publicado 29 Enero 2021

El mejor atajo

A veces olvidamos que antes del 2020 también pasábamos gran parte de nuestra vida encerrados en casas, departamentos, oficinas, comunidades y edificios de todo tipo. Pasábamos poco tiempo en la calle y la mayoría del tiempo encerrados en autos, aviones, aeropuertos, supermercados, malls y gimnasios. Mientras nuestros antepasados salían a buscar un refugio para protegerse del mundo, nosotros hacíamos un esfuerzo para ir a la plaza un rato y experimentar un poco del mundo natural. Nos olvidamos también que no solo estábamos encerrados en lugares físicos sino emocionales. Antes del 2020 ya pasábamos gran parte del día conectados en soledad mirando pantallas en Skype, Netflix, Whatsapp, Emails, Instagram y Facebook. No hay duda de que la llegada de la pandemia trajo muchísimos desafíos nuevos. Así y todo, debemos reconocer que muchos de nosotros ya vivimos encerrados desde hace años. Quizás la pandemia nos hizo ver que en el fondo, hace tiempo que nos hemos acostumbrado a vivir sin desiertos físicos ni emocionales que atravesar. Hace años que todo tiene un atajo tecnológico. Lo que en el mundo de las computadoras se llama un “shortcut”. Un shortcut es el atajo del teclado a través del cual combinando dos teclas hacemos una función que nos llevaría varios pasos. Y esta idea que parece tan eficiente encierra una trampa para el desarrollo espiritual.Cuando analizamos ciertas situaciones en la vida y decimos que nos va a llevar tiempo lograrlas, la primera pregunta que surge es “¿No hay una solución más rápida? ¿No hay algún atajo que podamos tomar? ¿No hay una sola gran idea que resuelva todos los problemas?”.Estamos desacostumbrados a la idea que tenemos que experimentar lo que es atravesar el desierto, deambular durante años y años de esfuerzo para llegar a la Tierra Prometida. Fantaseamos que hay un atajo a todos nuestros problemas.Esto confunde incluso nuestra espiritualidad. La idea que tiene que pasarnos una transformación radical y espiritual en forma inmediata es reduccionista frente a la multiplicidad y complejidad de la vida. Es una idea falsa para la naturaleza intuitiva de la experiencia humana. Además, es lo opuesto a lo que enseña la Torá al comienzo de esta parashá. Al liberar a los esclavos leemos que D-s los guía desde el comienzo por el camino más largo. Como enseña el Talmud, “hay un camino largo que es corto y un camino corto que es largo”. En otras palabras, el atajo es muchas veces el camino más largo. Esta es la razón por la cual los israelitas deambularon por el desierto: ningún cambio profundo y ninguna sabiduría que es importante puede lograrse en un instante o de un día para el otro. Uno no puede transformar un ser humano para siempre con un solo gesto. Se necesita tiempo, esfuerzo, trabajo, paciencia, amor y buena voluntad.Si miramos hacia atrás, los momentos más felices de nuestras vidas fueron cuando estábamos intentando lograr algo o cuando lo conseguimos con mucho esfuerzo. No hay nada que sea un atajo y eso es algo bueno. Solo tenemos el largo, difícil, doloroso y maravilloso deambular por el desierto. Y la buena noticia es que ninguno de nosotros está fuera de este desierto. Quien está al lado nuestro en la vida está deambulando exactamente igual que nosotros. No está ni más ni menos adelante. Estamos todos exactamente en el mismo lugar dentro de este desierto. Lo mejor que podemos hacer entonces es seguir deambulando, siempre juntos. ¡Buen viaje!

publicado 22 Enero 2021

10 cosas que quizás no sabías sobre Tu B’Shvat

Debido a que la víspera de Rosh Hashana fue un evento muy decepcionante por culpa del COVID-19, es bueno que haya otra celebración y es por ello que vale la pena conocer y festejar Tu B’Shvat, el Año Nuevo judío de los árboles, que este año se celebra el 28 de enero.Esta fiesta es quizás una de las menos conocidas del calendario judío y es opacada por las famosas Janucá y Purim. Sin embargo, es un momento genial y también muy fácil de celebrar, incluso de acuerdo con las normas actuales por la pandemia.Es por ello que compartimos 10 datos fabulosos sobre Tu Bishvat para entrar en ambiente festivo. Se recomienda morder un poco de fruta seca mientras se lee este artículo.1. Es uno de los cuatro años nuevos judíos pero se celebra como PesajSi bien todos estamos familiarizados con el Año Nuevo judío, en el que se moja la manzana en miel, en realidad hay otros tres festejos similares en el calendario judío. Uno de ellos es Tu Bishvat, que marca un nuevo año para los árboles y el renacimiento de la naturaleza.Tu Bishvat recuerda a Pesaj ya que muchas personas también la celebran con una especie de Seder. En fin, es lo mejor de ambos mundos.2. No aparece en la BibliaEl primer jefe de Gobierno de Israel, David Ben Gurión planta un árbol en Tu Bishvat en lo que se conocía como Bab El Wad cerca de Jerusalén en 1949.Tu Bishvat no se menciona en la Biblia pero aparece por primera vez en fuentes judías en el compendio de tradiciones orales Mishná alrededor del siglo III d.C. Se han hallado pruebas de las celebraciones de Tu Bishvat durante la Edad Media en la Geniza de El Cairo y en varios textos judíos, lo que da luz sobre las antiguas costumbres y oraciones relacionadas con la fiesta.3. Recibió su nombre del idioma acadioEl mes hebreo de Shvat lleva el nombre de los fuertes vientos y lluvias que caracterizan esta época del año. Las mujeres caminan por la playa de Herzliya entre tormentas. Enero de 2021.El nombre Tu Bishvat se compone de dos palabras. La primera, “Tu”, equivale a 15 en gematría, donde cada letra hebrea representa un número. El segundo, “Shvat”, es el nombre del mes hebreo en el que se celebra la fiesta. “Shvat” obtuvo su nombre de una palabra en el antiguo idioma acadio que significa “golpe” para describir los fuertes vientos y lluvias que caracterizan esta época del año. Juntas, las palabras significan entonces “15 de Shvat”, la fecha hebrea de la festividad. No parece complicado, ¿verdad?4. Tu Bishvat es la fiesta de los almendrosAdemás de consultar el almanaque hebreo, la forma más segura de darnos cuenta de que Tu Bishvat está llegando es la forma en que se ven los almendros en flor en Israel. La magnífica floración rosa y blanca tiene lugar aproximadamente al mismo tiempo que la festividad, lo que convierte al árbol en un símbolo de la celebración y le vale una mención de honor en las canciones infantiles que se cantan en los jardines de infantes de todo el país.5. Es la fiesta más vegana de la historiaRosh Hashaná tiene sus cabezas de pescado, Pesaj el hígado picado y Shavuot los pasteles de queso más deliciosos que conoce el género humano pero Tu Bishvat es la celebración más vegana en el calendario judío, ya que se caracteriza por comer muchos frutos secos. y nueces junto a buenos vasos de vino. Perfección.6. Hoy se come frutos secos pero antes solían ser frescosComo dijimos antes, en Tu Bishvat se come grandes cantidades de frutos secos. Pero, ¿de dónde viene esta extraña tradición? Originalmente, los judíos en la Tierra de Israel celebraban la fecha comiendo el fruto de la tierra, siendo este el Año Nuevo de los Árboles, pero una vez que se encontraron en la diáspora, estos frutos ya no estaban disponibles. La solución fue comer versiones secas de las cosas frescas, y esta tradición se mantuvo.7. Los frutos secos son buenos pero quizás no tantosAunque la fruta seca contiene fibra, vitaminas y minerales -y es definitivamente más sana que las sufganiot de Janucá- contiene mucha azúcar natural y, a veces, también azúcar añadida. El tamaño pequeño de las frutas secas en comparación con su forma original -no deshidratada- hace que sea más fácil comer cantidades realmente enormes. Así que a disfrutar con moderación. O no: después de todo, fue un año horrible.8. La idea es plantar árbolesA finales del siglo XIX, Tu Bishvat adquirió un toque sionista cuando se decidió celebrar la fiesta plantando árboles en tierras recién adquiridas por el Fondo Nacional Judío Keren Kayemet LeIsrael (KKL), que siguió recaudando donaciones en todo el mundo para comprar más tierras y hacerlas más ecológicas. Eso se convirtió en una costumbre para que los escolares plantaran árboles en los bosques para celebrar la festividad.El efecto es impresionante: en general, en los últimos 120 años se han plantado unos 250 millones de árboles en Israel.9. Es posible plantar un árbol en líneaNo hay que permitir que algo como una pandemia global o la falta de vuelos nos impida plantar un árbol en Israel. Simplemente hay que entrar a la página web del KKL, selecciona el área geográfica y luego el bosque específico donde nos gustaría plantar un árbol, hacer el pago y ya. Incluso recibiremos un certificado en línea personalizado sobre el hecho.10. Hoy todo gira en torno al medio ambienteTu Bishvat se celebra hoy para crear conciencia sobre el medio ambiente.Como ya se puede ver, Tu Bishvat siempre fue una fiesta verde pero en los últimos años se ha aprovechado el día para fomentar la discusión y el interés en la ecología, con charlas, conferencias y actividades ambientales que han ganado mucho protagonismo.Esto es algo excelente si consideramos que queremos que las plantas de nuestro planeta disfruten muchos años más. ¡Feliz Año Nuevo de los árboles!

publicado 22 Enero 2021

Tu Bishvat: ¡El amor es la fruta de esta temporada!

