publicado 29 Enero 2021

2021, los desafíos comunes

Comenzamos un año con el mundo en crisis, y -la verdad- se siente más como un flashback del comienzo de 2020.El año pasado, los chilenos israelíes veíamos un comienzo de año bajo preceptos similares en lo político: un Chile descubriendo un camino nuevo tras el Estallido Social, Israel visualizaba sus terceras elecciones consecutivas para el mes de marzo, tras dos procesos. Todo lo anterior agravado por la pandemia mundial del Corona virus.Este 2021, vemos los efectos de esta pandemia, no sólo biológica, sino política. Las crisis sociales y políticas son una constante, potenciadas, por supuesto, por el coronavirus, pero manifestadas como una enfermedad preexistente. Israel nuevamente regresa a las urnas en marzo, por cuarta vez en dos años, tras un gobierno de unidad acordado por abogados, no por políticos, que buscaba -desde un sector- propiciar un cambio mientras se atendía la crisis pandémica y -desde el otro- mantener la cuota de poder por al menos un año. Compromisos de rotación, ministerios creados y favores concedidos para transmitir algo de estabilidad a una población fuerte, pero golpeada económicamente por la pandemia (entre 1 y 2 millones de desempleados, cientos de miles de empresas pequeñas y medianas perdidas) fueron desechados en una semana con la disolución de la Knesset, programando una nueva elección y fragmentando aún más la política israelí, en un proceso que olvida los ideales partidistas para convertirse en absolutamente personalista, con sobre 14 partidos y 14 líderes. Chile, ya embarcado en el proceso constituyente, materializando el anhelo popular de cambiar las bases del juego por una sociedad más justa y digna, continúa la lucha contra la mala política, dentro de la que encontramos por supuesto, la corrupción, el nepotismo, la falta de empatía, y en el caso de nuestras prioridades identitarias, también encontramos el antisemitismo como un factor relevante.La posible candidatura presidencial de un antisemita como Óscar Daniel Jadue Jadue, y su justa nominación en el ranking anual del Centro Simón Wiesenthal, solo se incorporan al listado de acciones y personeros del odio irracional al Pueblo Judío en Chile. Si bien, la popularidad de Jadue genera una relevancia pública, no debemos olvidar que Chile es el único país del continente con una organización dentro de la lista negra israelí sobre antisemitismo, BDS Chile, con presencia en las más importantes universidades del país, parlamentarios e incluso ministros de gobierno comprometidos con el movimiento antisemita.Las prioridades locales obviamente se anteponen de forma comprensible, pero es nuestro deber recordar que Chile es el único país en el mundo que ha aprobado un proyecto de acuerdo BDS en su Senado durante 2020. Un proyecto presentado por Iván Moreira, Francisco Chahuán, Víctor Pérez, Jaqueline Van Rysselbergue, los Senadores Lagos, Letelier, Insulza, entre otros. Copiado de un proyecto de la senadora irlandesa Frances Black, quien fue invitada por el Congreso a fines de 2009 para el efecto. Sólo semanas antes de ser votado y aprobado (sin votos en contra) en Valparaíso, en Irlanda, fue rechazado y calificado de “flagrante antisemitismo”.También observamos cómo sin tapujos, diputados chilenos, como Sergio Gahona (UDI), lideran el avance del BDS en el Congreso chileno de forma efectiva. Admitiendo asesorías parlamentarias sobre BDS en la Cámara de Diputados y sobre eso, un proyecto de ley redactado en colaboración con el mismo Daniel Jadue, el presidente de la DC, Fuad Chahín, Diego Schalper, entre otros. Logramos contener el avance del BDS en el plano municipal hace un par de años, pero, ¿podremos contenerlo desde el mundo legislativo o incluso ejecutivo? En este plano, es nuestro deber visualizar los desafíos comunes, nuestra identidad compartida lo impone, los chilenos israelíes y los judíos de Chile sólo buscamos una cosa, la estabilidad, bienestar, paz y crecimiento de nuestros Estados y nuestros pueblos. Y frente a la amenaza de ellos, debemos ser uno solo.Que este 2021 nos traiga la salud que olvidó el 2020, la comprensión y empatía que alguna vez perdimos y la fuerza para enfrentar los desafíos con nuestras armas más poderosas, la verdad y la identidad.

publicado 29 Enero 2021

Teoría del Desdoblamiento del Tiempo

Desde hace muchas décadas, el reconocido científico Jean Pierre Garnier Malet afirma en sus libros y conferencias: “Necesitamos aprender a controlar nuestros pensamientos. Los actos son secundarios”.“No pienses en hacerle al prójimo lo que no te gustaría que el prójimo piense en hacerte a ti”. La clave está siempre en el pensamiento que es el responsable de todos los actos, las emociones y de la fabricación de los potenciales que vamos a vivir o que otros vivirán a causa de nuestro pensamiento. El pensamiento es energía.El presente es la actualización de la memoria del futuro.Garnier afirma que no vivimos de nuestros pensamientos, sino del eco de nuestros pensamientos. Por eso es imprescindible que aprendamos a controlarlos. La vida siempre es una actualización de un pensamiento y esto hace necesario que los cuidemos, por nosotros y por los demás porque siempre somos responsables. En sus conferencias suele usar este ejemplo cotidiano: “Yo tengo un ataque de ira y pienso en matar a mi jefe. Claramente no lo haré porque soy civilizado, pero el solo hecho de haberlo pensado genera un potencial que alguna persona que se conecte con él lo realizará y matará a alguien. Yo soy responsable de ello”. El potencial que generan nuestros pensamientos puede ser vivido por cualquiera.Un pensamiento llega a nuestro cerebro 0,5 segundos antes de que tengamos conciencia de ello. Hay muchos experimentos realizados hace décadas que lo ratifican. Según la teoría del desdoblamiento del tiempo es fundamental estar en la Benevolencia, ese estado que nos permite crear potenciales que nos faciliten la vida y nos permitan entrar en otra lógica y de la misma forma también podemos ser responsables de nuestro placer o del otro. “Tus pensamientos benevolentes no son ninguna energía, pero crean a tu alrededor un vacío porque todas las personas malevolentes se apartan de ti como si les quemaras”, suele decir Garnier Malet haciéndonos recordar el dicho: “Quien siembra vientos cosecha tempestades”. Esta es otra ley física y no metafísica.“El desdoblamiento del Tiempo es un principio general que nosotros aplicamos sin saber. Siempre fabricamos un futuro potencial antes de vivirlo y tomamos conciencia de ello instantáneamente. A veces tenemos anticipaciones, premoniciones, intuiciones, y no sabemos que eso viene de nosotros”, explica el científico.Todas las ideas, la inspiración y los descubrimientos científicos provienen de la Intuición. Garnier afirma también que podemos cambiar todo nuestro potencial mediante las Aperturas temporales y así lo detalla en su libro “Cambia tu futuro por las aperturas temporales”.“Todo en el Universo esta desdoblado, y el hombre también. Tenemos un cuerpo físico y uno energético que busca la información y que se desplaza a velocidades superluminosas, que cambia de tiempo y que está presente en otro tiempo. En ese tiempo también hay uno que tiene un cuerpo y eso nos hace pensar que es un doble pero el hecho es que estamos presentes en dos tiempos a la vez. El presente fabrica un futuro que instantáneamente es memorizado y actualizado (o vivido) e instantáneamente eso genera un nuevo presente”.Por eso son tan importante los pensamientos de Benevolencia. De forma instantánea recibimos otros de igual tipo. Cuando estamos en la malevolencia, sucede lo mismo. Garnier aclara que es muy difícil controlar los pensamientos, pero para arreglar los malos potenciales que creamos durante el día, tenemos la noche. Hay que controlar el adormecimiento y el estado en el que nos vamos a dormir. Si logramos saber que cada noche, nuestro cuerpo energético irá a buscar los mejores potenciales que necesitamos en este tiempo, vamos a dormir “como niños” porque al otro día a través de intuiciones y otras formas, lo que actualizaremos en nuestra vida será la mejor experiencia que podamos tener, sea cuales sean las circunstancias que estamos viviendo. Esto sucede por una ley y por un mecanismo que se puede profundizar en sus libros y en sus conferencias. Cuando nos vamos a dormir abrumados, lo que recibimos al otro día, es información de la misma frecuencia.¿Creer o no creer? Esa interrogante marca la diferencia.

