Jonathan Chernilo:

08 Septiembre 2023, Santiago de Chile

De vuelta en Australia

Por LPI

Seguimos con nuestras entrevistas a miembros de la comunidad que se han radicado fuera del país, para conocer sus vivencias, experiencias y cómo siguen en contacto con la comunidad judía chilena. Esta semana, conversamos con Jonathan Chernilo, quien volvió a instalarse -junto a su familia- en Australia.

Jonathan, ¿qué los llevó como familia a decidir vivir fuera de Chile?
-Nosotros vivimos en Australia desde el 2008 hasta el 2014, después nos volvimos a Chile, estuvimos aproximadamente ocho años y nos volvimos hace poco más de un año. Siempre estuvo en nuestra cabeza la pregunta si volver o quedarnos en Chile. Mis dos hijos nacieron acá, el más chico tiene ciudadanía australiana, pero la mayor no, tiene solamente residencia permanente, al igual que Nicole, mi mujer, y yo. Y esta residencia permanente se agotaba en junio del año pasado. Y como se nos acababa el tiempo, teníamos que tomar una decisión. Y decidimos, con todo lo que estaba pasando en Chile, la incertidumbre, y no queríamos perder la posibilidad de poder vivir aquí en Australia. Son muy complicados con la inmigración y, si perdíamos la residencia permanente, se te hace muy difícil el volver, incluso como turista. Y volvimos con el objetivo de tener la ciudadanía australiana para todos. Ese es como el objetivo súper principal.

¿Por qué eligieron Australia como destino? 
-Eso es bastante más sencillo, ya habíamos vivido acá y era volver a algo que ya conocíamos, conocíamos el sistema, yo había validado mis estudios de medicina hace varios años atrás y, por lo tanto, era mucho más fácil vivir acá. De hecho, durante el tiempo que estuvimos en Chile, yo estuve volviendo a hacer unos reemplazos en hospitales, por lo tanto volver para acá era mucho
más sencillo que ir a cualquier otro lado. De hecho, creo que nunca pensamos en ir a
otro lado más que a Australia. 

¿Cómo fue la instalación? ¿Cómo eligieron el barrio para vivir? ¿Y el colegio para sus hijos?
-Fue sencillo, porque ya conocemos el sistema, pero obviamente fue complicado escoger el barrio, y optamos por uno porque sabíamos que íbamos a meter a los niños a un colegio público
y acá el sistema es que si estás en cierto barrio, te corresponden ciertos colegios. Preguntamos cuál era un buen colegio dentro de esta zona y nos dijeron Mansfield, y buscamos conseguir una casa dentro de ese barrio, en el área sur de Brisbane, donde también tenemos amigos. 

¿Cómo se vincularon con la comunidad judía local?
-Bueno, nosotros ya los conocíamos de antes. Nuestro primer contacto fue con un rabino de Jabat, en Gold Coast, que sigue siendo un tremendo amigo. Es como de estos rabinos como fuera de la regla. Es un tipo muy relajado, un tipo muy inteligente, y hemos generado una relación muy rica con él en particular, más que con toda la comunidad.

La comunidad es bastante más chica que la de Santiago, deben haber unas 50 familias.
Y muchas de estas familias son israelíes, entonces cuesta acercarse, o tratar de pertenecer a la comunidad israelí, cuando lo que hablan es puro hebre o y nosotros nos manejamos bien poco con hebreo. Pero nos fuimos acercando, hay contacto. La comunidad es agradable, un poquito más distante que la de Chile.

¿Y siguen vinculados a la comunidad en Chile?
-Sí. Ahora, nosotros nunca hemos sido como el alma de la fiesta, ni los más conectados de la comunidad chilena. Debo ser súper honesto, ni Nicole ni yo estudiamos en el Instituto Hebreo, así que éramos completos outsiders en ese sentido. Por lo tanto sí, seguimos teniendo un contacto con la comunidad, pero más que nada con la familia,

¿Cómo ha sido, hasta ahora, la experiencia?
-Han habido varias etapas. Antes de venir, estábamos todos muy excitados con venir. Pero ahora, una vez que estamos acá y ya te das cuenta de que no es tan maravilloso, y que sí hay cosas que podrían ser mejor, que falta la comunidad y la familia, no fue fácil. Para los niños no fue fácil adaptarse a un colegio nuevo, a la falta de comunidad, y para nosotros tampoco. Cuando dijimos que nos íbamos a quedar como dos o tres años más acá, les dio un poquitito de pena, pero al día siguiente el asunto cambió, porque se dieron cuenta de que la realidad es que estamos acá, hay que hacer las cosas acá, y empezaron a ser como amigos, y fue bacán. Estamos bastante mejor, bastante más adaptados a la comunidad australiana y también a la
comunidad judía acá, vamos haciendo amigos nuevos, ya conocemos el sistema, nos movemos,
podemos hacer cosas que al final nos mantienen contentos, como ir de paseo o a ver amigos, y se ha vuelto bastante mejor. Creo que la experiencia está bastante bien, obviamente no es perfecto y ningún país es perfecto, pero para nosotros esta realidad nos gusta, estamos bien, creciendo, avanzando, y eso es lo que me interesa.

COMENTARIOS

Ingresar

    Un Legado de Alegría, Emprendimiento y Gratitud

    En el mundo de los negocios, hay personas que destacan no solo por su éxito empresarial, sino también por la forma en que abrazan la vida con entusiasmo y alegría. Mauricio Russo, socio fundador de CasaIdeas y primo tan querido, fue uno de esos individuos excepcionales, un emprendedor apasionado que irradiaba vitalidad en todo lo que hacía. Su legado trasciende los logros económicos, y es un recordatorio de cómo celebrar la vida, incluso en los momentos difíciles.Mauricio era una persona impulsada por la curiosidad y la pasión por nuevas ideas. Su espíritu inquieto lo llevó a buscar constantemente oportunidades de crecimiento y a no tener miedo de cruzar fronteras, tanto geográficas como mentales. Era un creyente en el trabajo en equipo y entendía que la colaboración era la clave para alcanzar metas ambiciosas. Estos rasgos definieron no solo su personalidad, sino también su enfoque en los negocios.Una de las características distintivas de Mauricio fue su perspectiva creativa. Abordaba sus emprendimientos con una mente abierta y una imaginación desbordante. Esta creatividad no solo le permitía encontrar soluciones innovadoras a los desafíos empresariales, sino que también agregaba un toque único a todo lo que emprendía. Esta singularidad se reflejó claramente en su contribución a Casa&Ideas, donde dejó una huella imborrable que por estos días ha sido relevada transversalmente en voces de empresarios chilenos e internacionales..Su legado no se limita solamente a sus éxitos profesionales. Su verdadera influencia radica en su capacidad para inspirar a las nuevas generaciones. A través de su ejemplo, demostró que se puede celebrar la vida incluso cuando las circunstancias son difíciles. Su propia historia de superación, desde una infancia marcada por carencias hasta convertirse en un hombre generoso y emprendedor, es un testimonio inspirador.Mauricio también nos enseñó la importancia de abrazar el futuro con entusiasmo y valentía. Él veía oportunidades donde otros veían obstáculos y estaba dispuesto a asumir riesgos en busca de sus sueños. Su espíritu emprendedor innato fue una fuente constante de inspiración para todos los que tuvieron la suerte de conocerlo y trabajar a su lado.Hoy te recordamos, querido Mauricio, con gratitud y aprecio. Estas palabras no son un adiós, sino un homenaje a tu memoria. Sé que no habrías querido que te recordáramos con tristeza; y por eso, tu espíritu alegre y acogedor nos invita a celebrar la vida con una sonrisa amplia. Esa sonrisa que, al igual que Mauricio, tenía el poder de disipar cualquier pena y traer alegría a quienes la rodeaban.Aunque nos duela la ausencia de Mauricio en este mundo, podemos encontrar consuelo en la idea de que su energía única sigue viva en nuestros corazones. En algún universo distinto al nuestro, podemos imaginarlo abrazando la vida con la misma pasión y alegría que lo caracterizaron aquí.En las palabras que Mauricio compartió con su equipo como despedida, encontramos una sabiduría profunda. Reconoció que gran parte del valor de la vida radica en el hecho de que no somos sus dueños. La vida es un regalo efímero, una experiencia que debemos apreciar y aprovechar al máximo mientras dure. Sin duda él experimentó esta verdad en toda su plenitud y compartió su gratitud por haber formado una gran familia en el camino.En ese sentido, cada uno de nosotros forma parte de la familia que Mauricio creó con su espíritu emprendedor y su generosidad. Somos los guardianes de su legado, y es nuestra responsabilidad mantener viva su memoria. En nuestras acciones y en la forma en que abrazamos la vida, podemos honrar su espíritu y perpetuar su influencia positiva en el mundo.Gracias, Mauricio, por todo lo que nos diste. Tu legado continuará vivo en cada persona a la que tocaste con tu energía única y tu capacidad para enfrentar las adversidades con determinación y alegría. Celebraremos tu vida y seguiremos inspirándonos en tu ejemplo para cruzar fronteras, abrazar el futuro y vivir con gratitud cada día que se nos ha dado.

    Una hermosa cadena de solidaridad

    Las fechas de Rosh Hashaná y Iom Kipur son tiempos que naturalmente nos llevan a hacer una revisión sobre cómo ha estado nuestra vida y qué tanto hemos logrado de los propósitos que nos hemos autoimpuesto para mejorar y desarrollarnos en distintas áreas.  También estamos más sensibles a nuestro entorno y, si bien algunas veces lo cuestionamos, también debemos ser capaces de agradecer y ver lo afortunados que somos con lo que tenemos, especialmente con la oportunidad única de vivir en una comunidad como la nuestra, donde la tzedaká y trabajar por un Tikun Olam colectivo son pilares fundamentales que nos definen.     No es común encontrar una solidaridad como la que vemos acá, donde sin duda nunca te sentirás solo.Nuestras instituciones comunitarias se preocupan del bienestar personal de cada uno de los miembros que requieren ayuda, promoviendo la igualdad de oportunidades como una forma de hacer justicia y proveer un mundo mejor para todos.  Como Fobeju, el Fondo de Becas para la Educación Judía en Chile, con mucha dedicación, cariño y alegría nos ocupamos de poner nuestra parte en esta hermosa cadena, sabiendo que somos una pieza fundamental en la continuidad de nuestro pueblo milenario, que ha pasado por tantas vicisitudes que lo han puesto en riesgo.  Es inspirador en nuestro trabajo cotidiano y en nuestra experiencia de ser judíos en la diáspora, saber que desde la creación del Instituto Hebreo hubo quienes velaron porque todos quienes quisieran educación judía para sus hijos, pudieran tenerla sin importar su condición económica. Que supieran desde tan temprano, aun antes de la Segunda Guerra Mundial, la importancia de mantener vivos nuestros valores, tradiciones, cultura y el sueño de la Tierra Prometida. Si bien para lograr nuestra misión necesitamos recaudar los fondos que requiere el Instituto Hebreo para cubrir las becas de sus alumnos, y por ello nuestra tarea principal se centra en sumar Amigos de Fobeju que quieran velar junto a nosotros por la continuidad de la identidad y la educación judía en Chile, hay mucho de lo que hacemos que busca cimentar y sembrar la tzedaká y el Tikún Olam como valores propios de nuestra identidad. Estamos muy agradecidos del Instituto Hebreo, porque hemos desarrollado una enriquecedora alianza valórica que nos permite dentro de sus puertas contribuir en los pilares que lo sustentan y que además nos dan la posibilidad como Fobeju de promover que las nuevas generaciones se hagan parte del aseguramiento de la educación judía sionista en nuestro país, y de esa forma, de la continuidad de nuestro pueblo en Chile. El colegio, junto con buscar la excelencia académica, trabaja muy fuertemente para que sus estudiantes se conviertan en personas virtuosas, guiadas por tres valores fundamentales: Tikún Olam (la búsqueda del perfeccionamiento del mundo y la sociedad), Arvut (la solidaridad y responsabilidad con los demás) y Tzedaká (la asistencia social como expresión de justicia). Sustentados en estos tres valores y los que promueve el programa Torat Jaim desarrollado por el colegio, realizamos junto al IH actividades de concientización, empatía, responsabilidad por los otros e iniciativa por tomar acción, fomentando de esa forma, desde los 18 meses a los 18 años, la tzedaká entre nuestros niños, que son el futuro de nuestra comunidad…. Sembramos en las nuevas generaciones aquello que fue innato entre quienes vieron nacer el colegio. Si bien ahora estamos trabajando activamente con los cerca de 1.500 alumnos del Hebreo, por las aulas de calle Santa Rosa, Serrano, Copiapó, Nataniel, Macul y Las Condes, han pasado tantos otros más a quienes quisiéramos llegar en este momento.Cuántos de ustedes que nos leen, o a quienes ustedes conocen, tienen parte de su historia en las salas del colegio. Recuerdos de shabat y festividades guiadas por sus morim y acompañados por sus compañeros, muchos de ellos seguramente que se han convertido en amigos de la vida. Exalumnos o no, todos o casi todos tenemos parte de nuestra historia ligada al colegio y más importante aún cuánta de nuestra historia personal se ha definido por nuestra identidad judía.  A todos ustedes queremos transmitirles la urgencia del mensaje que le compartimos a los actuales estudiantes del Instituto Hebreo: la permanencia de los alumnos en el colegio, y con ello su formación en comunidad como judíos de bien, conocedores de sus valores y tradiciones, es una tarea de todos. Cada uno de nosotros, judíos de Chile, somos responsables de asegurar la continuidad de nuestro pueblo.Hacerse parte en esta tarea debe ser también una forma de demostrar la solidaridad que nos caracteriza, y todos deberíamos sumarnos para lograr traspasar a las nuevas generaciones, le dor va dor, nuestros valores y tradiciones a través de la educación judía. Fundación Fobeju forma parte de esta gran cadena solidaria que tanto nos enorgullece y que nos permite ser la comunidad que somos. Necesitamos contar con todos ustedes para preservar la identidad de nuestro pueblo a miles de kilómetros de nuestra tierra y asegurar una educación judía sionista entre las nuevas generaciones, que a su vez serán responsables mañana, de la tarea que hoy nos toca a cada uno de nosotros en honor a nuestra fe, nuestra historia y nuestro futuro.Como comentaba en un comienzo, vivir en nuestra comunidad es algo por lo que todos debemos agradecer, y por lo que debemos estar tremendamente orgullosos. Pero aquello que nos hace tan valiosos es algo de lo que todos debemos hacernos parte, porque somos muchas almas, pero un solo pueblo que trabaja unido por su continuidad.

