publicado hace 5 días

El Medio Oriente también protesta: los casos de Irak y Líbano

Desde mediados de octubre de 2019, Chile ha entrado en una crisis social y política de dimensiones, la más importante desde el regreso a la democracia. Este no es un fenómeno aislado; por el contrario, se da en un contexto regional e internacional caracterizado por fuertes movilizaciones. A nivel latinoamericano, podemos mencionar los casos de Perú, Ecuador y Bolivia, en donde se han registrado fuertes protestas sociales, que se han visto profundizadas en los dos últimos meses. En Europa, el tema de los “chalecos amarillos” de Francia, la cuestión catalana en España o las manifestaciones de Polonia y Hungría son sólo algunos ejemplos. El Medio Oriente no ha sido ajeno a las protestas sociales y políticas enraizadas en un descontento generalizado. La Primavera Árabe de 2011 fue un movimiento casi simultáneo impulsado en diferentes capitales árabes por una ciudadanía descontenta y cansada de los problemas económicos, políticos y demográficos de sus respectivas sociedades. Desde Cairo a Túnez, desde Riad a Trípoli, este gran movimiento ciudadano terminó con grandes líderes históricos, todos ellos cuestionados por su carácter autocrático: Mubarak en Egipto, Kadaffi en Libia, Ben Ali en Túnez. Sin embargo, lo que vino después de la Primavera Árabe no fue un proceso de mayor apertura política o mejores oportunidades económicas. Por el contrario, trajo como resultado guerras civiles, como las de Siria y Libia, o gobiernos tan autoritarios como los previamente existentes, tal es el caso de Egipto. En definitiva, no resolvió los grandes problemas estructurales e históricos que motivaron las protestas. Ahora, desde octubre de 2019 han sido enigmáticas las protestas de Irak y Líbano, siendo de tal magnitud que nos hacen pensar en una nueva Primavera Árabe o más bien Otoño Árabe. En Irak, solo en las primeras semanas de octubre de este año murieron, según la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, más de 150 personas, muchos de ellos en la ciudad de Basora, al sur del país, de mayoría chiita. Las protestas han sido motivadas por el alto costo de la vida, el desempleo y la corrupción en uno de los países más ricos en petróleo del mundo. El gobierno ha dispuesto el toque de queda en varias ciudades del país, así como un paquete de medidas económicas y sociales. Sin embargo, una segunda oleada de manifestaciones ha continuado desde fines de octubre, sumando otros 100 muertos. Una misión de la ONU visitó el país, constatando que muchas muertes fueron causadas por balas y granadas de gas. Estas manifestaciones, las más grandes desde la era de Sadam Hussein, se dan en un fuerte contexto de división política y religiosa. El presidente Barham Salih es de origen kurdo, en tanto que el primer ministro Adel Abdel Mahdi es chiita. Las protestas han sido fuertemente reprimidas por los aparatos de seguridad, donde están integradas milicias chiitas, lo que ha promovido aun más las demostraciones, apoyadas por autoridades religiosas. Con todo, las protestas iraquíes, más que obedecer a enfrentamientos inter confesionales, parecen darse principalmente dentro de corrientes chiitas, algunas más cercanas a Irán y otras contrarias a la potencia persa. En el caso del Líbano, las protestas también comenzaron en octubre de 2019. El detonante fue el anuncio de cobrar impuestos por las llamadas de WhatsApp por lo cual se conoce como “la revolución del WhatsApp”. Al cabo de unos días, se extendieron para incorporar también la crisis económica y la corrupción de la clase política. Como resultado, el primer ministro Saad al Hariri, cristiano, renunció a su cargo, terminando con un gobierno de coalición con el grupo político chiita proiraní Hezbollah, considerado como terrorista por Estados Unidos, varios países europeos y Argentina, entre otros. Cabe señalar que, para resguardar la representatividad de los tres principales grupos religiosos del país, cristianos maronitas, chiitas y sunita, la constitución establece ciertos principios fundamentales. El presidente de la República debe ser maronita, el primer ministro sunita y el presidente del Parlamento un chiita. A pesar de estas leyes, Líbano ha estado embarcado en importantes enfrentamientos inter confesionales, siendo el más grave la guerra civil de 1975 a 1980. Además, por diversas razones, otras potencias del Medio Oriente, como Siria e Israel, han tenido intervención en el Líbano. Líbano e Irak no han sido los únicos focos de protesta en el Medio Oriente. En Egipto, en septiembre de 2019, a pesar de las fuertes restricciones existentes, hubo manifestaciones en contra del presidente Al Sisi. En Jordania, en marzo de 2019, las expresiones de descontento amenazaban con desestabilizar al régimen. En Argelia, desde inicios de año, se han llevado a cabo protestas por mejores condiciones de vida y lucha en contra de la corrupción. La lista suma y sigue, e incluye a Marruecos, Túnez, Irán, la franja de Gaza y otros territorios y países del Medio Oriente. En suma, se protesta en contra del autoritarismo de los regímenes del Medio Oriente, que ha llevado a una restricción continua de los derechos humanos. También en contra de la corrupción de los respectivos gobiernos, de las deficientes condiciones de vida en las grandes capitales y ciudades de la región, caracterizadas por la explosión demográfica, la violencia interconfesional, la crisis económica, todo lo cual está en el origen de un descontento generalizado.

publicado hace 12 días

El Gran Despertar

Cuando explotan las crisis en el mundo, sean de origen social, económico, o desastre natural, los que estamos lejos comenzamos a recibir una lluvia de información a través de las redes sociales. Primero la primicia, el “extra”, con la información “calentita”, captan nuestra atención, queremos seguir leyendo para saber los detalles de lo que pasó y poder hacerle seguimiento a esa noticia “recién salida del horno”. Poco a poco van saliendo más y más titulares, con detalles que nos van dando una imagen de lo sucedido, comienzan las fotos, videos, testimonios. Pero un momento, este se contradice con el otro, lo que leí acá no es lo mismo que lo que leí allá, ¡Qué confusión! Pero seguimos conectados para poder entender lo sucedido. Durante las últimas dos semanas Chile dio un giro (¿esperado?) las redes sociales lo calificaban como un gran despertar. Desde Israel comenzamos a recibir información primaria sobre evasiones en el metro por parte de los estudiantes, pero los acontecimientos fueron creciendo a pasos de gigante y el twitter se actualizaba más rápido de lo que yo lo podía seguir. Estaba pasando algo grande. Y empezó el bombardeo mediático. Era muy confuso y agotador hacerle un seguimiento riguroso a los hechos. Todo explotó de forma tan intensa, como cuando no sabemos si un temblor se convierte en terremoto y en un segundo nos vemos ahí, corriendo a buscar un lugar seguro. La lluvia de imágenes, testimonios, fotos era impactante. A la distancia es más difícil poner las cosas en proporción, entonces uno quiere investigar cada vez más para poder estar lo más actualizado posible. Y aparecieron los fake news (noticias falsas) y aquellos que las desmentían, y los que las volvían a publicar. Pero lo que más me emocionaba al recibir toda la infomación es cómo la gente que salía a manifestar de forma pacífica se unió sin importar colores ni barrios. También me entristecía mucho ver como al mismo tiempo había destrucción y saqueos. ¿Se estaban acercando al caos total? ¿Realmente está todo “patas para arriba”? ¿Qué significaba Estado de Emergencia?¿Qué conllevaba a dar la orden de que los militares salieran a las calles?¿Cuáles serían las consecuencias? Tengo clarísimo de que ya era hora de que los chilenos exigieran reformas sociales y económicas para una sociedad más justa. Todos desde acá lo sentimos así. Los chilenos en Israel no podían quedarse callados revisando redes sociales, había que hacer algo. El 25 de octubre hubo una manifestación de apoyo el en la plaza Rabin en Tel Aviv, más de 70 personas de todo el país llegaron con banderas y carteles a dar su apoyo a la distancia. Dos días después, se estaba entregando una carta de la Comunidad Chilena de Israel en manos de la Cónsul, también para manifestar su apoyo a esta nueva revolución, este gran despertar. Lo que está pasando hoy ya no tiene vuelta atrás. Las autoridades y quienes legislan tienen que empezar a escuchar. Los cambios no pueden ser de un día para otro, pero es un comienzo. Es el principio de una nueva página en la historia, donde Chile se unió, despertó y salió a las calles, todos bajo la misma bandera. Por las próximas generaciones, por la paz, y una mejor sociedad.

publicado hace 19 días

El experto asegura que el costo de ir a una tercera elección tendría un negativo impacto económico para Israel.

El experto asegura que el costo de ir a una tercera elección tendría un negativo impacto económico para Israel. ¡No hay primera sin segunda dice el refrán! Benny Gantz estaba esperando por su oportunidad y junto a su partido Azul y Blanco les dio resultado esta semana pasada luego que Benjamín Netanyahu no lograra formar gobierno, por no conseguir mayoría absoluta devolviendo la potestad al presidente de Israel, el Señor Reuven Rivlin. Un dato curioso y los que especulan personas, e incluso medios de comunicación que informan a medias o bien desinforman es que Gantz requiere de los votos de los partidos árabes para poder formar gobierno, y no necesariamente que integren la coalición de gobierno, afirma Ricardo Israel, cientista político chileno, radicado actualmente en Miami, Florida, Estados Unidos en conversación telefónica con La Palabra Israelita. “La idea es evitar caer en una tercera elección, por eso Gantz, cuenta con 28 días, menos que Bibi, para formar su gobierno, al cual este último fue invitado a integrar con la condición de que dejen fuera a los partidos religiosos”, agrega Israel. Gantz fue muy claro en sus declaraciones, mi gobierno será de corte liberal. Sin embargo, se le viene enfrente un temporal político al líder de Cajol Laban y va contra el tiempo porque tiene hasta el 21 de noviembre de este año para formar gobierno. Por un lado, tiene a Yair Lapid, quien integra Azul y Blanco en coalición con Gantz y que es claro enemigo de la alianza Unidad de Judíos por la Torah, que integran los partidos ultraortodoxo sefardí Shas y Agudat Israel. Ya es sabida su enemistad con el líder de este último partido, Ya´acov Litzman, según informa el periódico israelí en inglés, Jerusalem Post por el hecho de tener a buses andando en Shabat y también por el tema de las conversiones y llamar a los Jaredim como conscriptos para enrolarse en el Ejército de Israel. “La alianza política religiosa no estará dispuesta a dejar a Bibi y la situación es compleja porque también Bibi se encuentra acusado por tres casos de soborno y eso complicaría a Gantz para que éste integrara una lista única. Sin embargo, yo pienso que Bibi saldrá indemne de esta situación porque a pesar de que algunos políticos pagaron por sus delitos en el pasado (léase Moshe Katzav y Ehud Olmert) es probable quizás por una compra de voto, que también es corrupción y por supuestos sobornos en tres casos aún no se ha dictado sentencia por parte del Fiscal General del Estado de Israel, Avijai Manderblit, no ha dictado sentencia aún, por tanto habrá que esperar”, explica el especialista. Dinero Ricardo Israel considera en todo caso que ir a una tercera elección tiene un lujo que Israel no se puede dar, porque ya se fijarían según el calendario hebreo para Purim próximo, es decir para fines de 21 de marzo de 2020. “El sentido común dice que debiera de existir una alianza política entre el Likud y Azul y Blanco, sin embargo, el Likud nunca va a abandonar a los partidos religiosos por lo tanto el panorama asoma incierto, como también desde un punto de vista económico ir a una tercera elección implicaría un gasto enorme para Israel, por ende el partido clave es Casa Israel o Israel Beteinu, liderado por el ex secretario de Defensa de Netanyahu, Avigdor Liberman, que le permitiría alcanzar la mayoría a Azul y Blanco. Sin embargo, existen dos problemas. El primero es que Liberman quiere una coalición de gobierno sin los partidos religiosos y por otro lado que sea de Centro Derecha”, agrega. “El tema es la creciente desigualdad entre los sectores judíos ultraortodoxos, que son la minoría más pobre de Israel porque reciben ayuda estatal, incluso son más pobres que algunos sectores árabes israelíes. Pese a que Israel es el “Start Up nation” por excelencia, la subida en el costo de la vivienda y el hecho que el mundo pudiera entrar en recesión, son interrogantes que quedan abiertas si Gantz no logra armar gobierno antes del 21 de noviembre de este año”, explica el especialista. Experiencia Gantz, no posee experiencia política, no tiene el toque diplomático ni la oratoria de Bibi. Sin embargo, su vasta experiencia militar lo avalan, y lo mismo sucedió con Rabin y Barak en el pasado. “Lo llamativo fue no de integrarse en un partido político, sino de liderar un movimiento que pedía a gritos un cambio por el propio desgaste de Bibi. No veo porque Gantz no podría convertirse en un gran primer ministro”, concluye Israel.