“El árbol de los campos es la vida del hombre”. Deuteronomio 20:19.“Necesito salir de mi casa y conectarme con la naturaleza”, “Quiero hacer deporte al aire libre”, ”Me hace bien salir al balcón, tomar aire y mirar el paisaje”… Probablemente pronunciaron o escucharon estas declaraciones durante el significativo 2020, año que deja memorables huellas,  vitales y precisos aprendizajes  en nuestro camino.El transitar acontece naturalmente en el Medio Ambiente, en permanente contacto con el agua, el fuego, la tierra y el aire. Cuando nos encontramos restringidos en nuestro accionar congruente con estos elementos, sentimos una especie de vacío o la sensación de que algo necesariamente nos falta y queremos encontrarlo.  La mística judía nos enseña que los procesos de la naturaleza y los del espíritu humano son partes de un todo, de un inagotable proceso vital, de una inacabable energía, del Ein Sof -Sin Fin- de D-s. El profundo respeto por la vida se encuentra bellamente expresado en el amor a la naturaleza. Cada planta radiante que está naciendo, cada pequeño grano de arena de las playas, cada gota de los ríos o el sonido del mar. Cada imponente montaña en el paisaje, el rocío en la mañana, el sonido de los pájaros… Son milagros que pocas veces podemos apreciar, parece que están ahí de forma obvia e interminable.En el día 15 del mes de Sh’vat -28 de enero de 2021, en el calendario gregoriano- celebramos la festividad de Tu Bishvat, que también se conoce como  Rosh Hashaná Leilanot –el Año Nuevo de los Árboles-.  Es la época del año en que celebramos y honramos la conexión sagrada y única que existe entre el judaísmo y la naturaleza.Cuando D-s creó a los primeros seres humanos, los condujo por el Jardín del Edén y les dijo: “¡Mira mis obras! Mira lo hermosas que son; qué excelente! Por tu bien, las creé todas.  Procura no estropear ni destruir Mi mundo; porque si lo haces, no habrá nadie más que lo repare” (Midrash Kohelet Rabbah, 1 sobre Eclesiastés 7:13).Relacionada con el despertar de la naturaleza tras el invierno, Tu Bishvat se conmemora en el punto medio de la temporada de lluvias, entre enero y febrero, y hoy su significado está ligado a la conexión de los judíos con la Tierra de Israel, por lo que las familias suelen llevar a los niños al campo a plantar árboles y los colegios realizan actividades de siembra. En la Mishná aparece Tu Bishvat como uno de los cuatro comienzos de años: 1º Nisan, comienzo del año para los reyes y fiestas; 1º Elul, comienzo año sabático, y de jubileo, para la plantación y las verduras; 1º Tishrí, Rosh Hashaná, y es mencionada por primera vez a fines del período del Segundo Templo como el día decisivo en relación a los diezmos de los frutos de los árboles.En otra perspectiva, lo significativo de los alimentos es su capacidad de vincular a la población entre sí, a la familia, al vecino y al extranjero. Es la capacidad de comunicar, intercambiar, compartir momentos trascendentales de aprendizaje y enriquecimiento mutuo. Hoy en día, la jardinería se asocia a actividades creativas, como escribir o pintar, y lo gratificante es el proceso, el tiempo que transformamos en actividad compartida. Es el inicio de un procedimiento que fundó entusiasmo y esperanza, pero que necesita responsabilidad para prevalecer.  Recibir una planta para cuidar a una edad temprana entrega un sentido de incumbencia y compromiso. Es una forma de aprender a respetar y conocer a otros seres vivos y su crecimiento, además de desarrollar valoración por la naturaleza. Este año puedes encontrarte deslumbrado por el milagro del crecer de tu cultivo, la calidez y paz que otorga el verde en tu retina. Interviniendo necesariamente en tu bienestar físico y emocional, conmoviéndote en una innovada conexión con tus antepasados y la vivencia gratificante de la milenaria tradición que formas parte.

publicado 22 Enero 2021

Saliendo de nuestros Mitzraim

El nombre hebreo de Egipto, Mitzraim, también significa “restricciones”, “constricciones” y “limitaciones”. Por esta razón, el mensaje de la parashá de esta semana tiene un doble sentido. Por un lado, hay que salir de Mitzraim, literalmente de Egipto, la tierra de la esclavitud. Por otro lado, la instrucción es dejar atrás las creencias limitantes que esclavizan nuestras vidas. ¿Cómo se hace esto?El primer paso es cambiar el “no puedo” por el “no quiero”. Cuando uno reconoce que en realidad “no quiere” y deja atrás las excusas que cómodamente ha instalado para sentirse víctima, uno comienza a liberar el arma más poderosa: la responsabilidad. Ser responsables es aceptar que decidimos qué hacemos con nuestra vida. Salvo que nos encontremos en un caso realmente extremo (D-s no lo permita), nosotros elegimos a cada instante dónde, cómo y con quién vivir. Nadie nos obliga. Por supuesto que no somos responsables de todo lo que nos pasa. Somos totalmente responsables de cómo vamos a responder frente a lo que nos pasa. Y son nuestras excusas, nuestras creencias limitantes, nuestros “no puedo” -que en realidad significan “no quiero- los que frenan nuestros sueños y esperanzas. Cuando defendemos nuestras excusas las mantenemos vivas. Si lo hacemos todo el tiempo las tendremos de por vida.Todos saboteamos nuestros sueños y aspiraciones mediante nuestros mitzraim, nuestras estrecheces. Y no por casualidad la palabra hebrea mitzraim es plural. Nos saboteamos de distintas maneras con diferentes excusas y además lo hacemos repetidas veces a lo largo de la vida. Pero el comienzo de la salvación y liberación de nuestras estrecheces, nuestro mitzraim, comienza cuando damos este primer paso y aceptamos que estamos limitados por nuestras propias creencias, o más bien por la falta de creencias en nosotros mismos.Nuestro exilio en Egipto representa en un nivel más profundo el exilio de nuestra alma en nuestro cuerpo. Podemos liberar la chispa sagrada interior a través de la fe en nosotros mismos y romper la ilusión de limitaciones que a menudo tejemos artificialmente en nuestras vidas.La confianza en uno mismo significa reconocer que no hay desafíos que enfrentamos que no tengan solución. Mientras estemos vivos y tengamos salud, con la ayuda de D-s y nuestra decisión de enfrentar nuestras creencias limitantes, todo es solucionable. La solución a nuestras propias excusas nos fortalece y nos hace crecer. No pedimos mitzraim. Acontecen. Son la oportunidad para transformar nuestras vidas.Salimos una vez de Egipto, de la nación y el ejército más poderosos de esa época. De la misma forma podemos salir de todos nuestros problemas y encontrar el camino a nuestra tierra prometida y a nuestra libertad personal. Si nuestros antepasados lo hicieron, nosotros podemos volver a hacerlo.

publicado 15 Enero 2021

Vida musical

La música es algo fundamental para la vida humana y considero que es una de las formas más sofisticadas de expresión. Y hace siglos que la música nos acompaña, como cuando Moshé junto al Pueblo Judío cantaron luego de haber cruzado el mar: Éxodo 15, primer indicio de música. El pueblo cruza el mar y celebra cantando:“Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a Jehová, y dijeron:Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente;Ha echado en el mar al caballo y al jinete”.La música no es solo una manera de expresarnos, sino también un increíble recurso para apoyar el aprendizaje, trabajo o simplemente cualquier actividad que gustemos.La música nos ha acompañado como Pueblo Judío a lo largo de la historia tanto en momentos felices como en momentos tristes. Un ejemplo de esto es el 9 de Av, fecha que recordamos la destrucción de los Templos de Jerusalem. En este día se lee el libro de Lamentaciones, con un canto y melodía particular. Durante el Holocausto, la música igual fue algo importante ya que a la entrada de Auschwitz había una orquesta; también hacían que los prisioneros tocaran música para la entretención de los guardias. Pero lo más importante era cuando los prisioneros cantaban con todas sus energías por iniciativa propia, porque la música les traía consuelo y apoyo emocional en tiempos tan difíciles como esosPor lo tanto, la música a pesar de envolver un momento triste o alegre, es un vehículo que moviliza el alma, el color y la pasión por el mundo, creando momentos especiales para cada persona en cada momento.Los invito a acompañar su día a día con música sin importar su género, y aprovechar cada momento posible para acompañarlo con una melodía y darse cuenta como la música afecta positivamente en la productividad, y felicidad de cada uno.

publicado 15 Enero 2021

¿Qué es la verdad?

