publicado hace 4 días

El arte en movimiento de Gaad Baytelman

La mezcla ashkenazí y sefaradí del escultor Gaad Baytelman (http://baytelman.com/) se evidencia en su carácter emprendedor, versátil y creativo. Algunas de sus obras honran su ascendencia, que impregna su trayectoria profesional y su quehacer artístico. Antes de abocarse por completo al arte, Gaad Baytelman era ya conocido en el mundo del cine y la publicidad como pionero fundacional de los efectos especiales. Sus asombrosas soluciones estéticas, físicas y mecánicas le trajeron fama entre cineastas de Chile y Latinoamérica, quienes lo buscaban ávidamente para resolver problemas complejos frente a las cámaras. Paulatinamente, comenzó a recibir invitaciones para desarrollar otro tipo de proyectos. En 1994 por ejemplo, fue convocado para crear algunos de los juegos interactivos del recién creado Museo MIM, a lo que pronto se sumaron encargos como director artístico de comerciales y colaboraciones con destacados pintores y escultores chilenos. En efecto, el espíritu colaborativo de Gaad Baytelman no es algo nuevo, pues ha realizado trabajos junto a prestigiosos creadores del ámbito de la plástica como Patricia Israel, Gustavo Poblete, Keka Ruiz-Tagle, Conchita Balmes, Lotty Rosenfeld y Matilde Huidobro. Su trayectoria le ha permitido además obtener dos importantes fondos del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el primero de ellos para la intervención urbana colaborativa “Gran Dominó del Puerto” que cerró el Festival Puerto de Ideas 2016 en Valparaíso, y el más reciente para la escultura monumental “Mecánica de Plumas y Viento” que se ubica en la explanada principal del Parque Cultural de Valparaíso. Con sus 10 metros de altura, la pieza cinética de acero inoxidable es una de sus intervenciones más impresionantes, y fue inaugurada como antesala de la XX Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Chile en 2017. Única en su tipo con estas dimensiones en el país, los visitantes se fascinan con el el sutil movimiento de sus gigantescas piezas superiores, que parecen ballenas o dinosaurios meciéndose suavemente con el viento. Entre máquina y ser vivo, “Mecánica de Plumas y Viento” oscila por el solo juego de equilibrios de sus componentes. "Para lograr ese movimiento, de algún modo me inspiré en el permanente vaivén de las conversaciones que sostenían los sabios judíos", asegura Baytelman. Sin programación computacional ni motores, la escultura “evidencia el renovado atractivo de la física real, luego del predominio de la creatividad comandada por el joystick y el mouse. En efecto, artistas como Theo Janssen y Anthony Howe –creador del espectacular pebetero en las Olimpíadas de Río 2016- demuestran que la materialidad vuelve al mundo del arte en gloria y majestad”, señala el catálogo del artista. Su manejo del equilibrio y el movimiento ha consagrado a Baytelman como uno de los creadores chilenos de mayor proyección, con obras de hipnótica y singular belleza que han concitado el interés de galerías y festivales en Chile y el mundo. A "Mecánica de Plumas y Viento” se agregan ahora piezas pequeñas y medianas que tal como su escultura de gran formato, conjugan las matemáticas y el estudio del entorno. Han sido encargadas por instituciones y coleccionistas privados que aportan sus temáticas y gusto estético, pues a Baytelman le resulta particularmente inspirador el trabajo para personas o contextos específicos. “Me interesa enormemente sumar a mi producción de diseño cinético las sugerencias del futuro propietario de la escultura, quien se incorpora así al proceso creativo, convirtiéndose en coautor de la obra”.

publicado hace 11 días

¿Cómo llegamos a ser la Residencia Beit Israel?

Corría mediados de 1950 cuando el Dr. Abraham Wainstein (Z.L) se había establecido en Chile logrando escapar de la Segunda Guerra Mundial. Fue tal su vínculo con Chile, que sintió la necesidad de devolver la mano a este país, así, crea un hogar para el adulto mayor, dando prioridad a aquellos con riesgo social. Luego de 4 años de funcionamiento y viendo las mejoras en la calidad de vida de los adultos mayores acogidos por este sueño, nuestro fundador decide que es momento de crecer para poder ayudar a más personas. En el año 1954, comienza la construcción de una casa en la calle Francisco de Villagra Nº 325, Ñuñoa. Este segundo paso se logró con el apoyo económico de toda la comunidad judía de la época y recibió el nombre de “Villa Israel”. Lugar que dio acogida a adultos mayores judíos de muchas partes del mundo y por supuesto de Chile, así como también miembros que no eran de la comunidad y que requerían de los mismos cuidados. Pero el sueño del Dr. No podía dejar de crecer, ahora nuevamente se depositaba en manos de la comunidad un nuevo desafío, volver a mejorar los estándares de calidad en todos los aspectos, incluyendo la infraestructura que, con el paso de los años necesitaba renovarse. Así comenzó a amasarse el proyecto de cambio. Comenzó a concretarse un nuevo sueño, con cambio de domicilio, pero el mismo compromiso, pasión e ideales de nuestro fundador. Con el objetivo de llevarlo a cabo, se formó un nuevo Directorio, quienes buscaron terrenos hasta dar con el adecuado para una buena proyección del mismo a futuro. Para ésta transición además del apoyo de la comunidad judía en general y de entidades internacionales, hubo donaciones determinantes por las que se logró la construcción de una infraestructura en la cual nuestros residentes pueden desplazarse sin limitación alguna, tienen las comodidades que requieren para cubrir todas las necesidades de ésta etapa y además disfrutan de los cuidados de un equipo interdisciplinario. En nuestra fachada y muros se mencionan cada uno de quienes contribuyeron a cumplir este sueño. Ya construido el edificio y trasladados los residentes al nuevo lugar, quisimos hacer honor a nuestros antepasados y comenzamos a llamar al “Villa Israel” con su nuevo nombre, “Beit Israel”. Así un día de diciembre del 2011 nos convertimos en una residencia que además de mantener los mismos residentes de esa fecha, teníamos la expertíz y ahora las comodidades estructurales para ofrecer a todos aquellos quienes nos requieran de un nuevo hogar, que es la actual Residencia Beit Israel, este nombre representa el sueño del Dr. de derribar el estigma en la que se asocia a la vejez como algo “doliente” para convertirlo en aquello que realmente es, una etapa más de la vida que requiere la atención, amor, contención y cuidados que merece. Así en nuestro nuevo domicilio en la comuna de Lo Barnechea, tenemos un gran equipo humano y estructural, cuyo compromiso es otorgar un servicio de calidad en un ambiente cómodo y entretenido, enmarcando los valores judíos en cada una de nuestras actividades, celebración de festividades y fortalecimiento de lazos comunitarios. La residencia Beit Israel es una gran familia, en que también forman parte diversas comunidades enmarcadas en un proyecto macro y transversal denominado un Rab por Jag. Proyecto que permite a nuestros residentes y las comunidades encabezadas por sus Rabanim y sus respectivos voluntarios participar de una vinculación directa. En resumen, es un sueño cumplido, en el que día a día luchamos por mantener viva la intención de nuestro fundador y en el que están invitados todos y cada uno de Uds. A participar. Esta residencia en un hogar para todos!!!!!

