del tirador en Halle, el ataque debe entenderse dentro del contexto de la creciente internacionalización de la supremacía blanca y la radicalización en línea“, dijo el CEO de ADL, Jonathan A. Greenblatt. “Halle, Christchurch, Poway y Pittsburgh no ocurrieron en el vacío, y estos ataques comparten elementos importantes, no solo en la ideología que los inspiró, sino también en los métodos y el lenguaje de los perpetradores“, agregó. En un informe recientemente publicado dedicado a la internacionalización del movimiento supremacista blanco, la organización estadounidense anti-odio establecida hace más de un siglo destacó algunas de las características de esta tendencia. Entre ellos, el uso de plataformas de redes sociales, tanto convencionales como relativamente oscuras, para compartir contenido odioso y promover las acciones perpetradas, y el sentimiento de empoderamiento debido a la capacidad de influir en el clima político y llegar a “los blancos descontentos“. Según ADL, Alemania tiene una larga tradición de intercambio con extremistas de extrema derecha de Estados Unidos, y durante las últimas dos décadas, han asistido a los eventos mutuos. Además, las estrategias empleadas por primera vez por la “derecha alternativa” estadounidense, como el uso político de memes y trolling, han inspirado a los extremistas alemanes: por ejemplo, un grupo de activistas ha sido probado para promover el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania utilizando memes.

La puerta "milagrosa" que evitó una masacre en la sinagoga en Alemania

El ataque del pasado miércoles contra una sinagoga en la localidad de Halle en Alemania durante las oraciones de Yom Kipur, el día más sagrado para el judaísmo, podía haber terminado mucho peor. El terrorista neo-nazi intentó irrumpir en la sinagoga e incluso disparó varias veces contra la puerta de la misma para entrar, pero no lo logró. El jefe de la comunidad judía de Halle, Max Privorozki, dijo en una entrevista con una corresponsal del canal estatal israelí Kan que lo que había ocurrido fue realmente un milagro. "No había visto los resultados de estos tiros y ahora los veo.. Realmente le rezo a Dios que hizo esta puerta tan fuerte. No puedo creerlo. (El atacante) disparó con un arma muy poderosa y es realmente un milagro que esta puerta resistió esto". Privorozki agregó que "el terrorista, un neo-nazi alemán de 27 años, documentó todo el evento en vivo y lo circuló a través de Amazon en todo el mundo. En el impactante video, se puede ver cómo intenta entrar en la sinagoga y cuando no lo logra, dispara contra un peatón". Mientras el terrorista intentaba entrar, la sinagoga estaba repleta de judíos en la oración de Yom Kipur. Cuando escucharon los disparos, los presentes adentro de la sinagoga corrieron hacia el segundo piso en la cocina. Se escondieron ahí por varios minutos y después de que se calmaron las cosas bajaron y siguieron rezando. Al no lograr entrar a la sinagoga, el terrorista asesinó a dos personas que estaban en las inmediaciones.

Feriados intercambiables para las Altas Fiestas judías

En la víspera de Iom Kipur, el pasado martes 8 de octubre, el Diputado Gabriel Silber (DC) presentó una propuesta para que se incorporen feriados intercambiables para los ciudadanos chilenos judíos. Esto permitiría tener libres las fechas de Iom Kipur y Rosh Hashaná en cambio de días feriados correspondientes a festividades religiosas de otros credos, como la Asunción de la Virgen o San Pedro y San Pablo. Según se plantea en el proyecto, para poder acceder a esta opción, los interesados deberán presentar un escrito firmado por la autoridad religiosa de la sinagoga a la que asistan. Tras la presentación del proyecto, Silber señaló que “para el judaísmo, las festividades más sagradas e importantes son el año nuevo judío, Rosh Hashaná y el Día del Perdón, Iom Kipur, los que son conmemorados en fechas móviles aproximadamente a fines de septiembre y comienzos de octubre e implican distintos ritos, oración, ayuno y otras tradiciones”. “Dada la importancia de estas fechas para el judaísmo, en varios países del mundo, quienes profesan esa religión disponen de días feriados para poder realizar todas celebraciones que su fe les señala, pero en nuestro país ello no ocurre, a pesar de que la ley sobre Iglesias y Organizaciones Religiosas señala expresamente que el estado garantiza que las personas desarrollen libremente sus actividades religiosas”, agregó. Asimismo, el Diputado Gabriel Silber sostuvo que esta iniciativa permitiría adecuar y modernizar la legislación vigente, “para que las personas que profesan la religión judía puedan en forma libre y abierta conmemorar sus festividades, celebrar sus ritos y observar sus descansos religiosos, como lo ordena la Ley de Culto vigente”. Según consignaron medios de comunicación nacionales, desde la Comunidad Judía en Chile se respaldó la idea del parlamentario y se planteó que el Estado debe "garantizar el libre desarrollo de la religión estableciendo el derecho a celebrar las festividades". Esto, independiente de que -tal como lo informó La Palabra Israelita en su edición del 11 de octubre de 2019- una propuesta similar fue presentada, por parte de la misma CJCh, en el marco de la mesa interreligiosa de trabajo para la reforma a la Ley de Culto.