¿Qué es la verdad? ¿Existe la verdad? ¿Hay una sola verdad, o cada uno tiene la suya? No está mal que nos sintamos seguros de nuestras convicciones. Pero eso, ¿excluye la validez de las convicciones ajenas? La pregunta es relevante porque la posesión de la verdad es quizás la madre de todas las guerras, de todos los odios.El relato de Adán y Eva en el jardín del Edén puede ayudarnos a dilucidar una respuesta. Sabemos que los primeros humanos son expulsados del Paraíso por haber comido del fruto prohibido. Pero, ¿qué tendría de malo que el ser humano comiera del fruto del conocimiento del bien y del mal? ¿Por qué D-s habría de prohibirlo? ¿Acaso no se nos dice constantemente que debemos saber distinguir entre el bien y el mal? Todos los días, tres veces por día, pedimos y agradecemos en nuestra Amidá por tener“deá, biná vehaskel”, conocimiento, inteligencia y discernimiento. ¿No es eso el libre albedrío, la capacidad de elegir entre el bien y el mal?Rubén Preiss suele enseñar que el rabino Joseph Soloveitchik se hace eco de estas interrogantes y propone que D-s creó a Adán y Eva con la capacidad de conocer la verdad absoluta, de distinguir entre verdadero y falso. El ser humano primordial tenía acceso directo a la verdad y podía reconocer cuando esta faltaba. D-s hablaba directamente con ellos, caminaba junto a ellos en el jardín y compartían ese conocimiento.D-s no quería que comieran del árbol del conocimiento del bien y del mal porque significaba un descenso. Así, al comer del fruto prohibido cayeron, perdiendo esa capacidad suprema que tenían y quedándose solamente con esta otra capacidad, más limitada, de distinguir entre lo bueno y lo malo. Los seres humanos, después de la expulsión del Paraíso, ya no podemos concebir la verdad absoluta, sino que apenas tenemos una percepción subjetiva de la verdad.El rabino David Hartman plantea que la verdad es como un haz de luz blanca que los seres humanos no somos capaces de ver: al expulsarnos del Paraíso, D-s colocó un prisma entre Él y nosotros: ahora la luz blanca se refracta sobre el prisma y solo podemos ver los colores refractados. Por eso, cada pueblo tiene su verdad, que es parte de la verdad de D-s. Cada pueblo ve un color de este arcoíris y solamente la sumatoria de todos los colores podrá reconstruir el color blanco original. Lo interesante de esta idea es que, si sacamos uno solo de esos colores, ya nunca podremos obtener nuevamente la luz blanca. La consecuencia obvia de que cada pueblo tenga su propia percepción de la realidad es que crea firmemente que la suya es la correcta. Para nosotros, el judaísmo es nuestra verdad y debemos vivir de acuerdo con ella (y a veces nos han hecho morir por ella). Yo no cambio mi verdad por nada y cada cual debería sentir lo mismo por la suya. Pero sin tolerancia y aceptación del otro, el mundo no podría subsistir. Cada pueblo es un color del arcoiris. Ninguno puede faltar, porque perderíamos la posibilidad de recuperar aquella luz blanca original. Esto, que vale para los pueblos, vale también para los individuos y también para todo tipo de diversidad, aun la que hallamos dentro del pueblo judío. Debemos entender que cada corriente del judaísmo tiene su parte de la verdad. Cuando Hilel y Shamai (las dos clásicas escuelas de pensamiento talmúdico) discuten, los rabinos deben votar para decidir cuál va a ser la halajá. El Talmud se cuestiona si es correcto que haya dos posturas tan diferentes y ofrece una respuesta: “Elu veelu divrei Elo-him jaim”, Estas y aquellas son las palabras del D-s viviente. Todas las posturas del judaísmo tienen parte de la verdad, todas son la palabra del D-s viviente. Debemos elegir una y vivir de acuerdo con ella.Antes de cada una de nuestras acciones, siempre deberíamos preguntarnos: ¿qué pasaría si todos actuaran como yo? Si estoy por cometer una pequeña trasgresión, muy pequeña, casi insignificante, ¿qué pasaría si todos actuaran como yo? ¿Qué pasaría si todos trataran mal a la gente, o si todos se quedaran con un vuelto equivocado, o si todos se desentendieran ante la injusticia?Por otra parte, antes de cometer una pequeña buena acción, muy pequeña, casi insignificante, deberíamos preguntarnos: ¿qué pasaría si todos actuaran como yo? ¿Qué pasaría si todos dijeran gracias con una sonrisa, o si todos devolvieran lo que encuentran, o si todos ayudaran a los que necesitan? En ambos casos, el mundo sería distinto. Debemos sentir que el mundo está exactamente equilibrado entre el bien y el mal y que cada una de nuestras acciones debe inclinar la balanza hacia el lado correcto.Por lo tanto, antes de sentirnos dueños de la verdad, deberíamos pensar: ¿qué pasaría si todos hicieran lo mismo? Si considero que los demás deben cambiar o deben morir porque no aceptan mi verdad, ¿qué pasaría si todos pensaran igual? No es posible que nos consideremos los únicos dueños de la verdad. Necesariamente, tenemos distintas percepciones de ella. Existe la Verdad, pero ningún humano puede conocerla. Si así fuera, si pudiéramos conocerla, estaríamos en el Paraíso. ¡Y qué lejos estamos!

publicado 15 Enero 2021

La respiración es la mejor atención

Cuando escuchas a un orador, ¿cómo puedes discernir si estás frente a un sabio o un charlatán? Podríamos pensar en algunas variables. Si la persona es un famoso reconocido en su área imaginamos que tendrá expertise en lo que dice. Su nombre lo valida. Si no es famoso, podríamos notar si el contenido de su exposición manifiesta sabiduría. Finalmente, podríamos llegar a ser cautivados por la forma en la que el presentador habla y se comunica. En resumen, la persona, lo que dice o cómo lo dice parecen ser la respuesta. Pero no es así. La respuesta no radica en quién escuchamos sino en nosotros, los escuchantes. La parashá de esta semana comienza con Moshé comunicándole a los esclavos hebreos que viene en nombre de D-s a liberarlos de la esclavitud para llevarlos a la tierra prometida a sus antepasados. Moshé es el líder más famoso de la historia judía. El único con el que D-s se relaciona cara a cara. Al final de la Torá leemos que nunca más surgió alguien igual. Con ese currículum de liderazgo espiritual Moshé da su discurso y, ¿qué sienten los esclavos hebreos? Que están frente un charlatán. Peor aún, Moshé es considerado un peligro para ellos.Imaginemos la escena un instante: Moshé llega desde el desierto y se mete en el corazón de la ciudad donde viven los esclavos hebreos. La vista inusual de su llegada pronto reúne a una audiencia considerable que crece rápidamente. Moshé comunica ni más ni menos lo que D-s le dijo. Y la multitud se diluye rápidamente. Lo consideran un loco. Creen que los meterá en problemas. ¿Qué está pasando?La Torá nos cuenta que Moshé no logra cautivar ni convencer a su audiencia. Pero no es su responsabilidad solamente. La Torá proporciona una pista sobre el estado de ánimo de la gente. Están negados, dice el texto, debido a kotzer ruaj, literalmente “estrechez de aire”. Esto demuestra que para poder escuchar primero tenemos que calmar nuestra mente. Y para calmar nuestra mente tenemos que recuperar y expandir el aire en lugar de estrecharlo. Cuando respiramos en forma lenta, profunda y expansiva el espíritu se aquieta y estamos listos para recibir una revelación.La respiración es la herramienta más reveladora de nuestro cuerpo. D-s insufla su ruaj dentro nuestro y es el ruaj aquello que nos mantiene vivos. El ritmo de la respiración cambia con los estados mentales y emocionales. Bajo presión, el cuerpo necesita más oxígeno y, por lo tanto, las respiraciones se hacen más cortas y rápidas. También significa que la mente no piensa con claridad. Esta era la condición de los esclavos hebreos. No podían concentrarse. No podrían comprender la noción del potencial de la libertad. No podían respirar bien y en consecuencia no podían pensar con claridad.Percibir al verdadero profeta requiere una serenidad espiritual. Si podemos respirar en tranquilidad podremos oír su voz. Y es ahí cuando descubrimos que escuchar su voz es reflejar y permitir que emerja desde las profundidades del alma nuestra propia voz. La tradición llama a esa voz kol demama daka, lo que podríamos traducir poéticamente como el sonido del silencio. En ese sonido silencioso habita la dimensión en la que podemos discernir la sabiduría de la charlatanería. La voz profética de la cacofonía. Y esa voz no es la que entra por nuestros oídos sino la que brota desde nuestro interior. Esa es la voz que nos recuerda quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde debemos ir. Es la voz que nos da alegría por estar vivos. Voz de gratitud, esperanza, belleza y fe. Esa voz posee nuestra sabiduría. Cuidémonos de no perder el aire, caer presos de nuestra propia charlatanería interna y perdernos así de aprender de los más sabios y apreciar nuestra humilde pero sagrada sabiduría. 

publicado 08 Enero 2021

¿Qué tipo de persona llama la atención de D-s?

D-s elige líderes y muchas veces parece totalmente arbitraria la selección. ¿Nos preguntamos por qué esta persona y no otra? La Torá y el TaNaJ no pueden ayudarnos. No explican porque D-s elige a Abraham, David o Moshé. Será el midrash, la interpretación que emerge desde los textos rabínicos, la que vendrá a llenar esos espacios porque nos resulta imposible aceptar que las elecciones de los líderes sean una casualidad.Sin embargo, esta semana comenzamos sefer Shemot, el libro del Éxodo, el segundo libro de la Torá, y allí conocemos la biografía de Moshé desde su nacimiento. A diferencia de Abraham, podemos leer de la Torá misma la historia de Moshé e intuir por qué es elegido. Pero la Torá no nos cuenta qué piensa D-s de alguien sino que deja que las acciones del individuo lo expliquen por sí mismo. Así que debemos preguntarnos: ¿qué hace Moshé antes que D-s se le aparezca? Moshé se ve involucrado en tres incidentes muy significativos antes de la revelación de D-s en la zarza ardiente. Primero, ve un egipcio que lastima a un esclavo hebreo e interviene. Al otro día ve dos esclavos hebreos discutiendo y vuelve a intervenir. Finalmente, cuando su vida está en peligro se escapa a Midian y allí ve que un grupo de mujeres madianitas que son molestadas por pastores e interviene una vez más para defenderlas.¿Qué sabemos entonces de Moshé? Sabemos que interviene en tres casos diferentes: cuando un judío es maltratado por un no judío, cuando dos judíos discuten y cuando una pelea ni siquiera involucra gente de su pueblo.Para Moshé la injusticia no depende de a quién involucra. La injusticia es injusticia. Moshé no sólo estaba preocupado por una injusticia hacia su pueblo o de su pueblo sino la injusticia en cualquier tipo de manifestación. Y esto que suena tan obvio es terriblemente difícil de lograr.Muchos de nosotros nos preocupamos solamente cuando algo malo le está pasando a otro judío por un agresor no judío. Así que podemos inspirarnos en Moshé y justificar que estamos haciendo lo mismo que él hizo. Pero después tenemos casos en los que muchas veces no prestamos atención cuando un judío está hiriendo ya sea física o verbalmente a otro judío. Sin embargo, Moshé también se preocupa por la injusticia entre su propio pueblo.Finalmente, tenemos aquellos cuyo ámbito de preocupación es solamente el pueblo judío y si una injusticia está sucediendo entre dos pueblos que no son judíos miramos para otro lado, total no es nuestro problema. Pero el liderazgo de Moshé contradice eso también. Al fin de cuentas la enseñanza de Moshé es que la injusticia no tiene nada que ver con respecto a quién es el perpetrador y quién es la víctima. La injusticia es universal y hacer justicia es una obligación constante y continua que recae sobre todos nosotros. La justicia no discrimina a nadie. Esta es una razón más por la cual Moshé recibe y da la Ley. Moshé llama la atención de D-s al demostrar que una injusticia en cualquier parte es una injusticia en todas partes. Hoy sus enseñanzas viven en todos nosotros.

