publicado hace 3 días

Un nuevo plebiscito

Cuando empecé a estudiar la política chilena, hace casi tres décadas, mi profesor guía me preguntó por qué Chile, si era tan fome. Mejor, me sugirió, estudiar México. Ahí pasaban cosas. Hoy tal vez extrañamos el Chile en que no pasaba mucho. Llevamos más de dos años en un estado de incertidumbre, reflejado por el aumento en el precio del dólar y de consumo de Ravotril. Después de la primera vuelta, el escenario no es menos incierto. Pero como siempre, el actuar del electorado algo nos dice del Chile actual. ¿Entonces, de dónde venimos y hacia dónde vamos?Venimos –y aún nos encontramos en– el período más volátil de los últimos 30 años, período que no comenzó el 18 de octubre del 2019, sino que mucho antes. Tal vez, lentamente, comenzó con la Marcha de los Pingüinos, en el año 2011, que luego se transformaron en universitarios protestando por la educación gratuita. El estallido social fue el clímax. Pero muchos leyeron mal el estallido social. Hubo un sesgo de confirmación brutal, cada uno aplicando las teorías que quería. Para algunos el Estallido confirmó el efecto nefasto de la desigualdad (que en realidad venía cayendo). Para otros, el fin del modelo. Para el Gobierno, una guerra contra un enemigo invisible.   El estallido social, sin embargo, no fue una manifestación de una izquierda revolucionaria. A Daniel Jadue lo echan a patadas de Plaza Italia. A Gabriel Boric lo trataron de amarillo. Para los jóvenes de hoy, ellos representaban la institucionalidad casi tanto como Sebastián Piñera o Michelle Bachelet. La que salió a la calle fue una ciudadanía aburrida, indignada, exigiendo más derechos, pero entendidos estos como mejores servicios sociales. La ciudadana como consumidor. Incluso en medio de la convulsión social, este sigue siendo, como alguna vez dijo Patricio Navia, el Chile de Pinochet. Entendido así, es evidente que Chile no cambió tanto entre octubre del 2019 y hoy, no es que de repente hayamos hecho un giro hacia la derecha. El mismo ciudadano-consumidor todavía quiere cambios, pero los quiere con cierta lógica y orden. No quiere volver a ver el centro en llamas. Y el ciudadano-consumidor sigue dirigiendo, además, su rabia hacia los mismos –los partidos y liderazgos tradicionales. Como consecuencia, los candidatos que obtuvieron los tres mejores resultados representan partidos no tradicionales.    Esto lo vemos más clara y chocántemente en el buen desempeño de un candidato que no ha pisado Chile, pero que hizo campaña través de las Redes Sociales, y mediante su vínculo con Felices y Forrados, construyendo una vínculo fuerte con un cierto sector –precisamente el tipo de vínculo que los partidos tradicionales hace años no logran. Ese sector –un votante mayoritariamente masculino, trabajador, que gana buen dinero pero aún así no le alcanza, muchas veces evangélico, no ideológico– es más cercano al Chile actual, y mucho más real que el “pueblo” que existe en la imaginación atávica de la izquierda.  Esa mala lectura, ese sesgo de confirmación, por parte de una izquierda que le hablaba solo a sus “compañeras y compañeros”, dejó el espacio abierto para otra visión, incluso más arraigada en el pasado. Si el Partido Comunista no reconoce que se cayó el Muro de Berlín, el mundo de José Antonio Kast no entiende cuánto ha cambiado Chile en estos 30 años. Estudio tras estudio muestran que la liberalización valórica –desde el derecho de las mujeres de decidir qué hacer con su cuerpo, hasta el matrimonio igualitario– ha sido un proceso constante y de largo aliento. Kast, como los otros líderes que admira a nivel internacional, representa el temor de un sector cada vez más minoritario y amenazado. Pero hábilmente fusiona el deseo por el orden en las calles con la añoranza por el viejo ‘orden’, impuesto por hombres blancos y cristianos. ¿Y ahora qué?Parece increíble que, habiendo pasado el 20% del Siglo XXI, estamos en una elección en que resuenan términos como comunismo, fascismo, y pinochetismo. “De vuelta al futuro”, como escribió Andrés Velasco. Hemos vuelto al futuro en otro sentido también: la rapidez con la que se han ordenado las coaliciones. Por todo lo anti-partido que ha sido la política reciente y la campaña actual, prácticamente toda la centro izquierda ha gravitado hacia Boric, y el oficialismo, incluyendo los “liberales” de Evópoli, ha señalado su apoyo por Kast. Gracias a eso, y al discurso pinochetista de Kast, esta campaña se ha transformado en una nueva versión del Si y el No. Un nuevo plebiscito.Chile cambió, decían en Plaza Italia hace dos años. Económica, cultural y valóricamente, Chile cambió. Somos más ricos, más diversos, y más abiertos al mundo. Pero más que nada, le diría a mi ex profe, que falleció hace poco más de un mes, Chile dejó de ser fome.

publicado hace 3 días

Elecciones en Chile y el voto desde Israel

Esta semana, nuevamente los chilenos en el extranjero se acercaron a las embajadas y consulados en el mundo para ejercer su derecho a voto, que se convirtió en ley en el año 2014 bajo el gobierno de Michelle Bachelet.Esto les ha permitido votar en elecciones presidenciales, primarias, y en el plebiscito para decidir si se aprobaba o se rechazaba una nueva constitución. El pasado domingo se abrieron las urnas para la primera vuelta presidencial, y la embajada de Chile en Israel no fue la excepción. Con un padrón de 267 personas, solamente 85 llegaron a votar. ¿Por qué tan poca gente? Si en Israel viven cerca de 10.000 chilenos, la comunidad más grande de Asia y África. Primero hay que entender que la mayoría de los potenciales interesados en ejercer su derecho a voto, no han realizado el trámite de cambio de domicilio, esencial para poder votar. En general es un trámite bastante engorroso, que requiere llegar de manera presencial al consulado ubicado en Tel Aviv, recibir una clave única (trámite que no siempre resulta ya que hay problemas “técnicos” por parte del Registro Civil) y acordarse de las fechas límites para poder realizarlo.Hoy en día no existen las facilidades para poder cambiar el domicilio en el SERVEL. Alguien que vive en Chile puede hacerlo de manera online, sistema que para los chilenos residentes en el extranjero no existe. De más de 1 millón de chilenos en el mundo, solamente 70.000 están habilitados para votar.A las 8:00 se abrió la mesa, con Danae Cabezas como presidenta de mesa, José Yañez como secretario y Carolina Loyola como comisaria. Los delegados Ariel Toro y Cristina Cabezas también estuvieron ahí para ver que todo funcione como corresponde.Para los chilenos residentes en Israel, la travesía de ir a votar es aún más complicada, considerando que los domingos son días hábiles y que la gente tiene que trabajar. Además de contar con una sola mesa, por lo tanto, quien viene del norte o del sur, tiene al menos 2 horas de viaje para llegar al consulado en Tel Aviv.El día pasó sin grandes contratiempos, con el apoyo permanente del cónsul Rocío Argomedo. La mesa se cerró a las 18:00 y el conteo final de votos arrojó al candidato José Antonio Kast como ganador con 40 votos, Gabriel Boric con 15, Sebastián Sichel con 18, Yasna Provoste con 11, y un voto nulo. Es importante recalcar, que los chilenos residentes en territorio palestino, no han demostrado interés en constituir una mesa de votación en el consulado que existe en la ciudad de Ramallah, y los pocos habilitados para votar, llegan también a ejercer su derecho a la sede en Tel Aviv.El 19 de diciembre habrá segunda vuelta y las tensiones que se sienten en Chile, los que residen en Israel también las perciben. Cada uno tiene su opinión y vereda política. Se espere que haya más participación en esta oportunidad, pero lo más importante, es que a pesar de residir a más de 20.000 kms de distancia, todos queremos lo mejor para nuestro querido país.

publicado hace 10 días

Del trabajo comunitario al Congreso

Conversamos con Mario Sadovnik hace un par de semanas, cuando ya el cansancio de la recta final de la campaña se sentía en el cuerpo, según él mismo dijo. Nos atendió un lunes en la tarde, entre sus actividades en terreno. “La verdad es que la campaña es muy corta”, nos comentó, “lo que significa que desde el día uno tienes que estar con los pies en la calle, y destinar el tiempo al tema administrativo, a las rendiciones y a los informes al partido”. Mario es candidato a Diputado por el Distrito 10 por el Partido de la Gente (PDG). Aunque para muchos es alguien muy conocido, porque durante 10 años fue el Director Ejecutivo de B’nai B’rith Chile, cabe señalar que es Ingeniero Comercial de la Universidad de Chile con estudios de Magíster en Ciencia Política en la misma casa de estudios. Comenzó su carrera profesional como empleado de una Casa de Cambios pero luego se integró a un negocio familiar en el rubro textil. Posteriormente estuvo algunos años en una empresa especializada en tratamiento de aguas y de ahí pasó a la ONG judía, donde estuvo hasta el año 2016 para luego dedicarse a asesorar pequeñas y medianas empresas en base a sus amplios conocimientos profesionales. Fue entre los meses de mayo y junio de este año en que se acercó al PDG y surgió la posibilidad de emprender una candidatura de diputado, en el que es el distrito más grande de Chile, reuniendo a las comunas de La Granja, Macul, Ñunoa, Providencia, San Joaquín y Santiago que elige ocho diputados y que reelige solo a tres de los representantes actuales. “Es un distrito bastante heterogéneo”, nos dice, “con comunas de altos ingresos y otras más vulnerables, como San Joaquín y La Granja. Pero lo que he visto es que el rechazo a los políticos es transversal en todos los lugares, porque si hay alguien mal evaluado en este país es la clase política, y eso lo estamos viendo en las encuestas. Por eso creo que va haber un cambio fuerte a nivel nacional”. ¿Qué te hizo tomar la decisión de asumir este desafío?-Mira, el bichito de la política yo lo he tenido siempre, desde muy joven, yo estudié en el Liceo Barros Borgoño y a los 12, 13 años, quien no hablaba de política no podía hablar de nada. Todo estaba profundamente politizado y, a pesar de que yo era un niño, yo era una persona muy interesada en la política. Por lo tanto, esto lo he tenido toda mi vida. Estudié un Magíster en Cs. Política, pero por cosas de la vida me faltó un poco más de un semestre para poder terminarlo. Por qué ahora asumo esta candidatura, porque tengo la edad, ya puedo tomar un desafío de esta naturaleza y creo tener la capacidad para hacerlo. Además, recibí la motivación de mi familia, me dijeron que lo hiciera y creo que fue una decisión acertada. ¿Cuál es tu evaluación del contexto político actual?-Mi sentimiento es que vienen tiempos muy difíciles para Chile. Hagamos un resumen: viene una nueva Constitución y eso, sí o sí, va a traer cambios en el sistema político, vamos a pasar de un sistema híper presidencialista a un sistema distinto, aunque no creo que lleguemos a un parlamentarismo o algo como el sistema israelí. Pero sí creo que va a haber un sistema mixto y van a haber nuevos equilibrios. Ahí tenemos una primera variable. Por otra parte, como resultado de las elecciones que tenemos ahora, vamos a tener un parlamento que va a estar absolutamente polarizado. Va a haber una distancia muy grande entre parlamentarios de extrema derecha y los de extrema izquierda. Creo que los partidos tradicionales van a tener un fracaso histórico. En tercer lugar, tenemos esta tremenda rabia y decepción con el mundo político, con el sistema completo. El modelo económico, tal como está hoy en día, va a sufrir fuertes modificaciones. Hoy día, con el voto voluntario, no importa si vas a votar o no vas a votar porque el sistema económico no requiere ciudadanos, lo que necesita son consumidores que lo mantengan. Entonces por eso la gente tiene una gran ignorancia de la política. Por otro lado, está el tema del financiamiento de la política. La mía ha sido una campaña pobre pero honrada, y le he sacado el jugo a cada peso que he tenido. Con todo eso, la verdad, podría haber seguido en mi zona de confort, tranquilamente, pero creo que la política hoy en día es muy seria e importante para dejarla en las manos de los que están hoy. ¿Cómo te definirías como sujeto político?-Yo soy una persona de centro, creo en la libertad, pero también creo en la justicia social. En lo personal, soy un tipo muy seguro y convencido de mi judaísmo, trato de practicarlo de la mejor manera posible, por lo tanto mis valores y mis principios están principalmente regidos por lo que es la Torá. ¿Cuáles son los ejes de trabajo o materias parlamentarias que te gustaría impulsar de ser electo?-El trabajo parlamentario se organiza en comisiones, y hay varias comisiones que me gustaría integrar, como la Comisión de Relaciones Exteriores. Creo que soy el único judío con opción de llegar al Congreso, porque los otros candidatos representan a partidos que van en declive. Por eso me interesaría estar en RR.EE., considerando que hoy en día está avanzando un proyecto que pretende instalar el boicot a Israel, por mucho que no lo nombra y habla de territorios ocupados, sabemos que eso es una puerta de entrada para que, más adelante, se buscará tomar las banderas del BDS para llevarlas al parlamento e instalar esta campaña en Chile. Lo segundo que me gustaría integrar es la Comisión de Derechos Humanos, por mi trabajo en B’nai B’rith tengo la experiencia invaluable en el tema de DD.HH., como por ejemplo para apoyar proyectos como la Ley Antidiscriminación. Entonces espero moverme lo suficiente como para poder hacer que salga una ley buena, que nos sirva a nosotros y a la mayoría de este país. Lo otro que me interesa es el tema del agua, porque estamos frente a una crisis hídrica sin precedentes y requerimos de una política que pueda combinar los aspectos técnicos y los sociales, porque esto ya está afectando al país entero. El tema del agua es un gran tema, y no se está abordando. Y tenemos el ejemplo de Israel, que es el país más avanzado en esta materia. Finalmente, están los temas relacionados a la economía, tenemos muchos economistas destacados en el partido, por tanto me interesa la Comisión de Hacienda. Y, por un trabajo que tuve oportunidad de realizar, me interesan mucho los temas relacionados con pesca. Trabajé con caletas de pescados y con la Subsecretaría de Pesca, por tanto estudié mucho la ley, que es una ley -hoy en día- tremendamente criticada por todos. Y este es un ejemplo del tipo de práctica corrupta que nosotros queremos eliminar.

