publicado 04 Abril 2022

“Se necesita aire fresco y un gran equipo para trasformar la U de Chile”

El profesor Lavandero cuenta con 35 años de trayectoria en la Universidad de Chile. Le apasiona la ciencia  y constantemente se encuentra estudiado o investigando  nuevos descubrimientos en el área cardiovascular. Es ex alumno del Instituto Nacional y  fiel defensor de la educación pública de calidad y de la necesidad de invertir en ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento. La inversión en estas áreas prioritarias “es clave para el progreso y mejoramiento de las condiciones de vida para las mayorías en nuestro país”, asegura.Durante sus años de preparación y perfeccionamiento ha trabajado multidisciplinariamente en China, Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y otros países, lo cual le ha permitido conocer a investigadores de todas las latitudes e investigar en equipo. Respecto a su legado más importante, comenta que se siente honrado de formar nuevas generaciones de científicos y científicas. Hasta la fecha ha educado  a más de 200 personas, entre ellas 90 doctores y 25 postdoctorados, los cuales actualmente trabajan como académicas (os) o investigadoras (es) en instituciones universitarias o de investigación en Chile, Austria, Holanda, República Checa, Colombia, los Estados Unidos, Escocia, Alemania, Suiza, Australia e Inglaterra. “Uno de mis ideas principales de esta candidatura a la rectoría es realizar un acompañamiento directo y efectivo a todos nuestros integrantes de la comunidad en el inicio, durante y final de su vida académica. Necesitamos equipos en terreno, pues es inspirador para los jóvenes ver que sus máximas autoridades son cercanas. Durante mis 35 años en la U siempre he tratado de estar al lado de mis estudiantes de pregrado y postgrado para conocerlos y apoyarnos a cumplir sus metas y sueños”, dice. Actualmente, enfrentamos diversos desafíos globales y locales, como el cambio climático, los problemas de energía, la escasez hídrica, el envejecimiento, las enfermedades crónicas, cambios sociales, migraciones y también una nueva Constitución. “Todas estas problemáticas complejas requieren miradas investigativas multidisciplinarias y trabajo en equipo en beneficio de toda la sociedad”,  comenta el doctor Lavandero.Respecto a la personalidad del profesor, se define como trabajador, confiable, apasionado, perseverante y perfeccionista. “Esta última cualidad es mi talón de Aquiles”, señala. Asimismo, le gusta y disfruta mucho del trabajo en equipo.Durante nuestra conversación, el profesor Lavandero confesó que le molesta la intolerancia y el dogmatismo, sobre todo en la U, “un lugar privilegiado en cuanto a la confrontación y debate de ideas”. Le afectan las desigualdades sociales y la falta de oportunidades para las mayorías.Desde pequeño lo ha estresado el desorden. Siempre fue organizado y planificado. Le apasiona trabajar en la universidad y es un agradecido de la vida. Disfruta compartir con las nuevas generaciones, investigar y descubrir cosas nuevas. Respecto a sus gustos  culinarios, se inclina por el sushi. Le fascina viajar y la música de todo tipo, incluido el reggaeton; lo ayuda a concentrarse y lo acompaña cuando está solo. También es lector, sobre todo durante las vacaciones.En cuanto a su creencia religiosa, asegura que ha pasado por etapas y se considera “en reflexión. Creo en un D-s igual para todos”.Desafíos del futuro¿Por qué decidió postular para las elecciones del 12 de mayo?- Por varios motivos: el primero para representar académicos y académicas comprometidos/as con la universidad y que se sienten responsables por su destino y sueñan con una institución de excelencia en todos sus ámbitos. También por mi vocación de servicio público, porque hay desafíos importantes que enfrentar a nivel país y global, y por mi preocupación sobre la situación actual de la U.  Desde 2018 soy senador de la Universidad. El Senado es la institución encargada de elaborar políticas de largo plazo y el proyecto de desarrollo institucional. El Senado Universitario es un lugar de encuentro de la comunidad y un espacio participativo de la U, integrado por académicas (os), estudiantes y funcionarias (os). De ahí un grupo de senadores, más otros profesores y profesoras, nos dedicamos a pensar en la U durante la pandemia y nos preguntamos cómo podíamos influir en el destino de la U y así nació la idea de la postulación para una Rectoría transformadora. Finalmente acepté el desafío porque tengo el apoyo de un equipo potente de académicos y académicas conocedores de nuestra universidad. ¿Cuáles son las fortalezas de la U?- Son muchas. Nuestra universidad tiene una tremenda historia y desde sus comienzos ha acompañado al desarrollo de Chile. De acuerdo a las recientes encuestas, es una institución prestigiosa, valorada y que genera confianza en la sociedad. Es una universidad pública estatal que hace tareas sobresalientes en beneficio del país. Su misión esencial es preservar, transmitir y generar nuevo conocimiento. Nuestra universidad es una institución resiliente que ha enfrentado muchas dificultades, al igual que el país, pero aun así ha colaborado a la formación de nuevos líderes y lideresas, profesionales de primer nivel, con sólidos conocimientos con estándares internacionales. Si queremos que la U siga siendo una institución relevante en el mañana, tenemos que reflexionar en el ahora sobre los desafíos del futuro y preguntarnos, por ejemplo, qué profesionales deberíamos desarrollar en el año 2050, considerando las realidades tecnológicas y desafiantes para los próximos años, como la inteligencia artificial, la telemedicina, las energías limpias, cambios sociodemográficos, igualdad entre los géneros, demandas de mayor inclusión social y más. La sociedad les pide a las universidades, especialmente a la nuestra, que piensen el futuro. Ahí tenemos un rol y compromiso fundamental. Hablemos entonces de sus desafíos…- Los desafíos fundamentales de nuestro programa para una rectoría de la Universidad de Chile trasformadora son: a) Instalar un equipo transversal y diverso de rectoría que se ponga al servicio de la universidad y de nuestro país.  b) Dotar a la Universidad de Chile con una estructura moderna y ágil de funcionamiento con foco en la ejecución efectiva, colaboración e integridad. c) Desarrollar un plan estratégico que incluya el reconocimiento y valoración de nuestros integrantes y la diversidad de conocimientos y saberes. Respecto a los desafíos académicos, los cuales son diversos, necesitamos invertir recursos propios en docencia, ciencia, creación artística e innovación, teniendo como norte la nueva política elaborada por el Senado universitario en estas materias. Debemos promover la colaboración académica, internacional y transdisciplinariedad en nuestras investigaciones. Invertiremos en los programas de postgrado y promoveremos nuevos modelos de asociatividad con el sector productivo. ¿Qué le hace falta al conocimiento científico?- Lo primordial es salir de las cuatro paredes y proyectarlo, de ahí la importancia de la innovación y el emprendimiento. Las universidades en Chile tienen que avanzar en esta dirección y dar un salto cuántico. No hay atajos para que nuestro país sea desarrollado.Transformación de los feudosUsted tiene como objetivos modernizar, transparentar y desburocratizar la gestión directiva de la U, permitiendo que los docentes se preocupen del desarrollo de sus actividades y no de cuestiones que podrían simplificarse. ¿Cuáles serán sus vías de acción para ello?- Si queremos ser una universidad moderna, ágil, prestigiosa, competitiva, y con altos estándares en gestión académica y administrativa, debemos avanzar rápidamente en estas direcciones. Somos una institución pública que debería ser un ejemplo en estándares de trasparencia, rendición de cuenta y trabajo en equipo. Hoy los liderazgos son más horizontales. Tenemos que transformar el actual sistema feudal en algo completamente distinto, con un  nuevo diseño al servicio de las personas, en donde la colaboración, transversalidad e integridad sean nuestros sellos. Necesitamos que nuestra comunidad se sienta parte del cambio, se re-encante y que valoremos el pensar distinto en pos de un trabajo colectivo. Se necesita aire fresco y un gran equipo para trasformar la U de Chile.Otra de sus metas es poner en el centro a los integrantes de la comunidad universitaria y que tenga como principio su acompañamiento, inclusión, y espacios de participación y respeto. ¿Cómo cumplirá con eso?- Tenemos varias ideas a realizar a nivel central y en sus unidades académicas. Debemos colocarnos al día  en implementar diversas políticas, ya elaboradas por el Senado de la U, como son las de Inclusión y discapacidad, Igualdad de género, Incorporación de pueblos indígenas,  extensión y vinculación con el medio, remuneraciones, buenas prácticas laborales, carrera funcionaria y, por último, la reciente y primera Política de Investigación, Creación Artística e Innovación de la Universidad de Chile. Desarrollaremos programas específicos en estas áreas, estimulando el trabajo colaborativo inter y transdiciplinario. Daremos un significativo impulso a la inversión en becas de doctorado. Promoveremos la actualización y colaboración con redes internas a través de sabáticos interfacultades y la realización de alianzas estratégicas con instituciones académicas externas para desarrollar sabáticos. Repensaremos los programas de internacionalización. En cuanto al acompañamiento académico y de bienestar, éste se abordará al inicio, durante y término de la vida académica. Usted tiene como horizonte, poniendo el acento en las personas, como ha señalado, mejorar las condiciones laborales para las mujeres creando, por ejemplo, una sala cuna para las madres, y la primera Vicerrectoría de Igualdad de Género, Inclusión y Diversidad. ¿Será su eventual rectoría feminista?- Este punto forma parte del  gran desafío de ser una rectoría que desarrolle e implemente a cabalidad las políticas, la igualdad de género, inclusión y diversidad. Contamos en mi equipo con las profesoras Sonia Montecinos, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades 2013, Gladys Camacho, y diversas académicas comprometidas con estas temáticas. Queremos crear esta nueva Vicerrectoría para abordar estas temáticas desde una mirada institucional, holística y multiseccional. No solo tenemos que avanzar en el tema de género, sino también con la discapacidad, el tema de los pueblos originarios, el acoso laboral y sexual. La tarea es enorme.Concibe su futura rectoría como “un tejido social que trascienda los personalismos, con un trabajo en equipo que favorezca visiones sistémicas y plurales”. ¿Críticas a la actual administración?- La rectoría es un trabajo complejo y difícil. Por eso soy un agradecido de cada uno de los rectores por su labor de servicio. Cada  rectoría ha tenido su sello propio y a la actual le ha tocado problemas complejos como el estallido social y la pandemia COVID19. Prefiero que la historia juzgue en su mérito a cada uno de ellos.De acuerdo con la UNESCO, en el mundo las mujeres representan solo un 35% de quienes cursan estudios de enseñanza superior en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y las mujeres representan menos del 30% de los investigadores científicos. En Chile, las cifras serían aún inferiores. ¿Cómo pretende mejorarlas?- Una de nuestras prioridades es visibilizar  a nuestras académicas y sus aportes a la ciencia. Es muy importante mostrar lo que hacen, en todas sus áreas y en los espacios de poder. Actualmente hay avances, pero tambien importantes rezagos. Queremos crear un observatorio en esta Vicerrectoría de Igualdad de Género, Inclusión y Diversidad, para tener cifras duras e ir monitoreando los avances, nuevos desafíos y resolver eficazmente sus necesidades a tiempo. Estamos consientes que no podemos dejar de activar estos cambios.Conductas virtuosas¿Cómo le gustaría ver a la U en el futuro?- Grande, unida, diversa, moderna, admirada por la sociedad por sus estándares académicos, de trasparencia y  rendición de cuentas, colaborando en solucionar los problemas complejos de nuestro país y audaz en asumir los desafíos del mañana. También espero que cada integrante de nuestra comunidad se sienta orgulloso de ser parte de ella, pero que también se esmere por el bienestar de su comunidad.Tengo entendido que está al tanto de los desarrollos en ciencia y tecnología israelíes. ¿De qué forma se podría avanzar en estrechar las relaciones entre Chile e Israel en ese ámbito?- Siempre he apreciado que Israel invierta el 5% de su PIB en ciencia y tecnología. En mi área de investigación en biomedicina, he podido conocer e interactuar con científicos israelíes repartidos en varias partes del mundo. Afortunadamente la ciencia no tiene fronteras. Además, como Vicerrector de Investigación pude apreciar los notables avances en vincular el desarrollo científico a la tecnología, innovación y emprendimiento. Para estrechar las relaciones, primero debemos tener claridad y estrategias de lo que queremos hacer, y definir áreas de desarrollo de mutuo interés. Creo que en innovación y emprendimiento podemos aprender mucho de otras experiencias exitosas. ¿Cuál es su visión sobre las manifestaciones en contra de Israel que se han producido al interior de la U, sobre todo en lo relativo al tema del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) en oposición a ese país?-Los conflictos de Israel y Palestina son de larga data y muy dolorosos. Dentro de la U hemos tenido y tenemos académicas (os) de las comunidades judía y palestina. Todos han contribuido al desarrollo de la U. Nuestra institución es un espacio académico donde se valora el pluralismo, la tolerancia, diversidad e inclusión. Cualquier actividad que sea contraria a estos valores no es aceptable.Qué opinión le merecen personajes como el periodista Pablo Jofré, vinculado a la radio Universidad de Chile, quien es un reconocido judeófobo quien utiliza la tribuna de ese medio para difundir su mensaje proiraní?- No conozco al periodista. Me imagino que lo hace a título personal. Institucionalmente, tenemos que tener conductas virtuosas, y practicar la tolerancia y respeto a todo nivel. —Recuadro:Carrera académica Sergio Lavandero es químico farmacéutico y doctor en bioquímica de la Universidad de Chile. Realizó su perfeccionamiento postdoctoral en el Imperial College of Science, Technology & Medicine (Londres, UK), la Erasmus Universitat (Rotterdam, Holanda), el NIH (Bethesda, USA), el St. Vincent´s Hospital y el Research Cardiovascular Center (Australia). Actualmente es Profesor Titular de las facultades de Ciencias Químicas y Farmacéuticas, y Medicina. Su actual línea de investigación estudia la transducción de señales en el sistema cardiovascular, específicamente los mecanismos moleculares de conducen al desarrollo de patologías como infarto del miocardio, insuficiencia cardiaca e hipertensión arterial. Lavandero ha sido vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Universidad de chile, miembro del Consejo de Evaluación, de la Comisión Superior de Calificación Académica y actualmente es Senador Universitario. Además, es profesor adjunto de la División de Cardiología de la University of Texas Southwestern Medical Center de Dallas, Texas, Estados Unidos desde hace 12 años; director del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas ACCDIS y vicepresidente de la Academia Chilena de Ciencia.En 2019 fue parte de los 6 líderes científicos invitados por la revista Nature Reviews Cardiology  para describir los avances científicos más importantes en la medicina cardiovascular ocurridos en los últimos 15 años. En 2021 fue reconocido por Expertscape como experto global en el área corazón (“Myocardium”), situándolo como investigador Top 0.018% (lugar 33 de 163.281 expertos a nivel global, basado en sus 71 publicaciones generadas entre 2010 y 2020). Acualmente es Associate Editor de la prestigiosa revista Circulation (revista científica N°1 del área cardiovascular en el ránking 2019). De los 38 editores asociados, el doctor Lavandero es el único de Iberoamérica y uno de los 6 editores del área de investigación básica.

publicado 25 Marzo 2022

¿Qué esperar de la inflación para este año?