El arte en movimiento de Gaad Baytelman

La mezcla ashkenazí y sefaradí del escultor Gaad Baytelman (http://baytelman.com/) se evidencia en su carácter emprendedor, versátil y creativo. Algunas de sus obras honran su ascendencia, que impregna su trayectoria profesional y su quehacer artístico. Antes de abocarse por completo al arte, Gaad Baytelman era ya conocido en el mundo del cine y la publicidad como pionero fundacional de los efectos especiales. Sus asombrosas soluciones estéticas, físicas y mecánicas le trajeron fama entre cineastas de Chile y Latinoamérica, quienes lo buscaban ávidamente para resolver problemas complejos frente a las cámaras. Paulatinamente, comenzó a recibir invitaciones para desarrollar otro tipo de proyectos. En 1994 por ejemplo, fue convocado para crear algunos de los juegos interactivos del recién creado Museo MIM, a lo que pronto se sumaron encargos como director artístico de comerciales y colaboraciones con destacados pintores y escultores chilenos. En efecto, el espíritu colaborativo de Gaad Baytelman no es algo nuevo, pues ha realizado trabajos junto a prestigiosos creadores del ámbito de la plástica como Patricia Israel, Gustavo Poblete, Keka Ruiz-Tagle, Conchita Balmes, Lotty Rosenfeld y Matilde Huidobro. Su trayectoria le ha permitido además obtener dos importantes fondos del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el primero de ellos para la intervención urbana colaborativa “Gran Dominó del Puerto” que cerró el Festival Puerto de Ideas 2016 en Valparaíso, y el más reciente para la escultura monumental “Mecánica de Plumas y Viento” que se ubica en la explanada principal del Parque Cultural de Valparaíso. Con sus 10 metros de altura, la pieza cinética de acero inoxidable es una de sus intervenciones más impresionantes, y fue inaugurada como antesala de la XX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile en 2017. Única en su tipo con estas dimensiones en el país, los visitantes se fascinan con el el sutil movimiento de sus gigantescas piezas superiores, que parecen ballenas o dinosaurios meciéndose suavemente con el viento. Entre máquina y ser vivo, “Mecánica de Plumas y Viento” oscila por el solo juego de equilibrios de sus componentes. "Para lograr ese movimiento, de algún modo me inspiré en el permanente vaivén de las conversaciones que sostenían los sabios judíos", asegura Baytelman. Sin programación computacional ni motores, la escultura “evidencia el renovado atractivo de la física real, luego del predominio de la creatividad comandada por el joystick y el mouse. En efecto, artistas como Theo Janssen y Anthony Howe –creador del espectacular pebetero en las Olimpíadas de Río 2016- demuestran que la materialidad vuelve al mundo del arte en gloria y majestad”, señala el catálogo del artista. Su manejo del equilibrio y el movimiento ha consagrado a Baytelman como uno de los creadores chilenos de mayor proyección, con obras de hipnótica y singular belleza que han concitado el interés de galerías y festivales en Chile y el mundo. A "Mecánica de Plumas y Viento” se agregan ahora piezas pequeñas y medianas que tal como su escultura de gran formato, conjugan las matemáticas y el estudio del entorno. Han sido encargadas por instituciones y coleccionistas privados que aportan sus temáticas y gusto estético, pues a Baytelman le resulta particularmente inspirador el trabajo para personas o contextos específicos. “Me interesa enormemente sumar a mi producción de diseño cinético las sugerencias del futuro propietario de la escultura, quien se incorpora así al proceso creativo, convirtiéndose en coautor de la obra”.

“En Chile no hay una persecución contra los judíos y verlo desde ese prisma es una cosa bastante poco objetiva”