publicado 22 Enero 2021

Auschwitz: entre lo particular y lo universal del Holocausto

“El tren paró, nos hicieron bajar y lo que vimos fue un edificio con una chimenea grande que salía humo. Nosotros ya habíamos oído lo que pasaba en Auschwitz, y veíamos entrar grupos (en este edificio) y no salía nadie.”Gitla Kajman archivo digital Centro Memoria Viva“Cuando llegamos a Auschwitz, llegó con nosotros un transporte de Hungría. A estos húngaros los mandaron directamente a la cámara de gas. A nosotros nos hicieron la selección, una fila a la derecha y una a la izquierda. Un lado iba directamente a la cámara de gas y el otro no (eran los jóvenes aptos al trabajo forzado)”.Juan Lamac archivo digital Centro MemoriaVivaEl día 27 de enero de 1945, es el día que marca el aniversario de la liberación del campo de concentración y extermino nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas. En noviembre del 2005, las Naciones Unidas eligieron también esta fecha como el día internacional de conmemoración de las víctimas del holocausto.Es un evento que nos invita a reflexionar sobre la tragedia particular, ocurrida a nuestro pueblo y a la vez sobre las implicaciones universales de tal atrocidad en el mundo y posteriores genocidios.Comprendamos en primer lugar los términos utilizados. El término genocidio es acuñado en 1943 por el abogado judío polaco Raphael Lemkin, quien emigró a Estados Unidos en 1941 huyendo de las persecuciones nazis.Es una palabra híbrida que viene del griego “genos” (familia, tribu, o raza) y del latín “cidium” (acción de matar o su resultado). Lemkin comenzó a interesarse en los genocidios, a partir del intento de exterminio deliberado, que cometió el gobierno otomano contra sus súbditos armenios durante la Primera Guerra Mundial.Por su parte, el término holocausto tiene su origen en la palabra greco-latina holocaustum y significa "totalmente quemado" o "sacrificio en fuego” y, a pesar de ser un termino bastante controvertido por remitirse a un sacrificio sagrado, se ha utilizado desde la década de 1980 para designar el exterminio masivo de alrededor de seis millones de judíos por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.En Israel, se utiliza el término hebreo Shoah, que significa "destrucción" o "catástrofe", ya mencionado en 1948 en su declaración de independencia.Sin embargo, muchos asocian el termino Auchwitz al holocausto, y esto se debe a los juicios penales en Polonia en la década de 1940 y en Frankfurt en la década de 1960, cuando se dieron a conocer las atrocidades cometidas allí y, "Auschwitz", se convierte en sinónimo del asesinato en masa de judíos ordenado por el régimen nazi. Es así como el mayor campo de concentración y exterminio nazi construido en suelo polaco se tornó en el símbolo de este genocidio.Auschwitz se convirtió en el símbolo de la utopía nazi de un nuevo orden social, de un mundo ordenado por razas, en el cual los alemanes están en el tope de la pirámide racial como los amos supremos, mientras que afuera de la pirámide, considerados como anti-raza, están los judíos, vistos como el satán, el principal enemigo de Alemania, y de la humanidad entera.Fue en nombre de esta utopía, dice el Profesor en estudios del holocausto Yehuda Bauer*, de un nuevo mundo racialmente dividido, que “la mayoría de los alemanes fueron persuadidos a cometer asesinatos masivos, incluyendo por lo menos tres genocidios; en contra el pueblo polaco, en contra los romaníes (gitanos) y en contra los judíos”.Según el mismo historiador, no es una exageración decir que la muerte de millones de personas ocurridas durante la Segunda Guerra Mundial y la destrucción de países y culturas, fueron causadas en gran parte por el odio hacia los judíos.Saul Friedlander, sobreviviente y también historiador, acuñó el término antisemitismo redentor para describir el antisemitismo nazi. Éste ve a los judíos como una anti-raza y una amenaza para el mundo. Los judíos, su mera existencia, es un elemento destructivo que contamina la humanidad y que es un riesgo para la existencia de un orden racialmente natural.Es innegable que el antisemitismo es un pilar central en la idolología nazi y que los judíos fueron víctimas de un genocidio llevado al extremo, pero las implicaciones de este genocidio son universales.Igualmente, no podemos olvidar que los judíos no fueron las únicas víctimas del régimen nazi, como ya he dicho anteriormente los romaníes y polacos sufrieron igualmente un genocidio. Así como también los homosexuales, los discapacitados, los testigos de Jehová, los opositores políticos y todos aquellos que no encajaban en este “nuevo orden racial” fueron perseguidos y asesinados en mayor o menor intensidad. Auschwitz simboliza toda esta atrocidad.Daniel Muchnik, en su libro Los genocidios del siglo XX, escribe que “el siglo XX puede identificarse como el reino absoluto de la violencia llevada al extremo”. Infelizmente fue un siglo marcado por asesinatos de civiles, soldados y prisioneros de guerra por gobiernos y organizaciones políticas en nombre de alguna utopía.R.J. Rummel en su libro Statistics of genocide since 1900, estima que durante el siglo XX los gobiernos mataron más de 150 millones de hombres mujeres y niños. Dentro de todos estos asesinatos se enuentran los seis millones de judíos asesinados por los nazis y considerados el caso más extremo de genocidio vivido por la humanidad.¿Pero por qué categorizar el holocausto como un genocidio llevado al extremo?Existen algunos paralelismos entre el holocausto y otros genocidios, el principal de ellos, según Bauer es que “el sufrimiento de las víctimas es el mismo. Asesinato es asesinato, tortura es tortura, violación es violación, hambre, enfermedades, humillación son factores comunes en todos los asesinatos masivos. No existe genocidio mejor o peor que otro y ninguna persona es más víctima que otra”.La utilización de la mejor tecnología y una burocracia eficaz por parte de los perpetradores, son otros elementos comunes que podemos encontrar.Pero en el holocausto, defiende Bauer,, vemos elementos que no encontramos en otros genocidios que le precedieron, como, por ejemplo, el intento de universalizar el genocidio, extrapolar los límites del territorio ocupado y/o conquistado. La obsesión por encontrar, registrar, marcar, humillar, desposeer, concentrar y matar a cada persona que tuviera tres o cuatro abuelos judíos en su línea genealógica, en cualquier parte del mundo, independiente de su nacionalidad o declaración religiosa, no tiene antecedentes.El gobierno otomano, por ejemplo, que durante la primera guerra intentó un exterminio sistemático de sus súbditos armenios, nunca salió de su territorio en busca de armenios, ni mucho menos descendientes de armenios por el mundo.Otro elemento defendido por el historiador que discrepa de los demás genocidios es la ideología por sobre el pragmatismo. La propia lógica en el proceso de deshacerse de los judíos no fue pragmática, primero se planeó la emigración, después la expulsión y finalmente el asesinato.  En más de un momento durante el período de guerra la decisión fue de matar a los judíos trabajadores esclavos en momentos en los cuales más eran necesarios y cruciales para la fuerza militar alemana en la guerra. La segunda guerra mundial (la lucha de Alemania por el espacio vital) y el holocausto (el asesinato masivo de los judíos) fueron dos guerras paralelas inversamente proporcionales. Cuando los nazis empiezan a perder la segunda guerra (con la derrota en Stalingrado a principios de 1943) es cuando escalan en el asesinato masivo de los judíos. Si hubiesen seguido una lógica capitalista práctica, afirma Bauer, “hubiesen robado toda su propiedad y utilizado a los judíos como esclavos para su propósito, como hicieron con los polacos, por ejemplo”. Pero su lógica era otra, era la ideología de liberarse de los judíos del mundo.El holocausto no tuvo precedentes, pero infelizmente se ha tornado uno, y otros genocidios lo siguieron y siguen ocurriendo en pleno siglo XXI.Frente a este hecho Bauer nos invita a reflexionar sobre algunas preguntas: ¿Qué significa eso para la humanidad? ¿Es posible evitar otros genocidios? ¿Es el ser humano capaz de vivir en coexistencia con el otro a pesar de sus diferencias?En Memoria Viva creemos que sí. Indudablemente es una tarea ardua, lenta y difícil, pero no imposible. Creemos que, a través una educación basada en valores de respeto, solidaridad, coexistencia y humildad, podemos, por medio de los relatos de nuestros sobrevivientes y refugiados, entregar herramientas de reflexión, debate, pensamiento crítico y toma de decisiones que son fundamentales para la formación ciudadana y para, finalmente, hacer de este mundo un lugar mejor.Algo que debemos aprender del holocausto, lo destaca Bauer, y que nos llena de esperanza, es la actitud de las personas que rescataron judíos durante el holocausto arriesgando sus vidas. Ellos son denominados “Justos entre las Naciones” y hasta el momento Yad Vashem ha registrado 27.712 nombres (dato con fecha de 1º de enero de 2020). Sus actos nos demuestran que a pesar de que el ser humano es fácilmente persuadido a cometer asesinatos y/o ser observadores pasivos ante el dolor ajeno guiados por una utopía, existen personas que eligieron ayudar y salvar otros seres humanos en riesgo. Con eso entendemos que nuestros actos finales dependerán de nuestra educación y valores.El tema que eligió la UNESCO para la conmemoración del 2021 se denomina “Enfrentando las secuelas: recuperación y reconstitución después del Holocausto”.Una parte integral del proceso dereconstitución fue el registro preciso del relato histórico de lo que sucedió antes y durante el Holocausto. Desafiar la negación y distorsión de los hechos históricos se entrelazó en los procesos de recuperación y reconstitución.Memoria Viva es el principal archivo de historia oral sobre la memoria de los refugiados y sobrevivientes de la Shoá que se albergaron en Chile. Hace once años que el Centro Memoria Viva viene recuperando, recompilando, registrando, preservando y difundiendo los relatos y testimonios de los refugiados y sobrevivientes del holocausto que encontraron en Chile un abrigo contra la opresión nazi.Ya contamos con más de 140 testimonios archivados y digitalizados. Hoy en el 2021, están con vida alrededor de 400 mil sobrevivientes del holocausto en el mundo, en el 2030 tendremos alrededor de 100 mil. El doctor Alexander Avram, director de la base de datos de Yad Vashem dijo en el 2017, “cada nuevo nombre es una pequeña victoria contra el olvido”.Tenemos un compromiso con lo universal, que es la educación para un mundo mejor, a partir del holocausto y los demás genocidios, y a la vez un compromiso con lo particular, la memoria colectiva de nuestro pueblo. La recuperación y reconstitución que hacemos a partir de los testimonios tiene como objetivo también saber quiénes somos, de dónde venimos, cómo vivíamos, con qué soñábamos para conocer lo que perdimos como pueblo judío.Son secuelas muy difíciles de medir en términos concretos; son sueños, proyectos, cultura e ideas que fueron borradas con las millones de vidas asesinadas. Creemos que, solamente conociendo este pasado en común, podemos seguir escribiendo el futuro de nuestro pueblo. Lacultura la creamos dialogando con nuestras raíces.En este día, nosotros, el Centro Memoria Viva, queremos homenajear la memoria de las víctimas y sus familiares reafirmando nuestro compromiso por mantener viva la memoria de nuestro pueblo ya la vez la lucha contra todo tipo de intolerancia como el antisemitismo, el racismo y todas las formas de prejuicios.Terminamos con el llamado de Yehuda Bauer frente al Bundestag (parlamento federal) alemán en el 27 de enero de 1998, “Yo vengo del pueblo que entregó los Diez mandamientos al mundo. Necesitamosacordar tres mandamientos más, que son: “Ustedes, sus hijos y los hijos de sus hijos no serán nunca perpetradores"; "Ustedes, sus hijos y los hijos de sus hijos nunca se permitirán jamás convertirse en víctimas"; y "Ustedes, sus hijos y los hijos de sus hijos nunca, pero nunca, serán espectadores pasivos de asesinatos en masa, genocidio o (esperemos que nunca se repita) de una tragedia similar al Holocausto".  *El profesor Yehuda Bauer es un historiador y erudito israelí del Holocausto. Es profesor de Estudios del Holocausto en el Instituto Abraham Harman de Judaísmo Contemporáneo en la Universidad Hebrea de Jerusalén.Convertido en uno de los mayores expertos en la historia del Holocausto, en 2000 fue nombrado asesor principal del Foro sobre Holocausto celebrado en Estocolmo por iniciativa del International Holocaust Remembrance Alliance).  

publicado 22 Enero 2021

3 claves judías en la vacunación

Las expectativas de alcanzar una pronta solución a la pandemia se depositaron en una vacuna. Esto llevó a gobiernos, centros de investigación y farmacéuticas a librar una carrera por desarrollar la vacuna más efectiva contra este virus. Sin embargo, el mundo se ha dividido entre aquellos que quieren ser pioneros en recibir esta medicación y aquellos que la rechazan y fomentan la no vacunación. En medio de tanta incertidumbre, es apropiado volver a las fuentes judías y estudiar cuál es la recomendación que nos brinda la sabiduría de nuestros textos. Ante esto el rabino David Golinkin en el texto “Does halakhah require vaccination against dangerous diseases such as measles, rubella, polio and Covid-19?” entrega la respuesta halájica ante tal disyuntiva, abarcando diversos textos relevantes a lo largo de la historia del pueblo judío. A partir de ello y a la luz de nuestras fuentes, se pueden desprender tres argumentos que servirán de ayuda en la decisión de vacunarse contra el coronavirus. Para comenzar, es relevante centrarnos en el rol del médico y el paciente. Hemos podido ver que desde el comienzo de la pandemia, los médicos se han puestos “sus capas” y como superhéroes han dado todo de sí para protegernos del coronavirus. Esto se condice con el rol que nuestra tradición le atribuye a los doctores, que están obligados a curar y esto constituye una gran mitzvá, donde salvar una vida (Pikuah Nefesh) reemplaza a casi todos los mandamientos de la Torá. Por lo tanto, se puede determinar que el médico está obligado por ley a sanar a los enfermos, y esto está incluido en el comentario (de los Sabios Talmúdicos Bava Kama 81b; Sanedrín 73ª) al versículo “y restaurarás a él” (Dvarim 22:2) - incluyendo su cuerpo (Shuljan Aruj Yoreh Deha 221:4). Asimismo, cobra vital importancia el rol del paciente, que frente a situaciones como las que debemos vivir con la pandemia, debe obedecer las advertencias y sugerencias de los médicos (Rabbi Ovadia Yosef en Yehaveh Da’at, vol. 1, 6 6 No. 61). Ahora que podemos visualizar cómo nuestra tradición concibe la relación médico-paciente, tenemos la posibilidad de extrapolar lo mencionado y relacionarlo con algo que todo médico tuvo que recitar: El Juramento Hipocrático. La última versión de este texto, aprobada en octubre del 2017, hace hincapié en “velar con el máximo respeto por la vida humana”, cuidando la salud y bienestar de cada paciente. De este modo, es evidente que el médico es una figura relevante para la sociedad que debe ser estimada, respetada y escuchada. Al proseguir con el estudio de nuestras fuentes es fundamental destacar el rol de cada individuo en el entorno en el que vive. Así, en Vaikrá 25:36, se plantea que “tu hermano vivirá contigo”, otorgándole a cada ser humano este status. Este concepto se asocia con la idea de “amar al prójimo como a uno mismo”. De acuerdo a esta afirmación, si alguien no se ama ni tiene afecto por sí mismo, tampoco amará a su entorno.No obstante, nuestras fuentes nos dicen que incluso es más importante procurar el bienestar de nuestros “hermanos” que el propio. Esto se evidencia en el Talmud Bava Kama 23a, al comentar que “Una persona debe tener más cuidado de no dañar a otros que no ser perjudicado”.Lo mencionado se asocia con una frase que se ha hecho patente en el periodo de pandemia, que es el “no me importa”. Este discurso, que también es comentado en Mishne Tora, Leyes de asesinato 11:5, nos lleva al mero egoísmo. La crisis mundial que estamos viviendo se ha intensificado por el “no me importa”, que ciega a las personas y les impide darse cuenta que la responsabilidad de cuidarnos es colectiva, donde al dejar de preocuparse de la salud e integridad individual se afecta directamente al entorno. Así, nuestros hermanos carecerían de un guardián en el momento en que más lo necesitan.Por último, al remitirnos completamente a la teología judía, Iejezkel 18:4 nos plantea que todas las almas pertenecen a D’s, por lo que al dañarse a sí misma un alma judía, iría en contra de la creación a “imagen y semejanza” de Él.Asimismo, el Jafetz Jaim, Likutei Amarim nos plantea que “alguien que camina sin vacuna durante una pandemia, se pone en peligro sin motivo alguno y no tiene derecho a sabotear la creación de D’s”.A modo de conclusión, siguiendo el lineamiento del Rabino David Golinkin, existe una obligación halájica para los judíos de vacunarse a sí mismos y a sus hijos, a menos que sus médicos determinen que es peligroso que esa persona en particular sea vacunada debido a una condición preexistente.Del mismo modo, de acuerdo a la Halajá, se permite que una sinagoga o escuela en cualquier parte del mundo o el gobierno del Estado de Israel promulgue un decreto (Takaná) o reglamento que determine la obligación de recibir una vacuna para ingresar a centros comerciales, escuelas, teatros, sinagogas, etc.   De esta manera, conociendo el rol del médico y paciente, entendiendo la responsabilidad colectiva que implica esta pandemia y acercándonos a nuestra teología y fuentes, podremos tomar una decisión frente a la inminente vacunación.