publicado hace 17 días

“Todos los cambios de paradigma han venido de la ciencia básica”

No ha querido jubilar. A sus 83 años, sigue haciendo clases. Es obsesivo, a veces mal genio, característica que ha ido menguando con el tiempo. Géminis, al igual que su señora, la ceramista y escultora Ruth Krauskopf, con quien comparte 58 años de matrimonio, tres hijos y seis nietos, es un abuelo orgulloso a quien ya no le dejan mimar a sus nietos. “Están demasiado grandes”, dice.Admira a la gente creativa, con ideas interesantes, así como le cuesta la conversación trivial. El hablar por hablar lo cansa rápidamente, asegura. Le molesta la gente aprovechadora y se reconoce aprensivo con su familia.Ex alumno del Liceo Manuel de Salas, donde fue excelente alumno, sostiene que aquella etapa ha sido lo mejor de su vida, ya que al provenir de una familia conservadora la escuela le permitió encontrarse con gente diversa y abrir su mundo.Ha sobrevivido a dos cánceres: de esófago, hace 29 años, y de próstata, hace 14. Se mantiene alto y delgado, es brillante, asertivo, un tanto introvertido, pero de respuestas rápidas y precisas; no adornadas para gustar a su interlocutor.Ingeniero civil mecánico de la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso, Miguel Kiwi (83) continuó sus estudios en la Universidad de Virginia, Estados Unidos, donde obtuvo su doctorado en Física. Fue reconocido con la beca Guggenheim y el Premio de la Crítica por la exposición estética en las ciencias.Comenzó a realizar investigación en la Universidad de Chile en 1962. Fue director del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias entre los años 1969 y 1970, y actualmente es profesor en esta unidad académica, desde donde dirige la investigación en agregados atómicos del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología (CEDENNA).Es miembro de la Academia Chilena de Ciencias, fue dos veces presidente de la Sociedad Chilena de Física y es miembro de la Sociedad Americana de Física. Su área de interés es la física de los sólidos y la teoría del estado sólido.En 2007 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias Exactas, y en 2014 el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina le otorgó el Premio a la Cooperación Internacional en Ciencia, Tecnología e Innovación “Dr. Luis Federico Leloir”.A largo plazoMiguel Kiwi destaca que el único programa de gobierno con algún grado de realismo es el de la candidata del Nuevo Pacto Social Yasna Provoste, mientras critica al gobierno de Sebastián Piñera por plantearse resultados a un año plazo en el ámbito científico. “Para colmo, el Gobierno creó el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, que solo nos ha quitado presupuesto”. Chile tiene, en promedio, 1/7 de científicos en relación a los países de la OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y la tasa de innovación de empresas en Chile es inferior al 20%. ¿Cómo aumentar la masa de científicos en nuestro país?-Es un problema que se arrastra desde hace mucho tiempo. Todos los gobiernos prometen un cambio, pero lo que atenta son los mandatos de cuatro años, porque la ciencia da réditos a los 30 ó 40 años. Chile debe ser el país de la OCDE que menos invierte en ciencia. Tenemos un presupuesto ínfimo para un país como el nuestro, de un 0,38% del PIB, mientras Israel, por ejemplo, invierte en ciencia un 4,75%. Además, su PIB es mayor, o sea que la inversión por habitante también es mucho más alta. En Israel, desde un comienzo, se dieron cuenta de que la única manera de avanzar es a través de la ciencia y la tecnología. Vendieron Waze en US$800 millones y Mobileye en US$18.000 millones. Aquí siempre hemos tenido la idea de que lo haremos mejor y con menos recursos.¿Cuánto invertir en tecnología y ciencia, respectivamente?-Básicamente 2/3 del presupuesto en tecnología y 1/3 en ciencia, pero en nuestro país el planteamiento es que todo tiene que estar orientado a las empresas y eso ha fracasado en todos los países. Todos los cambios de paradigma han venido de la ciencia básica., no de las aplicaciones. La tecnología refina, mejora, entrega al mundo los adelantos en forma masiva, pero, por ejemplo, si no se hubiera sabido del ARN Mensajero no se hubiera creado la vacuna contra el COVID19, entonces aquí estamos adoptando una política de muy corto plazo. Países como Corea, Finlandia y hasta Nueva Zelanda nos ganan en ciencia y tecnología, y el país que nos dejará a todos atrás será China, que tiene una visión a 50 años plazo. ¿Hay, tal vez, poco fomento de la ciencia desde la educación primaria, donde se promueven carreras más exitistas?-Es la sociedad chilena la que está orientada al exitismo y a medir todo respecto de cuánta plata tengo. Éste es un modelo en que se pone el estándar de vida por sobre la calidad de vida.¿Cómo es el nivel de los investigadores en nuestro país?-Excelente, pero es un grupo extremadamente reducido y es una carrera poco atractiva, porque no aumentan los recursos y las plazas de trabajo en investigación científica. Hay gente de gran calidad que está cesante, cuasi cesante o dedicada a otra cosa. En general, nosotros exportamos lo mejor que tenemos.Hoy enfrentamos el Coronavirus, pero mañana tendremos otros desafíos y es fundamental tener gente formada en diversas áreas científicas. ¿Ve el COVID-19 como una enseñanza y un desafío, en ese sentido?-Si sacamos las conclusiones correctas, es justamente tener gente preparada en ciencia lo que básicamente ayuda a salir del problema.Más allá de la leyMarco Enríquez-Ominami asegura que “para el Progresismo es clave incluir el derecho a la ciencia en la nueva Constitución de Chile”. ¿Está de acuerdo?-Yo prefiero una constitución flexible y con pocos detalles. Por ejemplo, se sugería que en la Constitución debería establecerse una inversión en ciencia básica del 2% del PIB, pero ¿qué ocurre si viene un clarividente y dice 5%? Entonces sería inconstitucional. En la Constitución de 1980 ya se establecía que la ciencia era prioritaria. ¿De qué ha servido? La ciencia requiere una política pública y prioridades de Estado, no ser promovida a través de decretos y buenas intenciones.El diputado y candidato presidencial Gabriel Boric puntualiza entre otros aspectos, “potenciar el rol articulador del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MinCyT), y asegurar que no solo financie, sino que también oriente estratégicamente los esfuerzos. ¿Cuál es su sueño, respecto de este ministerio, más allá de lograr conseguir fondos para el conocimiento?-Yo me opuse al ministerio desde siempre. El argumento más poderoso era que debíamos tener un ministro que defendiera nuestra posición, y lo que tenemos es un ministro que defiende al gobierno contra la ciencia y ha justificado la disminución de presupuesto. Se creó una burocracia infernal que nos tiene dedicados a escribir informes en vez de hacer investigación. Orientar la ciencia ha sido un fracaso en todas partes del mundo porque los resultados de la ciencia son imprevisibles.Actualmente en la Academia de Ciencias son solo 5 mujeres entre los 36 miembros de la institución, y en Chile solo un tercio de los investigadores son mujeres. Gabriel Boric pretende avanzar “decididamente” en igualdad de género en este sentido. Yasna Provoste también resalta “el fortalecimiento de la política de género en CTI (Ciencia, Tecnología e Innovación)”. ¿Le gustaría ver una paridad de género en la ciencia?-Desde luego, pero esto se va a producir de manera natural. Las políticas pueden ayudar, pero no se logran a través de imposiciones, sobre todo en plazos cortos. Soy partidario de la invisibilidad de género. Lo que importa son las personas. Se ha avanzado mucho, pero uno no puede dar pasos más allá de lo natural. Se va a ir manifestando poco a poco. Si una persona es elegida para un cargo por el hecho de ser de otra raza o género, y no por su calidad, es muy posible que se sienta incómoda, y eso no ayuda. Todos deben tener las mismas oportunidades, pero que no sea por imposición.PromesasEl candidato Eduardo Artés no menciona el ámbito científico en su programa de gobierno. Franco Parisi señala que “promoverán y apoyarán políticas que impulsan la ciencia y la tecnología. Sin embargo, tampoco menciona específicamente en su programa el ámbito científico. Sebastián Sichel, en tanto, manifiesta que “se impulsarán becas e investigación en materia de ciencia, tecnología e innovación; se creará un nuevo plan de acción asociado a la Política de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; focalizaremos Becas Chiles en temas relacionados con áreas prioritarias; y se lanzará a consulta el borrador de la primera Política Nacional de Laboratorios Naturales. Es decir, nada concreto. ¿Qué le parece?-Menos mal que Artés no va a salir…En general me parece típico. Reitero que el único programa que tiene algo serio sobre ciencias es el de Yasna Provoste, pero ya estamos curtidos de promesas. Espero que de repente los políticos se iluminen como en Israel, donde el desarrollo de la educación, la ciencia y la tecnología, están dentro de un programa de Estado de largo plazo.Los candidatos Boric, Enríquez-Ominami y Provoste mencionan un aumento de los fondos para Investigación y Desarrollo a más del doble del 0,4% actual del PIB, con la meta de que Chile invierta un 1%. Yasna Provoste agrega que invitará también a los privados a aumentar su participación del 30% actual a un 60% ó 70%. El promedio de la OCDE en inversión en ciencia e innovación es de 2,4%. ¿Piensa que de sostenerse el nivel de inversión tan bajo en I+D el país estaría hipotecando su futuro?-Lo está hipotecando hace mucho tiempo y lo seguirá haciendo si seguimos con esta política extractivista.Yasna Provoste indica que “la inversión pública en I+Des ínfima. A pesar de los primeros avances, los centros de excelencia I+D CORFO fueron abandonados en su financiamiento”…-En vez de ir avanzando hemos ido retrocediendo, especialmente en los últimos 2-3- años, y de manera muy marcada. En las campañas políticas anteriores se realzó bastante el tema de la ciencia. Ahora aparece de manera marginal, y eso no significa que en los años anteriores se hizo algo al respecto…Boric y Provoste proponen la creación de una Banca Nacional de Desarrollo. ¿Tiene fe en este postulado?-SI uno quiere tener tecnología de punta tiene que basarse en ciencia de punta. Eso son solo buenas intenciones. Es lo que ha hecho la CORFO durante todos estos años. ¿Qué de nuevo hay? Lo que ha habido es un traspaso de los recursos científicos hacia la tecnología, y eso es inmediatismo que no funciona.Gabriel Boric se refiere a la “descentralización de las capacidades de CTCI (Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación), manifestando que fortalecerá o creará 15 centros a nivel regional”. Marco Enríquez-Ominami propone “generar un diseño de misiones por región”. Yasna Provoste también apuesta por una “alianza público-privada para un desarrollo nacional y regional sustentable e inclusivo”. ¿Cuán importante es la descentralización en la generación de CTCI?-Los científicos investigamos; no definimos políticas de misión como dice Enríquez-Ominami. La descentralización es extremadamente importante, pero depende del recurso humano. Primero hay que tener gente competente que quiera irse. Atraerla a las regiones no es una transición cómoda y limpia, y requerirá mucho tiempo. Primero hay que crear la demanda y darle al capital humano buenas condiciones de trabajo, así como tener la capacidad de atraer alumnos.Formación y desburocratizaciónBoric sostiene que “robustecerá la formación nacional e internacional de profesionales de la CTCI. Provoste manifiesta que “fortalecerá la política de capital humano avanzado, otorgando becas para programas de postgrado en universidades chilenas y en el extranjero (Becas Chile)”.  Marco Enríquez Ominami propone “generar un mecanismo de carrera del investigador desde la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), que permita que los investigadores puedan dedicarse de manera exclusiva al desarrollo de sus investigaciones”. ¿Es urgente potenciar la formación de nuestros científicos?-Sí, pero en un contexto en que puedan desarrollarse y crecer profesionalmente; que cuando se gradúen no se vean forzados a emigrar. Si la persona ve al final de la carrera un empleo satisfactorio, obviamente la carrera se vuelva más atractiva, pero para eso hay que destinar recursos que no sé si están disponibles. Todos estos programas se plantean desde una visión casi idílica desde el punto de vista de los recursos.Provoste propone “fortalecer la red de Institutos Tecnológicos o de Investigación Públicos y avanzar aumentando la contribución en el presupuesto de las Fuerzas Armadas en el sistema de CTCI (Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación) potenciando sus redes con el resto del ecosistema científico y tecnológico civil, financiando nuevos proyectos estratégicos de telecomunicaciones, ciberseguridad, monitoreo satelital, vigilancia y protección de recursos naturales, entre otros”. ¿Qué le parece esta iniciativa?-Los investigadores nos dedicamos a la investigación, no a fijar normas para el país. Integrar a las Fuerzas Armadas al esfuerzo de investigación ha dado resultado en varios países, pero requiere recursos y personas. El drama de estos institutos es que dependen de políticas de gobierno, y las políticas cambian, por eso las personas se sienten más cómodas en un medio universitario. Algo novedoso en el programa de Provoste es “desburocratizar la ciencia para aportar más al desarrollo del país, con procesos de revisión y reingeniería de trámites, y se propenderá a que el financiamiento de investigación de tipo asociativo vaya en la dirección de ser basal más que por concurso en forma periódica”. ¿Es demasiado burocrática la ciencia en Chile?-Tremendamente burocrática. Yo he tenido proyectos de investigación financiados por Chile y los Estados Unidos, y aquí la burocracia es 100 veces mayor, especialmente porque tenemos que rendir cuentas a la Contraloría. Cada vez es más el tiempo que dedicamos a los informes. La idea me parece fantástica.José Antonio Kast propone “crear, a través de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, un Instituto Milenio de Investigación y Desarrollo en TiCs (Tecnologías de la Información y la Comunicación con financiamiento estatal y privado)”. También pretende que “el país se prepare técnica y científicamente para la futura generación eléctrica basada en la fusión de deuterio y litio, amplificando su valor comercial, aparte de recuperar el gasto en investigación y desarrollo. ¿Se puede ver a la I+D como un gasto?-El programa de Kast es simplemente delirante. Asegura que vamos a invertir en fusión nuclear porque tenemos litio, cuando un reactor cuesta, por decir una cifra, US$10.000 millones, y como tenemos litio ahorraríamos unos US$100. El problema de la fusión es que es más que el presupuesto nacional, y los optimistas piensan que se resuelve a unos 70 años plazo. Y en cuanto a ser un gasto, yo siempre digo que la I+D es una inversión. Lo del Instituto Milenio que plantea tampoco es novedad; son temas que ya se están investigando.Algo novedoso en el programa de Provoste es que “un porcentaje base del presupuesto de todos los ministerios será ejecutado en I+D+i, promoviendo la contratación de investigadores, compras innovadoras e inversión en investigación, de cara a generar mejores políticas públicas y evidencia para su diseño e implementación”. ¿Le parece que esto es alcanzable?-Es equivalente a aumentar el presupuesto en ciencia y tecnología, pero yo no crearía nuevos canales para eso, porque se burocratizaría cada vez más. Sería el infierno mismo.Sebastián Sichel anuncia que modificará la ley de I+D vigente para que las pymes “expandan su alcance a través de impuestos negativos, elevando los topes actuales para hacerlas más atractivas a la inversión extranjera. Además, buscamos establecer un mecanismo que permita reembolsar a las empresas cierto monto respecto del cual tendrían derecho a crédito tributario por actividades de I+D, en caso de que estén en situación de pérdida o no tengan impuesto suficiente contra el cual aplicar el beneficio tributario”. Provoste, en tanto, dice que “expandiremos el impacto y alcance del incentivo tributario a la investigación y desarrollo privado, permitiendo que las Pymes puedan recibir en forma de subsidio el crédito que tendrían a pesar de no tener utilidades. Asimismo, fomentaremos que las firmas inviertan en startups que realizan I+D, permitiéndoles descontar de impuestos su inversión en dichas empresas, traspasando el crédito tributario de I+D que genera el startup”. ¿Acaso las pymes hacen investigación?-Las Pymes no hacen investigación. Ni siquiera la hacen las grandes empresas en Chile; sí en el extranjero. Las start ups tampoco hacen investigación, sino empresas para ganar dinero. La investigación en Chile está monopolizada por las universidades y unos pocos institutos. La ciencia en Chile parece haber pasado de moda. Se necesita una política de Estado con un horizonte de muy largo plazo.