    Una hermosa cadena de solidaridad

    Las fechas de Rosh Hashaná y Iom Kipur son tiempos que naturalmente nos llevan a hacer una revisión sobre cómo ha estado nuestra vida y qué tanto hemos logrado de los propósitos que nos hemos autoimpuesto para mejorar y desarrollarnos en distintas áreas.  También estamos más sensibles a nuestro entorno y, si bien algunas veces lo cuestionamos, también debemos ser capaces de agradecer y ver lo afortunados que somos con lo que tenemos, especialmente con la oportunidad única de vivir en una comunidad como la nuestra, donde la tzedaká y trabajar por un Tikun Olam colectivo son pilares fundamentales que nos definen.     No es común encontrar una solidaridad como la que vemos acá, donde sin duda nunca te sentirás solo.Nuestras instituciones comunitarias se preocupan del bienestar personal de cada uno de los miembros que requieren ayuda, promoviendo la igualdad de oportunidades como una forma de hacer justicia y proveer un mundo mejor para todos.  Como Fobeju, el Fondo de Becas para la Educación Judía en Chile, con mucha dedicación, cariño y alegría nos ocupamos de poner nuestra parte en esta hermosa cadena, sabiendo que somos una pieza fundamental en la continuidad de nuestro pueblo milenario, que ha pasado por tantas vicisitudes que lo han puesto en riesgo.  Es inspirador en nuestro trabajo cotidiano y en nuestra experiencia de ser judíos en la diáspora, saber que desde la creación del Instituto Hebreo hubo quienes velaron porque todos quienes quisieran educación judía para sus hijos, pudieran tenerla sin importar su condición económica. Que supieran desde tan temprano, aun antes de la Segunda Guerra Mundial, la importancia de mantener vivos nuestros valores, tradiciones, cultura y el sueño de la Tierra Prometida. Si bien para lograr nuestra misión necesitamos recaudar los fondos que requiere el Instituto Hebreo para cubrir las becas de sus alumnos, y por ello nuestra tarea principal se centra en sumar Amigos de Fobeju que quieran velar junto a nosotros por la continuidad de la identidad y la educación judía en Chile, hay mucho de lo que hacemos que busca cimentar y sembrar la tzedaká y el Tikún Olam como valores propios de nuestra identidad. Estamos muy agradecidos del Instituto Hebreo, porque hemos desarrollado una enriquecedora alianza valórica que nos permite dentro de sus puertas contribuir en los pilares que lo sustentan y que además nos dan la posibilidad como Fobeju de promover que las nuevas generaciones se hagan parte del aseguramiento de la educación judía sionista en nuestro país, y de esa forma, de la continuidad de nuestro pueblo en Chile. El colegio, junto con buscar la excelencia académica, trabaja muy fuertemente para que sus estudiantes se conviertan en personas virtuosas, guiadas por tres valores fundamentales: Tikún Olam (la búsqueda del perfeccionamiento del mundo y la sociedad), Arvut (la solidaridad y responsabilidad con los demás) y Tzedaká (la asistencia social como expresión de justicia). Sustentados en estos tres valores y los que promueve el programa Torat Jaim desarrollado por el colegio, realizamos junto al IH actividades de concientización, empatía, responsabilidad por los otros e iniciativa por tomar acción, fomentando de esa forma, desde los 18 meses a los 18 años, la tzedaká entre nuestros niños, que son el futuro de nuestra comunidad…. Sembramos en las nuevas generaciones aquello que fue innato entre quienes vieron nacer el colegio. Si bien ahora estamos trabajando activamente con los cerca de 1.500 alumnos del Hebreo, por las aulas de calle Santa Rosa, Serrano, Copiapó, Nataniel, Macul y Las Condes, han pasado tantos otros más a quienes quisiéramos llegar en este momento.Cuántos de ustedes que nos leen, o a quienes ustedes conocen, tienen parte de su historia en las salas del colegio. Recuerdos de shabat y festividades guiadas por sus morim y acompañados por sus compañeros, muchos de ellos seguramente que se han convertido en amigos de la vida. Exalumnos o no, todos o casi todos tenemos parte de nuestra historia ligada al colegio y más importante aún cuánta de nuestra historia personal se ha definido por nuestra identidad judía.  A todos ustedes queremos transmitirles la urgencia del mensaje que le compartimos a los actuales estudiantes del Instituto Hebreo: la permanencia de los alumnos en el colegio, y con ello su formación en comunidad como judíos de bien, conocedores de sus valores y tradiciones, es una tarea de todos. Cada uno de nosotros, judíos de Chile, somos responsables de asegurar la continuidad de nuestro pueblo.Hacerse parte en esta tarea debe ser también una forma de demostrar la solidaridad que nos caracteriza, y todos deberíamos sumarnos para lograr traspasar a las nuevas generaciones, le dor va dor, nuestros valores y tradiciones a través de la educación judía. Fundación Fobeju forma parte de esta gran cadena solidaria que tanto nos enorgullece y que nos permite ser la comunidad que somos. Necesitamos contar con todos ustedes para preservar la identidad de nuestro pueblo a miles de kilómetros de nuestra tierra y asegurar una educación judía sionista entre las nuevas generaciones, que a su vez serán responsables mañana, de la tarea que hoy nos toca a cada uno de nosotros en honor a nuestra fe, nuestra historia y nuestro futuro.Como comentaba en un comienzo, vivir en nuestra comunidad es algo por lo que todos debemos agradecer, y por lo que debemos estar tremendamente orgullosos. Pero aquello que nos hace tan valiosos es algo de lo que todos debemos hacernos parte, porque somos muchas almas, pero un solo pueblo que trabaja unido por su continuidad.

    Israel y Arabia Saudita avanzan hacia un acuerdo de paz

    De acuerdo a lo que consignó el sitio web Infobae.com, en una entrevista televisada el 20 de septiembre, Mohamed Bin Salmán, el príncipe heredero de Arabia Saudí y gobernante del país reconoció con una sonrisa que se vislumbra un acuerdo con Israel. “Cada día estamos más cerca. Parece que por primera vez es real, serio”. Un pacto sería, dijo, “el mayor acuerdo histórico desde la Guerra Fría”. Así, luego de años de especulación, en particular desde la firma de los Acuerdos de Abraham entre los Emiratos Árabes, Bahréin e Israel, en el año 2020, la posibilidad de una normalización de relaciones entre Arabia Saudita e Israel está cada vez más cerca. De hecho, en la reciente reunión de la Asamblea General de la ONU, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu señaló estar “en la antesala” de un avance histórico hacia un acuerdo de paz con Arabia Saudí. “Sin duda, los Acuerdos de Abraham anuncian el amanecer de una nueva era de paz. Pero creo que nos encontramos en la antesala de un avance incluso más impresionante, una paz histórica entre Israel y Arabia Saudí”, declaró Netanyahu. “La paz entre Israel y Arabia Saudí creará un nuevo Medio Oriente de verdad”.Por su parte, la Casa Blanca y el gobierno de Joe Biden, en Estados Unidos, ve este acuerdo como una forma de estabilizar Medio Oriente y apuntalar su influencia contra Irán.“Creo que bajo su liderazgo, señor presidente (Biden), podemos forjar una paz histórica entre Israel y Arabia Saudita”, declaró Netanyahu a la prensa luego de una reunión sostenida con su par norteamericano. Y agregó que este acuerdo puede “contribuir, en gran medida” a lograr la paz entre Israel y los palestinos.En ese sentido, y de acuerdo a diversos medios de comunicación, a diferencia de lo ocurrido en el 2020, en este caso la Autoridad Nacional Palestina (ANP) habría cambiado de estrategia a la hora de afrontar la paz entre saudíes e israelíes. Los palestinos acusaron entonces a Emiratos Árabes, Bahréin, Marruecos y Sudán -los dos últimos países también habiendo normalizado relaciones con Israel luego de los Acuerdos de Abraham- de asestarles “una puñalada por la espalda”. Ahora, según revelaron fuentes diplomáticas al diario The New York Times, estarían dispuestos a rebajar el tono a cambio de recibir más ayuda económica desde Riad y concesiones de tierras en Cisjordania por parte de Israel.En ese contexto, Arabia Saudita envió hace unos días una delegación oficial a Cisjordania, para asegurar a los palestinos que defenderá su causa incluso aunque se normalicen los vínculos con Israel.La delegación de Arabia Saudita, encabezada por Nayef al Sudairi -nombrado en agosto embajador en los Territorios Palestinos- es la primera que Riad manda a Cisjordania desde los Acuerdos de Oslo, en 1993, que permitieron crear la Autoridad Palestina.Tras reunirse en Ramala con el jefe de la diplomacia de los palestinos, Riyad al Maliki, Nayef al Sudairi dijo que "la cuestión palestina es un pilar fundamental" de la política exterior saudita. "El interés" del reino saudita por "la causa palestina" es de larga data, afirmó el embajador, pero el príncipe Mohamed Bin Salmán, que dirige el reino, "quiere que la región y el mundo entero vivan en paz y estabilidad".Esto explica que, en simultáneo, el ministro israelí de Turismo, Haim Katz, visitó en Arabia Saudita, en un momento en que Estados Unidos trabaja activamente para que Israel y Riad establezcan relaciones, un escenario que reconfiguraría la geopolítica en Oriente Medio.