publicado 15 Enero 2021

Los judíos marroquíes

El 10 de diciembre de 2020 la prensa internacional comunicaba que el Reino de Marruecos y el Estado de Israel acordaban normalizar sus relaciones bilaterales como resultado de negociaciones patrocinadas por la administración Trump. Marruecos se convertía así en un país árabe más que se establecía relaciones formales con Israel junto a Egipto (1979), Jordania (1994), sumándose en 2020 Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán.El acuerdo entre Israel y Marruecos estuvo condicionado a que el gobierno de Estados Unidos aceptara la posición marroquí en la disputa sobre el Sahara Occidental lo que levantó protestas en varios sectores que consideran que ese conflicto debe ser resuelto entre las partes involucradas al amparo del derecho internacional. El acuerdo israelo-marroquí incluye la reapertura de una oficina de comunicación tanto en Rabat como en Tel Aviv mismas que fueron cerradas en el año 2000 con el estallido de la segunda Intifada palestina que generó que las relaciones entre ambos países se dieran en el plano informal, también se plantea la posibilidad de vuelos directos y la ampliación en la cooperación e intercambio comercial y tecnológico. Más allá de la polémica generada por los acuerdos, las protestas de los líderes palestinos a estos procesos de normalización, (mismos que consideran en detrimento de su causa) y las especulaciones de analistas sobre el futuro de dichos pactos bilaterales en la era post Trump, el caso de Marruecos nos lleva a recordar la presencia judía en el Medio Oriente en general y en el territorio marroquí en particular. Marruecos, país de 35 millones de habitantes, está compuesto por diferentes grupos étnicos entre los que destacan los árabes, bereberes arabizados, bereberes y judíos. Se calcula que el 40% de la población marroquí es bereber (los habitantes originales de la zona) mientras que la población árabe traza su pasado a los moros expulsados de la España en el siglo XV. Tanto bereberes como árabes son musulmanes sunitas. Los judíos han vivido en el territorio del actual Marruecos desde la destrucción del Templo judío en el año 586 AC. Migraciones judías originadas por la destrucción del segundo Templo en el año 70 DC engrosarían la presencia judía en Marruecos así como la inmigración sefaradí proveniente de España siglos después. Con la llegada del Islam a Marruecos el poder político lo han detentado idrisíes, almohades y alawitas sharifas de los cuales provienen sultanes que sostienen descender del profeta Muhammad y se instalaron en ciudades como Fez y Marrakesh desde las cuales gobernaban. Abierto al comercio e influencia europea desde fines del siglo XIX, Marruecos ha sido un punto de encuentro de diferentes intereses internacionales, lugar de rebeliones internas y también del florecimiento de la vida judía. La vida judía en la zona dependía no sólo del beneplácito de los sultanes marroquíes sino también de la protección de jefes tribales bereberes entre los cuales se desarrolló la vida comunitaria judía previa al siglo XX. Los asentamientos judíos tempranos, denominados toshavim precedieron a la llegada sefaradí por siglos. Los sefaradíes, llamados megorashim en Marruecos, lograron dominar el mundo judío pocas décadas después de su llegada al estar más educados que los nativos toshavim, con más contactos comerciales con Europa y con mayores recursos económicos. A este mundo judío se sumarían unos cuantos judíos ashkenazíes que se asentarían en Marruecos huyendo de los pogroms rusos y que se asimilarían al ambiente sefaradí dominante. Los judíos de Marruecos mostrarían también una diversidad lingüística interesante pues si bien todos hablaban árabe y muchos francés, el hakitia (una variante del español), el judeo árabe y los dialectos bereberes continuarían siendo parte de la cultura e identidad judía marroquí. El siglo XX sería testigo de un cambio paradigmático negativo para la vida judía en el Medio Oriente árabe. SI bien, como lo recuerda Bernard Lewis en su libro “The Jews of Islam”, el antisemitismo moderno y racial de corte europeo era prácticamente desconocido en los países árabes durante los siglos XVIII y XIX también es cierto que a partir de la década de los treinta del siglo XX se importaron muchas teorías raciales y antisemitas al mundo musulmán. Los nazis y sus aliados regionales se encargarían de promover un antisemitismo radical que, aún hoy, sigue estando muy presente en los países del Medio Oriente.Si bien en un primer momento muchos judíos marroquíes apoyaron y participaron del nacionalismo marroquí moderno la gran mayoría se alejaría del mismo al radicalizarse sus posturas judeófobas y fascistas. Con la ocupación alemana de Francia en 1940 y el posterior establecimiento del gobierno de Vichy la situación judía en Marruecos se vio amenazada gravemente. En un gesto histórico que continúa estando presente en la memoria colectiva judía marroquí el Rey Mohammed V, al entrevistarse con líderes nazis para discutir el futuro de los judíos de su reino, dijo “no hay ciudadanos judíos, no hay ciudadanos musulmanes, todos ellos son marroquíes”. Las décadas de los cincuenta y sesenta del siglo XX verían un gran decrecimiento de la población judía en todos los países árabes, incluido Marruecos. Si bien en el caso marroquí la situación no fue tan grave como en Irak o Siria, la vida judía marroquí se vio afectada por el conflicto árabe-israelí. Muchos judíos marroquíes optaron por el exilio y se radicaron en Europa, América e Israel en donde han formado comunidades importantes que aún hoy conservan sus costumbres culturales propias. Los acuerdos de normalización entre Israel y algunos países árabes abren muchas ventanas de oportunidad entre las cuales están el abordaje del conflicto palestino-israelí desde ópticas innovadoras y pragmáticas, la visualización y recuperación del carácter tolerante y diverso del mundo árabe/musulmán y la revitalización de la vida judía de un Medio Oriente que por muchas décadas ha estado sumido en el caos y la violencia. Esperemos que el caso marroquí rinda frutos más allá de los intereses políticos y los obstáculos que muchos vislumbran en el camino hacia una paz justa y verdadera para todos los habitantes de la región. 

publicado 08 Enero 2021

Aprende a enfrentar el cambio

En la actualidad, el cambio ha pasado a ser más que “un acto de voluntad”, “un acto de necesidad” y tanto las empresas como las personas han de afrontar cambios constantes en su vida personal y profesional. Si analizamos las empresas y profesionales que triunfan, podemos ver que en su gran mayoría lo que les ha proporcionado el éxito es su capacidad de cambio.Seguro que conoces a profesionales que gracias a hacer un cambio, en muchos casos radical, como una “reinvención profesional”, han sabido mantenerse en el mundo profesional y construir una nueva carrera en su ámbito o en otro distinto.Pero, ¿por qué, si tenemos clara la importancia y la necesidad de cambio, nos cuesta tanto cambiar? ¿Por qué nos resistimos a los cambios?La resistencia al cambio es un proceso natural que viene motivado por “la incertidumbre” que genera pasar de un “estado cotidiano, conocido, y controlable”, a un “estado nuevo, desconocido, y en apariencia no controlable”.“Tenemos tanto miedo al cambio, que muchos nos aferramos a mecanismos de defensa como el autoengaño, la resignación, la arrogancia o la pereza para no cuestionar las creencias con las que hemos creado nuestra identidad”.Te reconoces en alguna de estas frases: “¿Y si sale mal?”, “Lo de antes era mejor”, “Siempre que he cambiado, ha habido problemas”, “¿Para qué cambiar si ya me va bien?”, “Ya me lo pensaré”, “Ya lo haré”, “¿Y si no lo sé hacer?”.Para poder asumir los cambios en tu día a día, a continuación te describo una serie de estrategias que seguro te van a facilitar cualquier proceso de cambio.Pensar que es normal que tengas miedo: ya que todo cambio implica pasar de tu zona de confort (lo que conoces y controlas) a una zona nueva (desconocida y por tanto incierta y no controlable). Aceptar el miedo y no resististe a él es la mejor manera de superarlo: “Lo que se resiste, se persiste”.Ten en cuenta que la incertidumbre siempre va a existir. No tenemos una bola de cristal para prever o conocer el futuro y nunca podremos prever una situación futura al 100%. Lo que sí podemos hacer es conocer, prevenir y prepararnos.Busca información sobre el cambio. Tanto sobre el cambio en sí mismo como sobre la manera de hacerlo y las competencias (habilidades-conocimientos-actitudes) necesarias para llevarlo a cabo. Asesórate recurriendo a profesionales expertos en el tema y pide consejo a colegas (con criterio) que lo hayan hecho antes y que para ti sean referentes. Además, fórmate en esas competencias. Todo esto aumentará tu seguridad.Piensa en otros cambios que hayas hecho antes. Te puede ayudar a reforzar la confianza en tus capacidades y también te puede permitir descubrir que competencias, pensamientos, estrategias, etc. te ayudaron a realizarlos y utilizarlas en la nueva situación.Analiza la “calidad de tus pensamientos”. Evidentemente en la vida hay situaciones difíciles, pero pregúntate: ¿dónde pongo el foco, en lo bueno o en lo malo? ¿Dónde me centro, en los obstáculos o en las oportunidades? ¿Veo el vaso medio vacío o medio lleno? Para tomar conciencia de la calidad de tus pensamientos, te invito a que durante dos días anotes los pensamientos que generas ante los acontecimientos de tu día a día y después sumes los negativos y positivos y compares la proporción.Abandona tus pensamientos catastrofistas y negativos. Busca aquellas situaciones de tu vida en que antes de realizarlas, te parecían difíciles, imposibles de hacer, inalcanzables, etc. y luego cuando las superaste te diste cuenta que no era para tanto y que eran más fáciles de lo que pensabas.Analiza qué puede pasar si llevas adelante este cambio o si este fracasa. Contrasta lo positivo y lo negativo, y articula un plan de acción para gestionar lo negativo e incluso el fracaso. También pregúntate: ¿qué es mejor, haber sido capaz de intentarlo, de arriesgarme o no hacer nada?Ten en cuenta que el perfeccionismo en muchas ocasiones puede ser un gran freno para el cambio. El querer “que todo salga bien”, “que la solución sea de 10” y “que todos queden contentos” es una utopía. Márcate objetivos realistas, un 7 o un 8 también están muy bien y te será más fácil de alcanzar. Además, a veces la solución solo puede ser de 5. Pero lo importante es ¡que haya una solución!Realiza los cambios poco a poco. Querer realizar o implementar un cambio de golpe puede llevarte al fracaso y, por tanto, a la decepción. Trocea el camino, diversifícalo en etapas y además haz que estas etapas sean fáciles de superar, pues así te será más fácil hacerlo y el ir superando etapas servirá para animarte. Si nunca has hecho ejercicio, comprometerte a andar todos los días 10 minutos es bastante más realista y realizable que querer ir todos los días al gimnasio.Haz pequeños cambios en las distintas esferas de tu vida. Esto te ayudará a desarrollar tu capacidad de flexibilidad y adaptación. Estos cambios pueden ser tan simples como: variar las rutas habituales para ir al trabajo o a lugares habituales, variar las comidas, el tipo de lectura, realizar un nuevo hobby, visitar sitios nuevos, ver series o programas nuevos, etc. Con ello en tu cerebro se estarán creando nuevas conexiones neuronales.Aparte de tener en cuenta las estrategias anteriores, habrás de tener en cuenta las siguientes:-Piensa que todos somos y pensamos diferente. Por muy bueno que para ti sea el cambio, los demás pueden no verlo igual y van a poner en marcha “sus resistencias”.-Trabaja sobre todo el conocimiento del cambio y las competencias necesarias para asumirlo. -Proporciona toda la información posible sobre el cambio. Dales información sobre: en qué consiste, cuál es su objetivo, pros/contras, cómo se puede llevar a cabo, fases de realización, cómo puede afectar a las personas, al trabajo del día a día, a los clientes, qué tendrán que hacer, etc.-Ayúdales a vencer su posible sensación de incapacidad o dificultad y pensamientos como: “No podré”, “No voy a ser capaz”, etc. Para ello, dales los medios y recursos para hacer lo que van a tener que hacer a través de formación, mentoring, seguimiento, etc. Busca desarrollar sus habilidades y proporcionarles seguridad sobre sus metas.En la Parashá de esta semana en el libro de Shmot, Moshé trabaja cada una de estas dimensiones.Él podría haberse acomodado a la comodidad del palacio, pero se atreve a emprender un cambio que implicará asumir riesgos y caminar en un mundo con incertidumbre.Pero lo hace y enfrenta sus miedos, y se reinventa una y otra vez.