publicado 05 Noviembre 2021

“Me siento judía, me siento parte de un pueblo que tiene una historia y características específicas de sobrevivencia”

Helia Molina Milman (PPD) es médico pediatra, acaba de dejar su cargo como Decana de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago, Usach, y actualmente es candidata a Diputada por el Distrito 10 (Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Granja). Fue candidata a primarias por la Gobernación de la Región Metropolitana (perdió contra Claudio Orrego) y ex Ministra de Salud del segundo Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Hija de la profesora de matemáticas del Instituto Hebreo, Rosa Milman, Z.L., recuerda que participando con la entonces Presidenta en una Tefilá por Chile realizada en el Mercaz Kehilatí, del CIS, esta le comentó sobre la larga fila de personas que esperaba para saludarla, a lo que le respondió: “No me vienen a saludar por mí, vienen porque fueron alumnos de mi mamá”. En medio de las actividades de campaña, nos comenta que decidió asumir esta candidatura porque quiere llevar a leyes lo que defina la nueva Constitución y también porque, siendo este su primer cargo electo de ganar la elección, no carga el estigma del desencanto con los políticos que tienen quienes ya están en el Congreso o han ocupado otros cargos. Para ella, su gran experiencia fue su rol de ministra, el que tuvo que dejar tras unos polémicos comentarios sobre el aborto, tema sobre el que no ha cambiado su opinión: “Acá hay un tema de salud pública y de derecho. Yo no soy una persona pro aborto, ninguna mujer creo que lo sea, no conozco a nadie que me diga “Abortar es lo mejor que le puede pasar a una mujer”. Pero sí creo que las mujeres tenemos derecho a tomar las decisiones sobre nuestro cuerpo”. ¿Cómo fue la experiencia de ser decana? -De dulce y de agraz, porque como experiencia fue espectacular, sobre todo en una facultad médica como la de la Usach que es relativamente nueva, tiene 40 años, comparado con la Universidad de Chile o la Católica, que tienen más de 100 años. Pero desgraciadamente me tocó el COVID y esto significó un desafío tremendo para las universidades, porque hubo que “virtualizar” todo, todo el proceso de educación, y en las carreras de la salud eso es muy difícil, no se puede enseñar a los estudiantes de kinesiología, arsenaleros, enfermeros, médicos, solo por “live”, y tienes que estar con las personas, conversar con las personas y mirarlas. Nada reemplaza la estadía de nuestros estudiantes en hospitales y estos estuvieron cerrados para ellos, excepto para los internos. Entonces, la verdad es que fue muy complicado. A propósito de esto, siendo ud. especialista en salud, ¿cómo ve el escenario actual con el alza de contagios, a pesar de que el Ministro de Salud dice que no es la tercera ola, sino un rebrote? -La verdad es que es lo mismo, tercera ola o rebrote, en términos epidemiológicos no hay diferencia. Cuando empiezan a aumentar los casos de manera sostenida estamos frente a una ola, sea la tercera o la cuarta. Lo que me preocupa es que, justamente, una de las cosas con las que hemos tenido problemas en Chile es la transmisión del riesgo, porque los discursos ministeriales siempre han sido como “Estamos mal, pero somos los mejores del mundo, somos los que más vacunamos, los que más camas tenemos”, y la gente tiende a pensar que no hay peligro y uno lo ve en la calle, no usan bien la mascarilla, se la sacan y hay mucha gente junta. He estado yendo a la feria como candidata y la verdad es que me impresiona la cantidad de gente, mantener distancia social es imposible y he pensado seriamente en parar mis actividades sociales, porque es inevitable que la gente te abrace o se acerque. Ya se vio con los mismos candidatos presidenciales y el contacto estrecho con el candidato Gabriel Boric, que dio positivo. -Así es, imagínese: un candidato va a una actividad, está lleno de gente alrededor, la gente te quiere abrazar, se acerca, entonces es muy difícil que mantengan la distancia social o decirles que no, eso sería decirles “Oiga, no vote por mí”. Es un momento muy complicado y siento que el hecho de que tengamos una alta cobertura de vacunación no es suficiente todavía para poder hablar de una inmunidad de rebaño o algo parecido a eso. Además, la vacunación no te protege más que en un 40 o 50% de no contagiarte, pero sí ha demostrado ser efectiva para reducir la cantidad de los casos. Y eso también hace que la gente se relaje porque está vacunada. Estas vacunas son experimentales, aunque son buenas, pero todavía no sabemos por cuánto tiempo dura la inmunidad, incluso no se sabe lo que va a durar la tercera dosis. La incertidumbre que genera una pandemia donde se sabe poco del virus, donde se sabe poco de cómo evoluciona, donde hemos visto que países que van más adelantados que nosotros, como en Europa, han tenido que retroceder en sus medidas. Por eso no podemos olvidarnos de que esto está todavía entre nosotros y que tenemos que mantener el auto cuidado, que es lo más efectivo. Por eso me preocupa la transmisión del riesgo, porque decirle a la gente que es un brote y no una ola, es como decirles “No se preocupe”, y creo que debe ser al revés. ¿Por qué decidió asumir esta candidatura a Diputada? -Tengo que decir, con toda honestidad, que me ofrecieron ser candidata a Senadora, pero no acepté porque la campaña para la senaturía de la Región Metropolitana es una campaña muy cara, donde tienes que tener mucha gente trabajando en las 52 comunas, yo no tengo plata personal, soy jefa de hogar y tengo un sueldo por mi trabajo en la universidad, no tengo ninguna posibilidad de hacer una campaña senatorial que tenga éxito, son mínimo 400 a 500 millones de pesos, y yo soy de un partido pobre, que pone poca plata y no estoy en edad de quedar endeudada. Y la diputación es distinta, porque son seis comunas, en las que sí me puedo desplegar personalmente, con voluntarios. Por eso dije que no. Ahora, desde el punto de vista de mis objetivos, creo que da lo mismo ser senadora que diputada, porque en el fondo, lo que quiero, es bajar la nueva Constitución a leyes, porque la Constitución es una carta magna, pero una vez que se aprueba tiene que pasar rápidamente, de manera urgente, a leyes, para poder impactar y poder ayudar a la gente. Para mí, la política solo tiene sentido si lo que uno piensa le sirve a la gente, podemos tener puros premios Nobel en el Congreso, pero si no tienen experiencia de cómo hacer una política pública, creo que vamos a quedar por años igual de estancados como estamos. Y, con mi experiencia y mi vida, poder ser un aporte en eso, llevar las buenas ideas que van a salir en la Constitución de manera rápida a la gente. ¿Qué pasa si no se aprueba la Constitución, qué ejes de trabajo le gustaría promover? -No creo que no se apruebe, confío mucho en la gente y, aunque hay constituyentes que son inexpertos, son de la gente. Cuando yo converso con las personas, por poco ilustradas que sean, el sentido común impresiona. Y creo que en la Convención Constitucional hay una muy buena mezcla entre la gente que sabe y expertos. ¿Cómo ha sido la recepción de la gente a su campaña? ¿Cómo lo ha visto en el terreno? -La verdad, salgo con el corazón hinchado de las actividades presenciales, con la gente, porque siento mucho cariño. No he sentido rechazo pero sí he escuchado muchas quejas de los sectores más pobres, que se sienten muy estigmatizados. También he escuchado a los jóvenes, que rechazan la política y a los políticos. Pero me he sentido muy querida, aunque tengo claro que eso no basta para ganar la elección. ¿Quiénes de su familia la acompañan en esta campaña? -Bueno, el que me ha acompañado más es mi hijo actor (Sergio Domínguez Molina, conocido como “Panqueque”) porque es muy querido, entonces él ha puesto su arte en mi campaña. ¿De quién heredó el humor “Panqueque”? -No sé, pero se parece harto a mí físicamente, y es el que sacó mis rasgos judíos. Todos tenemos mucho sentido del humor, aunque mis otros hijos son académicos, pero él desde chico era diferente. Al respecto, ¿cuál es su vinculación con la vida judía? -Ser judío es pertenecer a una tribu. Yo soy judía de madre, mi familia vino de Kiev en Rusia y ella nació en Argentina, cuando habían recién llegado al continente mis abuelos. Ellos vivieron directamente el antisemitismo. Yo siempre me he identificado como judía, aunque no soy religiosa, pero respeto las tradiciones y cocino comida judía. Me siento judía, me siento parte de un pueblo que tiene una historia y características específicas de sobrevivencia y de lucha.  

publicado 05 Noviembre 2021

“Interpretar a un cliente, sus necesidades y mejorar su calidad de vida es lo que me motiva”

Licenciada en Arte de la Universidad Católica, Joanna Rutmann se  especializó en grabado y fotografía, y comenzó su vida laboral en el campo de la publicidad, como Directora de Arte en la agencia BBDO. En el ámbito del arte, participó en varias exposiciones colectivas y entre mentores cuenta a Eduardo Vilches, Verónica Barraza, Gonzalo Cienfuegos, Justo Pastor Mellado.   En 1998 se trasladó a San Francisco, Estados Unidos, donde tomó cursos de tipography y restauración de muebles en UC Berkeley, y en 1999 realizó un diplomado en la Academia de Arte en San Francisco. El amor por los objetos y el ser coleccionista la llevó por el camino del interiorismo, por lo que al volver a Chile, el año 2010, comenzó con sus proyectos de decoración.  “Interpretar a un cliente, sus necesidades y mejorar su calidad de vida es lo que me motiva”, nos comenta.   ¿Cuáles son tus especialidades dentro de este mundo, a qué tipo de diseño o espacio te enfocas?   -Mis especialidad es decorar y remodelar espacios. Tanto casas como departamentos, en general, como también anteproyectos para restaurantes, espacios comunes para empresas y salones de belleza. Algo que me apasiona son los proyectos en la playa o en los lagos del sur de Chile. Me encanta viajar, conocer nuevos lugares y dejar huella en diferentes rincones.   Trabajo con un equipo muy bueno. Tengo mis talleres con diferentes espacialidades. Uno es exclusivo en muebles a medida. Otro es tapicería. Además, trabajo con un constructor cuando hay que remodelar espacios como cocinas o baños. Tenemos una relación estrecha, los conozco todos hace más de 15 años. Y somos como una gran familia.   He tenido la suerte, también, de trabajar en Miami, donde tengo excelentes proveedores que  han contribuido al desarrollo de mis proyectos.   ¿Cómo te vas nutriendo de cuáles son las últimas tendencias en el mundo del diseño de interior? ¿Cómo sabes lo que está a la moda o conoces nuevos materiales?   -Creo que la inspiración está en la calle, en el arte, en los libros y -por sobre todo- en los viajes. Cada lugar aporta una tendencia diferente. Incluso la ropa, que en colores va a la par con la temporada y tendencia en los colores de la decoración.   Mis referencia es Brasil, me fascina lo contemporáneo y el trabajo que realizan con las maderas. También Italia en todo lo que es amoblado de oficinas, restaurantes y diseño de sofás. Y Dinamarca en la vanguardia conceptual más moderna.   Soy amante de las ferias, antigüedades, coleccionista de objetos. Me encanta que los espacios tengan personalidad. Hay ferias del mueble como Foa, Casa Cor o la feria de Milán que marcan tendencia.   En ese sentido, ¿puedes contarnos qué es lo que más te solicitan tus clientes?   -En estos tiempos de pandemia, lo que más me solicitan son sala de estar, home office y gimnasios al interior de las casas. Es curioso porque se revaloraron los espacios dentro de los hogares y hay que adaptarse a las nuevas necesidades de estos tiempos. Por ejemplo, muchos clientes, que antes tenían oficinas, las cerraron por la pandemia y quedaron trabajando desde sus casas. Es ahí donde tengo que crear nuevos espacios para que toda la familia esté cómoda y feliz en sus casas. Y ahora que es época de primavera verano estoy enfocada a terrazas.   ¿Qué materiales son los que se utilizan más en el diseño de interior en Chile actualmente?   -Actualmente, los materiales más usados en Chile son madera con tinte gris o natural. Las fibras y telas en las gamas de los grises y la paleta de colores los verdes y arenas. Para destacar espacios se utilizan las cubiertas de mármol en las mesas, o bien mesas de madera circulares como coffee tables. El papel mural con diseño ha entrado fuerte al mercado chileno, dando muchas opciones entretenidas de decoración.   ¿Y cuáles crees que son los “must have” en un espacio interior? ¿Y lo que hay que evitar?   -Los must have en un espacio es la iluminación, algo que en Chile recién se está incorporando es la iluminación led en los muebles o bien focos en cielos o lámparas con diseño. Esto hace que un espacio se realce y luzca el interiorismo. Por otro lado, lo que hay que evitar es hacer de tu espacio un muestrario de materiales. Me refiero, que hayan cinco tipos de pisos diferentes, que todos los espacios tengan distinto papel mural y que no exista un concepto, eso hace que el lugar pierda considerablemente.   Mi trabajo se puede conocer en mi Instagram, @joarutman_design, o en mi página web, www.joarutman.cl.      