    En memoria de un gran hombre

    “A un emprendedor lo mueve el hambre, la pasión, la locura... sin ellos no hay acción”. Con esta frase, Mauricio Russo Calderón, Z.L., encabezaba su cuenta de la red social X. El empresario, miembro destacado de la comunidad judía y colaborador fundamental de varias obras benéficas de las instituciones comunitarias chilenas, falleció a los 67 años, el pasado 12 de septiembre de 2023, afectado por un cáncer que le había sido descubierto cerca de su fecha de cumpleaños, en agosto de 2022. El fundador de CasaIdeas, tal como lo destacaba su biografía en su perfil social, era un emprendedor a todo terreno. Su historia de vida y su trayectoria en el mundo empresarial habían hecho de su persona un ejemplo a nivel continental. Pero su espíritu innovador y soñador no había comenzado 30 años antes, con la fundación de su compañía que hoy tiene tiendas en Chile, Perú, Bolivia, Colombia y México, sino desde el comienzo de su formación. Tal como lo destacó el medio Ex-Ante, a los 16 años convenció a su padre de viajar a conocer el mundo y llegó hasta Israel. Sin un peso, producto de un robo, se puso a trabajar en un kibutz, y en cuatro meses ahorró lo suficiente para recorrer la antigua Yugoslavia, Turquía, Afganistán y Chipre. De vuelta en Chile, en los años ‘80, “dejó de trabajar en la empresa de su padre y abrió su primer negocio: Distexsa, una tienda de telas para los confeccionistas de ropa. En ella tuvo que aprender a diferenciarse y comenzó a hacer desfiles de moda para ofrecer sus telas. Ahí llegaron clientes importantes como Wrangler, Americanino y Ferouch”, señala el medio online. Y fue a comienzo de los ‘90 que conoció a la diseñadora Claudia Venegas, con quien se propuso crear una compañía que lograra democratizar el diseño, tal como lo destacó la misma empresa en una nota publicada en su sitio web: “Fueron los responsables de crear Casaideas en Chile hace 30 años, marca hoy presente en 5 países y con miles de clientes en diversas latitudes. Imposible será olvidar tu incombustible espíritu de niño curioso, tu energía desbordante, alegría y ese empuje de emprendedor y empresario que hizo de Casaideas su ideal: trabajar para que el diseño y la belleza estuviesen al alcance de todos”. Junto a su familia, y a su trabajo por la comunidad, CasaIdeas fue el motor de Mauricio Russo. En plena pandemia, su nombre se hizo conocido a nivel nacional cuando se difundió la información -a partir del posteo de uno de sus colaboradores- de que esta empresa había decidido mantener el pago completo del sueldo a sus trabajadores a pesar del cierre de sus locales por la contingencia sanitaria. En una entrevista publicada en La Palabra Israelita el 18 de junio de 2020, Russo comentó que: “Pensamos que si la compañía había ganado plata durante años, este año no ganaba plata no más, si la gente no es desechable (...) En un período de crisis el foco no es la rentabilidad, es hacer que la compañía pueda sobrevivir”. Esta humanidad, esta preocupación por su entorno laboral, también se traducía en lo comunitario. Discreto, no era un fanático de los homenajes, aunque en vida fue objeto de varios. Por ejemplo, como apoyo fundamental del Programa de Becas para la Educación Superior de B’nai B’rith, fue distinguido por esta institución en el año 2018, en el contexto del evento anual de recaudación de fondos, de manos del entonces presidente de esta organización, Jaime Fuchs. Era, también, un colaborador en la preservación de la memoria de la Shoá. Tal como destacó el Archivo Judío de Chile en reciente post en sus redes sociales: “Su dedicación para preservar la memoria de los y las sobrevivientes del Holocausto era permanente y dedicada, así fue parte del Directorio de la Fundación Memoria Viva”. Para despedirse de sus colaboradores de CasaIdeas, Mauricio Russo dejó una carta que les fue enviada por mail, pocos minutos después de su adiós en el Cementerio Israelita de La Unión. “Hoy más que nunca sé que gran parte del valor que le damos a la vida es porque no somos dueños de ella. Y que, a cambio de todas las cosas lindas que nos entrega, esta viene sin derecho a disponer”, reza la misiva, en la que promete, a quienes trabajaron a la par con él, que los acompañará siempre. También a nivel a comunitario, la memoria de este gran hombre, su solidaridad, empatía, calidez y generosidad, serán un recuerdo permanente. Desde esta tribuna, y a nombre de quienes somos parte de La Palabra Israelita, acompañamos a la familia y seres queridos de Mauricio Russo Calderón, Z.L., en estos momentos de tristeza y pesar.

    Los Juegos Macabeos Infantiles 2023 en Buenos Aires

    El 8 de septiembre pasado, un grupo de jóvenes deportistas de fútbol, voleibol y hockey partieron hacia Buenos Aires para representar a su segunda casa, el EIM, en los emocionantes Juegos Macabeos Infantiles 2023. Más de 60 deportistas de nuestro estadio se dirigieron con entusiasmo hacia la sede de Country Mi Refugio. Este emocionante encuentro deportivo y comunitario no solo fue una oportunidad para demostrar sus habilidades en el campo de juego, sino también para fortalecer lazos de amistad y hermandad con deportistas provenientes de diferentes países, donde compartieron tardes en comunidad y noches con muchas sorpresas y fiestas.Extendemos nuestro más sincero agradecimiento a FACCMA por la impecable organización de este evento, que reunió a más de 1.500 deportistas en un viaje que quedará grabado en la memoria de todos. El espíritu deportivo y la camaradería que se vivieron durante estos Juegos nos llenan de orgullo como comunidad.Ahora, con gran entusiasmo, esperamos la llegada de los Juegos Macabeos Panamericanos que también tendrán lugar en Buenos Aires, Argentina, a finales de diciembre y vivir una inigualable experiencia como nuestros jóvenes atletas.¡Felicidades a todos los participantes!

    Primer Premio Nobel judío

    Samuel Joseph Thatchkes, más conocido como Shmuel Yosef Agnon, fue el primer Premio Nobel de Israel. Uno de los escritores más fértiles de la primera generación de escritores judíos en Israel, fue un poeta precoz, cuentista y gran novelista. Nació en 1888 en Búchach (Buczacz, en idish), entonces Galitzia y actualmente parte de  Ucrania.  Aunque no recibió educación formal, de su padre conocido  rabino, conoció el Talmud, Maimónides y los textos jasídicos,  y de su madre la literatura alemana. Con solo quince años publicó su primer poema en idish, y en los años siguientes llegó a escribir setenta poemas, tanto  en hebreo como idish. Su primera historia, Agunot (Esposas abandonadas) fue publicada en 1908, y en 1909, a los 21 años, se instala en la entonces Palestina, atraído por el ideal sionista. Su adorada Jaffa y su inquebrantable ideal de convivencia pacífica entre los pueblos que la habitaban fue inspiración de muchas de sus obras. En 1913 se radica en Alemania, donde vivió 11 años. Ahí conoció a un acaudalado hombre de negocios quien se transformó en su protector y benefactor, con lo que pudo dedicarse por completo a la escritura. Sin embargo, debido a un incendio que consumió su biblioteca y obras, en 1924 se instala definitivamente en el barrio Talpiot de Jerusalén, donde vivió hasta su muerte. Ya en 1932 es reconocido como una de las figuras centrales de la literatura hebrea moderna. Sus trabajos completos fueron editados en 1964 en ocho volúmenes con los siguientes títulos: Hajnasat kala (La dote de la viuda), Elu va-élu (Estos y aquella), Kapot Al-Hamanul (Sobre el umbral), Oréaj nata lalún  (El anfitrión de la noche) Tmol sihishom (Ayer, anteayer), Samuj veniré (Cerca y visible), Ad héna (Hasta aquí), Haésh vehaetsim (El fuego y la madera).Los rasgos principales de su escritura son la sencillez, contundencia y dominio de las palabras, la exquisitez de sus metáforas, la búsqueda introspectiva de sus personajes, ahondando en los estados de ánimo, en las pasiones del amor y en las interrogantes existenciales y espirituales. Su pluma desemboca dentro de la realidad y la fantasía, llevando su letra tanto al terreno de lo onírico como al real por su impecable descripción. El tema constante de su novelística es la diáspora de Europa oriental. Su obra abarca la comunidad judía de los últimos siglos: tradición y revolución, apego a lo viejo y a la renovación, originalidad e influencias extrañas, destrucción de comunidades judías y crecimiento de otros nuevos en Israel. Otro aspecto característico de su obra son los juegos metaficcionales, ya que era capaz  de combinar en su ficción aspectos de su biografía con la historia del pueblo judío. Por ejemplo, afirmaba que nació el 9 de Av, fecha de la destrucción de los dos Templos, y relacionaba las dos veces que se quemó su casa en Hamburgo y en Jerusalén con la destrucción de los dos Templos.Es muy difícil traducir sus obras, ya que su estilo está cargado de asociaciones y vocablos compuestos de toda la literatura hebrea antigua y moderna, sagrada y profana, de tal modo que cualquier traducción deja necesariamente fuera los fundamentos y secretos de su obra y la porción más grande de su belleza y originalidad. Sin embargo, a pesar de todas las dificultades, las obras de Agnon se han traducido a una veintena de idiomas, incluyendo el español.Agnon recibió muchos galardones durante su vida, incluyendo el Premio Israel en 1954 y 1958, el Premio Bialik, el más preciado de las letras de Israel, y en 1966 el Premio Nobel de Literatura. En partes de su discurso, al recibirlo dijo: “¿Quiénes fueron mis mentores en la poesía y la literatura? En primer lugar, están las Sagradas Escrituras, luego la Mishná, el Talmud, los Midrashim y los comentarios de Rashí sobre la Torá. Después vienen las explicaciones de la ley talmúdica, nuestros poetas sagrados y los sabios medievales. Cuando empecé a combinar otras letras que no eran hebreas, leí todos los libros en alemán que cayeron en mis manos, y de estos he recibido lo que se aviene a la naturaleza de mi alma. Como el tiempo es corto, no me dispensaré en compilar una bibliografía o mencionar nombres ¿Por qué, entonces, enumero los libros judíos? Porque son ellos los que me dieron mis cimientos. Y mi corazón me dice que ellos son responsables de ser galardonado con el Premio Nobel”.  Agnon falleció en Jerusalén el 17 de febrero de 1970, siendo reconocido como una de las cumbres de la literatura hebrea contemporánea, además de influir marcadamente en las nuevas generaciones de autores hebreos.