publicado hace 11 días

“Pacto de fuga”, la nueva película de David Albala

Seis años y siete meses han pasado desde que el director y realizar audiovisual, David Albala, comenzó con la investigación para la película “Pacto de fuga”, que estrena el próximo 26 de octubre, que será distribuida por FOX y que es protagonizada por Patricio Contreras, Benjamín Vicuña, Amparo Noguera, Roberto Farías y Francisca Gavilán. El filme es una ficción histórica, a partir de la fuga de 49 miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez a través de un túnel que cavaron en la Cárcel Pública de Santiago. “Conocía la historia, la había visto en la prensa en el año ’90, cuando ocurrió. Yo estaba entrando a la Escuela de Periodismo, en la Universidad Andrés Bello, y me impactó la fuga. Y lo que más me llamó la atención fueron las 50 toneladas de tierra escondidas dentro de la cárcel. Entonces cuando yo estudiaba cine en Estados Unidos, pensé “Cómo nadie ha hecho esta película, ¡yo quiero verla!”. Y por eso digo, un poco en broma un poco en serio, que la hice para verla”, señala David consultado por la motivación para elegir este como el hecho que inspira su primer largometraje de ficción. Con una amplia experiencia en televisión, llegando a ser mano derecha de Cristián Leighton en la realización del icónico programa de los ’90 “Patiperros”, de TVN, David Albala sufrió un accidente en moto que lo dejó parapléjico, en el año 2002. A pocos días de ese incidente, comenzó a filmar su proceso de rehabilitación, desarrollando el largometraje documental “PersPecPlejia”, que también se transformó en una serie de TV. Luego, se radicó en Estados Unidos, donde realizó estudios relacionados con la dirección y producción de cine y televisión, desarrollando nuevos trabajos audiovisuales, especialmente cortometrajes, hasta que volvió a Chile en el año 2011. En el país, comenzó a postular a líneas de financiamiento, y con un Fondo CORFO que obtuvo comenzó el proceso de escritura de la película que está a punto de estrenar. Se establecieron los personajes y se entregó la información a una guionista, que desarrolló y luego reviso con un equipo de escritores, durante tres años y 25 versiones, el guión. Para esta tarea también trabajó con uno de los protagonistas de la fuga, Raúl Blanchet. “Yo conocí -de una manera no circunstancial, sino proactiva- a Raúl, que fue uno de los líderes de la fuga, y él se transformó en nuestro asesor de guión y producción, con quien trabajé tres años codo a codo, y luego en la revisión del guión, de las escenas, las palabras, el tipo de situación que se podría vivir adentro de la cárcel. Y luego su supervisión en el arte, porque de alguna manera lo que el equipo de arte hizo fue copiar la cárcel y recrearla desde 1988 hasta ahora, para que se viera igual. Y así lo hicimos y así lo constató Raúl como asesor y fiel testigo de lo que había sido”. Como locaciones, usaron una galería que quedaba de la cárcel La Serena, que iba a ser demolida, y que era igual a la cárcel pública de Santiago. Y los exteriores de la cárcel los hicieron en Buin. El túnel fue una escenografía montada en un galpón de Calera de Tango y además se usaron algunas locaciones exteriores en Santiago. En total, grabaron 49 jornadas, distribuidas den dos meses y medio, desde noviembre de 2017 a enero 2018. Después vino el proceso de montaje y post producción, que se extendió hasta los primeros días de octubre de este año. Sobre el financiamiento, el director comenta que “el proyecto había ganado CORFO de desarrollo, y también un fondo audiovisual, pero esos son dineros que no alcanzan. Entonces lo que hicimos fue encarar este proyecto cinematográfico como una start up. Creamos un fondo de inversión privado y buscamos inversionistas que creyeran en la película”. Hasta que encontraron los que creían que tenía vocación de audiencia. Modalidad que aprendió en EE.UU. y asesoría de Capital Films, que es una empresa que conecta con proyectos con inversionistas”. En una entrevista publicada el año pasado, dices que después del accidente no encontrabas trabajo, que se fijaban más en la discapacidad que en la capacidad. -Lo dice todo el mundo con una discapacidad. En el mundo hay 1.070 millones de personas con una discapacidad. Es un 15% de la población. ¿Entonces tú me vas a decir que esos 1.070 millones de personas son un lastre? ¿No hay capacidad productiva o intelectual, profesionalismo, no hay eso? También hay pasión y motivación para sacar adelante los proyectos. Y efectivamente yo busqué trabajo y no lo encontré, y lo que hice fue crear trabajo. Con esta película pude darle trabajo a más de 300 personas.

publicado hace 18 días

Los espacios culturales del judaísmo y las kehilot

Son más de 200 museos los que hay en Israel, y sin duda el más reconocido de ellos es Yad Vashem en Jerusalem, dedicado a las víctimas e historia de la Shoá. Sin embargo, son varios cientos más los museos judíos que hay en el mundo, y también muy diversas las temáticas que abordan en sus muestras y colecciones. Les invitamos a hacer un recorrido virtual por cinco destacados: Casa Museo de Ana Frank La Casa de Ana Frank (en holandés “Annefrankhuis”) se ubica en Ámsterdam. Es un museo “de sitio”, ubicado en el inmueble en que Frank y su familia se ocultó durante la invasión nazi a Holanda, hasta ser descubiertos y ser deportados a campos de concentración. ta d. Así como la preservación del escondite y una exhibición sobre la vida y tiempos de Ana Frank, el museo funciona como un espacio para resaltar todas las formas de persecución y discriminación. Sitio web: https://www.annefrank.org/es/ Museo Judío de Casablanca El Museo Judío de Casablanca es un museo dedicado a preservar la memoria de las diversas comunidades judías que han existido en Marruecos. Es el único museo judío que se encuentra hoy en día en el mundo árabe. El museo reúne más de 2.000 años de historia y tradiciones de los judíos marroquíes. Pertenece a la Fundación del Patrimonio Cultural Judeo-Marroquí. Sitio web: http://jewishmuseumcasa.com/ Museo Judío de Nueva York El Museo Judío de Nueva York se ubica en la Quinta Avenida con la calle 92, en la antigua mansión de Felix Warburg, y posee una gran colección de objetos religiosos judíos: ceremoniales, pinturas, objetos artísticos y de plata en los que se puede comprobar la habilidad de los judíos en los tiempos históricos en su recorrido por muchas tierras del mundo. Entre los tesoros más valiosos de este museo se encuentran una pared de mosaico de una sinagoga de Persia del siglo XVI y un arca de madera del siglo XV procedente de Italia. Posee importantes pinturas contemporáneas y obras de fotografía y escultura. Sitio web: https://thejewishmuseum.org/ Museo Sefardí El Museo Sefardí, en Toledo, España, ocupa el antiguo del Convento de Caballeros de Calatrava, anexo a la Sinagoga del Tránsito, y muestra aspectos históricos, religiosos y de las costumbres del pasado judío en España, así como de los sefaradíes, los descendientes de los judíos que vivieron en la península ibérica hasta 1492. Sitio web: http://www.culturaydeporte.gob.es/msefardi/home.html Museo Interactivo Judío El Museo Interactivo Judío de Chile se ubica en el Mercaz Kehilatí, del Círculo Israelita de Santiago, y busca promover, de manera didáctica, el valor y respeto por la multiculturalidad. Tiene dos recorridos principales, uno sobre historia judía y uno sobre Shoá. Inaugurado en el año 2014, en memoria de Jaime Pollak Z.L., el museo también desarrolla variadas actividades de extensión cultural y puede ser visitado previo agendamiento de una visita en su sitio web. Sitio web: https://mij.cl

publicado 26 Septiembre 2019

Memoria Comunitaria: Pensando Comunidad

Respondiendo a la convocatoria de la Comunidad Judía de Chile, bajo la presidencia de Sergio Bitrán, más de medio centenar de dirigentes de instituciones del ishuv se dio cita a una jornada de estudio destinada a reflexionar sobre el futuro comunitario .Tuvo lugar en las instalaciones de la Bnei Israel una soleada mañana de domingo de julio de 2004, bajo la conducción de Ely Magendzo e Isaquino Benadof, quienes actuaron como facilitadores. A través de nueve mesas de trabajo se analizaron las debilidades y fortalezas de nuestras instituciones y se formularon propuestas de futuro. Los delegados llegaron al encuentro con análisis previos realizados en sus propias instituciones, lo que permitió que el desarrollo de la jornada alcanzara fluidez y expedición. Un resumen conclusivo de la cita menciona como fortalezas centrales de la Comunidad Judía un liderazgo emergente dispuesto al cambio, la constatación de un alto nivel educacional promedio de la Comunidad , activos comunitarios suficientes para soportar cualquier transformación y desarrollo de proyectos de futuro y una identidad judía que aunque de buen nivel, requiere “reforzarse y acrecentarse”. Entre las debilidades, destacan la atomización institucional “que lleva a la competencia insana y a la dilapidación de recursos”, la ausencia de un proyecto comunitario común, la baja participación de la voz judía en los temas centrales del quehacer nacional y una también baja participación comunitaria “por desinterés y falta de encantamiento de las instituciones”. Sin embargo, lo más audaz corrió a través del área de las propuestas. Se sugirió la creación de un Centro Comunitario que albergue administrativamente a las instituciones que manteniendo su individualidad maneje centralizadamente las áreas propias de su quehacer, la existencia de una sola cuota comunitaria que permita participar en todas las instituciones afiliadas al Centro Comunitario y la creación de una asamblea constituyente como respaldo a las transformaciones.