publicado hace 19 días

Gam Ze Yaavor – Esto También Pasará

Hay un antiguo adagio persa, popularizado en el mundo occidental en el siglo XIX por Edward Fitzgerald y por Abraham Lincoln que también tiene su versión, en un antiguo relato folclórico judío. Desconocemos del origen de este relato folclórico. El mismo no se encuentra en los principales libros de Midrash medieval ni en el Talmud. Aún así es una historia digna de ser contada. La versión judía de la historia dice más o menos así: Un día, el rey Salomón decidió darle una lección de humildad a Benaiah ben Yehoyada, su ministro más confiable. Él le dijo: “Benaiah, hay un cierto anillo que quiero que me traigas. Deseo usarlo para la festividad de Sucot, tienes seis meses para encontrarlo”. “Si existe en algún lugar de la tierra, su majestad”, respondió Benaiah, “lo encontraré y se lo traeré, pero ¿qué hace que el anillo sea tan especial?” “Tiene poderes especiales”, respondió el rey. “Si un hombre feliz lo mira, se pone triste, y si un hombre triste lo mira, se pone feliz”. Salomón sabía que tal anillo no existía en el mundo, pero deseaba darle a su ministro una lección de humildad. Pasó la primavera y luego el verano, y Benaiah aún no tenía idea de dónde podría encontrar el anillo. El día antes de Sucot, decidió dar un paseo por uno de los barrios más pobres de Jerusalén. Pasó junto a un comerciante que había comenzado a exponer las mercancías del día en una alfombra en mal estado. “¿Por casualidad has oído hablar de un anillo especial que hace que el usuario feliz olvide su alegría y el usuario con el corazón roto olvide sus penas?” preguntó Benaiah. Observó al anciano sacar un sencillo anillo de oro de su alfombra y grabar algo en él. Cuando Benaiah leyó las palabras en el anillo, su rostro se iluminó con una gran sonrisa. Esa noche, toda la ciudad dio la bienvenida a la festividad de Sucot con gran alegría. “Bueno, mi amigo”, dijo el Rey Salomón, “¿has encontrado lo que te envié a buscar?” Todos los ministros se rieron y el propio Salomón sonrió. Para sorpresa de todos, Benaiah levantó un pequeño anillo de oro y declaró: “¡Aquí está, su majestad!” Tan pronto como Salomón leyó la inscripción, la sonrisa desapareció de su rostro. El joyero había escrito tres letras hebreas en la banda de oro: Gimel, Zayin, Yud, que comienzan con las palabras “Gam ze yaavor – Esto también pasará”. Así concluye el relato. “Gam Ze Yaavor – Esto también pasará” estaba escrito en aquel anillo. El rey Salomón quiso enseñarle una lección a su ministro, pero fue él quien terminó aprendiendo que tal anillo si existía. El ser más sabio del mundo, según el Talmud, el mismismo rey Shelomó aún le quedaba una lección por aprender. Que hay un principio, universal, compartido por todos los hombres y mujeres, capaz de ser pronunciado en todas las lenguas que tiene la capacidad de transformar nuestro estado de ánimo. Cuando creemos que estamos en la cima, que tenemos todo, cuando creemos que somos indestructibles la frase “Gam Ze Yaavor” nos hace recordar que la vida es un círculo, que a veces estamos arriba pero que otras veces nos tocará caer. Que todo, todo, es pasajero. Y cuando estamos tristes, cuando nos encontramos desolados, la frase “Gam Ze Yaavor” produce el efecto contrario, nos hace recordar, aunque más no sea por un instante que el dolor y aquella tristeza que inunda nuestros corazones también es pasajera. En su popularización en la literatura anglosajona Edward Fitzgerald resume el poder de esta frase de la siguiente forma: “Es imposible imaginar un pensamiento más real y universalmente aplicable a los asuntos humanos que el expresado en estas palabras memorables, o más descriptivo de esa oscilación perpetua del bien al mal, y del mal al bien, que desde el principio del mundo ha sido la característica invariable de los anales del ser humano…”. Gam Ze Yaavor. Una verdad universal ya que nos afecta a todos por igual. Todos podemos sentirlo. Todos podemos entenderlo. Y en 1859 Abraham Lincoln, citando esta misma historia, concluye diciendo: “¡Cuánto expresa! ¡Qué castigo en la hora del orgullo! ¡Qué consolador en las profundidades de la aflicción!” Gam Ze Yaavor. Estas palabras que consuelan al deudo también deben ser una advertencia para la vida. Para los vivos. Deben hacernos tomar conciencia de cada momento. Debemos recordar cuando aún tenemos a ese ser querido que aquellos momentos de alegría también pasarán. ¿Por qué debemos recordar eso? ¿Es acaso una especie de masoquismo? En lo absoluto. Es la invitación a aprovechar al máximo aquel momento, aquella relación. A entender que habrá momentos en el cual esos instantes “también pasarán” y es por eso que debemos valorar, apreciar y aprender a vivir al máximo cuando la vida nos pone en la cima de la montaña rusa. A gozar con quien amamos. A compartir una comida. A pasear. A viajar. A bailar. A sonreír. A jugar. Gam Ze Yaavor. Quizás no este grabado en un anillo pero debemos grabarlo en nuestros corazones. Recordar que tanto los momentos de dolor como los de alegría son efímeros. Palabras que nos consuelan en nuestra aflicción y nos vuelven humildes en los momentos de mayor alegría. Palabras que le dan un balance a nuestra vida. Que podamos aprender a gozar de cada uno de los momentos con quienes amamos. Que podamos valorar cada instante tomando consciencia plena que también esos momentos pasarán. Que podamos sanar nuestros corazones, tomar dimensión de la vida y del paso del tiempo, en los momentos de mayor dolor y aflicción, que nuestras mentes puedan guiar a nuestros corazones sabiendo que incluso de los pozos más profundos saldremos. Gam Ze Yaavor – Esto también pasará. Uriel Romano, Rabino Comunidad Judaica Norte (Argentina) Twitter: @urielromano Sitio web: https://urielromano.com/ *Nota de la redacción: A veces las palabras se resignifican según el momento de la vida que se está transitando. Por eso consideramos pertinente compartir esta prédica del Rabino Uriel Romano, previa al Izkor de Iom Kipur de 5.780, que reproducimos con su autorización.

publicado 24 Octubre 2019

La Ilusión de la Libertad de Expresión

En estos tiempos donde la comunicación interpersonal transita a través de medios digitales inmediatos y la comunicación masiva se simplificó con el uso de redes sociales y otras aplicaciones, la libertad de expresión debiera estar gozando de muy buena salud. Como nunca antes en la historia las barreras clásicas que solían producir distorsiones, demoras o restricciones entre el emisor y el receptor, han ido desapareciendo. Ahora ya no importa el criterio de un editor, ni contar con un medio tradicional para la difusión o tener habilidades extraordinarias de convocatoria. La masiva penetración de Internet representa el escenario ideal para la libre expresión de ideas. La mayoría de sus aplicaciones son importantes herramientas de comunicación y de acceso a la información. Con este poder en sus manos, los ciudadanos debieran estar más entrenados y dispuestos a escuchar todo tipo de opiniones e ideas. Abiertos al debate correcto. Sin embargo, el reciente episodio de la estudiante de la Universidad de Chile o las llamadas a funas en redes sociales o la masa vociferante implacable en el mundo de las aplicaciones digitales, revelan la existencia de inéditas y potentes barreras. Un mundo anónimo inconsciente de lo delicado que es ir silenciando a las personas. Censuras novedosas que ya no provienen de un poder político o de un gobierno, sino de la misma sociedad que dice importarle la democracia y su más grandioso valor, la libertad. Ambas van de la mano. No puede existir una sin la otra. La libertad de expresión se nutre de la libertad de pensamiento y esta a su vez de la libertad de información. Las tres terminan por conformar la opinión pública. Por eso las democracias necesitan que estos principios sean protegidos. Para su real manifestación en el ámbito de la libertad individual y los ciudadanos debieran ser sus principales guardianes. Son siempre los primeros y los más afectados cuando se restringen. Situación que ocurre constantemente. La libertad de expresión no es un derecho inalterable. Su extensión va variando según sea el período en la que está inserta. Gana y pierde espacio dinámicamente. Existe, pero en grados aproximativos. Hoy ese grado debiera estar muy alto. Se cuentan con todas las herramientas para llevarla a una gran expansión, pero en la práctica han surgido potentes mecanismos para silenciar, más allá de la ley. Algunos dirán que a pesar de esto hoy somos más libres que en otras épocas. Seguramente encontraremos parámetros objetivos para decir que sí. Pero la libertad de expresión ha recorrido un larguísimo camino y en ese trayecto teniendo como contexto el tipo de sociedad y régimen político de cada época, podríamos encontrar ejemplos donde gozó de un amplio espacio en momentos donde la dimensión para la individualidad era más bien reducida. Por ejemplo en Atenas la libertad de expresión existió como principio democrático y aunque no se ajusta al concepto que hoy la define, lo vivido en la Antigua Grecia permitió atraer a sus puertas pensadores y eruditos de todo el mundo mediterráneo. Sin este espacio de libertad tampoco habrían nacido los dramaturgos atenienses. Aristófanes por ejemplo, ridiculizaba públicamente a los líderes políticos de la ciudad o incluso satirizaba con lo más sagrado, sus dioses. Para ese período era bastante. La idea estaba, aunque a la larga cuando esta libertad comenzó a molestar al poder y los libres pensadores fueron castigados, aislados o desterrados. Protágoras tuvo la idea de expresar sus dudas acerca de la existencia de los dioses y murió aislado camino a Sicilia. Guardando las proporciones ¿ Se pueden encontrar similitudes en el destierro de Protágoras a las agresiones y pedidos de expulsión de una alumna.? En los primeros documentos de derechos humanos se afirmó específicamente que la libertad de expresión es un derecho inalienable y consiste en la comunicación libre de ideas y opiniones. Cada ciudadano puede, en consecuencia, hablar, escribir e imprimir con libertad, entendiendo que será responsable de los abusos de esta libertad que se definan por la ley. Significa hacer púbico un pensamiento sin miedo a represalias formales e informales. Consensuadas y adoptadas estas definiciones, las sociedades liberales se han concentrado esencialmente en debatir acerca de si debe o no ser limitada, cuánto y cómo. Algunos postulan que debiese condicionarse a favor de otros valores, entendiendo que esta libertad siempre tiene lugar dentro de un contexto de valores en competencia. Discusión no zanjada que los países han ido resolviendo a través de sus propios cuerpos legales. Unos más restrictivos que otros. Pero el problema actual se está produciendo con la desaprobación social. Ésta se ha constituido como una gran amenaza a la libertad de expresión. Las redes se prestan para prácticas excesivas en el ejercicio de este derecho. Son un escenario que facilita la difamación y la incitación a la violencia ( entre otros ) además de la rapidez con la que se propagan estos abusos. Ante esta dinámica tan potente, si el efecto es que las personas deciden no emitir su opinión o información por miedo a las represalias, burlas o indignación moral del resto, entonces estamos ante un control social que se impone. Una manera de censurar que merece tomarse en serio. La expresión de ideas y opiniones siempre tiene lugar en un entorno con convicciones, suposiciones y percepciones. Entonces lo que hacen las sociedades libres es defender la posición de cada uno y las respuestas van variando según el contexto. No es una simple garantía de desahogo personal. Lo que la hace fundamental es que fomenta la individualidad, la creatividad, la autenticidad y por ende, el desarrollo humano. Si se ve restringida o prohibida, esa opinión silenciada puede haber contenido una verdad o parte de una verdad, pero más importante aún, es que el resto de las opiniones no cuestionadas terminan por convertirse en prejuicios y dogmas que comienzan a heredarse sin ser cuestionados. En el mundo particular de las redes sociales, este control social se ejerce implacablemente y son los propios usuarios los que vulneran este derecho. Por eso, en una serie de foros internacionales se ha discutido bastante cómo entregarle un marco regulatorio a las redes para proteger la libertad de expresión. En algunos casos se ha planteado incorporarle las mismas reglas que rigen para los medios tradicionales. En otros se puede leer entrelíneas que más que proteger al usuario y su libertad, hay un interés central por limitarlas a favor del poder político. Es tan profundo el cambio, que incluso hay acuerdos internacionales donde se plantea que el Estado debe garantizar el acceso universal a Internet para asegurar el disfrute efectivo del derecho a la libertad de expresión. Son temáticas nuevas. Aún no está claro cómo hacerlo bien y cualquier regulación mal hecha podría cambiar la naturaleza extraordinaria que proporcionan estos medios a libertad de expresión, en la que Internet y sus aplicaciones aparecen como uno de los mecanismos ideales para el pleno desarrollo de un derecho fundamental. Un contexto que podría dañarse gravemente si la gente espera que le impongan una larga lista de reglamentos para saber cómo comportarse. Procurar que la libertad de expresión ocupe un lugar amplio en la sociedad es una obligación individual. Es comprender que las amenazas no provienen de quienes expresan ideas contrarias a las propias, sino que el verdadero peligro es regalarle el espacio a quienes finalmente detentan el poder o intentan imponer dogmas. En pocas palabras, dice el profesor norteamericano de Derecho Stanley Fish, ¨ la libertad de expresión no es un valor independiente, sino un premio político ¨.