publicado 31 Diciembre 2020

Tu historia antes de nacer

“Aquello que no se ve, crea lo que se ve”. Estas son las palabras del doctor Salomon Sellam, uno de los referentes actuales en biodecodificación y terapias psicoenergéticas enfocadas en el análisis y conocimiento de la historia trasgeneracional del individuo y de cómo esta afecta actualmente nuestras vidas de forma consciente e inconsciente. Dentro de esta línea de estudio, nos encontramos con dos métodos para abordar esta información. Uno de ellos es la psicogenealogía (estudio del árbol genealógico desde la perspectiva psico-energética) donde la exploración del árbol nos permite acceder a una información que, aunque no la veamos, existe y conforma nuestra realidad actual, que -aun teniéndola delante o accesible- nunca le hemos prestado atención o hemos considerado su importancia.Explorar el árbol genealógico es adentrarse en un lenguaje nuevo, es acercarse a nuestra realidad desde otra óptica, con otra lectura, es tomar conciencia de los movimientos internos inconscientes que han conformado nuestra vida tal y cual como la vivimos ahora. Este estudio nos reconoce como engranaje importen de una cadena de sucesos que no son al azar, parte de un clan con un lugar y un rol dentro del sistema, siendo todo tu entorno y circunstancias tu motivo de aprendizaje y de perfeccionamiento como propósito de vida.El otro método de abordar este tipo de información se llama “Proyecto Sentido”:  Propone que todos los seres humanos somos el proyecto de nuestros padres y familia, somos concebidos por causas y motivos conscientes e inconscientes y gran parte de nuestro devenir gira en torno a esto.El Proyecto Sentido para la mayoría de los autores es un período que abarca desde los nueve meses antes de la concepción, que se estudia desde la perspectiva inconsciente de los padres, pasando por gestación y parto, hasta los tres primeros años de vida aproximadamente. En este periodo de tiempo, todo lo que le ocurre a los padres (sus problemas, sus emociones, su forma de percibir el mundo, etc.) es conducente del ser que cada uno será en su vida. En este período, incluso antes de la concepción se escribe nuestra historia en gran medida, se determinan gran parte de nuestros patones y programas, tanto conscientes como subconscientes.Por eso, es fundamental conocer a fondo cada uno de estos períodos. Somos eslabones de una gran cadena, formamos parte del engranaje de algo mayor. La importancia de hacernos conscientes de esto es fundamental para sanar y perdonar cualquier dolor. Lograr No mirar el mundo desde la perspectiva de nuestro super ego desvinculado y fragmentado, nos permite elegir libremente la propia misión, el propio sentido que daré a mi vida. El propósito que conscientemente elijo para mí. No es necesario conocer la historia desde la perspectiva consciente, el análisis se basa desde el síntoma del tratante, ya sea emocional o de otra índole. El relato presente lleva a la información necesaria para descubrir en qué lugar está el hito que sostiene el síntoma.No le temamos a explorar tu historia a abrirte a nuevas experiencias que te permitan llegar a una experiencia transformacional que abra nuevas formas de ser y hacer desde el entendimiento profundo de que nada de lo que nos pasa es casual y que podemos elegir ser protagonistas de nuestras propias vidas.

publicado 31 Diciembre 2020

El año del trabajo desde casa

Mientras se acerca el fin de un año absolutamente impredecible, puede parecer algo audaz predecir lo que el destino depara para 2021.   Sin embargo, hay una  gran tendencia que surge de la crisis de COVID-19 y que influirá en todo, desde la ecología hasta la economía, atención médica y el estilo de vida en 2021: el concepto “TDC” o trabajar desde casa.   Hoy, esa sigla es parte del vocabulario global y está presente muchas de las predicciones que se presentan a continuación.   CÓMO VIVIMOS Y TRABAJAMOS   Lior Fisher Shiloni y su compañera Nataly Izchukov predijeron que la tendencia de trabajar en el hogar seguirá impulsando los productos y prácticas de cuidado personal: cosméticos, suplementos que estimulan el sistema inmunológico, rutinas de ejercicios hogareños, la organización y la nostalgia.   “Vemos un renacimiento de lo nostálgico porque en tiempos de crisis, la sociedad tiende a pensar en lo bueno que fue el pasado. Incluso notamos contenido en Netflix que es mucho más nostálgico y retro en su apariencia visual, expresó Fisher Shiloni.   Con el TDC como absoluto dominador del panorama previsible, la empatía, según Eitan Chitayat, será sinónimo de 2021.   “La interacción personal en 2021 será un juego completamente nuevo en el que las conexiones entre las personas deberán adaptarse”, manifestó Chitayat, que produjo el video, “Ella es esa mujer”, con 12 personas trabajando desde sus casas en diferentes sitios. Chitayat también narró que “mientras alguien hace una presentación en línea a un cliente, el hijito del primero entrará a la habitación reclamando atención” o tendrá una obligación familiar durante las horas de trabajo y el jefe tendrá que entender.   “Todos tendremos que ser más empáticos y flexibles, y no solo en la programación sino en términos humanos”, dijo.   “El TDC cambió la forma en que la gente se viste y decora sus casa señala. Ahora, nuestro hogar es parte de nuestros accesorios, parte del mensaje que transmitimos al mundo sobre quiénes somos. En lugar de usar fondos virtuales en las reuniones de Zoom, la gente invertirá dinero en la decoración de su hogar”, profetizó Liraz Cohen Mordechai, cuyas conferencias y presentaciones giras de moda se han volcado en gran parte al universo en línea.   Cohen Mordechai remarcó que las personas ya no usa pijamas para trabajar sino que se viste de manera más cómoda pero presentable. “La gente también busca artículos sustentables y de producción local, lo que obliga a los diseñadores y comerciantes locales a ofrecer y mejorar las plataformas de ventas en línea”, afirmó la especialista.   CÓMO ACCEDEMOS A LA ATENCIÓN MÉDICA De acuerdo con Shai Policker, 2021 presagiará un avance sin precedentes de las soluciones que respaldan la monitorización, el diagnóstico y el tratamiento remotos.   “La pandemia de COVID-19 creó un impulso significativo para que la medicina se alejara de los hospitales tanto como fuera posible, y que los diagnósticos y la atención terapéutica se trasladaran a los hogares. Estas innovaciones ya tienen mucho más espacio que antes”, dijo Policker.   Un ejemplo es el chaleco inflable programable de Synchrony Medical para pacientes con afecciones respiratorias crónicas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).   Desarrollado en colaboración con el ARC del Centro Médico Sheba, esta solución doméstica imita la fisioterapia respiratoria hospitalaria, un campo en el que hay escasez de personal capacitado en Israel.    “Los nuevos diagnósticos más rápidos y precisos, como las pruebas COVID-19 de 15 o incluso un minuto a bajo costo, deberían estar en el mercado en 2021. Esa será la próxima gran novedad además de las vacunas”, predijo Eyal Zimlichman.   Al margen del COVID-19, Zimlichman detectó un creciente enfoque en las aplicaciones de inteligencia artificial para genómica, medición remota de signos vitales, radiología y patología digital. “El Centro Médico Sheba es uno de los primeros hospitales del mundo en ser totalmente digital para lo que es patología. Los microscopios ya están fuera y eso es una gran revolución porque la telemedicina fue impulsada por el COVID-19, lo que hará que veamos el papel crucial del ‘hospital en casa’ y otros tipos de servicios que ahora son en persona”, declaró el directivo médico.   Freda Ganz explicó que la dotación de personal de atención médica será un gran problema el año que viene porque los hospitales están al límite y los sistemas de salud pública tendrán dificultades con la logística para administrar vacunas de manera amplia y rápida.   “Cuando llegó el COVID-19, todos estaban preocupados por los respiradores y las camas pero el principal problema terminó siendo la mano de obra. Y esto lo vimos en todo el mundo. En 2021, las unidades de cuidado intensivo deberían tener suficiente personal para atender a los pacientes y estar bien capacitadas. Esta es la problemática real de la actualidad”, dijo Ganz.   CÓMO INNOVAMOS E INVERTIMOS   Según Tzahi Weisfeld, el TDC está causando un estancamiento creativo en empresas grandes y pequeñas, atrás quedaron las sesiones de “tormenta de ideas en persona”, las conversaciones más interesantes, las horas más felices y otros desencadenantes de ideas innovadoras y colaboraciones.   “Los directores, ejecutivos y fundadores de compañías tendrán que construir un mecanismo que permita la interacción real persona-a-persona con el trabajo desde casa porque todos están sufriendo el mismo problema”, manifestó el experto.   Para las nuevas empresas israelíes, el lado positivo de todo se da en las conexiones que se están forjando con, por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos porque presentan nuevas oportunidades de financiación y clientes.   Recientemente, Weisfeld se reunió cara a cara con algunos de sus inversores de Dubái por primera vez.   “Cada vez más, el crowdfunding será la fuente de capital porque existe la necesidad de brindar herramientas sofisticadas y una plataforma adaptable que permita a las startups ponerse en contacto con personas y no solo con inversores”, afirmó Oded Eliashiv, socio gerente de BuiltUp Ventures y del brazo de inversión B-Seed de Besadno Group.   Para el año próximo, el enfoque estará en las inversiones de impacto en innovaciones relacionadas con las pandemias. “Existe la necesidad de volver a la normalidad, pero lo que todos ignoran es que estas pandemias volverán una y otra vez. Esa es nuestra nueva realidad”, describió Eliashiv.   CÓMO PROTEGEMOS EL CIBERESPACIO   Para 2021, el experto en investigación cibernética Nir Chako vaticinó profundos peligros debido a la dependencia de las empresas de comunicación por video con los empleados de TDC.   Por ejemplo, los “deepfakes” usan tecnología sofisticada para reemplazar a una persona en una imagen o video existente con la imagen de otra persona.   “Los videos y las grabaciones de ejecutivos y líderes empresariales están disponibles a través de material de marketing, redes sociales y más. Los bandidos digitales podrían coordinar los ‘deepfakes’ como un seguimiento estratégico de los intentos de phishing, que también se moverá del correo electrónico a otras plataformas como aplicaciones de chat y colaborativas para hacer que las comunicaciones manipuladas se sientan aún más auténticas”, advirtió el especialista.   Chako añadió que los atacantes también podrían usar videos manipulados de líderes ejecutivos en las redes sociales para atraer a clientes, empleados y socios a hacer clic en enlaces maliciosos y crear así nuevas y más amplias vías de ataque.   Mientras más organizaciones recurran a la nube para respaldar la comunicación con los empleados del TDC, la demanda de seguridad impulsará un nuevo enfoque llamado infraestructura como código (IaC).   Los bandidos digitales intentarán aprovechar los errores de los desarrolladores en estas aguas complejas e inexploradas. “Para combatir esto, veremos una mayor concentración en torno a la capacitación en seguridad en la nube, las mejores prácticas de IaC y el gasto adicional asignado a la seguridad del software y las aplicaciones”, expresó Maty Siman.   Las herramientas para la seguridad de las aplicaciones tendrán que funcionar más rápido, escalar a entornos en la nube y mostrar avances procesables para que los desarrolladores creen soluciones veloces antes de que los atacantes aprovechen las nuevas vulnerabilidades de software. “Los piratas informáticos explotarán cada vez más los componentes del software de código abierto, desarrollado de manera pública colaborativa, para ingresar a las organizaciones”, predijo.   “Cada año entregamos nuestros datos personales a muchas empresas nuevas en Internet como parte de nuestra vida cotidiana. En promedio, hay 350 empresas que poseen nuestra información confidencial. Desde que comenzó la pandemia, este número creció un 55 por ciento debido a una transformación digital masiva”, aseguró Gal Ringel.   Para el ejecutivo, en 2021 aumentará de forma drástica el fenómeno de la exposición a los datos del consumidor. “En última instancia, los consumidores serán más conscientes de quién tiene qué datos sobre ellos, cuáles son los riesgos digitales asociados con sus acciones y cómo estar más seguros en su vida línea”, describió.   Ringel dijo que ya es posible ver un aumento en la conciencia del consumidor. “Desde que nuestro producto se lanzó oficialmente en Europa y EEUU hace menos de un año, más de 100.000 usuarios usaron Mine para reducir su huella digital y enviaron más de 1.300.000 solicitudes de eliminación a más de 150.000 empresas en todo el mundo”, explicó.   CÓMO APRENDEMOS   “Durante la crisis de COVID-19, los usuarios de tecnología educativa pasaron de ser los primeros en adoptarla. Y fue de la noche a la mañana. Esto elevará la vara de las expectativas de manera increíble. Antes de la pandemia, las grandes inversiones en tecnología educativa en EEUU iban a capacitación corporativa, educación superior y herramientas de gestión para escuelas e instituciones. Hoy ya vemos más inversión en soluciones de aprendizaje para K-12 y en el campo del aprendizaje social y emocional. Esto último, que antes era una tendencia, fue convertido en prioridad por la crisis”, “, dijo Avi Warshavsky.   Para él, 2021 verá más énfasis en las nuevas plataformas de aprendizaje que en el contenido mismo debido a un uso sin precedentes. “Habrá más soluciones para el autoaprendizaje dentro de las escuelas físicas y tecnologías que permitan entornos de aprendizaje híbridos (hogar y escuela), que probablemente continuarán hasta 2021 y más allá”, auguró.   “Espero que el sistema de educación superior acepte más la educación a distancia”, afirmó Jonathan Braun.   El activista cree que los instructores aceptarán que los estudiantes que trabajen a tiempo parcial para pagar las tasas de matrícula no estén siempre presentes en las clases en línea en vivo ya que podrán aprender el material de las grabaciones o notas publicadas después. Braun predijo que la crisis de COVID-19 conducirá a un renovado interés en los cursos que preparan a los estudiantes para trabajos en ciencias de la Salud y Educación porque las personas se dan cuenta de su valor más que nunca. Y que habrá más educación contra la discriminación “porque las personas se vuelven más extremas y polarizadas”.     CÓMO INTERACTUAMOS CON EL MEDIO AMBIENTE   Alon Tal vaticina que la cantidad de niños y adolescentes que mueren por enfermedades asociadas con el agua contaminada (cerca de 2.200.000 millones en todo el mundo) será 1.000 veces mayor que la cantidad de ese grupo de edad que muere por COVID-19, y más que todas las muertes por coronavirus en 2020.   Más de medio centenar de ciudades costeras, incluidas varias en Israel, prohibirán el plástico en las áreas públicas, sobre todo en las playas. Sin embargo, la contaminación de los océanos seguirá planteando peligros importantes para la vida marina.   Tal indicó que el récord mundial de calor (54,4° C en el verano de 2020 en Death Valley, California) quedará atrás. La marca israelí de 49,9 ° C, medida cerca del Mar Muerto en 2019, también se romperá.   Cinco especies de animales serán declaradas extintas en la naturaleza, muy probablemente subespecies de oryx, leopardo y rinoceronte. En Israel, más de 20 kilómetros cuadrados de espacios abiertos y hábitats naturales se convertirán en asfalto, apartamentos y centros comerciales.   El precio de la energía solar y el almacenamiento caerá entre un 5 y un 10 por ciento adicional, lo que hará que la energía renovable sea mucho más barata que todas las alternativas de combustibles fósiles.   Para fines de 2021, Tal afirmó que “habrá 84 millones de personas más en el planeta e Israel tendrá 185.000 nuevos residentes mientras se apresura a cruzar la marca de los 10 millones de israelíes para fines de 2024”.   CÓMO HACEMOS NEGOCIOS   “La pandemia global de COVID-19 aceleró la digitalización en casi todas las áreas. Más que nunca, la cuestión principal en el ámbito empresarial debería ser ahora la personalización de la experiencia del cliente”, indicó Orna Kleinmann.   Para la especialista, dado que todos, desde los más pequeños en edad escolar hasta los ancianos, cambiaron a un formato en línea para las interacciones sociales, el aprendizaje, los deportes y las compras (acercarse a los consumidores finales) requiere de soluciones en línea directas, específicas e inmediatas.   “Nuestra cartera de experiencia con nuestros clientes, SAP (CX), tuvo un incremento de un 20 de rapidez respecto Al promedio de la industria desde el comienzo de la pandemia. De cara al 2021, creo que el área de CX seguirá creciendo y desempeñará un papel importante en todas las empresas inteligentes”, explicó.   “El mundo está hoy dividido en dos: el negocio de los virus y el negocio de los antivirus”, afirmó David Laxer. Y añadió: “Esto significa que la industria farmacéutica y la de ciberseguridad serán muy atractivas en el futuro. La primera por en el sector de los virus (coronavirus) y la seguridad cibernética en el negocio de los antivirus (informáticos)”.   Para Laxer, “si no estás en línea, casi no tienes derecho a existir. Los centros comerciales están cerrando y el comercio electrónico aumentó cerca de un 400 por ciento desde el inicio de la pandemia. Esta digitalización significa el recorte de trabajos. Muchas empresas se volvieron completamente digitales y el 20 por ciento de los trabajos tradicionales desaparecieron. Habrá nuevos puestos de empleo en la nueva economía pero hay que tener en cuenta que el consumidor cambió y la gente es menos conservador en sus hábitos de compra”.