publicado 29 Octubre 2021

“Las encuestas cumplen un rol: te dicen quién va ganando en un determinado momento, y eso puede cambiar”

En una entrevista reciente para T13, dijiste que esta era la elección más incierta desde 1970, ¿por qué?-Efectivamente, y no nos vamos a cansar de decirlo: estamos frente a la elección más incierta desde 1970, y son muchos los factores que dan cuenta de eso. Primero, esta es la primera elección después de un ciclo de 15 años de Bachelet-Piñera, que fueron quienes dominaron la política en ese período. Segundo, es la primera elección presidencial que está cruzada por un estallido social, por una pandemia y por un proceso de elaboración de una nueva Constitución. Desde 1990 a la fecha, no habíamos tenido esta combinación de factores que le imprimen un sello de incertidumbre significativo. Estas tres cosas -pandemia, estallido social y proceso constitucional- han, de alguna manera, dado pie a no solo la polarización propia que genera el ser de izquierda o el ser de derecha, que era a la que estábamos acostumbrados, sino que -además- resurge con fuerza la polarización élite versus el pueblo, que quedó bien expresada en el plebiscito. Y, en sintonía con aquello, aparecen dos nuevas fuentes de polarización que son tendencias mundiales, pero que se hacen relevantes en Chile. Una tiene que ver con la diferencias entre los jóvenes y los mayores, jóvenes entre 18 y 30 años versus los mayores de 30, que piensan y ven el mundo de una manera distinta. Y luego, la polarización de género, que también ha tensionado en ciertos aspectos a la sociedad, empoderando -correctamente, creo- el rol de la mujer, tanto en la política como en otros espacios como la empresa y en términos generales. A todo esto también hay que sumarle esta creciente penetración de las Redes Sociales en la influencia de la formación de opinión. Los tiempos con los cuales una persona se forma una opinión y por tanto puede cambiar de opinión son cada vez más breves, y -al mismo tiempo- se retrasa el proceso de decisión final de por quién vas a votar y las últimas dos semanas son cada vez más decisivas. Los debates, también, tienen una influencia mucho más significativa de la que tenían antes y, finalmente, bajando a la elección en Chile, no hay ningún candidato que tenga la fuerza electoral que tenían los anteriores presidentes.Me imagino que todo esto impacta en la dificultad que -empresas como CADEM y otras que se dedican al estudio de preferencias electorales y opinión- tienen para anticipar escenarios. ¿Crees que esto explica que, en diversas ocasiones, las encuestas digan una cosa y los resultados otra, como pasó en las primarias presidenciales legales?-No, no estoy de acuerdo. Esto es un proceso y las encuestas lo que hacen es ir sacándole fotos a los distintos momentos o construyendo en base a fotos de los distintos momentos una película, que te da un movimiento. No podemos esperar que el resultado de la elección de cinco semanas más vaya a ser exactamente igual al que nosotros estamos informando cinco semanas antes. La encuesta que va a ser la más precisa para anticipar el resultado de la elección va a ser la que hagamos la última semana o los últimos dos días. Lo que pasó en las primarias, efectivamente, fue que el resultado cambió en las últimas dos semanas. Y sobre todo la última semana, con el último debate de Daniel Jadue, que dio vuelta la torta. Y eso aplicó tanto para la primaria de Chile Vamos como para la de Apruebo Dignidad.Las encuestas cumplen un rol: te dicen quién va ganando en un determinado momento, y eso puede cambiar. Y sabemos que está cambiando de manera más relevante en las últimas dos semanas, como también lo anticiparon nuestras encuestas. En ese sentido, entonces, ¿sería correcto asumir que la performance reciente de Sebastián Sichel es lo que explica su baja en las encuestas en las últimas semanas?-Sebastián Sichel ha perdido prácticamente el 80% de su capital electoral desde el 30 de julio, son 17 puntos menos. Pero una cosa es la performance y otra cosa es la definición de la estrategia, y yo creo que en ambas ha cometido errores significativos. La estrategia de Sichel, después del triunfo en las primarias, fue confiar en que José Antonio Kast no era un personaje relevante en la elección -lo dijo su propia empresa encuestadora- y puso en marcha una campaña destinada a hablarle al centro, descuidando la centro derecha y la derecha, y se rodeó de un comando diseñado para el centro independiente. Creo que eso fue un error de definición estratégica. Lo que terminó pasando es que Kast, con un discurso consistente para la centroderecha y la derecha, terminó por arrebatarle a ese segmento. Kast se ha quedado con 14 de los 17 puntos que ha caído Sichel, lo que es prácticamente puro votante de centro derecha y de derecha de nivel alto, ABC1 y C2, y probablemente votantes también del Rechazo que votaron por Sichel en la primaria. Y, al mismo tiempo, ha tenido problemas de performance, como no haber respondido la pregunta del 10%, el aparecer involucrado a actividades de lobby, el tema del financiamiento de su campaña del 2009 y otra serie de temas en los que se ha visto envuelto y no ha sabido manejar del todo bien. Y su performance en los debates, donde ha sido demasiado plano, de hecho Kast ha ganado los últimos debates. Sin embargo, creo que Kast, si bien podría seguir capturando votos de Sichel, está llegando a su techo de esta primera vuelta. Y en la izquierda, ¿crees que el retorno de Daniel Jadue al comando de Gabriel Boric y rol más público que ha asumido en los últimos días, corresponde a una estrategia de tratar de crecer hacia la izquierda, considerando que el sector de la centro izquierda lo tiene ocupado Yasna Provoste?-Lo que pasa con esta elección es bien interesante, porque tenemos muchos candidatos que son bisagras de votos. Sichel era una bisagra entre el centro, la centro derecha y la derecha; Yasna Provoste es una bisagra entre la centro izquierda y la centro derecha, y Boric -al mismo tiempo- también es una bisagra entre la izquierda más dura, la Lista del Pueblo y la izquierda. Eduardo Artés subió dos puntos en la última semana, y esos probablemente los sacó de Boric. Entonces , probablemente, la integración de Jadue tenga que ver con una estrategia para evitar la fuga de votos desde la izquierda. El problema de eso es que, si se mueve muy a la izquierda, le deja un espacio a Yasna Provoste para capturar los votos de la centro izquierda; la que votó por Michelle Bachelet, por ejemplo, y que hoy día está con Boric. Por eso la campaña de Boric tiene esa dificultad de tener que mantener un equilibrio entre los sectores más duros de la izquierda y los más moderados de la centro izquierda. Ahora bien, con todo eso, Boric es todavía quien reúne atributos que son relevantes para la toma de decisión para las elecciones: es el candidato que representa lo nuevo y representa mejor el cambio. Y hay otros que le pesan más, como la inexperiencia y el Partido Comunista en sí mismo. Por tanto, en el fondo, va a ser importante cómo va a seguir el equilibrio entre estas fortalezas y debilidades hacia adelante. ¿Qué pasa con Yasna Provoste y su género? Tú lo mencionaste como gravitante para cómo se ordena el panorama político en estos momentos y hay estudios que señalan que el género, el hecho de ser mujer, fue fundamental en el caso de Michelle Bachelet para su elección.-Creo que es un factor relevante y, en general, la candidatura de Yasna Provoste ha tenido una leve tendencia al alza, pero por cómo lo he visto creo que no ha sabido desplegarlo bien en su agenda comunicacional. Tiene tanta experiencia política que no se diferencia de los otros candidatos. Y ella tiene varias cualidades que la hacen distinta, es mujer y es diaguita. Y ese lado más desde la construcción del diálogo y la unidad, que podrían ser considerados atributos más propios de la mujer en política, que le permitieron destacar por sobre el resto y ser candidata presidencial, creo que hoy día no han estado del todo visibilizados. 

publicado 22 Octubre 2021

“Es un proyecto que busca hacer un punto político, generar conflicto, debate y susto, pero no creo que avance”