publicado 08 Enero 2021

Haciendo Memoria

Cuando me invitaron a participar en La Palabra Israelita con una columna, la primera pregunta que me vino en la cabeza fue: ¿sobre qué escribo? Muy rápidamente pensé “¿Por qué no escribir sobre lo que vengo desarrollando en el campo educativo ya hace más de 10 años y que amo, que es la memoria judía?”.Cuando llegué al Instituto Hebreo, en 2015, el primer cambio que hice fue en el nombre de la disciplina de historia judía a memoria judía. “Los judíos no tenemos historia, tenemos memoria”, dice el educador Abraham Infeld. En los 10 años que viví en Israel y trabajé en el Majon Le Madrijim de la Agencia Judía, tuve la oportunidad de conocer los pensamientos de este gran educador que, en mi humilde opinión, es uno de los más importantes referentes en la educación judía contemporánea. Infeld, analizando lo que está pasando principalmente en Estados Unidos con los jóvenes judíos, donde 50% elige no seguir autodefiniéndose como judío, se preocupó en desarrollar una respuesta a esta problemática. Su modelo educativo apunta a la continuidad judía, pero con una educación basada en la elección. Dice Infeld, “Not unified, but united”. No tenemos que ser todos los judíos iguales en nuestras prácticas, pero tenemos que ser unidos como pueblo, tener algo en común entre todos. Hasta el iluminismo del Siglo XVIII, el principal elemento que caracterizaba ser judío eran las prácticas religiosas, esto era así para el judaísmo como para cualquier otra religión, ya que antes de la edad moderna no existía el concepto de secularización. Uno era reconocido por ser parte de un grupo religioso. Se podía dejar un determinado grupo únicamente si te aventurabas a ser parte de otro. Es solamente con el iluminismo que religión y Estado se separan y las personas pasan a ser ciudadanos del Estado, su identidad puede ser secular nacional y no más religiosa. Esto generó un cambio profundo en la identidad judía.La influencia del iluminismo en el judaísmo llevó Moisés Mendelssohn a desarrollar el movimiento de la Haskalá, el iluminismo judío, que significó una apertura del judaísmo a la sociedad gentil. Este movimiento abrió espacio para que surjan otras formas de ser judío en el mundo moderno, ya no solamente a través de las prácticas religiosas existentes en el “gueto judío de la Edad Media”, lo que a su vez llevó también a un elevado número de asimilación y deserción del judaísmo.El dilema que Infeld trata de contestar sigue la misma lógica del dilema del judío moderno: ¿cómo puedo vivir en constante diálogo con otras culturas, inserirme y ser parte de la sociedad civil y a la vez sentirme orgulloso y seguir queriendo elegir ser judío? Su modelo está basado en cinco pilares de la identidad judía: la tierra de Israel, el idioma hebreo, la halajá (las mitzvot, los preceptos entendido por muchos como la religión), los lazos comunitarios que nos transforman en una familia extendida y la memoria judía. Según Infeld, si cada judío elije tres de estos cinco pilares para que sean partes integrales de su vida, siempre tendremos algo en común con otro judío, inclusive entre ortodoxos y laicos. Profundizaré en cada uno de estos pilares a lo largo de nuestra jornada en esta columna, pero permítanme iniciar con el último pilar, la memoria, que da el nombre a nuestro espacio.Dice Infeld que la diferencia entre historia y memoria es que la historia es saber lo que pasó en el pasado mientras la memoria es preguntar “¿Qué tiene que ver este pasado con conmigo hoy?”. Es una pregunta que nos invita a resignificar este pasado en el presente para saber quiénes somos y principalmente para reflexionar sobre quienes queremos ser. La famosa cantante y compositora israelí Naomi Shemer dijo: “No soy una especialista en arqueología, pero ¿a quién le importa si sucedió o no? Supongamos que la Biblia nunca existió, que solo fue una fábula, pienso que esta fábula está más viva que todas las piedras”. La memoria no tiene que ver con las verdades científicas y si con los valores que nuestros antepasados nos vienen trasmitiendo hace más de tres mil años sobre estos hechos o fábulas. El gran escritor israelí Amos Oz dice que “ciertas verdades no son históricas, sino alegóricas”, y creo que la memoria es justamente sobre esto. Amós Oz sigue diciendo que “la continuidad judía ha girado siempre alrededor de palabras pronunciadas y escritas, de un labirinto de interpretaciones, debates y desacuerdos en constante expansión, así como de un singular marco de relaciones humanas. En la sinagoga, en la escuela y sobretodo en el hogar, esto llevó siempre a dos o tres generaciones a sumirse en profundas conversaciones”. La memoria es el cuento que nos contamos, es el relato de nuestra identidad. Como ordena nuestra Hagadá de Pesaj “Veigadeta lebinja” y contarás a tu hijo, es la mitzvá que los padres deben cumplir en la noche del seder para seguir manteniendo vivo el relato de nuestro pueblo en la memoria de las futuras generaciones.Cuentan que, durante la Shoá, en el último seder en el gueto de Varsovia, Moishele pregunta a su padre “Ma nishtaná a laila la azé” y que su padre le contesta “Avadim ainu”. Moishele sigue con las preguntas:” ¿Papá, estaré yo vivo el año que viene para preguntarte el “Ma nishataná”? ¿Estará tu vivo para contestar “Avadim ainu”?”. Y el padre le contesta…”La verdad, hijo mío, no sé si tu estarás vivo, tampoco sé si yo estaré vivo, pero de algo estoy seguro; de que siempre habrá un Moishele en el mundo que preguntará el “Ma nishtaná” a su padre”. Esta historia representa la fuerza de la palabra y de la continuidad que se refiere Oz. “La palabra, hablada y escrita, recitada y citada es la verdadera clave de la continuidad judía. No se trata de la continuidad biológica, sino a cerca de la continuidad de la memoria, del legado de la identidad”. El filósofo y ensayista sur coreano Byung-Chul Han llama la atención de nuestro mundo contemporáneo para exceso de apertura y la eliminación de las fronteras continuas en todos los niveles de la sociedad, donde la globalización disuelve todas las estructuras cerradas para acelerar la circulación de capital, mercancías e información. El lugar es una forma de cierre, de comunidad donde hay una escucha en común y pertenencia mutua. “La propia narración es una forma de cierre. Tiene comienzo y final. Se caracteriza por un orden cerrado. Las informaciones, por el contrario, son aditivas y no narrativas. No se fusionan en una historia, en un cuento que genere sentido e identidad. Solo permite una inacabable acumulación”. La memoria judía es narrativa, es el cuento que genera sentido e identidad, que nos permite dar significado a nuestras prácticas judías. Sin la identificación con este relato, las mitzvot y las tradiciones en general carecen de propósito y así son abandonadas. Siento que este fue un gran error de la educación judía durante muchos años, donde en las escuelas -y muchos de nuestros hogares- nos imponían las tradiciones y nos transmitían la información de los hechos del pasado sin el relato que nos permite la identificación y la toma de conciencia de que somos un eslabón en esta cadena milenaria. Era información, no narración.Al final de cuentas, dice el escritor Oscar Vilarroya, la facultad narrativa es lo que nos define como humanos, y el relato lo que da sentido a vida.Lo que les propongo en esta columna es que juntos miremos hacia atrás para seguir nuestra marcha judía hacia adelante. En hebreo, la misma raíz de la palabra antes es la raíz de la expresión hacia adelante, Kedem (קדם) y Kadima (קדימה). Sobre esto, escribe Amós Oz, “Cuando hablamos en hebreo, nos situamos literalmente en el flujo del tiempo con nuestras espalas hacia el futuro y nuestros rostros hacia el pasado. Nuestra postura es, en sí misma, diferente de la visión occidental del tiempo”, y concluye: “La vida es como conducir un automóvil con parabrisas opaco. La única guía que tienes son tus espejos retrovisores”. Les invito que juntos orientemos nuestros rostros hacia este pasado colectivo para extraer enseñanzas que nos sirvan de aprendizajes para seguir pronunciando, citando, hablando, interpretando y escribiendo las palabras que dan sentido a esta cadena milenaria que es la memoria judía, el auténtico legado de nuestra identidad que tenemos el compromiso de entregar a las futuras generaciones.

Qué se viene para la fiesta de las máscaras

Aunque aún no se sabe cuál será el contexto sanitario en el que estaremos para Purim, los voluntarios de TuComunidad ya se encuentran trabajando para organizas las actividades de celebración de este jag en el Círculo Israelita. Como explica Vivi Kremer, coordinadora del voluntariado de TuComunidad, están organizando -por partida doble- actividades virtuales y otras presenciales, dependiendo de cuál sea la normativa sanitaria para el 25 de febrero, fecha en el calendario no judío en que se celebra esta festividad. Por una parte, el grupo Hablemos organizará un conversatorio con las candidatas comunitarias para las elecciones municipales y de la Convención Constitucional, cuyo tema central será la identidad. Con Zelig Rosenman, que se integró recientemente al equipo de voluntariado, se planea montar una representación teatral de la Meguilat Ester. Y además se proyecta realizar una serie de talleres, de cocina entre ellos, de osnei amán junto a Sarah Russo. Y para los grupos de estudios, se realizará un mishloaj manot, de manera de partir las actividades del año con una dinámica de camaradería. 

Un día como hoy…

El 3 de febrero de 2005, el Gobierno israelí anuncia la liberación de 900 presos palestinos y la retirada de sus tropas de cinco ciudades, entre ellas Jericó. El 6 de febrero de 1903, nace en Chillán el pianista chileno Claudio Arrau León.El 6 de febrero de 1947, el Alto Comité Árabe informa a la ONU sobre su rechazo absoluto a la resolución 181 que funda el Estado de Israel.El 6 de febrero de 2001, en Israel, Ariel Sharón (líder del Likud), derrota a Ehud Barak (laborista) y se convierte en primer ministro.El 9 de febrero de 1995, Jordania confirma la retirada israelí del territorio jordano ocupado desde 1967 en el sur del valle de Araba.El 12 de febrero de 1817, en Chile, se produce la Batalla de Chacabuco. El 12 de febrero de 1818, se produce la Proclamación de la Declaración de la Independencia de Chile. El 13 de febrero de 1812, se funda La Aurora de Chile, el primer periódico que hubo en Chile. Es el día de la prensa nacional.El 21 de febrero de 1519 y tras la muerte del emperador Maximilian, expulsaron a los aproximadamente 800 judíos que conformaban la comunidad de Regensburg, una de las más antiguas de Alemania.El 23 de febrero de 1988, en Israel, Chaim Herzog es elegido presidente.