publicado 31 Diciembre 2020

Respeta a tus mayores

En los años ‘70, veníamos con mis papás y hermanos a Santiago a celebrar el Seder de Pesaj en casa de mis abuelos. Estaban en la mesa las clásicas Hagadot editadas por Maxwell House, las de las tapas azules, y había otras con fotos de los “Sabios de Israel”, que en nuestra óptica de niños de la época eran unos “viejos” que estudiaban y discutían la Torá con leyendas del tipo “Caved et abija veet imeja”, “Respeta a tus mayores”, etc.  Más allá de la auto-referencia, si uestedes creen que esta historia va encaminada hacia el hoy omnipresente “buenismo”, haciendo énfasis en lo necesario que es cuidar a nuestros mayores, sigan leyendo por favor, no vamos para allá…En junio de este año me tocó asumir la presidencia de la Residencia Beit Israel. El plan que alineamos al interior del Directorio, para un primer horizonte de ejecución, consiste en separar el manejo patrimonial del de la operación, fortalecer la administración y los mecanismos de gobierno institucionales, hacer más eficiente nuestra estructura, instalar una cultura de servicio, montar un esquema efectivo de control de gestión, alcanzar el equilibrio financiero y -más importante que todo lo anterior- capitalizarnos al interior de la comunidad para atraer residentes y hacer sustentable nuestro funcionamiento.  Parece el plan estratégico de cualquier corporación, ¿no? Pues en Beit Israel ese es el enfoque que hemos decidido para este “Primer Horizonte”, uno en el que hacemos la bajada operativa o el doble-click de nuestra misión, cumplimos entregando un cuidado profesional a nuestra comunidad senior, a nuestros “viejos”, y nos manejamos con estándares de servicio del mundo privado. No basta con los grandes titulares, promesas e intenciones, y por supuesto que esas leyendas en la contratapa de la Hagadá nos inspiran y las recibimos con gusto como encargo desde la infancia. Pero sin la capacidad de ejecutar y cumplir, esas leyendas son letra muerta.Es evidente que el cumplimiento de este plan necesitará más de un año de inversión y gestión, sin embargo, ya hemos comenzado a ver los primeros “Brotes verdes”.  Después de un período sanitariamente complejo, los residentes han vuelto a ingresar y se han encontrado con habitaciones e infraestructura renovadas, un equipo profesional y motivado, y una administración reforzada, con alto compromiso, alegría y espíritu.  Mejor aún, hemos notado un interés creciente en las consultas y visitas de familias que están considerando el ingreso de sus mayores.A mediados del próximo año, ya habremos iniciado nuestro “Segundo Horizonte”, en el que probablemente la cara más visible hacia la comunidad será nuestro programa “Por el día”, en un esquema de Centro Abierto -físicamente en nuestra Residencia- pero sin la necesidad de contar con una habitación. Este Centro Abierto senior ofrecerá transporte ida y vuelta para los participantes, un nutrido calendario de actividades, entretención, cuidado y socialización. Así, continuaremos engranándonos con la comunidad y dando a conocer nuestro servicio entre quiénes puedan estar considerando esta alternativa, tanto para sí mismos, como para sus mayores. Quién esté interesado ya nos puede contactar preguntando por el “Programa Jibuk”.Al observar las tasas de penetración de los servicios de Residencias Senior de otros mercados y aplicarlas a la demografía de nuestra comunidad en Chile, sabemos que con la capacidad instalada hoy no basta para satisfacer la demanda latente.  En un “Tercer Horizonte” estamos convencidos que habrá que expandir esa capacidad.  Por supuesto, hay barreras a este crecimiento, barreras muy arraigadas en nuestra cultura como -por ejemplo- la creencia de que nuestros mayores van a estar mejor cuidados en casa, o que dejarlos al cuidado de un tercero es “falta de cariño”. Estamos convencidos que esas barreras se desvanecerán cuando nos visiten y verifiquen que nuestra Residencia podría aparecer en las fotos de las Hagadot del futuro, en señal de cumplimiento a nuestros mayores.

publicado 24 Diciembre 2020

El presente de las comunidades pide futuro

La pandemia nos transformó. Trajo consigo una invitación a quedarnos en casa, a conectarnos con lo simple de la cotidianeidad en el hogar y con aquellos que están más cerca nuestro. Pero también nos permitió conectarnos con todo lo que estaba del otro lado de la puerta. Ya no importaba si el otro estaba en otro barrio u otro país: de pronto las distancias eran las mismas.Así se acumularon intercambios, capacitaciones y consejos entre integrantes de las comunidades judías de la región. Fueron meses de trabajo conjunto para organizarnos y dar respuesta a lo urgente: desde asegurar que nadie se quede sin atención médica hasta acercar el sonido del shofar a cada judío que lo quisiera escuchar. En su sentido literal, todo Israel fue responsable el uno por el otro.  La cantidad de Zooms catalizó un proceso que hizo que los judíos de Latinoamérica constituyamos una única comunidad de más de 500.000 personas. Esta unidad es reconfortante en tiempos difíciles, y ha sido fundamental al momento de hacer frente a los hechos recientes.El próximo desafío ya no radica en estar preparados para lo que vendrá. Hemos demostrado capacidad y superado con creces este aspecto. El próximo obstáculo está en la construcción de nuevas normalidades donde tengamos comunidades prósperas y vibrantes. Para ello será necesario tener visión de futuro. ¿Pero dónde radica el futuro de las comunidades judías de América Latina?“El futuro son los jóvenes” bien podría ser una respuesta, aunque poco acertada. Porque los jóvenes no son el futuro, sino el presente. En la vorágine del mundo moderno, son los jóvenes quienes marcan la agenda de intereses, haciendo oír su voz desde el mundo virtual hasta el mundo físico. Ya no alcanza con incluirlos en una foto, es tiempo de escucharlos y potenciarlos.En el Congreso Judío Latinoamericano creemos firmemente en la necesidad de acompañar este proceso. Debemos brindarles a los jóvenes herramientas de calidad para que, al abrir su camino, abran también a las comunidades hacia un futuro sostenible. Y esto se logra con formación, tiempo y trabajo.El protagonismo de los jóvenes no es una novedad en nuestra organización. Quince años atrás creamos el programa Nuevas Generaciones. No hubo desde entonces un encuentro regional de la OEA o Asamblea de las Naciones Unidas donde los jóvenes representantes del Congreso Judío Latinoamericano no hayan podido acercar la voz de las comunidades judías a los líderes del mundo, en muchos casos, jóvenes de la comunidad de Chile.Aunque es motivo de orgullo, esto no es suficiente. Los jóvenes saben que pueden y deben ser líderes. Es nuestra responsabilidad empoderarlos y animarlos a dar ese paso hoy. De nada sirve prepararlos teóricamente para lo que vendrá si no los exponemos a la valiosa educación de la experiencia y la participación. Tienen que empezar a desarrollar su energía cargada de contenido y amor por el judaísmo, y ese camino, ese futuro, empieza hoy.   También con algo de responsabilidad y autocrítica, las comunidades también debemos pensar en el rol que hemos dado a las mujeres en nuestros lugares de toma de decisión. Ya no hay espacio para desentenderse del asunto, e incluso su mera referencia resulta algo anacrónica. La Comunidad Judía de Chile predica con el ejemplo: su vicepresidencia está ocupada por Jackie Rosenberg. Debemos alentar a las comunidades de toda la región a imitar este valioso activo.Durante un reciente encuentro con la Comunidad Judía de Chile -al que me invitó su Presidente, Gerardo Gorodischer- Marcelo Isaacson, su Director Ejecutivo, me preguntó cómo incorporar jóvenes a la conducción comunitaria. Es simple explicarlo: debemos formarlos, darles responsabilidad y lugar de decisión. Ellos quieren y pueden liderar. El futuro es hoy, y se comporta como una ola: si no nadamos con ella, nos pasará por arriba.