¿Qué le hizo tomar la decisión de repostularse?-Este sería mi tercer y último período, porque la ley ahora establece un límite a la reelección y yo mismo voté a favor de esa ley. No te miento que lo pensé bastante y lo reflexioné con mi familia. Este trabajo tiene un costo alto en términos personales y familiares. Uno está expuesto al estar en una labor que está desprestigiada, y claramente eso te hace cuestionar tu participación, sobre todo cuando, más que recibir felicitaciones y apoyo, uno recibe críticas. Pero el país vive tiempos difíciles, de muchísima incertidumbre desde el 18 de octubre de 2019, por la Convención Constitucional y por la pandemia, que ha sido un período largo en que la gente podía fallecer o perderlo todo. Frente a este escenario, creo que mis ocho años en el Congreso son una experiencia que vale. No es lo mismo llegar sin saber cómo funciona, sin tener relaciones transversales en materia política, para poder construir acuerdos en un país que está convulsionado y polarizado. Y, desde ese punto de vista, decidí presentarme y así aportar a que el país navegue de mejor manera por estas aguas turbulentas, para que lleguemos a puerto.¿Cómo fueron estos ocho primeros años?-El primer período fue de aprendizaje, yo soy abogado pero nunca había sido parlamentario y  enfrente a un Congreso distinto de lo que es hoy en día. Tuve que aprender la lógica parlamentaria y el cómo hacer política, que es una cosa que nadie te enseña. Yo venía de una ONG a la que me vinculé producto de un asalto que sufrió mi familia. En esa ONG nos dedicamos a atender víctimas, y ahí me di cuenta que esa causa que yo defendía podría quizás avanzar mucho más si tenía un cargo que me permitiera llevar estos temas a leyes, porque tenía una mirada bastante negativa del mundo político, que hablaba pero no avanzaba. En mi segundo período -como diputado de Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén- he podido hacer un trabajo territorial importante e impulsar muchos proyectos de ley que responden a causas que fui viendo en el territorio, además de la causa que me movió a mí, que es hacer un país más seguro y más justo con las víctimas que sufren de la delincuencia. Y, desde esa perspectiva, ha sido un periodo mucho más gratificante, porque he podido sacar leyes y avanzar con proyectos que resuelven problemáticas que están todos los días en la vida de los ciudadanos. Y esa política ciudadana, que es mi origen, es lo que a mí me apasiona. Creo que de ser reelecto en este tercer período, aparte de colaborar en que el país navegue de buena forma, me encantaría llegar a finalizar proyectos muy importantes que he impulsado en relación a la propiedad y los arrendatarios que no cumplen con sus pagos; sobre el trabajo de las mujeres, a través de la flexibilidad de la jornada laboral y del trabajo por hora; sobre la obesidad, que es materia de salud; sobre la conectividad, que es materia tecnológica, y también aportar a empujar políticas públicas como electromovilidad y el hidrógeno verde, temas que a mí me me apasionan, que son causas que agrupan a distintas personas y que necesitan alguien con un cargo como este que trabaje por la “solucionática”, porque los movimientos y las organizaciones se quedan en la problemática.Diputado, usted dice que antes de entrar a la política tenía una visión algo negativa de esta actividad. ¿Cuál es su visión ahora, a ocho años de integrarse al Congreso?-Creo que los parlamentarios son personas que representan un Chile que es muy diverso. En mi primer período fui diputado en el Sur, en La Unión, Río Bueno y Panguipulli, y conocí un mundo rural donde los problemas son distintos a los urbanos, con tradiciones totalmente distintas a las de Santiago. Por ese lado, creo que quienes llegan al Congreso son personas que vienen de mundos distintos. Además, cada uno ve dónde le aprieta el zapato, y yo no quiero descalificar ni hablar mal de nadie. A mí me gusta pensar que los parlamentarios no se eligen solo para aprobar leyes, sino para generar y promover leyes, porque sacar una ley es casi como hacer una campaña. Por ejemplo, la ley “Devuélveme la casa” -que es para los arrendatarios que no cumplen con los pagos, para que los propietarios puedan recuperar sus propiedades sin esperar 2 o 3 años y recibirlas llenas de deudas y destruidas- ha sido una campaña a desarrollar para contagiar a los diputados y senadores para que voten la idea y le pongan sentido de urgencia. Creo que los parlamentarios se eligen para eso, para promover leyes a partir de las necesidades que detectan y eso se reconoce haciendo terreno. Hay otros parlamentarios que tienen otra visión, que creen más en hacer política, aparecer en programas de televisión y pelear con otros. Pero cada uno hace lo que le gusta hacer. A mí me gusta ser del primer tipo y creo que la mayoría debiera estar dedicada a eso. Pero el grupo es bastante variopinto, hay de todo, hay gente muy trabajadora y gente muy dilatadora; hay gente que al final se mueve por lo que le dictan sus bases, y esto tanto en la derecha como en la izquierda. Hay otros que son más de convicciones, que muchas veces van incluso contra sus bases porque creen que lo que le conviene Chile es otra cosa. Y eso es importante, que pensemos todos con nuestras legítimas diferencias, pero que trabajemos en qué es lo que le conviene a los chilenos y a nuestro país.El parlamento es una de las instituciones peor evaluadas en Chile y, sin embargo, miembros de la Convención Constitucional han albergado la idea de cambiar el régimen presidencial vigente a uno parlamentario o semi presencial. ¿Qué opina sobre esto?-No creo que el régimen presidencial que tenemos en Chile pueda ser mantenido en la forma que está hoy día, en un sistema proporcional de elecciones. El régimen presidencial funcionaba bien con el sistema binominal, donde había dos grandes bloques políticos, porque eso le daba gobernabilidad al país. Es decir, un presidente podría ser electo sin tener la mayoría parlamentaria y al final había un bloque de oposición con el cual se podía dialogar y negociar, intercambiar puntos de vista y llegar a acuerdos. Con un sistema proporcional, donde hay muchas listas y muchos partidos, es difícil mantener esta figura presidencial tan fuerte, especialmente cuando no tiene apoyos en el Congreso, incluso de su propio sector. Entonces, creo que hay que avanzar hacia una fórmula más flexible, un semi presidencialismo, no sé si un parlamentarismo, donde los presidentes o jefes de Estado tengan un apoyo mayoritario en el Congreso porque sino es demasiado difícil poder presentar proyectos de ley y avanzar en políticas públicas.Es una característica de los regímenes presidenciales que la figura del presidente debe poder alinear los apoyos de su sector en el parlamento, y lo que se dio con la tramitación de los retiros de la AFP fue que esto no sucedió, ¿qué cree que explica esta situación?-Es lo que comentaba anteriormente, que el sistema proporcional no ayuda mucho al presidencialismo porque fracciona la política, o la representación política, dentro del Congreso. Creo que esto se fue dando desde hace tiempo: en el gobierno anterior, de Michelle Bachelet, también hubo un fraccionamiento, aunque quizás menos marcado. Pero en el gobierno actual se ha vuelto más visible. Hay personas que frente a las necesidades, que puede que sean legítimas, empiezan votar de determinada manera, respondiéndole a la calle o a la redes sociales, porque sienten que tienen que, primero, representar a quienes lo eligen y no a la coalición por la cual fueron elegidos. Y yo creo que ahí hay cierto error, porque no es que uno está obligado a votar lo que la coalición dice, el debate interno es necesario, y yo mismo he cuestionado algunas cosas. Pero, finalmente, así como uno tiene que llegar a acuerdo con el que está al frente, con los adversarios, tiene que llegar a acuerdo con los propios y no desmarcarse, porque eso empieza a provocar un daño, una falta de diálogo interno. Y eso es lo que ha ocurrido en la centroderecha, ha habido una falta de diálogo entre nosotros.A propósito de candidatos, ¿qué tan unido está el sector en el apoyo a su candidato, Sebastián Sichel?-No es fácil la candidatura de Sebastián Sichel, porque no es un candidato que venga de los partidos, de la institucionalidad. Y cuando uno gana la primaria puede hacerlo sin la institucionalidad, pero cuando quiere enfrentar una presidencial es importante tener a los partidos. Y también las declaraciones y las propuestas tienen que ir acorde con lo que el sector o los partidos han ido planteando en el tiempo. Pero creo que a todas las candidaturas les pasa lo mismo, y les va a seguir pasando, como le pasa Gabriel Boric con el Partido Comunista, lo que le pasa a Yasna Provoste con sus partidos y lo que le puede pasar también a José Antonio Kast. El tema está en que Chile Vamos hizo una primaria, y yo en esa primaria voté por Joaquín Lavín pero el ganador fue Sebastián Sichel. Y, nobleza obliga, he apoyado a Sebastián Sichel. Pero cuando la gente me comenta que tiene dudas y quiere votar por José Antonio Kast, a mí más que nada lo que me importa es que haya un candidato de centro derecha o de derecha en la segunda vuelta. Lo que no puede pasar en Chile es que nos gobierne una persona como Gabriel Boric, que piensa igual y tiene el mismo programa que tenía Daniel Jadue, la única diferencia es que es más moderado para hablar. Pero es Daniel Jadue y el Partido Comunista quienes están detrás.A propósito de Gabriel Boric, hace un par de semanas se manifestó a favor del proyecto de ley que busca imponer un boicot comercial a productos de “territorios ocupados”, proyecto que evidentemente -aunque sin mencionarlo- se alínea a la campaña de BDS, de boicot contra Israel. ¿Qué explica, en su opinión, que Chile, un país de 18 mil kilómetros de Israel, que mueve un monto bajo de inversiones en exportaciones e importaciones bilaterales, tramite una ley de boicot de este tipo? -Este es un proyecto que busca hacer un punto político, motivado justamente por el Frente Amplio y el Partido Comunista, para generar una incomodidad y un debate artificial. Cuando uno habla de boicot sin nombre y apellido -porque el proyecto habla de no comprar productos que vienen de territorios ocupados- yo podría decir que existen muchos países que están en esa categoría, incluso China. Por otro lado, países como Estados Unidos establecen restricciones a países que adoptan un boicot a productos de Israel, porque están incumpliendo leyes federales.  Creo que este es un proyecto que busca hacer un punto político, generar conflicto, debate y susto, pero no creo que sea un proyecto que avance. Proyectos como este son una punta de lanza que pincha, molesta, intimida y genera preocupación, pero no necesariamente van a transformarse en ley porque la gran mayoría de los diputados, al final, tiene un grado de sensatez y entienden que, a través de la ley, no pueden exacerbar un conflicto fuera de Chile. Pero claro, se planteó y se puso en tabla por el presidente de la Comisión que lo alberga, que es parte de la comunidad palestina, en un guiño hacia ellos. Pero no veo mucha voluntad de que avance, por lo menos de acá a marzo, como un proyecto de ley que vaya a ser discutido y votado.Ud. fue presidente del Grupo Interparlamentario Chileno-Israelí, ¿cómo fue la experiencia?-El grupo interparlamentario es un grupo al que pertenezco hace muchos años y me tocó presidirlo mientras Shai Agosin era presidente de la comunidad.  Lo que busqué fue que hubiese amistad, una amistad real, porque la gran mayoría de quienes participan en ese grupo no son judíos, por lo cual era clave entender y aprender de la cultura israelí así como de la comunidad  judía en Chile. Participé en dos viajes a Israel y tuve oportunidad de conocer la cultura, el país, los avances tecnológicos y la innovación, y el cómo lograron ganarle a la adversidad y transformar un país seco en un vergel. Todo eso a uno lo va motivando a tomar la causa y a poder ayudar. Y mucha gente cree que hay que salir enfrentar estas ideas como las contenidas en el proyecto de ley que busca establecer un boicot, pero creo que en realidad no hay que hacerse cómplice de ellas y evitar el enfrentamiento, porque les podemos ir quitando piso en base a la sensatez que la gran mayoría de los parlamentarios tiene. Y qué la sensatez termine siendo, finalmente, lo que impere.

publicado 15 Octubre 2021

“Los judíos tenemos que involucrarnos más en los procesos sociales”

Siempre fue buen alumno, tanto en el Cambridge College de Providencia como en el Colegio San Agustín de Ñuñoa donde cursó la secundaria. Revoltoso, sí, pero sano y de muchos amigos. Sus “carretes” de fin de semanas eran, sobre todo, con los compañeros de la Bomba Israel, siempre y cuando hubiera espacio entre emergencia y emergencia. Paralelamente, participó en el movimiento juvenil Emet.   También tiene excelentes recuerdos de su época en la Univeresidad Diego Portales, donde se tituló de abogado y dio sus primeros pasos en política (en el Centro de Alumnos y luego ingresando a la DC). “Entonces, conocí y aprendí de grandes hombres y políticos, y viví de cerca lo que fue el retorno a la democracia con todos sus blancos y negros.   Fanático de sus dos hijos, señala que a ellos les quiere transmitir la “importancia de encontrar algo que los apasione en la vida, pues creo que eso es la felicidad”. También es ferviente en su rol de político, “en el mejor sentido de la palabra. Desde pequeño lo llevo en la sangre, pues mi madre fue alcaldesa de Quilicura, durante mi adolescencia, y me heredó esa tremenda pasión, tan satisfactoria e ingrata a la vez”, asegura.   Aunque suene cliché, dice, Gabriel Silber Romo (45) -pero por eso está en política-, lo apena tremendamente la desigualdad, la falta de oportunidades, el egoísmo y la ceguera de quienes lo tienen todo. “Cuando veo a madres con hijos viviendo en casas de cartón o a abuelos con una pensión miserable, que no llegan a fin de mes, sinceramente, me dan ganas de llorar. No me acostumbro a eso. Quedo triste un largo rato”, asevera.   El candidato a senador por la Región Metropolitana destaca que le ha gustado mucho ser bombero (de la Bomba Israel), y entre sus actividades extraprogramáticas se cuentan también trotar, jugar baby fútbol, reunirse con su familia, hermanas y amigos.   Algo que no soporta es a las personas tramposas, aquellas que dicen una cosa y hacen otra, así como a los mentirosos y a quienes “no se la juegan”.   Judaísmo abierto - Usted es hijo de Jaime Silber Merener, antiguo colaborador de La Palabra Israelita, y Carmen Romo Sepúlveda, ex alcaldesa de Quilicura entre los años 1992 y 2006. ¿Qué heredó de ellos?   - Me acuerdo muy bien de eso. Él era una inspiración para mí. De ambos heredé muchas cosas. De mi madre: la pasión y el compromiso con la política y las personas. Lo trabajador y familiero. Soy el menor y el único hombre. De mi padre: el judaísmo, que, sin duda, es una fuente de inspiración, tanto valórica como de acción. Creo en un judaísmo abierto, de cara al mundo y, principalmente, al país, al que tenemos tanto que aportar. Creo en la ayuda al prójimo y la tzadaká, que son valores fundamentales que debemos inculcar a la sociedad chilena y que siempre han guiado tanto mi actuar político como personal.   - Tengo entendido que usted tiene a sus hijos en el Instituto hebreo. Sin embargo, es el único judío de su familia nuclear. ¿Qué significa para usted ser judío?   - Mis hijos estudian en el Instituto Hebreo, lo que me alegra y enorgullece profundamente. Me hace feliz verlos crecer en un ambiente de valores judíos, con niños y padres que vibran lo mismo, del hebreo, nuestra historia. El judaísmo define mi ser de forma central, tiene un lugar gravitante en mi vida, tal como me lo transmitió mi padre, Jaime Silber (ZL). Además, es una de las formas de conexión que tengo con él. A pesar de su temprana partida, no solo tengo los mejores recuerdos de mi padre, sino que me marcó mucho y me dejó un importante legado. Por una parte, trato de hacer Shabat todas las semanas, porque me parece fundamental bajar el ritmo que muchas veces imprime la política en mi vida y Shabat significa justamente eso: un momento de pausa y reflexión una vez a la semana. También me gustan las tradiciones y respeto las fiestas más importantes. Por ejemplo, hace unos días, en Yom Kipur, ayuné, fui a la sinagoga, no trabajé y logré conectarme con su sentido.   - ¿Ve a la comunidad judía chilena integrada al quehacer nacional?   - En un escenario post estallido social, de pandemia y en que se está construyendo una nueva Constitución, sin duda se generarán nuevos espacios para aportar al país, por lo cual tenemos que involucrarnos más, desde ahora, en los procesos sociales. ¿Cómo? Potenciando a los jóvenes líderes para que metan los pies en el barro y se empapen de la situación del país en diversas áreas. Así, de manera posterior, podrán aportar su granito de arena en la construcción social y política del país, que los requerirá más que nunca. En este sentido, es gravitante resaltar a las mujeres judías que están abocadas a esa tarea, como es el caso de Tammy Pustilnick y Patricia Politzer.   - Usted ha estado en Israel, ¿qué es lo que más le ha impactado?   - La lista podría ser eterna. Es un país apasionante, lleno de vida, historia. Es un país moderno, progresista, que integra a todas las minorías, ya sean religiosas, sexuales u otras, donde las mujeres tienen mucho camino avanzado. En las calles se ven a los judíos, laicos y ortodoxos, a musulmanes, cristianos, africanos, soldados de diversos orígenes caminandos uno al lado del otro en paz. El Parlamento, a diferencia de lo que creen acá, también es transversal. En ese país, además, ningún partido o grupo tiene la mayoría, así que los políticos están obligados a ponerse de acuerdo. Ese es un gran ejercicio democrático del que deberíamos aprender. Todos tienen que ceder, escuchar y aprender de los otros. Maravilloso, ¿no? En otra línea, una de las cosas que más me ha impactado es el desarrollo tecnológico y, en particular, cómo han logrado tener agua en el desierto. Una cosa es saber del riego por goteo y otra, verlo. En esa nación tienen la llave no solo para sobrevivir, sino para combatir el cambio climático. Como adelanté, podría hablar horas de Israel…   - ¿Todavía es voluntario de la Bomba Israel? - Cuando he podido, hago voluntariados puntuales. No lo hago más por falta de tiempo. No es falta de interés. Es una de mis pasiones. Entré en la bomba en 1994. También fui secretario de la de 1998 a 2001.   En defensa de Israel - ¿Cuál es su postura frente a la solución de dos Estados?   - Estoy 100 por ciento de acuerdo. Creo que en la necesidad de un Estado palestino, que reconozca a Israel y conviva en paz con su nación vecina.   - ¿Ha experimentado antisemitismo en su carrera política? Si es así, ¿cómo lo ha asumido?   - El antisemitismo, lamentablemente, siempre ha existido en la historia del mundo. Como diputado he debido enfrentarlo, con mayor intensidad en este último período legislativo (2018-2022) que en los anteriores, pues han resultado electos muchos parlamentarios que confunden simpatizar con la causa palestina, con antisemitismo.   - ¿Cómo ve el funcionamiento del Comité Interparlamentario Chileno-Israelí? - El grupo Interparlamentario Chileno-Israelí hace un aporte muy valioso en muchos sentidos. Por ejemplo, al enfrentar a los otros parlamentarios, autoridades y a la opinión pública cuando se levantan “fake” news en torno a Israel, en aclarar diversos temas y darles su sentido histórico y de realidad. También al mostrar, como chilenos, que Israel es un país moderno y democrático, promueve la paz en el Medio Oriente.   - ¿Cuál es el aporte que pueden hacer los judíos desde el Congreso hacia la comunidad judía y cuál ha sido el suyo?   - Innumerables veces he debido defender al Estado de Israel desde el Congreso, pero siempre ha sido un gran orgullo llevar a cabo semejante tarea. Por ejemplo, los momentos más difíciles han sido aquellos en que Israel ha entrado en algún conflicto militar. Entonces, desde el Parlamento, sin entender el legítimo derecho de Israel a defenderse -como sería el caso de cualquier otro país-, se lo crítica y sanciona, sin matices. En esa línea, es inimaginable pensar que criticará a Chile si un país limítrofe atacara a nuestra población civil.   Esclarecimiento - ¿Cómo evaluaría hasta ahora el funcionamiento de la Convención Constitucional?   - La Convención ha tenido aciertos, y también desaciertos y problemas. Pero es imprescindible que se avance en una nueva Constitución, legítima, democrática y que esté en sintonía con los tiempos actuales.   - ¿Le parece que un eventual gobierno de Gabriel Boric podría ser perjudicial para la comunidad judía?   - En primer lugar, espero que gane Yasna Provoste. De hecho, sigue subiendo en las encuestas. Por su parte, Gabriel Boric es un hombre joven, que todavía tiene mucho que aprender. Ha cometido errores y ha malentendido diversas temáticas y circunstancias relacionadas con el judaísmo, Israel y el antisemitismo, pero espero que entienda que si llega a ganar la carrera presidencial, también será el presidente de distintas minorías, entre los que estamos los chilenos judíos.   - Usted es candidato a senador por la Región Metropolitana. ¿Cuáles serán sus desafíos?   - En mis años de diputado he tenido muchas alegrías y satisfacciones al poder ver y contribuir en la transformación social del país y de nuestras comunas, y busco seguir haciéndolo como senador de la Región Metropolitana. Uno de mis grandes desafíos será combatir el narcotráfico. Para ello, perseguiré a los grandes narcotraficantes, que están dominando a diario barrios completos, con policía especializada, duras penas y cárceles especiales con grandes restricciones, sin acceso a celulares y al exterior, entre otros.   - ¿Cómo pretende aportar hacia la comunidad judía desde el Senado?   - Con la misma fuerza que lo he hecho siempre, pero representando a más personas al ser senador de toda la Región Metropolitana. Es decir, mostrando en concreto cómo somos los judíos, nuestros valores y ayuda al prójimo, como siempre lo he hecho de la mano de la comunidad. Además, seguiré enfrentando las “fake” news sobre los judíos e Israel, poniendo la realidad sobre la mesa, mostrando cómo es el verdadero Israel, su aporte comercial y real a Chile y el mundo, peleando desde el Congreso, pero de frente contra el BDS, el antisemitismo y buscando de forma permanente aliados para esta causa, una de las principales de mi vida.