publicado 17 Octubre 2019

Antisemitismo en Yom Kipur

En esta columna pensaba hablar de mi experiencia en Iom Kipur fuera de Chile, pero rehice todo a partir del ataque en Halle, Alemania. De todas maneras, quisiera decir que las Altas Fiestas las pasé en Adas Israel Congregation (Washington D.C.), cuya misión me cautivó: “Fomentar la alegría a través del judaísmo”. Primera sorpresa en erev Rosh Hashaná: detector de metales, además de presencia policial en toda la zona. Sentí la diferencia y se me hizo patente que vengo de otro lugar. Dentro de la sinagoga sentí el espíritu festivo definido en su misión. Dos rabinas y una jazanit sobre la bimá, muchas mujeres con kipá, todo tipo de vestimenta, todo tipo de personas; una combinación fantástica que representa la diversidad del judaísmo. Me presentaron a la rabina, quien me invitó a asistir a Iom Kipur. No logré llegar a Kol Nidrei, sin embargo, al día siguiente fui a Izkor, como lo hago sagradamente desde hace 19 años para rezar por mi padre. En la noche, la salida de la Neilá me demostró que la sinagoga estaba más llena de lo que parecía. Cientos de personas avanzaban por una calle pequeña, custodiada por dos autos y un furgón de policía. Fue en ese preciso momento en que me pregunté qué estaría pasando en otros lugares del mundo y qué podía pasar allí donde yo estaba. Sentí miedo porque todos los que caminábamos hacia la avenida principal estábamos expuestos; incluso pensé en todas las posibilidades de un ataque en ese momento. Ese miedo me perturbó, sobre todo después de una instancia tan profundamente espiritual. Sin saber aún del atentado en Alemania, pensé en los 11 asesinados en Pittsburgh hace justo un año. Pensé que en 2018 en Nueva York hubo un aumento del 83% en delitos de odio, de los cuales el 59% fue dirigido a judíos (World Jewish Congress). El antisemitismo latente en las sociedades nos pone en peligro, pero también el desconocimiento y la ignorancia. Esta ignorancia se aprecia en la encuesta de Claims Conference de 2018, que da cuenta de que, en EE.UU., dos tercios de los millennials no saben qué es Auschwitz. Lo mismo con el 41% de adultos. Este dato no dista mucho de algo quizás más grave. En Europa, en donde se desarrolló la Segunda Guerra, uno de cada tres europeos no ha oído hablar del Holocausto (encuesta CNN en siete países de Europa). Se mantiene la ignorancia en donde es inaceptable que esto ocurra. Entonces, sigo aseverando que la ignorancia y el antisemitismo tradicional hacen que, por ejemplo, en Francia se produjeran 541 atentados antisemitas en 2018, lo que significa un aumento de 74% con respecto a las 311 agresiones del año anterior (Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, FRA). Pero, aunque parezca difícil de creer, el récord de ataques en Europa se produjo en Alemania: 1.646 actos antisemitas, un aumento de 9,4% en relación a 2017, según estudio solicitado por el Parlamento. Parece increíble, pero Alemania muestra el nivel más elevado de crímenes antisemitas de los últimos diez años, y no puedo dejar de conmocionarme. Allí, en donde se dictaron las Leyes de Nuremberg, donde se arrebataron los derechos civiles a los judíos, en donde se quemaron sus libros y destruyeron sus casas y tiendas, en donde se construyeron campos de muerte para asesinar a seis millones de judíos y a tantos otros millones de comunistas, eslavos, homosexuales y discapacitados. Precisamente allí. Es algo que no logro entender. Algo que no logro aceptar. Quizás el ataque en Halle no debería sorprendernos tanto. Sólo confirma una tendencia incomprensible. A propósito de este terrible ataque, el diario El País de España aseguró que: “Europa se enfrenta a un peligroso repunte del antisemitismo”, y hace la precisión de que ya no es sólo el antisemitismo neonazi de ultraderecha, sino también aquel inspirado por el yihadismo. Latinoamérica no está exenta, de hecho Argentina sufrió el sangriento ataque a la AMIA. Antes había sido la Embajada de Israel en Buenos Aires. Más recientemente y para sorpresa de muchos, un un hombre convertido al islam asesinó de David Fremd en la tranquila localidad de Paysandú, Uruguay. Cuando recuerdo que Félix Klein, comisionado alemán contra el antisemitismo, desaconsejó el uso de la kipá, me doy cuenta de lo difícil que puede resultar ser judío. Cuando se canta “el próximo año en Jerusalem”, hay un deseo de estar en nuestra tierra milenaria, pero aquellos que estamos en la Diáspora también tenemos un deseo de estar seguros en la práctica de nuestra fe. Yo, por ahora, tengo claro que en el primer aniversario del ataque de Pittsburgh participaré en el llamado del AJC Washington #ShowUpForShabbat (Ven a Shabat), que busca “expresar nuestra voz colectiva por un mundo libre de antisemitismo, odio e intolerancia”. Jatimá tová y que a partir de este año podamos disfrutar de nuestras tradiciones sin temor. Instagram: @graceenwashington

publicado 10 Octubre 2019

¿Invertir o no invertir en propiedades? Esa es la pregunta

Se rompió la famosa burbuja. La bonanza que había caracterizado al mercado inmobiliario en las últimas décadas sufrió una merma en lo últimos años, haciendo que la compra y venta de propiedades se ralentizara. Ante eso, los bancos buscaron dar un nuevo impulso rebajando las tasas de interés, y ofertando más y mejores condiciones crediticias, por ejemplo, con un financiamiento de hasta el 90% de los créditos hipotecarios. Y si bien para algunos expertos del área la tasa de interés podría seguir bajando, por lo que convendría esperar, para la especialista inmobiliaria y corredora de propiedades Mar Heram (www.heram.cl), el momento es ahora. “Este es el mejor momento, los bancos se están peleando a los clientes. El mercado inmobiliario estaba bastante deprimido y esto ha venido a darle un input importante a la adquisición de viviendas para inversiones”. Y agrega que “las tasas de interés ahora han bajado tanto que el mercado se está reactivando y es el momento para comprar”. En especial, señala, es el tiempo propicio para quienes buscan una propiedad como inversión para la jubilación. “Las jubilaciones están tan alicaídas, que la forma de obtener una buena jubilación es comprando propiedades. Pero como el mercado estaba un poco incierto y un poco deprimido, la gente no se atrevía a adquirir deudas a largo plazo”, situación que -en su opinión- ya se comienza a revertir. “Como inversión es lo mejor, porque si tu piensas que la gente toma un APV y después se encuentra con una jubilación paupérrima, en vez de APV mejor que “compre ladrillos”, es decir, propiedades. La compra de ladrillos siempre te la encuentras de vuelta, en base a un arriendo o en base a vivirla a tú mismo”. Por otro lado, para quienes ya tienen un crédito hipotecario, esta es la oportunidad para renegociar. “En vez de pagar un 3% o un 3,5%, ahora hay un banco que da un 1,85% los tres primeros años y después sube a un 2,5%. Las tasas son imbatibles. Muchos bancos están ofreciendo tasas entre un 2 y un 3%, algo inaudito realmente, que no se dio nunca”, señala Mar Heram. Con experiencia en el corretaje de propiedades y la administración de edificios y condominios en Chile y España, Heram Servicios Inmobiliarios cuenta con dos sucursales: Cerro El Plomo 5931, en Las Condes, y Las Araucarias 1733, en Lo Barnechea. Su socia directora, Mar Heram, opina que “el mercado inmobiliario es lo primero, mueve y la economía de un país en el sentido de que da trabajo mucha gente. Entonces también tiene que ver con eso, con una reactivación integral. Cuando uno va a poner su plata al banco, lo que te dan es una miseria. Entonces la gente tiende a invertir lo que tiene en propiedades, porque le van a rentar un alquiler”. Así, para quienes evalúan aprovechar esta coyuntura para adquirir una propiedad, ya sea para habitar o para rentabilizar, la experta recomienda: “Hacer un estudio de mercado de cuáles son los bancos que le ofrecen las mejores garantías a largo plazo, no solamente los bancos que te dicen que te dan 1,5% o 1,8% los tres primeros años, sino ver cuál va a ser la constante en su dividendo, hay que hacer una evaluación de cuál va a ser el pago a largo plazo, no el hoy, sino que cuál va a ser la estabilidad del crédito. Eso hay que estudiarlo, hay que ir a dos o tres bancos que te ofrezcan la mejor opción a largo plazo, no solamente el hoy. Buscar propiedades que estén subvaluadas, o gente que vende por apuro, ese es el nicho, para poder comprar, arreglar y vender”. Básicamente, dedicar el tiempo suficiente a estudiar el mercado, la oferta de propiedades y el crédito.