    El documental sobre el mayor atentado antisemita de Estados Unidos

    A raíz de un horror como el tiroteo en la sinagoga de Pittsburgh en 2018, en el que un supremacista blanco entró en el Árbol de la Vida*O L’Simcha y mató a tiros a 11 personas, tienden a repetirse las mismas preguntas deprimentes y familiares: ¿Por qué sucedió esto? ¿Cómo pudo pasar esto? ¿Lo que debe hacerse? ¿Qué deberíamos hacer con ello?Un árbol de la vida de HBO no ofrece respuestas fáciles en esos frentes, y tampoco pretende hacerlo. Pero sí ofrece una claridad de un tipo diferente, no menos crucial. Al centrarse en relatos íntimos de primera mano en lugar de análisis rigurosos o nuevos detalles impactantes, resalta la humanidad de aquellos afectados por el incidente, negándose a permitir que sean reducidos a estadísticas o definidos por la tragedia.A través de entrevistas con supervivientes, familiares de las víctimas asesinadas y otros representantes de la comunidad local, la directora Trish Adlesic traza un recorrido difícil desde los días inmediatamente posteriores al ataque hasta los meses y años de curación posteriores, aunque no siempre queda claro al ver la película qué partes de imágenes fueron capturadas cuando.No se contratan expertos externos para pontificar sobre los acontecimientos desde una distancia académica, y se dedica poco tiempo a tratar de comprender los motivos o la mentalidad del asesino, más allá de un reconocimiento básico de sus creencias supremacistas blancas. La perspectiva es interior.Con sólo 87 minutos, Un árbol de la vida no puede esperar capturar la experiencia completa del trauma de una sola persona, y mucho menos la de los innumerables otros afectados por él de alguna manera, como los líderes de la comunidad musulmana local que se movilizaron para recaudar fondos para su Gastos médicos y funerarios de los hermanos judíos. Pero Adlesic muestra un don notable para localizar pequeños detalles que tienen un impacto enorme al resaltar la personalidad del orador, al insinuar mayores profundidades emocionales o temáticas, al clavarse en el corazón después de que los hechos más secos se hayan desvanecido de la memoria.En una anécdota particularmente inquietante, la sobreviviente Audrey Glickman se obsesiona con el hecho de que no pudo llamar al 9-1-1 durante el tiroteo porque había dejado su teléfono en el banco cuando no cabía en sus bolsillos. “Fue una mala decisión y nunca volveré a ir a la sinagoga sin bolsillos lo suficientemente grandes como para llevar mi teléfono encima”, explica con desgarrador pragmatismo. Otros son más alegres, como el rabino Jonathan Perlman, que cita la victoria de los Piratas de Pittsburgh en 1979, que invoca el espíritu comunitario y luchador de la ciudad.Cada uno, por supuesto, ha sido cuidadosamente seleccionado a partir de horas de entrevistas filmadas para enfatizar un punto determinado o fomentar una reacción específica. Pero Adlesic y los editores Eric Schuman y Lorena Luciano los capturan con el flujo natural y pausado de una conversación personal. Los extraños en la pantalla comienzan a sentirse menos como víctimas abstractas de una noticia nacional y más como nuestros propios amigos y vecinos, sentados frente a nosotros para charlar, recordar o abrirse con una vulnerabilidad conmovedora.Inevitablemente, algunas de estas conversaciones derivan hacia la política. El tiroteo, que se cobró víctimas de las congregaciones New Light y Dor Hadash que también adoraban en el edificio propiedad de Tree of Life*Or L'Simcha, no puede separarse de las fuerzas sociales y culturales que le dieron origen, y A Tree of La vida lo reconoce. Si bien los realizadores evitan mostrar nada demasiado gráfico, sí incluyen lenguaje e imágenes perturbadoras para ilustrar la historia del antisemitismo en Estados Unidos, incorporando clips de una manifestación del Partido Nazi estadounidense en 1939 y un moderno jingle de Internet que denuncia las “mentiras judías”, entre otros.Sin embargo, en general, Un árbol de la vida aborda la política con un toque ligero. El equilibrio puede ser difícil de encontrar. Por un lado, la renuencia de la película (o de los sujetos) a adoptar posturas más explícitas puede parecer curiosa, incluso tímida. En un momento dado, un experto en seguridad señala que grupos como el Ku Klux Klan se han sentido empoderados recientemente, pero pone objeciones cuando se le pregunta por qué. "Ambos sabemos cuál es la respuesta, y no voy a responder esa pregunta", dice finalmente después de algunas vacilaciones.

    Patio de los Disidentes

    En la imagen, vemos un plano del Cementerio General, en la parte inferior izquierda , se ven señalados los patios más antiguos de este sitio, la casilla con el número 1 - en el costado sur del Cementerio - es conocida como “el Patio de los Disidentes”.El Patio de los Disidentes n°1 data de 1854, 33 años después de la fundación del Cementerio General, y fue creado para dar digna sepultura a las y los que no profesaban la fe católica, como luteranos, evangélicos, anglicanos, judíos y extranjeros de origen europeo, principalmente alemanes e ingleses.Antes de la creación del Patio de los Disidentes, estos cuerpos eran tirados a un basural ubicado en las faldas del cerro Santa Lucía en Santiago, y en Valparaíso eran botados a las playas o al mar. Una situación insostenible que, gracias a las presiones internacionales y los movimientos laicos, terminó cuando el Presidente de Chile, Domingo Santa María, dictó “las  leyes laicas” en 1880 y 1884, lo que permitió la construcción del “Patio de los disidentes" al interior de camposanto. La Iglesia Católica puso por condición que este patio debía ser separado del sagrado recinto por una muralla de 7 metros de alto y 3 de largo, para que así,  "el lugar bendito esté materialmente separado del terreno profano". Aún así, la opinión pública se escandalizó, y en un inicio muchos vecinos de Santiago desenterraron los cuerpos del patio para mantener “la pureza” de las otras sepulturas Hay alrededor de 3000 personas sepultadas en el Patio de los Disidentes,  descansan bajo una placa que indica: «A la memoria de los desterrados del cielo y de la tierra». Entre las tumbas, destacan los restos de Gustavo Heyermann, inventor del primer submarino que navegó en el Pacífico en 1911; Juan Canut Bon,  pastor  evangélico, cuyo apellido dio el popular apodo de “canuto” a sus seguidores; Rudolf Amandus Philippi,  naturalista alemán; Federico Philippi , naturalista chileno; Alice Mayer; Juan Ramsay, el padre del fútbol chileno; entre otras y otros.Recién en 1932 la comunidad judía de Santiago inauguró el Cementerio Israelita en Santiago.Si deseas donar documentos y fotografías que nos ayude a escribir la historia de la Comunidad Judía en Chile, puedes escribir a archivo@fmj.cl. Visita el Catálogo del Archivo Judío de Chile en archivojudio.cl.

    Desde los salones de Chile a Israel

    En la entrega de esta semana de nuestra sección sobre miembros de la comunidad que han decidido establecerse fuera de Chile para hacer una nueva vida, o enfrentar nuevos proyectos y aventuras, conversamos con la prestigiada estilista Carol Chairsky, que desde hace algunos meses está instalada junto a su familia en Israel. Carol, primero que todo, quiero preguntarte: ¿qué los llevó como familia a decidir vivir fuera de Chile?-Bueno, empezamos a masticar la idea con el Estallido Social, con la inestabilidad de Chile y la inseguridad de Chile y decidimos probar en Israel¿Por qué eligieron Israel como destino? -Israel fue la opción para nosotros, no otra, porque es nuestra casa. Como familia no teníamos otra opción en nuestro corazón, ya que es Chile o es Israel¿Cómo fue la instalación? ¿Cómo eligieron el barrio para vivir? ¿Y el colegio para sus hijos?-La instalación es difícil, cambiarse de país es tremendo, en todo sentido de la palabra. Nos vinimos con una fundación que se llama Israela, la cual te ubica en ciertas ciudades para crear comunidades, en nuestro caso latina, y vivimos en Or Akiva con argentinos y brasileros, somos los únicos chilenos. Entonces nos juntamos para los jaguim y tenemos clases. La verdad es que es muy rico, pero además la comunidad israelí acá y en general la gente que vive acá es de una calidad humana tremenda.El colegio de los niños lo elegimos fácilmente,  es una ciudad muy chiquitita entonces la verdad es que no había mucha opción de colegio. Elegimos un colegio que es religioso, con clases de matemática, ciencia y todo, reciben todo tipo de educación, tanto de Torá como de educación que los niños necesitan para poder después tener una formación universitaria. ¿Cómo se vincularon con la comunidad judía local?-No hubo una vinculación que hayamos hecho nosotros, vinimos vinculados y la comunidad acá es súper acogedora, entonces la verdad que en ese sentido no hubo tema. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, la experiencia?-Como te decía al comienzo, es difícil, uno quizás se hace más expectativas y más castillos en el aire de los que de verdad son, y hay que aterrizarlos un poco. Uno se imagina, quizás, que va a ser más rápido, más fácil en el sentido laboral, en nuestro caso porque nosotros vinimos sin trabajo, vinimos acá a buscar trabajo, entonces es mucho más complejo. Los niños echan mucho de menos la familia y los amigos en Chile. Pero es un proyecto nuevo, hay que adaptarsey es difícil para todos los miembros de la familia, pero tenemos un objetivo por delante, entonces vamos para allá con mucho amor.

    Masiva jalatón previa a Ros h Hashaná

    El pasado miércoles 13 de septiembre, una multitud de personas se reunieron en el salón de eventos del Mercaz para participar de la gran Jalatón comunitaria. Se trató de una actividad  emocionante, por su convocatoria y su contenido, y -de acuerdo a opiniones de algunos participantes- de una instancia llena de sentido y una hermosa forma de hacer comunidad en los días previos a Rosh Hashaná y Iom Kipur. Conversamos con Vivi Kremer, coordinadora del voluntariado TuComunidad del Círculo Israelita de Santiago, CIS, para conocer más de la actividad. Las fotos que acompañan esta entrevista son de Denisse Portugueiz.Vivi, ¿puedes contarnos quiénes estuvieron a cargo de la organización de la jalatón y cuántas personas asistieron?-Dentro de las iniciativas que tenemos para prepararnos como comunidad para este nuevo Rosh Hashaná y Iom Kipur, estos nuevos Iamim Noraim, tenemos la actividad de jalá agulá que ya lleva muchos, muchos años, en nuestra comunidad, es una tradición. Creo que cumplimos diez años de hacer jalá agulá en comunidad y en familia. Esta actividad está a cargo del voluntariado y este año, como ha sucedido a lo largo de todas las propuestas de estos Iamim Noraim, hemos hecho las actividades junto a Betel. Y lo maravilloso es que reunió a distintas generaciones enel mismo encuentro. Hay niños, niñas, adultos y abuelos, abuelas. Es muy lindo que variasgeneraciones se reúnan para prepararse de este modo y en esta oportunidad fuimos más de 250 personas.¿Qué fue lo que ti, en términos personales, fue lo que más te gustó de la actividad?-A mí me encanta que suceda, yo creo que si no tuviéramos esa oportunidad de encuentro antes de Rosh Hashaná sería distinto, porque es un momento de encuentro donde todos empezamos a sentir que somos parte de la misma energía, de la misma construcción y son estos espacios de interacción, de construcción de vínculo, los que nos van haciendo sentir familia y comunidad. Es muy lindo, a mí me emociona mucho cuando veo chicos chiquititos y gente muy mayor que participa, te das cuenta que es un entramado que trenza mucho más que la jalá, trenza generaciones y va legando una costumbre comunitaria de generar estos encuentros antes de Rosh Hashaná. Eso yo creo que lo valioso, tuvimos años de COVID no hace tanto, donde tuvimos que hacerla por internet, virtual, entonces esta oportunidad de encuentro se valora doblemente.¿Y cuál crees que fue la impresión de las personas que participaron?-La gente se iba agradecida. Agradecida por la oportunidad, por haber participado, por ser también recibido. Creo que esa fue la sensación. Y el voluntariado que lo organizó está feliz.O sea, también para la gente que construye estas actividades, que es voluntaria de la comunidad y que visualiza un encuentro, después lo concreta y es un éxito, hay una satisfacción adicional de sentirse parte a través de la construcción de estas instancias.El voluntariado estaba feliz y yo feliz con ellos. Cabe mencionar que trabajamos fuerte todo este año con Betel. Hay un equipo que se armó de Bait Yehudí y Betel para construir todas las actividades comunitarias, que la verdad que ha potenciado mucho este match entre ambas áreas. Y también en eso valorar a Valentina Venado, Directora de Juventud del CIS, que también está trabajando con nosotros.

    Optimismo y esperanza

    Hace unas pocas semanas tuvimos la visita del doctor Alfredo Borodowsky, un rabino americano especializado en el tema de psicología positiva. Este tópico, que está bastante desarrollado a nivel mundial y desde lo académico, tiene preguntas muy relevantes, en especial acerca de la felicidad. El Dr. Borodowsky estuvo en Santiago por varios días, dio una gran cantidad  de conferencias en nuestra comunidad y en el colegio, y con hemos aprendido muchas cosas.En primer lugar, él plantea que la psicología positiva propone que para ser felices se necesitan varias cosas. Entre las primeras, ser optimista y ser agradecido. Pero, tal como planteaba Borodowsky, este descubrimiento no es tal, ya que el judaísmo propone estos mismos conceptos desde mucho antes. La búsqueda de la felicidad en el judaísmo está muy relacionada con la búsqueda del sentido. Una implica a la otra.En estas fiestas es cuando más encontramos que el optimismo y el agradecimiento son la esencia de nuestra fe y de la práctica de esta. Ser optimista implica tener esperanza. Y la esperanza surge desde el momento mismo de la Creación. Es como el regalo que D-s le hace al ser humano, que implica abrir los ojos y ver más allá de lo que está a la vista. Y el agradecimiento es la base de nuestra condición judía. “Iehudí”, ya lo dijimos, significa ser agradecido. Viene de “Iehud”, que es reconocer, agradecer. Y esa condición es algo que deberíamos recuperar.En estas fechas tan especiales, donde se mezcla la nostalgia por tiempos hermosos, vividos con gente muy querida, esa nostalgia nos ayuda a sentirnos más sensibles y más hermanados. Esa nostalgia nos ayuda a sentirnos más sensibles y más hermanados.Que la nostalgia no nos impida pensar en futuro y construir recuerdos imborrables para las nuevas generaciones, como aquellos que fueron construidos para nosotros, por aquellos que no están. A todos, toda mi hermosa y querida familia de la comunidad judía, a todos mis hermanos y hermanas, quiero desearles un año de hermosas experiencias donde podamos seguir creciendo en salud, en alegría, en bendición, en parnasá y en paz. Y que pongamos una cuota gigante de optimismo en nuestra vida personal y comunitaria, y que estemos constantemente dispuestos a agradecer.Anyada buena y saludosa, mullidos y no menguados, de leche y de miel.A gut yor, a gzunt yor.Leshaná tová tikatevu vetejatemu. 