El salto del Diputado Gonzalo Fuenzalida a la vida pública fue a raíz de un incidente traumático. Un violento asalto contra su domicilio, en el año 2006, hizo que este abogado de la Pontificia Universidad Católica asumiera un rol de activista social por la seguridad, liderando en movimiento “Víctimas de la delincuencia”. De ahí a la política sólo tuvo que recorrer un corto tramo. Fichó por Renovación Nacional y en el año 2009 fue candidato a Diputado por el Distrito 54, de la Región de los Ríos, pero no resultó electo. Formó parte, luego, del Directorio de Correos de Chile y de la Subsecretaría de Prevención del Delito, dependiente del Ministerio del Interior. En el año 2013 volvió a ser candidato, siendo elegido Diputado para el mismo distrito por el que había competido cuatro años antes. Actualmente, se encuentra en su segundo período parlamentario y ha presidido -por dos años y hasta diciembre de este año- el Comité Interparlamentario Chileno-Israelí. Lo sucederá en el cargo la Diputada María José Hofmann (UDI). Fuenzalida dice que su trabajo parlamentario se centra en temas que podrían ser catalogados como “ciudadanos”, que afectan el día a día de las personas. Por ejemplo, los portonazos, que dieron pie a un Proyecto de Ley basado en varias iniciativas que él había presentado; la situación que afecta a los dueños de propiedades que tienen arrendatarios morosos, ya que no existen suficientes resguardos legales que les ayuden hacer cumplir sus derechos; la violencia en el pololeo, que no está tipificada en la ley que sanciona los femicidios, y el que llama “el abuso” de las Isapres para con sus afiliados. “La gente se siente abusada, por eso creo que hay que hacer una política menos de trinchera y más transversal, más preocupada de los temas que afectan a los ciudadanos”, afirma. Diputado, Ud. asumió como Presidente del Comité Interparlamentario Chileno-Israelí en marzo del año pasado. ¿Cómo ha sido el trabajo hasta ahora? -No ha sido fácil, pero -en términos generales- no ha estado malo tampoco, en el sentido de que el grupo se ha mantenido, hay muchos parlamentarios que participan, hubo una reciente gira del Presidente de la República a Israel en la que se llegó a una serie de acuerdos, se firmó -a fines de 2017- un acuerdo aduanero, y se creó además un grupo interparlamentario en el Senado, que preside el Senador Manuel José Ossandón (RN). Dentro de las malas noticias que ha habido, también ha habido estas buenas noticias, y -a pesar de los conflictos- el tema avanza. ¿Qué es lo que lo motivó a asumir este cargo? -Más que nada la amistad. No hay que olvidarse nunca, y ese es uno de los temas que a veces se olvida, que este es un grupo de amistad. La gran mayoría de los que estamos, salvo Gabriel Silber (DC), Tomás Hirsch (Frente Amplio) y -de manera indirecta- Carmen Hertz (PC), no tenemos ninguna ascendencia ni familia judía. No son los voceros de la comunidad ni de Israel en el Congreso. -No, yo creo que si se busca eso hay una equivocación. Porque esto está basado en la amistad, y uno fundamentalmente defiende a los amigos. Pero cuesta entender cuando alguien que está en el comité vota alguna iniciativa en contra de Israel, como ha pasado con el Diputado Tomás Hirsch. -Pero Tomás dijo sus razones en una comida que tuvimos hace un tiempo. ¿Le ha tocado enfrentar o tener algún intercambio con diputados que no estén en el comité? -No. Para nada. Yo creo que la clave, cuando hay un conflicto internacional, es no traerlo al país. Nosotros no tenemos por qué tener un conflicto internacional en Chile, las comunidades que tienen un origen distinto -por sangre- son totalmente legítimas, pero son todas chilenas. La comunidad judía de Chile es chilena, y este es el país donde vive, donde se desarrolla, donde paga sus impuestos, donde trabaja, el país donde ha nacido y ha vivido. Hace un tiempo atrás fui a una conversación con alumnos del Instituto Hebreo, y claro, allá surgieron voces que dijeron que tenían miedo de participar en política porque podían ser discriminados. Yo les dije, la verdad, que todo lo contrario. Esa es la posición más cómoda. Ustedes son chilenos y tienen que hacerse cargo de este país, y es maravilloso que lo hagan desde la visión judía, porque tienen un aporte importante