publicado 10 Octubre 2019

Greta Thunberg: Un Ejemplo de Tikún Olam

El cuidado del planeta, y en particular del medioambiente, se ha posicionado con fuerza en la agenda global. Querámoslo o no, estamos rodeados de alertas que nos apelan a un cambio cultural para preservar el único planeta habitable que tenemos. Septiembre fue un mes ansiado para quienes estudiamos asuntos internacionales. Durante este mes, la atención se centró en Nueva York, donde se desarrolló una nueva versión de la Asamblea General de las Naciones Unidas y, como cada año, fueron innumerables las actividades en torno a ella. Esta versión no fue excepción. La activista sueca Greta Thunberg llegó poco antes a la Gran Manzana —tras un viaje de 15 días en velero desde el Reino Unido— para participar en la Cumbre de Acción Climática, que a su vez fue la antesala de la Conferencia de las Partes que por primera vez Chile organizará en diciembre próximo. Observando el mensaje de Greta Thunberg, me llamó la atención lo internalizada que tiene la responsabilidad de legar un planeta en las mejores condiciones posible. Varios podrían justificar que su performance se debe al síndrome de Asperger que se le ha diagnosticado. Yo prefiero creer que es el reflejo de valores culturales que se traspasan de generación en generación: sus padres y sus abuelos también son activistas por distintas causas. Como judíos no nos debería llamar la atención, ya que el respeto por el medioambiente también forma parte central de nuestra identidad, cultura, y nuestra religión desde hace casi 6 mil años. Greta Thunberg no es judía pero nos da una fuerte lección e inspiración para seguir su ejemplo de Tikún Olam, mejorar el mundo. La académica Hava Tishosh-Samuelson se ha encargado de investigar específicamente el vínculo entre el judaísmo y el Medio Ambiente, desde diferentes enfoques, destacando en su análisis el valor de la responsabilidad dentro de la ética medioambiental judía. A partir del aparente choque y discusión entre la mitzvá Prú urbú —“Sean fecundos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen sorbe todos los seres vivientes” (Bereshit 1:28)—, y Levadó uleshambró —“Di-s tomó al Hombre, y lo puso en el Jardín del Edén para que lo trabaje y lo cuide” (Bereshit 1:15), Tishosh-Samuelson diferencia tres pilares sobre los que la ética medioambientalista judía se sustenta: creación, revelación y redención. En sus estudios, la doctora Tishosh-Samuelson ahonda en que la teología judía establece que Di-s creó el mundo físico y a todos sus habitantes, que el mundo es bueno, pero no es perfecto, y por eso sus criaturas se ordenan jerárquicamente de acuerdo a su capacidad de perfeccionarlo: de hacer Tikún Olam, y de ahí que los humanos estemos en la cima de la jerárquía ya que fuimos hechos “a imagen de Di-s” —Tzelem Elohim—, como un eslabón entre las bestias y Di-s. Todos los seres humanos tienen que rendir cuentas ante Di-s por sus acciones, pero hay un grupo escogido —Israel— que debe esforzarse más en observar mandamientos que, mirándolos con detención, parecieran ser una lista de advertencias sobre los daños que hoy vive el planeta: la tierra debe descansar también en Shabat, por lo que no se puede arar, plantar, o regar en ese día; debemos respeto a la biodiversidad —está prohibido juntar dos semillas diferentes en un mismo terreno, ni generar mezclas de animales—; tenemos que limitar el sobreconsumo —por eso, la lista de animales kasher es relativamente corta—; nos debemos preocupar de las generaciones futuras y de eliminar el trato cruel con otras especies —está prohibido tomar los huevos de un nido si la madre los está empollando—, y tenemos la expresa tarea de cuidar los árboles, especialmente en las zonas de guerra. Eso, sin destacar un grupo de las mitzvot que más sentido me hace, relacionadas con la justicia social: Peá —entregar las cosechas de las esquinas de los campos para los que no tienen tierra-, Lequet y Shijejaj —entregar a la caridad toda la gavilla que se cayó o se olvidó durante la cosecha—, Peret —no consumir para uno mismo las uvas que se cayeron de la parra—, Olelot —donar los racimos inmaduros a los hambrientos—, y Maaser Aní —entregar el diezmo para los pobres—. Lo que me conmueve de Greta Thunberg cuando dice en la ONU que el “límite lo estamos marcando aquí y ahora” es que siento que en realidad esto siempre ha estado en la Torá, y que ahora estamos experimentando las consecuencias de no habernos tomado en serio el rol del “Pueblo elegido”. Ahora que empezamos un nuevo año en el calendario judío, ¿cuál va a ser el propósito con que realmente nos comprometeremos? Yo, por ejemplo, dejaré de consumir botellas plásticas no retornables.

publicado 03 Octubre 2019

Enfrentamiento Irán versus Arabia Saudita y la posición de Israel

Los enfrentamientos entre Arabia Saudita e Irán sumaron un nuevo episodio después de los ataques, ocurridos a mediados de septiembre de 2019, contra las principales refinerías de petróleo sauditas. El ataque, cometido por drones, ha sido reivindicado por los hutíes. Estos son un grupo chiita, con presencia en Yemen, que tienen el apoyo de Irán y se oponen militarmente a Arabia Saudita y otros Estados mayoritariamente sunitas. Se trata de un conflicto, que comenzó como guerra civil, oponiendo a diferentes grupos de Yemen, y que desde 2014 se ha transformado en un conflicto militar que envuelve a varios Estados, tanto del Medio Oriente como extra regionales. De hecho, en 2015 Arabia Saudita llevó a cabo una fuerte intervención militar en Yemen, dirigida contra los hutíes, recibiendo el apoyo de una coalición de países árabes, a los que se sumó Pakistán, así como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, entre otros. Las intervenciones sauditas han continuado, en tanto que los hutíes han recibido el apoyo militar de Irán. Por consiguiente, el conflicto del Yemen ha implicado un enfrentamiento militar directo entre dos potencias regionales del Medio Oriente, que representan las dos principales ramas del islam, la sunnita (Arabia Saudita) y la chiita (Irán). La rivalidad entre Riad y Teherán no se limita a Yemen, sino que se extiende prácticamente al conjunto del Medio Oriente. En Siria, en el contexto de la guerra civil que surge desde 2011, la potencia chiita ha sido un fuerte sostén del gobierno de Bashir Al Assad, mientras que Arabia Saudita ha apoyado a la oposición al régimen. En Irak, en el marco de la guerra civil tras el derrocamiento de Saddam Hussein, la potencia iraní ha apoyado a las fuerzas chiitas, mientas que Riad se ha inclinado por entregar asistencia a los grupos y milicias sunnitas, así como a los kurdos. Además, Arabia Saudita ha logrado concentrar el apoyo de la mayoría de los países árabes en contra de Irán. De este modo, en la XXIX Cumbre de la Liga Árabe, realizada en abril de 2018 en Riad, se atacó a Teherán por su intervención en la región. Frente a esta situación, Israel no permanece indiferente. Desde la revolución islámica de 1979, que acabó con el antiguo régimen del Shah, Irán ha sostenido una sistemática política en contra de Israel, al que en varias oportunidades ha amenazado, incluso con “borrarlo del mapa”. Adicionalmente, el movimiento libanés proiraní Hezbolla, considerado como terrorista por países europeos, Estados Unidos y Argentina, entre otros, ha atacado a Israel en reiteradas oportunidades en la frontera con el Líbano. Existe creciente evidencia en la política y sociedad israelíes que Irán representa una amenaza mayor para el Estado judío, la principal amenaza, la que se acrecienta por el potencial poderío nuclear de la nación persa. En este contexto, los intereses estratégicos de Israel y de algunos países árabes, principalmente Arabia Saudita, coinciden. No solo enfrentan a un mismo enemigo, sino que también poseen metas comunes en diferentes conflictos de la región, particularmente en lo que dice relación con Siria y el Líbano. En una entrevista realizada en abril de 2018, el príncipe de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salman, futuro heredero al trono, reconoció la confluencia de intereses comunes entre Jerusalén y Riad en lo que dice relación con los asuntos del Medio Oriente. Salman agregó que ambos países tienen un enemigo común representado por Irán. Israel y Arabia Saudita tuvieron posiciones comunes y de fuerte rechazo al acuerdo 5+1 firmado con Irán en 2015, el que suscribieron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, el que establecía el fin de las sanciones económicas a Irán a cambio de salvaguardias y limitaciones en el programa nuclear iraní. Además, hay evidencias de contactos secretos entre ambos Estados, lo que ha sido revelado principalmente por autoridades israelíes de alto rango. De este modo, el ministro de Inteligencia, Yisrael Katz, aseguró que ha invitado al príncipe Salman a visitar Israel. Por su parte, el periódico Haaretz ha informado de la existencia de reuniones regulares, que incluyen a militares israelíes y saudíes. El medio ha agregado que estas reuniones han tenido lugar en un centro de operaciones conjunto, en el que se coordinan actividades entre Jordania, Arabia Saudita y Estados Unidos. Hay que recordar que Israel y Arabia Saudita son importantes aliados de Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de estos intereses estratégicos compartidos, nunca han existido relaciones diplomáticas entre Riad y Jerusalem: el primero ha negado siempre el derecho de existencia del segundo. Las condiciones impuestas por Riad, y también por otros países árabes, para el reconocimiento pleno de Israel y el establecimiento de lazos diplomáticos, es la solución al problema palestino. Para formalizar los intereses estratégicos comunes entre Israel y sus vecinos árabes, sería fundamental una solución al conflicto israelí-palestino, ya sea en los términos de los bloqueados acuerdos de Oslo, o a través de una renovada iniciativa, manteniendo la fórmula de los dos Estados. De esta manera, aumentarían las posibilidades para avanzar en la construcción de una alianza entre Israel y los países árabes, que haga frente común a las amenazas representadas por Irán y que, consecuentemente, contribuya a la pacificación de la región y del mundo.