Una larga espera

Hacía un frío de mil demonios. Me había citado a las siete y cuarto en la esquina de Venustiano Carranza y San Juan de Letrán. No soy de esos hombres absurdos que adoran el reloj reverenciándolo como una deidad inalterable. Comprendo que el tiempo es elástico y que cuando le dicen a uno a las siete y cuarto, lo mismo da que sean las siete y media. Tengo un criterio amplio para todas las cosas. Siempre he sido un hombre muy tolerante: un liberal de la buena escuela. Pero hay cosas que no se pueden aguantar por muy liberal que uno sea. Que yo sea puntual a las citas no obliga a los demás sino hasta cierto punto; pero ustedes reconocerán conmigo que ese punto existe. Ya dije que hacía un frío espantoso. Y aquella condenada esquina abierta a todos los vientos. Las siete y media, las ocho menos veinte, las ocho menos diez. Las ocho. Es natural que ustedes se pregunten que por qué no lo dejé plantado. La cosa es muy sencilla: yo soy un hombre respetuoso de mi palabra, un poco chapado a la antigua, si ustedes quieren, pero cuando digo una cosa, la cumplo. Héctor me había citado a las siete y cuarto y no me cabe en la cabeza el faltar a una cita. Las ocho y cuarto, las ocho y veinte, las ocho y veinticinco, las ocho y media, y Héctor sin venir. Yo estaba positivamente helado: me dolían los pies, me dolían las manos, me dolía el pecho, me dolía el pelo. La verdad es que si hubiese llevado mi abrigo café, lo más probable es que no hubiera sucedido nada. Pero esas son cosas del destino y les aseguro que a las tres de la tarde, hora en que salí de casa, nadie podía suponer que se levantara aquel viento. Las nueve menos veinticinco, las nueve menos veinte, las nueve menos cuarto. Transido, amoratado. Llegó a las nueve menos diez: tranquilo, sonriente y satisfecho. Con su grueso abrigo gris y sus guantes forrados: -¡Hola, mano! Así, sin más. No lo pude remediar: lo empujé bajo el tren que pasaba.

2021, los desafíos comunes

Comenzamos un año con el mundo en crisis, y -la verdad- se siente más como un flashback del comienzo de 2020.El año pasado, los chilenos israelíes veíamos un comienzo de año bajo preceptos similares en lo político: un Chile descubriendo un camino nuevo tras el Estallido Social, Israel visualizaba sus terceras elecciones consecutivas para el mes de marzo, tras dos procesos. Todo lo anterior agravado por la pandemia mundial del Corona virus.Este 2021, vemos los efectos de esta pandemia, no sólo biológica, sino política. Las crisis sociales y políticas son una constante, potenciadas, por supuesto, por el coronavirus, pero manifestadas como una enfermedad preexistente. Israel nuevamente regresa a las urnas en marzo, por cuarta vez en dos años, tras un gobierno de unidad acordado por abogados, no por políticos, que buscaba -desde un sector- propiciar un cambio mientras se atendía la crisis pandémica y -desde el otro- mantener la cuota de poder por al menos un año. Compromisos de rotación, ministerios creados y favores concedidos para transmitir algo de estabilidad a una población fuerte, pero golpeada económicamente por la pandemia (entre 1 y 2 millones de desempleados, cientos de miles de empresas pequeñas y medianas perdidas) fueron desechados en una semana con la disolución de la Knesset, programando una nueva elección y fragmentando aún más la política israelí, en un proceso que olvida los ideales partidistas para convertirse en absolutamente personalista, con sobre 14 partidos y 14 líderes. Chile, ya embarcado en el proceso constituyente, materializando el anhelo popular de cambiar las bases del juego por una sociedad más justa y digna, continúa la lucha contra la mala política, dentro de la que encontramos por supuesto, la corrupción, el nepotismo, la falta de empatía, y en el caso de nuestras prioridades identitarias, también encontramos el antisemitismo como un factor relevante.La posible candidatura presidencial de un antisemita como Óscar Daniel Jadue Jadue, y su justa nominación en el ranking anual del Centro Simón Wiesenthal, solo se incorporan al listado de acciones y personeros del odio irracional al Pueblo Judío en Chile. Si bien, la popularidad de Jadue genera una relevancia pública, no debemos olvidar que Chile es el único país del continente con una organización dentro de la lista negra israelí sobre antisemitismo, BDS Chile, con presencia en las más importantes universidades del país, parlamentarios e incluso ministros de gobierno comprometidos con el movimiento antisemita.Las prioridades locales obviamente se anteponen de forma comprensible, pero es nuestro deber recordar que Chile es el único país en el mundo que ha aprobado un proyecto de acuerdo BDS en su Senado durante 2020. Un proyecto presentado por Iván Moreira, Francisco Chahuán, Víctor Pérez, Jaqueline Van Rysselbergue, los Senadores Lagos, Letelier, Insulza, entre otros. Copiado de un proyecto de la senadora irlandesa Frances Black, quien fue invitada por el Congreso a fines de 2009 para el efecto. Sólo semanas antes de ser votado y aprobado (sin votos en contra) en Valparaíso, en Irlanda, fue rechazado y calificado de “flagrante antisemitismo”.También observamos cómo sin tapujos, diputados chilenos, como Sergio Gahona (UDI), lideran el avance del BDS en el Congreso chileno de forma efectiva. Admitiendo asesorías parlamentarias sobre BDS en la Cámara de Diputados y sobre eso, un proyecto de ley redactado en colaboración con el mismo Daniel Jadue, el presidente de la DC, Fuad Chahín, Diego Schalper, entre otros. Logramos contener el avance del BDS en el plano municipal hace un par de años, pero, ¿podremos contenerlo desde el mundo legislativo o incluso ejecutivo? En este plano, es nuestro deber visualizar los desafíos comunes, nuestra identidad compartida lo impone, los chilenos israelíes y los judíos de Chile sólo buscamos una cosa, la estabilidad, bienestar, paz y crecimiento de nuestros Estados y nuestros pueblos. Y frente a la amenaza de ellos, debemos ser uno solo.Que este 2021 nos traiga la salud que olvidó el 2020, la comprensión y empatía que alguna vez perdimos y la fuerza para enfrentar los desafíos con nuestras armas más poderosas, la verdad y la identidad.

Ministro Allamand encabezó acto de recordación víctimas del Holocausto

A través de una ceremonia virtual, trasmitida por Youtube desde las dependencias de la Cancillería y respetando el aforo dispuesto por las autoridades sanitarias debido a la pandemia, tuvo lugar el acto que conmemora el Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto, fecha instituida por Naciones Unidas el año 2005. La ceremonia -convocada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Comunidad Judía de Chile y el B’nai B’rith, con el apoyo del Museo Interactivo Judío y Fundación Memoria Viva- fue presidida por el Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, y contó con la asistencia del Presidente de la Comunidad Judía, Gerardo Gorodischer; la Vicepresidenta de B’nai B’rith, Guila Bergstein; la Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, y altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.Tras palabras introductorias del Director Ejecutivo de la Comunidad Judía, Marcelo Isaacson, quien ofició de conductor del acto, fueron invitadas las autoridades presentes a encender siete velas en memoria de las seis millones de victimas judías y un millón no judías, para proyectarse luego un conmovedor video testimonial de Dezi Kalderón, una sobreviviente del Holocausto, fallecida en Chile en el año 2014.Precisamente fue su nieto, Marco Alvo quien se refirió a ella y a quien rindió homenaje a través de un libro “Mi abuela en Auschwitz”, de reciente lanzamiento. Destacó su “fortaleza y resiliencia” y su capacidad de convertir “el odio en amor “.El acto contó con la intervención central del Ministro Allamand, quien señaló: “El recuerdo colectivo y la preservación de la memoria del Holocausto se alzan como un imperativo moral. Tenemos una responsabilidad permanente y colectiva de luchar contra el antisemitismo, el racismo y las intolerancias en todas sus formas”. En tanto, Guila Bergstein, Vicepresidenta de B’nai B’rith, hizo énfasis en que “vemos hoy en día señales que deben alertarnos y ocuparnos. Declaraciones públicas de políticos de distintas tendencias, de corte xenófobo y discriminatorio, muestras de intolerancia en redes sociales y medios de difusión, e incluso, seminarios que ensalzan la figura de Adolf Hitler, así como la demonización del judío, cualquiera sea su contexto. Eso es antisemitismo, práctica discriminatoria que debe ser eliminada de nuestro país y del mundo entero”.En la ceremonia, se elevó una oración en recuerdo de las víctimas del Holocausto por parte del Capellán judío de La Moneda, Eduardo Waingortin, y se presentó el “Guardianes de la Memoria”, que lideran la Embajada de Israel en Chile, el Museo Interactivo Judío, la Fundación Memoria Viva, Yad Vashem y el Arhivo Judío de Chile.

La importancia de cada historia

¿Qué es una historia? Es un relato que narra acontecimientos vividos por una persona. Cada uno de nosotros a lo largo de la vida va acumulando sucesos que serán parte de la propia historia y que nos ayudan a entender por qué somos como somos o ayudarán a formar o resignificar día a día nuestra identidad.Los adultos mayores son más que una historia, sin embargo su propia historia los marca y es algo que los caracteriza frente a otros grupos etarios. ¿Quién no ha escuchado una historia de cómo era la época cuando nuestros abuelos eran niños o jóvenes? ¿Cómo se conoció nuestra abuela con nuestro abuelo? ¿Cómo muchos de ellos llegaron a Chile luego de un largo viaje? ¿O cómo era la vida laboral hace 50 o 60 años? Cada persona mayor tiene mucho que contar, cada historia nos ayuda a comprender cómo han llegado el momento presente, cuál ha sido su aporte en la conformación de la tradición familiar, comunitaria o social, entre otros aspectos.En CISROCO reconocemos que los adultos mayores tienen mucho para contar, y por lo mismo damos cabida a la expresión y a que nos relaten su propia historia. Hay un espacio seguro para que nos cuenten su vida y sigan escribiendo la propia historia.Cada residente tiene un nombre, apellido, corazón y un relato que queremos preservar. Para lo mismo, los espacios de escucha activa son importantes y el reconocimiento y valoración de la persona forman parte fundamental de nuestra misión.Procuramos que las personas mayores se sientan escuchadas por el equipo, indistintamente del rol de cada profesional. Los residentes no solo manifiestan sus necesidades inmediatas, sino también hay espacio al relato, a sentarse a conversar para conocer las inquietudes, anhelos y tantas anécdotas de la vida.Tenemos también algunas residentes que han querido dejar un legado a sus familias y a toda la comunidad, por medio de la publicación de libros autobiográficos e historias personales y familiares. Ellas y sus familias en CISROCO tienen siempre un espacio de difusión.Pero no es sólo la añoranza nostálgica de un pasado mejor, en cada historia queremos que las personas hagan reminiscencia, memoria agradecida del pasado, para seguir construyendo el presente y futuro. En CISROCO también estamos escribiendo una linda historia… una residencia, una casa, donde las personas mayores se sienten acogidas, alegres y muy activas…En este marco es que en las próximas semanas estamos por iniciar una campaña para rescatar cada historia de vida, perpetuando la historia de cada residente de CISROCO, como un aporte en el desarrollo y mantenimiento de la identidad en esta etapa de la vida, pero también como un hermoso insumo para sus familias y cercanos, como forma de traspasar un legado familiar, de aportar en la historia familiar y con ello desarrollar la generatividad, concepto tan importante en nuestros días, necesarios para el sentido de trascendencia.