Qué se viene para la fiesta de las máscaras

Aunque aún no se sabe cuál será el contexto sanitario en el que estaremos para Purim, los voluntarios de TuComunidad ya se encuentran trabajando para organizas las actividades de celebración de este jag en el Círculo Israelita. Como explica Vivi Kremer, coordinadora del voluntariado de TuComunidad, están organizando -por partida doble- actividades virtuales y otras presenciales, dependiendo de cuál sea la normativa sanitaria para el 25 de febrero, fecha en el calendario no judío en que se celebra esta festividad. Por una parte, el grupo Hablemos organizará un conversatorio con las candidatas comunitarias para las elecciones municipales y de la Convención Constitucional, cuyo tema central será la identidad. Con Zelig Rosenman, que se integró recientemente al equipo de voluntariado, se planea montar una representación teatral de la Meguilat Ester. Y además se proyecta realizar una serie de talleres, de cocina entre ellos, de osnei amán junto a Sarah Russo. Y para los grupos de estudios, se realizará un mishloaj manot, de manera de partir las actividades del año con una dinámica de camaradería. 

Un día como hoy…

El 3 de febrero de 2005, el Gobierno israelí anuncia la liberación de 900 presos palestinos y la retirada de sus tropas de cinco ciudades, entre ellas Jericó. El 6 de febrero de 1903, nace en Chillán el pianista chileno Claudio Arrau León.El 6 de febrero de 1947, el Alto Comité Árabe informa a la ONU sobre su rechazo absoluto a la resolución 181 que funda el Estado de Israel.El 6 de febrero de 2001, en Israel, Ariel Sharón (líder del Likud), derrota a Ehud Barak (laborista) y se convierte en primer ministro.El 9 de febrero de 1995, Jordania confirma la retirada israelí del territorio jordano ocupado desde 1967 en el sur del valle de Araba.El 12 de febrero de 1817, en Chile, se produce la Batalla de Chacabuco. El 12 de febrero de 1818, se produce la Proclamación de la Declaración de la Independencia de Chile. El 13 de febrero de 1812, se funda La Aurora de Chile, el primer periódico que hubo en Chile. Es el día de la prensa nacional.El 21 de febrero de 1519 y tras la muerte del emperador Maximilian, expulsaron a los aproximadamente 800 judíos que conformaban la comunidad de Regensburg, una de las más antiguas de Alemania.El 23 de febrero de 1988, en Israel, Chaim Herzog es elegido presidente.

Una larga espera

Hacía un frío de mil demonios. Me había citado a las siete y cuarto en la esquina de Venustiano Carranza y San Juan de Letrán. No soy de esos hombres absurdos que adoran el reloj reverenciándolo como una deidad inalterable. Comprendo que el tiempo es elástico y que cuando le dicen a uno a las siete y cuarto, lo mismo da que sean las siete y media. Tengo un criterio amplio para todas las cosas. Siempre he sido un hombre muy tolerante: un liberal de la buena escuela. Pero hay cosas que no se pueden aguantar por muy liberal que uno sea. Que yo sea puntual a las citas no obliga a los demás sino hasta cierto punto; pero ustedes reconocerán conmigo que ese punto existe. Ya dije que hacía un frío espantoso. Y aquella condenada esquina abierta a todos los vientos. Las siete y media, las ocho menos veinte, las ocho menos diez. Las ocho. Es natural que ustedes se pregunten que por qué no lo dejé plantado. La cosa es muy sencilla: yo soy un hombre respetuoso de mi palabra, un poco chapado a la antigua, si ustedes quieren, pero cuando digo una cosa, la cumplo. Héctor me había citado a las siete y cuarto y no me cabe en la cabeza el faltar a una cita. Las ocho y cuarto, las ocho y veinte, las ocho y veinticinco, las ocho y media, y Héctor sin venir. Yo estaba positivamente helado: me dolían los pies, me dolían las manos, me dolía el pecho, me dolía el pelo. La verdad es que si hubiese llevado mi abrigo café, lo más probable es que no hubiera sucedido nada. Pero esas son cosas del destino y les aseguro que a las tres de la tarde, hora en que salí de casa, nadie podía suponer que se levantara aquel viento. Las nueve menos veinticinco, las nueve menos veinte, las nueve menos cuarto. Transido, amoratado. Llegó a las nueve menos diez: tranquilo, sonriente y satisfecho. Con su grueso abrigo gris y sus guantes forrados: -¡Hola, mano! Así, sin más. No lo pude remediar: lo empujé bajo el tren que pasaba.

El mejor atajo

A veces olvidamos que antes del 2020 también pasábamos gran parte de nuestra vida encerrados en casas, departamentos, oficinas, comunidades y edificios de todo tipo. Pasábamos poco tiempo en la calle y la mayoría del tiempo encerrados en autos, aviones, aeropuertos, supermercados, malls y gimnasios. Mientras nuestros antepasados salían a buscar un refugio para protegerse del mundo, nosotros hacíamos un esfuerzo para ir a la plaza un rato y experimentar un poco del mundo natural. Nos olvidamos también que no solo estábamos encerrados en lugares físicos sino emocionales. Antes del 2020 ya pasábamos gran parte del día conectados en soledad mirando pantallas en Skype, Netflix, Whatsapp, Emails, Instagram y Facebook. No hay duda de que la llegada de la pandemia trajo muchísimos desafíos nuevos. Así y todo, debemos reconocer que muchos de nosotros ya vivimos encerrados desde hace años. Quizás la pandemia nos hizo ver que en el fondo, hace tiempo que nos hemos acostumbrado a vivir sin desiertos físicos ni emocionales que atravesar. Hace años que todo tiene un atajo tecnológico. Lo que en el mundo de las computadoras se llama un “shortcut”. Un shortcut es el atajo del teclado a través del cual combinando dos teclas hacemos una función que nos llevaría varios pasos. Y esta idea que parece tan eficiente encierra una trampa para el desarrollo espiritual.Cuando analizamos ciertas situaciones en la vida y decimos que nos va a llevar tiempo lograrlas, la primera pregunta que surge es “¿No hay una solución más rápida? ¿No hay algún atajo que podamos tomar? ¿No hay una sola gran idea que resuelva todos los problemas?”.Estamos desacostumbrados a la idea que tenemos que experimentar lo que es atravesar el desierto, deambular durante años y años de esfuerzo para llegar a la Tierra Prometida. Fantaseamos que hay un atajo a todos nuestros problemas.Esto confunde incluso nuestra espiritualidad. La idea que tiene que pasarnos una transformación radical y espiritual en forma inmediata es reduccionista frente a la multiplicidad y complejidad de la vida. Es una idea falsa para la naturaleza intuitiva de la experiencia humana. Además, es lo opuesto a lo que enseña la Torá al comienzo de esta parashá. Al liberar a los esclavos leemos que D-s los guía desde el comienzo por el camino más largo. Como enseña el Talmud, “hay un camino largo que es corto y un camino corto que es largo”. En otras palabras, el atajo es muchas veces el camino más largo. Esta es la razón por la cual los israelitas deambularon por el desierto: ningún cambio profundo y ninguna sabiduría que es importante puede lograrse en un instante o de un día para el otro. Uno no puede transformar un ser humano para siempre con un solo gesto. Se necesita tiempo, esfuerzo, trabajo, paciencia, amor y buena voluntad.Si miramos hacia atrás, los momentos más felices de nuestras vidas fueron cuando estábamos intentando lograr algo o cuando lo conseguimos con mucho esfuerzo. No hay nada que sea un atajo y eso es algo bueno. Solo tenemos el largo, difícil, doloroso y maravilloso deambular por el desierto. Y la buena noticia es que ninguno de nosotros está fuera de este desierto. Quien está al lado nuestro en la vida está deambulando exactamente igual que nosotros. No está ni más ni menos adelante. Estamos todos exactamente en el mismo lugar dentro de este desierto. Lo mejor que podemos hacer entonces es seguir deambulando, siempre juntos. ¡Buen viaje!

Ministro Allamand encabezó acto de recordación víctimas del Holocausto

A través de una ceremonia virtual, trasmitida por Youtube desde las dependencias de la Cancillería y respetando el aforo dispuesto por las autoridades sanitarias debido a la pandemia, tuvo lugar el acto que conmemora el Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto, fecha instituida por Naciones Unidas el año 2005. La ceremonia -convocada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Comunidad Judía de Chile y el B’nai B’rith, con el apoyo del Museo Interactivo Judío y Fundación Memoria Viva- fue presidida por el Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, y contó con la asistencia del Presidente de la Comunidad Judía, Gerardo Gorodischer; la Vicepresidenta de B’nai B’rith, Guila Bergstein; la Embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, y altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.Tras palabras introductorias del Director Ejecutivo de la Comunidad Judía, Marcelo Isaacson, quien ofició de conductor del acto, fueron invitadas las autoridades presentes a encender siete velas en memoria de las seis millones de victimas judías y un millón no judías, para proyectarse luego un conmovedor video testimonial de Dezi Kalderón, una sobreviviente del Holocausto, fallecida en Chile en el año 2014.Precisamente fue su nieto, Marco Alvo quien se refirió a ella y a quien rindió homenaje a través de un libro “Mi abuela en Auschwitz”, de reciente lanzamiento. Destacó su “fortaleza y resiliencia” y su capacidad de convertir “el odio en amor “.El acto contó con la intervención central del Ministro Allamand, quien señaló: “El recuerdo colectivo y la preservación de la memoria del Holocausto se alzan como un imperativo moral. Tenemos una responsabilidad permanente y colectiva de luchar contra el antisemitismo, el racismo y las intolerancias en todas sus formas”. En tanto, Guila Bergstein, Vicepresidenta de B’nai B’rith, hizo énfasis en que “vemos hoy en día señales que deben alertarnos y ocuparnos. Declaraciones públicas de políticos de distintas tendencias, de corte xenófobo y discriminatorio, muestras de intolerancia en redes sociales y medios de difusión, e incluso, seminarios que ensalzan la figura de Adolf Hitler, así como la demonización del judío, cualquiera sea su contexto. Eso es antisemitismo, práctica discriminatoria que debe ser eliminada de nuestro país y del mundo entero”.En la ceremonia, se elevó una oración en recuerdo de las víctimas del Holocausto por parte del Capellán judío de La Moneda, Eduardo Waingortin, y se presentó el “Guardianes de la Memoria”, que lideran la Embajada de Israel en Chile, el Museo Interactivo Judío, la Fundación Memoria Viva, Yad Vashem y el Arhivo Judío de Chile.

La importancia de cada historia

¿Qué es una historia? Es un relato que narra acontecimientos vividos por una persona. Cada uno de nosotros a lo largo de la vida va acumulando sucesos que serán parte de la propia historia y que nos ayudan a entender por qué somos como somos o ayudarán a formar o resignificar día a día nuestra identidad.Los adultos mayores son más que una historia, sin embargo su propia historia los marca y es algo que los caracteriza frente a otros grupos etarios. ¿Quién no ha escuchado una historia de cómo era la época cuando nuestros abuelos eran niños o jóvenes? ¿Cómo se conoció nuestra abuela con nuestro abuelo? ¿Cómo muchos de ellos llegaron a Chile luego de un largo viaje? ¿O cómo era la vida laboral hace 50 o 60 años? Cada persona mayor tiene mucho que contar, cada historia nos ayuda a comprender cómo han llegado el momento presente, cuál ha sido su aporte en la conformación de la tradición familiar, comunitaria o social, entre otros aspectos.En CISROCO reconocemos que los adultos mayores tienen mucho para contar, y por lo mismo damos cabida a la expresión y a que nos relaten su propia historia. Hay un espacio seguro para que nos cuenten su vida y sigan escribiendo la propia historia.Cada residente tiene un nombre, apellido, corazón y un relato que queremos preservar. Para lo mismo, los espacios de escucha activa son importantes y el reconocimiento y valoración de la persona forman parte fundamental de nuestra misión.Procuramos que las personas mayores se sientan escuchadas por el equipo, indistintamente del rol de cada profesional. Los residentes no solo manifiestan sus necesidades inmediatas, sino también hay espacio al relato, a sentarse a conversar para conocer las inquietudes, anhelos y tantas anécdotas de la vida.Tenemos también algunas residentes que han querido dejar un legado a sus familias y a toda la comunidad, por medio de la publicación de libros autobiográficos e historias personales y familiares. Ellas y sus familias en CISROCO tienen siempre un espacio de difusión.Pero no es sólo la añoranza nostálgica de un pasado mejor, en cada historia queremos que las personas hagan reminiscencia, memoria agradecida del pasado, para seguir construyendo el presente y futuro. En CISROCO también estamos escribiendo una linda historia… una residencia, una casa, donde las personas mayores se sienten acogidas, alegres y muy activas…En este marco es que en las próximas semanas estamos por iniciar una campaña para rescatar cada historia de vida, perpetuando la historia de cada residente de CISROCO, como un aporte en el desarrollo y mantenimiento de la identidad en esta etapa de la vida, pero también como un hermoso insumo para sus familias y cercanos, como forma de traspasar un legado familiar, de aportar en la historia familiar y con ello desarrollar la generatividad, concepto tan importante en nuestros días, necesarios para el sentido de trascendencia.