publicado 26 Septiembre 2019

Preparandonos para Rosh HaShaná

Masejet Rosh Hashaná comienza diciendo que existen cuatro comienzos de año: uno para los reyes, que sería el calendario civil y es el 1° de Nisán; otro para los árboles, el 15 del mes de Shvat; otro principio de año para el diezmo de los animales, que sería el calendario comercial y es el 1° de Elul, y el más conocido -que celebramos y esperamos con mucha alegría- el 1° de Tishrei, el año nuevo para los seres humanos. En ese día, cada uno de nosotros pasa frente al Kadosh Baruj Hu y es Él quien emite un juicio sobre nuestra forma de usar el regalo de la vida. La sola mención de que estaremos frente al Creador, en forma individual, en ese día, nos llena de una sensación especial. Por un lado, hay un poco de inquietud, porque es el Creador y es un juicio. Pero por otro lado, está la emoción y la convicción de que todo lo que hacemos es importante; que cada gesto, cada acto, aunque parezca anónimo, no lo es. Hay un relato que aprendí de mis maestros, que habla de un niño jugando a las escondidas. Con mucha emoción, el niño ser escondió; pasaba el tiempo y pensaba: “Qué genial este lugar, acá nadie me va a encontrar”. Pero seguía pasando el tiempo y esa convicción de que había hallado el escondite ideal, comenzó a dejar paso a la sensación frustrante de que en realidad nadie lo estaba buscando. El niño se puso triste y se sintió desolado. El ser humano no tiene que estar triste ni sentirse desolado, pues. D’s no deja a nadie sin Su atención. Todos pasamos bajo “el cayado del pastor”, como dice la oración del Unetané Tokef. Y Él mira nuestras heridas, nuestras dificultades; las conoce todas. Él nos propone una sanación, que tiene que ver con el retorno al camino adecuado, y el retorno a Él, que es la fuente de todas nuestras bendiciones. Este retorno –que en hebreo se llama Teshuvá- es aquella actitud que reafirma nuestra condición humana. En primer lugar, porque si tenemos que retornar es porque en algún momento equivocamos el camino. Y eso nos devuelve a nuestro espacio y nos hace crecer en humildad. D’s sabe todo, es “el que escudriña en nuestros corazones”, como dicen los Salmos. Él sabe de nuestras buenas intenciones, y sabe también de nuestros fracasos y de nuestros temores. Frente a Él no hay nada que se esconda. Cuando fue creado el ser humano -en nuestra visión alegórica del relato del Génesis- Adán es colocado en el paraíso junto a Java, Eva. Y tienen por misión trabajar y cuidar el mundo que se les confía. Sin embargo, trangreden el único precepto que D’s les dio. D’s le pregunta a Adán “¿Dónde estás?”, “¿Haieka?”. El hombre se esconde en el Jardín del Edén, y le contesta: “Escuché tu voz en el jardín, y temí porque estoy desnudo. Y me escondí”. Somos Adán y Eva, muchas veces intentamos escondernos del llamado de D’s, sin saber que es una tarea imposible, y que -por el contrario- si en lugar de escondernos reconocemos nuestra desnudez frente a Él, podrá cubrirnos con un manto de sentido y ayudarnos en el retorno a un espacio de salvación. Rosh Hashaná alimenta la hermosa sensación de que no estamos solos, que somos individuos, criaturas de D’s, que Le preocupamos y que confiamos en Su misericordia para que nos regale una nueva oportunidad. La vida es una bendición, vivirla con la dignidad que D’s pide debe ser nuestra elección. Que en este año que se abre se cumplan las palabras de los sabios, que decían “Tijlé shaná ve kilelotea, tajel shaná ubirkotea”, que se termine el año con las maldiciones que contuvo y que comience un año con las bendiciones que seguramente D’s tiene previstas para cada uno de nosotros en forma individual, para nuestras familias, para el pueblo de Israel y para la humanidad. ¡Shaná tová! ¡Jatimá tová!

Un hombre grande, en su vida y en su legado

Así comenzaba la columna titulada “Fragilidad”, la última publicada por Tiberio Yosif Klein Z.L., publicada en su perfil de Facebook el pasado 31 de octubre. Tito, como lo conocían sus cercanos era un prolífico ensayista y columnista, a pesar de que su formación profesional era la de arquitecto. Aquejado por un cáncer, falleció el miércoles 13 de noviembre de 2019, a la edad de 75 años. Comprometido dirigente comunitario, fue parte del Directorio de diversas instituciones, entre ellas la Federación Sionista de Chile y el Keren Kayemet Le Israel. Llevaba el sionismo en la sangre, y había sido voluntario en Israel durante la Guerra de los Seis Días, en 1967. Tiberio fue además el primer Presidente en Chile de la Organización Internacional Mensa, una asociación de personas de alto coeficiente intelectual (CI), fundada en Inglaterra en el año 1946. Escritor y dramaturgo de oficio, fue autor de las novelas “Los Peones” (2010) y “¿Dónde está Rita?” (s/a), y mención Honrosa en la Sociedad de Autores Teatrales de Chile. Tiberio Yosif cultivaba una visión crítica e integradora de la comunidad y la vida judía en Chile. Fue parte, hasta su fallecimiento, de Comité Editorial de La Palabra Israelita. Lo recordaremos eternamente por su compromiso kehilatí, su caballerosidad, opinión ilustrada y pluma virtuosa.

El gran gestor de “Anajnu”

David Abodovsky Guiser, Z.L., no era periodista -era publicista- sin embargo entendía muy bien cuál era el rol de un medio de comunicación, y en especial uno comunitario. Desde el sitio web de Anajnu, www.anajnu.cl, fundado en el año 2005, David buscaba propiciar un intercambio de ideas, que estimulara “a las personas a comprometerse con su ser judío e idealmente a participar en alguna de las vertientes del judaísmo con la que se sientan identificadas, fomentando a su vez el conocimiento, la solidaridad y la empatía con Eretz Israel”, como se señalaba en su sitio web. David tenía una idea transversal e inclusiva de cómo debía ser la comunidad judía de Chile, y a través del medio de comunicación que creó y dirigió, intentó impulsar y compartir esa visión. Falleció en la madrugada del sábado 9 de noviembre, a la edad de 73 años, afectado por una grave enfermedad. Fue, como lo calificó la Comunidad Judía de Chile en un comunicado, “un trabajador incansable y un férreo defensor del pueblo judío y el Estado de Israel”.

Directora israelí integrará jurado del Festival Internacional de Cine

La cineasta y actriz israelí Hadas Ben-Aroya integrará el jurado de la 34ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. El filme “People that are not me”, dirigido y protagonizado por Ben-Aroya, había ganado el premio mayor (Astor de Oro) del Festival en 2016. Ben-Aroya nació en 1988 en Israel. Se graduó de la Escuela de Cine Steve Tisch en la Universidad de Tel Aviv. Ganó el «Mejor Cortometraje» en el Shanghai Film Festival con «Sex Doll» (2013). Su primer largometraje «People That Are Not Me» (2016) se estrenó en el Festival de Locarno y ganó la competencia internacional a mejor película en el Festival de Mar del Plata. Hadas participó en los Berlinale Talents 2016 y en el Master Class del Festival de Cine de Zúrich. «Nymphie», su segundo proyecto de largometraje, fue seleccionado para participar en el laboratorio de guionistas de Sundance 2017. El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2019 se realizará del 9 al 18 de noviembre y es organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Censuran libros del israelí Yuval Noah Harari

La liga de editores de Teherán decidió vetar la compra y venta en su territorio de los libros del célebre escritor israelí Yuval Noah Harari. De acuerdo a información de la agencia estatal iraní IRNA recogida por la agencia de noticias AP, la liga incluso busca una “posible” toma de acciones legales contra la venta de los libros. Entre los libros vetados se encuentran De animales a dioses: Breve historia de la humanidad, Homo deus: Breve historia del mañana, 21 lecciones para el siglo 21 y Dinero. En mayo pasado, el Ministerio de Cultura de Irán anunció el veto a la publicación de los libros de Harari en el territorio iraní. Como sus argumentos para la decisión, señaló que estos promueven la teoría de la evolución y falsifican la historia. Asimismo, las autoridades iraníes expresaron su temor de que los libros de Harari, al que llaman “un sionista”, pudieran difundir ideas occidentales entre sus ciudadanos.

Musulmanes y judíos de Bosnia conmemoran siglos de buena convivencia

Con motivo del bicentenario de este acontecimiento, las dos comunidades organizaron en Sarajevo una conferencia y exhibición para recordar y destacar que la convivencia pacífica entre las dos religiones es posible en estas tierras desde hace unos 500 años. Todo ello, en medio de crecientes sentimientos antisemitas y islamófobos, no solo en Europa sino en gran parte del mundo. Tras la expulsión de los sefardíes de España en 1492 decenas de miles de judíos llegaron al Imperio Otomano, y con ello también a lo que hoy es Bosnia Herzegovina. "Estas dos comunidades son un luminoso ejemplo de cómo dos religiones diferentes pueden cooperar. Los dos pueblos muestran que la tolerancia es la clave del éxito", aseguró Jakob Finci, histórico líder de la comunidad judía de Sarajevo. "Lo que desconcierta a este mundo dividido por todo tipo de conflictos es cómo los musulmanes y judíos de Bosnia viven juntos, comparten el bien y el mal", agregó el ex político durante la conferencia celebrada el pasado jueves. LA COMUNIDAD JUDÍA, DIEZMADA POR EL HOLOCAUSTO La comunidad judía de Sarajevo -con hoy solo entre 700 y 800 personas, en su mayoría de origen español (sefardí)- contaba hasta la Segunda Guerra Mundial con más de 12.000 personas, casi una cuarta parte de la población de la ciudad entonces. Sin embargo, gran mayoría de los judíos bosnios fueron asesinados durante la ocupación nazi y el Holocausto. Los musulmanes conforman la principal de las tres grandes comunidades étnica-religiosas de Bosnia, junto a los serbios y croatas, que se enfrentaron durante la sangrienta guerra civil de 1992-1995. En Sarajevo, un 80 % de la población es musulmana actualmente. El líder de la comunidad islámica bosnia, Husein Kavazovic, expresó durante la conferencia su esperanza de que conmemoraciones conjuntas de este tipo vayan a "fortalecer la unidad" entre ambas comunidades, pero también con otros grupos en el país balcánico, que sigue traumatizado por la guerra civil hace un cuarto de siglo. UNA REBELIÓN MUSULMANA DA ORIGEN A UNA FIESTA JUDÍA El motivo concreto de la conmemoración esta semana es el 200 aniversario de una rebelión de los musulmanes sarajevitas contra el gobernador otomano Mehmed Ruzdi Pasha. Éste había encarcelado al rabino local Moshe Danon y a otros diez prestigiosos judíos de la ciudad, exigiendo un elevado rescate a la comunidad hebrea a cambio de sus vidas. Unos 3.000 musulmanes se alzaron en armas para protestar ante la sede del gobernador. Lograron no solo salvar a sus vecinos judíos sino también forzar la destitución y expulsión del administrador. El historiador bosnio Eli Tauber destacó la importancia de este evento para los judíos sarajevitas, que desde entonces festejan cada otoño lo que llama en ladino (judeoespañol) el "Purim di Saray". Hacen alusión así a la fiesta judía de Purim, que se celebra cada febrero o marzo (dependiendo del calendario judío) para conmemorar la salvación de los judíos en Persia hace 2.500 años cuando un ministro del Rey propuso aniquilar a todos los hebreos. La salvación sarajevita de 1819 hace pensar de alguna forma en la historia de Purim, expuesta en el Libro de Ester (Meguilat Ester, en hebreo) que se lee cada año y desde hace siglos en las sinagogas de todo el mundo. "Purim es una celebración de la libertad. Esta es la primera vez que salimos del marco de nuestra propia comunidad. La comunidad Islámica ha aceptado celebrarla con nosotros", concluyó Tauber.