Embajada de Israel entrega importante donativo de implementos para el combate del Covid-19

El viernes 22 de enero, mediante una cita virtual vía Zoom, se dieron encuentro la Embajadora de Israel, Marina Rosenberg, el senador DC Francisco Huenchumilla, el secretario de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, Jorge Blanco Millanao y el Director Técnico del Hospital Intercultural Makewe, Pablo Medina y su equipo directivo, para oficializar la entrega de un donativo de la Embajada a esa institución, consistente en implementos como mascarillas, guantes de látex, batas desechables, protectores faciales y alcohol, en el marco del programa Covid-19 Task Force Chile-Israel.Junto con agradecer el donativo, el senador Francisco Huenchumilla, quien participó de las gestiones, demostró interés por que el equipo de la embajada pueda conocer el modelo de autogestión del Hospital Makewe, por “la notable tarea que eso significa (…) en la difícil relación que tiene el pueblo mapuche con el estado, pero que sin embargo este grupo de comunidades, reunidas, organizadas, son capaces de demostrar una gran gestión y tarea”, destacó.“Diría yo que es una obra única de autogestión en Chile, por parte de los pueblos originarios, de un hospital muy antiguo y con mucha tradición, que presta servicios a toda la comunidad de ese sector (…) lo que ha hecho la Embajada de Israel es un gran aporte, por lo significativo que tiene esta organización, donde hay dirigentes muy responsables, a los que conozco hace muchos años, cuando yo era un joven diputado”, destacó el ahora senador.Finalmente, Huenchumilla recalcó que “si les damos el apoyo necesario, por esta vía y por otras, yo creo que va a ser un ejemplo notable este hospital de Makewe. Así que muchas gracias, señora embajadora, por el aporte que ustedes están haciendo (…) espero que en algún momento podamos invitar a la señora embajadora y su equipo, para que puedan conocer presencialmente la gran tarea que hacen las comunidades mapuche en ese sector”, consideró.La embajadaPor su parte, la embajadora Marina Rosenberg detalló que “como Embajada de Israel aquí en Chile, hemos tomado la decisión de cambiar nuestro plan de trabajo, nuestra estrategia, enfocarnos mucho más en la colaboración humana y social (…) en mayo nosotros formamos el Covid-19 Task Force Chile-Israel (…) con la idea de que nuestra ayuda llegue más allá de Santiago”, explicó.“Hemos llegado con donaciones desde el norte hasta el sur, lo más al sur que llegamos es Aysén. Hicimos donaciones de cajas de alimentos, equipos de protección personal, donaciones de tablets a niños y niñas que estaban desconectados de sus colegios (…) donaciones a grupos de mujeres (…) y también hicimos una gran donación de una tonelada y media de equipo de protección personal, que lo donamos directamente al ministro Paris en julio de 2020” destacó.“En La Araucanía hicimos diferentes donaciones, llegamos a casi 500 cajas de alimentos que donamos desde marzo hasta hoy, con un compromiso muy grande de todo el equipo de la embajada (…) quiero agradecer a usted, senador, primero, por su profunda amistad, y segundo, por facilitar esta donación de hoy, que fue muy importante para nosotros”, puntualizó.El hospitalFinalmente, Jorge Blanco Millanao, secretario de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, y otro de los conductores de las gestiones, y quien acudió a la reunión en representación del Hospital, valoró que “como asociación indígena mapuche, ya son unos 20 años que administramos el Hospital Intercultural (…) no ha sido fácil con los distintos gobiernos, con los distintos servicios de salud (…) lo que conlleva hacer salud en nuestro propio territorio”.“Le doy las gracias, señora embajadora, a su pueblo (…) porque se han acordado de nosotros. Y doy las gracias al senador, el cual también pudo hacer los contactos. Les doy las gracias en nombre de Francisco Chureo, nuestro director administrativo, presidente y lonko de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, que por razones de fuerza mayor no pudo estar”, finalizó.

Ana María Wahrenberg, sobreviviente del Holocausto, se reencuentra con su mejor amiga después de 80 años

En 1997, cuando Betty Grebenschikoff dio su testimonio al USC Shoah Foundation 54 años después de haber emigrado de Alemania tras la Noche de los Cristales Rotos, no pudo evitar contarle al entrevistador acerca de una amiga que recordaba con mucho cariño. De hecho, siempre que Betty hablaba sobre su vida sentía la necesidad de mencionar a su compañera para saber si había sobrevivido a la guerra. Esa amiga especial era Ana María Wahrenberg, sobreviviente del Holocausto que llegó a Chile a los 8 años edad. “¿Puedo decirlo aquí? Su nombre es Anna Marie Wahrenberg. Nunca supe lo que pasó con ella y siempre me pregunto si algún día escuchará esto. Ella era mi amiga, fuimos al colegio juntas desde muy pequeñas y jugábamos juntas. En 1939 nos tuvimos que despedir; mi familia se iba a China, fue muy difícil porque éramos mejores amigas. Se suponía que nos escribiríamos, pero nunca lo hicimos y nunca más volví a escuchar de ella. No sé lo que le pasó… quizás murió en la guerra, pero no estoy segura”, relató Betty en ese entonces, como se puede ver en su testimonio grabado en video y alojado en el portal del USC Shoah Foundation´s Visual History Archive.Ana y Betty se vieron por última vez en 1939, después de la Noche de los Cristales Rotos. La familia de Ana María había conseguido visas para Chile, mientras que la de Betty emigraría primero a Shangai y luego a Australia, para finalmente establecerse en Estados Unidos. Prometieron mantenerse en contacto, pero esa fue la última vez que supieron de la otra. Hasta ahora. Los esfuerzos por lograr la reunión entre Ana María y Betty empezaron en noviembre del 2020, tras la charla online de conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos organizada por la Red LAES, una institución que se creó durante la pandemia y que une a distintas instituciones latinoamericanas para la enseñanza del Holocausto, entre las que se encuentra el Museo Interactivo Judío de Chile. En ese evento estaba conectada Ita Gordon, una archivista del USC Shoah Foundation, -organización sin fines de lucro creada por Steven Spielberg en 1994, que tiene como objetivo grabar y conservar los testimonios de supervivientes y otros testigos de distintos genocidios, con la que el MIJ tiene una importante alianza educativa- quien se interesó en el testimonio de Ana María. Buscando entre los más de 55.000 archivos llegó al testimonio de Betty Grebenschikoff, quien en su entrevista menciona que la había estado buscando.Lo que siguió fue una serie de llamadas de teléfono e intercambio de información entre USC Shoah Foundation, el Museo del Holocausto de Florida -donde Betty es una activa participante- y el Museo Interactivo Judío de Chile, institución donde Ana María trabaja como voluntaria dando su testimonio en el museo y en colegios. Después de muchas reuniones y una gran preparación, Betty y Ana María se reencontraron a través de una video-llamada. Ana María recordaba a Betty por su nombre de soltera, Ilse Kohn. “Ser testigo de esta reunión y ver a Ana María y Betty junto a sus familias, felices y sanas, es por lejos el mejor triunfo sobre el odio”, manifestó uno de los participantes del encuentro virtual. Este encuentro entre dos amigas que no se veían hace más de 80 años fue posible gracias al trabajo de la Red LAES -Red Latinoamericana para la Enseñanza de la Shoá-, una organización compuesta por 14 instituciones latinoamericanas dedicadas a recordar el genocidio de 6 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial, que desarrollan actividades de divulgación y generan espacios educativos en relación al Holocausto con un enfoque latinoamericano. Por otra parte, la alianza estratégica entre el MIJ y la USC Shoah Foundation permite tener un importante número de testimonios de sobrevivientes del Holocaustos indexados, lo que facilita el trabajo de conservación de la memoria. Y, en última instancia, es un verdadero milagro que ambas estén vivas y recuerden sus historias de sobrevivencia para transmitirlas a las siguientes generaciones. Hoy, tanto Ana María como Betty son voluntarias en museos judíos: Ana María trabaja en el Museo Interactivo Judío de Chile y Betty en The Florida Holocaust Museum, donde cuentan sus testimonios e historias de vida. Las dos tienen 91 años, escribieron sus autobiografías y están planificando un reencuentro para septiembre de este año. La familia de Betty nunca la había escuchado hablar alemán pero, gracias a las conversaciones con Ana María, su idioma materno está mejorando poco a poco. Ana María filmó un documental, “El Ave Fénix: historias de una sobreviviente”, que está disponible en YouTube y Betty publicó un libro llamado “Once my name was Sara”. 

Con las manos en la masa: bolitas de dátiles y nueces

Ingredientes: 250 gramos de dátiles, 200 gramos de nueces, 50 gramos de cacao en polvo sin azúcar, Coco rallado, Avena. Preparación:Para comenzar por la receta, lo primero es dejar los dátiles en remojo durante media hora. Pasado ese tiempo se escurren y trituran con una batidora de mano o vaso.  A continuación, se muelen las nueces y se mezclan con la pasta de dátiles. En ese momento se añadirá el cacao y la avena. Para dar forma a la mezcla: Con la mezcla preparada se procederá a coger un poco de pasta y se harán bolas con las manos que se espolvorearán con coco rallado. Se pueden tener en el refrigerador, e, incluso, congelar para usar a lo largo del día.