publicado 01 Octubre 2021

Tamango Brebajes, bar y cerverzas artesanales en Barrio Bellavista

Tuvimos a Felipe Gelerstein Fava al otro lado del teléfono para conversar con LPI acerca de su start-up Tamango Brebajes, en donde es el fundador y Director Ejecutivo. Este joven emprendedor, egresado de The Grange School y titulado de Ingeniero Agrónomo Enólogo de la Universidad Católica de Chile en 2014, decidió abrir su empresa al mercado en 2018 y de lo único que ha sabido es de sacar cuentas alegres. Además, cuenta con su propio bar que lleva el mismo nombre que su compañía.¿Por qué te decidiste por el rubro de las cervezas artesanales para concentrar tu emprendimiento?-Siempre tuve una pasión por la cerveza artesanal y la gastronomía, desde muy pequeño cocinaba en la casa, y a los dieciséis pedí permiso a mis padres para realizar un curso bastante avanzado de elaboración de cerveza artesanal. Desde ahí me picó el “bichito” por emprender. Luego con mis estudios de Agrónomo Enólogo me dediqué por un tiempo a las viñas y trabajé en ese rubro. Sin embargo, siempre pensando en que, eventualmente, regresaría al área de las cervezas. ¿Cómo logras con seis trabajadores, o quizás más, cumplir con las órdenes de venta que te hacen a lo largo de Chile?-Hoy en día, somos un equipo de diez personas en nuestra planta de producción (ubicada en Quilicura), equipo de despacho y área comercial, y trece empleados en nuestro propio bar, cuyo nombre es: “Tamango Brebajes - House of Beer” (ubicado en Dardignac 0195, Bellavista, Providencia; en IG:@tamangobar). He llegado a la conclusión, que -al contar con personas talentosas, eficientes y apasionadas, como las que tengo en este emprendimiento- se puede hacer mucho más de lo que uno cree.¿Has pensado en traspasar las fronteras dentro de América Latina? -Por el momento comercializamos nuestros productos a domicilio directo al consumidor sólo en Santiago. Además, estamos en varias tiendas especializadas a lo largo de Chile, incluyendo bares y restaurantes a lo largo del país. No obstante, aún queda abrirnos al despacho a domicilio a lo largo del país e ingresar al mundo del retail, donde aún no tenemos presencia. Pienso que existe mucho terreno por explorar en el mercado doméstico, que hace innecesario considerar la exportación, la cual tiende a ser bastante dañina para la cerveza artesanal.¿Contemplas diversificar tu producto, quizás yéndote a otro tipo de licor como para ampliar la oferta dentro del mediano o largo plazo?-Efectivamente, ya contamos con una amplia variedad de productos diferentes, una infinidad de cervezas distintas (hemos sacado más de cincuenta y dos distintas en tres años y medio), un Gin Tamango (se llama “Gin Guayabera”), cold brew coffee en lata (se llama “Cool Beans”) el cual es de lanzamiento estacional, cristalería, ropa, y hasta un bar/restaurant con una amplia oferta que tiene una gran variedad de productos.¿Por qué los precios de las latas son tan reducidos? ¿Tienes una competencia muy feroz en tu rubro?No, es al revés, yo diría que los precios de las latas, son de los más altos del segmento artesanal ($2.500 pesos por una lata en promedio). Esto es debido a la minuciosa selección y obtención de ingredientes y materias primas que hacemos para fabricarlas, además de los procesos productivos de última generación.¿Cómo el judaísmo o tu educación judía en tu hogar han influido en tu vida de negocios?-Los valores de honestidad, de hacer un buen trabajo, de ser cercano a la familia y a los amigos (todos pilares del judaísmo) han sido extremadamente importantes en mi educación. Afortunadamente, he podido plasmarlo en la empresa y la cultura empresarial que tenemos junto con la relación con nuestros colaboradores. Nunca tomar el atajo, nunca hacer trampa y siempre desempeñarse en la vida con mucho respeto al prójimo. De acuerdo a las cifras que tú manejas, ¿cuál es el licor que más se consume en Chile?-¡Afortunadamente, creo que la cerveza, y por bastante diferencia! (Fuente: Euromonitor en la última encuesta de agosto del 2020 en la cual se muestra que en el rubro del consumo de la cerveza son 56,2 litros per cápita y en dónde se gastan 200 dólares per cápita).¿Cuál es tu lema de vida frente a días que a veces no puedan resultar tan fáciles?-No sé si es un lema, pero siempre tener en claro que los períodos difíciles tienden a pasar, como ciclos o épocas. Mantener la cabeza en alto, no “achacarse”, y en especial ser flexible para poder adaptarse al cambio, y a pedir y recibir ayuda. No ser orgulloso, y confiar en tus habilidades.

Festival Internacional de Cine Israelí en Chile

Por sexta vez,  Seret -que significa película en hebreo- estará presente en Chile, por segundo año consecutivo de manera online, entre el 14 y el 21 de diciembre de 2021, con lo mejor y más reciente del cine de Israel. Todo comenzó en Londres, hace una década, de la mano de tres mujeres israelíes: Anat Koren, Odelia Haroush y Patty Hochmann. Actualmente, se sigue presentando en Inglaterra, y, además, en Alemania, Holanda y Chile. Seret Internacional es una organización benéfica, independiente y apolítica que busca exhibir un cine nuevo e innovador, mostrando historias sobre la realidad de Israel, con sus fortalezas, debilidades, victorias y desafíos. “Hay tanta cultura, diálogo y conocimiento dando vuelta, que necesitamos compartir ese contenido con el mundo”, dice Patty Hochmann, directora artística del festival. Explica que los films elegidos para esta versión tienen el foco de revelar una multiculturalidad, además de la inclusión de la sociedad israelí. “Queremos representar una diversidad del cine y, por otro lado, una mirada especial, en relación con que siete películas están dirigidas por mujeres”.Algunas de ellas son, Amor, no era, dirigido por Maya Sarfaty, ganador en el Festival de Cine DocAviv 2020 como mejor documental israelí; Asuntos de familia, de Maha Haj, y Asia, por Ruthy Pribar, galardonada con el premio Nora Ephron, ganadora en la categoría de mejor cinematografía y en la de mejor actriz (Shira Hass) en el Festival de Cine de Tribeca. Asimismo, fue ganadora como mejor película, cinematografía, director, guión, música, dirección de arte y maquillaje, en los Premios de la Academia Israelí.En este gran festival se podrán apreciar 12 películas significativas, emocionantes y entretenidas. “La selección de los estrenos se realizó en base a lo más reconocido y premiado de festivales internacionales”, dice la directora artística y agrega que, una de las propuestas interesante para este 2021, es A 100 metros de distancia, producción de cortometrajes en tiempo real, creada con 12 destacados cineastas durante la peor época de cuarentena en Israel. Patty Hochmann especifica que Seret ha escogido cuatro de estos para presentar la tercera semana de diciembre, “los cuales son un reflejo de los desafíos que hemos tenido que vivir durante los últimos meses”. Otros títulos que se podrán ver durante el 14 y el 21 de diciembre son, las comedias Subarriendo, El perdón y Un novio para mi boda; el documental Menachem Begin: paz y guerra; y los dramas El repostero de Berlín, Entre dos mundos, La esposa prometida y El testamento -coproducción de Austria e Israel-.Seret Chile 2021 se realizará de manera 100% online, dando la posibilidad de que las películas se vean en el país completo y durante los siete días que dura el evento, deleitando a todos y todas con la gran calidad del cine israelí.

Una esperada celebración

El Club de Golf de La Dehesa fue el escenario para la celebración de cierre de año del Centro de Encuentro del Adulto Mayor, CEA, del Círculo Israelita de Santiago, CIS. Tras un nutrido programa de encuentros semanales, con charlas de las más diversas temáticas, incluyendo geopolítica de Medio Oriente, historia de los judios en Europa, Arte, festividades judías y mucho más. Todas estas actividades, además se realizaron vía Zoom, acortando la brecha entre los adultos mayores y las nuevas tecnologías. Pero, quizás lo más emocionante es que esta reunión es la primera actividad presencial que el CEA realiza en muchos meses, debido a la pandemia. Por esto, Rosy Vainroj, coordinadora del centro, señaló que fue una “extraordinaria concurrencia para un esperado reencuentro del grupo de adultos CEA, después de casi dos años. Fue un día de alegría, camaradería y emotividad”

Guía no oficial para celebrar Jánuca

Para muchos Janucá es la fiesta favorita en el calendario judío y con razón: una forma principal de celebrar consiste en comer cada día montañas de alimentos deliciosamente fritos así como extensos dar y recibir muchos regalos e intercambiar toneladas de monedas de chocolate.Para este años, ISRAEL21c en Español presenta su propia guía no oficial para celebrar Janucá. Aprovecha las sugerencias para pasar la fiesta en grande.La regla fundamental es que no existen “demasiados latkes”.No conformarse con velas de cualquier colorEn muchos hogares, la instalación de todas las janukiot (candelabros de Janucá) antes de la ceremonia de encendido de velas se delega a un miembro de la familia. Asegúrate de ser tú para poder capturar los mejores colores de velas para tu propia janukiá (obviamente, rojo y amarillo) y dejar a tus hermanos menores u otros miembros menores de la familia los aburridos blancos y azules.Fingir saber toda la letra de Maoz TzurCantar Maoz Tzur a los gritos es uno de los sellos distintivos de esta fiesta pero la fricción siempre surge cuando un miembro de la familia insiste en leer todos sus -muchos- versos, al margen de si todos los demás realmente saben todas las palabras. Si esto sucediera, simplemente sonríe y finge hasta lograrlo. Si lo haces con suficiente confianza, nadie se dará cuenta de que solo estarás repitiendo los dos primeros versículos. Lo decimos por experiencia.Cantar con la familiaEn muchas familias israelíes  Janucá es vista como una maravillosa oportunidad para volver a cantar todas las canciones y bailes aprendidos en el jardín de infantes y que desde entonces han sido olvidados. En lugar de hacer una mueca cuando tu madre comienza a pisar los sonidos de Banu Joshej Legaresh, asiente con simpatía y empuja al nieto más cercano en su dirección. Se lo pasarán en grande y tú puedes ir corriendo a la cocina con la excusa de que los latkes necesitan voltearse.No existen demasiados latkesSi ya hablamos de latkes, llegamos aquí a la regla más cardinal de esta guía: no existen demasiados latkes. Y por latkes, nos referimos a los de papa, llamados “levivot” en hebreo. Fritos en abundante aceite y acompañados de crema agria y puré de manzana. Es absolutamente bíblico. Por cierto, esto no quiere decir que rechacemos los buñuelos de calabacín o maíz, pero en realidad no son competencia.Las perinolas no son tan divertidasSin duda, el dreidel (perinola en español, sevivon en hebreo) es un símbolo importante de la festividad pero para ser honesta no es tan divertida como pronto lo demuestran una o dos vueltas rápidas. El consejo es que simplemente ni te molestes. Deja de lado el entusiasmo y en lugar de eso consigue que los niños pongan la mesa. Confía, lo disfrutarán más.Nunca te ofrezcas como voluntario para recoger las sufganiotA menos que disfrutes de pasar horas en fila de la panadería o que tu familia y amigos se burlen de tu gusto por las sufganiot, asegúrate de no ofrecerte nunca como voluntario para recogerlas en Janucá. No hay nada peor que hacer todo el gasto y esfuerzo de elegir una caja aparentemente fabulosa solo para que una persona se queje de que olvidó comprar las de chocolate u otra anuncie que su favorita es una de mermelada pasada de moda.Asegúrate de solo dejar una vela encendidaA primera vista, encender velas parece una tarea relativamente fácil: no es necesario preparar una comida de tres platos, el postre está resuelto y todo el asunto se puede resolver en forma de buffet. Pero terminarás pensando de manera muy diferente cuando te encuentres saliendo temprano del trabajo para recoger las sufganiot (¿qué te dijimos?), rallar y freír montañas de tubérculos (hablaremos de eso más adelante) y darte cuenta de que tus cortinas casi se incendian porque alguien insiste en ser tradicional y colocar la janukiá en el alféizar de la ventana. Así, con organizar una noche de cada ocho suena suficiente, ¿verdad?Abre TODAS tus ventanas al freírSí, Janucá se lleva a cabo en diciembre y hace frío en Israel, pero si no abres todas las ventanas de tu casa mientras fríes tus latkes (y si te sientes confiado también tus sufganiot), encontrarás que tu cocina, el salón y los dormitorios apestarán a aceite durante días. No te preocupes por la temperatura: todo estará agradable y sudoroso por el esfuerzo, mientras que los demás pueden ponerse un suéter.El gran debate: ¿ocho pequeños regalos o uno grande?En Janucá hay que tomar una decisión muy crítica: ¿preferiríamos recibir ocho pequeños obsequios entregados uno a la vez o uno grande para desenvolverlo con una gran ceremonia? Esto debe decidirse y anunciarse con mucha anticipación, no solo para permitir que nuestros familiares realicen las compras necesarias, sino también para garantizar que todos estén en sintonía. No hay nada peor que recibir una baratija cuando esperabas algo un poquito más grande, o un niño llorando decepcionado para arruinar la felicidad de esta fiesta.¡Feliz Janucá!