Para la mayoría de las personas nacidas después de 1985, el aumento en los precios producto de la inflación era algo imperceptible y anecdótico. Uno se podía dar cuenta años después que la lata de bebida que alguna vez costó $350 pasaba a valer $600, y que los $1000 pesos que uno tenía contemplado para la menujá en la tnuá ya no alcanzaban para todo lo que uno acostumbraba a comprar. Eso cambió de forma importante en los últimos 18 meses. Ya no es necesario pagar créditos o arriendos en UF para ser consciente de la inflación, es cosa de darse una vuelta por cualquier tienda o utilizar cualquier servicio para mirar que los precios están más altos que lo que recordábamos.Las últimas 2 décadas (con una pausa en la crisis del 2008) Chile ha gozado de una estabilidad en los precios envidiable para cualquier país vecino, fruto de instituciones sólidas, separación de poderes y políticas sustentables. La confianza en que el Banco Central lograría en el mediano plazo encaminar la inflación a su rango meta no era algo cuestionable.El 2021 la inflación en Chile fue de 7,2% y a nivel global de 5,7%. Las razones son múltiples y están principalmente relacionadas a los cambios radicales que trajo la pandemia: menor oferta de bienes y servicios por cuarentenas y restricciones a la movilidad, intensificación del consumo de bienes por sobre servicios (lo que no gastábamos en restaurantes y recreación, se consumía en muebles y tecnología), disrupciones en la cadena de suministro, tasas de interés bajas e inyecciones fuertes de liquidez por parte de los gobiernos que terminaron evitando una crisis de mayor intensidad y duración. En Chile esto último se vio exacerbado por los retiros de fondos de las AFP, que le suministraron a la economía casi 50 mil millones de dólares imposibles de absorber y equiparar con una mayor producción en tan poco tiempo.Con dos años de pandemia en el cuerpo, ya hemos ido retomando la mayoría de nuestros hábitos y actividades, lo que haría suponer que la inflación debería comenzar a converger a rangos más normales. Sin embargo, distintos elementos se interponen en dicha premisa: La guerra entre Rusia y Ucrania ha generado un aumento significativo en los precios de distintas materias primas de uso cotidiano, incluidos el petróleo, gas natural y trigo, cuya transitoriedad dependerá de la extensión e intensidad del conflicto. Por otro lado, China, considerada la principal “fábrica” del mundo, mantiene políticas estrictas en el manejo de la pandemia que hacen que solo sean necesarios unos cuantos contagios para cerrar ciudades y retrasar producción y entregas relacionadas al sector manufacturero.Si a inicios de año se esperaba un aumento del IPC (índice de precios al consumidor) de 5% para Chile en 2022, estas hoy ya superan nuevamente el 7%. Solo en los próximos meses acumularíamos casi un 3%, con alzas que se moderarían recién hacia el último trimestre del año. Las políticas que acompañen este camino también serán clave en la persistencia del aumento de los precios. Mientras, por un lado, el Banco Central seguirá siendo muy activo en subir las tasas de interés para incentivar el ahorro y hacer que los consumidores lo piensen varias veces antes de endeudarse, será necesario un compromiso real del nuevo gobierno y el poder legislativo, que tendrán que reconocer y transparentar las consecuencias negativas de la situación actual, y enfocar su trabajo en generar políticas que incentiven el trabajo y la productividad,  resistiéndose al camino fácil y al atractivo de iniciativas populares pero altamente perjudiciales como nuevos retiros de los fondos de pensiones.

publicado 18 Marzo 2022

Rabino Eduardo Waingortin en el cambio de mando

El pasado viernes 11 de marzo, en el Salón del Honor del Congreso Nacional, de Valparaíso, el Presidente Sebastián Piñera entregó la Banda Presidencial y la Piocha de O’ Higgins a Gabriel Boric, Presidente Electo, quien luego prometió ejercer su cargo de manera fiel a la Constitución y a las leyes chilenas, “ante el y los pueblos de Chile”. Con esto, concluyó el segundo mandato del Presidente saliente, y comenzaron los cuatro años de gobierno del Presidente Boric, los que no estarán exentos de desafíos, uno de ellos la propuesta de un nuevo texto constitucional y el plebiscito de salida durante el segundo semestre de 2022. No obstante, ni el clima político ni las dificultades acarreadas por la pandemia y dos años de crisis sanitaria evitaron que tanto la ceremonia de cambio de mando como las actividades en torno a esta -anteriores y posteriores, junto a los presidentes saliente y entrante- tuvieran un profundo carácter republicano. Un testigo privilegiado de estos eventos fue el Rabino Eduardo Waingortin, del Círculo Israelita de Santiago, quien además ejerce desde hace ya casi una década como capellán de La Moneda. Como representante oficial de la comunidad judía entre los líderes religiosos convocados a ser parte de esta fecha histórica, participó en varias actividades protocolares, incluyendo el cambio de mando en el Congreso Nacional. Quisimos conversar con él para escuchar su testimonio como testigo del cambio de gobierno y también para hablar de los intercambios que pudo tener, en este contexto, con ambos mandatarios. La primera actividad, nos comentó, fue el viernes 4 de marzo, en la llamada “Moneda chica”. “Recibimos una invitación para una reunión del Presidente Electo, Gabriel Boric, con los líderes de las religiones monoteístas, con el Rabino Matías Libedinsky y conmigo como representantes de la comunidad judía. Estaban los representantes del islam y una nutrida representación de las distintas líneas en la comunidad evangélica. Éramos 10 en total, 11 con el Presidente Electo, y después incorporó Giorgio Jackson quién sería el Ministro de la Secretaría General de la Presidencia, SEGPRES”. “En esa reunión, el Presidente Electo nos manifestó que considera la fe como un Derecho Humano y, por lo tanto, estaría en la defensa de la posibilidad de su transmisión y de su ejercicio libre, que la defendería como a los otros DD.HH. Después, nos pidió que nos presentemos cada uno y lo que hicimos todos, luego de nuestra presentación, fue desearle éxito en la tarea que iba a asumir, agradecerle por la invitación este momento y hacer algunos pedidos particulares. En nuestro caso, le planteamos que deseamos se promulgue la ley contra la incitación al odio, a lo que él señaló que debían revisarse sus contenidos, pero que por supuesto que estaba de acuerdo con que la incitación al odio es algo que se debe combatir con toda la fuerza, planteando que estuvo presente cuando se hacía la la ley pero habían algunas cosas que debían ser analizadas”.“Además, le planteé que hay un activo dentro del país y que es esta reunión de los líderes religiosos, donde tenemos una buena relación, podemos trabajar juntos y que tal vez este activo él puede utilizarlo en la sociedad, que se ha polarizado tanto, para mostrar cómo con diferentes opiniones -como las que tenemos los líderes religiosos- igualmente podemos estar trabajando juntos por un bien común”. ¿Cómo recepcionó Gabriel Boric esa idea?-Planteó que no lo había pensado, pero que le gustaba, lo que fue respaldado por los otros líderes religiosos que estaban en la mesa, que dijeron “Si, este es un activo y tenemos que aprovecharlo, cuente con nosotros”.El jueves 10 de marzo, en tanto, me invitaron a una cena que se hizo en el Patio de los Naranjos, en la Casa del Gobierno, en honor a las delegaciones que habían venido del extranjero para el cambio de mando. Esto fue convocado por presidente saliente y su esposa, y fue una interesante reunión donde estuvimos los religiosos representantes de las distintas religiones monoteístas. Ahí tuve la oportunidad ahí de estar en la misma mesa con el Ministro de Hacienda saliente, con su señora, con la Presidenta del Banco Central, con el Embajador de España, con el Fiscal Nacional y con el Subsecretario de SEGPRES. Esa fue una interesante reunión donde, como detalle, me tenían preparada comida kasher, lo que fue un interesante gesto, un signo de mucho respeto.El viernes 11 de marzo, en Valparaíso, fue el acto de traspaso de mando y participé junto al representante de la Iglesia Católica y los de los evangélicos. Terminado ese acto, que tuvo gestos republicanos muy esperanzadores, el presidente entrante se fue a Cerro Castillo con las delegaciones y jefes de estados, y el resto de los de las delegaciones y los embajadores asistentes fuimos invitados al Palacio Vergara, donde se dirigieron palabras y se sirvió un cóctel.En la transmisión oficial se vio claramente cuando, antes de comenzar la ceremonia de cambio de mando, llegó el Presidente Piñera al salón y se acercó a saludarte.-Sí, yo estaba justamente detrás de las dos primeras damas yme saludó, en un gesto muy deferente de su parte. El acto fue muy republicano, imperó mucho respeto entre entre las partes y eso es esperanzador para el futuro del país. A continuación, hubo una invitación del presidente entrante a un saludo protocolar, entonces nos tocó a los religiosos -de forma individual y en el lapso de un minuto, un minuto y medio- conversar con el presidente. En ese ámbito le traspasé la felicitación de la comunidad judía por su asunción y nuestro deseo de éxito, y le comenté que muy probablemente esté en la Casa de Gobierno, a lo que él manifestó que, de ser así, sería un gusto encontrarnos y discutir algunas inquietudes intelectuales, ya que le gustaría saber más cosas sobre temas temas de judaísmo.Y después, el día sábado -en que no participamos por ser Shabat- dejamos un mensaje escrito que fue leído por el por el maestro de ceremonia. Fue un fin de semana muy ajetreado y tenemos mucha esperanza de que los años que vienen sean buenos para todo el país.Rab Eduardo, en términos generales, ¿qué impresión te llevaste de todo el proceso de cambio de mando y de los rituales republicanos asociados, y en especial de la participación a la que fueron convocados como líderes religiosos?-Creo que la actividad interreligiosa es fundamental, ha demostrado que que ha sido la herramienta para derribar muros, en primer lugar, de conocimiento y también de perjuicios. Existen instancias interreligiosas muy fructíferas, como ADIR, donde participa el Rabino Daniel Zang, y la Confraternidad Judeocristiana, donde está el Rabino Shmuel Szteinhendler. Siempre estuvimos en esa postura y eso creo que ha significado que los judíos seamos aceptados y vistos como imprescindibles en todo acto interreligioso. Esto, también, viene de mucho antes, con rabinos como Rabino Esteban Veghazi y el Rabino Ángel Kreiman, que trabajaron muchísimo en esta tarea.Por el otro lado, creo que en este gobierno no vamos a tener mayores inconvenientes en el tema religioso. Encuentro una buena acogida por parte de las autoridades hacia la libertad de culto y espero que eso se mantenga durante todo este período.Rabino Eduardo, tuviste un rol muy significativo durante el gobierno de Sebastián Piñera en la Capellanía Judía en La Moneda. Durante este nuevo período de gobierno, ¿este rol se mantiene o está sujeto a la confirmación presidente?-En realidad esto funciona por una doble vía, por un lado es la comunidad judía la que tiene que presentar una propuesta y, por otro, el gobierno tienen que aceptarla. Entonces entendemos que la comunidad judía seguirá con la propuesta de los últimos años y el resto depende del gobierno.En cuánto a tu gestión como capellán, ¿cómo dirías que fue la relación con el Presidente Piñera?-Entré a la capellanía en el primer gobierno del Presidente Piñera, en los dos últimos años, entonces estuve en los cuatro años del segundo gobierno de la Presidenta Bachelet y en el segundo período del Presidente Piñera. Este cargo es visto por la comunidad judía como un cargo no político, por el contrario, apolítico, y en ese sentido el contacto con el Presidente Piñera y con la Presidenta Bachelet fue muy cordial, teniendo libertad para el ejercicio de la tarea de la capellanía, que fundamentalmente es atender a los judíos y judías que trabajan en los ministerios y entidades públicas. Hemos dado clases, hemos participado en todas las actividades protocolares, pero detrás de eso hay una atención a la gente y una labor pedagógica que es la más importante y es abierta a todos los que quieran participar, no solamente judíos, ya que hemos tenido la participación de no judíos. En estos 10 años en el Palacio de Gobierno se ha desarrollado, también, la celebración de Jánuca en La Moneda y otras que hemos ido haciendo entre los tres capellanes, como oraciones especiales para momentos importantes del calendario histórico del país. Ha sido un período muy significativo.

publicado 18 Marzo 2022

Sobre la Presencia de Jeremy Corbyn en Chile

En lo que refiere a las elecciones chilenas, todo el proceso estuvo bajo una pugna entre la izquierda y la derecha extremas.La toma del mando del ganador acerca invitados del exterior de ideología similar.En este caso, el foco recayó en la controvertida figura del exlíder del Partido Laborista y aspirante a Primer Ministro británico, Jeremy Corbyn. Se sabía que los laboristas, al igual que sus contrapartes demócratas en los Estados Unidos, tenían una abrumadora mayoría de partidarios judíos.  Samuels recordó que su tío traía un casco de policía a cada reunión familiar. Le había arrebatado el casco a un policía que custodiaba al líder de la Unión de Fascistas Británicos, Oswald Mosley, mientras marchaban por el East End laborista judío de Londres en la década de 1930. Gran Bretaña lideró la resistencia contra la Alemania nazi para los aliados occidentales hasta que Estados Unidos entró en la guerra.  Pero podría haber sido al revés. Los 330.000 judíos británicos de  la lista del Protocolo de Wannsee fueron marcados para el exterminio.  “Treinta kilómetros de agua -el Canal de la Mancha-, nos salvaron del Holocausto en el continente”, afirmó Samuels.Un avance rápido a la última década muestra un aumento del antisemitismo en Gran Bretaña.   Los barrios judíos de Londres han sido atacados. BBC Radio, la voz de “London Calling” llamando a la Europa ocupada por los nazis, se convirtió en la actualidad y  especialmente entre las figuras del Partido Laborista en un espacio de odio hacia los judíos derivado un creciente antiisraelismo.El listado anual sobre “Diez casos de antisemitismo” del Centro Wiesenthal de 2019, estuvo encabezado por Corbyn. Su invitación al Parlamento de miembros relevantes de Hamás, a pesar de ser considerada una organización terrorista, junto con otros odiadores antisionistas entre los militantes del Partido,   provocó la salida de sus parlamentarios judíos.Los laboristas perdieron las siguientes elecciones, en gran parte debido a sus problemas internos y a su imagen antisemita, la que ha crecido pari passim en todo el Reino Unido. Las expresiones de antisionismo se multiplicaron, trasplantando el conflicto israelí-palestino a las comunidades árabes de todo el mundo, también en Chile, país que cobija la mayor comunidad palestina fuera de la región de Oriente Medio. Tales declaraciones pueden ser reinterpretadas por quienes fomentan el odio realizando ataques contra las comunidades judías.Esperamos que la invitación de Corbyn como “Invitado de Honor” en la toma de posesión del recién electo Presidente chileno Gabriel Boric  haya sido un descuido, no un precedente.