Para recordar la Kristallnacht

El histórico equipo brasilero Corinthians ha dado a conocer a través de sus redes sociales que, durante esta semana portarán tanto en su camiseta, como en las butacas de su estadio una Estrella de David para recordar la Kristallnacht, más conocida como la noche de los cristales rotos. El fútbol puede ser mucho más que un resultado. Y en Corinthians, uno de los clubes más populares del mundo, van a encargarse de dejarlo claro. Es por esto que el club usará su camiseta para mantener viva la memoria sobre un episodio funesto la Noche de los Cristales Rotos, uno de los episodios emblemáticos de la persecución a los judíos en la Alemania nazi. El club paulista contó en un video brillante y conmovedor la idea del homenaje que se realizará el 9 de noviembre, cuando se cumplan 81 años del día en que comenzó una serie de linchamientos acompañada por la destrucción de instituciones judías. Corinthians recordará esa tragedia en un partido clave: el choque por la 31° fecha del Brasileirao ante Palmeiras, su clásico rival. Como bien explica el video que se difundió a través de los canales oficiales del equipo dejó de usar estrellas en sus camisetas en 2012, año en que obtuvo su primera Copa Libertadores y su segundo Mundial de Clubes. “Corinthians no vive de títulos. Vive de Corinthians (…) Y a pesar de no usar más estrellas, sabemos que nuestros títulos jamás serán olvidados. Pero existe una historia que debe ser recordada. Una historia que también es representada por una estrella. La estrella del Holocausto, explica el locutor en off del emocionante video, mientras se aprecian las imágenes de los refugiados judíos durante los años del horror nazi. En una publicación en su cuenta de Twitter, el club de fútbol anunció que desde el 6 de noviembre y durante esta semana, su equipo lucirá en su camiseta una Estrella de David amarilla, como las que los Judíos fueron obligados a utilizar :“Cortinthians rendirá homenaje a una fecha dolorosa que ha marcado a generaciones de personas”, publicaron.

El vivo legado de Sefarad

El Instituto de Estudios Sefaradíes fue fundado en 1975. Sus objetivos son el estudio, la preservación y la difusión del Patrimonio y valores culturales, históricos y sociales de los judíos que vivieron en la Península Ibérica por más de mil años, hasta su expulsión en 1492. La mayoría se fue hacia países en torno al Mediterráneo, en especial al entonces Imperio Otomano. El Instituto creó el “Coro Sefarad” a principio de los años ochenta, dedicado a la difusión del Romancero Judeoespañol y canciones folclóricas y litúrgicas sefaradíes, en forma polifónica y folclórica con acompañamiento musical. También se desdobla en un grupo amateur de teatro musical que, a través de sus interpretaciones, testimonia las costumbres del quehacer sefaradí. Colabora regularmente con los Departamentos de Culto y de Cultura de la Comunidad Sefaradí. En 1994, se inaugura el “Museo Histórico Sefaradí de Chile” y el “Museo Bibliográfico del Judeoespañol”. Estos se encuentran en el atrio de la Sinagoga Maguen David de la Comunidad Israelita Sefaradí. Se pueden visitar con guía y, cada año, centenares de personas, entre los cuales los alumnos de varias escuelas de Santiago, seminaristas, turistas, etc., los visitan. El Instituto mantiene también un Archivo General con importante material informativo. Ofrece permanente orientación a estudiantes y estudiosos en la investigación del acervo Sefaradí. Su directora actual -y desde hace años- es Raquel Gateño Palombo.

“Queremos nivelar la cancha hacia arriba y que ningún niño se quede atrás”

A comienzos del mes de septiembre de 2019, con motivo de la realización del 15° Encuentro Anual de Endeavor Chile, la red internacional de emprendedores eligió a cinco nuevos miembros para su Directorio, entre ellos a Ariel Gringaus. Ariel es egresado del Instituto Hebreo y de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Chile, y tiene estudios de educación ejecutiva en administración e innovación en IESE (España), Wharton (EE.UU.) y CEIBS (China). Fue Rosh Tnuá de Tikva, co-fundador de la Asociación de Emprendedores de Chile, ASECH, y es fundador y CEO de Colegium, la empresa que provee soluciones tecnológicas para la educación, creada en Chile y ya presente en seis países de Latinoamérica y en España. Creado en el año 2000, Colegium nació con el objetivo de mejorar la gestión global y el desempeño de los colegios, desarrollando herramientas tecnológicas diseñadas para mejorar el trabajo de los profesores y el equipo administrativo; mejorar la supervisión del colegio por parte de los directivos, y mejorar la comunicación entre el colegio y las familias. Desde el año 2009, es parte de Endeavor, que como explica Ariel “es una organización sin fines de lucro, fundada en Nueva York con la idea de agrupar a países que están en vías de desarrollo y ayudarlos desarrollarse a través de emprendimientos de alto impacto, que generen buenas condiciones para el país, empleos y relaciones con clientes y proveedores de calidad, y que sean escalables, que puedan estar en muchos países”. “Lo que hace”, agrega, “es ayudar, a través de mentorías, a que los emprendedores se puedan desarrollar mejor. Pero no cualquier emprendedor, en este caso emprendedores de alto impacto que pasan por un proceso de selección súper difícil. En 20 años han seleccionado, en unos 25 países, a unas 2.000 personas, y a esas personas los ayudan a que se desarrollen y tengan mejor resultado sus emprendimientos, y así le va mejor a los países. Cada país tiene un directorio que, en general, es formado por parte de los principales empresarios del país. Son los mismos emprendedores los que votan y pueden elegir miembros nuevos para el Directorio, y me votaron”. Es, para ti, una actividad honorem, tal como es la misión de la organización. -Es como en la comunidad, el tiempo que uno le dedica es parte del tiempo personal, en que uno deja de hacer otra cosa, deja de trabajar o deja de hacer algo con su familia por ayudar a esta misión, que -sobre todo en estos momentos, en esta situación complicada en que la gente se ve medio agobiada- busca ver cómo ayudamos a que Chile sea un mejor país para vivir. Necesitamos trabajar, que haya trabajo de calidad, que la gente se puede desarrollar profesionalmente y que pueda pensar globalmente, y que pueda generar riqueza para Chile. Eso es súper interesante y eso es lo que hace Endeavor. ¿Les ha tocado analizar cómo se siguen desarrollando estas empresas en esta contingencia y cómo va a impactar? -Para Chile va a ser súper difícil, pero no imposible salir adelante. Pero sí va a ser algo súper duro. Nosotros decidimos ser parte de la solución, entonces estamos conversando con gente, tuvimos una ronda de conversaciones con senadores y diputados. No queremos conversar sólo entre nosotros mismos, los emprendedores. Y estamos viendo varias cosas relacionadas con buenas prácticas, no solamente con temas salariales, sino de calidad de trabajo, de Home Office, para entre todos ver cómo manejar esta situación tan difícil para mucha gente. A veces uno no se da cuenta, pero si una persona se demoraba 25 minutos o media hora en llegar a trabajar, ahora llega después de dos horas de viaje, ya llega al trabajo cansada. Y ahí tenemos que ver cómo lo recibimos, cómo le damos cariño, cómo los ayudamos, porque más encima está preocupado de que los niños no están en el colegio, de lo que está pasando en su casa. Esto tiene distintos focos, antes sólo tenía el foco en trabajo y después se iba a una vida organizada, y se desorganizó todo. La gente que trabaja con nosotros en otros países también está súper preocupada, porque ven en la tele los saqueos, ellos saben que nuestra oficina está cerca de Plaza Italia y está súper asustados. Mucha de la gente que está fuera pregunta qué pasa con ustedes, con el manejo de crisis y esta situación especial, y la verdad que no ha sido difícil para nosotros, porque le hemos dedicado tiempo a cada persona y todo el equipo ha estado súper unidos. “Más tiempo para educar” Ariel Gringaus sabe que una de las áreas más conocida de Colegium es Schoolnet, pero comenta que ésta es parte de una idea mayor, que es “tratar de resolver los problemas de los colegios a través de tecnología e innovación. Nosotros motivamos a que los profesores se dediquen a lo que importa, que es enseñar, les sacamos todo el tema de atrás, qué son las calificaciones, la asistencia, etc. También tenemos un área que ve las recaudaciones de los colegios y además tenemos un sistema de comunicaciones, que en estos días ha sido súper útil. Tenemos, también, una parte de orientación, de seguimiento de talentos, y otra de biblioteca de recursos digitales. Entonces, es un sistema que de alguna manera transforma digitalmente el colegio, y lo más importante es que el profesor tenga ese tiempo, que es el que puede estar haciendo tareas rutinarias, que tenga más tiempo para para estar con los alumnos”. El CEO de Colegium comenta que “ahora, además, tenemos ciertas herramientas de diagnóstico para ayudar a que los niños aprendan mejor matemáticas y lenguaje. Hace unos años se decía siempre que los chilenos no entienden lo que leen y es verdad, entonces dijimos “Bueno, cómo vamos a ser un país desarrollado si los niños no entienden”. Nosotros tenemos un grupo de niños afortunados que van a colegios espectaculares, como el Instituto Hebreo o el Maimónides, que tienen un nivel de profesores y directores espectacular, pero hay muchos niños que están en un colegio público, por ejemplo, que muchas veces el niño pasó del curso pero tiene una carencia en lectura. Pasa de segundo a tercero Básico y el profesor de tercero parte con la materia de ese año, no está preocupado de ayudarlo. Y después ese niño pasa a cuarto, a quinto, y de pronto ese niño tiene que empezar a estudiar de manera autónoma, leyendo un libro de ciencia y no entiende nada. Entonces, estamos trabajando en todos estos temas para que los niños lean bien, queremos nivelar la cancha hacia arriba y que ningún niño se quede atrás por un tema de lectura, porque eso al final a ese niño lo va a perjudicar para siempre, le va a ir peor en la universidad, va a tener un peor empleo. Es algo de muy largo plazo, pero creemos que por ahí va. Los países desarrollados lo han hecho, tú lo ves en Finlandia, en Singapur, en Estados Unidos”. ¿Qué te motivó a trabajar desarrollando tecnologías para la educación? -20 años atrás yo estaba estudiando ingeniería en la Universidad de Chile y, en esa época, te formaban no para ser un emprendedor, sino ser un ejecutivo, ojalá de alguna empresa destacada. En ese momento decidimos, con mi socio, emprender y era muy raro, nos decían “Por qué quieren emprender si tienen un título, si son ingenieros, pueden tener un trabajo digno, un buen sueldo”. Nosotros creíamos que el emprendimiento en una forma de vida que nos gustaba. Empezamos a buscar un negocio, una idea, justo era el boom de las .com. Y yo me di cuenta de que los colegios estaban en ese proceso de digitalización, tenían registro de la información pero no le comunicaban a los papás, ellos estaban fuera de los procesos educativos de sus hijos. Dije “Hay una oportunidad de conectar a colegio con los papás, ese papá debiera estar dentro el proceso educativo, no fuera”. Pensé en hacer Schoolnet y vi que habían colegios que ya tenían un sistema que se llamaba School track, entre ellos el Instituto Hebreo. Fui a ver el creador, lo encontré genial y nos asociamos. ¿Tienes una idea de cuántos son los colegios que están trabajando con ustedes actualmente? -Son miles, miles, no te puedo decir, y todos los días hay más colegios. ¿Están trabajando en alguna línea nueva de desarrollo? -Nosotros estamos todo el tiempo inventando cosas, y ahora estamos muy enfocados en el tema calidad, que en el fondo es cómo ayudar a que los alumnos a que realmente aprendan. Lo que pasa es que hay una diferencia generacional super importante, tú tienes los libros de texto y la forma en que enseñan los profesores, como nos enseñaron a nosotros, a nuestros papás, a nuestros abuelos, etc. Pero los niños ahora aprenden distinto, entonces nosotros tenemos que hacer la interfaz que ayude a que un niño que nació en el Siglo 21 pueda aprender mejor. El problema es que los profesores son espectaculares, pero un niño tiene conversaciones simultáneas entre el Instagram, el Whatsapp, la abuela, la polola… Tiene problemas de lectura, no sabe leer bien y tiene mala nota en comunicación, pero el niño se puede comunicar con un montón de gente simultáneamente, se coordina hasta para ir a una manifestación. Pero llega la prueba de lenguaje ¡y no se saben comunicar! Entonces algo está pasando entre la forma en que estamos enseñando y como ellos reciben lo que estamos enseñando. Nuestra misión es ahora es ayudar a acortar ese gap. Y está todo el tema de cómo hacer las tareas en línea. Entonces estamos pensando en un sistema que sea fácil, para que el profesor pueda corregir, así ayudar a la calidad de vida del profe y sobre todo al aprendizaje de los alumnos. Estamos tratando de apuntar ahí.