    Un Trono y Una Tierra

    Estos días tan especiales del calendario judío nos llaman a la acción. En medio de la solemnidad y la reflexión que caracterizan la jornada de Iom Kipur, la tradición milenaria de Israel nos regala el vehículo del arrepentimiento no para borrar el pasado, sino para crear un futuro diferente. Dice el profeta Ishaia 66:1, “HaShamayim Kis'i, V'HaAretz Adom Raglai” -Los cielos son Mi trono, y la tierra es el estrado de Mis pies-. Esta declaración resalta la omnipresencia de Dios y Su disposición a perdonar”.En esta línea leemos Parashat Haazinu, una porción clave de la Torá que siempre se lee en esta época del año y ofrece una base sólida para nuestra reflexión en Iom Kipur. Moshé, antes de su partida, pronuncia un canto poético donde nos recuerda que el arrepentimiento no surge del miedo, sino del amor. D-s ama profundamente a su pueblo y anhela la vuelta a Él. En Iom Kipur, no debemos acercarnos a D-s con temor, sino con el deseo ardiente de fortalecer nuestra relación divina.Iom Kipur es para tomar conciencia del tiempo y reconsiderar nuestras acciones pasadas, no desde la perspectiva del castigo, sino con la intención de mejorar. Con sinceridad, pedir perdón por nuestras transgresiones, reparar y recordar que todo gesto vale en Su amor y misericordia que aguarda. La teshuvá es un compromiso de no repetir nuestros errores y esforzarnos por ser mejores personas en el futuro.Es evidente que el arrepentimiento nace del “Temor Reverencial -Irat Shamaim-, sin embargo podemos abrazar la oportunidad del arrepentimiento surgido del amor, la -Teshuvá m'ahavá-. Esta jornada de perdón y reconciliación no es solo un recordatorio de nuestros errores, sino también una celebración del amor inquebrantable, en palabras de Moshé en el primer diez de Tishrei que compartimos como pueblo: “Vayomer Adonay, salajti kidvareja” -Dijo D-s, los he perdonado por tus palabras-. Que sean nuestras palabras que unan nuestra tierra con Su Trono

    Iamim Noraim en el CIS

    Las actividades en torno a Rosh Hashaná en el CIS vienen recargadas y comenzaron con el viernes 8 de septiembre, con el Brindis Comunitario. Luego del servicio de Kabalat Shabat donde levantamos la copa y nos deseamos Shaná Tová UMetuká. Al día siguiente, se realizó el servicio de Slijot. Esta tefilá dio inicio a la liturgia de Iamim Noraim “y las reflexiones acerca de nuestro balance espiritual, donde tuvimos una linda asistencia y un lindo servicio religioso”, como nos comenza el Jazán del Círculo Israelita de Santiago, Ariel Foigel. Las actividades continuaron el miércoles 13 de septiembre, con la jalatón familiar, donde se hicieron jalot agulot (redondas).Las tefilot de Rosh Hashaná comenzarán el día viernes a las 19.30 hrs., con el primer servicio, al que seguirán los del sábado a la mañana y en la tarde, y domingo a la mañana, día que -por no ser Shabat- es el único día que se va a tocar shofar dentro de la tefilá. El sábado en la tarde, a la tefilá de Rosh Hashaná le seguirá un seder comunitario, para el que se invita a todas y todos los miembros de la comunidad a traer productos ovo-lácteo vegetarianos, los que se acompañarán de empanadas veggie para celebrar un pre 18 de septiembre. El domingo, en tanto, “al terminar el servicio del domingo a la mañana tendremos nuestro tradicional Tashlij, donde iremos a un río de aguas corrientes para tirar nuestros pecados al mar y así sentirnos más libres de las cosas malas que hicimos durante el año”, como explica nuestro jazán. De manera que, este fin de semana, están todas y todos invitados a celebrar la llegada de un nuevo año en el calendario judío, compartiendo en nuestra familia ampliada que es la comunidad. 

    Juntos y unidos

    Estamos comenzando un nuevo año judío y probablemente todos compartimos sentimientos de esperanza, incertidumbre y algo de angustia también. Vivimos momentos desafiantes como judíos en todo el mundo, una vez más. Múltiples actos de antisemitismo durante este año en distintos países del mundo nos recuerdan, constantemente, que aún falta mucho por hacer para erradicar el odio gratuito de la faz de la tierra. Pero este año, serán las dificultades que atraviesa actualmente Israel las que ocuparán una parte especial de nuestra atención y corazón durante los Iamim Noraim.    El pueblo judío es un gran ejemplo de cómo, recordando el pasado y celebrando el presente, es posible y positivo vivir para el futuro. Es por eso que en Rosh Hashaná, celebrando la creación del mundo, el comienzo de todo, es cuando debemos ejercer nuestro privilegio y deber de reflexionar individualmente y como Comunidad, en forma seria y responsable, pero con alegría y esperanza. Una vez más, los valores judaicos fundamentales, como cuidar la vida, proteger la dignidad de cada persona y privilegiar la paz, son los que espero nos guíen colectivamente para seguir haciendo de este, un mundo mejor.   Quiero agradecer a todos y cada uno de los socios, voluntarios, colaboradores, staff y amigos de nuestro querido Círculo Israelita de Santiago, también cariñosamente llamado por todos nosotros el “Mercaz” (el Centro), por un año más de vida plena comunitaria en Chile.  Gracias a nuestros queridos rabanim por su compromiso y entrega para hacer de nuestra Comunidad un punto central en los momentos relevantes de la vida de tantas personas y familias.  Agradezco también a las muchas instituciones y comunidades hermanas con quienes trabajamos codo a codo, en diferentes aspectos de la vida judía en Chile, por compartir el compromiso y pasión por la continuidad judía y el desarrollo en el país.  Sin duda, juntos somos mejores y, unidos, más relevantes.    Estamos despidiendo un año de alegrías y de momentos tristes, de muchos aprendizajes y crecimiento, con la esperanza de haber podido contribuir adecuadamente al desarrollo de la identidad judía individual, familiar y comunitaria.  Los aciertos, errores y aprendizajes de este año, esperamos que sean los ingredientes que junto al esfuerzo y amor comunitario nos hagan crecer y estar cada vez más unidos en este nuevo año.  Los esperamos a todos y a cada uno de ustedes en la sinagoga para Rosh Hashaná y Iom Kipur.  La presencia de cada uno es tremendamente importante. Hace la diferencia para uno mismo y para todos los demás.  Queremos que vivas tu judaísmo en el Mercaz y que puedas rezar, aprender, escuchar, y grabar esos recuerdos en tu mente y corazón que, aunque pasan los años, no se borran.   Empecemos el año juntos, todas las generaciones unidas, familias y amigos abrazados, y dándonos también la oportunidad de conocer mejor a más personas con quienes compartimos el desafío de crecer, acompañarnos, cuidarnos y fortalecer a Am Israel.   Que seamos inscritos en el Libro de la Vida. Shaná Tová UMetuká. 

    Los incidentes antiisraelíes en los campus universitarios suelen estar marcados por la difamación de los sionistas y el apoyo al terror

    La ADL contabilizó 665 incidentes antiisraelíes en el último año académicoNueva York, NY, 13 de septiembre de 2023. Según un nuevo informe de la Liga Antidifamación (ADL), la reciente actividad antiisraelí en los campus universitarios de Estados Unidos se caracterizó por el vilipendio de los sionistas y las expresiones de apoyo a la violencia y a las organizaciones terroristas. En total, hubo 665 incidentes antiisraelíes en todo el país entre junio de 2022 y mayo de 2023.El informe anual del Centro sobre Extremismo de la ADL identifica una amplia gama de preocupantes incidentes anti-Israel y antisionistas, incluyendo expresiones de apoyo a grupos terroristas designados por Estados Unidos que atacan a Israel y continuos mensajes antisemitas orientados a condenar al ostracismo a los sionistas y al sionismo en la vida universitaria. El informe es una instantánea del creciente movimiento radical para situar la oposición a Israel y al sionismo como elementos centrales de la vida universitaria. Para algunos estudiantes, puede parecer un requisito para su plena aceptación en la comunidad universitaria."Cada año, los jóvenes judíos van a la universidad con la esperanza de que sus identidades judías, incluida su conexión con el Estado judío, sean bienvenidas en el campus", dijo Jonathan Greenblatt, CEO de la ADL. "Este sentido de comunidad está cada vez más en peligro a medida que aumentan los preocupantes incidentes antiisraelíes. Los dirigentes universitarios deben responder eficazmente a este odio para que los estudiantes judíos se sientan seguros". El informe de la ADL contabilizó un total de 665 incidentes anti-Israel en todo Estados Unidos durante el año académico 2022-2023. Estos incluyeron nueve casos de vandalismo, 24 casos de acoso verbal o escrito, 303 eventos anti-Israel, 326 protestas y acciones, y tres resoluciones o referendos de BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones). La ADL proporciona una serie de recursos para hacer frente al antisemitismo en los campus, entre ellos Piensa. Planea. Actúa, un eje central para ayudar a los estudiantes a manejar difíciles retos relacionados con Israel. Esta herramienta ofrece mejores prácticas para asesorar a los compañeros de estudios, consejos para las redes sociales, y lo que se debe y no se debe hacer al responder a incidentes antisemitas. El recurso también incluye definiciones de términos comúnmente malinterpretados relacionados con el antisemitismo, el antisionismo y los prejuicios contra Israel; una sección de preguntas frecuentes sobre la libertad de expresión en el campus; y consejos para mantener conversaciones concienzudas sobre el conflicto palestino-israelí tanto en persona como en las redes sociales.La ADL también anunció recientemente un nuevo Centro de Respuesta al Antisemitismo con la organización de fraternidades judías Alpha Epsilon Pi (AEPi), que capacitará a los líderes estudiantiles para combatir el antisemitismo y centralizará aún más el seguimiento de incidentes en los campus. Además, la ADL colabora con Hillel International para desarrollar programas educativos y realizar investigaciones periódicas sobre el ambiente universitario. Estas asociaciones proporcionan a los estudiantes las herramientas necesarias para responder a los incidentes antisemitas y denunciarlos. La ADL vigila la actividad antiisraelí en los campus de Estados Unidos escaneando las redes sociales, monitoreando a los grupos de estudiantes antiisraelíes, los periódicos universitarios y otros medios de comunicación, y trabajando regularmente con su red de organizaciones asociadas. Además, la ADL continúa sus esfuerzos para proteger a los estudiantes en los campus, incluyendo su reciente trabajo en la Estrategia Nacional de la Casa Blanca para Contrarrestar el Antisemitismo anunciada a principios de este año con históricas iniciativas del Departamento de Educación instando a las universidades a tomar medidas contra el antisemitismo en los campus. 