publicado 26 Septiembre 2019

Los “secretos” del Kol Nidrei

La primera vez que el jazán del Círculo Israelita de Santiago, Ariel Foigel, cantó el Kol Nidrei fue después de su Bar Mitzvá, a los 13 años. Recuerda que con un grupo de jóvenes viajaban a las provincias de Argentina, a oficiar el servicio de Iom Kipur a sinagogas pequeñas, comunidades “que desgraciadamente ya no existen porque la gente falleció o se fue para capital”. Con 30 años, entonces, entonando la tefilá que da inicio a Iom Kipur, Ariel compartió algunos “secretos” de ésta. “El Kol Nidrei es un texto, es una Tefilá compuesta en la Edad Media, sobre los judíos marranos que no podían expresar su judaísmo y que sabiendas de que iban a cometer pecado y que si practicaban su judaísmo iban a ser matados. Entonces, pedían perdón de antemano bajo estas circunstancias. Después el Majzor lo incorporó como propio y hoy día es parte de nuestros votos incumplidos”, nos explica agregando que “en el Día del Perdón comenzamos pidiendo perdón por aquellos actos involuntarios que cometimos ante D-s, no ante el prójimo, porque si uno comete un acto contra el prójimo, tiene que ir donde éste a pedir perdón”. El jazán comenta que la incorporación del Kol Nidrei fue a partir de la Edad Media, luego de la Inquisición, y que hay distintas composiciones musicales, pero que la de Max Bruch es la más conocida. “Iom Kipur es un maratón espiritual, donde están las puertas del cielo abiertas para que D’s nos cuente a cada uno de nosotros, como dice otra de las tefilot de este día, el Unetané Tokef. Es un día muy potente donde la liturgia y la música conlleva sentimientos de emoción. Qué mejor comenzar con el pedido específico, esto lo prometí y no lo pude cumplir, quiero mejorar, vengo aquí abiertamente y vestido de blanco, en pureza, a pedir una nueva oportunidad. En definitiva Iamim Noraim es eso, es la búsqueda de una nueva oportunidad”, señala. ¿Después de 30 años, se mantiene la misma emoción al entonar el Kol Nidrei? “Es emocionante para la gente y para el jazán también. Más allá de estar trabajando, haberme preparado y ensayado para trabajar, ese día también es mi Kol Nidrei y mi Iom Kipur. Entonces, esa emoción es porque es sincera”. Y es la emoción junto a la convicción las que le permiten sobrellevar las 24 horas de Iom Kipur- sin comida, sin agua y de pie- porque “nadie puede creer que un cantante pueda estar trabajando y encima ayunando, solamente aquellas personas que somos jazanim y nos dedicamos a esto sabemos que la única manera de hacerlo es con Neshamá, con corazón y con real sentimiento, porque si no es hasta inhumano”. Sobre qué tips tiene para prepararse para esta tarea: “Yo te diría que mi Kol Nidrei comienza dos meses antes, cuando me comienzo a juntar con el organista y el coro, y empiezo a ensayar, las melodías vuelven a mi oído y es bonito. Desde lo físico, es una preparación de hidratación desde las dos semanas anteriores, y comer pasta, para ese día estar con hartos carbohidratos en el cuerpo”.

publicado 26 Septiembre 2019

El shofar que desafió a los nazis en Auschwitz

Un reciente artículo del New York Times da cuenta del relato de la hija de un sobreviviente del Holocausto, sobre un shofar y la enseñanza de su padre sobre el poder de creer en medio de la muerte. Como consigna el texto, durante años ha habido informes fragmentarios de actos de fe casi increíbles en los campos de exterminio nazis durante la Segunda Guerra Mundial: el sonido de shofars, las trompetas de cuerno de carnero tradicionalmente tocadas por judíos para dar la bienvenida a los Altos Días Santos. Estas historias de la persistencia de la esperanza, incluso en los momentos más oscuros de la humanidad, se han transmitido a pesar de la evidencia limitada y los detalles de los testigos oculares. Ralph Blumenthal, autor del artículo, se pregunta: “¿Podrían los prisioneros de campo haber encontrado formas de hacer sonar estos cuernos, perforando los cielos con sollozos y estallidos, sin ponerse en peligro mortal inmediato?”. La hija de un sobreviviente de Auschwitz, junto con uno de los shofarim secretos, ha presentado un nuevo relato que aborda esa pregunta y es aceptado por varios historiadores como confiable. Según la nota del Times, “la Dra. Judith Tydor Schwartz, experta en el Holocausto, dice que su padre, Chaskel Tydor, un prisionero de larga data confiado como despachador de trabajo en uno de los más de 40 subcampos de Auschwitz, ideó en Rosh Hashana 1944 para enviar a otros prisioneros en un detalle lejano donde pueden rezar de manera segura y privada. No sabía que llevaban algo con ellos. Pero cuando regresaron, dijo, uno le confió a su padre que se había producido y tocado un shofar”. Y agrega que, según el relato de la Dra. Schwartz, “quien dirige la investigación del Holocausto en la Universidad Bar-Ilan en Ramat Gan, Israel, a su padre le fue dado el shofar para su custodia en 1945 por un compañero prisionero cuando los nazis vaciaron el campo y huyeron. los rusos que avanzan”. “El lunes, una semana antes de Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío número 5780, y 75 Roshei Hashanot desde ese acto de fe clandestino, ese cuerno de carnero ceremonial, de aproximadamente 10 pulgadas de largo con una curva en ángulo recto como una pipa humeante, se instalará en El Museo de la Herencia Judía cerca de Battery Park, en Manhattan”. Blumenthal platea en la nota que “si bien es posible que nunca sea posible corroborar por completo la historia del shofar del museo, los historiadores del Holocausto dicen que es creíble y que se parece a otros testimonios de shofarim de campos de concentración, siendo incluso más detallado”. Por su parte, la Dra. Schwartz señaló al medio norteamericano que estaba prestando el shofar como evidencia adicional de la medida en que los judíos encarcelados iban a practicar su religión frente a sus torturadores alemanes. “Sus esfuerzos incluyeron la entrega de bendiciones durante las palizas y el intercambio de raciones de pan durante Pesaj, cuando los productos fermentados están prohibidos. Los tambores de petróleo abandonados en Auschwitz, el complejo de exterminio y campos de trabajos forzados en la Polonia ocupada por los alemanes, donde murieron alrededor de 1,1 millones de víctimas, fueron utilizados en lugar de chozas tradicionales para contemplarlos durante el festival de la cosecha de Sucot. Los rabinos en el campamento decretaron que incluso un minuto pasado dentro era una mitzvá suficiente, o buena acción”. Además, señala que “luego estaban los shofarim cuyos sonidos pretenden evocar el sacrificio de un carnero de Abraham en lugar de su hijo Isaac, la convocatoria de los israelitas al Sinaí para la entrega de la ley por parte de Moisés y la expresión más ferviente de la esperanza judía, “El próximo año en Jerusalem”. Una exposición que se abrió el verano pasado, “A través de la lente de la fe”, en el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau en Oswiecim, Polonia, cita a un prisionero de 14 años, Wolf Greenbaum, que vio a un rabino visitando un cuartel condenado en Birkenau en Rosh Hashaná en 1944 y tocando un shofar de contrabando allí. Por su parte, Yad Vashem -en Jerusalem- muestra un shofar fabricado en 1943 en el campo de trabajo nazi de Skarzysko-Kamienna. En Auschwitz, dijo Robert Jan van Pelt, un erudito del Holocausto y curador en jefe de la exposición del Museo de la Herencia Judía: “Sabemos por una serie de testimonios de testigos presenciales que se tocaron shofarim”. El autor del artículo se pregunta, entonces, “¿Pero dónde y cómo estaban escondidos? ¿Cómo llegaron a los campos? ¿Y cómo su sonido quedó impune? Las cuentas dicen que los prisioneros sobornaron y distrajeron a los guardias”. Y responde: “Algunos shofarim probablemente llegaron a Auschwitz a mediados de 1944 con los 440.000 judíos húngaros deportados. Sus pertenencias, que se dejaron en la plataforma ferroviaria del campo conocida como la rampa donde se seleccionó a los arribos para vivir o morir, se almacenaron en Birkenau en un inmenso almacén de bienes denominado “Canadá” cuyo botín a menudo se pasaba de contrabando. Los esquemas se tramaron en las repulsivas letrinas, donde los guardias desdeñaban entrar”.