La fiesta de las luces se celebra en Concepción

La Comunidad Israelita de Concepción, después de cuatro años, vuelve a celebrar Jánuca con las autoridades locales. Eleazar Israel, vicepresidente de la comunidad, señala que “para nosotros, es una alegría enorme volver a tener actividades en la comunidad y retomar al evento anual del cierre de año celebrando Jánuca con las autoridades local, pero hemos querido ir un paso más allá y hacer de esta fiesta un espacio de encuentro con todas las comunidades judías de regiones y Santiago, además de las organizaciones judías existentes en Chile, la Embajada de Israel y la Comunidad Judía de Chile, CJCh”.  En esta oportunidad, el evento se realizará el día lunes 6 de diciembre en el Salón de Honor de la Municipalidad de Concepción, donde contaremos con la presencia de distintas autoridades locales (senadores, diputados, alcaldes, Gobernador, Armada y autoridades religiosas, entre otras). También se ha querido destacar que el sello del evento no es solo el cierre de Jánuca, sino la instancia de reunión con las comunidades de regiones y de Santiago, donde podremos conversar sobre cómo trabajar conjuntamente para la creación de sinergias e integración independientemente de la orientación religiosa. Queremos que sea un espacio de encuentro para que podamos debatir como construir judaísmo y combatir el antisemitismo. En este sentido, la CJCh, la Embajada de Israel y el CIS han contribuido ejemplarmente a la preservación del judaísmo y el sionismo en el sur de Chile.

Extirpan con éxito tumor de bebé recién nacido en Israel

De acuerdo al reporte citado por The Jerusalem Post, el tumor se descubrió en la semana 32 del embarazo. Los médicos observaron que la circunferencia del torso del bebé era mayor que el promedio, por lo que decidieron realizar pruebas adicionales en las que se descubrió el tumor.Sin embargo, recomendaron continuar con el embarazo en observación hasta la semana 39. Posteriormente se realizó una prueba cardiológica seguida por una cesárea.Dos semanas después, el profesor Igor Sochtonik, director del Departamento de Oncología Pediátrica del Hospital Ijilov, decidió extirpar el tumor, y la cirugía fue un éxito, según el reporte televisivo. El bebé fue dado de alta al cabo de 10 días completamente sano.“El bebé fue diagnosticado con un tumor de tipo mertoma benigno en el hígado antes de nacer”, dijo Sochtonik a la cadena de televisión. “Tras el parto, observamos varios quistes en el tumor que causaban una presión adicional en el abdomen del bebé. Enseguida comprendimos que si esperábamos, el tumor podría obstruir su respiración por la presión en el diafragma, por hemorragia o los quistes, y decidimos realizar la compleja operación”.  

"Trabajemos juntos para contrarrestar las amenazas”

En un artículo de opinión publicado en los medios de comunicación marroquíes, el ministro de Defensa, Benny Gantz, elogió los procesos de normalización de Israel con sus vecinos musulmanes y advirtió sobre la amenaza de Irán a estos avances.El editorial, publicado en la revista en francés L'Observateur Du Maroc y en el periódico árabe Ahdath Magribia, se produce durante la histórica visita de Gantz al reino del norte de África, la primera visita oficial de un ministro de defensa israelí.“Como Jefe del Estado Mayor del Ejército, luché en decenas de operaciones militares, pero nunca olvidé que la batalla más importante de todas es por la paz y la estabilidad", escribió.“Esto solo se puede lograr si nos mantenemos fuertes y fortalecemos las relaciones con nuestros aliados. Teniendo en cuenta los recientes avances, confío en que trabajaremos con nuestros amigos marroquíes y con el liderazgo de nuestro gran aliado Estados Unidos para fortalecer las relaciones de Israel con Jordania, Egipto, los miembros de los Acuerdos de Abraham, nuevos socios en el región así como con nuestros vecinos palestinos”, expresó Gantz en su artículo.

“Es una variante que preocupa, recomiendo no viajar al exterior”

Luego de la detección en Israel de casos de coronavirus correspondiente a la variante del coronavirus B.1.1.529, el primer ministro Naftalí Bennett encabezó una conferencia de prensa en la que expresó su preocupación por esta nueva alerta sanitaria.“La variante que llegó desde Sudáfrica es muy preocupante, recomiendo no viajar al exterior. Pero la buena noticia es que Israel es el primer país del mundo en reaccionar y estamos preparados”, resaltó Bennett, en compañía de los principales funcionarios del Ministerio de Salud: el ministro Nitzan Horowitz, el director Nachman Ash y la jefa de salud pública Sharon Elrai Price.Bennett aclaró que por el momento no se implementará un cierre de fronteras, aunque tampoco descartó la posibilidad. En los debates internos del gobierno Bennett aboga por medidas de prevención rápidas y agresivas que eviten a futuro grandes cierres de la economía y el sistema educativo. Su lema es que Israel esté abierto adentro y cerrado desde afuera, al menos hasta que se conozcan más precisiones sobre la nueva situación sanitaria.

Israel ya tiene a su primera comandante de un escuadrón de vuelo de la Fuerza Aérea

Una mujer es la primera comandante de un escuadrón de vuelo de la Fuerza Aérea de Israel. El nombre y la mayoría de datos de la misma son confidenciales por su seguridad y la de sus seres queridos. El logro de esta joven, se suma a otros casos en el país de mujeres que logran ocupar puestos que antes tenían únicamente hombres. La igualdad de oportunidades, sin importar el género, en Israel hoy está un poco más cerca.La comandante a quien llaman «Y» públicamente, por los ya mencionados motivos de seguridad, entró en funciones el miércoles pasado. En 2010 había comenzado su carrera en la Fuerza Aérea y desde allí siempre se destacó, ascendiendo a través de los años hasta llegar a esta prestigiosa posición.La Mayor «Y» liderará el Escuadrón de Operador de Sistemas de Armas. La cuenta oficial de las Fuerzas de Defensa de Israel felicitó a la ascendida en la redes sociales, y compartió una imagen de ella, aunque sin mostrar su rostro para mantener en secreto su identidad.

“Jánuca corresponde a la primera rebelión en la historia por la consecución de la libertad física y de pensamiento”

¿Cuáles son las fuentes históricas más importantes acerca de esta festividad?-En Jánuca celebramos dos hechos importantes interrelacionados entre sí: La gesta de los macabeos sobre los seleucidas y la re-dedicación del Templo de Jerusalén al culto original del D´os de Israel. Esta festividad, denominada también como Jag Ha-Orim -fiesta de las luminarias- no aparece en el Tanaj, sino en el libro de los Macabeos, en donde se narra el hecho histórico de los “pocos que ganaron a los muchos”, detallando incluso el número de combatientes de un lado y otro (Libro 1 cap. 4. https://www.bibleclaret.org/bibles/lbnp/AT/161Mac.pdf).La victoria macabea permitió la purificación del templo como aparece estipulado en estos textos  I Mac 4,36-61; II Mac 10,1-8; IV Mac ). Sin embargo, es en el Talmud donde se describe el milagro del aceite  en el Templo, (Shabat 21b), el de una vasija no profanada  que contenía aceite para arder solo un día y milagrosamente lo hizo durante ocho días, lo que significó entonces la disposición de celebrar ocho días. En el siglo I hubo una discusión entre los sabios Hillel y Shammai, respecto de cómo encender las velas de la Januquía. Por lo que puede afirmarse que data ya desde esta época, la costumbre del encendido del candelabro de ocho brazos. Ahora bien, en el libro segundo de Macabeos, cap 1, vers. 7 al 9 , se lee: El año ciento sesenta y nueve, durante el reinado de Demetrio, nosotros los judíos les escribimos: “En medio de la grave tribulación que nos sobrevino aquellos años, desde que Jasón y su partido traicionaron a la tierra santa y al reino, ocho cuando incendiaron las puertas del Templo y derramaron sangre inocente, oramos al Señor y nos escuchó; ofrecimos un sacrificio con la mejor harina, encendimos las lámparas y presentamos los panes. 9b Ahora también les escribimos para que celebren la fiesta de las Chozas en el mes de diciembre. En el año ciento ochenta y ocho”.La fiesta de las chozas no es otra que Sucot, festividad que no pudieron celebrar porque estaban en guerra y que en vez del mes de Tishrei se celebraría en Kislev, lo que daría sustento a los ocho días de celebración. No obstante, a través del tiempo hemos privilegiado narrar el milagro del aceite.Sobre las tradiciones de Jánuca: ¿qué significan y cómo se adoptaron?-Varias son las tradiciones relacionadas con este Jag, religiosas como el encendido de la Januquiá y las adiciones al servicio religioso y también en el hogar, como la lectura de Salmos, la oración de ‘al-hanisim en las que se agradece a D´os por su milagrosa ayuda, y no religiosas que incluyen comidas, juegos, canciones, regalos y monedas de chocolate a los niños.Asimismo, la Menorah nos recuerda el candelabro que había en el Templo.Ocho brazos por cada día y un noveno, el Shamash para encenderlas. Se colocan las velas según la decisión de la escuela de Hillel, de derecha a izquierda, la primera noche una vela, la siguiente dos, después tres y así hasta completar todos los brazos del candelabro. Sin embargo, ¡atención! Se encienden de izquierda a derecha, primero la vela correspondiente al día.La costumbre es encenderla dentro de la casa, en una ventana que da hacia la calle. Es importante recordar que los viernes la Januquiá debe encenderse antes de las velas de Shabat y el sábado después de la Havdalá, es decir después del término de Shabat.El Sevivón y los latkes¿De dónde viene esta tradición de las monedas de chocolate, el sevivón o dreidel y los latkes?-En cuanto a los alimentos, por el milagro del aceite, se acostumbra a consumir alimentos fritos destacan entre ellos los sufganiots, donuts, latkes dulces y salados. Son  comidas tradicionales, pero hay variedad de platillos que puede prepararse fritos. Es cosa de usar la imaginación.Entre los  jugos obviamente esta la perinola (Dreidl), aun cuando hay quienes lo consideran un juego judío, su origen es incierto. Es muy conocido y jugado en diversos lugares del planeta.El Dreidl (Sevivón) tiene cuatro caras y en cada una posee una letra. Para nosotros, en Janucá, esas letras tienen un significado especial, a saber: נ (nes, milagro), ג (gadol, grande)  ה (haiá, hubo), ש (sham, allá). En otros lugares estas letras significan ג (gantz, todo),  ה   (halb, mitad),נ   (nisht, nada), ש (stell, poner). Dos opiniones sobre el Sevivón. Una forma de preservar el Judaísmo, en la época de los greco-seleucidas, en que el estudio de la Torah estaba prohibido para los maestros y alumnos que estudiaban Torah, y cuando se acercaba alguna patrulla, escondían los textos e iniciaban el juego, para distraer (recordemos lo de las fogatas y juegos en el campo que celebramos en Lag Baomer).Hay dos cosas importantes que quisiera destacar. La primera es que es posible encontrar otros significados para las de las letras del Sevivón y la segunda, que incluso a nuestros juegos les otorgamos significado relacionados con nuestra historia, costumbres y tradiciones.¿Qué es el Jánuca gelt?-El encendido de las  luminarias de Janucá es una mitzvah importante, es relevante por su cumplimiento, debido a que se esparce el milagro que celebramos. Se instauró la costumbre de regalar dinero, de este modo, los pobres no se sentirían avergonzados al recibirlo. Yo no sé exactamente cuando se empezó a entregar jauncagelt a los niños, pero asumo que hacerlo y enseñarles acerca de la Tzedaká (Justicia) es importante como un medio de aprendan la importancia del compartir. Para nadie es desconocido que, siendo el nuestro un calendario lunar, muchas veces la festividad de navidad “calza” con alguno de los ocho días de Janucá, lo que no acontece este año-, por eso se piensa que adoptamos la costumbre de repartir obsequios a los niños y monedas de chocolate. Aunque el Janucagelt dicen que es una tradición nuestra muy antigua, lo de las monedas de chocolate es más reciente. La Rabina Prinz señala que “el gelt de chocolate se parece a la tradición europea de Navidad de intercambiar monedas de chocolates con envoltorio dorado “que conmemoran los milagros de San Nicolás” (Prinz, Deborah, “On the Chocolate Trail”). Acá importa mucho la educación que les damos a nuestros niños y muchas veces lo más fácil para los padres es congeniar tradiciones y celebrar Chrismukkah. Y vemos como se adornan las calles con símbolos de navidad y también de Janucá. La fiesta de las luminarias, corresponde a la primera rebelión en la historia por la consecución de la libertad física y de pensamiento.