que hacer, como lo ha hecho Gabriel Silber, como lo hizo Daniel Farcas, como lo está haciendo Tomás Hirsch. Y desde distintas posiciones, da lo mismo el partido, yo no vengo a vender un partido, yo vengo a decirles es que no sean flojos ni cómodos. Que porque son judíos, porque los pueden mirar mal o porque los pueden discriminar, entonces mejor no se involucran y se dedican a sus vidas privadas. Sí, está bien, esa es una opción. Pero también hay que hacerse cargo de un país que tiene necesidades, que tiene faltas de igualdad, que tiene faltas de libertad, que tiene injusticias, y bueno, ustedes son privilegiados porque son parte de una élite. Hay un diagnóstico que se repite cada vez que uno conversa con políticos nacionales, y que es que los judíos chilenos hemos abandonado el espacio público. -Claro, o sea, es una opción libre, nadie está obligado a participar, y ha habido personas judías que han participado en lo público, algunas recientes como Rodrigo Hinzpeter, Karen Poniachik y Eduardo Bitrán. Pero creo que hay mucho miedo y ese miedo lo único que hace es paralizarte. En Chile no hay una persecución contra los judíos y verlo desde ese prisma es una cosa bastante poco objetiva. El otro día conversaba respecto del intento de atentado contra Rodrigo Hinzpeter, que fue algo muy grave, porque iba con nombre y apellido. Pero no iba dirigido a Rodrigo por ser judío, era en su calidad de ex ministro, y es que en Chile los parlamentarios y los empresarios no andamos con guardaespaldas ni auto blindado. Este es un país -todavía y espero que siga así- en que no vivimos bajo amenaza los que tenemos algún grado de poder o de riqueza. Entonces, por lo mismo, tener miedo por ser de una determinada raza u origen lo encuentro totalmente ridículo. Una cosa es la discriminación, que acá en Chile creo que hay cada vez menos, porque hemos avanzado justamente en que haya igualdad ante la ley y libertades de todo tipo. Puede ser que hace 20 años atrás no haya sido así, pero hoy día ese es el camino para donde va el país; este país va, justamente, encaminado a ser un país sin discriminación. Un país inclusivo. Totalmente. ¿Incluso con los inmigrantes? -Es que el tema migratorio no tiene nada que ver con eso, tiene que ver con que como país decimos “Bienvenida la migración”, pero legal, cumpliendo las normas que nosotros mismos hemos construido para ser justos con el inmigrante que es legal, que entró a Chile, que se regularizó y que paga sus impuestos, y con el nacional, con el chileno. Entonces es muy injusto que ese inmigrante, que cumple con todas las reglas, sea perjudicado por el inmigrante que no está legal. El problema con la inmigración ilegal es que tiene que ser legal, y para eso tiene que cumplir con ciertos requisitos que el país ha definido, porque si no lo único que generamos con una frontera abierta es un rechazo hacia el inmigrante. Pero, insisto, este no es el caso de los judíos. Puede haberlo sido hace 50 años, como también lo fue con los inmigrantes árabes, pero eso lo tenemos superado hace mucho rato. ¿Cree que la migración desregulada provocó un sentimiento de rechazo de parte de los ciudadanos chileno hacia los inmigrantes? -Sí, obviamente, y ese fue el Gobierno pasado, ellos fueron los responsables, porque se hizo la vista gorda sobre muchas cosas. El Gobierno actual, del Presidente Piñera, lo que ha hecho es ordenar. Y lo ha hecho bien, porque se modernizó la ley, que está en el Senado; se cancelaron una serie de empresas que traían haitianos de manera ilegal; se establecieron filtros y normas en la PDI, porque la verdad es que tampoco se hacía un control; se establecieron ciertas reglas, como que se haga el cambio del estatus el inmigrante fuera del país y no dentro; se establecieron visas para algunos países. Ahora, en Chile hay 1.300.000 extranjeros, en Santiago el 10% de la población es extranjera. Y yo no tengo problema con eso en la medida que eso sea legal. Eso es lo que le hace bien a un país. Cuando la migración es ilegal, perjudica a todos los que están cumpliendo la ley. Cuando yo digo esto, salen del otro lado y dicen “Pero tú estás en contra de los inmigrantes”, “Tú los discriminas”. Pero no, no los discrimino, por el contrario, este es un país construido por inmigrantes.