Conociendo y compartiendo la realidad de las personas en situación de calle

Desde el año pasado, los jóvenes voluntarios de CADENA se han sumado a la labor que realiza el Hogar de Cristo en los recorridos nocturnos en los que visita y acompaña a personas en situación de calle en la Región Metropolitana. Primero se integraron a recorridos ya programados y luego comenzaron a realizar sus propios recorridos, acompañados y guiados por miembros de la organización de beneficencia fundada por el Padre Alberto Hurtado. Como comenta Benjamín Caro, voluntario de CADENA, son “cuatro horas en las que se busca personas en situación de calle para darles algo de comer y cosas que necesiten, pero lo más importante es darles compañía. Esta es gente que, generalmente, es marginada de la sociedad y sólo comparte con otras personas en situación de calle, por eso lo que más agradecen de los recorridos es que uno converse con ellos y comparta un café; están acostumbrados a que la gente ni si quiera cruce miradas con ellos cuando pasa por su lado”. Son unos 15 a 25 voluntarios de CADENA que participan en la ruta que se realiza cada 15 días. Van cargados de comida, sándwiches, té y café. “Además de llevarles comida, llevamos también ropa, como frazadas en la época de invierno. Pero la verdad la comida y la ropa son como un detalle, lo que hacemos es bajarnos a conversar con ellos. Nos cuentan sus historias y nosotros les preguntamos cómo han estado, si necesitan algo”, agrega Déborah Gómez, también voluntaria de CADENA y encargada de los recorridos nocturnos con el Hogar de Cristo. La conversación y contacto directo con las personas a las que visitan en los recorridos les ha permitido a estos jóvenes, como indica Benjamín, identificar a adultos mayores y personas con VIH en situación de calle, que necesitan mayor ayuda. “Uno sale con tantas historias, con lo que te hablan, con las cosas que cuentan, que al final te sientes feliz, ellos arman y viven su vida ahí, tienen sus “rucos”, que son las pequeñas casas que se hacen, tienen sus cosas y las cuidan. Uno se imagina que participar de esto es algo muy terrible, que va a salir casi llorando o con frustración, pero no es así. Obviamente la gente está en una situación horrible y pasa frío. Y a pesar de que uno tiene una opinión muy formada de cómo es la gente en la calle, se encuentra con una realidad distinta de lo que pensaba. Es una experiencia que te deja una sensación muy buena, porque permite saber que al menos son ayudados por el Hogar de Cristo y otras fundaciones que hemos visto cuando salimos”, explica Déborah. ¿Por qué es actividad relevante para CADENA, que es una organización que se fundó para asistir en caso de desastres naturales? La respuesta la da Benjamín, quien indica que “CADENA se fundó para reaccionar en situaciones de emergencia y desastres naturales, es una organización que busca ayudar a la sociedad ante crisis, más allá de la comunidad judía. Si bien estas actividades no son situación de emergencia, si son de gran importancia y nos ayudan a generar lazos con ONG’s amigas, con las que -ante una situación de emergencia- trabajaremos mano a mano. Además, esto genera una red de voluntarios activos: durante este año hemos sido más de 70 voluntarios en las salidas, los cuales ahora forman parte de la red de CADENA y están dispuestos a ayudar en lo que se necesite”.

El nuevo formato para escuchar historias

Un podcast es una pieza de audio que se emite con una periodicidad definida y continuidad, que se puede descargar en Internet o bien se puede escuchar en línea, desde un teléfono inteligente o dispositivo. El origen del nombre de este formato viene del iPod, el dispositivo de Apple para reproducir música, y el término “broadcast”, que en inglés significa transmitir. En los últimos años, los podcasts se han popularizado, hay diversas aplicaciones disponibles para teléfonos y web tanto para escucharlos como para construirlos, y la gran mayoría de los medios de comunicación (en Chile, por ejemplo, El Mercurio, La Tercera y Canal 13) generan contenido en esta modalidad. Si aún no conocen este formato, les recomendamos acá tres podcasters que les podrían interesar. Karen Codner, desde el celular https://www.karencodner.com/blog/category/Podcast La escritora Karen Codner, autora de “Respirar bajo el agua” (2016) y creadora de la Fundación Memoria Viva, lanzó recientemente un complemento a su Blog (https://www.karencodner.com/) en formato podcast, titulado “Celular: un llamado a la creatividad”. Con dos capítulos ya online, Codner extiende su pasión por las letras a un formato de conversación, dialogando con la escritora chilena Andrea Jeftanovic y reseñando dos libros de la italiana Natalia Ginzburg. Nicole Senerman, la voz experimentada https://lavidadelosotros.subela.cl/ La experiencia en las artes y el mundo audiovisual de Nicole Senerman es tan amplia como su creación en formato radial y, desde hace unos 10 años, como podcasts. Directora de fotografía, profesora universitaria, creadora de contenido multimedia, asistente de la compañía de Teatro Ictus y conductora radial, Nicole empezó en el formato de voz para Internet con un programa web que llamó “Repostera del crimen” (que lamentablemente se encontraba en la plataforma Podcaster.cl, cerrada en el 2013). Actualmente, en la radio online subela.cl, tiene el radio show “La vida de los otros” (en el link), mientras desarrolla un proyecto para llevar a formato podcast la obra de dramaturgos chilenos contemporáneos, como Pablo Paredes, Emilia Noguera y Manuela Infante. Maccabeo escucha https://open.spotify.com/show/4dJZsnCRxAT64ui4xB8yCk Nacido como un proyecto de hasbará, “Maccabeo escucha” fue una iniciativa que se desarrolló durante el año 2018, liderada por Ariel Kauderer y llevada a cabo por madrijim de Maccabi Hatzair Chile, contó con 15 capítulos. Disponibles en Spotify, las entregas radiales online abordaron temáticas como actualidad israelí y mundial, actualidad nacional, ciencia y tecnología israelí e historias, todos muy contingentes de escuchar. De acuerdo a cifras de los propios realizadores, estos podcasts han sido escuchados por más de 10.000 personas.

Celebración comunitaria de Rosh Hashaná en el “Seder malón”

En un maravilloso encuentro y con una impresionante asistencia se celebró en el Mercaz la segunda noche de Rosh Hashaná, en una novedosa actividad que se llamó “Seder malón” y que consistió en comer y compartir juntos una seudá de este jag. Se bailó Hora y cantamos junto al Jazán del Círculo Israelita de Santiago, Ariel Foigel, hermosas canciones en hebreo e idish. Nos acompañaron los Rabinos Eduardo Waingortin, Gustavo Kelmeszes y Ari Sigal. Comimos un rico buffet, gracias a la comida que trajeron todos los asistentes que se quedaron después de la Segunda Tefilá Nocturna. Fue una maravillosa noche para el recuerdo en el comienzo de este nuevo 5.780. Gracias a cada uno de los que lo hizo posible.

Escritora polaca que criticó el antisemitismoen su país ganó el Premio Nobel 2018

Olga Tokarczuk, escritora de «Los libros de Jacob» aclamados por la Academia Sueca como una «obra maestra», ganó el premio nobel de literatura de 2018. La novelista polaca Olga Tokarczuk y el escritor austriaco Peter Handke ganaron los premios Nobel de literatura 2018 y 2019. Tokarczuk es la 15va mujer en ganar el premio Nobel de literatura en más de 100 años. De los 11 premios Nobel otorgados en lo que va de la semana, todos los otros galardonados fueron hombres. Tokarczuk, de 57 años, es una de las autoras más conocidas de Polonia. Los conservadores polacos la criticaron y recibió amenazas de muerte por criticar aspectos del pasado del país, incluidos sus episodios de antisemitismo. Ella critica duramente al gobierno de derecha de Polonia. Su novela «Vuelos» ganó el Premio Internacional Booker en 2018 con historias de viajes modernos. «Los libros de Jacob», que la Academia sueca aclamó como «obra maestra», abarca siete países, tres religiones y cinco idiomas, y traza la historia poco conocida del franquismo, una secta mesiánica judía que surgió en Polonia en el siglo XVIII. Lanzado en 2014, sus páginas están numeradas al revés al estilo de los libros hebreos. Se convirtió en un éxito de ventas galardonado y en el blanco de duras críticas de los círculos nacionalistas en Polonia. El ministro de Cultura de Polonia, Piotr Glinski, tuiteó sus felicitaciones y dijo que se sentía obligado a leer sus libros.