“Iguales a uno” de Juan Pablo Iglesias ya circula en Estados Unidos e Israel

Fue gracias a un azar relacionado con los libros que Juan Pablo Iglesias pudo conocer al ensayista y traductor mexicano Ilan Stavans. Invitado a la Feria Internacional del Libro de Santiago, FILSA, en el año 2017, Stavans e Iglesias se conocieron gracias a que el segundo estaba a cargo del stand que la Comunidad Judía de Chile, CJCh, tenía en el evento cultural. Entonces, Juan Pablo tuvo oportunidad de hablarle de su libro, “Iguales a 1”, una obra de literatura infantil e ilustración que había lanzado el año anterior. El libro cuenta la historia de Daniel e Ismael, que no se conocen, pero comparten más semejanzas de las que cualquiera pueda imaginar. Ambos se encuentran en el parque, y la pelota comienza a rodar, y de esta manera protagonizan el juego más grande de todos, aquel donde el marcador deja de importar. Superando sus diferencias, Daniel que es judío y Ismael árabe, se dan cuenta que es más lo que los acerca que lo que los separa, y dejan de lado los prejuicios que los adultos les quieren imponer. Con el apoyo del Fondo del Libro, “Iguales a 1” fue publicado por el sello SM. Y ahora, gracias a la gestión de Ilan Stavans con la editorial Restless Books, fue publicado en una versión trilingüe hebreo, árabe e inglés, que ya está en los escaparates de las librerías de Israel y se puede adquirir online a través de Amazon y Book Depository.

La super industria cinematográfica de Israel llega a Chile

No hay duda de que el cine y la TV en Israel son industrias creativas crecientes, que se proyectan a todo el mundo. No por nada el trabajo de guionistas, productores y directores israelíes está disponible en todas las plataformas de streaming y ocupa el horario prime de importantes cadenas de televisión internacionales. Por citar ejemplos recientes, la serie “Our boys” (2019) fue realizada por la cadena de TV israelí Keshet para HBO, y generó una amplia polémica por el tratamiento que dio a los hechos que precedieron a la operación Margen Protector, del 2014. Otro caso es la recién estrenada serie documental de Netflix “El diablo de al lado” (2019), que aborda el caso de John Demjanjuk, y que fue dirigida por Daniel Sivan y Yossi Bloch, y realizada en conjunto con Yes Studios, productora de televisión israelí. En Israel, además, existe una amplia oferta de institutos y universidades que ofrecen programas de estudios relacionados con el cine y televisión. De hecho, en agosto de este año, la prestigiosa revista sobre cine y espectáculos “The Hollywood reporter” publicó una nota en la que destacó a la Escuela de Cine y Televisión Sam Spiegel, de Jerusalem, como una de las 15 mejores escuelas de cine del mundo. Con todos estos antecedentes, no es de extrañar- entonces- que una propuesta como la de Seret, Festival Internacional de Cine Israelí, se haya consolidado en la cartelera cultural de nuestro país. Es así que entre el 12 y el 18 de diciembre próximos, en el Cine Hoyts del Parque Arauco, se realizará la cuarta versión de este evento cultural cinematográfico, que en esta ocasión ofrece una selección de 11 películas a través de las cuales se puede tener una muestra precisa de la diversidad de temáticas, estilos y géneros de la producción más reciente del cine israelí. Ad portas de la nueva realización de Seret en Chile, conversamos con Patty Hochmann, quien junto a Odelia Haroush y Anat Koren, es fundadora y gestora de este festival que ha hecho del cine un embajador de la cultura y el arte de Israel. Esta es la cuarta versión de Seret en Chile, ¿lo interpreta como la consagración del festival dentro de la cartelera cultural chilena? -Odelia, Anat y yo estamos muy contentas de que este año, otra vez, pudimos hacer el festival en Chile, ya que no está fácil, pero llegar a este país es muy importante. Este festival se hace en varios países del mundo, el más lejano es Chile, pero para mí es el más importante porque es el lugar donde nací. ¿Qué novedades trae esta versión de Seret? -Como siempre, en Seret hay una variedad de películas muy diversas, de muchos temas, que permiten ver lo mejor del arte israelí del último año. Todas las películas son del 2019, son películas que recibieron premios en festivales del mundo. Para mí es un honor que el cine de Israel, que últimamente ha sido bien conocido en todo el mundo, llegue a Chile también. ¿Cómo se seleccionan las películas que integran cada versión del festival? -Yo soy miembro de la Academia Israelí de Cine y Televisión, veo todas las películas que salen al momento del estreno y estoy atenta, durante el año, a las películas que van recibiendo premios en festivales israelíes y de todo el mundo. Así elegimos cuáles son las mejores películas que han sido premiadas, que nos han gustado y que representan la diversidad cultural de Israel. Se nota, en las distintas versiones del festival que ya se han realizado en Chile, un especial cuidado en la selección de películas, que muestran una diversidad de temáticas, estilos y géneros. ¿Es esto intencionado por parte de uds.? -Sí, nuestra idea es que sea diverso, que muestre de todo lo que existe en Israel, la diversidad de temas. Y lo más importante, que una a todas las mejores películas israelíes. Queremos mostrar que Israel es tan diverso, la gente viene de tantos lugares distintos del mundo y la cultura es tan variada, y cómo eso se ve también en el arte. Gracias a las películas que seleccionan, el público se puede hacer una idea bastante clara de lo que es la sociedad israelí, con población ortodoxa, laica, palestina, etíope… -¡Y tenemos mujeres! Tenemos tres películas que son hechas por directoras mujeres. Por ejemplo, la película “Mujer ejecutiva” (Michal Aviad, 2019) ha recibido muchos premios en el mundo, y la actriz principal también ha recibido reconocimientos por su papel. La película “Árbol de higos” (Aalam-Warqe Davidian), por otra parte, es la primera película hecha por una directora etíope y ya fue reconocida en todo el mundo. Para el público chileno, las películas de Seret permiten acercarse a la sociedad israelí, a lo que es el día a día en Israel y comparar, porque hay realidades sociales que les son comunes. Esto genera cercanía. -Exacto. Muestran que Israel es un país con cualquier otro, aunque crean que es algo muy distinto; como muchos países del mundo tiene los mismos problemas. Por ejemplo, la película “Familia en transición” (Ofir Trainin, 2018) habla sobre género. La película “Mujer ejecutiva” habla del #MeToo, que ha sido un fenómeno en todo el mundo y estoy segura que de que en Chile tienen el mismo. Al ser uds. tres mujeres las fundadoras y organizadoras del festival, ¿hay un sello especial? -Bueno, ¡mujeres para mujeres! Nos importa eso, somos mujeres y nosotras hacemos el festival. Este año que es nuestro noveno año en el mundo, el próximo va a ser nuestro décimo, y sólo en 2019 hemos hecho el festival en 16 ciudades distintas, en cuatro países del mundo. Somos “el” festival internacional de cine israelí, porque hay más festivales pero de cine judío. ¿Qué invitación le haría a nuestros lectores, para que vayan a ver las películas de esta cuarta versión de Seret? -A mí me gustaría mucho que todo el mundo venga a ver al Cine Hoyts del Parque Arauco las películas fabulosas que tenemos este año, una maravillosa diversidad. A cualquiera que vayan les va a gustar mucho, porque hay temas para todo el mundo, y estoy segura de que van a gozar con las películas, entonces espero verlos a todos allá.