“Creí que el concepto de la parrilla japonesa le iba a gustar a los chilenos”

“El fuego de la única parrilla japonesa en Lima y Santiago de Chile es el elemento central en un ambiente casual y un whisky bar en donde el blues y el rock and roll son el soundtrack permanente”. Así se presenta el restaurante Dondoh en su sitio web, www.dondoh.cl. Ubicado en Santiago en Nueva Costanera 3969, en Vitacura, esta apuesta gastronómica de Marcelo Breitling abrió sus puertas el 5 de enero de este año y desde entonces se ha convertido en un favorito del público. Marcelo, ¿puedes contarnos de ti, a qué te dedicas y desde cuándo estás en el rubro gastronómico?-Yo me he dedicado siempre a la búsqueda de nuevos negocios. Partí de chico con el tema de las producciones de obras, películas y eventos, siempre me gustó mucho lo que era la producción ejecutiva y siempre me gustó, y siempre fui muy cercano al tema del servicio también. Mi familia siempre estuvo vinculada al sector de “hospitality”, y por eso me llamó siempre la atención el tema del servicio y la experiencia que uno podía brindar a los clientes, espectadores en su momento y luego comensales. En el rubro gastronómico estoy hace poco, este es mi primer emprendimiento como restaurante propiamente tal, y estuve metido en la construcción, en la elección del local y en la construcción el menú. ¿Cómo nació la idea de crear Dondoh y por qué se inclinaron por la opción de una parrilla japonesa?-Nosotros no creamos Dondoh, esta es una marca que está en Lima desde hace tres años y por qué quise traer Dondoh a Chile, porque creí que el concepto de una parrilla japonesa, donde hubiera una mezcla entre el asado a la parrilla que les gusta tanto a los chilenos, con esta mezcla japonesa, de un sabor como más explosivo, me llamó mucho la atención. Además, era un concepto nuevo y que invitaba mucho a la comida para compartir, que es no solo sentarse a comer y pedir un plato, sino que toda la experiencia, conversar, pasarlo bien, compartir, disfrutar y probar de todo un poco, eso siempre me ha llamado la atención. Este es el primer restaurante de este tipo en Santiago, ¿puedes contarnos qué lo hace distinto a la oferta gastronómica existente?-Primero que todo, estamos cocinando a una parrilla a carbón, lo que le da un sabor totalmente distinto a lo que uno puede encontrar acá en Chile. Y nosotros manejamos mucho la materia prima de alta calidad en los insumos japoneses, de manera que todo lo que nosotros preparemos tenga un sabor mucho más atractivo, la idea es que estos sabores revienten en tu boca. Entonces cuando tú te pides una carne, una verdura o un acompañamiento, todo esto tiene estos sabores que no vas a encontrar en una parrilla común y corriente. Por eso creemos que es un concepto tan entretenido y esta oferta es distinta y tiene un gran valor. ¿Cómo ha sido la respuesta del público?-El público se ha portado muy bien con nosotros, hemos tenido una excelente respuesta. Estamos abierto desde el 5 de enero y hemos estado llenos casi todos los días, yo creo que la gente primero agradece que en unos tiempos tan difíciles como estos haya algo que lo pueda sacar de su rutina y del momento en que vive, y por eso estamos felices con el recibimiento del público. 

¿Quién contará su historia?

Desde hace años que nos estamos preparando para el desafío de transmitir la historia del Holocausto, y perpetuar la memoria de sus víctimas y héroes cuando ya no tuviéramos testigos que relataran los hechos de primera fuente.De eso hablamos en una columna publicada hace exactamente un año, también en relación a la conmemoración del 27 de enero, Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto.Si bien aún tenemos el gran privilegio de contar con algunos sobrevivientes que activamente dan charlas -ahora por Zoom-, estos ya no pueden participar de actos masivos ni visitar colegios, donde los jóvenes podían acercarse a preguntarles sobre sus historias de supervivencia, sobre sus infancias y de cómo tuvieron que rehacer sus vidas en un nuevo país. Ya no está la posibilidad de que esos adolescentes toquen esas manos que transmiten tanto amor como una fortaleza que parece inalcanzable para las nuevas generaciones.Por lo mismo, hoy tuvimos que ser más creativos. Si la pandemia nos obligó a reinventarnos a todos, ¿por qué iba a ser la transmisión de la memoria del Holocausto la excepción a la regla? Actualmente, no basta con encontrar diferentes formas de educar sobre el Holocausto a los jóvenes y adultos que visitaban nuestro museo de una manera que les hiciera sentido. No basta dar acceso, de manera online, a las historias de los sobrevivientes para concientizar sobre los peligos de los prejuicios y que defendieran con determinación los Derechos Humanos. Esos no fueron los únicos desafíos. Ahora tuvimos que resolver quiénes contarán la historia.Y no hablo precisamente de la historia que aparece en los textos de estudios, sino de las historias de vida, de despojo y resiliencia de personas que tenían sueños no muy distintos a los sueños de quienes nos visitan en el MIJ o que participan en nuestras actividades online.Así, y gracias al apoyo e iniciativa de la Embajada de Israel en Chile, más la colaboración de Memoria Viva, Yad Vashem y el Archivo Judío, lanzamos el proyecto Guardianes de la Memoria. Se trata de un proyecto piloto donde un grupo de líderes de opinión usarán su posición de “influencers” para hacer llegar las historias de 6 sobrevivientes a nuestros compatriotas. En esta primera etapa del proyecto, los garantes de los testimonios de esos 6 sobrevivientes serán Pablo Simonetti, Marco Antonio de la Parra, Mecedes Ducci, Joseph Ramos, José Antonio Viera Gallo y Tonka Tomicic. En una segunda etapa, un guardián de la memoria podrá ser cualquier persona que asuma el compromiso de conocer en profundidad la historia de un sobreviviente del Holocausto, para luego realizar distintas acciones de difusión. Esta iniciativa es una de las tantas que estaremos desarrollando para contrarestar las alarmantes cifras del último estudio publicado por Claims Conference, donde se reveló que casi dos tercios de los adultos jóvenes encuestados –que corresponden a Milleanials y a la Generación Z- no sabe que 6 millones de judíos fueron asesinados durante el Holocausto y 1 de cada 10 cree que los judíos fueron los causantes de la Shoá. Esas crifras se suman al 49% que dijo haber visto una distorsión o negación del Holocausto en redes sociales.El desafío es enorme y requiere no solo difundir hechos y datos, sino que implica ayudar a potenciar habilidades y actitudes necesarias para construir una sociedad más respetuosa. Por ejemplo, el desarrollo del pensamiento crítico y el sentido de responsabilidad social individual son vitales para hacer frente a los discursos de odio y las injusticias o para tener mayor cautela ante la propaganda.El desafío es, además, ineludible, porque abandonar la misión de transmitir la memoria es dejar en el olvido un sufrimiento inconmesurable, con el consiguiente riesgo de volver a repetir los errores del pasado.Los invitamos a seguir en redes sociales el proyecto a través de los hashtags #GuardianesdelaMemoria #Iwilltellyourstory #YoContareTuHistoria y ser parte de la cadena de transmisión. Así, todos seremos guardianes de la memoria todo el año, más allá de el Día de Recordación del Holocausto que acabamos de conmemorar.