publicado 21 Enero 2022

Históricas cifras de Aliá desde Chile

Los números de personas de la comunidad judía chilena que están emigrando a Israel en los últimos años han crecido exponencialmente. De casi 45 olim que se registraron en 2019, cifra que representaba el doble de los años anteriores, se pasó a 119 olim jadashim chilenos en el año 2021. Y, tal como nos comenta Leonardo “Cotó” Leizerovith, sheliaj de la Sojnut en Chile, es probable que durante el 2022 esta cifra llegue a 150 personas. Esto hace que, en la actualidad, Chile sea el tercer país de América Latina desde donde sale la mayor cantidad de olim, después de México y Argentina. Son muchos los factores que motivan a las personas a emigrar, y varían desde motivaciones ideológicas, como un compromiso sionista y con el Estado de Israel; planes de estudio; nuevas perspectivas laborales, e incluso razones de salud. Lo cierto es que todos quienes hacen Aliá, no solo desde Chile, sino desde todo el mundo, buscan empezar una nueva vida en Israel. Y para eso deben seguir un proceso a través de la Agencia Judía, la Sojnut, que puede tomar cerca de seis meses, a veces menos o más. Como explica Cotó, en este proceso es fundamental la celeridad con la que los futuros olim proveen la documentación que se solicita, y advierte que suele suceder que al momento de tomar la decisión de emigrar viene un “rush” en que todo se hace rápidamente, velocidad que baja a continuación. Por eso, insta a entregar los documentos necesarios con la mayor rapidez posible, para así acortar los plazos del proceso. Sobre todo, considerando que la culminación de este, el viaje a Israel, depende en tiempos de pandemia de la apertura de las fronteras aéreas de este país, así como de los vuelos disponibles. Recapitulando, los trámites necesarios para hacer Aliá se dividen en dos etapas: una online y una presencial. El primer paso es virtual y se realiza a través del Global Center de la Sojnut, que tiene un número telefónico asignado a cada país. En el caso de Chile, es el +12300207904. Contactando ese número, se debe solicitar la apertura de una carpeta de Aliá y serán requeridos, entonces algunos documentos: Pasaporte válido, con vigencia de al menos un año de la fecha de la Aliá; Certificado de Nacimiento apostillado, es decir, legalizado, y certificado de judaísmo, esto es que haya un rabino que reconozca que la persona interesada es parte de la comunidad judía. Estos documentos se envían vía Internet, y una vez validados en Israel, le son remitidos a los encargados de la Sojnut en el país, quienes entonces conducen la segunda etapa del proceso, que considera la entrevista con los futuros olim jadashim, la gestión de la visa con el consulado y de los tickets aéreos. De todas las recomendaciones que Cotó Leizerovith entrega para quienes están en el trámite de emigrar a Israel, o bien, quienes están pensando en esta alternativa, hay una que no se debe dejar pasar: como todo proceso de migración, este es un proceso burocrático y toma tiempo, sin embargo en el caso de la Aliá a Israel, los tiempos son bastante acotados. Es cosa de considerar lo que implicaría enfrentar un proceso de migración a Estados Unidos, o incluso a Chile, y los plazos que estos requieren. Por eso, vale la pena poner las cosas en su lugar y tener paciencia para desarrollar los trámites de la Aliá de manera tranquila y efectiva. Ronny Majlis, olé jadash:“Vivir en Israel es una experiencia mágica, con pros y contras, como todo en la vida”Ingeniero Comercial, mentor de start ups, Gerente General y socio de The Cow Company, CEO de BEE LAB y fundador de Impacta VC, Ronny Majlis -junto a su esposa y cinco hijos- hicieron Aliá durante el año 2021. Conversamos con él para conocer de primera fuente sobre esta experiencia y también pedirle algunas recomendaciones para quienes se preparan para empezar una nueva vida en Israel. ¿Desde cuándo estás en Israel y en qué lugar estás viviendo?-Llegamos el 23 de junio hace casi siete meses, y vivimos en Ramat Beit Shemesh.¿Qué te motivó a hacer Aliá?-Esa es una pregunta corta que tiene una respuesta larga, yo le atribuiría tres factores principales: 1) Querer darle a nuestros hijos más amplitud de opciones de vivir un judaísmo integral; que puedan trabajar casi en cualquier área y profesión sin estar presionados a tener que tener un título de una de las "carreras clásicas"; vivir en una sociedad con miradas tan distintas y de tantos tipos también les abre la mente en muchos aspectos;  2) El amor por Israel y el sentir que estamos ayudando en el desarrollo de un país que es el nuestro y que en parte es un sacrificio en muchos aspectos, pero que será por el bien de nuestra familia y las generaciones que vengan después de nuestros hijos, el costo lo asumimos nosotros por ellos; 3) Profesionalmente, en mi caso -que estoy más enfocado en el mundo de las startups y la innovación- estar aquí es como hacer un MBA respecto a todo lo que está pasando en este ecosistema.¿Cuánto tiempo te tomó el proceso desde que abriste carpeta con tu familia?-No recuerdo bien, pero puede haber sido unos seis meses.¿Cómo ha sido la vida en Israel hasta ahora?-Vivir en Israel es una experiencia mágica, con pros y contras, como todo en la vida. Yo digo, para los futboleros, que estar aquí versus en Chile es como ir al estadio a ver un partido o verlo en la tele: es más incómodo muchas veces, no estás en tu sillón viendo las jugadas y repeticiones, pero también celebras los goles o sufres las derrotas con mayor intensidad, no hay mejor ni peor, son cosas distintas...¿Qué recomendaciones le darías a otra gente de la comunidad que está pensando en hacer Aliá?-La gente que quiera hacer Aliá, depende el momento en el que está en su vida, con o sin hijos, en qué edad, etc. Lo que sí creo -que es algo que es igual en todos los casos- es en no venirse aquí como una escapatoria a otra cosa; la vida aquí si es compleja, no hay familia en muchos casos, hay menos descanso, menos ayuda, etc. No hay que pensar que aquí la vida es más barata, porque no lo es, pero sí se puede vivir con menos. Al final, al tener lo básico cubierto, la gente se las arregla y todos viven vidas bien parecidas. Otro consejo es asumir que los primeros meses se necesita bastante dinero para acomodarse, creo que es un error venirse pensando que se las van a arreglar con lo de la Aliá, hay muchos trámites y cosas que requieren tiempo hasta que se liberan, y venirse muy justo no es lo ideal.El otro consejo podría ser que hablen con gente que ya está acá, hay muchos detalles y soluciones que si no conoces  te pueden enredar o hacer pasar un mal rato. Mejor arrimarse a alguien que ya se vino y que le tocó lo mismo que te va a tocar a ti.

publicado 31 Diciembre 2021

“Nuestro enfoque es hacia el comercio y el cliente, lo que nos diferencia de nuestra competencia”

Roberto Chame Palachi, gerente general de Redelcom, conversó con LPI luego de que se anunció que el conglomerado de comercio electrónico Mercado Libre, adquirió la compañía chilena fundada en 2010. Roberto abordó en detalle un poco de la historia de la empresa y de los desafíos que ha debido enfrentar durante la pandemia y el estallido social, así como los cambios que se avecinan en relación al uso de las tarjetas de crédito y el efectivo, que va en franca retirada.Para poder explicar la compra de Redelcom por parte de Mercado Libre yo creo que es importante que los lectores de LPI sepan cómo se creó Redelcom y qué los llevó a convertirse, en una década, en un importante actor de los medios de pago en Chile.-La idea de crear una empresa que ofreciera alternativas de pagos a los comercios, nació hace muchos años, cuando a través de la Empresa TransTel, en 2005, ofrecimos este servicio a la compañía Abastible, por medio de un POS (Point of Sale) que integramos y procesamos en exclusiva con la tarjeta Falabella. En aquel entonces, esta era una tarjeta cerrada que solo se usaba en las tiendas y en algunas estaciones de servicio. ¡Eso significó toda una revolución! Hace 16 años no había POS móviles, ni tampoco las transmisiones de datos por celular. Usábamos mensajes de textos cortos o SMS para transmitir los datos de las transacciones, lo que significó una gran innovación para la época. Desde aquellos años nos acercamos a TransBank para incorporar más tarjetas a nuestra red móvil de POS, pero la respuesta obviamente fue “Siga participando”. En esta incursión, seguimos con Lipigas con la tarjeta Ripley y finalmente Gasco con la tarjeta Presto. Luego se quebró la exclusividad comercio-tarjeta y todas la empresas aceptaron las tarjetas de las casas comerciales (Hites, Abcdin, La Polar, etc).La respuesta de los bancos a esta iniciativa fue convertir a las tarjetas de las casas comerciales en tarjetas abiertas y con marca Visa o MasterCard, cerrando la posibilidad que nosotros las pudiéramos procesar.  Redelcom nació el 2010 con la idea de crear una red de procesamiento de pagos abierta y con integración a otros servicios. Tocamos todas las puertas una y otra vez. Mirando esto, pienso que fuimos muy optimistas, porque recién en octubre de 2019 salimos al mercado. Cuéntenos un poco de su trayectoria Roberto y cómo desemboca en este gran emprendimiento que crea junto a Alberto Kassis y Armando Jara.-En 2009, contacté a Distribuidora Rabie buscando con ellos realizar una alianza o sociedad mediante la cual esta firma pudiera colocar los terminales (POS) en los más de cincuenta mil comercios que semanalmente atendían. Ahí conocí a Armando Jara, Gerente General de Rabie, y también a Jorge (Coco) Rabie y  Esteban Rabie, todas grandes personas con las cuales rápidamente entablé una amistad y acordamos asociarnos. Ellos colocaron el músculo comercial y nosotros el tecnológico.  Presentamos el proyecto en Chillán, en dónde nos acompañó Marcelo Melnick, que -con su kipá puesta- hizo una muy buena presentación. Cuando terminó, se me acercaron Coco junto a Armando y me dijeron: “Roberto, hablamos con mi hermano, nos vimos rodeados de judíos, por lo que nos rendimos y nos asociaremos con ustedes”. Después de una larga carcajada, me dijeron: “Nosotros nunca hemos tenido socios. ¿Me imagino que si nos damos la mano nos hacemos socios?”.  Lamentablemente, esta sociedad nunca llegó a puerto, porque los Rabie sufrieron un incendio de su bodega principal, lo que les complicó mucho el negocio. Al poco tiempo, Armando Jara dejó la Gerencia de la Distribuidora Rabie y se vino a trabajar a Redelcom.En 2017, Redelcom llevó a cabo una ronda de levantamiento de capital y un amigo mío, Carlos Alberto Cartoni, nos introdujo el Family Office de Alberto Kassis, quien nos aportó el capital necesario para poder terminar con el desarrollo de Redelcom y salir al mercado en 2019.Efectivo en retirada¿Cómo ha visto la expansión del mercado de pago digital en Chile? ¿Cree que aún no alcanza todo su potencial?-Estamos recién partiendo y el potencial es muy grande, además, con la pandemia, el efectivo se encuentra en franca retirada. Por todos lados existe escasez de monedas y billetes de baja denominación. Es difícil para cualquier comercio subsistir sin recibir pago con tarjeta, en eso la pandemia ha favorecido al mercado de la adquirencia (proceso por el cual banco te brinda las herramientas necesarias para que puedas ofrecer pago con tarjetas –crédito y débito- en tu negocio).Estallido y pandemia¿Piensa que con el estallido social y la pandemia afectó a su sector que dependía mucho de usar los POS? ¿O se generó un efecto contrario al aumentar la demanda, producto del teletrabajo?-Bueno, la pandemia definitivamente ha favorecido la colocación de POS en el mercado.¿En qué sectores del mercado piensa que puede penetrar Redelcom -ahora que fue adquirido por Mercado Libre- y que aún, a su juicio, no han sido explotados?-La oferta de servicios de Redelcom es muy potente y distinta a la oferta tradicional. De partida, todos nuestros POS  funcionan como una máquina registradora, todas las ventas en efectivo, tarjetas y billeteras electrónicas son registradas en la web de los usuarios. Se procesan las tarjetas, las billeteras y la transacción termina finalmente imprimiendo una boleta electrónica. En palabras simples, es un terminal de venta y no sólo un terminal de pagos. Cualquier comercio en forma sencilla puede integrar nuestros POS a sus sistemas de caja  y, por último, en nuestros POS es posible montar o instalar cualquier aplicación desarrollada por terceros, y que naturalmente se integra a la solución de pagos. Redelcom cuenta con la representación de la empresa israelí Nayax, que se dedica a la instalación de esta tecnología en máquinas expendedoras para hacer el monitoreo de su operación y también integrando un sistema de pago. Todo esto lo vio Mercado Libre, y lo pretende implementar en todos los mercados en los cuales participa, y lo que es una excelente noticia para Chile, porque se traerán más servicios de pago, sumado a toda la experiencia en administración y logística de este negocio. Competencia¿Qué tiene Redelcom que no tiene Transbank que es su principal competidor? ¿Y cuáles son sus ventajas comparativas?-Nosotros tenemos una oferta muy distinta a la competencia. Nuestro enfoque es hacia el comercio, nos colocamos del lado del cliente, entendiendo sus necesidades. Nuestra red es abierta, es decir cualquier medio de pago o billetera electrónica pueden operar, sin importar de donde venga. Y también se encuentra abierta para que cualquier emprendedor desarrolle una aplicación y la integre con nuestra solución de pago.  Ustedes venden terminales de pago para las empresas. ¿De dónde viene la tecnología con qué operan estas máquinas y con qué sistema operativo trabajan?-Nosotros importamos tecnología principalmente desde China e Israel, dependiendo del interés de nuestros clientes, les vendemos las máquinas  con valores de cuotas inferiores a un arriendo. Por lo general, los POS vienen con un sistema operativo Android y toda la programación de los POS y los servidores que los atiende lo hacemos nosotros, por lo que la flexibilidad para ajustarse a las necesidades de los clientes es enorme. Ciberseguridad¿Cómo se protegen de los hackers o terroristas de la información que quieran robar o acceder a sus archivos o los de sus clientes en los distintos productos que ustedes promocionan? -Lo principal en seguridad es justamente no hablar de cuáles son nuestras políticas de seguridad. Sin embargo, si te puedo comentar que para estar en este negocio se hace necesario cumplir con varias certificaciones que no son otra cosa más que procedimientos y adopción de normas justamente orientadas a la seguridad de los datos. En Chile, por ejemplo, dejarán de operar las tarjetas con banda magnética, dando paso exclusivamente a la lectura de chips sin contacto, lo que le da a la transacción una gran seguridad, ya que los chips no se pueden clonar. 