Periodistas chilenos visitan Israel en programa de B‘nai B’rith Internacional

Entre el 21 y el 27 de septiembre de 2019, 15 periodistas latinoamericanos participaron de un programa organizado por el World Center Jerusalem de B’nai B’rith Internacional, con foco actualidad política y social de Israel. Los comunicadores de Argentina, Brasil, Chile, Panamá y Uruguay tuvieron oportunidad de asistir a una amplia gama de reuniones informativas a cargo de destacados académicos, políticos, diplomáticos y figuras públicas israelíes, además de visitas a lugares de interés en el país (Jerusalem, Tel Aviv, Sderot, Altos del Golán, Peduel y Mar de Galilea). De la misma forma, durante el programa pudieron reportear y desarrollar su trabajo periodístico e interactuar con periodistas internacionales basados en Israel, favoreciendo el intercambio profesional entre pares. Como parte de la delegación participaron los periodistas chilenos Yasna Lewin, de Radio Universidad de Chile; Roberto Cox, de Chilevisión, y Pablo Rodillo, de La Segunda, quienes fueron contactados e invitados por B’nai B’rith D. 27.

El arte como forma de supervivencia

La historia parece sacada de una película de Hollywood. Pero no es ficción. El campo de concentración de Terezinn (Theresienstadt, en alemán) establecido por las SS en el Protectorado de Bohemia y Moldavia, era un lugar de paso hacia los campos de exterminio. Su objetivo era, como el de toda la máquina de exterminio nazi, el genocidio de los judíos. Sin embargo, una particularidad lo hizo pasar a la historia por una razón distinta. A diferencia de los otros campos de concentración del Tercer Reich, éste no tenía una prohibición sobre la música. Pasó a la historia como un “campo musical”, donde se concentraron una importante cantidad de compositores y músicos judíos -al punto de tener su propia banda de jazz, “Ghetto swingers”- y en donde la música fue parte central de la vida de los prisioneros. Como se señala en el sitio web “La música y el Holocausto” (http://holocaustmusic.ort.org/es), un proyecto de ORT, “una gran cantidad de artistas judíos e intelectuales estaban encerrados allí porque el campo cumplía la función de "gueto antiguo" y de "campo de espectáculos". Además, las autoridades del campo, después de una breve prohibición inicial, oficialmente les permitieron a los prisioneros que tuvieran instrumentos musicales y así dieron lugar a una gran variedad de actividades culturales, musicales y artísticas. Si bien en el análisis final quedó evidente que esto ocurría con fines propagandísticos, les dio a los reclusos la extraordinaria posibilidad de que crearan cultura para sí mismos”. Invitado por el Museo Interactivo Judío, MIJ, el Director de la Terezin Music Foundation, Mark Ludwig, ofreció una charla el pasado 25 de septiembre en el Círculo Israelita sobre la música en Terezin, y cómo ésta expresaba las penurias y las vivencias de los prisioneros del campo. Se refirió, también, al valor artístico que tienen las composiciones que se realizaron en el lugar y que, contra todas las expectativas, se conservaron después del término de la Segunda Guerra Mundial. Pareciera ser mientras para los judíos la música era una forma de supervivencia, para los nazis era un instrumento para disfrazar o maquillar el exterminio. -Los nazis cooptaron la música como una herramienta de propaganda. Para los compositores, los músicos y también para los otros prisioneros la música fue una forma de supervivencia, una expresión de resistencia y de esperanza, y también creo que en algunos casos fue utilizado para expresar sus experiencias y vivencias, desde un punto de vista emocional. E hicieron lo que grandes compositores han hecho, encontraron en la música una expresión de sus almas y como una ventana hacia sus vidas. ¿Cuál es la labor de la Fundación Terezin, que Ud. dirige? -Es una organización sin fines de lucro que tiene como misión preservar la música de los artistas que perecieron en el Holocausto, y eso lo hacemos a través de conciertos, charlas y publicaciones, y también a través de programas educacionales. Realizamos esto principalmente en Estados Unidos y Europa, pero ocasionalmente tenemos actividades en América Latina. Y creemos que el poder de la música es que nos permite darnos cuenta de cuán importante son las artes y también cómo nos desafían a mirar el mundo en el que estamos viviendo, en términos de la censura y los Derechos Humanos. Entonces hay lecciones que aprender y que explorar. ¿Cómo pudieron conservarse las partituras y la música durante el Holocausto, en medio de toda esa destrucción? -Algunas fueron destruidas, otras se perdieron, pero hay un corpus de trabajo que se conservó porque se escondió; si los compositores hubieran llevado con ellos su música a Auschwitz, tampoco habría sobrevivido. Ud. ha tenido la oportunidad de interpretar esta música, ¿cree que las notas de estas piezas musicales contienen parte del espíritu de los músicos que las crearon? -La música transporta el espíritu, pero también cuando interpretas esas piezas desarrollas una relación con ellas, y también con los compositores y la historia de cómo fue compuesta esta música. Entonces te llega en muchos niveles, puede causar dolor y también puede ser muy inspirador.