    Un extraordinario relato que lidia con la tragedia y le da lugar a la esperanza

    Ya está disponible en Amazon Prime Video el filme que, con extraordinarias actuaciones de todo su elenco, reconstruye la historia real de una serie de abusos sexuales en una colonia menonita, brilla por la cuidadosa y sensible puesta en escena y en el sorprendente uso del sentido del humor en medio de decisiones de vida y muerteAl comienzo del film, una leyenda advierte que lo que se está a punto de ver es una ficción resultante del poder de imaginación de las mujeres. Una cita derivada de la novela de Miriam Toews en la que se basó la actriz, guionista y directora Sarah Polley para construir su extraordinario relato. Más adelante, en la trama del film nominado en las categorías de mejor guion adaptado y mejor película en los premios Oscar se menciona que muchos de los abusos sufridos por los personajes principales fueron descartados e invalidados durante años por sus victimarios por considerarlos producto de su imaginación, según ellos un defecto de la naturaleza femenina. La recuperación del mismo acto de imaginar, de elevar el pensamiento por encima de la opresión del extremismo religioso en el que viven inmersas las mujeres en el centro de la trama, sin voz, voto ni derecho alguno, funciona como el catalizador de una narración que esquiva las respuestas sencillas y los discursos aleccionadores con gracia y contundencia. En su lugar, el film de Polley plantea un escenario en el que hay espacio para la duda, el disenso y los cambios de opinión. Casi un concepto revolucionario cuando se trata de tópicos tan sensibles como los abusos sexuales y las manifestaciones más violentas del patriarcado.El caso real en la que se basó Toewsy que la directora Sarah Polley, que recupera en la película, ocurrió en una colonia menonita afincada en Bolivia, en la que en 2009 se descubrió que un grupo de hombres llevaba años utilizando un tranquilizante usado en ganadería para dejar inconscientes a las mujeres con el fin de abusar sexualmente de ellas. Y cómo, ante su desconcierto al despertar ensangrentadas y golpeadas, las convencían de que se trataba de la obra del demonio. O de su imaginación.Con semejante material como catalizador, Polley decidió no dar detalles específicos sobre el lugar en el que se desarrolla la trama, ni fijar una ubicación temporal más allá de una referencia indirecta, ya que tanto el escenario como la vestimenta y el peinado de las protagonistas evocan las costumbres de los menonitas. Esa elección de puesta en escena no es casual ni arbitraria, sino que contribuye a instalar un sentido de otredad en la narración. Mientras otros autores optan por aplicar herramientas de los géneros como la ciencia ficción y el recurso de la distopía para abordar los derechos de las mujeres, en este caso esa otredad propuesta desde el discurso cinematográfico permite procesar lo que se está contando sin que las emociones le ganen al intelecto. Es exactamente lo que intentan sus personajes en pantalla. Una tarea monumental que la ficción logra hasta las instancias finales del film, cuando la resolución le da rienda suelta a las emociones.

    WIZO Chile realiza su tradicional Jornada Espiritual

    En esta significativa nueva celebración de Rosh Hashanah, WIZO Chile comenzó a preparar una nueva Jornada Espiritual para este año 5784, organizada por el Departamento de Cultura de WIZO Chile, junto a sus integrantes Raquel Szalachman, Karen Aronowsky, Francine Temple, Sandra Volochinsky y su gran mentora, Sima Rezepka, quien lleva realizando esta maravillosa actividad hace más de 45 años con las Javerot de nuestra institución, lo que tradicionalmente y de una manera especial nos conecta para los Iamin Noraim.Comenzamos esta preparación con el Ciclo de Céleres Pensadores Judíos con charlas entregadas por zoom de los rabinos Matitiahu Libedinsky, Yonatan Szewkis, Marcelo Kormis, Lucas Lejderman y Diego Edelberg.Para cerrar este período con la Jornada Espiritual, donde tuvimos un día de encuentro y reflexión en que contamos con los rabinos que participaron entregando un mensaje enfocado en la nueva era, de la Inteligencia Artificial que estamos viviendo. Donde estuvieron presentes los Rabinos Ari Sigal, Javier Waissbluth, Alejandro Bloch, Efraim Rosenzweig, Shmuel Szteinhendler y Eduardo Waingortin. Contamos, además, con Gachi Waingortin, quien de manera especial recalcó el rol fundamental de la mujer judía con sus valores, tradiciones y la importancia en la familia. La actividad estuvo acompañada de las tradicionales canciones interpretadas por los jazanim Ariel Foigel y Pamela Nissin junto a Abraham Bronstein.Concluimos la significativa Jornada Espiritual con todos los presentes y el toque del shofar que unió los buenos deseos de todos, con la bendición del Rabino Eduardo Waingortin.Evelyn Schatloff, Presidenta de WIZO Chile, junto con agradecer resaltó la importancia de contar con este día de reflexión para renovar nuestro compromiso con nosotros mismos y mejorar nuestra vida futura. Al comenzar este nuevo año 5784, que la dedicación continúe iluminando nuestro camino, guiándonos hacia un futuro lleno de esperanza, unidad y el compromiso de Tikún Olam.Deseándoles un año dulce y próspero con salud y alegrías para disfrutar en familia.Que seamos inscritos y sellados para un nuevo buen año 5784. Shaná Tová UMetuká

    Rosh Hashaná, nuestros vínculos y la comunidad

    En Rosh Hashaná, miramos hacia atrás en el año que pasó y hacia adelante en el año que comienza. Una parte fundamental de esta celebración es la conexión con nuestra comunidad y nuestros seres queridos. Los vínculos que compartimos con otros son un tesoro invaluable en nuestras vidas.En nuestra comunidad encontramos apoyo emocional y espiritual. Nos acompañamos en los momentos de alegría y nos apoyamos mutuamente en los desafíos. Es a través de nuestras relaciones que creamos un tejido social sólido que nos sostiene en momentos de necesidad.La comunidad también nos ofrece la oportunidad de crecimiento personal. Aprendemos de las experiencias y perspectivas de quienes nos rodean, lo que nos enriquece como individuos. La diversidad de opiniones y culturas enriquece nuestra comprensión del mundo y nos ayuda a ser más tolerantes y compasivos.En Rosh Hashaná recordamos que somos parte de una comunidad más amplia, una comunidad que comparte valores, tradiciones y un propósito común. Es un momento para reflexionar sobre cómo contribuimos a esa comunidad y cómo podemos fortalecerla. Nuestras acciones y actitudes tienen un impacto significativo en el bienestar de todos.Entonces, en este Rosh Hashaná, recordemos la importancia de los vínculos y la comunidad. Aprovechemos esta oportunidad para fortalecer nuestros lazos, mostrar gratitud por quienes nos rodean y comprometernos a ser miembros activos y positivos de nuestra comunidad. Juntos, podemos construir un año nuevo lleno de armonía, solidaridad y crecimiento mutuo.Shana Tova UMetuká.

    Pregúntale al Rabino

    ¿Por qué leemos la historia de Ioná en Iom Kipur?—La historia de Ioná se centra en el profeta Ioná, quien es enviado a la ciudad de Nínive para advertir sobre la destrucción inminente de la ciudad debido a sus pecados. Los habitantes de Nínive, después de escuchar la advertencia de Ioná, se arrepienten sinceramente y hacen teshuvá, que es el acto de volverse hacia Dios y cambiar de comportamiento. La lectura de la historia de Ioná en Iom Kipur sirve como un recordatorio de la importancia del arrepentimiento y la teshuvá en este día de perdón y expiación.Por otro lado, la historia de Ioná también destaca la misericordia y la compasión divina. A pesar de la desobediencia inicial de Ioná y su intento de huir de la tarea que Dios le encomendó, Dios muestra compasión tanto hacia Ioná como hacia los habitantes de Nínive cuando se arrepienten. Esta narrativa enfatiza la idea de que Dios está dispuesto a perdonar a aquellos que se vuelven sinceramente hacia Él, incluso después de cometer errores.La historia de Ioná a menudo se interpreta como una metáfora de nuestras propias vidas y experiencias. Al igual que Ioná intentó huir de su responsabilidad, a veces tratamos de escapar de nuestras propias obligaciones morales y espirituales. La lectura de su historia nos recuerda que enfrentar nuestras responsabilidades y errores es fundamental para el proceso de teshuvá en Iom Kipur.Ioná es uno de los libros proféticos en la Biblia hebrea, y su lectura en Iom Kipur enfatiza la importancia de la profecía en la tradición judía. Los profetas eran mensajeros de Dios que llamaban a la reflexión, la corrección y el retorno a la senda correcta. En Iom Kipur, se busca inspirar a la comunidad judía a reflexionar sobre sus propias acciones y a escuchar la voz de la profecía.Finalmente, la historia de Ioná nos recuerda nuestra responsabilidad no solo hacia Dios, sino también hacia nuestras comunidades y el mundo en general. Iom Kipur es un momento propicio para reflexionar sobre cómo podemos contribuir a hacer del mundo un lugar mejor y más justo, al igual que Ioná tenía la responsabilidad de advertir a la ciudad de Nínive.