¿Por qué Netanyahu no devuelve el mandato?

Una semana después del día de las elecciones, como parte de la ronda de consultas del presidente Rivlin entre los diferentes partidos, y le manifestó lo obvio: "Benjamín Netanyahu es nuestro candidato para el próximo gobierno". Tras una conversación de aproximadamente 40 minutos, Rivlin preguntó: "¿Si su candidato falla en su intento de formar gobierno devolverá el mandato?". Yariv Levin, uno de los líderes del equipo de negociación del Likud, sin dudas ni dilaciones respondió afirmativamente. Desde entonces en el entorno de Netanyahu insistieron en que no tenían intención de desperdiciar tiempo en caso de encontrarse en un callejón sin salida, y que si eso ocurría demorarían entre dos y tres días en devolver el mandato a Rivlin. Pero los días se convirtieron en semanas y el actual primer ministro, aunque está claro que por el momento no hay gobierno posible, sigue sin devolver el mandato. Supuestamente, antes de perder la iniciativa en el juego político, fueron tres los factores que retrasaron la devolución del mandato. Antes Netanyahu se aseguró el fortalecimiento y la fidelidad del bloque que conformó con la derecha y sectores ortodoxos, neutralizó la posibilidad de que alguien de su propio partido se posicione para reemplazarlo, y esperó una propuesta de Avigdor Liberman que ya fue difundida durante la última semana. Los tres frentes ya fueron resueltos y por eso Netanyahu ya no puede evitar el llamado al presidente para notificarle que no pudo formar una coalición de gobierno. Pero el primer ministro sigue dilatando la situación. Algunos afirman que la devolución del mandato le haría perder el control político del armado del próximo gobierno. Otros aseguran que esta es una manera de preparar el terreno para una tercera vuelta electoral en febrero de 2020. Según funcionarios políticos el panorama político es complejo no solamente por la imposibilidad de formar un gobierno, sino que tanto Netanyahu como Benny Gantz (Kajol Labán) se enfrentan a intereses ocultos dentro de sus propios partidos que obstaculizan la tarea. "La gran dificultad siempre está adentro y no afuera", asegura un alto funcionario. En ese sentido, la interna en un Likud debilitado está relacionada a la posibilidad de que muchos de sus miembros se queden sin cargos políticos importantes. En la vereda de Kajol Labán, la mira está puesta en Iair Lapid, quien es señalado desde el Likud por entorpecer los esfuerzos de un gobierno de unidad y con el cargo de primer ministro rotativo entre Gantz y Netanyahu, lo que afianzaría a su compañero de fórmula como líder del bloque de centroizquierda y dejaría a Lapid en un segundo plano. El cronograma electoral todavía tiene dos meses y medio de margen para salvar a los ciudadanos israelíes de una nueva convocatoria a elecciones. Aunque no haya una salida a la vista, algunos involucrados aseguran que en el último minuto puede ocurrir un milagro. Pero incluso si esto es cierto y se forma un gobierno, el futuro de esa coalición tampoco asoma brillante.

Hay relación entre los extremistas de Europa y Estados Unidos

La Liga Anti-Difamación expresó su preocupación por una tendencia que parece conectar a extremistas de extrema derecha en todo el mundo. ADL se expresó así un día después de que una sinagoga en la ciudad alemana de Halle fuera atacada por un hombre armado inspirado en ideologías supremacistas y antisemitas. “Si bien todavía estamos aprendiendo sobre los motivos del tirador en Halle, el ataque debe entenderse dentro del contexto de la creciente internacionalización de la supremacía blanca y la radicalización en línea“, dijo el CEO de ADL, Jonathan A. Greenblatt. “Halle, Christchurch, Poway y Pittsburgh no ocurrieron en el vacío, y estos ataques comparten elementos importantes, no solo en la ideología que los inspiró, sino también en los métodos y el lenguaje de los perpetradores“, agregó. En un informe recientemente publicado dedicado a la internacionalización del movimiento supremacista blanco, la organización estadounidense anti-odio establecida hace más de un siglo destacó algunas de las características de esta tendencia. Entre ellos, el uso de plataformas de redes sociales, tanto convencionales como relativamente oscuras, para compartir contenido odioso y promover las acciones perpetradas, y el sentimiento de empoderamiento debido a la capacidad de influir en el clima político y llegar a “los blancos descontentos“. Según ADL, Alemania tiene una larga tradición de intercambio con extremistas de extrema derecha de Estados Unidos, y durante las últimas dos décadas, han asistido a los eventos mutuos. Además, las estrategias empleadas por primera vez por la “derecha alternativa” estadounidense, como el uso político de memes y trolling, han inspirado a los extremistas alemanes: por ejemplo, un grupo de activistas ha sido probado para promover el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania utilizando memes.

La puerta "milagrosa" que evitó una masacre en la sinagoga en Alemania

El ataque del pasado miércoles contra una sinagoga en la localidad de Halle en Alemania durante las oraciones de Yom Kipur, el día más sagrado para el judaísmo, podía haber terminado mucho peor. El terrorista neo-nazi intentó irrumpir en la sinagoga e incluso disparó varias veces contra la puerta de la misma para entrar, pero no lo logró. El jefe de la comunidad judía de Halle, Max Privorozki, dijo en una entrevista con una corresponsal del canal estatal israelí Kan que lo que había ocurrido fue realmente un milagro. "No había visto los resultados de estos tiros y ahora los veo.. Realmente le rezo a Dios que hizo esta puerta tan fuerte. No puedo creerlo. (El atacante) disparó con un arma muy poderosa y es realmente un milagro que esta puerta resistió esto". Privorozki agregó que "el terrorista, un neo-nazi alemán de 27 años, documentó todo el evento en vivo y lo circuló a través de Amazon en todo el mundo. En el impactante video, se puede ver cómo intenta entrar en la sinagoga y cuando no lo logra, dispara contra un peatón". Mientras el terrorista intentaba entrar, la sinagoga estaba repleta de judíos en la oración de Yom Kipur. Cuando escucharon los disparos, los presentes adentro de la sinagoga corrieron hacia el segundo piso en la cocina. Se escondieron ahí por varios minutos y después de que se calmaron las cosas bajaron y siguieron rezando. Al no lograr entrar a la sinagoga, el terrorista asesinó a dos personas que estaban en las inmediaciones.

Feriados intercambiables para las Altas Fiestas judías

En la víspera de Iom Kipur, el pasado martes 8 de octubre, el Diputado Gabriel Silber (DC) presentó una propuesta para que se incorporen feriados intercambiables para los ciudadanos chilenos judíos. Esto permitiría tener libres las fechas de Iom Kipur y Rosh Hashaná en cambio de días feriados correspondientes a festividades religiosas de otros credos, como la Asunción de la Virgen o San Pedro y San Pablo. Según se plantea en el proyecto, para poder acceder a esta opción, los interesados deberán presentar un escrito firmado por la autoridad religiosa de la sinagoga a la que asistan. Tras la presentación del proyecto, Silber señaló que “para el judaísmo, las festividades más sagradas e importantes son el año nuevo judío, Rosh Hashaná y el Día del Perdón, Iom Kipur, los que son conmemorados en fechas móviles aproximadamente a fines de septiembre y comienzos de octubre e implican distintos ritos, oración, ayuno y otras tradiciones”. “Dada la importancia de estas fechas para el judaísmo, en varios países del mundo, quienes profesan esa religión disponen de días feriados para poder realizar todas celebraciones que su fe les señala, pero en nuestro país ello no ocurre, a pesar de que la ley sobre Iglesias y Organizaciones Religiosas señala expresamente que el estado garantiza que las personas desarrollen libremente sus actividades religiosas”, agregó. Asimismo, el Diputado Gabriel Silber sostuvo que esta iniciativa permitiría adecuar y modernizar la legislación vigente, “para que las personas que profesan la religión judía puedan en forma libre y abierta conmemorar sus festividades, celebrar sus ritos y observar sus descansos religiosos, como lo ordena la Ley de Culto vigente”. Según consignaron medios de comunicación nacionales, desde la Comunidad Judía en Chile se respaldó la idea del parlamentario y se planteó que el Estado debe "garantizar el libre desarrollo de la religión estableciendo el derecho a celebrar las festividades". Esto, independiente de que -tal como lo informó La Palabra Israelita en su edición del 11 de octubre de 2019- una propuesta similar fue presentada, por parte de la misma CJCh, en el marco de la mesa interreligiosa de trabajo para la reforma a la Ley de Culto.