Antisemitismo en Yom Kipur

En esta columna pensaba hablar de mi experiencia en Iom Kipur fuera de Chile, pero rehice todo a partir del ataque en Halle, Alemania. De todas maneras, quisiera decir que las Altas Fiestas las pasé en Adas Israel Congregation (Washington D.C.), cuya misión me cautivó: “Fomentar la alegría a través del judaísmo”. Primera sorpresa en erev Rosh Hashaná: detector de metales, además de presencia policial en toda la zona. Sentí la diferencia y se me hizo patente que vengo de otro lugar. Dentro de la sinagoga sentí el espíritu festivo definido en su misión. Dos rabinas y una jazanit sobre la bimá, muchas mujeres con kipá, todo tipo de vestimenta, todo tipo de personas; una combinación fantástica que representa la diversidad del judaísmo. Me presentaron a la rabina, quien me invitó a asistir a Iom Kipur. No logré llegar a Kol Nidrei, sin embargo, al día siguiente fui a Izkor, como lo hago sagradamente desde hace 19 años para rezar por mi padre. En la noche, la salida de la Neilá me demostró que la sinagoga estaba más llena de lo que parecía. Cientos de personas avanzaban por una calle pequeña, custodiada por dos autos y un furgón de policía. Fue en ese preciso momento en que me pregunté qué estaría pasando en otros lugares del mundo y qué podía pasar allí donde yo estaba. Sentí miedo porque todos los que caminábamos hacia la avenida principal estábamos expuestos; incluso pensé en todas las posibilidades de un ataque en ese momento. Ese miedo me perturbó, sobre todo después de una instancia tan profundamente espiritual. Sin saber aún del atentado en Alemania, pensé en los 11 asesinados en Pittsburgh hace justo un año. Pensé que en 2018 en Nueva York hubo un aumento del 83% en delitos de odio, de los cuales el 59% fue dirigido a judíos (World Jewish Congress). El antisemitismo latente en las sociedades nos pone en peligro, pero también el desconocimiento y la ignorancia. Esta ignorancia se aprecia en la encuesta de Claims Conference de 2018, que da cuenta de que, en EE.UU., dos tercios de los millennials no saben qué es Auschwitz. Lo mismo con el 41% de adultos. Este dato no dista mucho de algo quizás más grave. En Europa, en donde se desarrolló la Segunda Guerra, uno de cada tres europeos no ha oído hablar del Holocausto (encuesta CNN en siete países de Europa). Se mantiene la ignorancia en donde es inaceptable que esto ocurra. Entonces, sigo aseverando que la ignorancia y el antisemitismo tradicional hacen que, por ejemplo, en Francia se produjeran 541 atentados antisemitas en 2018, lo que significa un aumento de 74% con respecto a las 311 agresiones del año anterior (Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, FRA). Pero, aunque parezca difícil de creer, el récord de ataques en Europa se produjo en Alemania: 1.646 actos antisemitas, un aumento de 9,4% en relación a 2017, según estudio solicitado por el Parlamento. Parece increíble, pero Alemania muestra el nivel más elevado de crímenes antisemitas de los últimos diez años, y no puedo dejar de conmocionarme. Allí, en donde se dictaron las Leyes de Nuremberg, donde se arrebataron los derechos civiles a los judíos, en donde se quemaron sus libros y destruyeron sus casas y tiendas, en donde se construyeron campos de muerte para asesinar a seis millones de judíos y a tantos otros millones de comunistas, eslavos, homosexuales y discapacitados. Precisamente allí. Es algo que no logro entender. Algo que no logro aceptar. Quizás el ataque en Halle no debería sorprendernos tanto. Sólo confirma una tendencia incomprensible. A propósito de este terrible ataque, el diario El País de España aseguró que: “Europa se enfrenta a un peligroso repunte del antisemitismo”, y hace la precisión de que ya no es sólo el antisemitismo neonazi de ultraderecha, sino también aquel inspirado por el yihadismo. Latinoamérica no está exenta, de hecho Argentina sufrió el sangriento ataque a la AMIA. Antes había sido la Embajada de Israel en Buenos Aires. Más recientemente y para sorpresa de muchos, un un hombre convertido al islam asesinó de David Fremd en la tranquila localidad de Paysandú, Uruguay. Cuando recuerdo que Félix Klein, comisionado alemán contra el antisemitismo, desaconsejó el uso de la kipá, me doy cuenta de lo difícil que puede resultar ser judío. Cuando se canta “el próximo año en Jerusalem”, hay un deseo de estar en nuestra tierra milenaria, pero aquellos que estamos en la Diáspora también tenemos un deseo de estar seguros en la práctica de nuestra fe. Yo, por ahora, tengo claro que en el primer aniversario del ataque de Pittsburgh participaré en el llamado del AJC Washington #ShowUpForShabbat (Ven a Shabat), que busca “expresar nuestra voz colectiva por un mundo libre de antisemitismo, odio e intolerancia”. Jatimá tová y que a partir de este año podamos disfrutar de nuestras tradiciones sin temor. Instagram: @graceenwashington