publicado 31 Diciembre 2021

“Tenemos la inversión israelí más grande en Chile”

Ingeniero comercial y Máster en Finanzas de la Universidad del Desarrollo, cursó el Programa Ejecutivo en Innovación Empresarial de la Universidad de Stanford, obtuvo un MBA del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y actualmente cursa el Doctorado en Administración de Negocios de la Universidad Bocconi en Milán, Italia.En 2012 fue galardonado por el Diario Financiero con el premio “Joven Líderes”  y por la UDD como egresado destacado. Adicional a su labor en Genesis Ventures, Andrés Meirovich -cofundador y socio de este fondo de inversión- es columnista del Diario Financiero, profesor y director co-académico del diploma de Venture Capital de la UAI, profesor del curso Venture Capital in Latam del MIT, director del MIT Chile Club  y profesor de MBA del curso VC/PE del Herbert Business School de la Universidad de Miami.Genesis Ventures financia entre uno y 10 millones de dólares y está presente con equipos locales en Santiago, Reino Unido y Miami. Comenzó a operar en 2006 como una consultora, con dos personas. Dice, a modo de broma, que eran como McKinsey (la más grande a nivel mundial) a pequeña escala. Han colocado su foco en las áreas de innovación y emprendimiento, siempre manteniendo un nexo con la CORFO, siendo socios en algunas consultorías.En 2012 este organismo lanzó una nueva línea de incentivos para la creación de venture capitals en Chile. Fue entonces cuando la empresa tomó la decisión de crear una nueva área, transformándose de Genesis Parters a Ventures. Abrieron su primer fondo en 2013, con inversionistas de Chile para invertir en startups nacionales. Una de éstas fue Amipass, donde uno de los socios es Alberto Gassmann.Al poco tiempo se dieron cuenta de que era difícil crecer desde Chile y tomaron la decisión de ampliarse a los Estados Unidos o bien al eje Israel-Europa, ya que necesitaban encontrar inversionistas que creyeran en América Latina, en Chile y, por supuesto, en Genesis Ventures. Finalmente, optaron por ampliarse hacia Israel y Europa, mercados mucho más desarrollados que el nuestro. Fue así como en 2017 abrieron una filial en Londres y, desde entonces, ya cuentan con cuatro fondos que en activos bajo gestión suman US$200 millones. Hoy en día tienen inversionistas israelíes, franceses, alemanes, ingleses y americanos.“Estamos muy contentos junto a nuestros socios, Rodrigo Castro y José Luis Barrientos. Uno de nuestros grandes orgullos es que logramos convencer a inversionistas extranjeros que inviertan en Chile. Es más, nosotros tenemos la inversión israelí más grande en Chile, en términos de fondos de inversión. Quizás nuestro inversionistas más relevantes son israelíes”, señala Andrés Meirovich.Conquistar el mundo¿Cuáles son sus áreas de negocios y qué tipo de empresas buscan?-Nosotros tenemos dos áreas de negocios: venture capital puro, empresas de base tecnológica, y ahí tenemos dos fondos de los cuatro, y tenemos otros dos fondos en energía, que básicamente son plantas solares, eólicas, hidrógeno verde, y start ups asociadas a energía, qué básicamente hagan más barato o más útil todo el proceso de la generación de energía y de hidrógeno verde. Entonces, ¿qué se busca? Empresas que tengan mucho potencial, que escalen muy rápidamente, y son empresas del mundo que usan a Chile como plataforma para Latam o empresas que nazcan de Chile para que crezcan hacia Latam o el mundo. Su lema es invertir en empresarios con una ambición global. ¿Qué características deben tener estos empresarios a título personal y profesional?-Te diría que mucha hambre, que quieren conquistar el mundo con empresas que nacen en Chile pero que se proyectan para Latam y el mundo; que sepan inglés, porque las rondas con inversionistas son en inglés; y que sepan flujo de caja, que es una herramienta vital, porque es el reflejo de todo el plan estratégico y del plan de negocios. También que conozcan los mercados en los cuales van a estar y quieren ir. Eso no es tan fácil. Uno busca certidumbre dentro de la poca certidumbre que hay cuando uno invierte en innovaciones tecnológicas.¿De qué manera apoyan ustedes a las startups, a nivel profesional/tutorial, para que tengan éxito?-Como fondo de venture capital, el apoyo o lo que se busca es un concepto que se llama “smart money”, donde básicamente uno no solo pone la plata sino que ayuda a la empresa que escale, vía los directorios o ayudándolos a conseguir las distintas rondas de financiamiento. Una start up tiene entre cuatro y cinco rondas de financiamiento antes de venderse o salir a la bolsa. Te diría que somos una de las gestoras por nicho más grandes en Chile, por lejos.¿Y cuál es su sello?-Hemos logrado tener inversionistas de mucha calidad, aparte del soporte y el apoyo de la CORFO, y ahí tenemos un fuerte vínculo con Israel donde contamos con inversionistas y estamos invirtiendo en tecnología. Tenemos planes de generar muchos más vínculos, por razones familiares. Pensamos que podemos ser un muy buen puente entre Israel y Chile tanto en inversiones en fondos de acá como nosotros invertir en startups de allá.¿Cuál es el porcentaje de éxito promedio de las startups de Genesis Ventures? ¿A qué se debe este éxito y cuáles son los factores de aquellas que fracasan?-Hablaría de las razones por las que fracasan, que son básicamente dos: el riesgo del equipo, es decir que no había un gobierno corporativo adecuado (equipos comprometidos, equipos con distintas competencias: de gestión, de venta comercial, del área tecnológica). No todas las startups tienen ese nivel de socios. Y dos, porque básicamente no tenían mucha ambición. Hay que distinguir entre una PYME, que crece alrededor de un 20% anual, y una startup que crece un 20% mensual. Entonces si una start up se transforma en una PYME, fracasa, porque la PYME solo es rentable para el fundador, pero no para el fondo de venture capital que está detrás. Yo entro, engordo y vendo. Ese es mi negocio. Entonces, si no crece lo suficiente, la empresa va a ser invendible, y ahí están los riesgos: que los fundadores se queden cómodos siendo una PYME y no sigan a 150 kms. por hora para ser una startup.¿Cuándo esperan en promedio recuperar la inversión que han hecho en una startup?-Típicamente los fondos, por ley, duran 10 años, y uno estima que los ciclos duran cinco años, es decir, uno invierte en el año 1 y espera quedarse con esa empresa cinco años, dependiendo de la oferta y las demanda, pero típicamente esos son los ciclos.Energía y tecnología¿Ve a Chile como líder en energías limpias en América Latina?-Sí. Nosotros, lo que hemos vendido, en el buen sentido, es Chile como hub o puente para Latam, y eso lo vemos tanto en startup pura como en energía. En energía es mucho más claro, porque tenemos la ventaja de contar con mucho viento en el Sur y mucho sol en el Norte, entonces eso es una ventaja climática que nos ayuda, claramente, y por eso que ha sido el auge de las plantas solares o de viento, porque Chile, claramente, tiene las mejores condiciones o una de las mejores para poder desarrollar ese tipo de energía. El tema del hidrógeno verde ha sido también un boom porque, claramente, el gran tema del hidrógeno, que está hace mucho tiempo, era el costo, y hoy como la energía tanto solar como eólica están tan baratas, ayuda a que el proceso de generar hidrógeno sea mucho más barato de lo que era hace algunos años, lo que hace que realmente quieras o puedas llegar a precios competitivos, versus los otros combustibles fósiles.¿Qué alternativas de proyectos de inversión visualizan con mayor potencial actualmente en Chile?-Por el lado de energía, Chile está haciendo una campaña para ser el polo energético no solo de Latam sino del mundo. Aquí las grandes ventajas que tiene el país son su fortaleza solar en el Norte y de viento en el Sur. Entonces, por un lado, la industria de energía tiene realmente mucho potencial. Y lo otro que tiene Chile es todo el tema de las Fintec, es decir, empresas de base tecnológica que quieren impactar en el mundo financiero. Una industria que se está moviendo también con mucha fuerza es el Agrotech, que son empresas de base tecnológica que buscan impactar en el agro, y ahí claramente Israel es un espejo o un ejemplo de lo que estamos buscando.CORFO e incentivos¿Cómo ha sido el apoyo gubernamental del gobierno al desarrollo de las start ups?-CORFO ha sido un súper apoyo en Chile. Piensa que CORFO copió, adaptó, se basó en lo que hizo Yozma en Israel, que lo trajo Eduardo Bitrán a inicios de 2000. Y CORFO fue varios pasos adelante en términos de plata, constancia, durabilidad. CORFO apoya los fondos desde aquellos años, obviamente con variaciones. Hoy en día el venture capital es muy distinto a lo que era hace 20 años, pero CORFO ha sido un soporte súper relevante. Si no existiera la industria de venture o de start up en Chile, no hubiese sido tan fuerte como es hoy.¿Cuáles serían los riesgos? -Que el nuevo gobierno no vea esto y quite ciertos beneficios. Lo que yo te diría es que hay que aumentar los beneficios. Hoy Londres, Singapur y Luxemburgo, son grandes hubs porque hay incentivos para que realmente inviertan en startups. Israel mismo tiene muchos incentivos, entonces aquí hay un muy buen mix entre muy buena oferta y el rol de las universidades, de Start Up Chile, etc., pero si no hay una industria financiera fuerte, el país podría estar dejando plata sobre la mesa. Vemos mucha compra-venta que se hace fuera de Chile y la plata no queda aquí. Lo que uno busca es que el impacto que tiene la innovación y el emprendimiento quede en Chile. Todos celebramos empresas como Cornershop o NotCo, pero me encantaría que esas transacciones o ese pago de impuestos se quedaran en el país. Entonces, hay que crear incentivos para que los inversionistas prefieran abrir sus fondos en Chile y que las transacciones queden en el país si realmente queremos ser el hub de venture capital de la región. Entonces, CORFO debe seguir más fuerte que nunca, y ojalá que con el nuevo gobierno de Gabriel Boric se siga con lo mismo. Piensa que la start up o el venture capital, el impacto que tiene es de 7 a 1, o sea, por cada peso que se invierte quedan 7 pesos en el país o en este ecosistema, en temas de servicios, salarios, rentabilidades y más.¿Cuáles son los desafíos para el desarrollo de los startups en Chile? Los pro y los contras…-Aquí siempre me gusta destacar que hay dos vías, como todo mercado. Tienes la oferta, que salgan innovadores, emprendedores, que creen sus empresas, pero por otro lado tiene que haber una demanda por esas empresas, o una oferta de servicios financieros. La industria financiera, en términos de la creación de fondos de inversión, obviamente que es muy relevante porque es la bencina que financia esa start up, ya sea de energía o de retail o cualquier otro rubro. Y Chile hoy en día tiene muy buenas condiciones por el tema CORFO y por la Ley Única de Fondos que hace interesante que inversionistas extranjeros se instalen en Chile. ¿Cuál es básicamente? Que si un fondo en Chile invierte al menos un 80% fuera de Chile, ese fondo no paga impuesto. Entonces si uno puede combinar eso con CORFO, realmente la situación que tiene Chile es súper interesante. ¿Cuál sería el camino en Chile y el apoyo tanto privado como gubernamental requerido para asemejarse a la realidad de Israel?-Una de las fortalezas de Israel es que atrajo a inversionistas extranjeros a invertir en startups. Entonces, uno tiene que hacer cosas para que se generen nuevas empresas, y ahí lo que hizo Israel es que muchas compañías globales como Amazon o Google tienen un pie allá, y así se genera conocimiento. Y por otro lado, Israel tiene una industria financiera fuerte. Creo que nosotros debemos ir por esos dos lados. Más que ayuda del gobierno, que ya está con la CORFO y muy bien, es cómo yo atraigo a los mejores emprendedores y a los mejores fondos del mundo para que inviertan desde Chile, y ahí el tema de beneficios de impuestos e incentivos para que extranjeros inviertan, son clave.