Embajada de Israel entrega importante donativo de implementos para el combate del Covid-19

El viernes 22 de enero, mediante una cita virtual vía Zoom, se dieron encuentro la Embajadora de Israel, Marina Rosenberg, el senador DC Francisco Huenchumilla, el secretario de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, Jorge Blanco Millanao y el Director Técnico del Hospital Intercultural Makewe, Pablo Medina y su equipo directivo, para oficializar la entrega de un donativo de la Embajada a esa institución, consistente en implementos como mascarillas, guantes de látex, batas desechables, protectores faciales y alcohol, en el marco del programa Covid-19 Task Force Chile-Israel.Junto con agradecer el donativo, el senador Francisco Huenchumilla, quien participó de las gestiones, demostró interés por que el equipo de la embajada pueda conocer el modelo de autogestión del Hospital Makewe, por “la notable tarea que eso significa (…) en la difícil relación que tiene el pueblo mapuche con el estado, pero que sin embargo este grupo de comunidades, reunidas, organizadas, son capaces de demostrar una gran gestión y tarea”, destacó.“Diría yo que es una obra única de autogestión en Chile, por parte de los pueblos originarios, de un hospital muy antiguo y con mucha tradición, que presta servicios a toda la comunidad de ese sector (…) lo que ha hecho la Embajada de Israel es un gran aporte, por lo significativo que tiene esta organización, donde hay dirigentes muy responsables, a los que conozco hace muchos años, cuando yo era un joven diputado”, destacó el ahora senador.Finalmente, Huenchumilla recalcó que “si les damos el apoyo necesario, por esta vía y por otras, yo creo que va a ser un ejemplo notable este hospital de Makewe. Así que muchas gracias, señora embajadora, por el aporte que ustedes están haciendo (…) espero que en algún momento podamos invitar a la señora embajadora y su equipo, para que puedan conocer presencialmente la gran tarea que hacen las comunidades mapuche en ese sector”, consideró.La embajadaPor su parte, la embajadora Marina Rosenberg detalló que “como Embajada de Israel aquí en Chile, hemos tomado la decisión de cambiar nuestro plan de trabajo, nuestra estrategia, enfocarnos mucho más en la colaboración humana y social (…) en mayo nosotros formamos el Covid-19 Task Force Chile-Israel (…) con la idea de que nuestra ayuda llegue más allá de Santiago”, explicó.“Hemos llegado con donaciones desde el norte hasta el sur, lo más al sur que llegamos es Aysén. Hicimos donaciones de cajas de alimentos, equipos de protección personal, donaciones de tablets a niños y niñas que estaban desconectados de sus colegios (…) donaciones a grupos de mujeres (…) y también hicimos una gran donación de una tonelada y media de equipo de protección personal, que lo donamos directamente al ministro Paris en julio de 2020” destacó.“En La Araucanía hicimos diferentes donaciones, llegamos a casi 500 cajas de alimentos que donamos desde marzo hasta hoy, con un compromiso muy grande de todo el equipo de la embajada (…) quiero agradecer a usted, senador, primero, por su profunda amistad, y segundo, por facilitar esta donación de hoy, que fue muy importante para nosotros”, puntualizó.El hospitalFinalmente, Jorge Blanco Millanao, secretario de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, y otro de los conductores de las gestiones, y quien acudió a la reunión en representación del Hospital, valoró que “como asociación indígena mapuche, ya son unos 20 años que administramos el Hospital Intercultural (…) no ha sido fácil con los distintos gobiernos, con los distintos servicios de salud (…) lo que conlleva hacer salud en nuestro propio territorio”.“Le doy las gracias, señora embajadora, a su pueblo (…) porque se han acordado de nosotros. Y doy las gracias al senador, el cual también pudo hacer los contactos. Les doy las gracias en nombre de Francisco Chureo, nuestro director administrativo, presidente y lonko de la Asociación Mapuche para la Salud Makewe-Pelale, que por razones de fuerza mayor no pudo estar”, finalizó.

Ana María Wahrenberg, sobreviviente del Holocausto, se reencuentra con su mejor amiga después de 80 años

En 1997, cuando Betty Grebenschikoff dio su testimonio al USC Shoah Foundation 54 años después de haber emigrado de Alemania tras la Noche de los Cristales Rotos, no pudo evitar contarle al entrevistador acerca de una amiga que recordaba con mucho cariño. De hecho, siempre que Betty hablaba sobre su vida sentía la necesidad de mencionar a su compañera para saber si había sobrevivido a la guerra. Esa amiga especial era Ana María Wahrenberg, sobreviviente del Holocausto que llegó a Chile a los 8 años edad. “¿Puedo decirlo aquí? Su nombre es Anna Marie Wahrenberg. Nunca supe lo que pasó con ella y siempre me pregunto si algún día escuchará esto. Ella era mi amiga, fuimos al colegio juntas desde muy pequeñas y jugábamos juntas. En 1939 nos tuvimos que despedir; mi familia se iba a China, fue muy difícil porque éramos mejores amigas. Se suponía que nos escribiríamos, pero nunca lo hicimos y nunca más volví a escuchar de ella. No sé lo que le pasó… quizás murió en la guerra, pero no estoy segura”, relató Betty en ese entonces, como se puede ver en su testimonio grabado en video y alojado en el portal del USC Shoah Foundation´s Visual History Archive.Ana y Betty se vieron por última vez en 1939, después de la Noche de los Cristales Rotos. La familia de Ana María había conseguido visas para Chile, mientras que la de Betty emigraría primero a Shangai y luego a Australia, para finalmente establecerse en Estados Unidos. Prometieron mantenerse en contacto, pero esa fue la última vez que supieron de la otra. Hasta ahora. Los esfuerzos por lograr la reunión entre Ana María y Betty empezaron en noviembre del 2020, tras la charla online de conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos organizada por la Red LAES, una institución que se creó durante la pandemia y que une a distintas instituciones latinoamericanas para la enseñanza del Holocausto, entre las que se encuentra el Museo Interactivo Judío de Chile. En ese evento estaba conectada Ita Gordon, una archivista del USC Shoah Foundation, -organización sin fines de lucro creada por Steven Spielberg en 1994, que tiene como objetivo grabar y conservar los testimonios de supervivientes y otros testigos de distintos genocidios, con la que el MIJ tiene una importante alianza educativa- quien se interesó en el testimonio de Ana María. Buscando entre los más de 55.000 archivos llegó al testimonio de Betty Grebenschikoff, quien en su entrevista menciona que la había estado buscando.Lo que siguió fue una serie de llamadas de teléfono e intercambio de información entre USC Shoah Foundation, el Museo del Holocausto de Florida -donde Betty es una activa participante- y el Museo Interactivo Judío de Chile, institución donde Ana María trabaja como voluntaria dando su testimonio en el museo y en colegios. Después de muchas reuniones y una gran preparación, Betty y Ana María se reencontraron a través de una video-llamada. Ana María recordaba a Betty por su nombre de soltera, Ilse Kohn. “Ser testigo de esta reunión y ver a Ana María y Betty junto a sus familias, felices y sanas, es por lejos el mejor triunfo sobre el odio”, manifestó uno de los participantes del encuentro virtual. Este encuentro entre dos amigas que no se veían hace más de 80 años fue posible gracias al trabajo de la Red LAES -Red Latinoamericana para la Enseñanza de la Shoá-, una organización compuesta por 14 instituciones latinoamericanas dedicadas a recordar el genocidio de 6 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial, que desarrollan actividades de divulgación y generan espacios educativos en relación al Holocausto con un enfoque latinoamericano. Por otra parte, la alianza estratégica entre el MIJ y la USC Shoah Foundation permite tener un importante número de testimonios de sobrevivientes del Holocaustos indexados, lo que facilita el trabajo de conservación de la memoria. Y, en última instancia, es un verdadero milagro que ambas estén vivas y recuerden sus historias de sobrevivencia para transmitirlas a las siguientes generaciones. Hoy, tanto Ana María como Betty son voluntarias en museos judíos: Ana María trabaja en el Museo Interactivo Judío de Chile y Betty en The Florida Holocaust Museum, donde cuentan sus testimonios e historias de vida. Las dos tienen 91 años, escribieron sus autobiografías y están planificando un reencuentro para septiembre de este año. La familia de Betty nunca la había escuchado hablar alemán pero, gracias a las conversaciones con Ana María, su idioma materno está mejorando poco a poco. Ana María filmó un documental, “El Ave Fénix: historias de una sobreviviente”, que está disponible en YouTube y Betty publicó un libro llamado “Once my name was Sara”. 

Con las manos en la masa: bolitas de dátiles y nueces

Ingredientes: 250 gramos de dátiles, 200 gramos de nueces, 50 gramos de cacao en polvo sin azúcar, Coco rallado, Avena. Preparación:Para comenzar por la receta, lo primero es dejar los dátiles en remojo durante media hora. Pasado ese tiempo se escurren y trituran con una batidora de mano o vaso.  A continuación, se muelen las nueces y se mezclan con la pasta de dátiles. En ese momento se añadirá el cacao y la avena. Para dar forma a la mezcla: Con la mezcla preparada se procederá a coger un poco de pasta y se harán bolas con las manos que se espolvorearán con coco rallado. Se pueden tener en el refrigerador, e, incluso, congelar para usar a lo largo del día.

“Creí que el concepto de la parrilla japonesa le iba a gustar a los chilenos”

“El fuego de la única parrilla japonesa en Lima y Santiago de Chile es el elemento central en un ambiente casual y un whisky bar en donde el blues y el rock and roll son el soundtrack permanente”. Así se presenta el restaurante Dondoh en su sitio web, www.dondoh.cl. Ubicado en Santiago en Nueva Costanera 3969, en Vitacura, esta apuesta gastronómica de Marcelo Breitling abrió sus puertas el 5 de enero de este año y desde entonces se ha convertido en un favorito del público. Marcelo, ¿puedes contarnos de ti, a qué te dedicas y desde cuándo estás en el rubro gastronómico?-Yo me he dedicado siempre a la búsqueda de nuevos negocios. Partí de chico con el tema de las producciones de obras, películas y eventos, siempre me gustó mucho lo que era la producción ejecutiva y siempre me gustó, y siempre fui muy cercano al tema del servicio también. Mi familia siempre estuvo vinculada al sector de “hospitality”, y por eso me llamó siempre la atención el tema del servicio y la experiencia que uno podía brindar a los clientes, espectadores en su momento y luego comensales. En el rubro gastronómico estoy hace poco, este es mi primer emprendimiento como restaurante propiamente tal, y estuve metido en la construcción, en la elección del local y en la construcción el menú. ¿Cómo nació la idea de crear Dondoh y por qué se inclinaron por la opción de una parrilla japonesa?-Nosotros no creamos Dondoh, esta es una marca que está en Lima desde hace tres años y por qué quise traer Dondoh a Chile, porque creí que el concepto de una parrilla japonesa, donde hubiera una mezcla entre el asado a la parrilla que les gusta tanto a los chilenos, con esta mezcla japonesa, de un sabor como más explosivo, me llamó mucho la atención. Además, era un concepto nuevo y que invitaba mucho a la comida para compartir, que es no solo sentarse a comer y pedir un plato, sino que toda la experiencia, conversar, pasarlo bien, compartir, disfrutar y probar de todo un poco, eso siempre me ha llamado la atención. Este es el primer restaurante de este tipo en Santiago, ¿puedes contarnos qué lo hace distinto a la oferta gastronómica existente?-Primero que todo, estamos cocinando a una parrilla a carbón, lo que le da un sabor totalmente distinto a lo que uno puede encontrar acá en Chile. Y nosotros manejamos mucho la materia prima de alta calidad en los insumos japoneses, de manera que todo lo que nosotros preparemos tenga un sabor mucho más atractivo, la idea es que estos sabores revienten en tu boca. Entonces cuando tú te pides una carne, una verdura o un acompañamiento, todo esto tiene estos sabores que no vas a encontrar en una parrilla común y corriente. Por eso creemos que es un concepto tan entretenido y esta oferta es distinta y tiene un gran valor. ¿Cómo ha sido la respuesta del público?-El público se ha portado muy bien con nosotros, hemos tenido una excelente respuesta. Estamos abierto desde el 5 de enero y hemos estado llenos casi todos los días, yo creo que la gente primero agradece que en unos tiempos tan difíciles como estos haya algo que lo pueda sacar de su rutina y del momento en que vive, y por eso estamos felices con el recibimiento del público. 