    Un balance del 5783 y qué esperamos del 5784

    En estos días celebramos Rosh Hashaná, el año nuevo judío, festividad que da inicio a los Iamim Noraim, los llamados “Días terribles” que transcurren entre esta fecha y Iom Kipur, y que constituyen el período en que somos llamados a hacer un repaso de nuestras acciones, en un ejercicio de introspección y expiación. Como en años anteriores, hemos querido recurrir a nuestros rabinos y jazán, miembros del comprometido staff de Culto del Círculo Israelita de Santiago, CIS, quienes semana semana -además- son colaboradores estables de La Palabra Israelita con sus columnas, sus opiniones, sus inspiraciones y mucho más. Les pedimos que respondieran dos preguntas:En Rosh Hashaná comemos manzanas para tener un año redondo. En su perspectiva, a nivel personal y comunitario, ¿podemos decir que el año que termina fue redondo como esperábamos?También comemos miel, para que sea un año dulce. Además de dulzura, ¿qué espera para el año que viene?Y esperamos que sus respuestas revelaran un balance del año que cerramos y sus expectativas para el que vendrá, tanto a nivel personal como comunitario. Esperamos que sus palabras nos inviten a todas y todos a reflexionar y a vivir estas fechas -y el resto del calendario- en comunidad. Rabino Eduardo Waingortin:“El Círculo está creciendo”Cada año es redondo. Algunos un poquitito más, algunos menos. Pero mi sensación es que avanzamos prolijamente en que ese círculo sea mejor acabado.Hemos tenido un año entero de recuperación después de una pandemia que dejó una debacle, tanto  por gente a la que hemos perdido, por la que enfermó, por el temor y por muchos hermanos y hermanas judías que dejaron de participar presencialmente en las actividades, fueran sinagogales o culturales. Entonces, este fue un año de recuperación y, en ese sentido,hemos vuelto casi a la presencialidad que teníamos antes.Por otra parte, hemos comenzado con algunos proyectos interesantes en la comunidad, desde los más chiquititos que participan en la sede Mercaz del Gan Babait, con actividades judaicas para sus padres y para los niños, hasta Bait Yehudi, que está creciendo a pasos agigantados. Además, todas las áreas de juventud incorporaron más participantes y adquirieron más profundidad. Las áreas de estudio fueron consolidándose y creciendo, y estamos trabajando fuertemente en nuestras comunicaciones, para que la tecnología pueda acompañar el mensaje que el Mercas tiene para todos.Contamos con un equipo de gente maravilloso, integrado por profesionales y voluntarios en las más diversas áreas. Hemos mejorado la infraestructura del cementerio gracias a una tarea muy esforzada de miembros del directorio y profesionales de la comunidad. Logramos fortalecer nuevamente el vínculo con Medinat Israel a través de viajes y de visitas. Entonces, te diría que el Círculo está creciendo.En cuanto al año que viene, a nivel del país y del mundo hay muchos elementos de incertidumbre, guerras en proceso, graves desequilibrios económicos y en el devenir político del país. Espero que todo esto pueda decantar en la moderación. Estoy en contra de todo tipo de extremismos que han invadido desde la política hasta la religión, incluso hasta las formas de gozar la vida. Espero que el ser humano pueda reconciliarse y tomar conciencia que esos extremismos son nocivos para la vida personal, para el judaísmo que queremos para nuestros hijos y nietos, y para la paz que deseamos que reine en los corazones, en las comunidades y en el mundo entero.Rabino Gustavo Kelmeszes:“Un año de realizaciones y de crecimiento”Desde un punto de vista individual, la idea de un año "redondo" tuvo  que ver con que fue un  año lleno de experiencias positivas, logros y felicidad, pero tambien tristezas por pérdidas muy queridas. Creo que en definitiva fue un año fue "redondo" según las  propias metas y deseos que me planteé. A nivel comunitario, la idea de un año "redondo" implicó la oportunidad de que la comunidad -en su conjunto- tuviera un año de realizaciones y de crecimiento en programas educativos y en consolidar una vision de un judaísmo vigente y significativo.Rabino Lucas “Pato” Lejderman:“Fue dulce porque nunca tuvimos tanta juventud involucrada”Fue un año de mucho trabajo, de repensar nuestro quehacer, y -al mismo tiempo- maravilloso y redondo, porque volvimos a vivir el ciclo del año y de las diferentes vidas que construimos en comunidad. Supimos, con mucho esfuerzo,,reinventarnos donde hay que reinventarse, y mantener la tradición donde hay que mantener la tradición.Como dice nuestro maestro Marshall Meyer, Z. L., caminamos con una mano la Halajá, con la otra el periódico, siempre con esta tradición y cambio. Y por eso que fue un año redondo,porque supimos mantener el ciclo de la continuidad judía, y fue dulce porque nunca tuvimos tanta juventud involucrada, hicimos tantos proyectos novedosos junto a lo que ya existía y supimos agregar lo que faltaba para potenciar la comunidad y la continuidad judía.Rabino Ari Sigal:“Estamos decididos a ampliar nuestra llegada y alcance”El tradicional “Al Kol Ele”, en su parte al “hadvash veal oketz” -sobre la miel y sobre el aguijón- representa el 5783. En mi perspectiva, el año que termina ha sido un año de contrastes, tanto a nivel personal como comunitario. Siendo sincero, a nivel personal, este año ha estado marcado por la repentina pérdida de mi padre, lo que ha sido una experiencia dolorosa y desafiante para mí y mi familia. Esta pérdida ha dejado un vacío en nuestras vidas que difícilmente se podrá llenar. Sin embargo, a pesar de este desafío, hemos encontrado apoyo y consuelo en nuestra comunidad con un amor y generosidad que si lo hubiera imaginado, quedaba corto en mi mente. Palabras de consuelo, certificados y donaciones en nombre de mi padre z”l, abrazos y un cariño infinito que difícilmente se encuentre en algún sitio.A nivel comunitario, puedo decir que hemos experimentado que el 5783 significativo y enriquecedor. Nuestra comunidad ha demostrado ser resiliente y vibrante en muchos aspectos después de la pandemia. En particular, hemos visto un aumento en la participación de jóvenes que buscan respuestas a sus inquietudes espirituales y oportunidades para desarrollar sus proyectos personales. Esto es un testimonio de la fuerza y la vitalidad de nuestra comunidad, y nos llena de esperanza para el futuro.Además, el Mercaz se ha destacado por su compromiso con el voluntariado, tanto en causas internas como en la Comuna, especialmente en Cerro 18. Esto refleja el profundo sentido de solidaridad que caracteriza a nuestra comunidad y su voluntad de contribuir al bienestar de todos.También hemos tenido la oportunidad de ofrecer una amplia gama de cursos de estudios para todas las edades y niveles, lo que ha enriquecido el conocimiento y la comprensión de nuestra tradición. Las propuestas de tefilot, tanto para los más pequeños como para los adultos, han sido significativas y han fortalecido nuestra conexión espiritual.Nuestro movimiento juvenil sigue siendo activo y tiene un proyecto claro de identidad, lo que asegura la continuidad de nuestra comunidad en las generaciones futuras. Y no podemos dejar de mencionar el área de innovación, que constantemente nos sorprende con propuestas culturales, artísticas y audiovisuales que enriquecen nuestra vida comunitaria.Aunque en lo personal haya enfrentado desafíos importantes este año, a nivel comunitario, podemos decir que el año que termina ha sido redondo en términos de crecimiento, participación y compromiso. Nuestra comunidad sigue demostrando su fuerza y su capacidad para adaptarse a las circunstancias y seguir creciendo en medio de los desafíos. Deseamos con optimismo el próximo año y confiamos en que nuestra comunidad seguirá prosperando y siendo un lugar de apoyo y enriquecimiento para todos sus congregantes.Para el que viene, además de esperar un año dulce, "L'shanah tovah u'metukah" -para un año bueno y dulce- para el próximo año, tenemos varias expectativas que están enfocadas en mejorar y enriquecer nuestra vida comunitaria. En primer lugar, uno de nuestros objetivos principales es trabajar en el orden y la eficiencia en nuestra comunidad, “B'ezrat Hashem” -con la ayuda de Dios-. Queremos asegurarnos de que nuestra casa esté mejor organizada para poder responder de manera más efectiva a las necesidades de cada familia y a los momentos que la vida judía requiere, “L'hagdil Torah ul'ha'adirah”, para engrandecer la Torá y embellecerla. Esto implica una atención cercana y personalizada a cada uno de nuestros miembros, bajo el concepto consciente de “Kol Yisrael arevim zeh bazeh”, -todo Israel es responsable unos de otros-.También estamos decididos a ampliar nuestra llegada y alcance para enriquecer la vida de aquellos que aún no han descubierto la pasión judía, “Lema'an Hashem” con el propósito divino. Queremos abrir nuestras puertas y crear oportunidades para que más personas puedan experimentar la belleza y la profundidad de nuestra tradición, como enseña la mitzva de “Hajnasat Orjim” -hospitalidad-. Estamos comprometidos en hacer que nuestra comunidad sea inclusiva y acogedora para todos, independientemente de su nivel de conocimiento o experiencia en el judaísmo, bajo el concepto de “Klal Yisrael", un solo pueblo es todo el pueblo de Israel.Los rabinos son una fuente constante de inspiración para nuestra comunidad, y contamos con un equipo administrativo enfocados en encontrar la mejor manera de hacer eficiente cada necesidad y demanda de todos nuestros socios. El 5784 viene con una gestión de una comunidad fluida para que nuestros miembros se sientan apoyados en cada paso de su viaje judío.Jazán Ariel Foigel:“Esperemos que sea un año maravilloso el 5784”Hablando en términos comunitarios, hemos vivenciado cada una de las festividades de manera halájica, pero también a través de vivencias humanas y de familia ampliada, que han sido siempre motivo de alegría en lo personal. También hemos tenido pérdidas, ha fallecido mi mamá, han fallecido los papás de los rabinos Ari Sigal y Gustavo Kelmeszes, y también eso en algún momento nos unió en dolor y en la posibilidad de abrazarnos con la comunidad quetambién este abrazar y contener el llanto de sus oficiantes. Hemos tenido un año redondo en cuanto a vivencias comunitarias luego de haber pasado la pandemia, pudiendo seguir siendo elegidos por muchísimas familias para estar en su ceremonia de Bar o Bat Mitzvá, en su casamiento y para acompañarlos en dolor. Así diría que estamos cerrando un ciclo de un año más que hemos vivido en comunidad y en unión de esta familia ampliada. Las expectativas siempre están puestas en que el año que viene sea mejor que el que pasóy el siguiente sea mejor que el que viene ahora. Pero por qué no esperar que no solamente sea un año de dulzura, en cuanto al sentido del gusto, sino que podamos utilizar los cinco sentidos.Entonces, que sea un año no solamente de gusto, sino de tacto y que haya muchos abrazos; un año auditivo, en cuanto a escuchar solamente buenas noticias, y un año de visión en cuanto a ver solo bendiciones. Esperemos que sea un año maravilloso el 5784.

    Judíos y Premios Nobel

    El Premio Nobel es un galardón internacional que se otorga cada año para reconocer a personas o instituciones que hayan llevado a cabo investigaciones, descubrimientos o contribuciones notables. Los premios se instituyeron en 1895 como última voluntad de Alfred Nobel, químico sueco que inventó la dinamita, acumulando una enorme riqueza, pero también un cierto complejo de culpa por el daño que su invento pudiera causar a la humanidad, lo que lo llevó a legar su fortuna a la Fundación Nobel con el encargo de otorgar una serie de premios anuales a personas que más hubieren hecho en beneficio de la humanidad, los que comenzaron a entregarse en 1901 en las categorías de Física, Química, Fisiología/ Medicina, Literatura y Paz. La Real Academia de las Ciencias de Suecia es la encargada de nombrar a los ganadores de los Nobel de Física y de Química, el Instituto Karolinska elige al de Medicina, y la Academia Sueca nombra al de Literatura. ​ Todos se entregan en una ceremonia celebrada cada 10 de diciembre en Estocolmo, Suecia. ​ El Nobel de la Paz, en cambio, es elegido por el Comité Noruego del Nobel, y se entrega en la ciudad de Oslo. A partir de 1968 se estableció también el Premio de Ciencias Económicas  llamado «Premio Nobel de Economía», sin ser exactamente un Premio Nobel.A la fecha se han otorgado más de 900 Premios Nobel, de los cuales por lo menos un 20% corresponden a judíos, quienes lo han recibido en cada una de las categorías, hecho que ha llamado profundamente la atención dado que el pueblo judío representa a aproximadamente un 0.2% de la población mundial. Los Premios Nobel recibidos por judíos comprenden el 27% en Química, 26% en Medicina y Física, 40% en Economía y el 11% en Literatura y Paz. En cuanto a la distribución de los premios otorgados a judíos por país, 132 son de Estados Unidos, 29 de Alemania, 20 de Gran Bretaña, 14 de Rusia/Unión Soviética, 13 de Israel (lo que también es sorprendente dada su escasa población y juventud del país), y de Latinoamérica 1 es de Argentina (César Milstein, Premio Nobel de Medicina en 1984) y 1 de Venezuela (Baruj Benacerraf, también de Medicina en 1980). Cerca de 11 se pueden distinguir que son de origen sefaradí. El primer judío en recibir el Premio Nobel fue Adolf von Baeyer, de Alemania, a quien se le otorgó en Química en 1905 por los logros en química orgánica e industria química. Muchos judíos premiados tuvieron una vida muy difícil. Elie Wiesel e Imre Kertész fueron sobrevivientes de campos de concentración durante el Holocausto, François Englert sobrevivió por haber estado escondido en un orfanato, Walter Kohn, Otto Stern, Albert Einstein, Hans Krebs y Martin Karplus debieron huir de la Alemania nazi, mientras Rita Levi-Montalcini, Herbert Hauptman, Robert Furchgott, Arthur Kornberg y Jerome Karle sufrieron de antisemitismo durante sus carreras. A Boris Pasternak  se le otorgó el Premio Nobel de Literatura en 1958, quien en un comienzo lo aceptó, pero debido a la intensa presión de las autoridades de la Unión Soviética se vio obligado a rechazarlo.Dado el general desconocimiento de judíos que han obtenido el reconocimiento de los Premios Nobel, en forma periódica publicaremos en este medio las biografías de aquellos que puedan resultar de mayor interés. Se dará comienzo a esta serie con la biografía de Shai Agnón, primer Premio Nobel de Israel.

    Netanyahu y Zelenski dialogan sobre ayuda humanitaria

    El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mantuvo hoy la primera comunicación oficial en ocho meses con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y le solicitó que ayude a facilitar la entrada de miles de judíos religiosos a Ucrania en su peregrinación anual este mes.«Los dos líderes discutieron la continuación de la asistencia israelí a Ucrania, incluidos los refugiados ucranianos en Israel, así como la promoción de la asistencia al desarrollo de sistemas civiles de defensa antiaérea», informó la oficina de Netanyahu mediante un comunicado.«El primer ministro Netanyahu también planteó la necesidad de hacer todo lo posible para garantizar la llegada de judíos a Uman este año con el fin de facilitar la libertad de culto», agregó el texto.La mención de la peregrinación a la ciudad de ucraniana de Uman, que miles de judíos realizan año a año para festejar el Año Nuevo judío junto a la tumba del rabino Nachman de Breslev, llega tras una reciente polémica desatada por un aumento de las deportaciones de ucranianos que intentaron entrar a Israel durante los últimos meses con visado de turista.Ante esto, el embajador de Ucrania en Israel, Yevgen Korniychuk, amenazó con bloquear el ingreso de israelíes al país europeo durante esta festividad en caso de que Jerusalén no revirtiera su política respecto al ingreso de ucranianos al país.Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, el Gobierno ucraniano ha expresado en múltiples ocasiones su malestar con la postura de Israel.El Gobierno israelí aportó ayuda humanitaria y equipamiento defensivo a Ucrania, pero no le proporcionó armamento ofensivo, como pedía Zelenski, en gran parte por no enemistarse con Rusia.Moscú es un socio estratégico de Israel en el conflicto en Siria, donde Rusia respalda al Gobierno sirio de Bashar al Assad, y permite al Ejército israelí llevar a cabo ataques contra posiciones de milicianos de Irán o aliados de Teherán, clave para la seguridad israelí.