Maimónides: una invitación a la perplejidad

Acabo de terminar de leer el libro de Micah Goodman llamado “Maimónides and the book that changed judaism”, una completa y maravillosa aproximación a la “Guía de los perplejos”. Goodman explica que, cuando Rambam expone cada punto, deja abiertas diferentes respuestas. Expone las razones para afirmar que el mundo fue creado…pero deja abierta la posibilidad de que sea eterno. Define a D´s como el intelecto que se une al objeto comprendido; pero luego dice que no podemos definir a D´s, ni siquiera hablar de Él, pues el lenguaje humano es incapaz de abarcarlo. Según muchos académicos, Maimónides registra diferentes puntos de vista para ocultar su propia opinión. Según Goodman, se debe a que el Rambam no escribe su Guía desde una posición de certeza. Maimónides no se presenta a sí mismo como un judío esclarecido tratando de orientar a los perplejos para que abandonen sus dudas. Maimónides es, él mismo, un judío perplejo. La base de una vida verdaderamente religiosa es la humildad. En la presentación del libro, Goodman dice que es compleja la relación de D´s con la religión. Cita a David Hartman, quien plantea que “D´s es la mayor amenaza para la religión”. ¿Por qué? Porque a veces sentimos que mediante rituales religiosos podemos manipular a D´s. Pero un D´s que se deja manipular, por definición deja de ser D´s. Ya lo hemos dicho en alguna otra oportunidad: D´s no es nuestro secretario. Yuval Noah Harari culpa al monoteísmo de toda intolerancia y odio: cuando creíamos en muchos dioses, a nadie le importaba que el vecino creyese en un dios diferente; pero desde que creemos en un solo dios, competimos por la legitimidad de nuestro propio dios: siempre hay “fieles” matando a “idólatras”. Según Goodman, el gran logro del monoteísmo no es reducir a uno la cantidad de dioses: es sacar a D´s de la naturaleza, D´s ya no es la naturaleza, está más allá de ella. Por lo tanto, es Él quien detenta el poder, los seres humanos no podemos controlarlo. Ser religioso es ser humilde, asumir que no somos nosotros sino D´s quien tiene el poder. ¿Qué relación podemos, entonces, tener con D´s? En la Torá D´s está fuera del mundo, pero habla con el mundo. El Talmud establece que después de Malají cesó la profecía. D´s ya no nos habla, pero todavía podemos hablar de Él. Maimónides lo silencia aún más, dice que no podemos hablar de D´s. ¿Qué nos queda entonces? Maimónides reconoce tres formas de llegar a D´s: la meditación mística, la acción política de mejorar la sociedad y la Halajá, una vida de mitzvot. No cumplimos porque sintamos a D´s: es a través de una vida halájica que llegamos a sentir la presencia de D´s. La religiosidad es sentir una presencia que no está presente. Son momentos muy breves y efímeros. Fe es creer que esos momentos fueron reales. La religiosidad, la capacidad de percibir a D´s, es un talento. La religión intenta cultivar ese talento y las mitzvot son nuestro entrenamiento constante. Pero hay un peligro en esto. Maimónides describe una metáfora donde D´s está en el centro del palacio y los seres humanos tratan de acercarse al palacio. Los que cumplen la Halajá están muy cerca, pero fuera del palacio. Dentro del palacio, pero no en la recámara principal están los que van más allá de la Halajá. No solo cumplen sino también buscan a D´s con el pensamiento y el sentimiento. Los que están más cerca del Rey son aquellos que llegan lo más cerca posible a la certeza, pero entendiendo que nadie, fuera de D´s mismo, adquiere la certeza. La certeza absoluta acerca de D´s es pedantería, orgullo vano, porque la Verdad no le está permitida al ser humano. Debemos estar lo más cerca posible de la certeza, pero sabiendo que la certeza absoluta no está a nuestro alcance. El Talmud, Eruvin 13b, dice que Beit Hilel y Beit Shamai se disputan la verdad y surge una voz del Cielo diciendo: “Elu veelu divrei Elokim jaim”, ambos son la palabra del D´s viviente, “vehalajá kebeit Hilel”, pero la Halajá es según Beit Hilel. Si los dos tienen razón, ¿por qué la Halajá es como Beit Hilel? Uno de los argumentos dice que es porque en Beit Shamai enseñan solo sus puntos de vista, mientras que en Beit Hilel enseñan ambos, dando los mejores argumentos de cada uno. La Halajá es según Beit Hilel no porque tengan más razón ni porque estén más cerca de la verdad, sino porque dan lugar a la diversidad, no se sienten los únicos dueños de la verdad, no le temen a la perplejidad. El Talmud registra algunos casos de discípulos de Beit Hilel que cambiaron de parecer y opinaron como Beit Shamai, pero ningún caso en sentido contrario. Los discípulos de Beit Hilel pueden asumir que no siempre tienen la razón, están abiertos a pensar diferente. Debemos intentar vivir cerca de la certeza, pero sabiendo que no somos los dueños de la verdad. Nuestros tiempos nos presentan dos modelos contradictorios. Por una parte, tenemos el relativismo moral, el escepticismo existencial. La verdad no existe, ninguna opinión es válida y todas lo son; es la sociedad líquida de Bauman. Por la otra, el fundamentalismo cree que hay una sola verdad: la suya. El problema con ambos extremos es que los dos han perdido la curiosidad por seguir buscando. El escéptico no busca la verdad porque no existe; el fundamentalista, porque ya la encontró. Según Goodman, Maimónides nos invita a vivir en un estado de perplejidad, a nunca perder la curiosidad, la búsqueda de la verdad. Aceptar que otros pueden tener razón en sus posturas sin que eso amenace las nuestras. Sentir que no andamos perdidos por la vida, que estamos todo lo cerca de la verdad que nos es posible, pero que siempre podemos seguir creciendo en espiritualidad, una espiritualidad que nos permita vivir un judaísmo tradicional, pero nunca dogmático. Respetuoso de los demás y por lo tanto, respetuoso de D´s.

¿Se puede vivir sin sufrimiento?