publicado 30 Diciembre 2021

Balance de cierre

Queridos lectores:No querría terminar este 2021 sin la posibilidad de agradecerles haberme hecho un lugar en sus vidas para que periódicamente les transmita algo de lo que habitualmente ocupan mis preocupaciones.Se cierra un ciclo más en una era complicada y anormal, soñando que no se torne normal.Una coyuntura difícil, donde se politizó hasta la salud como nunca. Donde la comunicación se complicó más.La política se radicalizó. Las grietas se ampliaron. La hermandad entre humanos se ha transformado en las relaciones complicadas de hermanos conflictuados y desconfiados.Esta semana, como todos los años, el Centro Wiesenthal publicó el Top 10 de Antisemitismo Global. Una pronta lectura de lo expuesto, nos muestra que durante 2021 una empresa multinacional (UNILEVER) puso a disposición su estructura para un boicot ilegal e inmoral; el odio en los campus universitarios se expandió a niveles de intolerancia inusitada en un espacio que debe promover todo lo contrario; movimientos internacionales que introducen en el centro de la escena conceptos antisemitas; un país que debe tener una enorme responsabilidad con su historia como Alemania, retrocede varios casilleros y compromete nuevamente su futuro; los gigantes de las redes sociales no contribuyen a construir ambientes amigables; judíos llenos de autoodio que sirven a los intereses de quienes, llegado el momento, los tratarían como judíos, sin distinguirlos; el crecimiento de las teorías conspirativas utilizando comparaciones con el nazismo que distorsionan la historia; la captación de la otrora prestigiosa cadena de noticias británica BBC que se ha rendido frente al crecimiento del odio antijudío en el Reino Unido, desencadenado como nunca; la acción de Hamás que ya no se remite a solo la Franja de Gaza y la reivindicación de una política de estado que promueve el genocidio a la luz del día desde Irán, mientras el mundo ensaya una política de apaciguamiento, que sabemos que siempre fracasó.Los invito a leerlo completo en http://wiesenthal.com/TopTen2021_Espanol.Frente a ese escenario, pienso en la tarea de dedicar cada día de 2022 a confrontar el discurso de odio. No siempre es grato. Al respecto, desde hace unos días no paro de reflexionar sobre lo que Joaquín Sabina nos lega en “Noche de Bodas”: “Que ser valiente no salga tan caro; que ser cobarde no valga la pena.”Denunciar, decir basta, trazar una línea que no dejamos pasar, trabajar para mejorar leyes, exigir, reclamar. Nunca callar ni bajar la cabeza. No intentar satisfacer a quien nada le va a alcanzar.Ya que hablamos de ciclos, aprovecho para recordarles que nuestro gran mentor cumplía años el 31 de diciembre.Simon Wiesenthal, nacido ese día final de 1908, deja claro su mensaje a quienes tratamos de seguir su huella en esta anécdota que el Rabino Marvin Hier, Fundador y Decano del Centro ha contado muchas veces.“Un día, Simon llamó y dijo que le gustaría celebrar su 90 cumpleaños con unos amigos en Viena. Le pregunté dónde le gustaría celebrar.Dijo: "Tengo un deseo no cumplido, tener una fiesta en el Hotel Imperial". Me dijo que era el hotel favorito de Hitler y que tanto Hitler como Himmler tenían suites permanentes allí. Construyeron enormes búnkeres debajo del hotel, que todavía existen hoy, porque Hitler pensó que esto serviría como un cuartel general ideal desde donde podría conducir la Segunda Guerra Mundial.Durante el Tercer Reich, habría sido impensable, dijo Simon, que se viera a un judío en el Hotel Imperial. "Y quiero asegurarme", dijo, "de que se rompan todos los tabúes del Tercer Reich y que los registros de este hotel afirmen que Simon Wiesenthal celebró aquí su 90 cumpleaños con una cena kosher".En la noche de la cena, cuando la banda tocó su canción yiddish favorita, 'Belz, Mein Shtele Belz', miró hacia el techo, se volvió hacia mí y dijo: 'Ya ves incluso los candelabros están temblando porque es la primera vez que escuchan música así aquí.“Dejemos que el registro lea ", dijo," que Hitler ya no está aquí, pero incluso en el Hotel Imperial, los judíos todavía están vivos y siguen cantando ".Que 2022 les traiga muchos motivos para seguir vivos y cantar. Felicidades.

publicado 24 Diciembre 2021

Tres análisis sobre Boric, Chile, la comunidad judía e Israel

El pasado domingo 19 de diciembre, Gabriel Boric Font, magallánico, ex Presidente de la FECH, diputado, militante de Convergencia Social, con 35 años de edad, se convirtió en el presidente electo de Chile, con un 55,87% de las preferencias, alcanzando la mayor votación que ha obtenido un presidente en democracia -4,6 millones de votos- en unas de las elecciones con mayor participación de las últimas décadas (55,6% del padrón electoral).Fue, también, una de las elecciones más difíciles desde el retorno a la democracia; para algunos analistas, la más polarizada del último tiempo. Robert Funk, PhD en Ciencia Política y académico de la Universidad de Chile, sin embargo, no comparte esta visión, ya que -en su opinión- no se enfrentaban dos extremos. “Creo que se dieron las circunstancias para que pareciera polarizado, porque teníamos -supuestamente- la extrema derecha contra la extrema izquierda”, señala Funk, y agrega que “sin embargo, Gabriel Boric había hecho todo lo posible para no ser extremo. Si uno toma el Boric de 2010, un joven de 20 años, hay una performance ahí qué tiene que ver con la política universitaria, con la juventud.  Si uno se queda ahí podría decir “Ya, este es un tipo de extrema izquierda”. Pero después ve su trayectoria política desde entonces y, consistentemente, no solo para las elecciones, ha habido una evolución, una disposición a aprender, a reconocer errores, una crítica a los regímenes totalitarios como Nicaragua y Cuba; eso ha sido consistente. Uno mira el trayecto, y fácilmente se ve que es un trayecto socialdemócrata y que es un modelo tipo Escandinavia. Entonces, eso es muy distinto a tener una persona al otro lado que dice que quiere defender el legado del régimen de Pinochet, que se ubica un cierto lugar”.En segundo lugar, explica Robert Funk, está la polarización que se asumió tenían los votantes.  “Cuando uno mira los resultados de las elecciones, hay dos posibilidades: una es que Chile esté polarizado y que la distribución del voto sea en forma de U, con muchos votantes ambos lados, y otro es que que la distribución de voto sea la normal, que es una U invertida, en la que -por alguna razón- los liderazgos son polarizados, no los votantes. Yo creo que eso es lo que hemos tenido y ha sido porque el centro no ha sido capaz de producir partidos, liderazgos o proyectos atractivos. No hay una capacidad de canalizar ese votante de centro. Pero cuando uno ve el resultado y que el 80% votaron a favor de un proceso constituyente, eso no es polarización; si uno ve que millones y millones de personas salen a la calle, eso no es polarización; el nivel de participación en esta elección con los resultados que tuvimos, eso no indica polarización. Hay un consenso bastante amplio de que Chile quiere cambios sociales, una nueva Constitución, pero lo quiere de forma moderada, nada extremo; quiere mayor protección y mayor regulación.  Nadie está hablando de nacionalizar nada, ni de tomarse las casas, eso simplemente no está en la discusión. Entonces yo no veo dónde está la polarización”.Aunque todavía el Servel no entrega la información detallada de la distribución de votos en cuanto a grupos etarios, género y otros, ya se asigna un rol importante a los jóvenes y a las mujeres en el triunfo de Gabriel Boric. ¿Crees que fue lo que determinó la elección?-Primero, creo que una de las cosas que fue un motivante muy fuerte, por lado y lado, fue el miedo. Mucha gente votó por Kast por miedo a Boric, al comunismo o a “Chilezuela”. Por el otro lado, Kast hizo muy poco para bajar el nivel de angustia que podría causar su campaña, trato de hacer un giro hacia el centro, pero había un discurso súper autoritario. Estaba todo el tema de las mujeres, anti LGTBI+, eso de los arrestos fuera de las cárceles. Creo que la gente se dio cuenta que al final del día es lo que él dice ser, un pinochetista que admira a Bolsonaro.Aparentemente eso explica el aumento en participación de las mujeres, especialmente de mujeres jóvenes, que es interesante porque históricamente las mujeres en Chile votaban por la derecha. Y eso ha ido cambiando en el tiempo, pero con esta elección fue muy notorio. Y lo otro es el clivaje generacional, y eso tiene que ver también con el tema de los miedos y los no miedos. La caricatura del votante de Boric es el de una persona que nació en democracia, que probablemente fue a la universidad, de clase media y de Ñuñoa. Y yo creo que, efectivamente, ese sector no tiene los miedos que tiene la gente mayor, de la dictadura, de la transición, de ir demasiado lejos, a protestar, al comunismo. Es una generación que tiene otros miedos.  Sus dilemas tienen que ver con el medio ambiente, con el cambio climático, con la economía. Es una generación que llegó a la madurez en un mundo post crisis 2008-2009, donde ya llevábamos más de 10 años con muy bajas tasas de crecimiento, bajos niveles de oportunidad y de movilidad social. Entonces, al final, llevamos 10-12 años en eso y uno dice “No, este es el modelo que funciona”, pero a ellos no les funciona. Yo creo que esa diferencia generacional también es muy clave.¿Qué pasa con el clivaje de clase? ¿Hay un retorno a la dinámica “Clase baja-élite”?-Sí, creo que hay un elemento de clase pero no es la antigua, no es la lucha de clases de Marx, de Lenin o de Allende; la clase que vota por Boric es una clase media frustrada, no es la clase trabajadora pero se consideran trabajadores, y por eso Boric habla en sus discursos de trabajadores y trabajadoras, del pueblo. Me llama la atención esa cosa medio romántica y atávica del lenguaje. Pero quiénes son los trabajadores hoy en día: no son personas que trabajan en una fábrica de acero, son personas que trabajan en un mall o en una oficina, trabajan duro, se sienten abusados o no les alcanza la plata. También son estudiantes, personas que van a la universidad. Pero aun así es una clase frustrada.  Y por el otro lado, en la derecha, hay una clase empresarial a la que le ha ido muy bien durante muchos años, y -por tanto- no se ha dado cuenta de los conflictos sociales que ellos mismos crearon a través del modelo. Entonces, le temen a una clase trabajadora, pero no es la gente que se va a venir a tomar la fábrica, es la gente que quiere participar, la gente que quiere contribuir, que quiere tener voz.Una comunidad expectanteInmediatamente después de la elección, la Comunidad Judía de Chile, CJCh, publicó en sus redes sociales un saludo al presidente electo y buenos deseos para su próxima gestión. El mensaje generó el rechazo en muchas personas que, legítimamente, consideraron contradictoria esta posición con el discurso extremadamente crítico de Gabriel Boric respecto de Israel, y ocasionalmente de la comunidad judía. Gerardo Gorodischer, Presidente de la CJCh, en una entrevista con Radio Sefarad post elección, señaló que “Boric no es Maduro”, aludiendo al gobernante de Venezuela y a la analogía que se hace respecto a la posición ideológica de ambos. Conversamos con él para conocer sus impresiones y también el análisis que hace de esta elección, así como las expectativas de la dirigencia comunitaria respecto del próximo Gobierno y su relación con los judíos e Israel. Gerardo, ¿cuál es tu sensación personal y como presidente de la comunidad después de la elección?-Creo que, para la comunidad, ninguna de las dos opciones que teníamos el domingo eran opciones que nos identificaran completamente, por un montón de razones. Una, porque José Antonio Kast era de extrema derecha, tenía una posición respecto de las mujeres y de la minorías sexuales, y una falta de reconocimiento de la necesidad de entregar igualdad y una mejor calidad de vida, además de la serie de reivindicaciones que se habían levantado. Por el otro lado, tenías un candidato joven, con bastante intransigencia, que fue cambiando su discurso en la medida que avanzaba el proceso eleccionario, lo cual generaba dudas de si era realmente lo que pensaba o lo decía para poder convencer. Pero, la verdad, al final del día eran esa las alternativas que teníamos y no había más. Además, creo que Chile -en general- tiene una mirada más bien de centro y en esta elección la comunidad, en el mismo sentido, se vio poco representada. Conversé con mucha gente de dentro y fuera de la comunidad que me decían que no se sentían representados, y muchos de ellos ejercieron o no el voto por distintas razones.Ahora, efectivamente nuestra comunidad es diversa y hay de todo, por lo que aprender a respetar eso, y entender que la gente tiene formas distintas de pensar y ver la vida. Eso no tiene nada malo, tenemos que  entendernos y trabajar juntos, porque el pueblo judío es diverso.Lo que tenemos que hacer es tratar de motivar a la gente al respeto, a no polarizar y a no institucionalizar la política, que es lo peor que puede ocurrir. En cuanto a la posición de Boric respecto de Israel, ¿qué relación espera que tenga con el Estado Israel? ¿Qué relación espera que tenga con la comunidad judía chilena?-Lo primero que tenemos que entender es que acá nadie ha tratado de esconder lo que dijo Boric; lo que dijo, lo dijo. Pero así también creo que, primero,  hay desconocimiento de su parte respecto de Israel, de la comunidad judía en Chile y de la comunidad judía internacional, desde el punto de vista de la visión que tenemos respecto del conflicto palestino israelí. Él ha estado muy cercano a un lado de la historia y eso puede, de alguna manera, llevarlo hacia una tendencia. Pero también demostró, después de un par de conversaciones que tuvimos, un proceso en el cual entiende que hay diferencias, pidió disculpas por el incidente de Rosh Hashaná con la miel y también es valorable que haya mandado un saludo para Jánuca a través de Twitter, aunque haya sido en campaña, pero entendiendo que él en su mandato querrá representar a todos los chilenos. 

publicado 24 Diciembre 2021

No, gracias

Chile acaba de completar un año de muchas elecciones importantes. En todas ellas, como es tradicional, los electores concurrieron a los locales correspondientes donde emitieron sus votos introduciéndolos en las urnas.  Más tarde los vocales procedieron a abrir la urna y efectuaron el conteo de los votos a viva voz y en presencia de apoderados y observadores para finalmente llenar un acta con el resultado de la mesa que es comunicado a las autoridades del recinto.Frecuentemente me hacen la misma pregunta: ¿No sería ya hora de modernizar el proceso de votaciones y usar la tecnología de voto electrónico?  Hay varios países como por ejemplo Brasil donde la votación se hace íntegramente por medio de dispositivos electrónicos.  Después de meditarlo mucho y haber participado como vocal de mesa en tres oportunidades estoy convencido que no solo no es necesario cambiar el actual sistema, sino que sería un gran error hacerlo.El sistema manual actual funciona a la perfección.  Alrededor de las 9 de la noche o incluso antes ya se tienen contabilizados la mayor parte de los votos y, lo que es mas importante, nadie desconfía del proceso.  Finalmente hay un tribunal calificador que vuelve a revisar los votos antes de confirmar los resultados.  Este resultado final suele no diferir mas que en una mínima fracción del resultado dado la misma noche de la elección.  Dicen que si algo no está roto, entonces no hay que romperlo.  Pero ¿qué tan difícil es implementar un sistema de votación electrónico?  La verdad es que hay enormes desafíos.  Por ejemplo, todo sistema de votaciones, para que sea aceptado, debe cumplir con estas propiedades:● Asegurar que todos los electores puedan votar pero solo una vez.● Asegurar la privacidad del voto.● Asegurar la inalterabilidad del voto.● Permitir que cualquier persona pueda verificar el resultado.● Asegurar que el voto sea anónimo.● Permitir que personas sin mayor educación y ancianos puedan votar rápidamente.Se han creado ingeniosas soluciones y sistemas que permiten satisfacer los requisitos anteriores pero un gran problema aún persiste: ¿Cómo se puede convencer al 100% de la población que el resultado no ha sido alterado ?  En nuestro país aún hay resistencia a las compras por internet porque la gente siente desconfianza.  Esto es a pesar que la pandemia ha acelerado mucho el proceso.  Pero en una elección no basta que una mayoría le tenga confianza, sino que la totalidad de los ciudadanos.Lo primero que hay que descartar es la idea que tienen algunos de que el voto electrónico sería un voto por internet.  Idealmente usando una app en el celular. Eso no se usa en ninguna parte del mundo no solo por lo inseguro sino porque no cumple con varias de las propiedades que se exigen a un sistema de votación, como privacidad del voto o que personas de cualquier edad o educación puedan votar.  En los países en que se ha implementado el voto electrónico el ciudadano debe igualmente acudir a un local de votación, pero en lugar de hacer una línea en la papeleta, emite su voto accionando una máquina especialmente diseñada para votar.  En países en que el conteo es complejo y tarda mucho el votar en una máquina permite acelerar esta parte del proceso (no es el caso de Chile).  Existen también países que han dado un giro respecto a la decisión de usar un voto electrónico.  Entre ellos están por ejemplo Irlanda que lo abandonó en 2006, Holanda en 2007 y Alemania en 2009. Volvamos al problema esencial ¿confiaría Ud. en un sistema de votación totalmente electrónico? Esas máquinas son manejadas por una pieza de software de la cual Ud. no tiene la menor idea de como funciona ni de sus resguardos de seguridad. ¿Puede tener la seguridad de que es software no puede ser "hackeado"? Sabemos que existen personas muy inteligentes capaces de trabajar incansablemente para violar los sistemas computacionales de los bancos, ¿cuantas puede haber o pueden ser enroladas si lo que está en juego es la presidencia de la república?El problema es que aún cuando se logre implementar un sistema de votación electrónico que, desde el punto de vista técnico sea 100% preciso y seguro, cosa que ya resulta muy difícil de lograr, es imposible explicar a los ciudadanos los detalles técnicos que hacen a ese sistema preciso y seguro. Por eso es que es una muy mala idea reemplazar al sistema actual que no solo es preciso, seguro y rápido sino además creíble por toda la población.