La Bomba Israel nos necesita en la búsqueda de nuevos jóvenes voluntarios

La 5ª Compañía de Bomberos de Ñuñoa, “BOMBA ISRAEL” trabaja día a día, incansablemente, por proveer un servicio de auxilio a la comunidad y a la sociedad chilena. Sin embargo, desde el pasado 18 de octubre, su trabajo ha tenido la particularidad de verse afectado -como el de todo el Cuerpo de Bomberos, por lo demás- por los eventos sucedidos en el país, a nivel político y social. Ese día, lo que parecía ser una jornada común, terminó en una guardia preventiva grado tres, que -como explican el Director Miguel Jacard, el Capitán David Schueftan y el Teniente Nicolás Pinto- da cuenta de un alto nivel de complejidad, previo al acuartelamiento general. Ese día, cerca de las 21 horas, se decretó la medida excepcional. Como recuerda Nicolás, eran diez los voluntarios que estaban en ese momento en el cuartel – el número de voluntarios que pernocta de manera regular- y era él que estaba a cargo de compañía. David estaba fuera del país. “Empezamos a llamar gente altiro, para que se viniera el cuartel, no sabíamos ni lo que iba a durar ni el trasfondo que iba a tener todo esto. Esa noche nos quedamos 22 personas a dormir acá más, y salimos cuatro veces seguidas por distintos actos creados por la gente que estaba haciendo desmanes”. Esto duró todo el fin de semana y hasta el martes con distintas alarmas e incendios. Como explica Nicolás, si en un día normal salen tres a cuatro veces en total, en esa contingencia fueron más de ocho. “Básicamente, lo que más nos tocó era producto de los saqueos a los establecimientos”, agrega, y comenta que a medida que pasaba el tiempo, “la gente le fue tomando el peso a lo que estaba pasando, que era completamente desconocido para todos, sobre todo para los más chicos mi edad”. Por eso, valoraron que voluntarios antiguos se sumaran a la guardia, incluido uno con 56 años de servicio que estaba activo cuando fue el Golpe de Estado de 1973. Por su parte, David comenta que, al llegar a Chile, le entregaron en el aeropuerto un salvoconducto que le permitió regresar a su hogar. “En ese momento, no tenía ninguna herramienta que me señalara como bombero más que mi placa”, comenta, “entonces si me paraban los militares tampoco me podía identificar bien. Al día siguiente vi que estaba todo bien en mi casa y listo, me vine para acá”. ¿A qué corresponde la guardia grado tres? Como explica el Capitán, “la institución define niveles de acuartelamiento, qué tienen que ver esencialmente con factores externos, por ejemplo, cualquiera que pudiera requerir la acción de bomberos o que impidan el normal desplazamiento de bomberos, dígase un temporal, un terremoto, problemas sociales -como el 29 de marzo, Día del Joven Combatiente, o el 11 de septiembre- y en este caso va subiendo la intensidad en la medida que hay ya más o menos posibilidades de problemas. Como la situación estaba muy violenta, se partió con grado 3 en la noche del viernes. Y luego al día siguiente fue grado dos. Y así hasta la semana pasada. Y a pesar del caos de los primeros días, en que hubo enfrentamiento con uniformados y también agresiones a bomberos, para el Director de la Bomba Israel “en este estallido de crisis social, toda la gente tiene súper claro que acá los bomberos son voluntarios, todo el mundo sabe que uno para ir a apagar incendios tiene que pagar cuotas. Que El Estado no cubre todas las necesidades de bomberos, entonces, de alguna manera, también entienden que con todo el enojo que puede haber, no se pude descargar con una institución que no tiene nada que ver con política ni economía”. Miguel Jacard recuerda que el sábado 19 de octubre hubo un enorme desplazamiento de gente por Avenida Grecia, mayor al que se produce con un partido de fútbol o un recital, “y la gente pasaba por acá, prendieron barricadas al frente del cuartel, pero a nadie se le ocurrió ni rayar una pared. Le gritaban a los Carabineros, le gritaban los militares, pero cuando alguno de nosotros se asomaba por la puerta del cuartel, la gente de la calle aplaudía. Las personas entienden que nosotros acá no tenemos, como institución global, nada que ver en esto. Entonces todos los que conocen bomberos saben que para ir a apagar a un incendio es a costa del tiempo con su familia, s amigos, parejas y pasatiempos... ... El único acto de vandalismo que sufrieron en el cuartel, como acota David Schueftan, fue un grafitti que decía “Bomberos chicos buenos”. Para Miguel, en tanto, lo más importante para apoyar el trabajo de la Bomba Israel, junto con el aporte de recursos es que “la comunidad judía entienda, tenga súper claro y no desde la boca hacia afuera, que esta bomba ejerce dos labores. Una es una labor social, desde un punto de vista de ayuda al prójimo. Pero también ejerce una labor de representación, del Estado de Israel y de la Ccomunidad Judía de Chile. La gente en la calle dice “los judíos me apagaron la casa”, “Los israelitas me sacaron del auto”, David y yo llevamos escuchando esto desde hace hartos años cuando éramos veinteañeros... , que es lo que nos decían cuando nos veían llegar con la bandera de Israel. Y eso traía como consecuencia que también decían “Ah, no sabía que los judíos eran buenas personas”. Dicho esto, nuestra labor de antidifamación que tiene tanto la comunidad judía de chile y el Estado de Israel, está en la primera línea y de esta forma, ayudamos a contrarrestar este odio que la gente nos tiene por que sí no más”. Por esto, es que para el Voluntario y Director de la Bomba Israel “es muy importante que, para que esto siga, necesitamos una palabra llamada CONTINUIDAD. Nuestra comunidad debe entender que cuando hacemos llamados para que los jóvenes judíos se integren a la bomba, tienen que ayudarnos más en esto, a motivando a que sus hijos y sobrinos y nietos a ser menos cómodos, y a hacer algo por el resto. Trabajar en los proyectos que se hacen para dentro de la comunidad es súper entretenido, pero finalmente no estamos haciendo que la gente a nivel país vea a la comunidad judía de Chile de forma distinta. Por eso necesitamos que tanto la comunidad y los dirigentes de sus instituciones, como los que son papás, tíos y abuelitos de jóvenes, se metan en el chip de que tienen que motivar a sus hijos, nietos y sobrinos a participar de actividades como ésta, y dar un poquito más de sí”.

40 obras que hablan del cuerpo y el lugar

El jurado estuvo compuesto por destacadas y reconocidas figuras dentro del mundo del arte tales como: Francisco Brugnoli, destacado Artista Nacional y Director del Museo de Arte Contemporáneo, MAC quien fue el presidente del jurado; Alex Chellew, Presidente de la Asociación de Pintores y Escultores de Chile, APECH; Simón Pérez, Coordinador del Área Nuevos Medios del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y Marco Farías, Director APECH. Los resultados fueron: Primer lugar: Premio: Pasaje a Berlín con un viatico de US $ 1.000. Christian Correa Serey. "La Cábala concreta N°1 (13+13+13)". Técnica mixta, acrílico y óleo sobre tela. Segundo lugar: Premio: Mini Ipad. Alejandra López Riffo. "Revestimientos del paraíso". Técnica Mixta. Tercer lugar: Premio: Ipad. Mara Santibáñez Artigas. "Ventanas". Óleo sobre tela. 1ª mención honrosa: Nora Unda Palma. "Duopardo". Escultura en técnica mixta. 2ª mención honrosa: David Corvalán Camilo. "Refugio I". Fotografía intervenida. 3ª mención honrosa: Mariana Soto Fernández . "Cuerpo-té". Técnica Mixta. 4ª mención honrosa: Víctor García Guillén. "Mente abierta". Achurado sobre papel de acuarela. Cada año se suman nuevos artistas y este concurso se posiciona aún más dentro del ámbito de la cultura en Chile, siendo un concurso de gran categoría, con un jurado conformado por personas reconocidas, admiradas y sobresalientes en el ámbito del arte. Este proyecto de Fundación Fobeju esta acogido a los beneficios tributarios establecidos por la Ley de Donaciones Culturales. La muestra permanecerá abierta al público hasta el 13 de noviembre, en el hall de la sinagoga del Circulo Israelita de Santiago.

Miguel Toimaher, Z.L.

Miguel Toimaher, además de ejercer cumplir su importante función como Presidente del Consejo Directivo del Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Meyer, fue miembro del Consejo Ejecutivo de Masortí Olamí, el Movimiento Conservador Mundial. En el seminario había asumido en julio de 2015 y durante este año se lo había mencionado como posible candidato a encabezar una de las listas para las próximas elecciones de la AMIA. Con un gran dolor, nos tocó despedirlo. Falleció el pasado 4 de noviembre, en el Instituto Fleming de la calle Cramer, en el barrio de Belgrano, Buenos Aires, luego de varios meses de internación producto del cáncer que lo aquejaba. El dirigente comunitario era constantemente visitado por compañeros y amigos, además de su esposa y sus cuatro hijos. Una de las últimas personas que pudo conversar con él el viernes anterior a su fallecimeinto fue el presidente del Vaad Hakehilot, Eliahu Hamra. Sus restos fueron velados en una casa velatoria del Barrio de Belgrano. Luego del velatorio se realizó el funeral en el cementerio argentino de La Tablada.

Ver y ser vistos

La vigencia de la Torá nunca deja de sorprendernos. Aunque en realidad no es tanto la Torá, como la lectura que los judíos hacemos de ella. En su comentario a Parashat Reé, Eitan Cooper, vicepresidente ejecutivo del Instituto Schechter en Jerusalem, percibe una coincidencia notable. La parashá comienza y termina con dos mitzvot relacionadas con el verbo mirar. La parashá se abre con la conocida indicación de Deuteronomio 11:26: “Mira, yo pongo delante de ustedes la bendición y la vida, la maldición y la muerte. El Midrash (Devarim Rabá 4:3) establece que D-s no se limita a colocar ambos caminos frente al ser humano para que elija por cuál transitará; va más allá, con una vehemente exhortación: “Elige, pues, la vida” (Deuteronomio 30:19). La parashá continúa con diversas mitzvot que apuntan a una vida de sentido, como la kashrut, la separación del diezmo de nuestras ganancias, el agradecimiento, la celebración de las festividades. Y al final de la parashá leemos: “Tres veces al año será visto todo varón delante del Eterno en el lugar que Él escogiere…” (Deuteronomio 16:16). Cooper encuentra una interesante tensión entre ambos versículos. Los dos utilizan el mismo verbo, mirar. Uno en modo activo (reé, mira) y el otro en modo pasivo (iraé, haz que te miren, déjate ver). ¿Qué significa ver y ser visto? Hay una novela de H. G. Wells (fines del s. XIX) llamada “El hombre invisible”. Basada en la parábola del anillo de Gyges (en La República de Platón) narra la historia, llevada al cine en varias versiones, de un científico que prueba en sí mismo su invento: un suero que lo hace invisible. Al no tener antídoto, comienza a actuar más allá de toda ley, robando y asesinando impunemente a sus enemigos. La reflexión que propone, tanto el relato de Platón como el de Wells, es si el ser humano se comporta éticamente solo por temor al castigo impuesto por la ley. Surge una pregunta movilizante: ¿Qué harías si fueras invisible? ¿Utilizarías esa condición para hacer el bien o para el hacer el mal? La pregunta no es retórica, es muy real. Cooper plantea si no son acaso las redes sociales un anillo de Gyges, facilitando un anonimato que permite generar memes de odio, Fake news y todo tipo de mensajes que quizás no nos atreveríamos a emitir dando la cara. Si esto ocurre en la vida virtual, también existe en la vida real, donde somos testigos de incendios y ataques vandálicos por parte de personas encapuchadas que se sienten invisibles e impunes ante la ley. Pero hay otra novela titulada “El hombre invisible”. Escrita en 1952 por Ralph Ellison, narra la experiencia de un hombre negro que se siente invisibilizado en unos Estados Unidos blancos y racistas. Salvando las diferencias, el conflicto también está vigente en muchos niveles. No miramos, no vemos. A veces a nuestros seres más cercanos, a nuestros hijos, a nuestras parejas. Invisibilizamos a aquellos con quienes no compartimos sentimientos de igualdad (judíos y no judíos por igual). Damos vuelta la cara para no ver los problemas ajenos cuando no nos afectan a nosotros directamente. Vemos a quienes queremos ver y dejamos al resto en la zona oscura de la indiferencia. Ver y ser visto podría ser un principio de solución a los problemas que hoy nos aquejan. Debemos actuar siempre con responsabilidad. Cuidar lo que escribimos, reenviamos, retuiteamos, tratando de no hacer ni decir nada que no haríamos en modo presencial. La tecnología no es un anillo de Gyges, nuestra conducta debe ser ética sin depender de nuestro grado de exposición. Debemos visibilizar a los invisibles, ocuparnos de su bienestar en lo que esté a nuestro alcance. Intentar saber qué sienten, qué necesitan quienes nos rodean, tanto en los círculos más cercanos como en los más amplios. Quizás así, nuestras familias y nuestra sociedad lleguen a ser lugares más gratos y justos para todos. Un midrash al primer versículo de parashat Reé dice que cada ser humano tiene un ángel que camina delante suyo para protegerlo del mal, proclamando: “¡Abran paso a la imagen de D-s!”. Cooper lo explica muy bellamente: para realizar plenamente nuestro potencial humano y merecer nuestra condición de ser la imagen de un D-s invisible, debemos ser plenamente visibles. Debemos estar atentos para ver a los demás; y actuar responsablemente para que no nos incomode saber que nos están mirando. Sólo así lograremos distinguir sabiamente la bendición de la maldición. Esto puede ayudarnos a cumplir con la exhortación de D-s, que nos dice una y otra vez: “Ubajarta bajaim”. Elige la vida.