“En Chile no hay una persecución contra los judíos y verlo desde ese prisma es una cosa bastante poco objetiva”

El salto del Diputado Gonzalo Fuenzalida a la vida pública fue a raíz de un incidente traumático. Un violento asalto contra su domicilio, en el año 2006, hizo que este abogado de la Pontificia Universidad Católica asumiera un rol de activista social por la seguridad, liderando en movimiento “Víctimas de la delincuencia”. De ahí a la política sólo tuvo que recorrer un corto tramo. Fichó por Renovación Nacional y en el año 2009 fue candidato a Diputado por el Distrito 54, de la Región de los Ríos, pero no resultó electo. Formó parte, luego, del Directorio de Correos de Chile y de la Subsecretaría de Prevención del Delito, dependiente del Ministerio del Interior. En el año 2013 volvió a ser candidato, siendo elegido Diputado para el mismo distrito por el que había competido cuatro años antes. Actualmente, se encuentra en su segundo período parlamentario y ha presidido -por dos años y hasta diciembre de este año- el Comité Interparlamentario Chileno-Israelí. Lo sucederá en el cargo la Diputada María José Hofmann (UDI). Fuenzalida dice que su trabajo parlamentario se centra en temas que podrían ser catalogados como “ciudadanos”, que afectan el día a día de las personas. Por ejemplo, los portonazos, que dieron pie a un Proyecto de Ley basado en varias iniciativas que él había presentado; la situación que afecta a los dueños de propiedades que tienen arrendatarios morosos, ya que no existen suficientes resguardos legales que les ayuden hacer cumplir sus derechos; la violencia en el pololeo, que no está tipificada en la ley que sanciona los femicidios, y el que llama “el abuso” de las Isapres para con sus afiliados. “La gente se siente abusada, por eso creo que hay que hacer una política menos de trinchera y más transversal, más preocupada de los temas que afectan a los ciudadanos”, afirma. Diputado, Ud. asumió como Presidente del Comité Interparlamentario Chileno-Israelí en marzo del año pasado. ¿Cómo ha sido el trabajo hasta ahora? -No ha sido fácil, pero -en términos generales- no ha estado malo tampoco, en el sentido de que el grupo se ha mantenido, hay muchos parlamentarios que participan, hubo una reciente gira del Presidente de la República a Israel en la que se llegó a una serie de acuerdos, se firmó -a fines de 2017- un acuerdo aduanero, y se creó además un grupo interparlamentario en el Senado, que preside el Senador Manuel José Ossandón (RN). Dentro de las malas noticias que ha habido, también ha habido estas buenas noticias, y -a pesar de los conflictos- el tema avanza. ¿Qué es lo que lo motivó a asumir este cargo? -Más que nada la amistad. No hay que olvidarse nunca, y ese es uno de los temas que a veces se olvida, que este es un grupo de amistad. La gran mayoría de los que estamos, salvo Gabriel Silber (DC), Tomás Hirsch (Frente Amplio) y -de manera indirecta- Carmen Hertz (PC), no tenemos ninguna ascendencia ni familia judía. No son los voceros de la comunidad ni de Israel en el Congreso. -No, yo creo que si se busca eso hay una equivocación. Porque esto está basado en la amistad, y uno fundamentalmente defiende a los amigos. Pero cuesta entender cuando alguien que está en el comité vota alguna iniciativa en contra de Israel, como ha pasado con el Diputado Tomás Hirsch. -Pero Tomás dijo sus razones en una comida que tuvimos hace un tiempo. ¿Le ha tocado enfrentar o tener algún intercambio con diputados que no estén en el comité? -No. Para nada. Yo creo que la clave, cuando hay un conflicto internacional, es no traerlo al país. Nosotros no tenemos por qué tener un conflicto internacional en Chile, las comunidades que tienen un origen distinto -por sangre- son totalmente legítimas, pero son todas chilenas. La comunidad judía de Chile es chilena, y este es el país donde vive, donde se desarrolla, donde paga sus impuestos, donde trabaja, el país donde ha nacido y ha vivido. Hace un tiempo atrás fui a una conversación con alumnos del Instituto Hebreo, y claro, allá surgieron voces que dijeron que tenían miedo de participar en política porque podían ser discriminados. Yo les dije, la verdad, que todo lo contrario. Esa es la posición más cómoda. Ustedes son chilenos y tienen que hacerse cargo de este país, y es maravilloso que lo hagan desde la visión judía, porque tienen un aporte importante que hacer, como lo ha hecho Gabriel Silber, como lo hizo Daniel Farcas, como lo está haciendo Tomás Hirsch. Y desde distintas posiciones, da lo mismo el partido, yo no vengo a vender un partido, yo vengo a decirles es que no sean flojos ni cómodos. Que porque son judíos, porque los pueden mirar mal o porque los pueden discriminar, entonces mejor no se involucran y se dedican a sus vidas privadas. Sí, está bien, esa es una opción. Pero también hay que hacerse cargo de un país que tiene necesidades, que tiene faltas de igualdad, que tiene faltas de libertad, que tiene injusticias, y bueno, ustedes son privilegiados porque son parte de una élite. Hay un diagnóstico que se repite cada vez que uno conversa con políticos nacionales, y que es que los judíos chilenos hemos abandonado el espacio público. -Claro, o sea, es una opción libre, nadie está obligado a participar, y ha habido personas judías que han participado en lo público, algunas recientes como Rodrigo Hinzpeter, Karen Poniachik y Eduardo Bitrán. Pero creo que hay mucho miedo y ese miedo lo único que hace es paralizarte. En Chile no hay una persecución contra los judíos y verlo desde ese prisma es una cosa bastante poco objetiva. El otro día conversaba respecto del intento de atentado contra Rodrigo Hinzpeter, que fue algo muy grave, porque iba con nombre y apellido. Pero no iba dirigido a Rodrigo por ser judío, era en su calidad de ex ministro, y es que en Chile los parlamentarios y los empresarios no andamos con guardaespaldas ni auto blindado. Este es un país -todavía y espero que siga así- en que no vivimos bajo amenaza los que tenemos algún grado de poder o de riqueza. Entonces, por lo mismo, tener miedo por ser de una determinada raza u origen lo encuentro totalmente ridículo. Una cosa es la discriminación, que acá en Chile creo que hay cada vez menos, porque hemos avanzado justamente en que haya igualdad ante la ley y libertades de todo tipo. Puede ser que hace 20 años atrás no haya sido así, pero hoy día ese es el camino para donde va el país; este país va, justamente, encaminado a ser un país sin discriminación. Un país inclusivo. Totalmente. ¿Incluso con los inmigrantes? -Es que el tema migratorio no tiene nada que ver con eso, tiene que ver con que como país decimos “Bienvenida la migración”, pero legal, cumpliendo las normas que nosotros mismos hemos construido para ser justos con el inmigrante que es legal, que entró a Chile, que se regularizó y que paga sus impuestos, y con el nacional, con el chileno. Entonces es muy injusto que ese inmigrante, que cumple con todas las reglas, sea perjudicado por el inmigrante que no está legal. El problema con la inmigración ilegal es que tiene que ser legal, y para eso tiene que cumplir con ciertos requisitos que el país ha definido, porque si no lo único que generamos con una frontera abierta es un rechazo hacia el inmigrante. Pero, insisto, este no es el caso de los judíos. Puede haberlo sido hace 50 años, como también lo fue con los inmigrantes árabes, pero eso lo tenemos superado hace mucho rato. ¿Cree que la migración desregulada provocó un sentimiento de rechazo de parte de los ciudadanos chileno hacia los inmigrantes? -Sí, obviamente, y ese fue el Gobierno pasado, ellos fueron los responsables, porque se hizo la vista gorda sobre muchas cosas. El Gobierno actual, del Presidente Piñera, lo que ha hecho es ordenar. Y lo ha hecho bien, porque se modernizó la ley, que está en el Senado; se cancelaron una serie de empresas que traían haitianos de manera ilegal; se establecieron filtros y normas en la PDI, porque la verdad es que tampoco se hacía un control; se establecieron ciertas reglas, como que se haga el cambio del estatus el inmigrante fuera del país y no dentro; se establecieron visas para algunos países. Ahora, en Chile hay 1.300.000 extranjeros, en Santiago el 10% de la población es extranjera. Y yo no tengo problema con eso en la medida que eso sea legal. Eso es lo que le hace bien a un país. Cuando la migración es ilegal, perjudica a todos los que están cumpliendo la ley. Cuando yo digo esto, salen del otro lado y dicen “Pero tú estás en contra de los inmigrantes”, “Tú los discriminas”. Pero no, no los discrimino, por el contrario, este es un país construido por inmigrantes.