Emocionante reencuentro en Israel

Fue la primera vez que se reunían en Israel. Después de todos estos años, un grupo de los que fueron los niños y niñas del Hogar de Niños de la B’nai B’rith, que funcionó entre las décadas del ‘70 y el ‘80 en Santiago, se encontraron en su actual país de residencia. Ellos y ellas, junto a quienes aún viven en Chile, se habían mantenido en contacto por Whatsapp durante los últimos años. La visita de Gabriela Yudelevich a Israel motivó la reunión. La tía Gaby, como la llaman ellos, de quien durante años recibieron amor y cuidados, igual como lo hace una mamá. La encargada de organizar el encuentro fue Gisela Flores. Israelí desde hace 19 años, Gisela tiene 50 años de edad, tres hijos y trabaja con estudiantes con capacidades diferentes. Su departamento en Afula fue el lugar donde los hombres y mujeres, nueve en total, que alguna vez fueron los niños y niñas del hogar, se encontraron. Nunca habían estado todos juntos, a pesar de vivir en el mismo país. En el caso de Gisela, había emigrado a Israel siguiendo a su hermana, Tamara, que también se crió en el hogar. Ella fue una de las niñas más pequeñas que estuvo en el hogar: entró a los cuatro, en 1976, estuvo hasta los 12 años de edad. Recuerda con detalles la vida en la institución. Dice que algunos de los niños iban al Instituto Hebreo y otros colegios públicos cerca de la casa ubicada en calle Maira. Del colegio volvían al hogar y hacían sus tareas. La tía Gaby los ayudaba en todo lo que ella podía. También tenían clases de hebreo y celebraban las fiestas judías. Los fines de semanas podían ver a sus padres o a sus abuelos. Sus padres estaban separados, y para ella y su hermana era difícil visitarlos. Gisela recuerda que, además salir en paseos, a veces iban a Algarrobo los fines de semana, también para las vacaciones de verano, donde podían ir también a Quintero o Coquimbo. El período en que Gisela vivió en el Hogar de Niños coincidió con el tiempo en que Gabriela Yudelevich fue motor del lugar. “Gaby era un amor, siempre ha sido así. Ella nos dio todo sin pedir nada a cambio, no recibió un peso del hogar ni del directorio, porque ella nunca lo quiso, ni aunque se lo hubieran ofrecido. Todo lo que hacía lo hacía por amor a nosotros y le gustaba ayudarnos. Ella estuvo al pie del cañón, nos ayudaba a hacer tareas, nos traía ropa para ponernos bonitos. Siempre tuvo esas ganas de tirarnos para arriba y, que como niños, estuviéramos contentos. Estuvo preocupada de nosotros, incluso iba a nuestras reuniones de colegio como apoderada. Estaba muy pendiente de todo, si faltaba algo ella iba, sin importar dónde, pero lo buscaba. Nosotros éramos sus hijos en esos momentos”. Por estas razones es que se reunieron especialmente para encontrarse con Gabriela en Israel, que se encontraba en un viaje familiar.  En la reunión, conversaron, compartieron, comieron juntos y recordaron anécdotas de su niñez. Cantaron todos juntos “Hine ma tov umanaim”, la canción que cantaban con Gaby para la celebración de cada Shabat y cada jag. Fue como un encuentro familiar. “Somos todos como hermanos, si nos criamos todos juntos”, señala Gisela. De asistente social a mamá“Soy asistente social por vocación, desde que tengo uso de razón, porque mi papá -que era médico- me presentó desde muy niña asistentes sociales en los hospitales, que me cautivaron. Cuando adolescente, una de mis tías paternas, Mariana Roizblatt, que era una de las fundadoras del Hogar de Niños de B’nai B’rith, me invitó a dejar enseres a este lugar. El amor con el hogar fue a primera vista y apenas me casé, hace 54 años, decidí colaborar como voluntaria ahí. Estuve 18 años de mi vida. Mi marido me decía “Pero Gaby, lo único que te falta es llevarte la cama al hogar”, por que estaba casi viviendo allá. Pero soñé con que en mi vejez vería cada niño con su propia familia, con éxito, y mi sueño de manera muy inesperada se cumplió hace pocas semanas en Israel”. Así recuerda Gabriela Yudelevich su voluntariado en el Hogar de Niños y el encuentro con quienes fueron como sus hijos, realizado unas semanas atrás. Un sueño cumplido, como explicó, en especial porque ella, muy sionista, siempre les habló de la posibilidad de hacer una vida en Israel. Porque no solo los acompañaba y aconsejaba, “era como una mamá para ellos, los acompañaba al dentista, era su apoderada en el colegio, los llevaba al doctor, organizaba los bar y bat mitzvá”. De la misma forma, se preoupaba de reunir los fondos para financiar las diversas actividades y cubrir distintas necesidades. “Fueron 18 años maravillosos, de amor, de cariño, de cariño mutuo, junto a un directorio que necesito destacar. El presidente era don Pincus Goldblum; como vicepresidente don Abraham Kohan; como Secretario don Egon Rosenfeld, un hombre brillante; como tesoreras Mansi Rosenfeld, Carlota Lasser y Gerda Wolff, que llevaban las cuentas de manera maravillosa y voluntaria. Tengo que destacar también a la tía Teresita, porque ella tenía que ver con la ropa de los niños, y se preocupaba de la vestimenta de cada uno, era una mujer buenísima”.“También quiero destacar, de manera muy notoria, la labor de la tía Marina. Ella era la mamá de los niños en el hogar, fue la que dio sus noches y sus días, sus cumpleaños, sus días sábado y domingo a los niños. Nunca nadie supo su apellido, seguramente estaba registrado en alguna parte, pero nunca le pregunté porque era como un ángel que vivía en el hogar. De la misma forma, quiero destacar también la labor de las profesoras de judaísmo, como Rosita Schaulsohn, y la labor de las psicólogas Ety, Brenda y Gaby. El cantante Pablo Trebistch también iba a amenizar, y de quien los niños se acuerdan mucho es de Simón Keller y de su acordeón. Es importante mencionar al Dr. Balassa, que iba a atender a los niños al hogar, y al Dr. Klorman, que los atendía en su consulta. Y a los dentistas del policlínico israelita, hoy CMI, que se portaron estupendo”.“En el hogar formé muchos grupos que me encantaba organizar, grupos para aportar plata, señoras que ayudaban a hacer las tareas, grupos de señoras que iban en Shabat para estar con los niños. Estas últimas estaban relacionadas con la WIZO, y quiero destacar a Margot Gutmann, que era la que muchas veces agrupaba a las señoras y organizaba lo que iban a traer. También organicé grupos con señoras que jugaban naipes, a las que les pedí que pusieran $ 5.000 pesos por cada vez que se juntaban a jugar, y con eso se podía ir a comprar cosas de almacén para los niños. Ellas aceptaron encantadas. La despensa del hogar estuvo siempre repleta. También organicé desfiles de moda y rifas, y siempre la gente colaboraba, porque las cuentas siempre cuadraban”. La recaudación de donaciones era una de las labores más desafiantes que Gabriela debía realizar para el hogar. Sin embargo, dice que debe agradecer a muchas personas, “porque puerta que se golpeada era puerta que se abría. Eran muy pocas veces la puerta que nos abrieron”. Sin embargo, la empresa más grande que le tocó enfrentar fue el cambio de casa para el hogar. “Cuando yo entré por primera vez al hogar como voluntaria, la casa era oscura, triste, con grietas y con cables eléctricos oxidados a la vista. Era una casa horrible, y tenían una figura en el living que aterrorizaba a los niños, les daba susto. Entonces yo me propuse una meta, me dije “Yo aquí me quedo hasta lograr una casa buena para los niños”, y lo logré golpeando puertas. No fue fácil, pero a veces de quien uno menos espera pone el doble. También agradezco a la comunidad húngara, a los que visité y decidieron nombrar una representante, la señora Yosif, que llegó al hogar e hizo que todos se cuadraran con el proyecto. Fui puerta por puerta golpeando y logré que la casa se comprara. Fue Don Víctor Grinstein quien me ayudó a recorrer los corredores de propiedades para encontrarla. Había una herencia de 10 mil dólares que tenía el hogar de reserva, y yo conseguí otros 50 mil. Y se compró una casa en calle Maira, que existe hasta hoy”. “Yo llevaba a los niños al cine, al zoológico, al circo, los invitaba a mi casa. Vivimos muchas anécdotas. Por ejemplo, una vez yo necesitaba un aporte de una gente muy importante, que yo sabía que podía colaborar. Era la fiesta de Shavuot. Estas personas iban a venir a las siete de la tarde al hogar. Llamé a la Mónica Weber para que les enseñara unos bailes, a Simón Keller para que tocara el acordeón. A los niños les mandamos a hacer trajecitos tenía sus canastos con frutas y estamos todos listos para recibir a nuestros potenciales donantes. Y llegó el día, el asunto es que eran las siete, las siete y media, las ocho, y la gente no llegaba. Entonces le dije a los niños “Saben qué, vamos hacer toda la fiesta nosotros no más”. Los niños tenían hambre y estaban esperando que llegaran estas personas, pero si no llegaban, no llegaban. Así que los niños hicieron la fiesta, bailaron, cantaron, dijeron lo que tenían que decir,. Terminamos la fiesta y apareció la gente que iba a hacer la donación. Entonces les dije “Niños, todo de nuevo” y ellos, tan amorosos, repitieron todo lo que habían preparado, y nadie se quejó. Y, lo más importante, es que las personas hicieron su aporte”. “En esos 18 años, vi niños que llegaron al hogar y otros que se fueron cuando ya eran grandes. No recuerdo exacto el número de niños, pero el promedio cada año era alrededor de 23. Eran niños a los que me nacía proteger. Los abrazaba, les daba cariño. Yo soy una persona de dar, de compartir amor, y eso lo aprendí de mi papá, que iba los días domingo a los cerros de Valparaíso a atender a pacientes sin cobrar un peso”.“Después 18 años y cuando ya estaba en la casa, mi marido me dijo “Mira Gaby, tú ya has dado mucho para el hogar y la verdad es que ya se compró en la casa, los niños están bien”, y también se compró una casa para adolescentes, con un aporte que hizo un señor de Canadá, y en el alhajamiento de esa casa ayudó Ula Kychenthal”. Fue ahí cuando decidió retirarse, dice Gabriela, pero no perdió contacto con los niños y niñas del hogar. Se encontraron, contactaron y finalmente se reunieron en Israel. “Este reencuentro ha sido uno de los premios mas lindos que he recibido en mi vida y me ha dado mucha felicidad”, comenta Gaby, con emoción. “Me gustaría agregar un reconocimiento a mis dos hijas, que muchas veces me acompañaron junto a los niños del hogar. Y un gran reconocimiento a tantas personas que, de buena voluntad, colaboraron por amor y sin esperar agradecimiento o retribución alguna”.

Hermoso reecuentro masivo en Iom Haatzmaut

Acompañados de un clima primaveral, tres mil quinientas personas, se reunieron el domingo en el Estadio Israelita para participar del homenaje al 74° aniversario del Estado de Israel. Música, canciones, bailes, discursos, videos y un mensaje del Presidente de Israel, Isaac Herzog a la Comunidad Judía de Chile y sus miembros, constituyeron parte del programa, que también incluyó  un minuto de silencio por Iom Hazicarón, una Birkat Shalom haMediná de los rabinos, palabras del Presidente de la Comunidad Judía, Gerardo Gorodischer y de la Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg (vía video), junto a una masiva participación de los movimientos juveniles comunitarios, Hatzalá y la Bomba Israel. Todo lo anterior, en el marco de medio centenar de stands con todo tipo de productos, así como de comunidades que quisieron dar a conocer su trabajo a los asistentes.En el acto central, representantes de todas las instituciones encendieron doce antorchas, tal como se hace en Israel, para recordar a nuestras Doce Tribus.En todos los rincones del Estadio se veían abrazos, demostraciones de cariño de quienes no se encontraban hace años y conversaciones de personas que pueden dejar de estar en contacto pero que mantienen el vínculo de una identidad común.El evento terminó en un punto alto con Nicole Shirel Davidovich, finalista de The Voice Chile 2016, hoy convertida en una gran artista, quien cerró la jornada con su hermosa voz y gran talento.No hay palabras para agradecer a los asistentes, las instituciones judías del país que se unieron en torno a la organización y convocatoria de Iom Haatzmaut y a todos quienes que hicieron posible esta re-unión. ¡Revisa las fotos de la celebración!https://www.flickr.com/photos/195624774@N05/albums/72177720299031099—-Suplemento en El MercurioLa Comunidad Judía de Chile y la Embajada de Israel en Chile, prepararon un Suplemento que fue publicado por El Mercurio con ocasión de los 74 años de Israel y que este año tuvo como eje central, la innovación y sustentabilidad aplicada a todos los ámbitos de la vida.Haz click para ver la publicación. https://mcusercontent.com/aa60184a90b84cc2036065728/files/182be063-84c7-131f-2069-a32588e2ae5d/Suplemento_74_años_de_Israel._El_Mercurio_15_de_mayo_2022.pdf Te recomendamos tener a mano tu celular para escanear los códigos QR y abrir hermosos videos asociados a cada tema: Arrecife de Delfines en Eilat, hermosas grutas de Rosh Hanikra, desierto de Judea florece, Reserva natural Hai-Bar Yotvata, Tecnologías de agua: cada gota cuenta, Israel, de Startup-Nation, a Impact-Nation, la innovación israelí al servicio de la Agenda 2030 de la ONU, Tel Aviv, la ciudad del mundo más amigable para perros, entre muchos otros.