    "Hitler mató a judíos por blanqueo de dinero, no son semitas"

    Los judíos asquenazíes provienen de Europa, no de Medio Oriente, y fueron asesinados durante el Holocausto debido al odio contra ellos por su papel histórico como prestamistas de dinero, dijo el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en un discurso que provocó furor internacional.“Dicen que [el líder nazi Adolfo] Hitler mató a los judíos por ser judíos. No es cierto”, dijo Abbas.Hitler, sin embargo, dijo que "luchó contra los judíos porque estaban tratando con usuarios y dinero", dijo Abbas en una reunión del Consejo Revolucionario de Fatah el 24 de agosto.La enviada especial de Estados Unidos para monitorear y combatir el antisemitismo, Deborah Lipstadt, dijo que estaba "horrorizada" por los "comentarios de odio".“El discurso difamó al pueblo judío, distorsionó el Holocausto y tergiversó el trágico éxodo de judíos de los países árabes. Condeno estas declaraciones e insto a una disculpa inmediata”, afirmó Lipstadt.El embajador de Alemania en Israel, Stephan Seibert, dijo que el discurso de Abbas fue “un insulto a la memoria de millones de hombres, mujeres y niños asesinados. Los palestinos merecen escuchar la verdad histórica de su líder, no tales distorsiones”.Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, defendió a Abbas y explicó que sus palabras habían sido sacadas de contexto.Abbas estaba describiendo las opiniones de los autores e historiadores del Holocausto, incluidos los judíos y estadounidenses, dijo, según WAFA, la agencia de noticias palestina."La posición del presidente Mahmoud Abbas sobre este asunto es clara e inquebrantable, lo que supone una condena total del Holocausto nazi y un rechazo del antisemitismo".“Expresamos nuestra enérgica condena e indignación por esta frenética campaña [contra el presidente Mahmoud Abbas] por simplemente citar citas académicas e históricas”, dijo Abu Rudeineh.El discurso de Abbas fue traducido al inglés y publicado por el Instituto de Investigación de Medios de Medio Oriente, con sede en Estados Unidos.

    Claudia Sheinbaum, candidata a la presidencia de México

    Claudia Sheinbaum, nieta de inmigrantes judíos de Lituania y Bulgaria, se convirtió en la candidata presidencial del partido gobernante, antes de la partida de López Obrador. Rara vez habla de su judaísmo, pero en el pasado dijo que cuando era niña observaba las fiestas judías. La rival que la espera: la empresaria indígena Xóchitl Gálvez, que viaja en bicicleta, no teme maldecir y dice que contra las organizaciones criminales "se necesitan ovarios".El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, completará su mandato de seis años en 2024, pero no podrá postularse para otro mandato porque las leyes electorales de México permiten que el presidente sirva sólo un mandato. Las encuestas indican que en la carrera para reemplazarlo su partido de izquierda y el de Sheinbaum tienen mucho más apoyo que la alianza de partidos de oposición que compiten en su contra.Había seis contendientes en la carrera presidencial del partido oficialista, pero Sheinbaum era la favorita de las encuestas. La decisión sobre quién será el candidato para reemplazar a López Obrador la toma el partido no en una votación en las urnas, sino en encuestas de opinión. En este sistema de primarias, el 75% de peso se da a la pregunta de quién es el candidato preferido del público según las encuestas de la semana pasada, y el 25% de peso a la puntuación recibida por cada candidato en cinco medidas en las encuestas: honestidad, cercanía con la gente, conocimiento del país, cumplimiento de promesas y popularidad del público. Según una encuesta publicada previamente, Sheinbaum lideraba por un amplio margen en todas, excepto en la cuestión del reconocimiento estatal, sobre la cual otro candidato contaba con la ventaja.Científica reservada, no representante de una minoríaEl presidente López Obrador, quien dejará vacante el sillón presidencial el próximo año, es considerado por muchos como un populista, y a principios de este año enfrentó enormes protestas de la oposición, que lo acusó de promover medidas que socavan la democracia. Sin embargo, su índice de aprobación entre el público en general es muy alto, alrededor del 60%, lo que también ayuda a su partido antes de las elecciones de junio del próximo año.Sheinbaum, de 61 años, es nieta de inmigrantes judíos de Bulgaria y Lituania, y la década pasada se convirtió en la primera persona judía en convertirse en alcaldesa de la Ciudad de México, una ciudad de 9 millones de personas, incluidos unos 45.000 judíos. Sheinbaum, una física que obtuvo un título en ingeniería eléctrica y trabajó para un organismo de la ONU que se ocupa del cambio climático, es conocida por su estilo moderado y cauteloso. Como parte de su campaña, prometió adherirse a las políticas de López Obrador, además de presentarse como una defensora de los pobres y las comunidades indígenas.

    El jefe del Mossad subraya la necesidad de "unidad para sobrevivir"

    El jefe de la agencia de inteligencia Mossad advirtió el jueves que Israel necesita unidad para su supervivencia, en lo que pareció ser un comentario poco común del jefe de espías sobre la agitación política de Israel.En un evento para conmemorar el 50 aniversario de la Guerra de Yom Kippur, el jefe del Mossad, David Barnea, dijo que los israelíes “no deberían subestimar la importancia de la unidad para sobrevivir. Nuestra fuerza es nuestra unidad interna”.Barnea añadió que Israel ha aprendido que no puede ignorar las amenazas existenciales y dijo: "No debemos subestimar al enemigo y sus capacidades, no debemos exagerar el apoyo de nuestros aliados en tiempos de crisis, no debemos caer presa de los conceptos existentes".El jefe de la agencia de inteligencia Mossad advirtió el jueves que Israel necesita unidad para su supervivencia, en lo que pareció ser un comentario poco común del jefe de espías sobre la agitación política de Israel.“No debemos olvidar que a nuestro alrededor hay países y organizaciones que continúan creciendo y fortaleciéndose para amenazar nuestra paz. Debemos actuar para hacer valer nuestra disuasión”, dijo Barnea ante el público, compuesto por empleados y comandantes actuales del Mossad, y agentes retirados que sirvieron durante la guerra de 1973.El acto, celebrado en la sede del Mossad, comenzó con un minuto de silencio en memoria de Shabtai Shavit, el séptimo jefe del Mossad, fallecido esta semana durante unas vacaciones en Italia.Barnea también mencionó las conversaciones mediadas por Estados Unidos entre Israel y Arabia Saudita destinadas a asegurar un acuerdo de normalización entre los dos países. Según los informes, el Mossad ha participado en las negociaciones.“Debemos luchar por la normalización. Continuaremos esforzándonos por establecer relaciones con los países musulmanes cercanos y lejanos. Un país que desprecia la búsqueda de la paz está condenado a verse arrastrado a la guerra”, afirmó Barnea.

    “Ahsoka” redefine el universo de “Star Wars”

    Desde la evolución de Sabine Wren hasta las nuevas perspectivas de entrenamiento Jedi, la serie de Disney+ promete cambiar las reglas del juego en la franquicia.Tras el estreno del cuarto episodio de Ahsoka, qqueda confirmado que la serie de Disney+ está redefiniendo los límites de la Fuerza, preparando el terreno para una era transformadora en la saga de Star Wars. Protagonizada por Rosario Dawson como la legendaria Jedi, la historia se ambienta en la etapa de la Nueva República y tras los eventos de Rebels. En este contexto, las protagonistas desafían las nociones preconcebidas sobre el entrenamiento de la Orden Jedi, con especial atención al personaje de Sabine Wren, interpretada por Natasha Liu Bordizzo.En los primeros episodios, se teje un nuevo paradigma sobre la comprensión de este universo galáctico y su funcionamiento ya conocido. Ahsoka Tano, quien fue la padawan Jedi de Anakin Skywalker (Hayden Christensen), adopta ahora un enfoque más integrador para esta preparación, alejándose de las normas que le fueron impuestas en su momento. Ella considera que la Fuerza existe en todos los seres vivos, y no solo en los que tienen una conexión innata con ella. Esta creencia es la base de su decisión de entrenar a Sabine, a pesar de su débil conexión con la Fuerza.Los métodos de Ahsoka, que hacen hincapié en la dedicación y el entrenamiento por encima del talento innato, podrían revolucionar a los futuros aprendices y expandir las posibilidades. Por ejemplo, ¿cuál sería el propósito de Rey (Daisy Ridley) en su película en solitario? Está claro que no repetirá los errores de Luke Skywalker (Mark Hamill) y su intento de reavivar la Orden Jedi. Así, la figura principal de la trilogía moderna podría buscar reconstruir la Orden Jedi en medio de la escasez de individuos sensibles a la Fuerza varias décadas más tarde.Ahsoka adopta técnicas de entrenamiento similares, animando a Sabine a confiar en otros sentidos. Parte de este enfoque, a su vez, hace eco de las enseñanzas de Yoda y refleja las experiencias de otros personajes icónicos como Luke. Esto supone un alejamiento del entrenamiento Jedi tradicional, insinuando una perspectiva más inclusiva y holística en la preparación de padawans.En un momento crucial del cuarto capítulo, Sabine utiliza la Fuerza en combate por primera vez, aunque sin mucho éxito. Su enfrentamiento contra Shin Hati (Ivanna Sakhno) marca un hito importante en su viaje, demostrando tener el potencial para perfeccionar aún más sus habilidades. Ella es el centro de esta transformación y podría abrir el camino para una nueva era en Star Wars.Por ahora, queda por ver cómo la mandaloriana desarrollará su camino, ya que lo último que se vio de ella es que accedió a entregar el mapa a Baylan Skoll (Ray Stevenson), ante la posibilidad de reencontrarse con Ezra. Mientras tanto, los remanentes del Imperio buscan a Thrawn con el objetivo de destruirlo todo y establecer un nuevo sistema que no falle esta vez.

    Se descubre en Israel puerta más antigua

    Durante excavaciones realizadas cerca en el sur de Israel, cerca de la localidad de Kiriat Gat, arqueólogos israelíes encontraron una puerta de hace más de cinco milenios y medio, la más antigua jamás descubierta en el país.Justo antes de la instalación de una nueva tubería para abastecer una fábrica de Intel, los ingenieros descubrieron algo fuera de lo normal en Tel Erani. Cuando los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) acudieron al sitio, hallaron una puerta antiquísima y parte de un sistema de fortificación, para su gran sorpresa.Comienzo de la urbanizaciónLas fortificaciones datan de principios de la Edad del Bronce, alrededor del 3.300 a. C., lo que indica que aquella época era la del comienzo de la urbanización en la tierra de Israel y el sur de Levante.Martin-David Pasternak, investigador de la Autoridad de Antigüedades de Israel para este período, agregó que “es probable que todos los transeúntes, comerciantes o enemigos que querían ingresar a la ciudad tuvieran que pasar por esta impresionante puerta. La puerta no solo defendía el asentamiento, sino que también transmitía el mensaje de que uno estaba ingresando a un importante y fuerte asentamiento que estaba bien organizado política, social y económicamente. Este era el mensaje para los extranjeros, posiblemente también para Egipto, donde ya estaba comenzando el proceso que conduciría a la unificación del Bajo y el Alto Egipto bajo el rey Narmer”.Pasternak agregó que, “al final de la Edad del Bronce Antiguo, los propios egipcios llegaron aquí y establecieron el asentamiento Tel Erani y reutilizaron la puerta”.Hasta el descubrimiento de la puerta de Tel Erani, la puerta más antigua conocida en Israel estaba en Tel Arad, que data de unos 300 años después que la recién descubierta.Aproximadamente un metro y medio del portal permanecen intactos. La puerta está flanqueada por dos torres de piedra. La puerta está unida a las murallas de la ciudad encontradas en excavaciones anteriores.Después de la excavación, la puerta se tapó para protegerla de la erosión. La tubería de agua prevista se movió para preservar la puerta.