Periodistas chilenos visitan Israel en programa de B‘nai B’rith Internacional

Entre el 21 y el 27 de septiembre de 2019, 15 periodistas latinoamericanos participaron de un programa organizado por el World Center Jerusalem de B’nai B’rith Internacional, con foco actualidad política y social de Israel. Los comunicadores de Argentina, Brasil, Chile, Panamá y Uruguay tuvieron oportunidad de asistir a una amplia gama de reuniones informativas a cargo de destacados académicos, políticos, diplomáticos y figuras públicas israelíes, además de visitas a lugares de interés en el país (Jerusalem, Tel Aviv, Sderot, Altos del Golán, Peduel y Mar de Galilea). De la misma forma, durante el programa pudieron reportear y desarrollar su trabajo periodístico e interactuar con periodistas internacionales basados en Israel, favoreciendo el intercambio profesional entre pares. Como parte de la delegación participaron los periodistas chilenos Yasna Lewin, de Radio Universidad de Chile; Roberto Cox, de Chilevisión, y Pablo Rodillo, de La Segunda, quienes fueron contactados e invitados por B’nai B’rith D. 27.

El arte como forma de supervivencia

La historia parece sacada de una película de Hollywood. Pero no es ficción. El campo de concentración de Terezinn (Theresienstadt, en alemán) establecido por las SS en el Protectorado de Bohemia y Moldavia, era un lugar de paso hacia los campos de exterminio. Su objetivo era, como el de toda la máquina de exterminio nazi, el genocidio de los judíos. Sin embargo, una particularidad lo hizo pasar a la historia por una razón distinta. A diferencia de los otros campos de concentración del Tercer Reich, éste no tenía una prohibición sobre la música. Pasó a la historia como un “campo musical”, donde se concentraron una importante cantidad de compositores y músicos judíos -al punto de tener su propia banda de jazz, “Ghetto swingers”- y en donde la música fue parte central de la vida de los prisioneros. Como se señala en el sitio web “La música y el Holocausto” (http://holocaustmusic.ort.org/es), un proyecto de ORT, “una gran cantidad de artistas judíos e intelectuales estaban encerrados allí porque el campo cumplía la función de "gueto antiguo" y de "campo de espectáculos". Además, las autoridades del campo, después de una breve prohibición inicial, oficialmente les permitieron a los prisioneros que tuvieran instrumentos musicales y así dieron lugar a una gran variedad de actividades culturales, musicales y artísticas. Si bien en el análisis final quedó evidente que esto ocurría con fines propagandísticos, les dio a los reclusos la extraordinaria posibilidad de que crearan cultura para sí mismos”. Invitado por el Museo Interactivo Judío, MIJ, el Director de la Terezin Music Foundation, Mark Ludwig, ofreció una charla el pasado 25 de septiembre en el Círculo Israelita sobre la música en Terezin, y cómo ésta expresaba las penurias y las vivencias de los prisioneros del campo. Se refirió, también, al valor artístico que tienen las composiciones que se realizaron en el lugar y que, contra todas las expectativas, se conservaron después del término de la Segunda Guerra Mundial. Pareciera ser mientras para los judíos la música era una forma de supervivencia, para los nazis era un instrumento para disfrazar o maquillar el exterminio. -Los nazis cooptaron la música como una herramienta de propaganda. Para los compositores, los músicos y también para los otros prisioneros la música fue una forma de supervivencia, una expresión de resistencia y de esperanza, y también creo que en algunos casos fue utilizado para expresar sus experiencias y vivencias, desde un punto de vista emocional. E hicieron lo que grandes compositores han hecho, encontraron en la música una expresión de sus almas y como una ventana hacia sus vidas. ¿Cuál es la labor de la Fundación Terezin, que Ud. dirige? -Es una organización sin fines de lucro que tiene como misión preservar la música de los artistas que perecieron en el Holocausto, y eso lo hacemos a través de conciertos, charlas y publicaciones, y también a través de programas educacionales. Realizamos esto principalmente en Estados Unidos y Europa, pero ocasionalmente tenemos actividades en América Latina. Y creemos que el poder de la música es que nos permite darnos cuenta de cuán importante son las artes y también cómo nos desafían a mirar el mundo en el que estamos viviendo, en términos de la censura y los Derechos Humanos. Entonces hay lecciones que aprender y que explorar. ¿Cómo pudieron conservarse las partituras y la música durante el Holocausto, en medio de toda esa destrucción? -Algunas fueron destruidas, otras se perdieron, pero hay un corpus de trabajo que se conservó porque se escondió; si los compositores hubieran llevado con ellos su música a Auschwitz, tampoco habría sobrevivido. Ud. ha tenido la oportunidad de interpretar esta música, ¿cree que las notas de estas piezas musicales contienen parte del espíritu de los músicos que las crearon? -La música transporta el espíritu, pero también cuando interpretas esas piezas desarrollas una relación con ellas, y también con los compositores y la historia de cómo fue compuesta esta música. Entonces te llega en muchos niveles, puede causar dolor y también puede ser muy inspirador.

Antisemitismo en Yom Kipur

En esta columna pensaba hablar de mi experiencia en Iom Kipur fuera de Chile, pero rehice todo a partir del ataque en Halle, Alemania. De todas maneras, quisiera decir que las Altas Fiestas las pasé en Adas Israel Congregation (Washington D.C.), cuya misión me cautivó: “Fomentar la alegría a través del judaísmo”. Primera sorpresa en erev Rosh Hashaná: detector de metales, además de presencia policial en toda la zona. Sentí la diferencia y se me hizo patente que vengo de otro lugar. Dentro de la sinagoga sentí el espíritu festivo definido en su misión. Dos rabinas y una jazanit sobre la bimá, muchas mujeres con kipá, todo tipo de vestimenta, todo tipo de personas; una combinación fantástica que representa la diversidad del judaísmo. Me presentaron a la rabina, quien me invitó a asistir a Iom Kipur. No logré llegar a Kol Nidrei, sin embargo, al día siguiente fui a Izkor, como lo hago sagradamente desde hace 19 años para rezar por mi padre. En la noche, la salida de la Neilá me demostró que la sinagoga estaba más llena de lo que parecía. Cientos de personas avanzaban por una calle pequeña, custodiada por dos autos y un furgón de policía. Fue en ese preciso momento en que me pregunté qué estaría pasando en otros lugares del mundo y qué podía pasar allí donde yo estaba. Sentí miedo porque todos los que caminábamos hacia la avenida principal estábamos expuestos; incluso pensé en todas las posibilidades de un ataque en ese momento. Ese miedo me perturbó, sobre todo después de una instancia tan profundamente espiritual. Sin saber aún del atentado en Alemania, pensé en los 11 asesinados en Pittsburgh hace justo un año. Pensé que en 2018 en Nueva York hubo un aumento del 83% en delitos de odio, de los cuales el 59% fue dirigido a judíos (World Jewish Congress). El antisemitismo latente en las sociedades nos pone en peligro, pero también el desconocimiento y la ignorancia. Esta ignorancia se aprecia en la encuesta de Claims Conference de 2018, que da cuenta de que, en EE.UU., dos tercios de los millennials no saben qué es Auschwitz. Lo mismo con el 41% de adultos. Este dato no dista mucho de algo quizás más grave. En Europa, en donde se desarrolló la Segunda Guerra, uno de cada tres europeos no ha oído hablar del Holocausto (encuesta CNN en siete países de Europa). Se mantiene la ignorancia en donde es inaceptable que esto ocurra. Entonces, sigo aseverando que la ignorancia y el antisemitismo tradicional hacen que, por ejemplo, en Francia se produjeran 541 atentados antisemitas en 2018, lo que significa un aumento de 74% con respecto a las 311 agresiones del año anterior (Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, FRA). Pero, aunque parezca difícil de creer, el récord de ataques en Europa se produjo en Alemania: 1.646 actos antisemitas, un aumento de 9,4% en relación a 2017, según estudio solicitado por el Parlamento. Parece increíble, pero Alemania muestra el nivel más elevado de crímenes antisemitas de los últimos diez años, y no puedo dejar de conmocionarme. Allí, en donde se dictaron las Leyes de Nuremberg, donde se arrebataron los derechos civiles a los judíos, en donde se quemaron sus libros y destruyeron sus casas y tiendas, en donde se construyeron campos de muerte para asesinar a seis millones de judíos y a tantos otros millones de comunistas, eslavos, homosexuales y discapacitados. Precisamente allí. Es algo que no logro entender. Algo que no logro aceptar. Quizás el ataque en Halle no debería sorprendernos tanto. Sólo confirma una tendencia incomprensible. A propósito de este terrible ataque, el diario El País de España aseguró que: “Europa se enfrenta a un peligroso repunte del antisemitismo”, y hace la precisión de que ya no es sólo el antisemitismo neonazi de ultraderecha, sino también aquel inspirado por el yihadismo. Latinoamérica no está exenta, de hecho Argentina sufrió el sangriento ataque a la AMIA. Antes había sido la Embajada de Israel en Buenos Aires. Más recientemente y para sorpresa de muchos, un un hombre convertido al islam asesinó de David Fremd en la tranquila localidad de Paysandú, Uruguay. Cuando recuerdo que Félix Klein, comisionado alemán contra el antisemitismo, desaconsejó el uso de la kipá, me doy cuenta de lo difícil que puede resultar ser judío. Cuando se canta “el próximo año en Jerusalem”, hay un deseo de estar en nuestra tierra milenaria, pero aquellos que estamos en la Diáspora también tenemos un deseo de estar seguros en la práctica de nuestra fe. Yo, por ahora, tengo claro que en el primer aniversario del ataque de Pittsburgh participaré en el llamado del AJC Washington #ShowUpForShabbat (Ven a Shabat), que busca “expresar nuestra voz colectiva por un mundo libre de antisemitismo, odio e intolerancia”. Jatimá tová y que a partir de este año podamos disfrutar de nuestras tradiciones sin temor. Instagram: @graceenwashington