¿Quién contará su historia?

Desde hace años que nos estamos preparando para el desafío de transmitir la historia del Holocausto, y perpetuar la memoria de sus víctimas y héroes cuando ya no tuviéramos testigos que relataran los hechos de primera fuente.De eso hablamos en una columna publicada hace exactamente un año, también en relación a la conmemoración del 27 de enero, Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto.Si bien aún tenemos el gran privilegio de contar con algunos sobrevivientes que activamente dan charlas -ahora por Zoom-, estos ya no pueden participar de actos masivos ni visitar colegios, donde los jóvenes podían acercarse a preguntarles sobre sus historias de supervivencia, sobre sus infancias y de cómo tuvieron que rehacer sus vidas en un nuevo país. Ya no está la posibilidad de que esos adolescentes toquen esas manos que transmiten tanto amor como una fortaleza que parece inalcanzable para las nuevas generaciones.Por lo mismo, hoy tuvimos que ser más creativos. Si la pandemia nos obligó a reinventarnos a todos, ¿por qué iba a ser la transmisión de la memoria del Holocausto la excepción a la regla? Actualmente, no basta con encontrar diferentes formas de educar sobre el Holocausto a los jóvenes y adultos que visitaban nuestro museo de una manera que les hiciera sentido. No basta dar acceso, de manera online, a las historias de los sobrevivientes para concientizar sobre los peligos de los prejuicios y que defendieran con determinación los Derechos Humanos. Esos no fueron los únicos desafíos. Ahora tuvimos que resolver quiénes contarán la historia.Y no hablo precisamente de la historia que aparece en los textos de estudios, sino de las historias de vida, de despojo y resiliencia de personas que tenían sueños no muy distintos a los sueños de quienes nos visitan en el MIJ o que participan en nuestras actividades online.Así, y gracias al apoyo e iniciativa de la Embajada de Israel en Chile, más la colaboración de Memoria Viva, Yad Vashem y el Archivo Judío, lanzamos el proyecto Guardianes de la Memoria. Se trata de un proyecto piloto donde un grupo de líderes de opinión usarán su posición de “influencers” para hacer llegar las historias de 6 sobrevivientes a nuestros compatriotas. En esta primera etapa del proyecto, los garantes de los testimonios de esos 6 sobrevivientes serán Pablo Simonetti, Marco Antonio de la Parra, Mecedes Ducci, Joseph Ramos, José Antonio Viera Gallo y Tonka Tomicic. En una segunda etapa, un guardián de la memoria podrá ser cualquier persona que asuma el compromiso de conocer en profundidad la historia de un sobreviviente del Holocausto, para luego realizar distintas acciones de difusión. Esta iniciativa es una de las tantas que estaremos desarrollando para contrarestar las alarmantes cifras del último estudio publicado por Claims Conference, donde se reveló que casi dos tercios de los adultos jóvenes encuestados –que corresponden a Milleanials y a la Generación Z- no sabe que 6 millones de judíos fueron asesinados durante el Holocausto y 1 de cada 10 cree que los judíos fueron los causantes de la Shoá. Esas crifras se suman al 49% que dijo haber visto una distorsión o negación del Holocausto en redes sociales.El desafío es enorme y requiere no solo difundir hechos y datos, sino que implica ayudar a potenciar habilidades y actitudes necesarias para construir una sociedad más respetuosa. Por ejemplo, el desarrollo del pensamiento crítico y el sentido de responsabilidad social individual son vitales para hacer frente a los discursos de odio y las injusticias o para tener mayor cautela ante la propaganda.El desafío es, además, ineludible, porque abandonar la misión de transmitir la memoria es dejar en el olvido un sufrimiento inconmesurable, con el consiguiente riesgo de volver a repetir los errores del pasado.Los invitamos a seguir en redes sociales el proyecto a través de los hashtags #GuardianesdelaMemoria #Iwilltellyourstory #YoContareTuHistoria y ser parte de la cadena de transmisión. Así, todos seremos guardianes de la memoria todo el año, más allá de el Día de Recordación del Holocausto que acabamos de conmemorar.

Recuerdos familiares y conexión en tiempos de pandemia

Conversamos con Yahel Suwalsky y Jacqueline Schapiro, dos artistas comunitarias cuyos trabajos fueron seleccionados en el V Concurso de Artes Visuales de la Municipalidad de Lo Barnechea. Esta convocatoria está abierta a todos los artistas de la comuna, y -dada la contingencia sanitaria- este año se realizó online. ¿Pueden contarnos cuál es su experiencia en el mundo del arte?Yahel: Desde que tengo memoria me han gustado las artes manuales, las que he desarrollado a lo largo de mi vida a través del tejido (palillo y crochet), costura, bordado y algo de dibujo, pero todo de manera muy casera y simple. El año 2019 decidí entrar al Taller de Acuarela de Leah Kleiner para aprender en forma más “profesional” esta técnica. Fue tanto lo que me apasionó el tomar un pincel y manifestar mi creatividad a través de la pintura, que luego entré al taller de pintura de Ariana Cuevas en WIZO, donde he podido explorar otras técnicas, aparte de acuarela, como carboncillo, tiza, gouache, acrílico y óleo.Jacqueline: La creación de cada obra es un nuevo comienzo. Sin embargo, cada comienzo tiene el rastro o la huella del camino recorrido hasta ese momento. El proceso creativo es una continuidad, que a veces pareciera monótona o repitente, pero es simplemente aprendizaje en el recorrido. Desde el año 1980 hasta el año 2009 mi expresión fue a través de la pintura al óleo, participando en diversos talleres y exposiciones colectivas e individuales. Inicio el recorrido en la técnica de escultura en gres el año 2011, desarrollándome en esta disciplina a través de una amplia investigación desde lo personal a través de distintas técnicas, mezclas de materiales y pigmentos, utilizando para ello quemas que van desde la quema más simple del horno eléctrico (quema oxidante), al horno a gas (quema reductora), y raku. El desarrollo de mi trabajo a través de la escultura trajo consigo la audacia, desapego y necesidad de compartir mi obra.Con mi oficio comparto la complacencia extraída del oficio mismo y de experiencias descubiertas en mi vida. Represento mi realidad cotidiana, con un carácter abstracto; con formas que defino como “fuentes positivas de energía”. Mi mirada evoca, organismos micro o macro cósmicos, formaciones rocosas, erosiones naturales, estratos geológicos.¿Han participado en concursos anteriores?Yahel: En el año 2020 participé en un Concurso de Acuarela, sin mayores resultados.Jacqueline: A lo largo de mi trayectoria artística, he participado en varios concursos a nivel nacional e internacional, exposiciones colectivas en Chile, Bodegón los Vilos, Galería CV, Parque de las Esculturas, Instituto Cultural Las Condes (2011-2020) y, en el extranjero, Letonia (2020), Boston (2018) y París (2019). También he realizado dos exposiciones individuales, en Santiago (2007) y en Viña del Mar, en la Galería de Arte Modigliani (2017).¿Qué las motivó a participar en este en particular?Yahel: Siendo un concurso para vecinos de Lo Barnechea, el que convocó a profesionales y aficionados en Artes Visuales en su amplia gama, sentí que tenía un espacio donde mostrar mi arte. Eso me motivó a participar sin ninguna gran ambición, pero con la convicción que esa debe ser siempre la actitud, participar cada vez que se presente una oportunidad, independientemente del resultado.Jacqueline: Estoy muy agradecida de la oportunidad de crear, compartir y mostrar lo que hago. Así como he tenido la posibilidad de formar parte en exhibiciones fuera de Chile, es muy importante estar en contacto y presente entregando lo que yo hago, en nuestra propia casa. Además, el tema de este concurso en especial, en referencia a los tiempos que estamos y cómo los vivimos, nos reafirma que estamos todos en el mismo océano, solo que navegamos cada uno de distinto modo, y esto hace muy valioso entregar distintas miradas de la pandemia, desde el punto de vista tecnológico, científico y artístico.¿Y cuál fue la inspiración de sus obras, en qué se basaron y qué técnicas usaron?Yahel: Las Bases del Concurso indicaban que debía ser un tema relacionado con la pandemia. Mi inspiración fue haber visto, durante la cuarentena, álbumes de fotos donde me reencontré con mis antepasados, especialmente con mi abuela Selma Estrugo (mamá de mi mamá), quien llegó desde Turquía a Chile a principios del siglo pasado para casarse con mi abuelo Rubén Dueñas, quien había llegado antes a Chile, también proveniente de Turquía.Mi abuela siempre usó bombachos largos para cuidar su delicada salud. Mi cuadro, pintado en acrílico sobre tela, representa un cariñoso homenaje a ella. Y lo titulé “Los Bombachos de mi Abuela”.Jacqueline: “Rastros del Tiempo” es una obra que tiene como resultado la unión de distintas partes recicladas, planteando una lectura diferente para un año tan removido por la pandemia del COVID19: por una parte, nos habla de la necesidad del ser humano de estar conectado a otros y, en eso la tecnología ocupó un lugar central y, por otra, revela el lugar que el reciclaje debe tener en el mundo actual.La arena volcánica está presente en mis trabajos.  En el horno se cohesiona con el material dando ese aspecto de piedra fundida que tiene la lava, mezclando la diversidad de colores y texturas de las pastas empleadas, blanco, grises tostados y negros, colores dados por la mezcla de minerales, óxidos y sedimentos naturales. Incorporo arcilla y arena volcánica, en placas de distintos espesores o formas sólidas que dan volumen a la obra, otorgando un acabado intencionalmente irregular. Recojo elementos de desecho existentes en el espacio de la obra, polvo, tierra, pedacillos de arcilla secos, pigmentos, etc., elementos que destacan y embellecen, creando intrincadas superficies. Es un reciclaje de la materia, una transformación donde nada se desecha y todo se transforma. La materia “habla por sí misma” predominando la obra en sí, y no el “yo” artista.  A pesar de la rigidez que posee la cerámica, esta se manifiesta como material plástico y orgánico, generando volúmenes equilibrados. Una composición equilibrada, siendo su origen formas definidas. No obstante, el horno transforma, abatiendo, expandiendo y contrayendo partes, creando pliegues y arrugas que desconciertan y cautivan. Es materialidad transformada desde su origen.

Hospital israelí informa que 98% de su equipo médico tiene altos niveles de anticuerpos

Un nuevo estudio serológico llevado a cabo en el Centro médico Sheba, en Ramat Gan, Israel, concluyó que el 98% de los trabajadores que recibieron la segunda dosis de la vacuna Pfrizer BioNTech han desarrollado un alto nivel de anticuerpos para combatir el Corona virus.La investigación se llevó a cabo sobre 102 muestras tomadas una semana después de que Israel comenzara a administrar la segunda dosis, que es el momento en el que se supone que la vacuna alcanza su pico de efectividad, y mostró que el recuento de anticuerpos en la mayoría de los vacunados era mayor que en aquellos que se habían recuperado de la enfermedad.El hospital reportó que una semana después de recibir la dosis final, los anticuerpos llegaron a un nivel de entre seis y 20 veces más alto que los que recibieron la primera dosis.Dos de los trabajadores desarrollaron un nivel bajo de anticuerpos, según las pruebas, y uno de ellos se sabía que tenía un sistema inmunológico debilitado.La doctora Gili Regev-Yochay, directora de la Unidad de Enfermedades Epidemiológicas del hospital dijo que los resultados indicaban que era poco probable que las personas vacunadas fueran portadoras o que contagiasen, algo en que los científicos aún no han determinado, puesto que los niveles de anticuerpos eran lo suficientemente altos como para suprimir las partículas del virus.“Esto significa que la vacuna funciona perfectamente”, dijo Regev-Yochay.Según la investigadora los resultados concuerdan con los test clínicos de Pfizer e incluso van más allá en sus resultados, y enfatizó que “hay lugar para el optimismo”.La vacuna de Pfizer, desarrollada con su socio alemán BioNTech, recibió aprobación de emergencia por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) y la agencia regulatoria europea, se cree que ofrece un 95% de protección contra el coronavirus, pero aún se desconoce su protección a largo plazo. Israel está a la cabeza mundial en vacunaciones per cápita, a pesar de estar en un tercer confinamiento dado un nuevo aumento de contagios.El lunes se contabilizaron 2.116.291 ciudadanos vacunados con la primera dosis, y 309.450 con las dos, según datos del Ministerio de Salud israelí.