Recuerdos familiares y conexión en tiempos de pandemia

Conversamos con Yahel Suwalsky y Jacqueline Schapiro, dos artistas comunitarias cuyos trabajos fueron seleccionados en el V Concurso de Artes Visuales de la Municipalidad de Lo Barnechea. Esta convocatoria está abierta a todos los artistas de la comuna, y -dada la contingencia sanitaria- este año se realizó online. ¿Pueden contarnos cuál es su experiencia en el mundo del arte?Yahel: Desde que tengo memoria me han gustado las artes manuales, las que he desarrollado a lo largo de mi vida a través del tejido (palillo y crochet), costura, bordado y algo de dibujo, pero todo de manera muy casera y simple. El año 2019 decidí entrar al Taller de Acuarela de Leah Kleiner para aprender en forma más “profesional” esta técnica. Fue tanto lo que me apasionó el tomar un pincel y manifestar mi creatividad a través de la pintura, que luego entré al taller de pintura de Ariana Cuevas en WIZO, donde he podido explorar otras técnicas, aparte de acuarela, como carboncillo, tiza, gouache, acrílico y óleo.Jacqueline: La creación de cada obra es un nuevo comienzo. Sin embargo, cada comienzo tiene el rastro o la huella del camino recorrido hasta ese momento. El proceso creativo es una continuidad, que a veces pareciera monótona o repitente, pero es simplemente aprendizaje en el recorrido. Desde el año 1980 hasta el año 2009 mi expresión fue a través de la pintura al óleo, participando en diversos talleres y exposiciones colectivas e individuales. Inicio el recorrido en la técnica de escultura en gres el año 2011, desarrollándome en esta disciplina a través de una amplia investigación desde lo personal a través de distintas técnicas, mezclas de materiales y pigmentos, utilizando para ello quemas que van desde la quema más simple del horno eléctrico (quema oxidante), al horno a gas (quema reductora), y raku. El desarrollo de mi trabajo a través de la escultura trajo consigo la audacia, desapego y necesidad de compartir mi obra.Con mi oficio comparto la complacencia extraída del oficio mismo y de experiencias descubiertas en mi vida. Represento mi realidad cotidiana, con un carácter abstracto; con formas que defino como “fuentes positivas de energía”. Mi mirada evoca, organismos micro o macro cósmicos, formaciones rocosas, erosiones naturales, estratos geológicos.¿Han participado en concursos anteriores?Yahel: En el año 2020 participé en un Concurso de Acuarela, sin mayores resultados.Jacqueline: A lo largo de mi trayectoria artística, he participado en varios concursos a nivel nacional e internacional, exposiciones colectivas en Chile, Bodegón los Vilos, Galería CV, Parque de las Esculturas, Instituto Cultural Las Condes (2011-2020) y, en el extranjero, Letonia (2020), Boston (2018) y París (2019). También he realizado dos exposiciones individuales, en Santiago (2007) y en Viña del Mar, en la Galería de Arte Modigliani (2017).¿Qué las motivó a participar en este en particular?Yahel: Siendo un concurso para vecinos de Lo Barnechea, el que convocó a profesionales y aficionados en Artes Visuales en su amplia gama, sentí que tenía un espacio donde mostrar mi arte. Eso me motivó a participar sin ninguna gran ambición, pero con la convicción que esa debe ser siempre la actitud, participar cada vez que se presente una oportunidad, independientemente del resultado.Jacqueline: Estoy muy agradecida de la oportunidad de crear, compartir y mostrar lo que hago. Así como he tenido la posibilidad de formar parte en exhibiciones fuera de Chile, es muy importante estar en contacto y presente entregando lo que yo hago, en nuestra propia casa. Además, el tema de este concurso en especial, en referencia a los tiempos que estamos y cómo los vivimos, nos reafirma que estamos todos en el mismo océano, solo que navegamos cada uno de distinto modo, y esto hace muy valioso entregar distintas miradas de la pandemia, desde el punto de vista tecnológico, científico y artístico.¿Y cuál fue la inspiración de sus obras, en qué se basaron y qué técnicas usaron?Yahel: Las Bases del Concurso indicaban que debía ser un tema relacionado con la pandemia. Mi inspiración fue haber visto, durante la cuarentena, álbumes de fotos donde me reencontré con mis antepasados, especialmente con mi abuela Selma Estrugo (mamá de mi mamá), quien llegó desde Turquía a Chile a principios del siglo pasado para casarse con mi abuelo Rubén Dueñas, quien había llegado antes a Chile, también proveniente de Turquía.Mi abuela siempre usó bombachos largos para cuidar su delicada salud. Mi cuadro, pintado en acrílico sobre tela, representa un cariñoso homenaje a ella. Y lo titulé “Los Bombachos de mi Abuela”.Jacqueline: “Rastros del Tiempo” es una obra que tiene como resultado la unión de distintas partes recicladas, planteando una lectura diferente para un año tan removido por la pandemia del COVID19: por una parte, nos habla de la necesidad del ser humano de estar conectado a otros y, en eso la tecnología ocupó un lugar central y, por otra, revela el lugar que el reciclaje debe tener en el mundo actual.La arena volcánica está presente en mis trabajos.  En el horno se cohesiona con el material dando ese aspecto de piedra fundida que tiene la lava, mezclando la diversidad de colores y texturas de las pastas empleadas, blanco, grises tostados y negros, colores dados por la mezcla de minerales, óxidos y sedimentos naturales. Incorporo arcilla y arena volcánica, en placas de distintos espesores o formas sólidas que dan volumen a la obra, otorgando un acabado intencionalmente irregular. Recojo elementos de desecho existentes en el espacio de la obra, polvo, tierra, pedacillos de arcilla secos, pigmentos, etc., elementos que destacan y embellecen, creando intrincadas superficies. Es un reciclaje de la materia, una transformación donde nada se desecha y todo se transforma. La materia “habla por sí misma” predominando la obra en sí, y no el “yo” artista.  A pesar de la rigidez que posee la cerámica, esta se manifiesta como material plástico y orgánico, generando volúmenes equilibrados. Una composición equilibrada, siendo su origen formas definidas. No obstante, el horno transforma, abatiendo, expandiendo y contrayendo partes, creando pliegues y arrugas que desconciertan y cautivan. Es materialidad transformada desde su origen.

Hospital israelí informa que 98% de su equipo médico tiene altos niveles de anticuerpos

Un nuevo estudio serológico llevado a cabo en el Centro médico Sheba, en Ramat Gan, Israel, concluyó que el 98% de los trabajadores que recibieron la segunda dosis de la vacuna Pfrizer BioNTech han desarrollado un alto nivel de anticuerpos para combatir el Corona virus.La investigación se llevó a cabo sobre 102 muestras tomadas una semana después de que Israel comenzara a administrar la segunda dosis, que es el momento en el que se supone que la vacuna alcanza su pico de efectividad, y mostró que el recuento de anticuerpos en la mayoría de los vacunados era mayor que en aquellos que se habían recuperado de la enfermedad.El hospital reportó que una semana después de recibir la dosis final, los anticuerpos llegaron a un nivel de entre seis y 20 veces más alto que los que recibieron la primera dosis.Dos de los trabajadores desarrollaron un nivel bajo de anticuerpos, según las pruebas, y uno de ellos se sabía que tenía un sistema inmunológico debilitado.La doctora Gili Regev-Yochay, directora de la Unidad de Enfermedades Epidemiológicas del hospital dijo que los resultados indicaban que era poco probable que las personas vacunadas fueran portadoras o que contagiasen, algo en que los científicos aún no han determinado, puesto que los niveles de anticuerpos eran lo suficientemente altos como para suprimir las partículas del virus.“Esto significa que la vacuna funciona perfectamente”, dijo Regev-Yochay.Según la investigadora los resultados concuerdan con los test clínicos de Pfizer e incluso van más allá en sus resultados, y enfatizó que “hay lugar para el optimismo”.La vacuna de Pfizer, desarrollada con su socio alemán BioNTech, recibió aprobación de emergencia por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) y la agencia regulatoria europea, se cree que ofrece un 95% de protección contra el coronavirus, pero aún se desconoce su protección a largo plazo. Israel está a la cabeza mundial en vacunaciones per cápita, a pesar de estar en un tercer confinamiento dado un nuevo aumento de contagios.El lunes se contabilizaron 2.116.291 ciudadanos vacunados con la primera dosis, y 309.450 con las dos, según datos del Ministerio de Salud israelí.

“Al huerto yo lo concibo como un hijo”

¿En qué consiste tu emprendimiento y cómo nació?-Metro Vivo nace hace casi un año, cuando decidí unir mi pasión por cultivar el propio alimento; mi profesión, que es la pedagogía, y la necesidad en las personas de un contacto real y cotidiano con la naturaleza. Me di cuenta de que hay dos razones por las cuales las personas no cultivan nada: una es porque dicen que nada les resulta y todo se les muere, y eso se soluciona educando y enseñado a través de nuestros talleres conceptos importantes de botánica y cuidados esenciales y tips que harán que todo crezca vigorosamente. La otra razón para no cultivar algo es porque crees que tu jardín se va a ver feo y desordenado y que va a interferir con el paisajismo, y es por eso que nosotros instalamos camas de cultivo de 1 metro cuadrado muy lindas, pintadas con pintura ecológica, que puedes integrar al paisajismo de tu jardín y suman como un espacio decorativo, a la vez que en ellos puedes tener una gran cantidad de alimento.¿Cuál es el tipo de servicio que ofrecen?-Como dije anteriormente, está la parte educativa que ofrezco en los talleres “Huerto Orgánico”,” Control Biológico de plagas” y estoy trabajando en un taller para padres y madres este año que se llama “Cultivado almas”, en el que abordamos el comportamiento de las hortalizas en el huerto versus el comportamiento de los integrantes de la familia, ya que las plantas tienen personalidad y hay todo un mundo maravilloso para descubrir como poder resolver ciertos problemas en la familia a través de comprender el comportamiento de un huerto. Lo otro que ofrecemos son los Metros Vivos, que son huertos de 1 metro cuadrado, camas de cultivo muy bonitas instaladas en tu jardín sin que tengas que hacer nada. Nosotros llegamos y las instalamos en el lugar elegido. Usamos un sustrato (suelo) increíble, lleno de vida, repleto de microorganismos y nutrientes, que será el medio en el que las hortalizas se van a desarrollar, hacemos una buena asociación de cultivos para que las plantas estén acompañadas por otras que las potencien y no inhiban su crecimiento o su sabor y posteriormente nos piden asesorías de huerto rotación de cultivos para las temporadas de otoño-invierno y primavera-verano. Podemos instalarlos en cualquier jardín y para departamento existen otras soluciones.¿Cuáles son los cuidados que requiere un huerto doméstico?-Al huerto yo lo concibo como un hijo. Es alucinante obtener un fruto de algo que cultivaste desde semilla. La ventaja de nuestros huertos instalados es que, por un lado, puedes poner una gran cantidad de hortalizas, porque se plantan de una manera estratégica jugando con los ritmos de crecimiento, las distintas alturas y que no compitan en nutrientes. Y porque también puedes hacer un manejo ético del agua, dado que el espacio es contenido, entonces con 13 o 15 litros al día puedes mantenerlo perfectamente. Si consideramos que cada vez que tiramos la cadena del baño usamos entre 15 y 25 litros de agua, la verdad es que no estamos hablando de una cantidad extraordinaria para mantenerlo. ¿Qué le dirías a la gente para que se animara con un huerto de Metro Vivo?-Primero, que nos busquen en Instagram como @Metro_vivo y contarles que son muchísimas las ventajas de tener uno de nuestros huertos. Lo primero es que los dejamos listos y con un instructivo para que todo crezca maravillosamente, con este sistema usas poca agua en su cuidado, es muchísima la cantidad de alimento que puedes obtener en un metro de huerto, son bellos, lo cual hace que te den ganas de sentarte junto a él para observar y tener un momento de paz y conexión. La sensación de ser capaz de producir tu alimento es muy excitante, satisfactoria y conmovedora, y te sientes absolutamente bendecido y parte de la naturaleza, además de que es muy distinto el sabor y la energía vital de una hortaliza cosechada hace una semana y que viajó muchos kilómetros hasta pasar de un distribuidor a otro hasta que llegó a tu mesa, a una hortaliza que cosechaste de tu jardín minutos antes de comerla. No se imaginan la cantidad de gente que ha pasado sola esta pandemia y cuidar su huerto les ha traído mucha alegría y compañía. En lo profundo también hay enseñanzas de valores trascendentes, como cuidar de otro, aprender a observar, a empatizar, aprender cómo funciona la naturaleza, su propósito y sus ritmos, cultivar la paciencia, etc. A propósito del cambio climático es urgente tomar un compromiso con la naturaleza y mi propuesta es empezar ¡ahora ya! Pero no quiero que lo hagamos desde el miedo, porque el miedo paraliza, sino desde el AMOR y la ALEGRÍA, porque esos son los motores que nos van a llevar siempre a algo bueno y justo para todos.