Maimónides: una invitación a la perplejidad

Acabo de terminar de leer el libro de Micah Goodman llamado “Maimónides and the book that changed judaism”, una completa y maravillosa aproximación a la “Guía de los perplejos”. Goodman explica que, cuando Rambam expone cada punto, deja abiertas diferentes respuestas. Expone las razones para afirmar que el mundo fue creado…pero deja abierta la posibilidad de que sea eterno. Define a D´s como el intelecto que se une al objeto comprendido; pero luego dice que no podemos definir a D´s, ni siquiera hablar de Él, pues el lenguaje humano es incapaz de abarcarlo. Según muchos académicos, Maimónides registra diferentes puntos de vista para ocultar su propia opinión. Según Goodman, se debe a que el Rambam no escribe su Guía desde una posición de certeza. Maimónides no se presenta a sí mismo como un judío esclarecido tratando de orientar a los perplejos para que abandonen sus dudas. Maimónides es, él mismo, un judío perplejo. La base de una vida verdaderamente religiosa es la humildad. En la presentación del libro, Goodman dice que es compleja la relación de D´s con la religión. Cita a David Hartman, quien plantea que “D´s es la mayor amenaza para la religión”. ¿Por qué? Porque a veces sentimos que mediante rituales religiosos podemos manipular a D´s. Pero un D´s que se deja manipular, por definición deja de ser D´s. Ya lo hemos dicho en alguna otra oportunidad: D´s no es nuestro secretario. Yuval Noah Harari culpa al monoteísmo de toda intolerancia y odio: cuando creíamos en muchos dioses, a nadie le importaba que el vecino creyese en un dios diferente; pero desde que creemos en un solo dios, competimos por la legitimidad de nuestro propio dios: siempre hay “fieles” matando a “idólatras”. Según Goodman, el gran logro del monoteísmo no es reducir a uno la cantidad de dioses: es sacar a D´s de la naturaleza, D´s ya no es la naturaleza, está más allá de ella. Por lo tanto, es Él quien detenta el poder, los seres humanos no podemos controlarlo. Ser religioso es ser humilde, asumir que no somos nosotros sino D´s quien tiene el poder. ¿Qué relación podemos, entonces, tener con D´s? En la Torá D´s está fuera del mundo, pero habla con el mundo. El Talmud establece que después de Malají cesó la profecía. D´s ya no nos habla, pero todavía podemos hablar de Él. Maimónides lo silencia aún más, dice que no podemos hablar de D´s. ¿Qué nos queda entonces? Maimónides reconoce tres formas de llegar a D´s: la meditación mística, la acción política de mejorar la sociedad y la Halajá, una vida de mitzvot. No cumplimos porque sintamos a D´s: es a través de una vida halájica que llegamos a sentir la presencia de D´s. La religiosidad es sentir una presencia que no está presente. Son momentos muy breves y efímeros. Fe es creer que esos momentos fueron reales. La religiosidad, la capacidad de percibir a D´s, es un talento. La religión intenta cultivar ese talento y las mitzvot son nuestro entrenamiento constante. Pero hay un peligro en esto. Maimónides describe una metáfora donde D´s está en el centro del palacio y los seres humanos tratan de acercarse al palacio. Los que cumplen la Halajá están muy cerca, pero fuera del palacio. Dentro del palacio, pero no en la recámara principal están los que van más allá de la Halajá. No solo cumplen sino también buscan a D´s con el pensamiento y el sentimiento. Los que están más cerca del Rey son aquellos que llegan lo más cerca posible a la certeza, pero entendiendo que nadie, fuera de D´s mismo, adquiere la certeza. La certeza absoluta acerca de D´s es pedantería, orgullo vano, porque la Verdad no le está permitida al ser humano. Debemos estar lo más cerca posible de la certeza, pero sabiendo que la certeza absoluta no está a nuestro alcance. El Talmud, Eruvin 13b, dice que Beit Hilel y Beit Shamai se disputan la verdad y surge una voz del Cielo diciendo: “Elu veelu divrei Elokim jaim”, ambos son la palabra del D´s viviente, “vehalajá kebeit Hilel”, pero la Halajá es según Beit Hilel. Si los dos tienen razón, ¿por qué la Halajá es como Beit Hilel? Uno de los argumentos dice que es porque en Beit Shamai enseñan solo sus puntos de vista, mientras que en Beit Hilel enseñan ambos, dando los mejores argumentos de cada uno. La Halajá es según Beit Hilel no porque tengan más razón ni porque estén más cerca de la verdad, sino porque dan lugar a la diversidad, no se sienten los únicos dueños de la verdad, no le temen a la perplejidad. El Talmud registra algunos casos de discípulos de Beit Hilel que cambiaron de parecer y opinaron como Beit Shamai, pero ningún caso en sentido contrario. Los discípulos de Beit Hilel pueden asumir que no siempre tienen la razón, están abiertos a pensar diferente. Debemos intentar vivir cerca de la certeza, pero sabiendo que no somos los dueños de la verdad. Nuestros tiempos nos presentan dos modelos contradictorios. Por una parte, tenemos el relativismo moral, el escepticismo existencial. La verdad no existe, ninguna opinión es válida y todas lo son; es la sociedad líquida de Bauman. Por la otra, el fundamentalismo cree que hay una sola verdad: la suya. El problema con ambos extremos es que los dos han perdido la curiosidad por seguir buscando. El escéptico no busca la verdad porque no existe; el fundamentalista, porque ya la encontró. Según Goodman, Maimónides nos invita a vivir en un estado de perplejidad, a nunca perder la curiosidad, la búsqueda de la verdad. Aceptar que otros pueden tener razón en sus posturas sin que eso amenace las nuestras. Sentir que no andamos perdidos por la vida, que estamos todo lo cerca de la verdad que nos es posible, pero que siempre podemos seguir creciendo en espiritualidad, una espiritualidad que nos permita vivir un judaísmo tradicional, pero nunca dogmático. Respetuoso de los demás y por lo tanto, respetuoso de D´s.