El tema del sufrimiento es central para el ser humano y fuente de casi toda religión y elucubración filosófica. Las respuestas a la pregunta de por qué sufrimos son muchas y variadas. Para algunos, el sufrimiento existe y no tiene explicación. Simplemente, sucede. Como es parte de la vida, hay que recibirlo sin analizar, sólo se trata de capear los temporales lo mejor que se pueda. No pensarlo demasiado: quien nada sabe, nada teme. Otros intentan explicarlo como castigo divino por nuestros pecados. Esta visión tiene el beneficio de hacernos sentir que, mejorando nuestra conducta, podríamos eventualmente evitarlo. Así, la responsabilidad queda en nuestras manos. Sentimos que podemos tomar acciones concretas para modificar una situación desagradable y, además, esas acciones concretas deberían hacemos mejores personas. El problema con este enfoque es que podemos no reconocer el hecho de haber cometido transgresiones que ameriten tal castigo y, por lo tanto, sentir que nuestro dolor es inmerecido. En ese caso podríamos sentir que D´s es injusto, lo que nos dejaría desamparados y en calidad de víctimas. Otra posible interpretación del sufrimiento es verlo como una prueba. Esta aproximación nos provee de fortaleza. Sentir que D´s nos prueba nos obliga a asumir que D´s no lo haría si no estuviera seguro de que podremos salir airosos. Sentir que nos enfrentamos a una prueba nos exige fortalecernos para intentar superarla con éxito. Maimónides propone otra aproximación: sufrimos como consecuencia de la brecha entre lo que tenemos y lo que deseamos. Tenemos diferentes sueños y anhelos, pero estos no siempre se cumplen, y eso es lo que nos produce sufrimiento. Esto se aplica a todos los ámbitos. Si deseamos tener bienes materiales, sufriremos cuando nos falten. Si deseamos tener salud, sufriremos si estamos enfermos. Si soñamos con tener siempre con nosotros a nuestros seres queridos, sufriremos por su muerte. Hay tres diferentes caminos que nos ayudarían a eliminar el sufrimiento así definido. El budismo propone dejar de desear. Si no deseas nada material, no sufrirás ningún tipo de escasez. Si sufres por tu ser querido es porque deseabas conservarlo a tu lado; si abandonas ese deseo, no sufrirás cuando parta. El desapego efectivamente suprime el sufrimiento, pero tiene un costo adicional: debes renunciar también a la dicha de disfrutar. Otra vía para evitar el sufrimiento nos la ofrece el consumismo. Este pretende, estimulándonos para obtener lo que deseamos, achicar la brecha. Nos dicen que podemos vernos siempre jóvenes, sanos y hermosos y, en lo material, que cuanto más tengamos, más felices seremos. Pero la realidad nos demuestra que, cuanto más tenemos, más deseamos. Si deseas y obtienes un dispositivo tecnológico de excelencia, es muy probable que sufras si lo pierdes, te lo roban o se estropea. Y aunque eso no suceda, muy pronto quedará obsoleto y desearás algo más moderno y sofisticado. Es un clásico: cuanto más tienes, más deseas. Tener más no alivia el deseo, por el contrario, lo alimenta. Es apagar fuego con bencina. Si ni adquirir ni dejar de desear elimina el sufrimiento, ¿qué nos queda? Maimónides dice que lo que nos hace sufrir no es la existencia del deseo. No sufrimos porque deseamos, sino porque deseamos mal. El error está en desear lo que no satisface. Si pudiéramos redireccionar nuestros deseos para obtener lo que realmente necesitamos, llegaríamos a eliminar el sufrimiento. ¿Qué es lo que debemos desear, lo que realmente necesitamos? ¿Qué es aquello que, según Maimónides, obtenerlo no nos hace sufrir más sino, por el contrario, nos da felicidad? Queda claro lo que no es: no es lo material, ni siquiera nuestro cuerpo, ni nuestra vida. Para el Rambam la respuesta es muy simple: debemos ansiar la cercanía de D´s. La verdadera felicidad la tendremos cuando nuestra alma ansíe y obtenga trascendencia, paz interior, una vida de significado. El Salmo 42 describe esta sensación: “Cual ciervo jadeante en busca del agua, así te busca, oh D´s, todo mi ser. Tengo sed del Eterno, del D´s de la vida”. El consejo es no tener sed de agua ni hambre de comida, sino hambre y sed de D´s. ¿Qué significa esto en términos cotidianos? ¿Debemos enfrascarnos en una meditación mística para tomar contacto con lo divino? Es una opción, aunque no la única. Podemos buscar a D´s a través de la oración, que puede ser una experiencia mística, o no. Porque, aunque no alcancemos el estado místico de unión con D´s, el solo hecho de intentar ese contacto puede proporcionarnos felicidad. Y cuanto más cerca estemos de alcanzarlo, más felices seremos. Tenemos una palabra para esto: Tefilá. Nos acercamos a D´s cuando agradecemos. Deberíamos disfrutar todo lo material que nos es dado, valorar nuestra salud, dar buen uso a los bienes con que seamos bendecidos, agradecer por todo. Al agradecer tomamos conciencia de lo que tenemos y estamos más abiertos reconocer a D´s. Y si nos toca perder lo que tuvimos, saber que lo disfrutamos, valoramos y agradecimos, seguramente aliviará la pena. Cuando tomamos el peso a nuestra verdadera dimensión cósmica nos damos cuenta de lo milagroso de nuestra vida y podemos sentir felicidad por las cosas más nimias. Agradecer nos transforma en personas más humildes, en mejores seres humanos. Tenemos una palabra para mejorar nuestra calidad humana: Teshuvá. Nos acercamos a D´s cuando nos entregamos a los demás. En hebreo “venatnú”, que significa “darán”, es un palíndromo, es decir, una palabra que se puede leer de derecha a izquierda o de izquierda a derecha (en español podríamos hacer el mismo ejercicio con la palabra “dad”). Según nuestros sabios, esto nos enseña que dar es tan beneficioso para quien entrega como para quien recibe. Cuanto más das, más te enriqueces. La búsqueda de la generosidad es la búsqueda de D´s. La insatisfacción sólo puede sentirse por no haber entregado lo suficiente. Tenemos una palabra para esto: Tzedaká. Quizás haya otros caminos, pero podríamos aventurarnos a pensar que, estando todavía bajo el aura de los Iamim Noraim, ya con estos tres tenemos suficiente para empezar.