Carta para Suecia

Distinguido señor Nobel:Solicito humildemente que me sea concedido el premio que lleva su nombre.Mis motivos son los siguientes:Trabajo como contable en una oficina estatal y, en el ejercicio de mis funciones, he escrito unos cuantos libros, a saber: el Libro de entradas y salidas, el Libro de balances y el Libro mayor. Además, en colaboración con el almacenero, he escrito una novela fantástica titulada Inventario.Creo que le gustarían porque son libros escritos con imaginación y tienen mucha gracia (son auténticas sátiras). Si deseara leerlos, podría prestárselos, aunque por poco tiempo, porque están muy solicitados. Quien tiene más interés es el inspector de Hacienda, ya puedo oír su voz en el despacho de al lado.Hablando del inspector, preveo que tendré ciertos gastos porque me temo que los libros no van a ser de su agrado. Precisamente le escribo a usted esta carta para que el premio me permita sufragarlos. Por favor, mande el giro a mi domicilio. Dejaré una autorización a nombre de mi mujer, por si yo no estuviera ya en casa el día que venga el cartero. En tal caso, el dinero servirá para pagar al abogado o… Espere un momento, señor Nobel, acaba de entrar el inspector.Ya se ha marchado. ¿Sabe qué le digo, señor Nobel? Mándeme mejor dos premios. No tiene usted idea de cómo se han disparado los precios.FIN

Novedades Biblioteca CIS

Yo voy, tú vas, él va, por Jenny ErpenbeckA Richard, profesor universitario alemán con una exitosa carrera profesional a sus espaldas, le ha llegado el momento de la jubilación. Desde el escritorio de su casa, mientras contempla el lago tras la ventana, se pregunta cómo llenar todo el tiempo libre del que dispondrá. Se entera entonces de la existencia de un campamento de refugiados en Berlín y decide echar una mano. Allí escuchará historias desgarradoras y esperanzadas de jóvenes llegados desde países lejanos, que vienen huyendo de la guerra y la miseria. Pero la comunicación no siempre es fácil, y en más de una ocasión se producen malentendidos o directamente choques culturales, mientras las autoridades se limitan a aplicar la ley con fría determinación. Esta es una novela que aborda sin maniqueísmos, sensiblería o tópicos fáciles una tragedia candente de la Europa actual. Pero no es solo eso: es también el potente retrato de un grupo de seres humanos, cada uno con sus cuitas, en cuyo centro se sitúa el recién jubilado Richard. Y a través de su peripecia personal emergen en el libro otros temas de calado: cómo afrontar la vejez, la soledad y las heridas abiertas del pasado –la desaparición de la mujer con la que compartió su vida, fallecida hace años–, pero también cómo convivir con el deseo que pervive, y que le despierta una etíope mucho más joven que enseña a los refugiados alemán y los rudimentos de las formas verbales: Yo voy, tú vas, él va... Una novela forjada con la suma de muchas pequeñas historias personales que se entrecruzan y dan forma al gran drama del presente. 

Carta abierta a un padre

Abogado y profesor universitario, Carlos Reusser tuitea: “Encontré a mi hija con una expresión entre cómica y afligida. Me dijo que había inventado un chiste, pero que no se atrevía a decirlo. Tras mucho tira y afloja, accedió a contármelo: -Un chico judío me pidió mi número. –Le dije que en esta época usábamos nombres.”Tratándose de un docente universitario, del que se presupone que su actividad es educar donde está el bien y donde el mal, más aún si es abogado, se espera que el fin del tuit continúe con una enseñanza a su hija sobre lo que significa el buen gusto, ausente en este caso. O de la empatía, es decir, aprender a ponerse en lugar de otro que sufre o ha sufrido para entenderlo, acompañarlo, confortarlo, lo que tampoco se ve en este caso.Terminarlo allí, sin otro comentario indica que quiere festejar el humor y ocurrencia de su hija, que por supuesto, aprendió de él, en su función de educador hogareño. Es más, su hija aún tenía dudas si era algo que provocaba humor o era algo que no solo no era gracioso sino que provocaría aflicción.Y publicarlo implica un cierto orgullo al contar lo bien que su hija aprendió de su sentido del humor. Entendemos entonces que liberó a su hija de la aflicción que podía sentir.El tuit no se presenta como una pretensión de contagiar odio hacia los judíos, por lo que frente a la acusación de antisemitismo, seguramente exhibirá algún palmarés de amigos judíos o sentirse ofendido porque jamás se ha considerado como tal.Posiblemente, en lugar de pedir disculpas, insistirá por lo bajo sobre el alto nivel de sensibilidad de quienes estamos ofuscados con su tuit, de poca comprensión y de que “Al fin y al cabo nunca se puede decir nada de uds porque siempre lo toman a mal”.Sr. Reusser, todavía hay sobrevivientes coexistiendo con nosotros (por suerte) de una época en que cuando alguien hacía esos presuntos chistes festejaba que La Solución Final era posible. Nosotros aprendimos que cuando alguien amenaza con nuestra destrucción debemos tomarlo en serio. Y si eso implica tener un nivel alto de alerta, pues bien. No para enojarlo por ello, sino para que reflexione Ud. que su nivel de agresión es alto y su nivel de empatía es inexistente.Nos lleva a otro planteo. Si es Ud. docente universitario, ¿Cuál es la calidad de educación que brinda?No me refiero a cantidades de información, sino el verdadero contenido.A menudo, frente a manifestaciones antisemitas, la primera reacción es sostener que se trata de ignorantes que necesitan corregirse mediante educación.En su caso, profesor universitario, descuento que no es ignorancia, sino el contenido de la educación. Sin pretender ofenderlo, lo muestra al festejar la ocurrencia de su hija en lugar de hacerle entender que su parte de aflicción era la correcta. Si así lo hubiera Ud narrado, otra habría sido la reacción ante su publicación.Insisto que no se trata de ignorantes. Al fin y al cabo, el pueblo alemán de la década del `30 era el más culto de la historia. De lo que hablamos es que profesores universitarios prioricen la calidad de educación, contenido y valores en un solo envase. Solo esos trabajarán por una sociedad rica, diversa, en la que sería muy bueno contar con hijas como la suya, que sentían una cuota de aflicción, con un padre que haya aprovechado ese sentimiento para hacer lo que se espera de un padre educador y docente. Enseñarle valores.

El estadio y la comunidad, entrelazados

Hace justamente tres años, en estas fechas, como directiva del Estadio Israelita Maccabi nos encontrábamos felices, motivados y muy optimistas en el futuro, ya que seguíamos creciendo hacia nuestro objetivo de ser el centro deportivo y social de la comunidad; teníamos un estadio fuerte, lleno de vida, y nos preparábamos para partir nuestro viaje a los XIV Juegos Maccabeos Panamericanos en México, con la mayor delegación chilena de la historia a unos juegos macabeos. Lo vivido fue increíble, una gran delegación, comprometida, jugada y solidaria, una verdadera marea roja. Por eso volvimos aún más energizados con lo vivido, listos para seguir creciendo y para comenzar la preparación de nuestro siguiente gran desafío, la XXI Maccabiah en Israel el año 2021. Pero, como sabemos, poco después todo cambió. Llegó la pandemia, debimos permanecer encerrados en nuestras casas por largos períodos de tiempo, sufrimos pérdidas en nuestra comunidad, pudimos vernos solo vía remota y no nos quedó más alternativa que aprender a trabajar, estudiar e, incluso, a entrenar en nuestras casas. Dijimos adiós a las salidas y a los partidos, y vimos de manera incrédula como el mundo parecía haberse detenido, postergando la vida para ese lejano futuro “post-pandemia”. Por supuesto, la XXI Maccabiah de Israel también fueron postergadas, pasando de 2021 a 2022, pero siendo realistas, veíamos poco probable que llegaran a realizarse.Pero como buena comunidad judía, que por historia sabemos de sobra lo que es la resiliencia, mantuvimos el contacto, apoyamos a nuestras instituciones para mantenerlas fuertes, acompañamos a nuestros socios en sus casas, adaptamos nuestras dependencias para recibirlos de manera segura cuando fue posible y, por sobre todo, siempre trabajamos para mantener el espíritu de comunidad muy alto. Es por eso que hoy estamos saliendo de la pandemia más fuertes que nunca, ya que hemos vuelto a entender lo valioso que es cada momento que pasamos con nuestros amigos y en comunidad, y lo importante que es nuestro Estadio Israelita como centro deportivo y social de manera transversal, para hombres y mujeres, para niños, jóvenes y adultos, para laicos y religiosos, para deportistas y para los que no somos tanto, para todos. Cada uno tiene su espacio propio y para cada uno el estadio puede y debe tener un gran valor. La típica frase que escuchamos “No soy socio porque no lo uso” es solo una excusa de quienes no ven el valor de crecer, desarrollarse en comunidad y aportar su granito de arena para que futuras generaciones tengan la posibilidad de hacerlo. Por suerte, cada día somos más los que así lo entendemos.Es por todo lo anterior, y por esas vueltas de la vida, que volvemos a donde comenzamos estas líneas… Nos encontramos felices, motivados y muy optimistas del futuro, ya que nuestro estadio está radiante, lleno de socios, lleno de niños y, al igual que hace tres años, nos estamos preparando para partir a Israel en julio próximo, para representar a Chile en la XXI Maccabiah, con una delegación de 210 personas, por lejos la mayor delegación chilena a unos juegos macabeos de Israel, con gran presencia de niños, jóvenes, mujeres y masters, lo que dice mucho sobre la continuidad de nuestro querido Estadio Israelita y de la comunidad judía de Chile, que están fuertemente entrelazados.

Estrenan documental sobre el embajador de Israel que dio asilo a presidente de la Coalición Unidad Popular

Llamadas anónimas a media noche, documentación sin identidad, traslados encubiertos y oficinas convertidas en dormitorios. Estos son parte de los ingredientes del corto documental “Embajador Moshé Tov: podemos y debemos”, que revela los entretelones del trabajo realizado por la Embajada de Israel en Santiago entre 1973 y 1975 para dar asilo político a unos 300 chilenos, entre ellos el entonces presidente de la coalición de partidos de la Unidad Popular, Benjamín Teplizky.La investigación del realizador Raúl Gamboni se estrenó el jueves 12 de mayo, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, con el patrocinio de dos instituciones locales, B’nai B’rith y Centro Progresista Judío.Según los reportes de prensa rescatados en la investigación, de los aproximadamente 300 asilados en Israel, hubo al menor 30 que iniciaron el proceso refugiándose en las dependencias de la sede diplomática israelí en Santiago, ubicada en aquel entonces en un edificio de oficinas frente al Parque Forestal.Según el testimonio de Rivka Bercovich, una ex funcionaria de la Embajada, el embajador Tov instruyó acomodar a los refugiados en las oficinas de la sede diplomática y hacerse cargo rápidamente de sus necesidades, especialmente leche y pañales para los más pequeños.En el documental, la historiadora Valeria Navarro explica que los diplomáticos y funcionarios de la embajada pusieron en riesgo sus propias vidas para evitar que se violara la inmunidad de sede diplomática y actuaron coordinadamente con legaciones de otros países para salvar las vidas de los perseguidos políticos.En el caso de Benjamín Teplizky, de acuerdo al relato de su hijo Daniel, una vez finalizada su reclusión en Isla Dawson, el Gobierno de Israel fue el primero en llegar con toda la documentación y logística para darle asilo, lo que se concretó a fines de 1974, sumándose el resto de la familia pocos meses después.Cabe señalar que la proeza diplomática del embajador Moshé Tov contó con el apoyo del entonces primer secretario Benjamín Orón y se realizó bajo las instrucciones de los cancilleres israelíes Abba Eban, primero, e Yigal Alon, después.En forma póstuma, en septiembre de 2015, el Gobierno de Chile realizó un reconocimiento público y entregó una distinción a la familia de Moshé Tov, “por su valiente y desinteresada ayuda humanitaria, que contribuyó a salvar la vida de miles de chilenos y extranjeros perseguidos por la dictadura”.Para ver el documental, hacer click en este link: https://www.youtube.com/watch?v=s-fEdAt4ah0