EL BUSCADOR

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador. Un buscador es alguien que busca. No necesariamente es alguien que encuentra. Tampoco es alguien que sabe lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.Un día nuestro Buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó Kammir a lo lejos, pero un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras. Estaba rodeaba por completo por una especie de valla pequeña de madera lustrada, y una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.El Buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como por azar entre los árboles. Dejó que sus ojos, que eran los de un buscador, pasearan por el lugar… y quizá por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción? Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días? Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra. Era una lápida, y sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar?Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Al acercarse a leerla, descifró: Lamar Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas. El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra una lápida. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto, pero lo que lo contactó con el espanto, fue comprobar que, el que más tiempo había vivido, apenas sobrepasaba 11 años. Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar.El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó, lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.–No, ningún familiar? –dijo el buscador–. Pero… ¿qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que lo ha obligado a construir un cementerio de niños?El anciano cuidador sonrió y dijo:“Puede usted serenarse, no hay tal maldición, lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré… Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgando del cuello, y es tradición entre nosotros que, a partir de entonces, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anote en ella: a la izquierda, qué fue lo disfrutado, a la derecha, cuánto tiempo duró ese gozo. ¿Conoció a su novia y se enamoró de ella? ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana, dos? ¿Tres semanas y media? ¿Y después?, la emoción del primer beso, ¿cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?¿Y el embarazo o el nacimiento del primer hijo? ¿Y el casamiento de los amigos? ¿Y el viaje más deseado? ¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano? ¿Cuánto duró el disfrutar de estas situaciones?, ¿horas?, ¿días?Así vamos anotando en la libreta cada momento, cada gozo, cada sentimiento pleno e intenso… Y cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba. Porque ése es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.”

Vayeshev

Parashat Vayeshev es el comienzo de una gran historia sobre la venta de Yosef por parte de sus hermanos. No en vano, en nuestra mitología se llama a Yosef "el justo". A pesar de los celos de los hermanos hacia Yosef, Iacov envía a él a ver qué está pasando con sus hermanos. A pesar del miedo, del peligro incluso, Yosef no evade la misión, a pesar de que tenía otraspersonas que podrían haber ido en su lugar.Sabemos que Yosef tenía un enorme problema con sus Hermanos, las actitudes del papa Iacov -de dar una túnica especial y dejar claro su preferencia- solo fortalecían el odio hacia su hijo. No queda claro porque Yosef cuenta sobre sus sueños a los demás, pero algo que suma en esta ya compleja relación.Cuando Yacov le da la misión de ir a ver sus hermanos, el lector más distraído no percibe una serie de detalles que el texto esconde. Yosef y su papá están en Hebrón y los hermanos en Shjem, en el valle de Dotan. Son como 120 kilómetros de distancia. O sea, por alguna razón los demás se encontraban tan lejos de la familia que la Torá no nos cuenta. Los jajamin (sabios interpretadores) cuentan de las disputas y enojos de los hijos y la falta de honor y respeto hacia el padre.  Además, cuentan que los hermanos pastoreaban y se dedicaban a la vida en el plan del mundo externo (haciendo un paralelismo con Esav), mientras que Yosef (como Yacov) se quedaba en las tiendas estudiando y desarrollándose en el mundo interior.Otro punto de conexión entre padre e hijo es sus revelaciones en sueños. Iacov con dos sueños que definen su identidad y sello como patriarca: el primero en Betel con la escalera que vislumbraba ángeles que subían y bajaban. Sumado a esto, Dios se revela y le hace las mismas promesas que había hecho a Abraham (su abuelo) sellando que incluso en la visión divinael sería el patriarca del pueblo judío. El segundo sueño, la pelea con el Ángel que termina por bendecirlo con un nuevo nombre- Israel.  Yosef también tiene dos sueños en esta parashá, uno con sus hermanos curvándose y el segundo con hermanos y padres girando en torno a él. En ambos no hay la presencia divina explícita, pero el lector conocedor de la Torá sabe queambas visiones predicen el futuro y que esto solo Dios podría saber.Pasado las semejanzas entre los personajes, paso la misión recibida porm Yosef. Viajar solo por 120 kilómetros para saber cómo estaban sus hermanos.Racionalmente él debería haber dicho que no iba. Estaba todo dado para terminar mal la historia. Viaje largo, para un lugar que hay personas que no lo quieren y lejos de cualquier protección…pero la respuesta que da Yosef conecta con el real sentido de la misión. Yosef dice: “Hineni” (acá estoy). La palabra Hineni aparece diversas veces en la Torá, todas ellas anteceden un momento crucial en las diferentes pruebas de fé que nuestros antepasados vivieran. En el episodio de la Akeda (sacrificio de Itzhak), cuando Dios y después Itzhak mismo preguntan sobre Abraham, nuestro primer patriarca responde “Hineni”. O sea, cuando llamado en un momento de comprobar su creencia en el plan divino, lo único que él puede decir desde su corazónes que está ahí para “lo que sea”. Independiente de contexto y consecuencias, Abraham sabe que necesita confiar que existe un plan maestro divino y que él es una herramienta en eso.De igual manera actúa Yosef, él comprende su conexión con el padre y todas las similitudes, pero cuando responde Hineni, él se conecta con su abuelo. Lo que él está respondiendo a su padre en verdad es: “Sé que me mandarás a un lugar muy peligroso, que incluso hay riesgo de vida, pero no te preocupes porque tengo fé en ti y en nuestro D-s”. Según nuestros jajamin,es por esto que Yosef es llamado el “justo”, por su creencia, por su entendimiento de realidad y por su disposición al sacrificio, tal cual los otros patriarcas. No es casualidad que en Sucot el recibió el honor de ser uno de los 7 visitantes junto a los 3 patriarcas, Aharon y Moshe y al reyDavid.Ojala tengamos seamos dignos de estos honores por la fe y disposición que ponemos en nuestros caminos de vida, incluso aquellos que parecen difíciles.

Después de la oscuridad

Si alguna vez, lamentablemente, tuviste que talar un árbol, sabrás que las raíces, bajo tierra, siguen buscando la forma de volver a dar brote. Silenciosas, obstinadas, se escabullen subterráneamente hasta que, unos cuantos metros más allá, hacen con el tiempo nuevas apariciones. Uno, distraído, piensa que es un nuevo ejemplar. Pero no: es la fuerza de la raíz antigua que vuelve a ver la luz. No se rinde.En breve estaremos celebrando Jánuca. Jánuca no significa “fiesta de las luces” literariamente hablando sino “inauguración” o te-dedicación. Celebramos que un audaz grupo de judíos liderados por Matitiahu y su hijo Yehuda Macabeo, llevó a cabo una rebelión contra los griegos seléucidas y  recuperó el Templo. Cuenta la leyenda que la única vasija de aceite apto encontrada, que alcanzaría para un solo día de encendido de la menorá, alcanzó sin embargo para ocho. Igual que la raíz de un árbol talado, buscó la fuerza para ver y ser luz. Hablamos del “milagro de Jánuca”. Es por ello que celebramos la festividad encendiendo la velas en la Janukiá por ocho días seguidos. Primero una, al día siguiente dos, ascendiendo cada día hasta llegar a la plenitud. Por amor a la luz, y al sonido de su palabra en hebreo, “or” (¿vieron cómo se pasea la palabra entre los dientes cuando la decimos? Tintinea en nuestros labios), y porque Jánuca es la fiesta de la alegría, quise saber cuántas veces aparece dicho vocablo en el Tanaj. Y bien: 55. Esto en sí no me dijo gran cosa. Y sin embargo… de las 55 veces que aparece la palabra “or” (luz) en el Tanaj, ¡18 de ellas en el libro de Job! ¡El libro de Job! Quizás el libro de mayor sufrimiento y desamparo de nuestra tradición! En su versículo 12 del capítulo 17 leemos: “la noche se convirtió en día, después de las tinieblas espero luz”.Y por ello, no hay duda: la historia de nuestro pueblo judío es una historia de resiliencia, de salir a buscar la luz a cómo dé lugar, de no rendirse. Somos esas 18 apariciones luminosas en el libro doliente de Job, esos ocho días milagrosos del aceite del Templo otrora profanado, el arcoíris brillante después del diluvio. De ese versículo de Job deviene justamente la frase que suena tan bella en latín: “Post tenebras lux” - después de la oscuridad, la luz.Jag Jánuca Saméaj para todos.

“La corrupción en Argentina es algo endémico y general, que atañe a varios espacios de la vida”

¿Por qué el personaje principal de tu novela piensa que se puede hacer justicia matando a doce personas?-Psicológicamente, el personaje de la novela, Juanjo Miranda, llega a una conclusión doble: Cree y se convence que él es la persona idónea para sacrificar su vida en pos de que Argentina se cure de su corrupción crónica y, segundo, cree que la continuación de la situación actual es insostenible, vivir en ese nivel de corrupción es inaguantable. ¿Por qué sitúas a tu novela Justicia en el año 2025?-Porque el mensaje es que aún podemos hacer algo para que llegar de forma determinista a una situación en donde las personas no tengan otra alternativa que tomar la justicia por sus manos ya que la oficial no responde a las necesidades más primitivas de los que allí viven.AMIA¿Hasta qué punto los peronistas y todo el aparato gubernamental, judicial y legislativo han quedado impunes por el atentado a la AMIA que tú citas en Justicia? Pero esto llevado a la realidad.-Justamente, no creo que se trata de un tema partidista. La corrupción en Argentina no está ligada únicamente a un partido político sino que se trata de algo endémico y general que atañe a varios espacios de la vida. Por otro lado, sin duda los atentados de la AMIA han quedado impunes igual que muchos otros temas que sacuden a la población. Si yo soy un terrorista y veo hago un atentado y nunca se descubren los culpables, como si ocurre en Francia o Inglaterra, entonces la lógica es que creo que puedo seguir atentado ya que nunca pagaré el precio.  ¿Por qué crees, Gabriel, que Argentina tiene tal grado de degradación moral? ¿Piensas que puede salir de este pantano?-El punto de partida para salir del pantano, es asumir que la situación es insostenible. Argentina debe tocar fondo y sentir que es imposible construir una sociedad cuando es difícil o imposible planificar a largo plazo. La degradación moral de Argentina comienza con la falta de “costo”. O sea, si delinques y no pagas un costo por tus acciones, ya que la justicia no funciona, entonces el mensaje que se transmite es claro. Además, los que controlan a la justicia y a las instituciones, es decir, los medios, también viven sumidos en un balance parecido al de la justicia. ¿Qué te llevó a incursionar en el mundo literario de ficción?-Sentirme que tengo un mensaje que transmitir. Segundo, sentir que he sumado la capacidad para comunicar dicho mensaje de forma interesante y renovadora.Los DoceEn “Justicia”, tú hablas de doce personas que deben pagar con sus vidas por vejámenes, crímenes y corruptela. El número doce, como las doce tribus de Israel o los doce apóstoles en el cristianismo, lo mencionas en una entrevista a Infobae. ¿Por qué ese número exactamente? ¿Qué significa para ti en lo personal? Porque mencionas también la continuación de Justicia, en un segundo volumen que se llama Venganza y de nuevo son doce criminales.-Los mensajes, místicamente, se transmiten con el número doce. Lo importante es el mensaje que quiero transmitir. El problema no es un tema financiero o del precio de la soja… es un asunto mucho más complejo y que recae en esa degradación moral. Sin embargo, en Venganza será un justiciero que quiere hacerles rendir cuentas a los traficantes y abusadores de mujeres. ¿Por qué tocas ese tema en particular? ¿Qué significa la mujer en tu vida? Y ¿Qué te inspiró a continuar con una segunda parte? ¿Habrá una tercera?-Al terminar “Justicia” sentí que tenía mucho para contar sobre Sabrina Landes y la situación de los vejámenes que sufren muchas mujeres. Yo creo que cuando una sociedad está enferma, se suele observar tal situación en el trato hacia las mujeres. Observa, por ejemplo, en el Medio Oriente lo que ocurre. Sí, creo que habrá una tercera novela que se llamará “Esperanza” y allí… los doce argentinos que se han enriquecido a costa de los otros, deberán rendir cuentas a la justicia. En esta tercera parte, lo importante es la reconstrucción y la educación.

Se viene la cuarta temporada de “Fauda”

Una foto en el Instagram de Lior Raz (@liorraz) confirmó la noticia que los fanáticos estaban esperando: que comenzó la grabación de la cuarta temporada de la serie israelí “Fauda”. Raz quien interpreta a Doron, protagonista de la serie, y además es guionista y productor de la producción de televisión. Según informó Enlace Judío, la filmación de esta cuarta temporada fue confirmada por el medio israelí The Jerusalem Post y se compondrá de 10 episodios se filmarán en Israel, así como en Ucrania, según un comunicado de prensa de Yes Studios. Además, señaló que en esta cuarta entrega “la unidad antiterrorista enfrentará disturbios en dos frentes simultáneamente, de Otros de los miembros del elenco que vuelven en esta cuarta temporada, además de Lior Rz (Doron), son Itzik Cohen (Capitán Ayub), Rona-Lee Shimon (Nurit), Idan Amedi (Sagi), Doron Ben-David (Steve), Yaakov Zada​​Daniel (Eli) y Meirav Shirom (Dana).“Los nuevos miembros del reparto incluyen a Inbar Lavi (Lucifer, Imposters) Mark Ivanir (Away, Barry, Homeland) Amir Boutrous (The Crown, Aladdin), Lucy Ayoub (mejor conocida como presentadora de televisión) y Loai Nofi (The Good Cop, Tyrant)”, agrega Enlace Judío.Tal como anunció este medio, además, la nueva temporada se lanzará en Yes TV de Israel a mediados de 2022 y estará disponible para transmitir en Netflix en todo el mundo, en una fecha que todavía no se ha anunciado.