Hablando de inclusión

El tema de la inclusión es muy actual en nuestra sociedad. La gran conectividad que nos dan las redes sociales permitió dar mayor visibilidad a grupos excluidos desde siempre, que hoy se sienten con el derecho de ser respetados, reconocidos, tenidos en cuenta. La exclusión, y con ella el abuso, llegó al punto de ser tan natural que nadie notaba que hubiera algo especial en ello. Así, el acoso sexual o el abuso de poder se asumían como algo que había que tolerar como parte obvia del camino para ser ascendido o apreciado. El judaísmo siempre intentó una mirada inclusiva y nuestras fuentes nos ofrecen muchos mensajes en ese sentido. Cuando el pueblo de Israel estaba en el desierto, D-s indicó a Moshé que realizara un censo. Los hijos de Israel, que habían llegado a Egipto siendo una familia de 70 personas, se convirtieron en pueblo tras sufrir el proceso de esclavitud y liberación. Ahora debían construir un santuario y conquistar la tierra prometida; para ello, debían saber cuántos eran. El mero hecho de que D-s indicara la realización de un censo es notable: D-s sabía perfectamente cuántos eran. Pero D-s entiende también que esos exesclavos habían sido tratados como objetos durante toda su vida. Desde que tenían memoria no habían sido más que herramientas reemplazables en proyectos ajenos. Era imprescindible que se sintieran tomados en cuenta, que sintieran que cada uno contaba y que su aporte individual era parte esencial del éxito de este proyecto que era de todos y de cada uno. Por eso, había que contarlos. Pero la forma en la cual lo harían debía ser extremadamente cuidadosa. El mecanismo que establece D-s es peculiar: el censo se realizaría a través de la recaudación de medio shékel por persona mayor de veinte años. Ni el rico podía dar más, ni el pobre debía dar menos. Así, en lugar de contar personas, se contaría la cantidad de plata recaudada la cual, multiplicada por dos, daría el número de personas. La primera reflexión que surge es que los seres humanos no somos números. De ahí, la prohibición de contar personas que llega a conductas judías tan simpáticas como contar: “no uno, no dos, no tres” o recitar un versículo de diez palabas para comprobar si hay minián antes de rezar. Cuando la Torá instruye sobre el medio shékel utiliza el verbo “venatnú” (darán). En hebreo, la palabra es un palíndromo, se lee igual de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. De esto enseñan nuestros sabios que, cuando damos, siempre es más lo que recibimos. Cuando Gil Sinai z´l celebró sus 100 años, lo dijo muy bellamente: “Recibí del pueblo judío más de lo que yo le entregué”. Pero hay otra cosa. Si solo se trataba de no contar personas, habría sido más fácil que cada uno diera un shékel. ¿Por qué medio shékel? Dar medio shékel implica recordar que, siendo un pueblo, una comunidad, nadie está completo sin el otro. Mi prójimo es la parte que me falta, siempre necesitamos al otro porque nos complementa. Esta interconexión no sólo abarca a nuestros pares, nuestra familia, nuestros amigos. También a los que son diferentes, los que necesitan de nuestra generosidad. En una sociedad sana nadie está de más, todos somos igualmente necesarios. Entre las instrucciones para construir el santuario, encontramos la fórmula para fabricar el incienso necesario para realizar los ritos. Mirra, cardamomo, canela, eran algunos de los ingredientes aromáticos. Pero en la lista aparece también el “gelvoná” que, según nuestros sabios, era un ingrediente que tenía mal olor. Es la idea de inclusión. Algunas personas pueden no resultarnos agradables, pero no por eso podemos dejarlos de lado. Todos tienen su manera de aportar, D-s sí los necesita y también debemos tenerlos presentes. El “aroma grato” a D-s debe contener toda la gama posible de fragancias. Encontramos más señales sobre la importancia de la inclusión en la construcción del santuario. La Torá narra que D-s designa a Betzalel y Oholiav para que dirijan el proyecto. Betzalel pertenece a la tribu de Yehudá, que era una de las tribus más grandes. Oholiav, por su parte, pertenecía a Dan, la tribu más pequeña. Así, simbólicamente, todo el pueblo podía sentirse representado. Dios les entrega jojmá, tevuná, dáat, jojmat leb, usando distintas palabras para decir inteligencia. Los sabios explican que no hay un solo tipo de capacidad. Es lo que hoy denominamos inteligencias múltiples. Existe la inteligencia artística, intelectual, espacial, sensorial. Se trata de incorporar todos los tipos de inteligencia, todas las sensibilidades, todas las habilidades. Nuestra sociedad tiende a valorar más las capacidades científicas o matemáticas que las artísticas o humanistas. Para construir santidad debemos potenciar cada una de las capacidades individuales, ser inclusivos, incorporar a todos. Pero, lo más importante, acá la Torá introduce el concepto de Jojmat Leb, inteligencia del corazón. De nada sirve poseer inteligencia matemática o artística, si carecemos de inteligencia emocional. La inteligencia emocional es la capacidad de manejar las relaciones humanas, de sentir empatía, comprender los sentimientos de los demás, poder hablar y llegar al corazón de las personas. La inteligencia emocional, Jojmat Leb, es la que nos permite ser inclusivos, estar dispuestos a abrazar a los otros sin temor a ser desplazados, ni sentirnos amenazados. Porque una de las razones que subyacen a la exclusión es un poderoso sentimiento de inferioridad. La falta de seguridad es la mayor plataforma desde donde se lanzan el odio y la desconfianza. Solo quien se siente seguro de sí mismo puede abrazar la inclusión. En estas semanas en las que recordamos la peor de las tragedias de nuestro pueblo, Iom Hashoá, y el mayor de nuestros logros, Iom Haatzmaut, no podemos dejar de tener en cuenta los costos de la exclusión y los beneficios de la inclusión. Como judíos sabemos, porque lo hemos vivido en carne propia, lo que siente el excluido. Debemos ser extremadamente cuidadosos con esto. 

¿Para qué estamos aquí?

Nada de lo que tenemos es nuestro. Ni lo material ni otras personas nos pertenecen. Es más, nuestra propia vida tampoco nos pertenece en su totalidad, ya que todos sabemos que fuimos traídos a este mundo sin pedirlo y nos iremos algún día sin tener opción de elegir cuándo, cómo ni dónde estaremos al momento de ser llamados. En el fondo, no poseemos realmente nada. Pero esto no debe deprimirnos. Muy por el contrario, esto debe inspirarnos.La parashá que leemos este Shabat posee dos versículos que nos recuerdan estas ideas. D-s dice: “La tierra no se venderá en forma permanente, pues la tierra es Mía; porque ustedes son solo extranjeros”. Y luego dice, más adelante: “Ellos son Mis siervos, los cuales saqué de la tierra de Egipto; no serán vendidos en venta de esclavos” (Levítico 25:23-23:42). En palabras más simples, nada es verdaderamente nuestro. Pero esto no debe angustiarnos. Muy por el contrario, debe guiarnos.El primer paso en el camino espiritual es aceptar que no somos dueños de absolutamente nada. El segundo paso es agradecer lo que temporalmente nos viene prestado por un tiempo en forma material y en las otras personas que nos acompañan a lo largo de la vida. El paso final es el más elevado y es el que resulta de ofrendar hacia una causa más grande y trascendente lo que nos ha tocado del destino. Es tomar todo lo material que “poseemos” y en lugar de dejarlo estancado en un banco, gastarlo en cosas que tienen un goce de corto plazo o invertirlo en más materia que no llevaremos a ningún lado, lo hacemos fluir hacia causas que dejan un legado y una historia. Se trata al fin de cuentas de reubicar aquello que tenemos para capitalizarlo en una huella que quedará para quienes nos sigan del mismo modo que nuestros padres y abuelos lo hicieron con nosotros. Pero no solo lo material puede ser transformado en algo que deje un legado, sino también nuestras relaciones más queridas. De eso se trata construir y vivir en comunidad. Es permitir que nuestra comunidad continúe floreciendo gracias a nuestra inversión en aquello que celebra la vida y nos acompaña en el dolor para no estar solos. Es traer amigos y familia para que también tengan la posibilidad de dar sentido a sus vidas. Nada de lo que tenemos es nuestro. Pero todo lo que hacemos o dejamos de hacer es nuestra responsabilidad.     

Israel dejará de exigir el uso de mascarilla en vuelos internacionales

El ministro de Salud israelí, Nitzan Horowitz, anunció ayer que dejará de ser obligatorio que los viajeros usen mascarilla en vuelos internacionales a partir del 23 de mayo.El Ministerio de Salud agregó que, a partir del 24 de mayo, no se requerirá que los arribos israelíes e internacionales que viajen a Israel se sometan a una prueba de antígeno o PCR antes de abordar un avión al aeropuerto Ben Gurión.El ministerio agregó que aquellos que reservan cruceros desde Israel ya no tendrán que someterse a ningún tipo de prueba de COVID, pero los viajeros aún tendrán que completar una declaración jurada antes de abordar un vuelo o un crucero.Ante la disminución de los casos de coronavirus, el Ministerio de Salud incluso debate si terminar por completo con el requisito de cuarentena para los pacientes confirmados con el virus.De acuerdo con las pautas actuales del Ministerio de Salud, las personas que dan positivo por coronavirus deben estar en cuarentena durante al menos cinco días, independientemente del estado de vacunación, e incluso si no muestran ningún síntoma.Los funcionarios del ministerio estiman que la última restricción inducida por la pandemia de Israel se cancelará después de que el número de casos diarios se estabilice en unos pocos cientos.

Miles asisten al monte Merón en Lag Baomer

Los devotos judíos regresaron al monte Merón en el norte de Israel este miércoles para las celebraciones de Lag Baomer, un año después de que 45 personas murieran por un tapón humano que se convirtió en el peor desastre civil en la historia del país, informó The Times of Israel.Se registraron enfrentamientos menores entre elementos de seguridad y extremistas que amenazaron con irrumpir en el área alrededor de la tumba del rabino Shimon Bar Yojai en el lugar.Antes del evento, varios peregrinos fueron arrestados luego de que se les encontrara equipo de sabotaje, aparentemente con el objetivo de descarrilar los esfuerzos para limitar el evento.Se desplegaron aproximadamente 8 000 policías en el área alrededor de la tumba para garantizar la seguridad de los asistentes.Reportes indicaron que se mantuvo el orden, a pesar de las grandes multitudes esperadas y las nuevas reglas. A algunos que intentaron ingresar al sitio con boletos cronometrados se les dijo que debían esperar hasta que su boleto fuera válido, lo que generó cierta aglomeración y confusión en la entrada, informó el Canal 13.Las autoridades han instituido varias medidas de seguridad destinadas a evitar que se repita el año pasado.La entrada al sitio se ha limitado a 120 000 personas en total, con solo 16 000 permitidos en el recinto de la tumba en un momento dado, aunque se han planteado dudas sobre la aplicación del límite.El formato del evento también ha cambiado, con una gran hoguera reemplazando a seis ligeramente más pequeñas encendidas en años anteriores. El gobierno también ha reparado escaleras y otra infraestructura alrededor del complejo para aumentar la seguridad. Además, la policía revisó los autobuses que salieron el miércoles de las ciudades ultraortodoxas en busca de entradas para el evento.

Grandes tormentas de arena en varios países de Medio Oriente

Una oleada de tormentas de arena se registraron en los últimos días en Emiratos Árabes Unidos, Irak, Siria, Kuwait, Irán, Arabia Saudita y otros países de Medio Oriente; situación que provocó cierres y hospitalizaciones.Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo (828 metros de altura), “desapareció” del paisaje de Dubai debido a la fuerte neblina que lo cubrió durante el miércoles. Los residentes de Emiratos Árabes Unidos fueron advertidos sobre los peligros de visibilidad en las carreteras. Según estimó el servicio meteorológico local, las tormentas de arena afectaron a casi todo el país y las ráfagas de viento superaron los 60 kilómetros por hora.En Arabia Saudita los hospitales de la capital, Riad, debieron internar a 1.285 personas con dificultades respiratorias provocadas por la arena. El servicio meteorológico informó sobre severos problemas de visibilidad en regiones del oeste y sur, y estimó que otra tormenta azotará al país la semana que viene.El gobierno de Irán determinó el cierre de escuelas y oficinas gubernamentales por las tormentas de arena que provocaron un “clima insalubre”, según reportaron las autoridades. Es la tercera vez desde mediados de abril que una fuerte tormenta de arena afecta al país. El martes fueron cancelados decenas de vuelos debido a las condiciones de visibilidad.En Irak la arena pintó de naranja el cielo de Bagdad. Las autoridades estimaron que al menos 4 mil personas fueron derivadas a hospitales por problemas respiratorios provocados por la tormenta de arena, la octava que sufre el país desde mediados de abril. La situación provocó el cierre de escuelas, aeropuertos y oficinas del gobierno.En Siria, en tanto, se registraron tormentas en el este del país, cerca de la frontera con Irak. Según la agencia de noticias AFP, al menos tres personas murieron por dificultades derivadas del fenómeno climático.

Gantz viaja a Estados Unidos con el acuerdo nuclear iraní en la agenda

El programa nuclear iraní centra la visita a EEUU del ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, quien llega hoy a Washington para reunirse con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, y con el asesor nacional de seguridad, Jake Sullivan.“Discutiré el refuerzo de la cooperación conjunta en seguridad y el tratamiento de los desafíos regionales, entre ellos Irán, contra el cual todos los actores moderados en la región deben unirse”, afirmó Gantz anoche poco antes de iniciar rumbo a EEUU.Gantz también tratará con Austin y Sullivan, además de Irán, la guerra de Ucrania, y los riesgos que entraña para la alianza geoestratégica de Israel con Rusia en Siria, donde ambos países se coordinan para llevar a cabo bombardeos pese a estar en bandos opuestos.“También discutiremos Ucrania y otros asuntos importantes para la seguridad mundial, regional e israelí”, agregó Gantz al respecto.Gantz advirtió ayer en una conferencia sobre seguridad que Irán está a “unas pocas semanas” de acumular suficiente material fisionable para una bomba atómica y que está trabajando para terminar la producción e instalación de 1.000 centrífugas avanzadas para enriquecer uranio.“Tiene 60 kilos de material enriquecido al 60 %, produce uranio metálico al nivel de enriquecimiento del 20 % e impide que el OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) acceda a su instalaciones”, apuntó durante una conferencia en la Universidad Reichman de Herzliya.Las conversaciones entre Irán y las potencias mundiales en Viena para revivir el acuerdo nuclear de 2015 se han estancado y existe la preocupación de que Irán podría estar más cerca de poder construir un arma atómica.

La novela satírica de Joshua Cohen ‘The Netanyahus’ gana el premio Pulitzer de ficción

El Premio Pulitzer de ficción 2022 fue para “The Netanyahus”, una novela mordaz y satírica de Joshua Cohen, escritor de Brooklyn,  que imagina una visita de la familia del exprimer ministro israelí a una ciudad universitaria estadounidense a principios de la década de 1960.El comité del premio calificó la novela como “una novela histórica mordaz y lingüísticamente hábil sobre las ambigüedades de la experiencia judío-estadounidense, que presenta ideas y disputas tan volátiles como su trama cerrada”.Joshua Cohen, de 41 años, basó la novela en una visita real de Benzion Netanyahu, historiador y padre de Benjamin Netanyahu, a la Universidad de Cornell, donde el anciano Netanyahu se desempeñó como profesor de estudios judaicos entre 1971 y 1975. Cohen dijo que la historia de la visita inicial de los Netanyahu al campus se la contó el difunto crítico literario Harold Bloom.TribalismoEn la novela, el narrador judío asimilado alberga a la familia y se enfurece ante la cosmovisión ferozmente nacionalista de Benzion. “Quería escribir algo sobre la política de identidad y la política del campus que nos rodea”, dijo Cohen a Hey Alma, sitio hermano de JTA. “Hay mucho en Benzion Netanyahu que realmente trata sobre el tribalismo que ocurre cuando estos grandes colectivos étnicos o raciales colapsan, estos imperios colapsan y colapsan en el tribalismo”.Las críticas fueron en gran medida positivas para la novela; The Guardian lo llamó “una fantasía histórica cómica: una gama vertiginosa de aprendizaje libresco y conocimientos mundanos se expresa de manera rica e ingeniosa”. La novela ganó el premio de ficción del Jewish Book Council en 2021.Pero hubo detractores. Jewish Currents criticó la novela por ser un derivado tanto de Philip Roth como de Saul Bellow, y Jewish Review of Books dijo que la novela incluye “una historia resumida del sionismo que es una distorsión tan flagrante que simplemente me rendí”.“The Netanyahus” es la sexta novela de Cohen.Uno de los finalistas del premio de ficción fue “Monkey Boy”, de Francisco Goldman, basada en parte en los antecedentes del propio Goldman como hijo de padre judío y madre católica guatemalteca.